Página principal

Washington, D. C., 27 de septiembre de 2004


Descargar 14.18 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño14.18 Kb.


final
PALABRAS DEL SECRETARIO CARLOS MARIA ABASCAL CARRANZA EN EL 45° CONSEJO DIRECTIVO DE LA ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Washington, D.C., 27 de septiembre de 2004.


Honorable Presidente del Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud,

Honorable Señora Mirna Roses, Directora de la Organización Panamericana de la Salud,

Distinguidos Secretarios de Salud de países miembros de la Organización Panamericana de la Salud,

Distinguido Dr. Julio Frenk, Secretario de Salud de México,

Honorable Joseph Frank Fontana, Ministro del Trabajo y Vivienda de Canadá,

Honorable José Roberto Espinal Escobar, Ministro del Trabajo y Empleo de El Salvador,

Funcionarios de la Organización de Estados Americanos,

Funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud,


Estimados colegas y amigos, señoras y señores:
Al aceptar ocupar la presidencia Pro tempore de la XIV Conferencia Interamericana de Ministros del Trabajo (CIMT), México se comprometió a promover el fortalecimiento de la dimensión humana de la globalización, en coordinacion con Canada (XII CIMT) y con Brasil (XIII CIMT). Entonces, aceptamos la oportunidad de contribuir a que los trabajos de dicha Conferencia impulsen el logro de objetivos compartidos: la justicia social y el bien común en nuestros países, de acuerdo con la vision humanista del Presidente Vicente Fox.
En este tenor, agradezco la oportunidad de estar aquí con los Ministros de Salud de las Américas para construir, mediante el diálogo, los mecanismos que permitan avanzar en la mejoría de la seguridad y la salud de los trabajadores. Asimismo, reconozco a la Organización Panamericana de la Salud por su compromiso con la salud de la población de las Américas y con la promocion del bienestar de los trabajadores, sus familias y sus comunidades.
De acuerdo con información publicada por la Organización Panamericana de la Salud, entre los millones de accidentes de trabajo que se producen anualmente en las Américas, aproximadamente 90,000 son fatales. Según la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Mundial de la Salud, las cifras podrían ser aun mayores. Asimismo, otros organismos internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo, señalan que los costos en términos de gastos médicos y pérdida de productividad varían entre 2 y 11 por ciento del producto interno bruto de los países del Hemisferio.1
En términos economicos, estas cifras reflejan el reto común que enfrentan los Ministerios de Salud y los del Trabajo, ya que a ambos nos corresponde impulsar el empleo en condiciones seguras y saludables, así como la protección social. Sin embargo, el costo en términos humanos es incalculable, porque cada vida humana tiene un valor infinito.
En respuesta a estos desafíos, México apoya la iniciativa de incrementar la cooperación entre los ministerios de salud y de trabajo. Invitamos a los Ministros de Salud a participar en la XIV Conferencia Interamericana de Ministros del Trabajo, a celebrarse en la Ciudad de México en septiembre de 2005, para que este diálogo avance en la búsqueda de soluciones a los retos comunes que nuestros ministerios enfrentan.
Además, para seguir avanzando, necesitamos acciones coordinadas. De ahí nuestra propuesta en la Conferencia Interamericana de Ministros del Trabajo por darle forma a un mecanismo que, sin crear nuevas burocracias, aproveche las nuevas tecnologías de la información para el intercambio de las mejores practicas en materias como la seguridad y salud de los trabajadores.
Estamos convencidos de que la unión de voluntades políticas a partir del compromiso pleno con la dignidad de la persona nos permitirá avanzar en la promoción de la cooperación internacional en beneficio de los trabajadores. Por ejemplo, la coincidencia de miras con el Departamento del Trabajo de los Estados Unidos para atender a los trabajadores migratorios en dicho país, dio como fruto una declaración ministerial conjunta en el año 2002. En ella, la Secretaria del Trabajo de EUA, Elaine Chao, y el que hace uso de la voz ratificamos por escrito el compromiso de aplicar las leyes laborales, incluyendo los temas de salud ocupacional, en nuestro respectivo ámbito de competencia, para proteger a todos los trabajadores, sin importar su condición migratoria.
Este año el Gobierno de México y el Gobierno de los Estados Unidos fortalecimos nuestra cooperación habilitando a consulados mexicanos con la asesoría y el apoyo de autoridades laborales estadounidenses, en beneficio de la protección de la salud y la seguridad ocupacional de los trabajadores migratorios en este país. Cabe señalar que estos esfuerzos están haciéndose extensivos a consulados centroamericanos y, por lo tanto, a los trabajadores hispano parlantes en general. Un modelo de esta naturaleza es perfectamente aplicable en todo el hemisferio.
Por su parte, en el marco del Grupo de Trabajo Trinacional de expertos gubernamentales en Seguridad, Salud y Medio Ambiente Laboral, que incluye a los gobiernos de Canadá, EUA y México, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de México completó la traducción al español de cursos de capacitación en materia de seguridad y salud en el trabajo impartidos por el Departamento de Trabajo en los Estados Unidos.
En el mismo sentido, la Secretaria del Trabajo y Prevision Social cuenta desde 2001 con un Acuerdo Operativo de cooperación laboral con los Ministerios de Trabajo de Centroamérica y República Dominicana, cuyo objetivo es promover el empleo y elevar el nivel de vida de los trabajadores de la región, y en cuyo marco se han celebrado diversas actividades que involucraron temas de seguridad y salud en el trabajo. Este esquema es también replicable en todas las Américas.
Estos son algunos de nuestros proyectos de colaboración internacional para impulsar la solidaridad hemisférica en beneficio de los trabajadores, de las empresas y de la competitividad de los países.
En el ámbito interno, el Gobierno de México trabaja de manera transversal en diversos programas desde el Gabinete de Desarrollo Humano y Social, al cual pertenecemos tanto la Secretaría de Salud, cuyo titular es mi respetado colega el Dr. Julio Frenk, como la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. La coordinacion interna hace posible y eficaz la internacional.
Señoras y señores:
Confío plenamente en la disposición a la colaboración internacional que el día de hoy una vez más se ha hecho evidente. Las condiciones objetivas de la globalización nos obligan a reconocer sus impactos sociolaborales y a prepararnos para enfrentar los retos de un mundo más interactivo humanamente hablando, más interdependiente, pero también más corresponsable con el desarrollo pleno de la persona y de las familias, que son el origen, el motor y el objeto del desarrollo con justicia social que nuestros pueblos demandan.
MUCHAS GRACIAS

1 “La Salud y Seguridad en el trabajo en la región de las Américas: Alianza estratégica entre los Ministros del Trabajo y de Salud”, Organización Panamericana de la Salud, 2004, pp.4 y 5.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje