Página principal

Walo editorializa


Descargar 6.96 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño6.96 Kb.
WALO EDITORIALIZA

Jueves 29 de noviembre de 2007

 

      Se fue la fecha inventada para el arresto del gobernador Aníbal Acevedo Vilá, pero los que presumen de línea directa con los cónsules imperiales siguen repitiendo en distintas formas que por ahí viene el lobo. Nosotros no creemos eso de que el lobo vendrá porque el lobo vino en el 1898 y se ha tragado a Caperucita, a la abuelita, y hasta el maestro de la Cuchilla que perdió el juicio con la llegada de Santa Cló. Los que sabemos que el lobo no tiene que venir porque nunca se ha ido desde que llegó en el noventa y ocho preferiríamos que los que siguen gritando que viene el lobo se ajusten a los hechos y abjuren de las fuentes confiables y de las líneas directas con los cónsules imperiales, en especial con el gran jurado, el dúo de Rosa Emilia Rodríguez Vélez y María Domínguez Victoriano, la corte de Fusté y hasta lo que pregunta y piensa el abogado de cinco tenedores de Acevedo Vila.



  Brille la Navidad proclamada anoche en la Fortaleza y en buena parte de Puerto Rico, y especialmente en nuestro Humacao, donde hoy muchos de los compueblanos estarán asombrados con el crimen en el motel bajo las estrellas en Punta Santiago, que un periódico vincula con un marido que halló a su esposa con otro bajo el palmar que cantó Pedro Flores y aceleró la candelaria prendiéndole fuego al galán que le arrebato el amor para que no se la llevara en el alma, como el que perdió el duelo de la cañada.

  Los que no echen al vuelo la imaginación con el crimen en el motel bajo las estrellas tienen también la ocasión sobre la precisión del lenguaje del pueblo partiendo desde la expresión que se le atribuye a un inspector policiaco apellidado Rivera Algarín que nos ha mandado a Humacao porque se había apoderado del mando en la policía de Fajardo con la consigna de que los agentes bajo su mando necesitaban cantazos mañana, tarde y noche porque los burros sólo aprenden a cantazos.  El que recojamos la expresión del inspector no significa que la compartamos porque llevamos décadas insistiendo en que la dignidad humana es inviolable, como proclama la Constitución de Puerto Rico, que ya no del tambaleando o tambaleado estado libre asociado.



  Al tal inspector, y a otros oficiales destacados en Fajardo, el súper Pedro Toledo los trasladó sumariamente por inútiles en la lucha contra los mafiosos del noreste del país, especialmente en Río Grande. Bien que Pedro Toledo desplegara la energía que no se ve en el resto de la rama ejecutiva, pero no basta con la región policíaca de Fajardo. Tiene que seguir corriendo por todo Puerto Rico y elevando la moral de los agentes que no necesitan cantazos porque burros no son sino intendencia adecuada para patrullar todo el país, desde los enclaves turísticos hasta los cubujones que no aparecen en los modernísimos navegadores cibernéticos que facilitan las direcciones y dirigen o por lo menos hasta que no pase como en el Departamento de Obras Publicas donde se cayó la programación de las computadoras de un sistema llamado David que no tenía siquiera una piedrita para el Goliat de los tres millones y más de automóviles y la madeja de transacciones.

Y en este día, en el que todavía no ha dado el arresto anunciado por la cabal del terrorismo psicológico, hallamos un artículo de Roberto Rexach Benítez  el que no le ve respiración al Departamento de Educación, porque dejó de ser desde el momento en que lo que lo llama “la mafia que exprime la educación con más apetito que los legisladores y los alcaldes de los sueldos de más de cien mil dólares,” saco al secretario José Arsénio Torres, el único educador con cerebro que podía haber enderezado el sistema para encastillar a Víctor Fajardo, Iluminador el articulo de Rexach Benítez. Nos alegró que por lo menos haya alguien abriendo sus ojos y abriendo los nuestros. Pero la mejor noticia de hoy es que no hubo causa probable contra Tito Kayak y que el héroe ambiental se reintegró a su trabajo en la industria de la construcción, pero no en la que sigue con el Paseo del Caribe.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje