Página principal

Washington Irving (1783-1859)


Descargar 10.64 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño10.64 Kb.
Washington Irving (1783-1859)
Washington Irving nació el 30 de abril de 1783 en Nueva York. el menor de 11 hermanos. Su padre, un emigrante escocés que había llegado a América 20 años antes, era un calvinista estricto, diácono de la Iglesia presbiteriana, y modesto comerciante, que prosperó durante la guerra de la Independencia. El ser el hijo menor, juntamente con su salud más bien pobre, valió a I. un trato de favor en su familia.

Su educación, tras los estudios elementales, fue irregular; se dedicó principalmente a la lectura, y a dar largos paseos, como medida terapéutica, por los alrededores de Nueva York, logrando así un íntimo conocimiento de este escenario y de los pequeños pueblos holandeses que lo rodean, de los aldeanos locales y de sus costumbres, leyendas y lenguaje. Al mismo tiempo pretendía estudiar leyes, profesión a la que parecía que habría de dedicarse.

En el otoño de 1802 su hermano Peter fue nombrado director de un nuevo periódico neoyorquino, el Morning Chronicle, y entre noviembre de ese año y abril del siguiente el joven publicó en él sus primeros escritos: nueve cartas sobre el estado de las costumbres sociales de la ciudad, firmadas con el pseudónimo Jonathan Oldstyle, Gent., en las que muestra ya su fácil manejo del inglés coloquial de Nueva York y su sentido de la amable y superficial caricatura que ridiculiza sin herir y entretiene sin preocupar. En alguna de estas cartas se encuentra el germen de su primer libro importante, A History of New York from the Beginning of the World to the End of the Dutch Dynasty (Historia de Nueva York desde el principio del mundo hasta el fin de la dinastía holandesa), 1809, más conocido como The Knickerbocker History of New York, por el nombre que Irving presenta como el del autor, el holandés Diedrich Knickerbocker. Se trata de una burlesca parodia de investigación histórica, en la que se relata la colonización holandesa desde sus comienzos y la fundación de Nueva Amsterdam hasta el momento de la rendición de la colonia a las tropas británicas y el subsiguiente cambio de nombre de la ciudad en honor del duque de York. La comicidad del relato depende del estilo en que se narra la historia, más que de la historia misma: el autor maneja con habilidad la exageración y la caricatura y las batallas se describen en un tono cómico-épico de innegable efecto. Irving encabezó también el grupo formado por sus hermanos, William Irving y Peter Irving y su cuñado James Kirke Paulding quienes escribieron Salmagundi, poemas y ensayos satíricos sobre la sociedad neoyorquina.
      En 1815 sus hermanos le envían a Liverpool para dirigir una rama de la común empresa mercantil, pero los negocios no fueron bien y el novelista hubo de recurrir a la literatura como medio de mantenimiento económico.

Con la ayuda de su amigo Walter Scott consiguió publicar en Inglaterra una colección de piezas breves ya aparecidas en Nueva York, que tratan de temas ingleses en su gran mayoría, escritas especialmente para el público americano. La importancia, sin embargo, del Sketch Book (Libro de apuntes), publicado en dos tomos en Londres bajo el pseudónimo Geoffrey Crayon, Gent. (1819-20), radica principalmente en dos de sus piezas americanas, Rip Van Winkle y The Legend of Sleepy Hollow, dos cuentos basados en el folklore alemán y que figuran ambos entre los escritos más famosos de I. Su acción se sitúa en el valle del río Hudson, cerca de Nueva York, y son dos pequeñas obras maestras en tono menor, de lenguaje y sentimiento. En conjunto, el Sketch Book, si no una obra genial aunque como tal fuera aclamada, es un trabajo inteligente y hábil, alegre en su tono y de agradable estilo. Con él quedó el prestigio literario de su autor firmemente establecido, y afirmada la posibilidad de que un americano se convirtiese en escritor de éxito.

Su siguiente libro, Bracebridge Hall (1822), es una colección de ensayos dedicados a celebrar las virtudes del hidalgo inglés que carece de todo valor, lo mismo que el que siguió a éste, Tales of a Traveller (Cuentos de un viajero), 1824, que mereció críticas tan desfavorables que I. se desilusionó hasta el punto de destruir su siguiente manuscrito.

En 1826 se trasladó a España, donde fue miembro del cuerpo diplomático en Madrid hasta 1829. Aquí escribió varios libros más, el primero de ellos una biografía de Colón, basada principalmente en la obra de Martín Fernández de Navarrete Colección de viajes y descubrimientos. Columbus (Vida y viajes de Cristóbal Colón), 1828, restableció el decaído prestigio del escritor que, sin apenas aportación original propia, consiguió, no obstante, dar a sus materiales la amenidad y la coherencia de que otras obras más científicas carecían. Al año siguiente publicó The conquest of Granada (La conquista de Granada) y fue elegido miembro de la Real Academia Española de la Historia. Trabajaba entonces en su obra Cuentos de la Alhambra, y pasó varios meses en Granada, viviendo en el palacio árabe y tratando exclusivamente con españoles, cuya lengua hablaba con fluidez. En julio el gobierno de su país le nombró secretario de la delegación americana en Londres y su trabajo se vio interrumpido por su incorporación a su destino diplomático. En 1830 se le concedió la medalla de la Royal Society británica y la Univ. de Oxford le confirió un doctorado honorífico, certificación oficial de su celebridad.


      En 1832 se publicó por fin The Alhambra (Cuentos de la Alhambra), 41 narraciones de romántico colorido en las que I. mezcla leyendas moriscas con observaciones sobre la vida española. En este mismo año, las elecciones presidenciales en Estados Unidos trajeron consigo un cambio de gobierno y el escritor diplomático dimitió de su puesto y regresó a su país como figura consagrada del mundo internacional de las letras, primer americano en alcanzar tal categoría. Recorre ahora América y sus escritos en esta época son americanos en temas y en localización. El más importante es Astoria (1836), narración semi-histórica sobre el establecimiento de los puestos peleteros del Nordeste, escrita por encargo del magnate de la industria de las pieles John Jacob Astor.

En 1842 fue nombrado embajador de Estados Unidos en Madrid, donde vivió hasta 1846.Posteriormente se retiró a su finca de Sunnyside, cerca de Nueva York, donde pasó sus últimos años, entregado a sus tareas literarias. De estos años son sus biografías: una de Goldsmith, otra de Astor, y una tercera, monumental, del presidente George Washington, en cinco vol., que terminó el mismo año de su muerte, acaecida en su finca el 28 nov. 1859. A pesar de la admiración de que sus contemporáneos le hicieron objeto, su reputación ha descendido desde entonces y hoy su valía se basa especialmente en ser el primer propulsor de la literatura americana.


Bowers, C. The Spanish Adventures ol Washington Irving, Boston 1940



Leary, L. , M. Shorer & R. B. West, Washington Irving, Sinclair Lewis y Katherine A. Porter, Madrid 1965.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje