Página principal

Universidad Autónoma del Estado de México Directorio


Descargar 359.35 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño359.35 Kb.
  1   2   3   4   5   6


Universidad Autónoma del Estado de México
Directorio

Dr. en Q. Rafael López Castañares



Rector

Lic. en T. Maricruz Moreno Zagal



Secretaria de Docencia

M. en A.P. José Martínez Vilchis



Secretario en Administración

M. en C. Eduardo Gasca Pliego



Secretario de Rectoría

Dr. Carlos Arriaga Jordán



Coordinador General de Investigación y Estudios Avanzados

M. en E.S. Gustavo Segura Lazcano



Coordinador General de Difusión Cultural

M. en A. Elsa Mireya Rosales Estrada



Director General de Extensión y Vinculación Universitaria

Lic. Aurora López de Rivera



Directora General de Planeación y Desarrollo Institucional

Lic. Gerardo Sánchez Sánchez



Abogado General

Profr. José Luis Flores Sánchez



Vocero

Escuela de Artes
Directorio

Arq. Eduardo Bernal Gómez

Director
Profr. José Luis Vera Jiménez

Subdirector Académico


C.P. Gabriela González Ayala

Subdirectora Administrativa


M. en A.V. Álvaro Villalobos Herrera

Difusión Cultural


L. en D.G. Fernando García Cardiel

Extensión y Vinculación


C.P. Leticia González Morales

Control Escolar


Profr. Rafael Charco Portillo

Talleres y Laboratorios


Profr. Janitzio Alatriste Tobilla

L. en L.E. Coral Herrera Herrera

Coordinadores del Comité de Currículm

Índice

Presentación

6Introducción

7El contexto de la Escuela de Artes8Contexto internacional8Contexto nacional9Contexto estatal10La Escuela de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de México11Antecedentes históricos11Misión12Visión12Objetivos generales13Estrategias14Valores y principios

15Desarrollo de las funciones de la Escuela de Artes

17La docencia17Caracterización17Tema: Plan de estudios18Subtema: Curriculo18Subtema: Viaje de prácticas20Subtema: Tutoría académica21Subtema: Evaluación y acreditación de programas educativos22Subtema: Talleres y laboratorios23Subtema: Biblioteca25Subtema: Oferta educativa y matricula26Tema: Profesionalización del personal académico27Tema: Desarrollo estudiantil

30 Subtema; Sociedad estudiantil30La investigación y los estudios avanzados32Caracterización32Tema: Investigación y estudios avanzados

33La difusión cultural36Caracterización36Tema: La difusión


37La extensión y la vinculación41Caracterización41Tema: La extensión43 Subtema: Servicios estudiantiles43Subtema: Apoyo al bienestar de la comunidad44Tema: Los deportes46Subtema. Promoción deportiva46Tema: La vinculación

47 Subtema. Desarrollo de la vinculación47 Subtema: Vinculación con el sector productivo49 Subtema; Intercambio académico50 Subtema: La internacionalización51 Subtema: Vinculación con egresados52La planeación y evaluación54Caracterización54Tema: Planeación y evaluación

55 Subtema: Planeación55 Subtema: Seguimiento y evaluación del sistema de planeación56La legislación58Caracterización58Tema: Reglamento interno58Tema: Órganos colegiados

59La administración61Caracterización61Tema: Recursos humanos61Tema: Recursos materiales

64 Subtema: Equipo de cómputo y telecomunicación64 Subtema: Servicios generales65 Subtema: Obra universitaria66Operación68Instrumentación68Seguimiento y evaluación68Difusión y realimentación

69Apertura programática 2001-2005

70Bibliografía

75


Presentación

La formación artística es, sin duda, un modelo educativo que ha atravesado por muy diversas modalidades pedagógicas, desde el trabajo en el taller bajo la supervisión rigurosa de un artista en la Academia, hasta los sistemas de formación autodidactas, que por diferentes vías han consolidado múltiples procedimientos de legalización de esas producciones en amplias esferas de la cultura.


La profesionalización de las carreras artísticas es un fenómeno muy reciente en nuestro país; en consecuencia, propone reconfigurar los arquetipos tradicionales del arte y su praxis creativa. Así, las instituciones encargadas de preparar y formar artistas se encuentran frente al reto de ofrecer alternativas didácticas paralelas a las dinámicas contemporáneas.
El presente Plan de Desarrollo pretende considerar estas transformaciones para la instrumentación de los proyectos de trabajo que serán desarrollados en un periodo de cuatro años y, asimismo, sentar las bases de otros programas futuros. La única posibilidad de concretar tales objetivos es a través del trabajo conjunto e incluyente.

“Patria, ciencia y trabajo”



Arq. Eduardo Bernal Gómez

Director

Introducción

La Universidad Autónoma del Estado de México marca el rumbo de la comunidad, no sólo la universitaria, sino la formada por cada uno de los ciudadanos del estado, ya que su presencia se hace notar en los alumnos, y por lo tanto en sus familias, en los medios de comunicación, en los actos deportivos y otros. Esta participación está signada por una ética y espíritu de responsabilidad.


Los valores y principios de nuestra casa de estudios son la autonomía, la búsqueda de la verdad, la democracia y el servicio a la sociedad; la libertad académica, la tolerancia, el humanismo, el respeto y la pluralidad; la calidad e innovación; todo sobre una necesidad de transparencia que la fortalezca y consolide el prestigio que siempre la ha abanderado.
En consecuencia, la Escuela de Artes comparte de manera primordial estos compromisos, ya que considera esencial promover el pensamiento crítico y plural de nuestra universidad.
Este Plan de Desarrollo es un instrumento prospectivo que tiene como finalidad permanecer integrado a la comunidad universitaria y lograr operaciones académicas que consoliden a la escuela y al trabajo artístico como una área esencial de la vida y la comunidad humana.

El contexto de la Escuela de Artes

Contexto internacional


La Escuela de Artes se ubica en un sistema artístico internacional de gran complejidad. La diversificación de las formas de expresión plástica cuestionan hoy más que nunca los contenidos académicos de las escuelas de arte en todo el mundo, exigen una movilidad mayor de programas y estrategias de las instituciones académicas. La velocidad de los cambios tecnológicos afecta los procesos artísticos considerados como tradicionales; las concepciones y filosofías artísticas sobre todo se transforman con mayor rapidez; el acceso a informaciones múltiples a través de los medios de comunicación masiva pone en crisis los saberes estabilizados de los profesores de arte en todos los países y los sistemas de legitimación del arte. En consecuencia, los campos de acción del profesional de las artes plásticas se han multiplicado, por lo que, hoy, una institución de aproximación artística debe cubrir espectros más amplios de formación profesional.
La respuesta a este problema mundial en las escuelas de arte surge de la misma diversidad del propio fenómeno. Podrían mencionarse algunas características generales de esta respuesta; ante la multiplicación de las técnicas y medios de expresión, la clasificación tradicional ha sido desplazada y han aumentado las opciones con manifestaciones como el arte-objeto e incluso un arte no objetual. Esta ampliación del espectro instrumental de la plástica no sólo implica que ahora aparezcan más técnicas por abordar, debido a que estos nuevos medios tienen como característica un carácter híbrido que colinda con diversas manifestaciones artísticas, sino muchas veces con otro tipo de disciplinas aparentemente ajenas y no necesariamente artísticas. Así, no sólo podemos intentar que una escuela tenga más talleres e informaciones, sino hay que poner énfasis en los modelos organizadores que permitan la interrelación con muchas disciplinas.
Otra forma de respuesta de las academias ante la abierta competencia de saberes múltiples en los sistemas artísticos ha sido el fortalecimiento de las áreas teóricas en los currículos, debido a la imposibilidad de abordar en un plan de estudios todas o la mayoría de las informaciones existentes. Muchas academias vivían esta pretensión como herencia de un pensamiento clásico enciclopédico.
Sin embargo, esta efervescencia de manifestaciones, discusiones y cambios que el arte manifiesta desde el principio del siglo xx en todo el mundo ha conducido a una reflexión profunda en la concepción del arte, al recuperar todos sus valores como forma de conocimiento; es decir, de ser considerado un terreno exclusivo de la sensibilidad a partir del ejercicio de las emociones, el arte se integra como cuerpo epistemológico complejo vinculado al fenómeno de construcción de conocimiento que el ser humano, en su relación con el mundo, constituye como civilización.

Contexto nacional
Actualmente se discuten en el ámbito de la educación artística las pertinencias y los criterios para impulsar simultáneamente los aspectos sensibles, técnicos y teóricos que sustentan la praxis artística. Estas discusiones pueden ubicarse en el marco de las más importantes corrientes del pensamiento contemporáneo y han sido generadas a partir del reconocimiento del arte como un proceso complejo que involucra no sólo el ámbito de la creación, sino aquellos relacionados con la divulgación y los modelos de interpretación que operan en los procedimientos valorativos del arte.
En este momento, el panorama escolarizado de las artes plásticas en todo el país presenta algunas constantes: primeramente, su aplicación es técnica en prácticamente todos los estados; sin embargo, puede advertirse que existen –en algunas escuelas– intenciones académicas por vincular algunas tendencias de pensamiento y problemas teóricos de máxima actualidad con los modelos educativos de las artes plásticas. Así, hoy podemos hallar cursos y seminarios institucionalizados que relacionan a las artes con la filosofía, las ciencias sociales e incluso con las ciencias exactas.
Es importante señalar que el gobierno federal, dentro de sus políticas nacionales en materia de educación superior –según quedó plasmado en su marco de planeación–, considera como prioridad reforzar la enseñanza artística y los contenidos culturales en los planes de estudio, así como impulsar el desarrollo de las escuelas de arte.
Con estos antecedentes, la Escuela de Artes de la uaem, a través de sus planes y programas vigentes, pretende formar individuos que aborden los estudios profesionales desde un enfoque integral. Con ello nos referimos a estudiantes y futuros profesionales de la plástica, capacitados e informados en los avances científicos y la tecnología derivada de estos progresos, así como individuos conscientes de su entorno, capaces de tomar decisiones y proyectar, en el ámbito social y cultural, sus propuestas plásticas.
La fundación de la Escuela de Artes contribuye, en el país, a paliar la carencia de propuestas integradoras de las diferentes escuelas de artes plásticas; dentro de nuestro estado, se establece la posibilidad de una opción profesional que se nutre de la experiencia histórica tanto nacional como estatal.
La consideración de la Escuela de Artes en nuestra máxima casa de estudios es el resultado de una necesidad. El Plan Rector de Desarrollo Institucional 2001-2005 (prdi) hace hincapié en que la Universidad Autónoma del Estado de México es fuente importante de educación no sólo en el estado sino en los estados colindantes.


Contexto estatal

La educación artística en el Estado de México y en lo particular de las artes plásticas, presenta contrastes educativos determinados por el contexto económico y cultura, éstos se ven señaladas por la ubicación geográfica en tres zonas: Toluca-área conurbada, la zona metropolitana y el resto del estado.


En Toluca la demanda de educación artística ha sido cubierta a través de la Escuela de Bellas Artes de la SECyBS que ofrecía estudios en el nivel de formación técnica, hasta que recientemente se instrumentó en ella la Licenciatura en Artes Plásticas cuyo carácter está dirigido a formar docentes en educación básica lo que ha impedido el desarrollo de la profesionalización como productores de artes de los egresados.
La zona metropolitana presenta características más complejas y es aquí donde la demanda de educación profesional en el campo del arte ha sido cubierta por las escuelas nacionales dependientes de la UNAM y del INBA. Esta situación conduce además a una permanencia y pertenencia de los egresados con el Distrito Federal tanto en su desempeño creativo como laboral.
En el resto del estado, aunque existen escuelas de Bellas Artes, la oferta educativa se basa en el modelo de talleres en Casas de Cultura e instituciones afines.
Lo anterior dibuja un panorama de mucha actividad en las artes plásticas pero no conduce a una profesionalización ni a crear una dinámica que incida en la producción distribución y consumo de la obra plástica. Las instituciones dedicadas a la promoción y difusión cultural han cumplido un papel muy limitado en la articulación de la producción artística con la sociedad, no contando con políticas culturales específicas.
La Escuela de Artes de la UAEM se perfila como un espacio para profesionalizar el trabajo del artista plástico que permite visualizar su interrrelación con los distintos ámbitos sociales y culturales del Estado de México, por lo que debe cumplir una función importante al ser aglutinador y detonador en la formación artística estatal, generando una dinámica de relaciones e intercambio con las instituciones culturales.

La Escuela de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de México

Antecedentes históricos


La Universidad Autónoma del Estado de México se ha prefigurado desde sus inicios como una institución preocupada por generar, mantener e impulsar todos aquellos terrenos de la sabiduría humana, partiendo siempre de una visión enclavada en la historia y tradición de México como país y en la constante preocupación por el estado en que se desarrolla.
Desde el siglo xix, cuando se fundó como Instituto Científico y Literario, destacó su profunda preocupación por las artes. Tal interés se manifestó en aquel momento en lo literario.
Con la misma visión de amplitud llegó al siglo xx, ya establecida como Universidad Autónoma del Estado de México. El 22 de junio de 1996 se aprobó la instauración de la Licenciatura en Artes Plásticas. Su establecimiento formal coincidió con el inicio del siglo xxi, ya que el 19 de julio de 2001 adquirió el estatus de escuela. Con esto se realizó, por un lado, el postulado propuesto por nuestra casa de estudios desde sus orígenes, ya mencionado: su vocación artística, y por otro, cumplir con un reclamo de la educación actual en el terreno de las artes.
La Escuela de Artes de la uaem tuvo origen en la Licenciatura en Artes Plásticas, cuando un grupo de artistas y profesionales de las artes se comprometieron con un proyecto académico abocado específicamente a la enseñanza-aprendizaje, producción, divulgación y generación del conocimiento en el ámbito específico de las artes.
Durante 1994 se establecieron las bases para la conformación de la Escuela de Artes gracias a la participación de un nutrido grupo de expertos en el tema, quienes se responsabilizaron de la elaboración del diseño del plan de estudios de la Licenciatura en Artes Plásticas –aún vigente–, con la premisa de reflejar en él un enfoque integral de las artes. Este importante esfuerzo rindió frutos hacia mediados de 1996, cuando se inició formalmente la primera promoción de la Licenciatura en Artes Plásticas, ubicada en un inmueble provisional en el centro de la ciudad de Toluca.
La posterior dotación de un local específico donde alojar este proyecto académico ha sido, sin lugar a dudas, un motivo para celebrar entre nuestra comunidad. Esta situación nos ha permitido consolidar nuestro programa de extensión y difusión mediante foros, conferencias, cursos, exposiciones, edición de libros y una revista, concursos, promoción de becas, así como un naciente programa de intercambio académico nacional e internacional.
En la actualidad están realizándose reformas al plan curricular de estudios y a la estructura de los departamentos que conforman esta escuela. Lo que se pretende es una base de excelencia y calidad para cimentar este organismo académico.


Misión

La Escuela de Artes es un organismo académico de reciente aparición; tiene como objetivo primordial la formación de alumnos para que en una futura vida profesional cuenten con una plataforma de conocimientos y experiencias que posibiliten su incursión tanto en la creación artística como en la producción de bienes y servicios sociales.


Este organismo académico se establece para brindar a la comunidad una opción profesional universitaria, con una formación dentro del cuerpo de conocimientos de las artes plásticas y asumiendo la responsabilidad de preparar profesionales del área con una visión actual, tanto de la práctica artística como de sus vínculos con los constructos sociales.
La manera de afrontar el fenómeno artístico se efectúa con el conocimiento de los diversos modelos de análisis que permiten reflexionarlo, desde la creación personal misma hasta las resonancias de tipo social, político, filosófico, educativo, etcétera, en sus diversas escalas.
El sujeto de acción de nuestro quehacer se plantea para satisfacer el encauzamiento de las vocaciones artísticas de la comunidad. Nuestro esfuerzo va dirigido al alumno y al maestro, quienes en una práctica concatenada participan de manera directa con el arte y la sociedad; se logra con esto una interacción necesariamente transformadora de la cultura.

Visión
La Escuela de Artes pretende, ante todo, tener la capacidad de participación y colaboración en el ámbito social, soportada por una planta docente y de investigadores comprometidos con la nueva perspectiva universitaria en el marco de una dinámica artística innovadora. Esta mirada institucional pretende involucrarse en las más importantes discusiones contemporáneas alrededor de los modelos de enseñanza-aprendizaje en el campo de las artes, así como en el desarrollo del desempeño profesional en los diferentes espacios culturales. Aquí es conveniente mencionar que desde la actual dinámica de producción artística, los usuales conceptos de estabilidad, tradición y continuidad se han desplazado por los de variabilidad, ruptura e innovación, con los cuales esta escuela ha operado desde sus inicios.
Este proyecto de desarrollo aspira, en consecuencia, a consolidar un cuerpo organizativo que sea capaz de incorporar las diversas posturas artísticas de la comunidad para contribuir a la formación de profesionales preocupados por establecer vínculos con otras disciplinas desde la práctica artística.
De este modo, la Escuela de Artes podrá ubicarse en un ámbito de competencia nacional educativa a través del desarrollo de algunos proyectos académicos fundamentales, entre los pueden mencionarse aquellos relacionados con la profesionalización y obtención de grados de la planta docente por medio de convenios interinstitucionales. Este proyecto permitirá, en el mediano plazo, la participación del organismo académico en los procesos de evaluación académica de las carreras de artes implantados por los Comités Interinstitucionales de Evaluación de la Educación Superior (ciees).
Para este fin, será necesario formular una estrategia de trabajo que, desde el ámbito de la organización y la legalidad, propicie el desarrollo sistematizado de talleres, laboratorios, espacios de consulta, prácticas profesionales y programas tutoriales; todo ello encaminado a mejorar la eficiencia terminal, el desempeño académico, así como el trabajo de los órganos colegiados. Esto sólo será posible a partir de la primera revisión y reestructuración del actual plan de estudios, el cual se constituye como el eje programático del cual derivarán todas las acciones y encomiendas.
Es importante aclarar que este es un organismo académico de reciente creación y, por lo tanto, es preciso cubrir espacios no atendidos. Uno de ellos es el concerniente a los programas y líneas de investigación que darán origen a futuros estudios avanzados. Para tal fin, se considera, entre otros, la instauración de seminarios y diplomados apoyados tanto por las áreas de difusión cultural como por las de vinculación y extensión, en el contexto de las actuales políticas universitarias de internacionalización e intercambio académico.
Finalmente, los propósitos aquí planteados deberán filtrarse por un programa estratégico de operatividad que considere procesos específicos de planeación y medición de los alcances de cada uno de los temas, subtemas y proyectos del presente plan de trabajo, evidentemente, en coordinación con las instancias universitarias correspondientes.

Objetivos generales
Interés primordial de esta escuela es mantener los principios de la Universidad Autónoma del Estado de México con base en el fortalecimiento de la formación integral del estudiante.
Es preciso reconocer que los esfuerzos realizados en el corto tiempo de operación de este proyecto académico han sido relevantes; esto implica retos cada vez más considerables, acordes con un sólido proyecto de fortalecimiento de nuestro organismo académico:
Consolidar una estructura organizativa que incentive la participación amplia de los distintos sectores de la comunidad.

Extender el ámbito de competencia de la Escuela de Artes a los ámbitos nacional e internacional.

Aumentar la capacidad de atención y la calidad educativa.

Considerar las distintas expresiones artísticas contemporáneas como dispositivos de desarrollo académico.

Afirmar la identidad universitaria en la comunidad artística.

Fortalecer la investigación, docencia y extensión en el ámbito de las artes.

Incorporar modelos de flexibilización educativa a través de la participación interinstitucional y la incorporación de sistemas de educación a distancia.

Instaurar el proyecto institucional de tutorías.


Afrontar estos retos es una labor que debe realizarse en el marco establecido por el Plan Rector de Desarrollo Institucional 2001-2005:
Lograr una institución académica de alta calidad.

Fortalecimiento a la universidad pública.

Compromiso con el desarrollo científico y social.

Revaloración de la comunidad universitaria y su responsabilidad social.

Rendición de cuentas a la sociedad.
Sin embargo, los retos aquí señalados no son los únicos a los que nos enfrentamos; comparten un carácter múltiple que requiere un plan de acción detallado y específico, el cual permita trabajar conjuntamente para la concreción de líneas de acción y formas de trabajo colectivo.

Estrategias
Definir actividades y responsabilidades de cada una de las áreas: subdirecciones, coordinaciones, espacios académicos y laborales, a través de la conformación de una estructura orgánica funcional que considere la participación plural y activa de cada uno de los sectores.

Promover la participación de la escuela en actos nacionales e internacionales, con el fin de consolidar una presencia competitiva en los ámbitos de producción académica y artística. Asimismo, se plantea la intención de instaurar la primera bienal universitaria de arte con la participación de la Coordinación General de Difusión Cultural. Se promoverá además la participación de alumnos y maestros en los diferentes programas de becas y concursos en los niveles respectivos.

Impulsar la difusión del quehacer académico y artístico de la escuela en los diferentes espacios universitarios, dentro y fuera del estado, por medio de programas intensivos de exposiciones, conferencias, concursos y prácticas profesionales.

Incorporar en el nuevo currículo asignaturas que contemplen las propuestas artísticas y corrientes de pensamiento contemporáneas para lograr una postura reflexiva y crítica de la propia producción artística en el marco de la posmodernidad y la mundialización.

Promover el reconocimiento de los valores estéticos que enlazan a los individuos con su comunidad por medio del análisis crítico de obras y autores locales, con el fin de identificar los signos de la tradición y así elaborar propuestas subjetivas, creativas e innovadoras que posibiliten la dinámica de esos mismos valores en contextos más amplios de identidad.

Vincular a la Escuela de Artes con las diferentes instancias de investigación estética y artística nacionales, a través de convenios interinstitucionales de intercambio académico, para desarrollar modelos propios de análisis encaminados a la definición de líneas de investigación originales y futuros estudios de postgrado. De igual modo, se dará continuidad a los proyectos de vinculación con los sectores productivos de bienes simbólicos ya establecidos y, al mismo tiempo, se establecerán otros nuevos, con el ánimo de promover la importancia cultural del arte en la sociedad.

Fomentar la colaboración del organismo académico en la elaboración de proyectos interinstitucionales de intercambio de saberes especializados que permita la movilidad docente y estudiantil dentro y fuera de los espacios universitarios, en el marco de la actuales políticas y lineamientos para la concertación de convenios. En este sentido, se encuentra en proceso la gestión de un programa de educación a distancia con la Universidad de Guadalajara para la profesionalización de la planta docente.

Implantar un plan de capacitación docente orientado a la constitución de un esquema tutorial específico para el campo de las artes a través del cual se proporcione asesoría y orientación a los estudiantes para el desarrollo de proyectos, tanto de corte académico como personal.



Valores y principios
Los valores y principios establecidos por el prdi marcan, de algún modo, las directrices institucionales con los que ha de capitalizarse y fortalecerse el potencial universitario, desde los aspectos propiamente humanos hasta los operativos, dentro de los más grandes ideales de integración. La Escuela de Artes comparte tales ideales que armonicen plenamente con sus perfiles y objetivos.
En este sentido podría decirse que la praxis artística contemporánea –como cualquier otra forma de conocimiento– también se encuentra inmersa en una búsqueda de verdades dinámicas a través de la reflexión crítica, que permitan modelos de participación de y con la comunidad desde perspectivas humanistas y, al mismo tiempo, que propicien el desarrollo del individuo en el contexto social. Lo anterior demanda en este organismo la instalación de espacios académicos libres y abiertos a la creatividad y la excelencia.
El momento que socialmente vivimos ha permeado, sin duda, desde las grandes preocupaciones sociales contemporáneas hasta aquellas que específicamente afectan de manera directa nuestra labor como centro de generación de conocimiento. Estas inquietudes están relacionadas con el carácter masivo en que se manifiesta la producción de los saberes y el acceso a la multiplicidad de las informaciones dentro de los complejos procesos de mundialización. De este modo, le compete a toda institución educativa participar en un clima de saturación de códigos informativos sin jerarquías y en rivalidad permanente entre disciplinas que antes eran consideradas como ajenas y distantes.
Este panorama también puede ser considerado como un caos productivo y ha permitido a las universidades la multiplicación de sus funciones a través de la vinculación y la flexibilización de todos sus órganos académicos. Así, ha nacido la necesidad de ofrecer, de manera alternativa, diversos principios organizativos, más que un cuerpo de conocimientos acabados que posibilite a los estudiantes la procuración de modelos de desplazamiento cognitivo preferentemente y no la adquisición de sistemas meramente operativos.
Los valores que nuestra contemporaneidad exige se relacionan con la capacidad estratégica de los individuos, entendida como la movilidad de ordenamientos que necesita este mundo en constante cambio, y que sin embargo los sistemas de valores estabilizados se resisten a adaptar.
La escuela se propone ofrecer modelos organizativos que no sólo permitan a nuestros alumnos entender su propia formación académica, sino que ésta se constituya como perspectiva ante un espectro como individuo de múltiples competencias, desde su labor profesional hasta su vida familiar. Este momento de nuestra civilización mantiene el peligro de aferrarse a los saberes estabilizados de modo individual y caer en intolerancias y fundamentalismos que claramente lesionan la vida social. Una persona que quiera desarrollar capacidades y competencias dentro de la vida actual deberá necesariamente desarrollar una función coordinadora que le permita transitar por códigos y saberes muchas veces antagónicos en su apariencia, pero que una mente creativa e informada sabrá hallar la complementariedad indispensable para una existencia plena. Esta será la formación de los valores que como institución nos interesa fomentar.
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje