Página principal

Vistos: Se ha instruido este proceso rol Nº 372 (Episodio Santa Bárbara) y acumulados roles 867 (Episodio Quilaco), 531, 966 y 967


Descargar 0.81 Mb.
Página2/22
Fecha de conversión20.09.2016
Tamaño0.81 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

CON LO RELACIONADO Y CONSIDERANDO:

I.- RESPECTO DE LOS HECHOS PUNIBLES

A.- EN CUANTO AL DELITO DE SECUESTRO CALIFICADO DE SERGIO D´APOLLONIO PETERMANN:

1°.- Que, en orden a establecer estos hechos punibles materia de acusación y defensa, se han reunidos los siguientes antecedentes de hecho:

a) Copia simple de la página 356 del Informe Verdad y Reconciliación, el cual rola a fs. 257 de estos autos, indicando, en síntesis, que testigos presenciaron cuando ejecutaron en el Puente del río Bio Bio a Carlos Jacinto y Sergio D´Apollonio y lanzaron sus cuerpos al río, siendo el primero rescatado por sus familiares y, cuando era velado en su domicilio, una patrulla de Carabineros lo secuestró y, presumiblemente, lo arrojaron al río en el Puente Piulo.

b) Declaración de Juana Cristina D´Apollonio Zapata a fs. 1.215, exponiendo que es hija de Sergio D´Apollonio Petermann y hermana de Carlos Jacinto D´Apollonio Zapata. Indica, que el 23 de septiembre de 1973, alrededor de las 03:10 horas, en circunstancias que estaban acostados en su casa ubicada en Hijuela La Palma, mientras su hermano Carlos Jacinto estaba en una casa de ladrillo al lado de la carretera, llegaron un grupo de 4 o 5 personas, entrando sólo a su casa dos personas, a saber, el “Pelao Domínguez” y el Carabinero Godoy, a quienes conocía anteriormente ya que su mamá había hecho un negocio con ellos. Estos sujetos metieron sus metralletas por las ventanas y desde la casa, “El Cotorra” (que es el carabinero Godoy, según señala) y Domínguez, sacaron a su papá, diciendo que se lo llevaban a dar una declaración. Ante su oposición, “El Cotorra” dijo que se tenía que ir a la buena o a la mala, echándolo a una camioneta roja en la que andaban y que era de propiedad los Domínguez. Después de que se fueron, ella fue a ver a su hermano Carlos Jacinto, pero llegó tarde, pues ya se lo habían llevado y su hermano chico Sergio estaba llorando y dijo que ya habían pasado con su padre a buscarlo. Al otro día, mientras iban a la Comisaria de Santa Bárbara, un carretonero le dijo a su mamá que no fuera a Carabineros, pues su hijo estaba muerto, de espaldas, en el puente Quilaco. Al llegar allí, vio que estaban los cuerpos inhertes de su papá, el cual estaba en medio del río, abrazado a una pilastra, y el de su hermano Carlos Jacinto, que estaba en la arena a la orilla del río y tenía una herida en la tetilla izquierda; señala que ambos habían muerto desangrados. Tomaron el cuerpo de su hermano y en una carreta de fierro lo llevaron a su casa como a las 10:00 horas, lo pusieron arriba de la mesa y lo velaron, pero alrededor de las 3:00 de la tarde llegó Domínguez con el Carabinero Godoy y sacaron el cuerpo, lo tiraron sobre una camioneta, y se dirigieron al Puente El Piulo, donde lo tiraron. Desde ese momento nunca más supieron de él. En cuanto al cuerpo de su padre no lo pudieron sacar, porque se puso a llover; incluso todos los días le corrían bala al cuerpo de su padre para que se soltara, hasta que, en una ocasión se soltó y se fue río abajo.

c) OF N° AJ 304/2002 del Programa de Continuación de la Ley 19.123, de fs., 1.430 y siguientes, indicando, en lo pertinente, que el día 23 de diciembre de 1973 las víctimas antes indicadas fueron detenidas por Carabineros y civiles de Santa Bárbara. Acompañan los documentos que refiere.

d) Declaración policial de Margarita del Carmen Aburto Beltrán, quien a fs. 2.166, expone que fue vecina de la familia de Catalina Zapata Salamanca y Sergio D´Apollonio Peterman y que su madre Sofia Beltrán Sanhueza le contó que en una noche, al parecer Carabineros, se habían llevado detenido a Sergio y su hijo Carlos Jacinto D´Apollonio Zapata, de 18 años de edad, a los cuales habían subido en una camioneta trasladándolos al puente que une Quilaco con Santa Bárbara; y que después, su padre Ramón Aburto, había ido a buscar el cuerpo de Carlos Jacinto en una carreta de mano, lo habían acomodado, cruzando un chaquetón de castilla que tenía puesto cuando fue detenido, lo trasladaron de día y lo fueron a entregar a su madre. Lo que observó directamente fue el cadáver de Jacinto, que lo estaban velando al interior de su casa, donde solamente estaba la Sra. Catalina y sus hijos. Recuerda que lo tenían envuelto en un chalón. Respecto de Sergio, no sabe que pasó con él; indica que pasada unas cuatro horas después, supo que el cuerpo se lo habían llevado.

e) Diligencia de reconstitución de escena e inspección ocular, cuya acta rola de fs. 2.109 a 2.114, consignando, en lo pertinente, que, constituido el Tribunal en la hijuela La Palma de la comuna de Santa Bárbara, domicilio de Cristina D´Apollonio, quien, juramentada, expuso ser testigo presencial de la detención y posterior fusilamiento de su padre Sergio D´Apollonio y su hermano Carlos, hechos ocurridos en el mes de septiembre de 1973. Manifiesta que, alrededor de las 03:10 hrs., vio por los portillos de la casa que se asomaban ametralladoras entrando Carabineros y civiles, entre ellos Jorge Domínguez y José Godoy, deteniendo a sus familiares ya indicados, diciéndoles que se los llevaban para tomarles una declaración. Precisa que, a su hermano lo sacaron de otra casa ubicada a una cuadra de distancia. Agrega que ella siguió a la camioneta en la que se los levaban, la que se estacionó en el medio del puente Quilaco, con las luces encendidas, bajaron a los detenidos y los pusieron al borde del puente, disparándoles, y que el cuerpo de su padre quedó varios días en el pilar del puente y cuando los Carabineros pasaban por el lugar le ametrallaban. Prosigue que al otro día vieron en la orilla del rio el cuerpo de su hermano y, con la ayuda de doña Margarita, sacaron el cuerpo de la ribera y lo llevaron a la casa y cuando lo velaban, sobre una mesa, alrededor de las 15:00 hrs., llegaron nuevamente Domínguez y Godoy y se lo llevaron, tirándolo sobre una camioneta.

f) Informe Pericial Fotográfico de fs. 2.121, donde la testigo Juana D´Apollonio señala el lugar donde ocurrieron los hechos.

g) Informe Policial N° 8961 de la Brigada de Homicidios rolante a fs. 2.165, conteniendo la declaración de Margarita del Carmen Aburto Beltrán, la que reitera ante el Tribunal a fs. 5.828 que más adelante se indica.

h) Declaración de Gilberto Florentino Zapata Castillo a fs. 5.819, manifestando que, por dichos de la señora de Sergio D´Apollonio Peterman, a quien conocía de antes, le contó al poco tiempo después del Golpe Militar, dos funcionarios de Carabineros, uno de ellos de apellido Godoy, los habían fusilado a su marido y a su hijo en el puente y habían tirado sus cuerpos al río, agregando que él no fue testigo presencial de los hechos.

i) Informe Planimétrico de fjs. 2.334.

j) Denuncia de fs. 2.576 interpuesta por el Consejo Superior de la Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación.

k) Declaración de Catalina Zapata Salamanca a fs. 2.731 (policial) y 2.755 (judicial), quien expone que es la esposa de Sergio D´Apollonio Peterman y madre de Carlos Jacinto D´Apollonio Zapata, los cuales se encuentran desparecidos desde el 23 de septiembre de 1973. Indica que en esa fecha vivían en la Quinta La Palma, en Santa Bárbara y ese día, como a las 03:10 horas, llegaron civiles y Carabineros, los que detuvieron a su esposo e hijo, llevándolos al sector del puente del Rio Bio Bio, donde fueron fusilados, hecho que presenció ya que al momento de la detención, salió detrás de ellos. Al ser fusilados, cayeron al rio, y su hijo quedó herido de muerte, alcanzó a tomar la orilla y al salir, lo tomó, y lo llevó a la casa, pero falleció producto de sus heridas. Indica que a éste lo dejaron velando en la casa, y cuando regresó después de haber estado en la Fiscalía Militar de Los Ángeles, sus hijos le comentaron que había venido una patrulla de Carabineros y se habían llevado el cuerpo de su hijo, para posteriormente lanzarlo desde el Puente El Piulo al río Bío Bío.

J) Declaración de Margarita del Carmen Aburto Beltrán, de fojas 5.828, quien señala que, respecto de la muerte de Carlos Jacinto D´Apollonio Zapata, sabe que su cuerpo fue encontrado en la orilla de Quilaco del río Bio Bio, lugar desde donde lo fueron a rescatar llevándolo a su casa para velarlo, ceremonia que no se pudo hacer pues llegaron hasta ese lugar unas personas que procedieron a retirar el cuerpo y llevárselo en una camioneta con rumbo hacia la cordillera.

l) Certificado de nacimiento de fojas 5.831, indicándose que Sergio Antonio D´Apollonio Zapata nació el 3 de septiembre de 1956, hijo de Sergio Hugo D´Apollonio Petermann y Catalina Zapata Salamanca.

ñ) Testimonio de José Mario Aburto Beltrán, quien a fs. 5.859, señala que fue testigo presencial de la detención de Carlos Jacinto D´Apollonio Zapata, la que ocurrió el 23 de septiembre de 1973, en horas de la noche, cuando una camioneta llegó hasta su domicilio, a la cual fue introducido por 4 ó 5 personas, todos uniformados, quienes se retiraron en dirección al Puente Quilaco, lugar donde se detuvo y de la cual bajaron dos personas que fueron sentadas en su baranda a quienes, posteriormente, les dispararon, cayendo los cuerpos al río. Al día siguiente, el menor de los hijos de Sergio D´Apollonio concurrió hasta su domicilio para pedirle un carretón de mano en el cual pudieran trasladar el cuerpo de su hermano Carlos Jacinto el cual yacía en la orilla del río, en la ribera de Quilaco.

2°.- Que los elementos de convicción precedentemente reseñados, son constitutivos de presunciones judiciales que reúnen las exigencias del artículo 488 del Código de Procedimiento Penal, los que permiten tener por acreditado los siguientes hechos:

Que alrededor de las 3:10 horas del 23 de septiembre de 1973, en circunstancias que Sergio D´Apollonio Petermann se encontraban en su casa ubicada en la hijuela “La Palma”, comuna de Santa Bárbara, llegó un grupo movilizado, compuesto aproximadamente de 4 a 5 Carabineros y civiles, procediendo a detenerlo sin orden judicial o administrativa competente, llevándoselo a un lugar desconocido, momento desde el cual se ignora toda noticia de su paradero o de su existencia, hasta la fecha.

Que si bien, por resolución de 9 de mayo de 2006, escrita a fs. 5.893, se sometió a proceso a Jorge Denis Domínguez Larenas y José Jaime Godoy Godoy como autores del delito de secuestro calificado de Carlos Jacinto D´Apollonio Zapata, es del caso que, apelada dicha interlocutoria, la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Concepción por resolución de 30 de mayo de 2007, escrita a fs. 5.970, la revocó, declarando que los aludidos imputados no eran procesados en esta causa por el referido ilícito. Por consiguiente, la acusación de 10 de noviembre de 2008, escrita a fs. 6.412, en que se incluyeron los antes señalados delitos en contra de éstos inculpados, carece de sustento legal, razón por la cual deben ser absueltos.

3°.- Que los hechos reseñados en la letra a) del considerando que antecede, configura el delito de secuestro calificado de Sergio D´Apollonio Petermann tipificado y sancionado en los incisos 1º y 3º del artículo 141 del Código Penal (en su redacción de la época), aplicable en la especie por expreso mandato de los artículos 19 Nº 3 inciso 7º de la Constitución Política de la República y 18 del Código Penal, con la pena de presidio mayor en cualquiera de sus grados, puesto que la víctima fue ilegítimamente privada de libertad, prolongándose el estado antijurídico creado por la acción de encerrar o detener por más de noventa días, y no obstante las diligencias decretadas por el Tribunal, no ha sido posible fijar un instante en el cual dicho estado se detiene.

B.- EN CUANTO AL DELITO DE SECUESTRO CALIFICADO DE ELBA BURGOS SAÉZ:

4°.- Que, en orden a establecer este hecho punible, materia de acusación y defensa, se han reunidos los siguientes antecedentes de hecho:

a) OF N° AJ 304/2002 del Programa de Continuación de la Ley 19.123, de fs. 1.430 y siguientes, indicando, en lo pertinente, que de acuerdo a los antecedentes que obran en su poder, esta persona fue detenida durante la tercera semana del mes de septiembre de 1973 por efectivos de Carabineros de Santa Bárbara y desaparecida desde esa fecha. Acompañan los documentos que refiere.

b) Informes policiales N° 203 y 237 de la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones de Chile, a fojas 2.192 y siguientes y 2.456 y siguientes, los cuales señalan, en lo pertinente, que de acuerdo a las informaciones que existen en el Archivo del Arzobispado de Santiago, Elba Burgos Sáez era una reconocida dirigente social y secretaria del Partido Socialista en Santa Bárbara, siendo detenida en septiembre de 1973, en la vía pública, por carabineros y trasladada al recinto policial de esa localidad, permaneciendo desaparecida desde entonces.

c) Informe Planimétrico de fojas 2.334 y siguientes, señalando el lugar en que habría ocurrido la detención de Elba Burgos Sáez y dónde se habría encontrado la testigo Elizabeth Alarcón Ramos.

d) Declaración de Elizabeth del Carmen Alarcón Ramos, quien a fojas 1.661, quien manifiesta que fue testigo presencial de la detención de Elba Burgos Sáez, ocurrida el 17 de septiembre de 1973 en la vía pública, en calle Camilo Henríquez entre calles Rozas y Manuel Rodríguez de la comuna de santa Bárbara, cerca de las 14:30 horas, oportunidad en la que ella fue interceptada por dos Carabineros, uno de apellido Rebolledo y otro de nombre José Godoy Godoy a quienes conocía pues eran apoderados de alumnos de un mismo colegio. Estos carabineros encañonaron y esposarona Elba Burgos Sáez, introduciéndola en una camioneta conducida por un civil de nombre Emilio Hojas Quintana.

f) Testimonio de Nora de las Mercedes Riquelme Montanares, quien a fojas 1.695 señala que Elba Burgos Sáez pagó pensión en su casa por tres o cuatro meses, retirándose en junio de 1973, y, por comentarios supo que ella fue detenida en calle Camilo Henríquez entre Rosas y Manuel Rodríguez de la ciudad de Santa Bárbara. Respecto de su vida, tenía conocimiento que trabajaba en INDAP y no le conoció familiares.

g) OF EXT N° 14 del Cementerio Municipal de Santa Bárbara, a fojas 1.696, mediante el cual se indica que no se registra inhumación del cuerpo de doña Elba Burgos Sáez en el referido cementerio.

h) ORD N° 864 del Alcalde de la Municipalidad de Mulchén, a fojas 1.697, mediante el cual se indica que no se registra inhumación del cuerpo de doña Elba Burgos Sáez en el referido cementerio.

i) Dichos de Nora de las Mercedes Vergara Panes, quien, a fojas 1.852, señala que días después del Golpe Militar de 1973, se encontraba tomando desayuno con Elba Burgos, la cual, pasado el medio día, salió a comprar a un negocio ubicado en calle Rozas, lugar donde fue detenida y de lo cual fue informada por una vecina de nombre Elizabeth Alarcón agregando que lo habían hecho los carabineros.

j) Certificado de nacimiento de fojas 1.862, el cual indica que Elba Burgos Sáez nació en Chol Chol el 4 de noviembre de 1943 y que su padre fue Pedro Burgos Inostroza y su madre Herminda Sáez Gonzales.

k) Declaración de Elisa Burgos Saéz, quien a fojas 1.863, señala ser hermana de Elba Burgos Sáez, que era originaria de Temuco. Agrega que en el año 1973, residía en Santa Bárbara lugar donde trabajaba en la JAP, era militante del Partido Socialista y desde septiembre de 1973 que no tiene noticias de ella, habiendo sido secuestrada sin que hasta el momento se tengan noticias de su paradero.

i) Diligencia de reconstitución de escena, cuya acta se encuentra agregada de fojas 2.109 y siguientes, consignando, en lo pertinente, que Elizabeth Alarcón Ramos manifestó que fue testigo de la detención de Elba Burgos Sáez, ocurrida unos quince días después del Golpe de Estado o Pronunciamiento Militar por cuanto su casa se encontraba ubicada en las proximidades del lugar. Expone que, cuando se disponía a ir a comprar, alrededor de las 11:00 hrs., vio una camioneta verde con Carabineros de la cual descendieron dos personas, reconociéndolos como Godoy y Torres, quienes esposaron a Elba Burgos, la echaron arriba del vehículo y se la llevaron. Agrega que, por comentarios de un hombre de apellido Saavedra, se informó que el cuerpo de Elba Burgos fue visto en una laguna que forma el rio que pasa por atrás de la Tenencia de Carabineros, al parecer, flotando en el mismo.

j) Informe Pericial fotográfico de fojas 2.121 y siguientes, registrando el lugar en que, según la testigo Elizabeth Alarcón, fue detenida Elba Burgos Sáez (fs. 2.132 y 2.133).

5°.- Que, los elementos de convicción precedentemente reseñados, constituyen un conjunto de presunciones judiciales que reúnen las exigencias del artículo 488 del Código de Procedimiento Penal, permiten tener por acreditado que alrededor de las 14:30 horas del 17 de septiembre de 1973, Elba Burgos Sáez fue detenida en calle Camilo Henríquez, entre las calles Rosas y Manuel Rodríguez, en Santa Bárbara, por funcionarios de Carabineros, sin existir orden legal de aprehensión en su contra, y que se movilizaban en una camioneta, a la cual subieron, ignorándose desde esa fecha toda noticia de su paradero o de su existencia, hasta la fecha.

.- Que estos hechos configuran el delito de secuestro calificado de Elba Burgos Sáez, previsto y sancionado en los incisos 1º y 3º del artículo 141 del Código Penal (en su redacción de la época), aplicable en la especie por expreso mandato de los artículos 19 Nº 3 inciso 7º de la Constitución Política de la República y 18 del Código Penal, con la pena de presidio mayor en cualquiera de sus grados, puesto que la víctima fue ilegítimamente privada de libertad, prologándose el estado antijurídico creado por la acción de encerrar o detener por más de noventa días, y no obstante las diligencias decretadas por el Tribunal, no ha sido posible fijar un instante en el cual dicho estado se detiene.

C.- EN CUANTO AL DELITO DE SECUESTRO CALIFICADO DE ALIRO OPORTO DURAN:

7°.- Que en orden a establecer el hecho punible, materia de acusación y defensa, se han reunidos los siguientes antecedentes de hecho:

a) Testimonio de Hilda del Carmen Oporto Durán, que a fojas 726, 1.650 y 2.072, quien manifiesta que el 7 de noviembre de 1973, alrededor de las 16:00 hrs., llegaron hasta su domicilio, ubicado en Ralco, un grupo de Carabineros quienes le preguntaron por el paradero de su hermano Aliro Oporto Durán, quien logró eludir la detención arrancando desde su vivienda hacia el río, siendo seguido por los Carabineros, entre los cuales pudo reconocer al Sargento Ruíz, a los cabos Enrique Osses y otro de apellido Pinilla. A los meses de este incidente, le informan que se había encontrado el cuerpo de su hermano flotando en el río, el cual evidenciaba orificios en la espalda, en la parte frontal y en el tórax, donde tenía unas perforaciones más grandes. Hasta el lugar, concurrieron sus hermanos José y Margarita, a fin de darle sepultura. Sin embargo, la defunción no fue inscrita, además que Carabineros de Ralco los vigilaba; indica que no obstante Aliro Oporto fue enterrado, al ir a ver la sepultura, el cuerpo no fue habido.

b) Informe Pericial Planimétrico de fojas 2.405, en el cual se registra la versión de Gilda Oporto Durán, señalando el lugar en que se encontraba la casa de la Familia Oporto y por donde habría arrancado Aliro Oporto Durán, siendo perseguido por Carabineros.

c) Declaración de José Feliciano Oporto Durán, quien a fojas 1.458, señala que el 7 de diciembre de 1973, llegaron hasta su casa ubicada en el sector de Ralco, un grupo de Carabineros entre los que estaban Osses, Pinilla y Ruiz Pardo, quienes preguntaron por su hermano Aliro. Éste, al percatarse que lo iban a detener, huyó de la casa en dirección al río, siendo seguido por el Carabinero Ruiz Pardo hasta que logró dispararle dándole muerte. En esos momentos también se encontraba en su casa su hermana Hilda del Carmen y su madre Rosa Durán Badilla. A los cuatro meses de ocurrido el hecho, llegó hasta su domicilio la Sra. Margarita Soto, quien les informó que el cuerpo de su hermano Aliro había aparecido en el lecho del río Bio Bio, lugar hasta donde concurrió reconociendo el cadáver por sus ropas, por lo cual procedió a darle sepultura en ese mismo sector. Sin embargo, el año 1993 cuando fueron a buscarlo, se dieron cuenta que el cuerpo ya no estaba, pese a que cavaron por todo el sector.

e) Dichos de Mirta Carmen Figueroa González, quien a fojas 1.467, manifiesta que, los primeros días de diciembre de 1973, se encontraba en la casa de la víctima junto a su hermana Hilda Oporto Durán, oportunidad en la que llegó un grupo de Carabineros del Retén de Ralco en busca de Aliro Oporto, quien, al informarle que le buscaban, huyó por la puerta trasera de la vivienda hacia el rio Bio Bio, siendo perseguido por los Carabineros que lo buscaban. Desde ese día, nunca más volvió a ver a Aliro Oporto Durán.

f) Atestado de Segundo Lizardo Urrea Riquelme, quien a fojas 1.468, señala que supo de la muerte de Aliro Oporto Durán por comentarios de la gente que habitaba en Ralco, quienes manifestaban que se había encontrado su cadáver en la ribera del rio Bio Bio y que era la única persona a quien mataron en esa época en ese sector.

g) Informe policial N° 324 de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Chile, a fojas 1.480 y siguientes, consignando las declaraciones extrajudiciales de Hilda Oporto Durán, José Oporto Durán, Víctor Urrea Espinoza y Segundo Urrea Riquelme.

h) Of. 411 de la Municipalidad de Mulchén, a fojas 1. 584, mediante el cual se indica que no se registra inhumación del cuerpo de Aliro Oporto Durán en el referido cementerio.

i) Certificado de nacimiento de fojas 1.649, el cual indica que Aliro Segundo Oporto Durán nació el 8 de julio de 1955 y que su padre fue Aurelio Aliro Oporto y su madre Rosa Aurora Durán Badilla.

j) Diligencia de reconstitución de escena, cuya acta rola de fojas 2.155 y siguientes, consignándose, en lo pertinente, que la testigo Hilda Oporto Durán manifestó que el 7 de noviembre de 1973, alrededor de las 16:00 hrs. mientras escuchaba radio junto a sus hermanos Aliro y José, llegó una patrulla de Carabineros en busca de su hermano Aliro, el cual huyó por detrás de la casa hacia el rio, disparándole el Sargento Ruiz, pero al parecer no lo alcanzó, pues logró perderse en los bosques. En la misma diligencia, José Oporto Durán ratifica sus declaraciones prestadas en la causa. Agrega que al llegar los carabineros él huyó hacia los cerros que quedan frente a su casa observando desde ahí que el Sargento Ruiz le disparó a su hermano.

k) Informe Pericial Fotográfico, a fojas 2.173 y siguientes, registrando el lugar en que le habrían disparado a Aliro Oporto Durán, según los dichos de sus hermanos Hilda y José (fs. 2.183 y 2.184).

8°.- Que, los elementos de convicción precedentemente reseñados, constituyen un conjunto de presunciones judiciales que reúnen las exigencias del artículo 488 del Código de Procedimiento Penal, permiten tener por acreditado que alrededor de las 16:00 horas del 7 de noviembre de 1973, en circunstancias que Aliro Segundo Oporto Durán, de 17 años de edad, se encontraba en una casa ubicada en el sector de Ralco, del Pueblo de Alto Bío Bío, llegó personal de Carabineros a detenerlo sin orden legal competente, arrancando hacia la ribera del río Bio Bio, siendo perseguido por los policías, uno de los cuales le disparó, logrando aprehenderlo, momento desde el cual se ignora toda noticia de su paradero o existencia.

9°.- Que estos hechos configuran el delito de secuestro calificado de Aliro Oporto Durán, previsto y sancionado en los incisos 1º y 3º del artículo 141 del Código Penal (en su redacción de la época), aplicable en la especie por expreso mandato de los artículos 19 Nº 3 inciso 7º de la Constitución Política de la República y 18 del Código Penal, con la pena de presidio mayor en cualquiera de sus grados, puesto que la víctima fue ilegítimamente privada de libertad, prologándose el estado antijurídico creado por la acción de encerrar o detener por más de noventa días, y no obstante las diligencias decretadas por el Tribunal, no ha sido posible fijar un instante en el cual dicho estado se detiene.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje