Página principal

Variedades socioculturales. Niveles de la lengua (2)


Descargar 20.27 Kb.
Fecha de conversión24.09.2016
Tamaño20.27 Kb.

Variedades socioculturales. Niveles de la lengua (2)


1.- Expresad en frases pertenecientes a los tres niveles de la lengua el contenido de los siguientes mensajes:
1.- Se ha muerto.

2.- Está borracho.

3.- Estoy cansada.

4.- ¡Qué tío más pelma!


2.- Señala a qué nivel del lenguaje -culto, coloquial o vulgar- pertenecen las siguientes palabras y expresiones:
- borrachera, intoxicación etílica, curda, melopea.

- bocadillo, bocata, emparedado.

- depresión, depre.

- cuerpo de seguridad, policía, pasma.

- cabeza, calabaza, olla.

Lengua culta


2.- Extrae algunas características de la lengua culta.

Ya en el año 1963, en un Congreso sobre la unidad del idoma se acordó lo siguiente: La Comisión considera que toda acción rectora del futuro de la lengua española, tendente a la deseable unificación de la lengua cultivada, debe hacerse con un absoluto respeto a las variedades nacionales tal como las usan los hablantes cultos, y tenido en cuenta que la unidad idiomática no es incompatible con la pluralidad de normas básicas, fonéticas o de otro tipo que caracterizan el habla ejemplar y prestigiosa de cada ámbitro hispánico.


Lengua coloquial


3.- Analiza los rasgos del lenguaje coloquial en el siguiente texto.
— Lourdes, niña, tú siempre oyéndonos, ahí, a la chita callando... Dios sabe qué ideas te cruzarán por la azotea en estos momentos...

— ¿A mí...? ¡Nada...!

— Bien, bien, tú llegarás. En boca cerrada no entran moscas, que dicen los eruditos.

— A Lourditas lo que le pasa es que aún es muy joven, y, a veces, es lo que tiene, con nosotros se aburre...

— ¡Ay, no diga eso, don Nicolás...!

— Toma, a ver si no, una chica de tu edad siempre tiene algo que contar. Tienes que ir acostumbrándote a intervenir, a decir cosas de doble sentido, agudezas, pequeñas bromas, chorraditas... Es el secreto del éxito en sociedad. Y también habrá que murmurar algo, suele caer muy bien...

— Sí, señor, ya lo haré. En cuanto me toque hablar.

— ¿En cuanto te toque? Chica, pareces boba. Habla algo, di algo, cuéntanos una película, o los desmanes de tu novio, qué se yo, algo. ¡Parece que te ha dado un aire!...

— Es que yo...

— Ya, ya se ve. No sigas. ¡Jesús, qué criatura! Anda, que si fueras hija mía...

— ¡Doña Concha, por favor, no se ofenda...! Yo... Es que yo... A mí...
Alonso Zamora Vicente, Mesa, sobremesa

Lengua vulgar


1.- Clasificad los vulgarismos del habla de este personaje, con especial atención a los de carácter fonético y semántico:
Dimpués me casé y juimos viviendo tal cual. Pero cuando vino la judía Repóblica, se me había muerto mi Dimetria, y yo no tenía qué comer; me jui a ver al señor de Pi, y le dije, digo: «Señor de Pi, aquí vengo sobre una colocación...» ¡Pa chasco! A cuenta que el hombre me debía de tener tirria, porque se remontó y dijo que él no tenía colocaciones. ¡Y un judío portero me puso en la calle! ¡Re-contrahostia! ¡Si viviera Calvo Asensio! ¡Aquél sí era un endivido que sabía las comenencias, y el tratamiento de las presonas verídicas. ¡Vaya un amigo que me perdí! Toda la lnclusa era nuestra, y en tiempo leitoral, ni Dios nos tosía, ni Dios, ¡hostia!... ¡Aquél, sí; aquél, sí!... A cuenta que me cogía del brazo y nos entrábamos en un café, o en la taberna a tomar una angelita..., porque era muy llano y más liberal que la Virgen Santísima. Pero, ¿éstos de ahora?... Es la que se dice: ni liberales, ni repoblicanos, ni na.
Benito PÉREZ GALDÓS. Fortunata y Jacinta

Jergas


1.- Los textos siguientes pertenecen a crónicas de dos espectáculos muy diferentes. Lee con atención:

TEXTO 1


Hoy 6. Par cinco, 450 metros. Según las estadísticas, el hoyo más fácil del campo. Gran oportunidad de birdie. Pero no. Tras tirar el drive a un rough impenetrable tiene que dropar. Los padres de Sergio y su hermano, que le acompañan en el recorrido, se ven preocupados. ¿Será éste el fin del sueño? Hace un par cinco que sabe a birdie.

El País


TEXTO 2

Una larga cambiada de rodillas en el tercio fue el saludo capoteril de Joselito al primero de la tarde. Cinco lances bajando las manos y una media barriendo el albero lo completaron. Después sonaron los olés cuando citó por chicuelinas en entrega de dos a dos y que remató con una revolera con la que se hizo aplaudir. Se sentó en el estribo de la barrera para abrir faena. Allí aguantó la mirada del burel al que hizo pasar cuatro veces bajo su muleta. La blandura de remos del animal contribuyó a posteriori a que el trasteo, siendo bueno, no llegara a lo excelso.


a. Señala a qué tipo de espectáculos corresponde cada uno de los textos.

b. Indica expresiones de jerga, es decir, usos propios de cada uno de esos espectáculos.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje