Página principal

Unidas en el amor divino y humano Teresa Toda Juncosa (1826-1898) Teresa Guasch Toda


Descargar 33.71 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño33.71 Kb.
Unidas en el amor divino y humano
Teresa Toda Juncosa

(1826-1898)

Teresa Guasch Toda

(1848-1917)
Fundadoras de las

Carmelitas Teresas

de San José

en 1878
El pensamiento pedagógico de Teresa Toda y de su hija Teresa Guasch Toda (en la fotografía que encabeza) se halla estrechamente entremezclado y unificado en ambas figuras, madre e hija, pues juntas realizaron su tarea fundacional sin apenas diferenciarse.
Aunque la Guerra Civil española de 1936 a 1939 arrasó todos los documentos y escritos existentes de ambas Fundadoras, no fueron las palabras depositadas en papeles las principales mensajeras de su ideal apostólico. Fueron los hechos que realizaron durante su vida entera los que verdadera­mente reflejaron su proyecto educativo y su ideal apostólico.
El espíritu que latía en ambas Fundado­ras, y que continúa en sus seguidoras, se sintetiza en una sola palabra: sacrificio. Y con el sacrificio, el trabajo, el esfuerzo y la lucha por hacer el bien. Con él se tejió un poema magnífico de entrega sin medida a las niñas sumidas en la orfandad o en el abandono.
Ambas Fundadoras entendieron que cumplían así la voluntad divina y nunca vacilaron en su empeño. Lo más hermoso de su vida de entrega y sacrificio fue la armonía sorpren­den­te que lograron entre ambas, como no podía ser de otra forma en personas que habían sufrido juntas tantos avatares como Dios les deparó en su trayectoria terrena. Ellas, como esposa maltratada o como hija abandonada, supieron, bajo la inspiración de Dios manifestada en Directores espirituales serios y sensibles, ser fieles a la vocación. La fuerza de su estilo tiene vigencia admirable hoy, a través de la Congrega­ción que regalaron entre ambas a la Iglesia, las Religiosas Carmelitas Teresas de San José, que heredaron su carisma, escucharon su mensaje evangelizador.


ITINERARIO BIOGRAFICO

1826. 19 de Agosto. Nace en Ruideca­ñas, Tarragona, Teresa Toda. Su padre, José Toda, y su madre, Mag­dalena Jun­cosa, son hacendados del lugar. Tienen cinco hijos. María se hace Carme­lita Descalza. Tere­sa no puede seguir el cami­no de su hermana. Se ha de purificar en el sufrimiento para cumplir su misión fundacional.


1828. 10 de Julio. Recibe el sacramento de la Confirma­ción. Se educa en el hogar y en las labores de casa, en donde se entre­ga desde la infancia al trabajo.
1839. Fallece el padre. Se encarga de sacar la familia adelante la madre, animo­sa y esfor­zada. Tere­sa actúa con desinte­rés y generosi­dad.
1847. 7 de Julio. Contrae matrimonio con Antonio Guas­ch, tal vez como conse­cuen­cia de las conveniencias y necesi­dades de la familia. La vida normal del matrimonio dura tres meses, pues pronto el carácter violento y vicioso del marido la obliga a refugiarse en la casa materna. Anto­nio desapa­rece, enrolado en las partidas carlis­tas que se extienden por la región. Queda su recuerdo amargo en la mente de la esposa, incluso un ocasional inten­to de raptar a la hija nacida.
1848. 28 de Mayo. Nace la niña Teresa Guasch. Es bautizada el 29. El 5 y 6 de Agosto sufre dos días de prisión por no acceder a las demandas de su esposo. El 30 de Septiem­bre obtiene del Tribunal E­clesiás­tico la sepa­ración matrimonial, en benefi­cio de la hija. El 6 de Octubre se traslada con su madre y la hija a vivir a Tarrago­na, para alejarse de las tensiones de su villa natal.
1850. 3 de Mayo. Procede a la venta de la casa solariega de Ruideca­ñas, para contar con medios de vida. Sigue la venta de varias fincas en años sucesivos. Se dirige con el canónigo de Tarragona, Dr. Caixal, que será luego Obispo de Urgel.
1855. Ingresa Teresa Guasch como a­lumna del Colegio de La Enseñanza, de la ciudad. Su madre sigue en contacto epistolar con Caixal. Madura la idea de fundar una Comuni­dad.
1857. Ingresa en el Carmelo la herma­na de Teresa Toda, María. La familia tiene que aceptar el sacrificio de la dote.
1867. El Dr. Caixal, en medio de sus dificul­tades con el Gobierno y sus repeti­dos destie­rros, impulsa e inspira la funda­ción de la obra de educación de Huérfa­nas, pues cuenta con la disponibilidad de Teresa Toda. Aconseja que el grupo con ella relacionado vaya a Barce­lona.
1874. El Dr. Caixal recibe los primeros votos privados de las dos Teresas, Madre e Hija, que van viendo más clara su mi­sión fundacional. En 1875 hacen un retiro en la gruta de Montserrat las cuatro pri­meras Hermanas de la na­ciente Comu­nidad: la abuela Magdalena, la madre Teresa Toda, la hija Teresa Guasch y la piadosa Dolores Cotó.
1876. Con la aprobación del Dr. Caixal, comienzan a recibir algunas huérfanas y a dar clase a niñas pobres. Con este estímulo, Teresa Guasch prepara e­xáme­nes para conseguir el título oficial de Maestra de Enseñanza Primaria. El 14 de Junio de 1877, ­después de hermoso exa­men, obtiene el título.

1878. 7 de Abril. Comienzan a vestir el hábito en privado. El Obispo de Barcelo­na, Dr. Urquinaona, les pone cortapisas. Con humildad dan comienzo a su Funda­ción en favor de la niñas huérfanas.


1879. 24 de Febrero. Fallece la abuela Magdalena a los 79 años. El 26 de Agos­to muere, en su destierro de Roma, el Dr. Caixal. El 8 de Noviembre muere también la compañera Dolores Cotó.
1880. Se encargan por unos meses del Asilo de Ntra. Sra. de los Desamparados, con algunas compañeras que se aña­den al grupo. El 1 de Mayo son igno­mi­niosa­men­te despe­didas por el canónigo Maria­no Saga­rra, con con­sentimiento del Obis­po, y quedan en el mayor abandono.
1883. 27 de Junio. Piden al Obispo vestir en público el Hábito y se lo niega. Tampo­co quiere aprobar los primeros Es­tatutos que le presentan. El 31 de Mayo fallece el Obispo. El Vicario Capitu­lar, P. Ignacio Palá, concede al momento todas las facili­dades. El 16 de Septiem­bre ha­cen los primeros votos las cinco prime­ras Carme­litas Teresas de San José. Teresa Toda es nom­brada Superiora y Teresa Guasch queda designada como Maestra de Novi­cias. El 13 de Junio han sido aprobadas las pri­meras Constitu­ciones, redactadas por el claretiano P. Mulle­ras.
1887. Se organiza la Casa Central en el Barrio de Gracia. Se añaden nuevas com­pa­ñeras y se van aceptando nuevas co­munida­des y centros de huérfanos.
1894. 2 de Marzo. Se abre la Casa de Catllar. El 6 de Marzo de 1895 se abre la casa de Reus. El 27 de Agosto de 1896 se abre la de Garidells. La obra se va consolidando.
1897. Se abre la casa de La Massó. La Con­gregación se sigue extendiendo.
1898. 15 de Enero. Se abre la casa de Vamoll. La madre Teresa Toda está ya seriamente enferma. El testa­men­to lo ha hecho el 29 de Marzo de 1893. El 30 de Julio fallece. Eran ya 49 religiosas. El 13 de Octubre se reúnen en Capítulo Gene­ral. Es elegida superiora Teresa Guasch.
1902. 27 de Enero. Se recibe la aproba­ción diocesana definitiva por parte del Obispo y Cardenal de Barcelona, Mons. Salvador Casañas. El 1 de Junio se abre la casa de Sabadell, la primera externa a la Diócesis de Tarragona.
1905. 21 de Julio. Inaugura la Casa de Roda de Bara. Su gobierno se caracteriza por su dulzura y su amabili­dad.
1911. 10 de Abril. Se recibe la aproba­ción pontificia de la Congregación.
1912. Contrae Teresa Guasch una neu­mo­nía que la debilita. Sigue trabajan­do y visitan­do las casas. Tiene mu­chas dificul­tades con el temperamen­to violen­to e im­positivo de su secretaria. Lo sufre con resignación.
1917. En Noviembre hace la última visita a las casas de Reus y Tarragona. Tiene que guardar cama a comienzos de Di­ciembre. Fallece santamente el 15 de Diciembre.
Escritos:
Perdidos todos los documentos y cartas en la Guerra de 1936, se conservan:
- Varias cartas e instancias oficiales.

- Pequeña Historia del Instituto.

IDEARIO PEDAGOGICO


Todo el pensamiento com­partido de Teresa Toda y Te­resa Guasch es servir a Dios en los niñas po­bres, especial­mente en las huérfa­nas. Su pedago­gía es la espe­ranza y la cari­dad cristia­nas. Se trans­forma en actitudes de servicio a las alumnas con plena dis­poni­bili­dad y espíritu de sa­crificio. Es lo que siem­pre manifes­taron am­bas Tere­sas.

1. "Deseando en todo dar más gloria a Dios y conducir mu­chas almas al cielo... abrimos el colegio gratuito para niñas pobres de la ciudad de Barce­lona."

(Breve reseña de la funda­ción.

27 de Agosto de 1880)
2. "Este Instituto tiene el fin de dedicar­se a la enseñanza de las niñas pobres en clases diurnas, nocturnas y dominica­les. Y tiene asilos para niñas pobres y huérfa­nas." (Instan­cia 12 Agosto 1893)
3. "Deseando buscar la gloria de Dios y la salvación de las almas.., tenemos por objeto principal la enseñanza de las niñas huérfa­nas." (Instancia 12 Mayo 1910)
4. "Pretendemos presentarnos en públi­co como verdadera Institución Religiosa, para que, por este medio, podamos a­rran­car cada día más almas al demonio, a fin de conducir­las a Dios.

Queremos sacar a todas las niñas de las escuelas protestan­tes y espiritistas, en cuanto está a nues­tro alcance, y ense­ñar a las pobre­citas huérfanas de guerra."

(Carta de Teresa Guasch.

27 Agos­to 1880)
5. "El objeto de esta escuela es educar e instruir a las niñas, especialmente a las hijas de padres pobres, para que con el tiempo sirvan de consuelo y ayuda a sus padres y logren el fin para el que Dios las tiene desti­nadas."

(Regla­mento del Cole­gio Asilo.

9 de Febrero de 1905)

6. "Nuestra principal ocupación es ense­ñar gratis a las niñas pobres los días labo­rales y los domingos por la tarde.

Y que­remos ense­ñar a las niñas y jóve­nes de forma gratis el catecismo y a leer y escri­bir." (Instan­cia 30 Enero 1878)
7. "La infraescrita, Profesora de Prime­ra Enseñanza, junto con su madre, viuda, y otras compañeras, viven reunidas ha­cien­do vida común y tienen colegio abierto en el que enseñan gratis a las niñas po­bres.

Enseñan a leer, escribir, religión católi­ca, apostólica y romana, y labores pro­pias de su sexo. Los domin­gos por la tar­de enseñan a las adul­tas."

(Instan­cia 20 Septiem­bre 1878)
8. "Deseando vivir reunidas en verdade­ra religión.., pedimos los consiguientes permi­sos...

Nuestra principal ocupación será ense­ñar gratis a niñas pobres los días labora­les; y los domingos, a la tarde, enseñar a las niñas y jóvenes el Catecis­mo, a leer y a escri­bir.

Trabaja­remos para ocuparnos de la en­se­ñanza, mantenién­donos siempre humil­des y sumisas hijas de la Iglesia Cató­lica, Apostólica, Romana, a la cual tene­mos la dicha de pertenecer, estando dis­puestas a dar nuestra propia vida en defensa de nuestra santa religión."

(Instan­cia 30 Enero 1878)

9. "No nos apartaremos un punto de la divina voluntad, pues este es nuestro de­seo... Algunas monjas están muy acos­tum­bradas a miel, confites y cosas dul­ces; y para las niñas destetadas no dejan nada. Pero nosotras estamos acostum­bradas a verduras y pata­tas, que de seguro no nos van a empa­char."

(Carta de ambas a D. José Caixal,

24 de Febrero de 1875)
10. "(Para entrar en nuestro Colegio) se requiere ser huérfana de padre y madre, tener buena conducta, hallarse sin recur­sos de especie alguna para mantenerse y care­cer de parientes que puedan auxi­liar."

(Regla­mento del Colegio-Asilo.

9 de Fe­brero de 1904)
11. "Ruego a mi hija que continúe du­rante su vida la buena marcha de mi obra, comen­za­da para dar gloria a Dios y sal­vación de muchas almas... Y muy parti­cularmente para el bien espiritual y corpo­ral de las niñas huérfa­nas y pobres de nuestro Colegio."

(Testa­mento de Teresa Toda.

29 de Marzo de 1893)

12. "Exhortamos... a la obediencia, a la obser­vancia religiosa, a la práctica de todas las virtudes... a la humildad, a la mansedum­bre, a la sencillez, al despren­dimiento de todo lo terreno, a la mortifica­ción y abnega­ción heroicas.., al celo ar­diente por la gloria de Dios y hacia la tierna caridad para con el prójimo, espe­cialmente para las huerfanitas."

(Cit. Relac. Hist. del Instituto. Pág. 6)
13. "Procurarán hacerse respetar y amar de las niñas que eduquen, tratándo­las con amor, dulzura y cariño de buenas ma­dres. Las acompañarán y cuidarán como amigas queri­das.

Las enseñarán e instruirán como solíci­tas maestras que toman el mayor interés por su buena educación e instrucción."

(Consti­tuciones 1883. IX. 3)
14. "Si las obras de Dios llevan el sello de la persecución, nuestro Instituto se distingue por estas pruebas...

Pero salimos triunfantes por medio de la oración y el recurso al cielo, cuya Provi­den­cia se experimenta de modo visible."

(Breve reseña de la fundación 1880)


Teresa Toda






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje