Página principal

Vieux farka toure


Descargar 12.72 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño12.72 Kb.



VIEUX FARKA TOURE



Después de su actuación durante la Copa del Mundo 2010 ante un billón de personas en Johannesburgo, Sudáfrica, Vieux Farka Touré se ha convertido en el guitarrista africano más popular de la historia. Vieux da un giro espectacular a su carrera con su nuevo disco, The Secret, producido por Eric Krasno, de Soulive, con colaboraciones de David Matthews, John Scofield, Derek Trucks, y finalmente con su legendario padre, Ali Farka Touré.

Viajando por Linden Boulevard, en dirección hacia el aeropuerto JFK, Vieux Farka Touré tuvo una revelación. Acababa de abandonar los estudios The Bunker en Brooklyn y estaba conversando sobre la grabación con su manager, Eric Herman. Una de sus nuevas canciones, interpretada en parte por su padre – el gran guitarrista Ali Farka Touré – sonaba en el estéreo del coche y Vieux dijo: “Esto es lo que llamamos ‘el secreto del blues”. Los dos amigos se echaron a reír, aunque rápidamente cayó en la cuenta que el comentario, hecho a la ligera, definía a la perfección su tercer disco. Y así fue como nació The Secret (Six Degrees Records).


“Para hacer este disco tuve que escarbar entre los secretos de mi propia historia y la cultura de mi país para conseguir que la música destacase”, aseguró Vieux, ya de vuelta en su Malí natal. De hecho, la canción que le da título, grabada durante una de las últimas sesiones de Ali antes de ingresar en un hospital francés donde moriría de cáncer de huesos poco después, la reconocerán rápidamente los fans de aquellas obras mayores del genio de Malí, tales como “Niafunke” o “Talking Timbuktu”. En “The Secret” el joven Farka Touré intenta combinar diferentes generaciones, haciendo difícil establecer donde comienza realmente Vieux y dónde termina Ali. Con una bonita sección de flauta, a cargo de Cheick Diallo, con Ganda Tounkara al n’goni y Vieux a la guitarra, no hay duda que va a ser todo un éxito.
Grabado en su mayoría en los estudios Bogolan en Malí, antes de trasladarse a Brooklyn, “The Secret” ha sido producido por Eric Krasno, guitarrista versátil y fundador de la banda de jazz futurista Soulive. Originalmente concebido como una especie de proyecto familiar, dice Krasno, “inicialmente queríamos contar con muchos invitados pero al final fuimos recortando hasta quedarnos sólo con unos pocos, y eso fue lo que le dio más fuerza al disco”. De todas formas, cuando los invitados son gente como Dave Matthews, Derek Trucks, John Scofield y Ivan Neville, el ADN del sonido, sin duda, va a resultar heavy y las sesiones de grabación serán intensas. Dados sus recientes logros – incluida una exitosa colaboración con la banda de rock sudafricana BLK JKS y su actuación ante un billón de personas durante la celebración de la Copa del Mundo 2010 – ha llegado la hora de que Vieux llegue al gran público.
“Me siento muy afortunado de contar con Dave Matthew en el disco”, dice Vieux, mientras con una carcajada comenta: “¡su voz es diabólica!”. Irónicamente, Matthew se puso un poco nervioso después de que Krasno le enviase la maqueta de “All the same”. La Sudáfrica de Matthews está muy lejos de Malí pero, aún así, podría decirse que su aportación es uno de los mejores momentos del disco. Su voz desenfadada encaja perfectamente con las melodías de guitarra de Vieux y el ritmo despreocupado del baterista Tim Keiper. Sus voces se entrelazan magníficamente, un sentimiento que ambos hombres compartieron al final. “Cuando escuché su parte por primera vez, supe al momento que ese tipo era africano”, añade Vieux. “Entiende la música a la perfección y sabe en todo momento qué tiene que hacer. Dave Matthews conoce el secreto”.
Al margen de unos poderosos textos, este es el disco de un guitarrista. Derek Trucks, quien comenzó tocando con Allman Brothers Band, es reverenciado hoy en día como uno de los mejores guitarristas de slide. Su contribución en “Aigna” hace que el pegadizo tema se salga de los altavoces. “No sabía como iba a responder a los sonidos de Malí que yo le iba a proponer, pero enseguida se acopló de forma increíble”, dice Vieux. “Es humillante. Es un verdadero maestro de la guitarra. Le pongo su canción a la gente de Malí y no se lo pueden creer (risas)”. Krasno, quien llevó a Trucks al estudio, añade “sabía que esa canción era para Derek desde el primer momento que la escuché”.
Toda una generación anterior a Trucks tocaba la guitarra, John Scofield colaboraba con artistas de la talla de Miles Davis, Herbie Hancock y Charles Mingus. Vieux conocía poco de su trabajo antes de este disco, pero se quedó inmediatamente cautivado por su maestría y los sonidos cadenciosos de “Gido”. Scofield añade un sabor occidental al tema, coloreando el ritmo con una despreocupada introspección. “Su concentración era muy profunda pero estuvo de muy buen humor todo el tiempo”, afirma Vieux.
El tema más diferente a todo lo que ha hecho anteriormente es quizás “Lakkal (Watch out)”, la única canción que se grabó completamente en Brooklyn. Su tono jazzístico recuerda aquellos ritmos que Krasno creó en Soulive y Lettuce, contando con él a la guitarra, Ivan Neville al órgano y Eric Herman al bajo. Krasno atribuye a Vieux la idea del tema, sin embargo, afirma que su estilo espontáneo no se limita a entusiastas observaciones como aquellas de los títulos del disco, sino que define su dinámica en el estudio. “A él le gusta empezar a tocar y grabar directamente; le gusta coger el ritmo y tirar para adelante”, dice Krasno. Grabada en una toma, con apenas añadidos posteriores, “Lakkal” captura perfectamente el sonido de directo de Vieux, lo cual la convierte en un tema perfecto para los fans de este increíble joven guitarrista.
Habiendo conocido a Vieux a través de su oficina de contratación, Krasno se quedó alucinado cuando le vio actuar en el Outside Lands Festival de San Francisco. Siendo un fan de toda la vida de su padre, aceptó inmediatamente producir “The Secret”. El sentimiento fue mutuo según Vieux, “Eric Herman me dijo que Krasno quería producir mi nuevo disco y yo le dije al momento que sería una fantástica idea. Se trabaja muy bien con él en el estudio y entiende perfectamente el equilibrio entre la música tradicional y la moderna. Esto es muy importante a la hora de conseguir el sonido perfecto del disco, ese puente entre el pasado y el futuro.”
Y eso es lo que Vieux Farka Touré representa hoy en día para sus colegas de Malí, sin mencionar a todos los del resto del mundo: un puente generacional que conecta el blues y la cultura de África y América. Aunque sus colegas de Malí se quedaron al principio muy confundidos cuando vieron que Vieux se salía del género que su padre había definido, pronto se dieron cuenta de su papel como embajador global, portando y compartiendo su cultura africana con el planeta, asimilando los sonidos del planeta – una oportunidad que su padre nunca tuvo – y trayéndolos de vuelta a África. Artista incansable, la agenda de Vieux para 2011 está a rebosar de actuaciones a través de América y Europa.
Es imposible hacer con Vieux ningún tipo de asociación. Cuando escuchas sonar esa guitarra sobre esas progresiones de blues, cuando escuchas el sonido eléctrico de sus solos rockeros, no puedes pararte a pensar de qué país es este hombre. Simplemente la música te absorbe, lo que para Vieux es algo que va más allá del entendimiento con palabras. Hablando de su lucha evolucionista con la tradición de su país, se vuelve reflexivo: “Mi música ha madurado, está más evolucionada. Escarba profundamente en el pasado y empuja con fuerza hacia el futuro. Es algo difícil de explicar, pero afortunadamente la música habla por sí sola. ¿Quieres conocer el secreto? Pues tienes que escuchar el disco”


www.montuno.com


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje