Página principal

Una publicación de la Fundación bbva recoge las enseñanzas derivadas de la comparación de la Gran Depresión de 1929 con la crisis actual


Descargar 23.97 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño23.97 Kb.


NOTA DE PRENSA


www.fbbva.es





El catedrático de la Universidad de Alcalá Pablo Martín-Aceña ha editado una monografía en la que colaboran otros once expertos de varios países
Una publicación de la Fundación BBVA recoge las enseñanzas derivadas de la comparación de la Gran Depresión de 1929 con la crisis actual



  • Historiadores económicos y economistas participan en un trabajo que, partiendo de una perspectiva histórica, se presenta como “una buena guía para tratar de prevenir que se repitan nuevas crisis de características similares”




  • La publicación aporta un rico enfoque de la crisis mundial e incluye también un análisis detallado de sus consecuencias en la economía española


Madrid, 20 de febrero de 2012.- Son muchas las analogías entre la Gran Depresión del siglo XX y la Gran Recesión del siglo XXI: entre ellas, su inicio en Estados Unidos por acontecimientos inesperados, con quiebras de entidades financieras como componente esencial, el carácter global de lo ocurrido y los desequilibrios originados… Pero también hay diferencias notables, como el papel del Estado y la cooperación internacional o el progreso en el conocimiento estadístico y la capacidad analítica. Todo ello lleva a pensar que el estudio del pasado permite comprender mejor el incierto mundo de hoy y puede servir de orientación para tratar de prevenir que se repitan crisis de características similares y evitar una década de estancamiento económico. De este planteamiento nace la monografía de la Fundación BBVA Pasado y presente. De la Gran Depresión del siglo XX a la Gran Recesión del siglo XXI, que destaca que “del estudio de la Gran Depresión, sus causas, su desarrollo, sus consecuencias, se han obtenido lecciones que nos ayudan a no cometer los mismos desatinos que en el pasado”.

El estudio, que ha tenido como editor científico al catedrático de la Universidad de Alcalá Pablo Martín-Aceña, contiene diez ensayos en los que se analizan las dos mayores crisis económicas que han tenido lugar desde inicios del siglo XX desde una doble perspectiva: sus orígenes y alcance mundial, y su plasmación en España. La publicación pone un especial énfasis en la importancia de los desequilibrios macrofinancieros que se encuentran en el origen de ambas crisis, así como en el papel que han jugado en su desarrollo y solución el sector financiero y la política monetaria. Los distintos enfoques presentados aportan nuevas interpretaciones que ayudan a comprender mejor la crisis actual y a prevenir o paliar los efectos de crisis futuras sobre la renta y el empleo, todo ello acompañado de un exhaustivo detalle del caso español.



Del pasado…

“Sin duda, 1929 fue una fecha que cambió el mundo”, afirma el profesor Pablo Martín-Aceña, quien repasa en su capítulo cómo la Gran Depresión modificó de manera radical las reglas y las instituciones que habían gobernado el mundo económico hasta ese momento. Señala que, a escala internacional, la Gran Depresión supuso un profundo corte con el mundo globalizado surgido a finales del siglo XIX y se asistió al fracaso de la cooperación internacional, sin olvidar que, más allá del legado económico, la Gran Depresión tuvo efectos políticos y sociales devastadores.

España no quedó al margen de esa crisis internacional, como explica el catedrático de la Universidad de Valencia Jordi Palafox. En su capítulo describe cómo impactó la Gran Depresión en nuestro país y mide la intensidad de la crisis. Junto a esto describe lo que a su juicio fueron errores tanto de diagnóstico como de acción: además de que se entendió mal lo que ocurría, se aplicaron políticas fiscales de recorte del gasto público que incidieron de manera negativa en la demanda total, y se decretaron aumentos salariales por encima del crecimiento de la productividad, que recortaron los excedentes empresariales disponibles para nuevas inversiones.

Por su parte, los profesores Michael D. Bordo (Universidad de Rutgers) y Harold James (Universidad de Princeton) comparan el pasado y el presente centrándose en tres esferas: macroeconómica, microeconómica y global. Analizan así si la crisis económica actual es similar en intensidad a la de los años treinta del siglo pasado o si es más severa y será más prolongada, entre otros aspectos.



Presente: la Gran Recesión del siglo XXI

¿Estamos ante una nueva Gran Depresión? ¿Qué se está haciendo ahora que no se hizo entonces? ¿Hemos cometido y estamos incurriendo en los mismos errores que condujeron a la peor crisis del capitalismo moderno? Estas son algunas de las cuestiones planteadas en la parte del estudio dedicada al presente. Como indica el profesor Martín-Aceña, “nos interrogamos porque no deseamos que se repitan acontecimientos que evocan las duras imágenes del desempleo masivo, fábricas y equipos parados, desesperación y conflictos sociales”.

Tres características del periodo 1990-2007 son indispensables para entender el proceso de extraordinario crecimiento de la economía mundial, su interrupción con la crisis actual y los riesgos y oportunidades de la economía mundial en el futuro: la gran moderación, los desequilibrios globales y el desarrollo de la industria financiera en el tratamiento del riesgo y la creación de liquidez. Así lo indican Javier Andrés (Universidad de Valencia) y Óscar Arce (Comisión Nacional del Mercado de Valores), quienes llaman la atención acerca de que hay un insuficiente conocimiento de la interacción entre estas cuestiones y ello afecta a las medidas de política económica que se están adoptando, tanto globalmente como por parte de los distintos países afectados por la crisis.

Respecto al origen de la crisis actual, Vincent Reinhart (The American Enterprise Institute) señala que, como en ocasiones anteriores, este se encuentra en excesos en el sector de la construcción y en el sector crediticio, acompañados esta vez por innovaciones financieras no reguladas y fuera del conocimiento de las autoridades económicas. Este economista recuerda que, pese a las promesas de los legisladores, las crisis financieras volverán a repetirse, por lo que alerta de que no deberíamos contribuir a ellas repitiendo los mismos errores de gestión que nos han conducido a la actual situación.

Para José Manuel González Páramo (Banco Central Europeo) la recesión actual no se convertirá en una segunda Gran Depresión porque se están evitando los errores macroeconómicos que se cometieron en los años treinta. Según González Páramo, la intervención de las autoridades públicas nacionales y europeas ha sido clave para evitar el derrumbe del sistema financiero y el descenso al abismo. Además, el autor recoge algunas de las lecciones que se pueden extraer de la crisis, como la necesidad de la cooperación internacional o la constatación de que aún persisten debilidades estructurales en la economía europea a causa de reformas aplazadas que deben acometerse urgentemente.

En relación con las lecciones de la crisis, el economista del Banco Mundial Norman Loayza subraya que la actual situación internacional no ha invalidado el conocimiento adquirido sobre los orígenes y las curas de las crisis económicas. Más aún, la evidencia pone de relieve que las políticas e instituciones domésticas, y no la globalización, continúan siendo los principales determinantes de la volatilidad excesiva y de las crisis. También se observa que en el origen de las peores crisis siempre están los seguros implícitos al riesgo y la práctica de rescates a bancos y empresas deficientes, así como que el mejor antídoto contra el caos macroeconómico es la flexibilidad para ajustarse a nuevas condiciones.

Entrando en los problemas actuales de la economía española, José Luis Malo de Molina (Banco de España) señala que la crisis mundial del 2009 ha alcanzado en España una dimensión particularmente severa, dado que la crisis internacional se unió a un componente interno derivado de la necesidad de absorber y corregir los desequilibrios acumulados durante la larga etapa de expansión previa. Malo de Molina habla de importantes retos de política económica, de cuya resolución depende la continuidad del proceso de modernización de la economía y el aumento del bienestar social de las últimas décadas, y que supondrán grandes esfuerzos y sacrificios de los agentes económicos y sociales. En este sentido, recuerda que en el pasado la capacidad de reacción y de reforma en España permitió superar con éxito situaciones similares y avanzar en la modernización y el bienestar.

Francisco Pérez (Universidad de Valencia e Ivie) profundiza en los problemas actuales de la economía española y señala que el núcleo de los mismos está en el exceso de capacidad generado en un proceso de acumulación acelerado, impulsado por la especulación inmobiliaria y por las facilidades para asumir riesgos derivados de la abundancia de financiación y de la flexibilidad de la contratación temporal. Pérez asegura que la recuperación exige mejorar la capacidad competitiva de las empresas y aumentar la flexibilidad de los mercados mediante las oportunas reformas. Por su parte, Joaquín Maudos (Universidad de Valencia e Ivie) entra en el detalle del sector bancario español y analiza el origen de sus problemas, los retos pendientes a los que debe hacer frente y evalúa si las medidas adoptadas son suficientes.

Diez ensayos con contribuciones históricas y económicas

En este libro de la Fundación BBVA, editado por el catedrático de Historia Económica e Instituciones Económicas de la Universidad de Alcalá Pablo Martín-Aceña, un grupo de historiadores económicos, preocupados por el hoy y el mañana, describen el pasado; a su vez, un grupo de economistas analizan los problemas actuales, sin olvidar que requieren de una perspectiva histórica dado que constatan que no son cuestiones del todo nuevas. Otros historiadores económicos que acompañan en el trabajo al profesor Martín-Aceña son: Michael D. Bordo (Universidad de Rutgers), Harold James (Universidad de Princeton) y Jordi Palafox (Universidad de Valencia). Los economistas que en el estudio analizan los problemas actuales sin perder de vista el pasado son: Javier Andrés (Universidad de Valencia), Óscar Arce (Comisión Nacional del Mercado de Valores), José Manuel González Páramo (Banco Central Europeo), Norman Loayza (Banco Mundial), José Luis Malo de Molina (Banco de España), Joaquín Maudos (Universidad de Valencia e Ivie), Francisco Pérez (Universidad de Valencia e Ivie) y Vincent R. Reinhart (The American Enterprise Institute).





Si desea más información, puede ponerse en contacto con el Departamento de Comunicación de la Fundación BBVA (91 374 52 10 y 91 537 37 69 o comunicacion@fbbva.es) o consultar en la web www.fbbva.es





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje