Página principal

Volatilidad electoral en Chile y Latinoamérica


Descargar 100.87 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño100.87 Kb.






Volatilidad electoral en Chile y Latinoamérica1


La volatilidad electoral es un indicador que refleja la estabilidad del sistema de partidos, a nivel agregado, por lo que representa la variación general de los votos obtenidos por partidos o bloques entre dos elecciones.
El índice tiene una escala de 1 a 100. Si un sistema de partidos es fragmentado o con una débil institucionalización es volátil y, por ende, inestable. Por el contrario, un sistema con partidos institucionalizados y que goza de legitimidad y reconocimiento por parte de la población, tenderá a una volatilidad baja.
En el contexto Latinoamericano, gran parte de los países posee una media y alta volatilidad electoral. El promedio de toda la región alcanza un 26% de volatilidad, sin embargo hay mucha diferencia entre uno y otro país.
A Chile, se le reconoce una baja volatilidad, junto a Costa Rica y Uruguay, promediando entre los tres un 16%.
De acuerdo a estudios internacionales, como promedio de elecciones parlamentarias entre 1998-2008, el indicador de volatilidad de Chile es de 13,43%. Analizando diferentes elecciones nacionales, considerando la volatilidad interbloques y entre partidos de un mismo bloque, se puede concluir que existen diferentes niveles de volatilidad, sin embargo, siempre es una volatilidad moderada.
El resultado de una mayor o menor volatilidad electoral puede tener variadas causas, entre las que se puede mencionar el sistema electoral existente, los niveles de participación o el funcionamiento del sistema político.


Tabla de Contenido

I. Introducción 1

II. Concepto de Volatilidad Electoral y cómo se mide 2

III. Panorama General Volatilidad electoral en América Latina 3

IV. Volatilidad Electoral en Chile 4

a. Elecciones presidenciales para las elecciones de los años 2009-2005, para la primera y segunda vuelta 5

b. Elección senatorial para las elecciones de los años 2009-2001 y 2005-1997 6

c. Elección de diputados para las elecciones de los años 2009-2005 7

d. Elección de Concejales para las elecciones de los años 2008-2004 8



I.Introducción


En el siguiente informe se desarrolla el concepto de volatilidad electoral con el objetivo de comprender el alcance de lo que realmente mide este indicador. En segundo lugar, se describe la situación general de América Latina, entregando un panorama comparado del promedio de volatilidad en elecciones parlamentarias en los distintos países de la región.
En relación a la volatilidad en Chile, además de las conclusiones que se pueden obtener de la comparación con otros países de la región, se incorpora un análisis, aplicando la fórmula del indicador de volatilidad a las últimas elecciones, presidenciales, parlamentarias y municipales. Los datos obtenidos permiten tener una visión general del indicador, y confirmar la baja volatilidad existente en el país.
Finalmente se describe la situación en las últimas elecciones presidenciales de Argentina y Brasil, que explican en parte, la mayor volatilidad existente en estos países.

II.Concepto de Volatilidad Electoral y cómo se mide


En términos generales la volatilidad electoral es utilizada como un indicador de “la estabilidad o variación del formato del sistema de partidos, a nivel de agregados, puesto que para su confección se toma en consideración las diferencias porcentuales de los votos obtenidos por los diferentes partidos entre dos elecciones”2.
Es decir, constituye una medida del grado de variación de los resultados de votación obtenidos por los principales bloques y/o partidos políticos que configuran la “oferta electoral” en dos elecciones sucesivas3.
Ésta se calcula añadiendo el cambio neto en porcentaje de votos ganados o perdidos por cada partido de una elección a la siguiente, y dividiéndolo entre dos4 5.
De acuerdo a su fórmula de cálculo, el índice siempre arroja valores absolutos, por lo que el resultado siempre será positivo, mostrando el grado de variación de la votación, sin reflejar el aumento o disminución del número de votos.
A través de esta medición, es posible visualizar el grado en el que el sistema de partidos está o no cristalizado, si es estable y si la o las dimensiones en torno a las cuales ha venido articulándose siguen siendo o no relevantes6.
De esta forma, el índice de volatilidad oscilará entre un mínimo de 0 y un máximo de 100, considerándose un sistema muy estable valores de volatilidad en torno a 10 y extremadamente volátiles, valores de volatilidad superiores a 507.
Un sistema de partidos fragmentado o con una débil institucionalización es volátil y, por ende, inestable. Por el contrario, un sistema con partidos institucionalizados, con capacidad de durabilidad en el tiempo, autonomía, y que gocen de legitimidad y reconocimiento por parte de la población, tenderá a una volatilidad baja y a mantener un notorio grado de estabilidad en las preferencias del electorado. Al mismo tiempo, un sistema altamente competitivo, que sea institucionalizado y que además presente un notorio reconocimiento y aceptación de las reglas del juego democrático, presentará también una baja volatilidad, o bien una volatilidad moderada8.
El fenómeno de volatilidad electoral no ocurre de manera uniforme. Puede explicarse a partir de diversas causas y se relaciona estrechamente con las características de cada sociedad y la gestación y el funcionamiento de cada sistema político. No obstante, hay coincidencia general en cuanto a que la existencia de raíces o anclajes partidistas sólidos en el conjunto de la sociedad es una condición esencial para la estabilidad de las adhesiones partidarias9, lo que se traduce en una baja volatilidad.

III.Panorama General Volatilidad electoral en América Latina


En el contexto Latinoamericano, la gran mayoría de países posee una alta volatilidad electoral, con excepción de Chile, al que se le reconoce una baja volatilidad. Del mismo modo, “también se considera a dicho sistema de partidos entre los más estables e institucionalizados de la región, junto a los de Costa Rica y Uruguay contrastando con aquella fragmentación que prevalece en la mayoría de los países andinos”10.
Dentro del análisis comparado, existen variadas tesis sobre las causas de la volatilidad, entre las que se puede mencionar, la tesis de Mainwaring y Torcal11, en el sentido que muchas democracias y semidemocracias de los países menos desarrollados tienen un nivel más alto de volatilidad electoral y menos estabilidad electoral que las democracias industriales avanzadas.
La volatilidad electoral se ha relacionado con los procesos democráticos que han llevado a cabo los distintos países sudamericanos. Dentro de estos procesos se considera el apoyo público, la participación electoral, la gobernabilidad e institucionalidad de cada nación.
Sudamérica vivió dos etapas de cambios, una durante la década de los ochenta la cual reorientó la estrategia de desarrollo, y una segunda durante los noventa, que se centró en la estabilidad económica impulsada por acuerdos de integración en los ámbitos políticos-económicos.
El proceso de globalización, centrado justamente en la integración económica, no fue sostenido, por lo que vivió distintos períodos de recesión, lo que llevó a retrocesos en los ámbitos políticos y económicos con consecuencias en el ámbito social. Esto significó que se generara una molestia de sectores contrarios a los gobiernos de turno, lo que se hizo sentir en las encuestas y finalmente en las distintas elecciones12.
La fragmentación social generada por los constantes cambios (en treinta años la mayoría de los países sudamericanos paso de dictaduras a gobiernos bajo un mismo sistema político-económico y a recesiones y crisis internas) y los elevados índices de desigualdad y exclusión social acentuaron el fenómeno electoral de la volatilidad, basado en la insatisfacción de la población por el no cumplimiento de sus demandas13.
Promedio de volatilidad en América Latina
En el siguiente gráfico se presenta el promedio de la volatilidad entre 1980 y 2008 en los países de América Latina, calculado en base a los resultados de elecciones parlamentarias14. El promedio de los países alcanza un 26% de volatilidad, sin embargo como se puede apreciar, hay mucha diferencia entre uno y otro país.
Perú, Guatemala y Bolivia, son los países con mayor volatilidad, promediando entre los 3 países un 49% de volatilidad. Por otro lado, los con menor volatilidad entre los que se encuentra Chile, Uruguay, Costa Rica, Honduras y Salvador, promedian un 14% de volatilidad.
Con una volatilidad moderada (entre un 20% y 30%) quedan el resto de los países, entre los que se encuentran Brasil, Argentina, Colombia, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Venezuela y República Dominicana, promediando un 26%.
Es importante recordar que esta medición corresponde al promedio de elecciones parlamentarias de una década, por lo que sus resultados son bastante representativos.
Gráfico 1. Volatilidad Electoral Promedio (1980-2008). Elecciones Parlamentarias

Fuente: http://americo.usal.es/oir/opal/elecciones/Elecciones_RD_2010.pdf (Marzo, 2011)



IV.Volatilidad Electoral en Chile

En Chile se presentan rasgos de estabilidad superiores a la media de América Latina, lo que se expresa en la continuidad de los resultados electorales. Tal tendencia ha sido reconocida en diversos estudios que han destacado al sistema de los partidos chileno como uno de los que presenta los menores niveles de volatilidad electoral en el contexto latinoamericano.15


Entre los factores que producen esta menor volatilidad en el país, se identifica una fuerte influencia ejercida por el sistema electoral binominal, el cual tendió a concentrar la representación, sobre todo parlamentaria, en dos bloques o coaliciones políticas16.
Para reflejar el nivel de volatilidad en Chile, se realiza a continuación una medición, de distintas elecciones en el país. De acuerdo a la información disponible, será calculada para las elecciones Presidenciales y Parlamentarias la volatilidad entre bloques de partidos (Alianza, Concertación y otros pactos), y la volatilidad intrabloques, es decir entre partidos de un mismo bloque, para las elecciones de concejales17.
Se analizó el caso de la elección de concejales porque es la única elección en que se puede contar con resultados sucesivos a nivel de partido político, lo que permite estimar la volatilidad intrabloques.
Es importante tener en consideración que este indicador mide la variación de la votación. La definición de la fórmula de la volatilidad está en valor absoluto. Lo que significa que la diferencia de la votación siempre se refleja como valor positivo.

    1. Elecciones presidenciales para las elecciones de los años 2009-2005, para la primera y segunda vuelta

Para realizar la comparación, en la primera vuelta, se compararon los votos obtenidos por Sebastián Piñera en el 2009, comparados con los votos obtenidos por ambos candidatos de la Alianza, Sebastian Piñera y Joaquín Lavín, en el 2005. Para el caso de la Concertación se sumaron los votos de los candidatos Eduardo Frei Ruiz Tagle y Jorge Arrate, comparados con la votación de Michelle Bachelet en el 2005. En el caso del bloque “Otros Pactos” se compararon los resultados obtenidos por los candidatos independientes Marco Enríquez-Ominami en el año 2009 y Tomás Hirsch el año 2005.


Tabla 1. Volatilidad Electoral entre bloques para la elección presidencial 2009-2005 (Primera vuelta)

Bloques

Índice de Volatilidad

Volatilidad total Alianza

2,29%

Volatilidad total Concertación

5,08%

Volatilidad total Otros Pactos

7,37%

Fuente: Elaboración propia en base a datos Elecciones Ministerio del Interior18
Como se puede apreciar, si bien todos los bloques tienen una baja volatilidad, la Alianza obtiene la menor. De esto se puede concluir que la variación de la votación de la Alianza, tiene cambios menores al resto de los bloques. En el caso de la votación de la Concertación, su mayor volatilidad se puede deber a un traspaso de votos con los “otros pactos”. Lo que en la última elección se vio acrecentada por la alta votación que obtuvo el candidato Marco Enríquez-Ominami. Incluso si se hace el mismo ejercicio de la volatilidad de la Concertación comparando sólo los votos obtenidos por Eduardo Frei en 2009 y Michelle Bachelet en 2005, es decir sin sumarle a la Concertación los votos de Jorge Arrate en el 2009, la volatilidad aumenta a un 8,18%.
En la tabla 1, los resultados del índice de volatilidad reflejan la estabilidad de las votaciones que tienen tanto la Alianza como la Concertación. La mayor diferencia se produce en los “Otros Pactos”, que en la elección del año 2009 tuvo un porcentaje mayor de votos en relación a la elección del año 2005.
Para la segunda vuelta se compararon los resultados de la Alianza y Concertación, 2009-2005. Como se puede apreciar la volatilidad es baja, lo que refleja un resultado muy similar para ambos bloques entre la segunda vuelta de 2009 y 2005. Si se traduce ese porcentaje de volatilidad en votos, para la Concertación entre 2009 y 2005 se perdieron aproximadamente 355.000 votos. Número similar de votos que la Alianza aumentó en la elección de 2009, en comparación a la de 2005.
Tabla 2. Volatilidad Electoral entre bloques para la elección presidencial 2009-2005 (Segunda vuelta)

Bloques

Índice de Volatilidad

Volatilidad total Alianza

2,56%

Volatilidad total Concertación

2,56%

Fuente: Elaboración propia en base a datos Elecciones Ministerio del Interior19.
    1. Elección senatorial para las elecciones de los años 2009-2001 y 2005-1997

Para el caso de las elecciones senatoriales se compararon las elecciones del año 2009 y 2001 correspondientes a las regiones impares y las elecciones 2005-1997 correspondientes a las regiones pares. En la tabla 3 y 4 se presentan la volatilidad electoral a nivel regional20.


Como se puede apreciar el promedio de las regiones es heterogéneo, por ejemplo para el caso de la Alianza en la I región presenta una volatilidad de 0,05%, es decir, el bloque no experimentó mayor variación en las votaciones de los años 2001 y 2009. En cambio el índice de volatilidad de la V región es de un 14,66% lo que implica una mayor variación en términos de votos entre la elección del 2009 y la del 2001. Si bien el índice es uno de los más altos de la tabla, se puede considerar como una volatilidad baja.
Como se ha mencionado anteriormente, este índice representa una variación, que al estar en valores absolutos, no establece si esta variación es positiva o negativa. Si se analiza la información por región, y se comparan las columnas de los resultados de cada bloque, se puede ver entre qué bloques se estarían produciendo las mayores diferencias. Por ejemplo en la IX Región, la Alianza tiene una volatilidad de 13,3%, la Concertación tiene un leve 0,82% de volatilidad y “otros pactos” un 13,81%. Considerando estos indicadores, la variación claramente se produce entre la Alianza y “otros pactos”, por lo que el análisis más detallado debería centrarse en esa diferencia.
Tabla 3. Volatilidad Electoral total por bloques para las elecciones senatoriales de los años 2009-2001.

Región

Índice de Volatilidad




Alianza

Concertación

Otros Pactos*

I Región

0,05%

4,10%

5,61%

III Región

2,03%

7,80%

9,83%

V Región

14,66%

8,40%

4,71%

VII Región

0,03%

0,58%

0,52%

IX Región

13,30%

0,82%

13,81%

XI Región

17,31%

9,13%

6,71%

Fuente: Elaboración propia en base a datos Elecciones Ministerio del Interior21

*Otros pactos esta compuesto por: Independientes lista B; Partido Humanista; Independientes Lista C; Partido Regionalista de los Independientes; Independientes Lista D; Partido Liberal e Independientes fuera de pacto.


Para el caso de la elección senatorial de los años 2005-1997, se observan menores niveles de volatilidad, menor al 10% tanto para la Alianza como para la Concertación.
Tabla 4. Volatilidad Electoral total por bloques para las elecciones senatoriales de los años 2005-1997.

Región

Índice de Volatilidad




Alianza

Concertación

Otros Pactos*

II Región

2,48%

3,40%

0,92%

IV Región

8,94%

1,30%

10,24%

VI Región

2,41%

6,45%

8,86%

VIII Región

0,94%

2,88%

1,93%

X Región

9,84%

1,41%

11,25%

XII Región

8,27%

3,48%

4,79%

Región Metropolitana

3,31%

4,54%

1,24%

Fuente: Elaboración propia en base a datos Elecciones Ministerio del Interior22

*Otros Pactos esta compuesto por Partido Comunista; Partido Humanista; Alianza Nacional de los Independientes; Independientes Lista A; Independientes Lista B; Independientes Lista C; Independientes Lista D; Independientes Lista E; Partido Unión de Centro Progresista e Independientes fuera de pacto




    1. Elección de diputados para las elecciones de los años 2009-2005

En la tabla 5 se presentan los resultados de la volatilidad electoral para los diputados, comparando los resultados de las elecciones de los años 2009 y 200523.


Se destacan los mayores índices de volatilidad en el caso de la I región para el bloque “Otros Pactos” con un 17,65% y Concertación con un 15,75%. Dicha volatilidad se explicaría por el pacto que hizo la Concertación con el Partido Comunista.
Para la III región también se destaca un índice de volatilidad para “Otros Pactos” de 17,35%, lo que se explica por el aumento en el porcentaje de votos en la elección del año 2009 en relación a la elección anterior.
En la VII región se da el caso contrario; el índice de volatilidad es extremadamente bajo para la Alianza, Concertación y “Otros Pactos”. La explicación es la casi nula variación en los porcentajes de votos entre la elección del año 2009 y 2005.

Tabla 5. Volatilidad Electoral total entre bloques para las elecciones de diputados para los años 2009-2005.



Región

Índice de Volatilidad

 

Alianza

Concertación

Otros Pactos*

I Región

0,51%

15,75%

17,65%

II Región

1,42%

5,97%

6,63%

III Región

0,56%

15,65%

17,35%

IV Región

3,39%

8,19%

14,63%

V Región

1,35%

4,39%

9,29%

VI Región

5,25%

5,92%

2,94%

VII Región

0,12%

0,73%

0,39%

VIII Región

4,51%

3,32%

1,05%

IX Región

1,98%

1,66%

1,02%

X Región

6,27%

2,53%

2,15%

XI Región

0,17%

4,38%

1,00%

XII Región

11,76%

3,56%

5,59%

Región Metropolitana

9,04%

5,04%

5,70%

Fuente: Elaboración propia en base a datos Elecciones Ministerio del Interior24

*Otros Pactos esta compuesto por Partido Comunista; Partido Humanista; Independientes Lista A; Independientes Lista B; Independientes Lista C; Independientes Lista D; Chile Primero; Partido Ecologista; Partido Regionalista de los Independientes; Movimiento Amplio Social; Alianza Nacional de los Independientes; Partido de Acción Regionalista de Chile e Independientes fuera de pacto.




    1. Elección de Concejales para las elecciones de los años 2008-2004

Como se mencionó anteriormente, se analizó las elecciones de los concejales porque es la única elección en que se puede contar con resultados sucesivos a nivel de partidos políticos, lo que permite estimar la volatilidad intra bloques.


Al analizar el índice de volatilidad inter bloques, se destaca el caso del partido Demócrata Cristiano, que si bien es una volatilidad baja, presenta el mayor índice entre los distintos partidos. Dicho índice se puede explicar porque el Partido Demócrata Cristiano fue el partido que experimentó la mayor variación entre las elecciones analizadas.

Tabla 6. Volatilidad Electoral inter bloques para las elecciones de concejales para los años 2008-2004



Partido

Índice de volatilidad

Partido Humanista

0,04%

Partido Comunista de Chile

0,07%

Renovación Nacional

0,51%

Unión Demócrata Independiente

1,85%

Partido Demócrata Cristiano

3,17%

Partido Radical Socialdemócrata

0,31%

Partido por la Democracia

0,74%

Partido Socialista de Chile

0,14%

Independientes (Fuera de Pacto)

1,18%

Fuente: Elaboración propia en base a datos Elecciones Ministerio del Interior25



1 Elaborado por Gabriela Dazarola, Gabriel Salas, Área Gobierno, Defensa y Relaciones Internacionales, Fernanda Maldonado, Área Economía, Asesoría Técnica Parlamentaria BCN. gdazarola@bcn.cl, Anexo 3189, [05.04.2011].

2 Disponible en: http://www.ucm.es/info/eurotheo/diccionario/V/volatilidad.htm (Abril, 2011)

3 La volatilidad electoral consiste en el trasvase agregado de votos de un partido a los otros entre distintas elecciones (Przeworski, 1975; Pedersen, 1983; Roberts y Wibbel, 1999). http://www.uca.edu.sv/mcp/media/archivo/6aa76f_indiceseindicadores.pdf

4 La institucionalización de los sistemas de partidos y la teoría del sistema partidista después de la tercera ola democratizadora. Universidad de Salamanca. 2007. Disponible en: http://www.politicacomparada.com.ar/material/articulos/Sistemas-electorales-PP/1-La-institucionalizacion-de-los-sistemas-de-partidos-Mainwaring-y-Torcal.pdf (Abril, 2011).

5 Por ejemplo, un distrito compuesto por 100 electores y dos bloques políticos en competencia: A y B. En una primera elección, el bloque A obtiene el 30% de los votos y el bloque B el 70%. En la elección siguiente, el bloque A obtiene un 50% de los votos, al igual que el B. Entonces se calcula la diferencia de la votación obtenida entre la segunda y la primera elección por cada una de los bloques (en esta caso 20 para cada uno de los bloques), se suma y se divide en dos. La suma de la diferencia de A y B partida por dos, da un indicador de volatilidad del 20%.

6 Disponible en: http://www.uca.edu.sv/mcp/media/archivo/6aa76f_indiceseindicadores.pdf (Abril, 2011)

7 Disponible en: http://www.politicacomparada.com.ar/material/articulos/Sistemas-electorales-PP/1-La-institucionalizacion-de-los-sistemas-de-partidos-Mainwaring-y-Torcal.pdf (Abril, 2011)

8 Octavio Avendaño y Pablo Sandoval. Disponible en: http://www.facso.uchile.cl/u/download.jsp?document=67297&property=attachment&index=0&content= (Abril, 2011)

9 Disponible en: http://www.iidh.ed.cr/comunidades/redelectoral/docs/red_diccionario/volatilidad.htm (Abril, 2011)

10 Octavio Avendaño y Pablo Sandoval

11 Disponible en: http://www.politicacomparada.com.ar/material/articulos/Sistemas-electorales-PP/1-La-institucionalizacion-de-los-sistemas-de-partidos-Mainwaring-y-Torcal.pdf (Abril, 2011)

12 Disponible en: http://lasa.international.pitt.edu/LASA98/Florido-Oliva-Preciado.pdf (Abril, 2011).

13 Disponible en: http://lasa.international.pitt.edu/LASA98/Florido-Oliva-Preciado.pdf (Abril, 2011).

14 Disponible en: http://americo.usal.es/oir/opal/elecciones/Elecciones_RD_2010.pdf (Abril, 2011)

15 Volatilidad y movilidad electoral en las elecciones presidenciales chilenas. Período 1989-2009 Octavio Avendaño y Pablo Sandoval. Ponencia presentada en el IX Congreso Chileno de Ciencia Política, Asociación Chilena de Ciencia Política ACCP. Santiago, noviembre 11 al 13 del 2010

16 Ibid

17 Disponible en: http://www.uca.edu.sv/mcp/media/archivo/6aa76f_indiceseindicadores.pdf (Abril, 2011)

18 Elecciones, Ministerio del Interior. Disponible en: http://www.elecciones.gov.cl (Abril, 2011).

19 Elecciones, Ministerio del Interior. Disponible en: http://www.elecciones.gov.cl (Abril, 2011).

20 Para poder estimar el índice de volatilidad para el caso de la primera región en el año 2009, se sumaron los votos de la Región de Arica Parinacota con los votos de la Región de Tarapacá y se comparó con los resultados de la elección del año 2001, donde aún no existía la XV Región.

21 Elecciones, Ministerio del Interior. Disponible en: http://www.elecciones.gov.cl (Abril, 2011).

22 Elecciones, Ministerio del Interior. Disponible en: http://www.elecciones.gov.cl (Abril, 2011).

23 Para poder estimar el índice de volatilidad para el caso de la primera región en el año 2009, se sumaron los votos de la Región de Arica Parinacota con los votos de la Región de Tarapacá y se comparó con los resultados de la elección del año 2001, donde aún no existía la XV Región.

24 Elecciones, Ministerio del Interior. Disponible en http://www.elecciones.gov.cl (Abril, 2011).

25 Elecciones, Ministerio del Interior. Disponible en: http://www.elecciones.gov.cl (Abril, 2011).



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje