Página principal

Vistos; Se instruyó en el proceso rol n 182-98 “Villa Grimaldi” el episodio denominado “Fernando Silva Camus y otro”


Descargar 0.6 Mb.
Página3/11
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño0.6 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

2°) Que, con el mérito de las probanzas reseñadas en el considerando anterior, constitutivas de testimonios, pericias, documentos públicos y privados, inspección personal del tribunal y presunciones judiciales, apreciadas, respectivamente, de conformidad con lo dispuesto en los artículo 459, 473, 474, 477, 478 y 488 del Código Penal de Procedimiento Penal, se encuentran, legal y fehacientemente acreditados en el proceso, los siguientes hechos:

I)

Que el recinto del centro de detención y tortura clandestino denominado “Villa Grimaldi” o “Cuartel Terranova”, ubicado en Avenida José Arrieta N° 8.200, comuna de Peñalolén de la Región Metropolitana, fue el mayor de los recintos de reclusión de Santiago. Los primeros detenidos llegaron a mediados del año 1974.En enero de 1975 “Villa Grimaldi” pasó a convertirse en el centro de operaciones de la BIM que ejercía represión interna en Santiago. A “Villa Grimaldi” se llevaba a los detenidos para sus primeros interrogatorios después de la detención donde se les aplicaba distintas formas de tortura, también se mantenía recluido a los prisioneros a quienes ya se les había interrogado y torturado muchas veces por largos periodos a la espera de la decisión sobre su suerte. Se les mantenía todo el tiempo con la vista vendada, en deficientes condiciones higiénicas y con escaso alimento. De los recintos de la DINA éste es el que concentró el mayor número de detenidos. Los lugares más característicos donde se mantenía a los prisioneros eran los siguientes:



a)”La Torre”.- Se trataba de una construcción como torre, que sustentaba un depósito de agua, en su interior se construyeron alrededor de 10 estrechos espacios para encerrar a los detenidos, de unos 70 x 70 centímetros y 2 metros de altura, con una puerta pequeña por la cual sólo se podía ingresar de rodillas; en cada celda se mantenía a dos detenidos los que debían permanecer en posiciones incómodas. En este lugar se encerraba a los detenidos de cierta relevancia y que se negaban a colaborar. Esta torre contaba con una sala de torturas. A la mayor parte de los detenidos que permanecieron encerrados en ella no se les volvió a ver.

b)“Las Casas Chile”.- Eran construcciones de madera destinadas al aislamiento individual, consistían en secciones verticales similares a closets donde el detenido debía permanecer de pie, a oscuras, durante varios días.

C)”Casas Corvi”.-Eran pequeñas piezas de madera de 80 x 80 centímetros, construidas en el interior de una pieza mayor, donde se ubicaba un camarote de dos pisos. En este lugar se ingresaba a los detenidos que estaban en la etapa más intensa de interrogatorios y tortura, el objetivo de estas piezas era ablandar al detenido,

II)


En este recinto clandestino de reclusión operaba un grupo de agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), quienes con conocimiento del Director del organismo y ostentando diversos grados de jerarquía en el mando, ordenaron algunos y ejecutaron otros capturas de personas militantes o afines a partidos políticos o movimientos de izquierda, a quienes encerraron ilegalmente en el lugar, doblegándolos bajo tormento físico de variada índole con el objeto de obligarles a proporcionar información sobre otras personas de izquierda política para aprehenderlas.

III)


El 26 de noviembre de 1974, a las 12:00 horas, aproximadamente, en Avenida Irarrázaval al llegar a Avenida José Pedro Alessandri de la comuna de Ñuñoa, Claudio Guillermo Silva Peralta, conocido como “Condoro”, de 23 años de edad, casado, empleado, militante del MIR, fue detenido, sin orden judicial alguna, por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional, pertenecientes a la agrupación “Halcón”, dependiente de la “Brigada Caupolicán”. Fue trasladado al recinto secreto de detención de “Villa Grimaldi” y visto por numerosos testigos, e incluso su nombre y firma aparecen estampadas en un documento confeccionado por altos dirigentes del MIR en conjunto con Pedro Espinoza Bravo y Miguel Krassnoff y que fue la antesala de una conferencia de prensa televisiva difundida en febrero de 1975; a Silva Peralta se le vio en “Villa Grimaldi” hasta el fines de enero de 1975, figurando su nombre en publicaciones de los diarios "Lea" de Argentina y "O’Dia" de Curitiba, Brasil, como muerto en un enfrentamiento de "extremistas".

“La Operación Colombo fue una acción de inteligencia montada por los organismos de seguridad del Gobierno militar tendiente a encubrir la desaparición de 119 opositores a la dictadura, detenidos en Chile, tanto en sus domicilios, fuentes de trabajo o universidades. De acuerdo a estudiosos del tema, esta operación fue también una acción internacional de propaganda, desinformación y manipulación inspirada en los manuales de guerra psicológica de las fuerzas militares de los Estados Unidos…”. (Párrafo del fallo del Tribunal de Ética del Consejo Metropolitano del Colegio de Periodistas de Chile de 21 de marzo de 2006 relativo al caso de los “119”).



El 26 de noviembre de 1974 fue detenido el padre, Fernando Guillermo Silva Camus, al cual también se le vio prisionero en “Villa Grimaldi” en las mismas fechas y de ambos se ha perdido todo rastro hasta el momento, sin que los privados de libertad hayan tenido contacto con sus familiares, realizado gestiones administrativas ante organismos del Estado, sin registrar entradas o salidas del país, sin que consten, tampoco, sus respectivas defunciones.

3º)Que, estos hechos son constitutivos de delitos reiterados de secuestro calificado que contempla el artículo 141 incisos 1º y 3º del Código Penal y se califica por el tiempo en que se prolongó la acción, o sea, más de 90 días y por las consecuencias de la misma, resultando un grave daño en la persona o intereses del ofendido; dicho delito a la época de ocurrencia de los hechos se sancionaba en el referido precepto penal si el encierro o detención se prolongaba por más de 90 días, o si de ellos resultare un daño grave en la persona o intereses del afectado, situación que ocurre en autos, pues a esta fecha se desconoce el paradero de Claudio Guillermo Silva Peralta y de Fernando Guillermo Silva Camus, quienes fue detenido contra su voluntad a partir del 26 y del 27 de noviembre de 1974,respectivamente. privándoseles de su libertad de desplazamiento.

II)

Declaraciones indagatorias

4°)Que, al declarar indagatoriamente Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, a fojas 272 (y 1419) expresa que fue enviado, en comisión de servicios, con el título de Director Ejecutivo a la Dirección de Inteligencia Nacional, dependiendo del Presidente de la Junta de Gobierno y, posteriormente, del Presidente de la República, conforme con el Decreto Ley 521, cuyo artículo 1° expresaba que la DINA debía buscar todo tipo de informaciones a nivel nacional para procesarlas y convertirlas en “Inteligencia” para servir al Gobierno. Informaba diariamente a su superior directo. Es falso que se sometiera a torturas en los interrogatorios, ”incluso sin previo aviso en dos oportunidades concurrió a esos interrogatorios en “Villa Grimaldi” el señor Presidente de la Excma.Corte Suprema don José María Eyzaguirre…”; no cree que a espaldas suyas se incurriera en excesos. Entre las misiones que le entregó el Gobierno a la DINA estaba la de “evitar el extremismo en Chile, por lo tanto se vio abocada a una guerra subversiva, clandestina…tuvimos numerosos enfrentamientos…hubo muertos y heridos…En toda guerra también existen los detenidos o presos…La DINA detuvo extremistas…estaba ordenado que todos los detenidos por la DINA debían serlo mediante un Decreto Exento del Ministerio del Interior, tras lo cual eran detenidos en el Campamento Cuatro Álamos…destinado sólo a detenidos de la DINA y estaba resguardado por personal de Gendarmería…”Villa Grimaldi” era un cuartel de la DINA a donde se llevaban los detenidos para ser interrogados…eran los que se encontraban en el Campamento Cuatro Álamos y todos tenían Decreto Exento…”.Detalla a fojas 283 las funciones que desempeñaban en la DINA, entre otros, Marcelo Moren, en actividades del Cuartel General y en las brigadas operativas, algunas de inteligencia y otras, de carácter antisubversivo, que tenían facultad de detener; Miguel Krassnoff, analista de inteligencia y Ciro Torré se desempeñaba en unidades de Inteligencia e indica desconocer antecedentes sobre Claudio Guillermo Silva Peralta. A fojas 294 expone que desconoce las identidades de las personas que fueron lanzadas al mar, que según cree fueron alrededor de 400;en todo caso asevera que la DINA nada tuvo que ver por cuanto no contaban con los elementos para ello, como helicópteros. La orden era entregar los muertos en “combate”. A fojas 316 reitera haber sido Director Ejecutivo de la Dirección de Inteligencia Nacional desde su creación el 12 de noviembre de 1973 hasta el 12 de agosto de 1977.DINA cumplía dos misiones, una indicada en el artículo 1° del decreto supremo que la creó y era generar “inteligencia” y la segunda, en el artículo 10, facultad de actuar en conformidad al Estado de Sitio en detenciones y allanamientos. Había unidades de búsqueda de información para la primera misión y unidades con facultades de Estado de Sitio para la segunda y eran dirigidas por los comandantes de las unidades.”Villa Grimaldi” era el Cuartel general de la DINA. “José Domingo Cañas” era un “cuartel de solteros” de la DINA.”Irán con Los Plátanos” nunca lo conoció.”Londres 38” al principio fue cuartel. En “Villa Grimaldi” no se mantenía detenidos. Los cuarteles de la DINA eran para mantener “detenidos en tránsito”, allí eran fichados e interrogados. No se les podía mantener más de cinco días. Se les comunicaba a los familiares, en 24 horas, mediante formularios que la persona estaba detenida, indicándoles el cuartel y la dirección del mismo. No era fácil porque los detenidos andaban con “chapas” e identidades falsas. Sin embargo, no recuerda quienes eran los comandantes de las unidades que actuaban en las detenciones. A los 5 días se les dejaba en libertad o se ponían a disposición de la Justicia si habían cometido un delito común o se ponían a disposición del Ministro del Interior para que dictara un decreto y el detenido era trasladado a un Campamento de Detenidos, como “Tres Álamos”, “Cuatro Álamos”, Ritoque y otros. En este caso el individuo quedaba a disposición del Comandante de la Guarnición. DINA no tenía nada que ver con esos Campamentos. Visitó “Villa Grimaldi” en dos ocasiones. No conoció los cuarteles de “Londres 38” ni el de ”José Domingo Cañas”. Las desapariciones de personas desde los cuarteles de la DINA o desde los Campamentos tienen dos explicaciones; la primera es que muchos fueron sacados al extranjero por el senador Jaime Gazmuri, Gladys Marín, el sacerdote Alfonso Baeza y Alejandro González que mantenían una organización llamada FASIC. En Buenos Aires funcionaba la Junta Coordinadora Revolucionaria del Sur implantada por Fidel Castro y era la que dirigía todos los movimientos subversivos de América del Sur, tales como Tupamaru, Tupac Amaru, MIR y Partido Socialista y Comunista de Chile; esa Junta funcionó hasta mayo de 1976 y recibía a las personas sacadas clandestinamente. La segunda opción que explica los desaparecimientos eran las disposiciones de Fidel Castro que decía que los muertos o heridos de la guerrilla debían ser retirados para evitar represiones a los familiares, debiendo ser sepultados en forma clandestina para responsabilizar al Gobierno. A fojas 297 reitera sus dichos y agrega que para la búsqueda de información se contó con el apoyo de las Brigadas “Purén”, “Lautaro” y Caupolicán”. Concluye que los detenidos que tomaba la DINA “eran derivados de los enfrentamientos y en el momento mismo en que se producían”. No supo de personas que fueran sacadas de sus casas para ser detenidas. A fojas 378 ratifica sus declaraciones anteriores y dice carecer de antecedentes de, entre otros, Fernando Silva Camus. A fojas 363 se refiere a su documento denominado ” introducción a la entrega de documentos que demuestran las verdaderas responsabilidades de las Instituciones de la Defensa Nacional en la lucha contra el terrorismo en Chile”, en el cual se expone que Claudio Silva Peralta y Fernando Silva Peralta fueron muertos en combate en una emboscada terrorista en Ñuñoa el 25 de noviembre de 1974 y enterrados como NN en el Cementerio General.A fojas 652 señala que la DINA quedó totalmente organizada en marzo de 1974 e inició sus actividades el 01 de abril de 1974, se refiere a la orgánica de la DINA y de los cuarteles que tuvo a su cargo, entre ellos Londres 38 y Terranova.

A fs. 306, 311, 314, 324, 334, 340, 345, 346, 350, 361, 370 ratifica las declaraciones anteriores.



5°) Que, no obstante la negativa Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda en reconocer su participación, en calidad de autor, en los delitos de secuestro calificado cometidos en las personas de

Claudio Guillermo Silva Peralta y de Fernando Guillermo Silva Camus, existen en su contra los siguientes elementos probatorios:

1) Para calificar adecuada y jurídicamente la participación de este encartado en los ilícitos que se le atribuyen, atendidas las particulares características de los mismos, resulta conveniente considerar el contexto histórico en que acaecieron los hechos, además de las características, sin precedentes, del organismo de seguridad, denominado “Dirección de Inteligencia Nacional”, del cual fue su organizador y, en la época de los hechos, su Director Ejecutivo.

Queda enunciado dicho referente en el Informe emanado del "Programa de Continuación de la Ley N° 19.123 del Ministerio del Interior" (Of. Reservado N° 243/99,) depositario de los archivos de la ex “Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación” y de la ex “Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación”, en cuanto expresa que parte de la información de que se dispone se ha obtenido del examen de numerosos expedientes judiciales, fuentes de público conocimiento, declaraciones de testigos, de detenidos y de agentes, los cuales, coinciden y, precisamente, se corroboran con las probanzas reunidas en el presente proceso:

Llamamos grupo DINA al de Mayores y Coroneles de Ejército que empezó a actuar en la Escuela Militar desde el mismo 11 de septiembre de 1973...y que luego se prolongó en la “Comisión DINA” y ésta en la DINA propiamente tal....Este grupo demostró una gran cohesión y audacia, desde un primer momento...mostró la habilidad...de limitar y, al mismo tiempo, extremar su acción. La delimitó, en cuanto se puso por tarea fundamental liquidar....carecía de… doctrina política, salvo un anticomunismo de excepcional virulencia”.

2) Por otra parte, el acusado Contreras Sepúlveda reconoce haber desempeñado, a la fecha de acaecimiento de los hechos que se le atribuyen, las funciones de creador de la Dirección de Inteligencia Nacional, a contar de octubre de 1973, por encargo del Presidente de la Junta de Gobierno.

3) Su explicación de que Claudio Silva Peralta y Fernando Silva Camus fueron muertos en combate en una emboscada terrorista en Ñuñoa el 25 de noviembre de 1974 y enterrados como NN en el Cementerio General se funda en la vaga y genérica alusión a la colaboración que habrían prestado “unos quinientos individuos para establecer la verdad”, sin que en autos exista antecedente alguno que confirme dicha aseveración ya que los testigos que han depuesto en el proceso vieron conjuntamente a Claudio Silva Peralta, con quien algunos conversaron, y a Fernando Silva Camus en enero de 1975 en calidad de prisioneros en el recinto de detención clandestino de “Villa Grimaldi”.

4) Versión de Eugenio Jesús Fieldehouse Chávez (204) quien fue destinado por la Policía de Investigaciones a integrar la DINA entre junio de1974 y 1978; se desempeñó en el Cuartel Central y luego en “Villa Grimaldi”. Las decisiones de los traslados de los detenidos dependía del Cuartel Central, o sea, de Manuel Contreras Añade a fojas 1076 que el listado de detenidos se enviaba al Cuartel General y en el espacio en blanco para consignar el destino del detenido, se usaban las designaciones de “Tres Álamos” o “Cuatro Álamos “o si seguían en “Terranova” y, finalmente, “Puerto Montt” o “Moneda” que significaban que los detenidos eran tirados al mar o bien enterrados.

5) Testimonio de Luz Arce Sandoval(3762) quien fue detenida el 17 de marzo de 1974 y conducida

a diferentes recintos de detención; el 18 de noviembre de 1974 fue trasladada a “Villa Grimaldi. “…Cuando pasé a ser funcionaria de la DINA

tuve la certeza de la identidad de muchos de los agentes

que trabajaban en este organismo…he logrado reconocer a otros integrantes de la Brigada “Caupolicán”. Entre estas personas se encuentran: Palmira Almuna Guzmán, apodada “Pepa” quien trabajaba en la ayudantía de la BIM…La Brigada de Inteligencia Metropolitana contaba con una Plana Mayor que, a partir del 18 de noviembre de 1974, se encontraba al mando del Mayor de Ejército Rol Gonzalo Wenderoth

Pozo, de “chapa”Gonzalo. Su misión consistía en asesorar al mando de la BIM en tareas logísticas y administrativas del personal y de los prisioneros que permanecían en el cuartel. La coordinación se efectuaba

con la Oficial de ayudantía, Subteniente de Carabineros

Palmira Isabel Almuna Guzmán, apodada “La Pepa”, designándosele los roles de guardia del cuartel, armamento de los equipos de guardia y vehículos de turno…coordinar con el Cuartel General todos los trabajos referentes al personal…asimismo diariamente

confeccionaba un informe de detenidos que era remitido

al Director de la DINA…en algunos casos, la suerte de los prisioneros dependió de la decisión del Director de la DINA…”

6)Dichos de Gustavo Leigh Guzmán (569)en cuanto a que en septiembre de 1975 al Gobierno dio la orden de que sólo la DINA detuviera personas. El jefe institucional de la DINA era la Honorable Junta de Gobierno, en la práctica, el General Pinochet; el jefe de la DINA pasaba a buscarlo todas las mañanas para mantenerlo informado del quehacer de la DINA. Preguntado si es imputable a la DINA la detención de personas en 1976 responde que sí, casi con certeza.

7) Versión de Ricardo Víctor Lawrence Mires (584) en cuanto a haber ingresado a la DINA a fines de 1973; desde el comienzo el objetivo central de la DINA era la detención del Comité Central del MIR. En mayo o junio de 1974 se organizó el trabajo operativo, bajo la dirección del

Coronel Manuel Contreras y se trasladaron al “Cuartel Terranova” que funcionaba al interior de “Villa Grimaldi”. Ignora el método para hacer desaparecer detenidos “ya que los dejábamos en sus celdas y al día siguiente nos enterábamos que ya no estaban y al preguntar por ello a los agentes de la DINA no contestaban…. Cada jefe operativo debía informar la identidad de los prisioneros a la Plana Mayor del Cuartel… ésta… comunicaba la situación al Cuartel General … y a Manuel Contreras que decidía la suerte



de los detenidos…me enteré que se empleaban palabras

claves para la eliminación de detenidos como “Puerto Montt” o “Moneda”, no sé cuál correspondía al “mar” o a

entierros”…La decisión sobre el destino final de los prisioneros era tomada por la dirección de la DINA y por el contacto diario que tenía el General Contreras



con el General Pinochet es obvio pensar que se trataba

de órdenes superiores dadas por él al jefe del servicio,

pues nadie se mandaba solo…”

8) Declaraciones de Augusto José Ramón Pinochet Ugarte (699) al contestar la pregunta acerca de si era efectivo que el Coronel Juan Manuel Contreras Sepúlveda le rendía en forma exclusiva cuenta de todas las actividades de la DINA, expresa: ”Es mentira…muchas veces había que sacarle a Contreras la información con tirabuzón, porque no decía nada o me mentía…Manuel Contreras a mi parecer quiso tomar todo el mando del país…” En careo de fojas 713 con Juan Manuel Contreras expone:”Yo digo que el General Contreras como Jefe del servicio es el responsable de lo hecho por la DINA….En cuanto a defender a la DINA, de qué la iba a defender, si no sabía, y quien mandaba era el General Contreras…”

9) Fotocopias de las páginas 59 a 61 del libro “Memorias Cardenal Raúl Silva Henríquez” (682)”En mayo de 1975 recibí un oficio del Coronel Manuel Contreras, jefe de la DINA, donde me pedía que desmintiera un artículo de la revista “Newsweek”, en el cual un sacerdote anónimo narraba los casos de flagelaciones en la persona de la periodista Gladys Díaz y el secuestro de una niña de tres años, hija de un dirigente del MIR. Ambas cosas eran ciertas y así lo demostraría el tiempo. En todo caso, el oficio de

Contreras me pareció inaudito…”

10) Versión de Helmut Erich Walter Frenz (687)quien explica que dirigió el Comité Pro Paz

en octubre de 1973,el que estaba conformado por

varias iglesias. Expone:En razón de estas funciones me enteré de la desaparición, tortura y detención de muchas personas...Este Comité funcionó hasta fines de 1975, fue disuelto a petición de Augusto Pinochet pero el Cardenal Silva Henríquez de inmediato creó otro organismo llamado “Vicaría de la Solidaridad”… La DINA fue instalada a fines de 1974…dependía directamente de Augusto Pinochet y estaba bajo la dirección de Manuel Contreras…Los principales lugares de tortura en un comienzo eran Londres 38, José Domingo Cañas, Tres y Cuatro Álamos y varios retenes. La “Villa Grimaldi” en un comienzo no funcionaba…en estos lugares de detención se negaba la detención de personas…confeccionamos un archivador con casos concretos de torturados, con certificados médicos, nombres de torturadores, lugares



de tortura…”

11) Declaración de Silvio Antonio Concha González(1017) quien, siendo miembro de la DINA, en marzo de 1974 llegó a “Villa Grimaldi” con su grupo “Águila”. En abril o mayo de 1976 le encargaron viajar con seis hombres a Parral, a la “Colonia Dignidad”; le entregaron un sobre, por orden de Manuel Contreras que debía entregar allí. Los recibió un Oficial de ascendencia alemana, los condujo a “Colonia Dignidad” y al día subsiguiente regresaron a Santiago “con unas doce o quince personas detenidas, ellos estaban vendados y con las manos amarradas…El Oficial andaba con una lista de los detenidos que entregamos en “Cuatro Álamos”…”

12) Dichos de María Alicia Uribe Gómez (1021) relativos a ser miembro del MIR, le decían “Carola”; fue detenida el 12 de noviembre de 1974.

En una ocasión, con los ojos vendados, conversó con ella un sujeto de trato duro”, quien le preguntó las motivaciones por las que era mirista.”Después de esta conversación con este señor el trato hacia mí cambió, ya no fui más torturada y se me dio atención médica. Con el tiempo supe que esta persona era Manuel Contreras, con quien continué teniendo contacto y en una ocasión me dijo que me había liberado del trato que le daban a los otros detenidos porque yo no era su enemiga sino que una “pobre niña” que quería cambiar el mundo…”.Añade que después fue trasladada a “Villa Grimaldi” y se comenzó con ella un trabajo psicológico para hacerle cambiar sus pensamientos y transformarse en un agente colaborador de la DINA, lo que aceptó porque le llevaron hasta allí para que la viera su madre y quise vivir para que mi madre no sufriera”. Tuvo, al igual que Marcia Merino y Luz Arce, algunos privilegios como que les construyeron una mediagua para estar alejadas de los presos.

13)Parte de Investigaciones N°333(1408)por el cual se informa sobre la dependencia jerárquica de la DINA, con relación de mando directa entre el Presidente de la Junta de Gobierno y el Director de la DINA; se agrega un organigrama sobre la estructura de esa organización. Se menciona a Manuel Contreras como Director.

14) Aseveraciones de José Alfonso Ojeda Obando (2446) el cual con el grado de cabo 1° de Carabineros fue destinado a la DINA a fines de 1973. Hizo un curso en Rocas de Santo Domingo y en el cual la bienvenida la dio Manuel Contreras diciendo ”vamos a combatir al enemigo y vamos a ir a sacarlo de su madriguera”. Fue destinado al cuartel de Londres 38, les impartían órdenes de investigar confidenciales, que contenían el nombre del sospechoso para saber su condición política, sus actividades, profesión, individualización completa, si participaba en algún partido político: se hacia un informe escrito. Las órdenes de detener se las entregaba el Suboficial Sergio Palacios por orden directa de Lawrence y Ciro Torré. Luego fue destinado a “Villa Grimaldi”, cuyo jefe fue Pedro Espinoza y lo seguía Miguel Krassnoff; le correspondió realizar investigaciones, labores de rastreo, operativos y detener personas; los detenidos eran entregados a la guardia y el Departamento de análisis señalaba el paso siguiente. El detenido era encerrado en “La Torre” o llevado a la sala de interrogatorios; el resultado era entregado al jefe de la unidad. Krassnoff, Barriga, Moren, Lawrence, Gerardo Godoy y Lauriani dirigían los interrogatorios.”…Las detenidas mujeres eran custodiadas por mujeres, recordando a Rosa Ramos, Teresa Osorio, una de apellido San Juan, otra de apellido Órdenes…y la jefa del grupo de mujeres era la Teniente de Carabineros Palmira Almuna apodada “Pepa”, ella se encargaba de distribuir los grupos de las guardias de mujeres…me refiero a la custodia de los detenidos y no del recinto, por lo tanto la señora Palmira Almuna sabía perfectamente que en “Villa Grimaldi”, por lo menos, había mujeres detenidas…Estas mujeres, además, eran operativas, por lo tanto se podía solicitar su colaboración para simular, por ejemplo, pololeos y poder cumplir funciones sin levantar sospecha

15) Testimonio de Luis Germán Gutiérrez Uribe (2478) quien ingresó a Carabineros en 1967 y a fines de 1973 fue destinado a la “DINA en formación”, con unos 50 compañeros de curso en las Rocas de Santo Domingo; los llevaron a Tejas Verdes y les recibió el comandante Manuel Contreras “quien nos disertó acerca del conflicto que había con los grupos extremistas y que contra ellos debíamos luchar, detectándolos donde estuvieran

16) Declaraciones de Jorge Luís Venegas Silva de fojas 2837. Fue agente de la DINA; se encontraba realizando su servicio militar en el Batallón de Telecomunicaciones en Antofagasta y a principios del año 1974, lo destinan a la DINA, al cuartel “Villa Grimaldi”, destinado a realizar labores de guardia; cuyos jefes eran Tapia Álvarez y uno que le decían “Sargento Chacra”. En cuanto a Palmira Almuna, apodada “Pepa”, era Teniente de Carabineros, ella trabajaba en la Plana Mayor. La comenzó a ver desde mediados del año 1974. La vio salir en varias oportunidades en camioneta con Basclay Zapata Reyes y con el “Cabezón” Méndez. Generalmente usaba una camioneta roja, antigua marca Ford F-100 del año 1968 y tenía una cúpula metálica. Palmira Almuna cumplía horario en Villa Grimaldi. De los jefes del cuartel recuerda a César Manríquez Bravo, Pedro Espinoza, Moren Brito y a Carlos López Tapia, pero en todo caso subrogaban en la jefatura Miguel Krassnoff y Rolf Wenderoth. La guardia debía encargarse de la seguridad perimetral del cuartel. A la entrada de “Villa Grimaldi”, al lado del portón de acceso, que era de latón, se encontraba la caseta de guardia, que era una casa prefabricada de dos ambientes donde había un mesón o repisa de madera donde estaba el libro de guardia, había un citófono, debían abrir el portón a los autos operativos, en el día tocaban la bocina, durante las noches nos avisaban por teléfono que debíamos estar atento al portón porque estaba próximos a llegar. Varios de estos autos llegaban con detenidos, esto lo supo porque los autos se dirigían de inmediato al sector de los detenidos ubicado en el sur poniente del cuartel y desde la entrada se visualizaba cuando bajaban a los detenidos, quienes eran custodiados por los funcionarios operativos. La guardia de perímetro no llevaba libro de control de detenidos. El control de los detenidos los llevaba una oficina especial. Los interrogaban en el sector de los detenidos y, posteriormente, en una casa de madera ubicada cerca de “La Torre”. A algunos los encerraban en “La Torre” para aislarlos del resto. A Manuel Contreras Sepúlveda lo vio en “Villa Grimaldi” en varias ocasiones

17) Dichos de Rolf Wenderoth Pozo(3055)quien

expresa que en la segunda quincena de diciembre de 1974 fue destinado a la DINA, a la BIM, como jefe de la Plana Mayor y de la unidad de análisis. El jefe de la BIM era Pedro Espinoza Bravo y fue reemplazado por Marcelo Moren Brito. Prestó servicios en “Villa Grimaldi” hasta

diciembre de 1975. Además, estaba a cargo del área logística y por lo tanto de la alimentación de todas las personas que estaban en “Villa Grimaldi”, incluidos los detenidos. Todos los días las unidades operativas llegaban con detenidos; el promedio era del ciento cincuenta diarios. Los detenidos se encontraban encerrados en sectores especiales”. Dos veces a la semana enviaba informes sobre la nómina de detenidos al cuartel general al Director Manuel Contreras Sepúlveda, donde se anotaba el alias, la filiación política, fecha de militancia y encuadre político. Señala que cuando las listas regresaban del cuartel general al costado de cada nombre de los detenidos aparecían las letras P.M o bien M, la primera significaba “Puerto Montt” y el detenido sería lanzado al mar y la otra significaba “Moneda” lo cual se indicaba que los detenidos serían enterrados.



18) Declaraciones de Ingrid Felicitas Olderock

Bernhard(3086),quien era funcionaria de Carabineros y con el grado de Capitán fue destinada a la DINA. Trabajó directamente con Manuel Contreras, en el Departamento de Operaciones Psicológicas, además, éste le encomienda buscar personal femenino para integrar la DINA, haciéndose cargo de la Escuela de agentes femeninas en Rocas de Santo Domingo. Señala que todas las agentes por obligación debían tener chapa, para su protección pues todas desempeñaron funciones operativas



6)Que, las declaraciones de los testigos mencionados y que cumplen todas las exigencias del artículo 459 del Código de Procedimiento Penal y las presunciones recién enunciadas, que reúnen los requisitos del artículo 488 del citado Estatuto permiten tener legal y fehacientemente acreditada en el proceso la participación del acusado Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda en calidad de autor, de conformidad con lo que dispone el artículo 15 numeral 2°del Código Penal de los delitos de secuestro calificado perpetrados en las personas de Claudio Guillermo Silva Peralta y de Fernando Guillermo Silva Camus.

7°)Que, al declarar indagatoriamente Pedro Octavio Espinoza Bravo, a fojas 1170, señala que en el mes de junio de 1974 con el grado de coronel fue designado como director de la ENI y luego como jefe del departamento de inteligencia interior, y en noviembre de 1974 el Coronel Contreras dispuso que se hiciera cargo de la jefatura de “Villa Grimaldi” o “Cuartel Terranova”, allì funcionaba una parte de la brigada “Caupolicán”, ya en diciembre de ese año se fusiona la brigada íntegra en “Villa Grimaldi” a cargo de Marcelo Moren Brito. Las relaciones de los detenidos se llevaban por cada grupo operativo y se las entregaba a la Plana Mayor las que las enviaban al Director de la DINA. Señala que estuvo en “Villa Grimaldi” desde el 19 de noviembre de 1974 a 15 de enero de 1975, entregando la jefatura a Marcelo Moren Brito. Intervino en la confección de un documento preparado por dirigentes del MIR con una nómina de integrantes de dicho partido político y de personas que habían estado detenidas hasta el 14 de enero de 1975. Este documento fue firmado, entre otros, por Claudio Silva Peralta, en su presencia; agrega que Silva Peralta participó activamente en la confección de dicho documento y que cuando él se va de vacaciones, esto es, el 15 de enero de 1975 Silva queda, vivo, en “Villa Grimaldi”. A fojas 3095 manifiesta que, en noviembre de 1974, además, de su cargo de Director de la Escuela debió ocupar un puesto en la Sub Dirección de Inteligencia de Política Interior e hizo un levantamiento sobre el extremismo en Chile; le propuso al Director la idea de inteligencia y para ello debió concurrir a “Villa Grimaldi” para tener reuniones con dirigentes del MIR a fin de que hiciesen un llamado a sus militantes para que depusieran su accionar contra la Junta Militar. Finalmente hicieron una declaración pública que se transmitió por televisión. A fojas 3105 reitera que por orden de Manuel Contreras pasó a ocupar el cargo de jefe de “Villa Grimaldi” en reemplazo de César Manríquez. Añade no haber participado en operativos ni en interrogatorios; reitera sus reuniones periódicas con los integrantes del Comité Central del MIR, Héctor Hernán González Osorio, Cristian Mallol Comandari, José Hernán Carrasco Vásquez, Luis Alfredo Muñoz González, Claudio Guillermo Silva Peralta y Luis Leiva Aravena. Agrega que las detenciones se hacían por decreto exento del Ministerio del Interior, las que eran tramitadas por el Director de Inteligencia Nacional, coronel Manuel Contreras, para lo cual tenía un organismo...en el Cuartel General…había unidades que no pertenecían al Cuartel “Terranova” en la época en que me desempeñé en ese Cuartel, por lo tanto, quien debiera saber y conocer de la existencia de detenciones debiera ser, necesariamente, el coronel Contreras, Director de la DINA…además era quien llevaba el control de las personas detenidas en el Cuartel General en coordinación con el Ministerio del Interior…”A fojas 3110 ratifica lo anterior y agrega que en “Villa Grimaldi” funcionaba la brigada “Caupolicán” a cargo de Miguel Krassnoff, cuya función era la búsqueda de información de armamentos y de personas del MIR. Esta brigada la componían los grupos “Halcón”, “Àguila”.” Tucán” “Vampiro”. Precisa que fue el 15 de febrero de 1975 la fecha en que entregó la comandancia de Villa Grimaldi a Marcelo Moren Brito. Concluye “de mi actividad en “Villa Grimaldi” debía dar cuenta…de las declaraciones e información que se obtenía de los detenidos y de los allanamientos que se practicaban por los grupos operativos directamente al coronel Contreras mediante informes escritos y personales…”..A fojas 3121 ratifica lo anterior, A fojas 3125 reitera que en noviembre de 1974 se hace cargo de “Villa Grimaldi” hasta mediados de enero de 1975, fecha en que hace entrega en forma provisoria de la jefatura de Villa Grimaldi a Rolf Wenderoth Pozo y en febrero de 1975 hace entrega en forma definitiva a Marcelo Moren Brito. Luego se refiere a la conferencia de prensa de los jefes del MIR, Mallol, González, Menenteaux y Carrasco, la que se efectuó en febrero de 1975 donde dan a conocer una lista de detenidos que posteriormente, sirve de base para las publicaciones de Argentina y Brasil. Dice no saber nada de Fernando Silva Camus. A fojas 3153 ratifica lo anterior.

A fojas 1088 y 1106 se agrega legajo relativo al documento preparado por los dirigentes del MIR que sirvieron de base para la conferencia de prensa televisiva dada en febrero de 1975. Contiene una lista de nombres, publicada en "El Mercurio", el 20 de febrero de 1975, (573 a 574) de los miristas muertos, exiliados y detenidos y se corresponde con el documento que elaboraron Héctor González, Cristian Mallol, José Carrasco, Humberto Menanteaux y Luis Alfredo Muñoz González, a quien se relaciona en este proceso con Diana Arón, Claudio Silva y Luis Alejandro Leiva Aravena.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje