Página principal

Un diálogo entre dos siglos


Descargar 288.05 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño288.05 Kb.
  1   2   3   4

Un diálogo entre dos siglos


Fernando Girón


Capítulo I

XX -: Debo reconocer como maravillosa esta posibilidad de hablar con usted; me excita el intelecto, tengo la certeza de que me dio alegría junto a cierto miedo. Esta posibilidad, impensada en mi época, es un extraño privilegio, quién podía pensar que se podría entablar un debate intelectual entre quienes vivieron en dos épocas diferentes? , Nada menos que el principio del siglo XX con el fin del siglo XX, y el fin del milenio!


XXl -: Los temas seguramente serán escarpados y temo herirlo a Ud. , en esta charla se impone la discusión de muchos temas ríspidos.
XX -: Creo que debemos comenzar hablando de los inicios de nuestra argentinidad, que con mayúsculas comienza sobre el fin del siglo XlX. La afirmación territorial y el afincamiento poblacional fueron jalones fundamentales.
XXl -: Creo que la conquista territorial de la Argentina se hizo, presurosa la generación del 80, por medio del control de los cuerpos, ya no había tiempo que perder en menudencias como controlar las conciencias. ! Los cuerpos son blanco del poder!
XX -: Debemos reconocer que uno de los adalides de la generación del ochenta fue Roca, un hombre de una visión notable del progreso de la República, su gobierno llevó al país a un nivel impensable años antes.
XXl -: También autor material e intelectual del genocidio indígena del fin del siglo pasado, y eso se sabe indagando en los restos arqueológicos, o en el contemporáneo Félix Luna en su Soy Roca, donde describe con rigurosidad histórica y señala ambos hechos y el que Ud. describe no le quita ni responsabilidad ni culpa. Un oligarca en definitiva.
XX -: Roca no fue un oligarca
XXl -: Tal vez Ud. sea un convencido de ello, pero desarrolló su política inmigratoria en el marco de otras medidas que favorecieron a la oligarquía y sus sucesores Miguel Juárez Celman, Carlos Pellegrini, Luis Sáenz Peña, José E. Uriburu que continuaron, a su modo el proyecto de la generación del 80.
XXl-: Era la forma única de que la Argentina hoy sea la Argentina.
XXl -: Lo que no libera la responsabilidad generacional, digo más, de todas las generaciones que pisaron este suelo sobre todo en lo atinente a los cuerpos, observe que la discriminación primero afectó a los indios, que fueron eliminados, luego a mestizos y negros y finalmente al gaucho. El gaucho merece un párrafo aparte en cuanto a la consideración de su cuerpo. Mientras duró su existencia terrena su consideración fue la de un delincuente salvaje...
XX -: Así lo pensó hasta una inteligencia superior como Sarmiento...
XXl -: Era la opinión generalizada, casi el paradigma, ningún gaucho podía aspirar a tener algún contacto físico con la clase hegemónica, la discriminación además de física era sensorial, perceptual, olían mal, eran rotosos, estéticamente inaceptables y su vocabulario estaba lejos de estar europeizado o tener incorporado algún galicismo, dicho esto último con alguna sorna...
XX -: La influencia europea pesaba, era la Belle Epoque.
XXl -: Que disfrutaba la clase hegemónica argentina, la Sociedad Rural, la con mayúscula, la que se veía por la Avenida Santa Fe, la que se encontraba en las playas marplatenses de principios de siglo, haciendo ostentación de ese símbolo de clase.
XX -: Se está dejando llevar por la pasión.
XXl -: Pero con respeto a la verdad, y sigo. Cuando desaparece el cuerpo del gaucho, el físico, realiza su reivindicación póstuma. Se lleva a la imprenta El payador y más tarde la Guerra Gaucha, de Lugones, por supuesto el Martín Fierro de Hernández lo proyecta aún más.

Del gaucho matrero, sólo, casi a modo de residuo corporal había quedado en el campo el peón de estancia, y en la ciudad el guapo y compadrito de los arrabales. Como no había peligro que resucitase en carne y hueso, con su cuerpo virtual, simbólico, el gaucho fue acogido en los palacios mediante poemas y estatuitas.

Hasta llegar a hoy con la desaparición del habitante rural, el hacinamiento, el hacinamiento del fin del siglo, la urbanización creciente que despobló las zonas rurales hace que se vea al semejante no como un vecino sino como una amenaza. Corporalmente hacinado y socialmente marchito.
XX-: ¿Está proponiendo una reforma agraria ?
XXI -: No, pero evidentemente les han fallado las técnicas biopolíticas de distribución demográfica y eso es nuevamente control de los cuerpos, propio del tiempo capitalista: urbano, de precisión mecánica, colectivo y objetivo, de consecuencias alienantes.
XX -: Pero, para beneficio de la población.
XXl -: Es Ud. un intelectual orgánico. Intenta crear falsa conciencia, producir ideología. Además trae a mi mente a Juan Bautista Alberdi cuando en “El Crimen de la Guerra critica los pretextos de los estados para generar las guerras: la necesidad de completarse territorialmente. Análogo a la generación de ciertas formas de lucha entre los hombres. Completarse corporalmente. Ostentar el poder del cuerpo, que en los estados es el territorio.
XX -: Buena comparación.
XXl -: Su contemporáneo, Mitre en su Episodios de la Revolución declama “Los soldados rasos de un ejército son los músculos de acero que imprimen al organismo militar su movimiento gimnástico...Cada soldado es una unidad. El conjunto de esas unidades es lo que constituye la fuerza y el valor militar subordinado a la disciplina”.
XX -: Son las exigencias de mi época, primordialmente belicista, y positivista desde el punto de vista del saber.
XXl -: Creo que el positivismo fue una manifestación de soberbia, se estaba seguro de que en poco tiempo se denominaban todos los misterios, su posición en todos los campos (económicos, biológico, sociológico ) permitiría eliminar las antiguas pesadillas, sobre todo el cuerpo, como el hombre u la enfermedad.
XX -: Yo considero que fue un optimismo colectivo avasallante de enorme seducción, de hecho conquistó todo occidente.
XXl -: Sí, pero, qué pasó luego. ¿Qué pasó cuando no se terminó con el hambre ni las enfermedades que castigaban el cuerpo, con la guerra? ¿Qué pasó cuando no se pudo alimentar a todo el mundo, ni se pudo evaporar la angustia? Vino el desencanto.

La ciencia basada en la lógica, la razón, la contrastación y la verificación era el instrumento privilegiado para capturar la verdad fallada. Y mucho. Es cierto que se tenían grandes logros, pero más lento de lo querido. Y algunos logros ni se asomaban todavía. Entonces empezó a crecer una tendencia contraria, tal vez basadas en fuentes antiquísimas: llegar a la verdad por el camino de la irracionalidad. El error no radicaba en la incapacidad de las ciencias sino en atribuirle un poder desmedido. Sobre todo anclada en los dogmas positivistas, imperantes en la ciencia.


XX -: A la luz del fin del siglo resulta fácil advertir que el hombre que tanto ha avanzado en el terreno científico- tecnológico, lo ha hecho menos en el campo de las ciencias sociales y mucho menos en el de la filosofía.
XXl -: ¡No cabe duda ! ¡Coincido con Ud.! Jacques Maritain, con gran clarividencia exponía “ los errores de la Educación contemporánea “ insistiendo en el descuido y olvido de los fines. Al matar la filosofía matamos los fines y la ciencia, (los medios ) va alocada.
XX -: Einstein dijo que todos somos ignorantes, sólo que en diferentes áreas...
XXl -: En efecto es una reflexión exacta y magnífica. Tiene un doble efecto. A los soberbios les recuerda que jamás se sabe lo suficiente y a los que tienen menos, los consuela: jamás se sabe todo de todo.
XX -: No obstante he observado que, conforme caminó este siglo, el valor saber se desprestigió aumentando el poder del tener.
XXl -: Ud. debería hacer lo mismo con lo siguiente: observe cómo el valor saber que es intangible desde lo visual se desprestigió y adquirió un poder inusual el cuerpo como símbolo, herramienta de poder, no ya desde la legitimidad de su posición sino desde la mera apariencia, y más aún sabiendo su dueño de las características de su posición, sobre todo su temporalidad finita, cortoplacista en términos económicos casi siempre comprado, a menudo alquilado y muchas veces hipotecado. Una sociedad que identifica el tener con el ser y donde la propiedad es uno de los principales medios para hacerse conocer a los demás, la clase media, o lo que queda. Está condenada a emplear todo lo que tiene en aparentar lo que no tiene, así sus músculos y su tostado, hasta su sociolexia deben ser, como un deber auto-impuesto, señal de su desesperado intento de acercarse a la clase hegemónica. Se acabó la época en que cualquier método valía para imponer la verdad. La verdad, y del momento, sólo puede ex -ponerse, no puede in-ponerse.
XX -: Pero debe Ud. admitir que la revolución social que provocó mi generación permitió en alto grado la permeabilidad social; antaño si uno nacía plebeyo, llegaba plebeyo a la muerte. En nuestro país vemos cómo hijos de inmigrantes han llegado a la presidencia.
XXl -: Ello no acabó con la impunidad del poder, y trasladado a la Argentina la impunidad de los poderosos.
XX -: ¿Y cómo propone Ud. las nuevas relaciones de poder?
XXl -: Es todo un tema de estudio: La rivalidad desarrollada las ganas de dominar, se lo denomina técnicamente pulsión de apoderamiento, proviene del alemán Bemachtigungstrieb, cuyo núcleo Macht ( poder, potencia ), sus raíces son primitivísimas, físicas, se remontan a la época oral-canibalística y se mezclan tendencias eróticas con letales. Puede conducir al más horrible sadismo o al sublimado anhelo de aprender conocimientos.
XX -: Enredado.
XXl -: Sí, no resulta fácil sintetizar un paisaje sicólogico tan amplio... hoy el poder sobre los cuerpos está subordinado al poder económico, poder concentrado cada vez en menos manos, miope para mirar otros aspectos que no sean sus propios intereses, no respeta dictadura o democracia, honestidad o corrupción, sólo cuando percibe los cimbronazos del terremoto, recién toma conciencia de sus obligaciones sociales. Además, el poder “produce verdad“, verdad de época, verdad de “ historia oficial “...afortunadamente el poder también produce resistencia.
XX -: ¿Debo reconocer una diferencia entre el socialismo real y el ideal?
XXl -: El desprestigio de ese Socialismo malinterpretado ha dado piedra libre a la sociedad de mercado. En consecuencia crecen los males de siempre, injusticia, hambre analfabetismo, explotación desempleo, enfermedad, insolidaridad. Observe en todos ellos el alto impacto sobre el cuerpo. A propósito de ello, se observa una polarización económica que impacta de tal forma sobre los cuerpos de quienes acumulan riquezas. No pueden salir a la calle. Ellos, los beneficiados por el sistema no pueden ni podrán salir a la calle, y por ende, disfrutar de la plena libertad física mientras pululen feroces multitudes excluidas. Ya no dirán tranquilamente “ que el mercado se ocupe de restablecer el equilibrio “
XX -: La inseguridad física es un dato que alcanza extrema gravedad.
XXl -: El crimen y la pobreza no son producto de una degeneración biológica como lo dictaminaron los sociólogos positivistas de la generación del 80.
XX -: El trabajo sólo tiene sentido como fuente de producción, el trabajo del hombre se mide por su valor económico. Y a propósito del descanso, José Ingenieros sostuvo que de un trabajo se descansa haciendo otro trabajo.
XXl -: Sólo lo aceptaría desde la concepción de la posibilidad de desarrollar un ocio activo; no lo justifico cuando se trata desde el punto de vista que Ud. señala, ¿Por Ingenieros dijo? Vea que se produce para consumir, y se consume para producir: un círculo vicioso que impacta en primer instancia en el ambiente y simultáneamente en los cuerpos , por el deterioro del hábitat humano.
XX -: Mi generación se precia de ser creadora, de haber introducido un orden innovador que generó un gran despegue a este país. Industrializamos, educamos, creamos hospitales.......
XXl -: La fábrica fija a los individuos a un aparato de producción, la escuela a un aparato de transmisión de saber y el hospital a un aparato de corrección y normalización. ¡No puede extrañar que todos parezcan prisiones!
XX -: ¡Su postura es anárquica!
XXl -: El hombre es hombre por su capacidad de crear. La cultura es la portentosa creación del hombre; por ejemplo, ha cambiado el paisaje natural, debo reconocer que riesgosamente. La creación es permanente, salta a la vista observando cualquier asentamiento humano. Pero también puede crear métodos alienantes, no creativos, letalmente rutinarios como lo ilustró de maravillas Chaplin en Tiempos Modernos.
XX -: Evidentemente a estas últimas generaciones algo les falló, dado que, si bien Thomas Malthus, el economista inglés anticipó la explosión demográfica y predijo que no habría alimentos para toda la humanidad, se equivocó.
XXl -: El error está dado en otro tipo de males que acechan cuyo aspecto visible es el tema de la distribución. Malthus no consideró que con la nueva tecnología se puede producir alimentos a montones, pero las filosofías económicas son insuficientes para distribuirlos. Insisto que, el libremercado neoliberal predominante, generan problemas a los cuerpos. Un cuerpo Taylorizado como instrumento político de dominación, toda un tecnología de hegemonización...
XX -: Tal vez haya sido por idolatrar las teorías, y esto se lo digo a la luz del tiempo y la distancia. El marxismo, por ejemplo fue dañado por esa tendencia, la sacralización de sus textos impidió aplicarle los ajustes que lo hubieran perfeccionado, en vez de provocar su fractura y desprestigio.
XXl -: Por suerte hay todavía quienes ejercen el pensamiento crítico e impiden su fosilización.

Debe Ud. admitir que la oligarquía argentina había permitido el aluvión inmigratorio para tener mano de obra barata, en definitiva cuerpos útiles a sus fines, pero luego se sintió desesperada al tomar el gobierno la clase media y extenderse la igualdad de derechos.


XX -: Allí fue donde estuvo algo cuestionada la impulsión de la inmigración del entonces Presidente Roca.
XXl -: Oligarca, insisto, o si no lo quiere, vicario de la clase hegemónica.
XX -: Veo obsesiva su visión de estamentar la sociedad en clases.
XXl -: Son datos de la realidad, obsérvelos en su ciudad: Tras las pestes del siglo XlX hubo una interesada migración de los cuerpos desde barrios como San Telmo a barrios como Palermo, Recoleta y Barrio Norte que han sabido envolverse en sí mismos. Un ocultamiento poderoso para el ejercicio de la imaginación, el ideal aristocrático y alienado de la clase burguesa, cobra una influencia similar a la fascinada irradiación que, en las cortes de la Europa Monárquica, ejercían los Reyes sobre los plebeyos. En tiempos de Luis XlV se permitía al público que viera a su Majestad saciando una de las necesidades del cuerpo, comiendo. En nuestros días un público ávido asiste a la comida de los poderosos y famosos a través de detalladas reseñas y fotografías de notas sociales profusamente difundidas en diarios y sobre todo en revistas. Fíjese Ud., sus fuentes de placer, la gula, al lado de cohabitantes que sólo pueden tener en muchos casos solo un acceso mediático a la comida, o revolver los residuos de Mc Donalds...Es más, vea los hábitos recreativos de sus cuerpos: el Rugby, Equitación, Polo, Tenis, Pato, Yachting, juegos de cartas como el Bacarat o el Bridge, me olvidaba !!, la motonáutica, el cuidado de animales de razas como perros y caballos, fin de semana en el country, crucero en el yate o viaje a Miami. El proceso de diferenciación está condicionado por el proceso de imitación, así las clases hegemónicas vienen diferenciándose de las clases medias del mismo modo que estas intentan diferenciarse de la clase obrera, bah!!, los que quedan de esa clase. Hay un extraño conjunto de tradiciones, modas, tics corporales, que permiten el reconocimiento mutuo entre los miembros de la clase alta y su diferenciación con el resto de las clases, ¿qué digo? De la humanidad.
XX -: Sí, creo que se han creado hábitos de consumo compulsivo, pero eso es de responsabilidad foránea, ¿ no?
XXl -: Pretende compensar un hueco síquico, impulsa a adquirir compulsivamente, engaña mediante un sustituto de la falta. Muchas veces esta actitud, consciente o inconsciente, genera más angustia, ya que agrega frustración a la primera frustración. La propaganda contemporánea consiste en sostener que algo falta, que sin ello no se puede ser feliz. Pero esa forma de felicidad pasa de moda rápidamente y en un mes el producto faltante es otro, otro modelo de supuesta felicidad.

Podemos definir al aparato psíquico como un aparato deseante, pero cuando ese deseo se desvía hacia objetivos, que incrementan el vacío, nos enfrentamos ante un riesgo grande. Fíjese el deporte de hoy, es mayoritariamente una mercancía, se produce, es un producto a vender con los medios de comunicación prostituídos a su servicio. Y esto ha influido en los establecimientos educativos en donde el sentido pedagógico ha sido trastocado por las concepciones del deporte de rendimiento, con indudable anclaje en lo biológico, en donde importa más cómo funciona el alumno de cómo y qué piensa.



Yo me paro en la defensa de la libertad y la crítica a la represión, también en el terreno del amor.
XX -: Palabra muy manoseada hoy en día...
XXl -: De múltiples connotaciones pero mucho más genuino, reconozca Ud. que a principios de siglo el amor de pareja estaba basado en el sometimiento del género femenino al masculino, considere también en este análisis al “amor cortés” de fines del medioevo, el asag o asais, en donde era prohibido tocarse, pura fantasía...
XX -: Le tocará reconocer a Ud. entonces que el fin de siglo está caracterizado por las relaciones de pareja poco más que urgentes y mecánicas, muy a menudo inestables entre dos circunstanciales cuerpos que logran una satisfacción biológica pero no un compromiso afectivo. Hablemos de los viejos vivos, ni vivillos ni pícaros.
XXl -: El problema aparece con el culto idolátrico del cuerpo, insisto, cuando ese cuidado se convierte en la razón de su vida: hay gente que hoy vive pendiente de si sus músculos están fuertes o no. Este drama de la adoración física afecta aún a las mujeres, después de 6 o 7 liftings y varios implantes siliconares... ¿qué quedará de la cara original? Los valores corporales de belleza vigentes están caracterizados por modelos corporales difíciles de alcanzar por la mayoría de las personas, eso lleva a situaciones patológicas en pos de modelos corporales impuestos por la moda. Hay una sinonimia entre belleza y poder, pero eso no es nuevo, se remonta a la Grecia clásica. Pero hoy el cuerpo en primer lugar se consume, el cuerpo está de moda, a través del cuerpo se vende, ¡El cuerpo se compra!
XX -: Es un problema de Educación, de la Educación Física, como disciplina, digo.
XXl -:Hablemos de ella antes que se nos agote el tiempo, y disculpe mi verborrea. Me interesa su opinión ya que Ud. transita ese tema.
XX -: Con todo gusto... El objeto inmediato y práctico de la Educación Física racional es el cultivo y desarrollo armónico e intenso de todas las aptitudes individuales en estos cuatro órdenes fundamentales: Higiénico, estético, económico y psíquico. En este sentido la influencia de la Educación Física ya no es individual sino más bien social, desde que, el perfeccionamiento del individuo, contribuye al engrandecimiento social.
XXl -: Control querrá decir, normalización, el cuerpo obediente y dócil, más útil, la disciplina aumenta la fuerza en términos de utilidad y disminuye en términos de desobediencia.
XX -: Bueno, eso depende del cristal con que se mire. Hacer fuerte y disciplinado al individuo es un hecho de economía social, factor que contribuye por lo tanto, al progreso y predominio de un pueblo. La aplicación inteligente de las fuerzas en los talleres o en los ejércitos asegura, mejor dicho, aseguraba, el mejor resultado con el menor esfuerzo, vale decir con el menor desgaste orgánico, que es, en resumen, un desgaste económico. La energía social es la suma de las energías individuales y la cultura física desarrolla sentimientos altruistas. De estas formas se nivelan las clases sociales, borrando las distancias entre los grupos y suavizando las asperezas individuales y generales.
XXl -: En mi concepción una forma de normalización y una norma es una “producción cultural interesada”, tanto como la elección rigurosa de los juegos de aplicabilidad a la educación física escolar, que, en algunos casos, mató al folklore lúdico y permitió el ingreso de formas espurias de juego.
XX -: Si, pero imagine Ud.,. el juego de La Taba, aparentemente ni peligroso ni inútil, pero en cambio sus efectos sobre la educación del individuo son nocivos, desde que puede excitar sentimientos de la baja cultura, característico de las gentes bajas que lo practican como un vicio. También hago alusión a un juego muy difundido en la época al que hemos combatido, se trata del juego “El maestro no está en la escuela”, que consiste en entregarse al desorden cuando el alumno que hace de maestro no está o simula no estarlo, y en guardar las actitudes mas contritas en cuanto este aparece. Fácilmente se comprenden los inconvenientes que comporta el estimulo de semejantes sentimientos, aún jugando. El desarrollo de las fuerzas físicas sin una guía educacional ofrece peligro para la educación moral. Los niños por sí solos no son capaces de elegir los juegos que más les convengan por sus condiciones físicas y morales, ni tampoco determinan las maneras más apropiadas de desarrollarlos.
XXl -: Sociedad disciplinaria, ¿Casi un fundamentalismo Blegeriano?
XX -: Tal vez, pero en nombre del llamado, hoy en día, constructivismo, he visto hacer ¡ cada cosa!
XXl -:¿Cuál era la base social de la Educación Física de principios de siglo?
XX -: El sistema desde el punto de vista social, respondió a las necesidades nacionales argentinas, estas determinadas por los factores étnicos propios de la nacionalidad en formación en nuestro país, persigue como finalidad superior el perfeccionamiento de la raza, tanto desde el punto de vista físico como de las actitudes de cohesión social, que producen la verdadera energía de un pueblo. De eso no dude, analice Ud. los versos de la Marcha del Deporte: “Y para la raza conseguir, el ideal, del porvenir”.
XXl -: Marcha que no pudo despegar de la concepción castrense, belicista...
XX -: Las hipótesis de conflicto armado de principios de siglo eran muy fuertes, es más, se cristalizaron por dos veces como flagelo mundial. Le hago un poco de historia, desde el Plan Costa de 1863 con Mitre, al Plan De la Torre de 1893, la atención prestada a la educación Física dentro de los colegios fluctuó, entre no tomarla en cuenta ni mencionarla, hasta incluirla o ponerla junto a ejercicios militares. Y esta forma es mas preocupante que omitirla ya que implica una confusión conceptual y pedagógicamente grave, que confundió a nuestra Educación Física durante décadas, fíjese que en 1895, el Presidente Uriburu y Ministro Bermejo en un decreto establecieron: “declárase obligatoria la enseñanza de las ordenanzas militares y tácticas de infantería en los tres años superiores de los establecimiento de educación secundaria normal, de acuerdo con el reglamento de maniobras militares que rigen para el Ejército nacional”. Como consecuencia de ello se crean siete puestos de profesores y llega a establecerse que, en caso de vacancia en esas cátedras en todo el país, “se propondrán a oficiales del ejército y sólo en su defecto a particulares”. Evidentemente este decreto marcó el mayor grado de distorsión en lo que algunos rectores veían como ejercicios físicos. No obstante me reitero: La Educación Física debe ser especialmente higiénica para hacer de él el “buen Animal” del que habla Spencer.
XXl -:¿La pulseada Educación Física a cargo de militares o Educación Física a cargo de pedagogos fue la gran puja de los primeros años del siglo?
XX -: Sí, sin duda alguna, acepto que el programa de estudio del profesorado de principios de siglo tenía un gran acento también en lo fisiológico.
XXl -: Así es y observe que es una tendencia que o se ha roto, es casi un paradigma, la mayoría de los posgrados o cualquiera otra forma de perfeccionamiento de los egresados de los institutos, apuntan en este sentido.
XX -: Las materias de estudio en el profesorado en la década del XX comprendían la Gimnasia Teórica y Práctica, la Pedagogía Especial de la Educación Física, la Anatomía Humana Descriptiva, Morfología y Artística, la Fisiología Especial experimental y teórica, la Práctica y Crítica Pedagógica, los Primeros Auxilios, el canto, la Defensa personal, los ejercicios deportivos chicos, la organización de concursos, la higiene del ejercicio y las mediciones antropométricas,...
XXl -:¿Mas biopolítica?
XX -: Estas últimas muy importantes por constituir un caudal precioso de consultas y verdadera base de un sistema racional de Educación Física.
XXl -:¿Coincidirá Ud. en que no ha cambiado demasiado la cosa?
XX -: Es posible...
XXl -: Sobre todo no han cambiado las materias con chapa de importantes, las llamadas “filtro” generalmente son las biológicas.
XX -: Una de las condiciones pedagógicas de una clase de ejercicios fisicos debe ser su interés, pues si se produce ese interés se producen efectos bioplásticos superiores.
XXl -:: Biopolíticos, dijo?
XX -: No, bioplásticos, el interés debe ser entendido en el sentido de despertar el gusto, el placer, por la actividad física.
XXl -: En este sentido, nuestra coincidencia es plena.
XX -: Me complace profundamente , prejuzgo entonces Ud. también coincidirá en que los concursos atléticos, en aquellos en que el individuo se opone exageradamente al individuo, merecen el ataque de los educadores, y aún de los fisiólogos. Esos concursos se celebran más de las veces, en forma exclusiva por las incitaciones a los premios, muchas veces valiosos, los que dan lugar muchas veces a la desnaturalización de la influencia educativa que pudieran ejercitar. Los fisiólogos por su parte encuentran que, en la mayoría de los ejercicios usados en los concursos atléticos, son llevados los esfuerzos a extremos tales que los hacen poco apropiados para el desarrollo de las funciones orgánicas, y que en muchos casos, entrañan verdaderas catástrofes para la salud y aún para la vida de los concursantes.
XXl -: Debo decirle que no sólo yo le doy la razón sino la propia historia.
XX -: Así es, la generación del 80 debió invertir el orden de realización de la obra, nuestra educación había empezado por el techo es decir, la Universidad, nuestra generación debió construir los cimientos, es decir la escuela primaria. Entre el cúmulo de problemas a afrontar estaba naturalmente el de la Educación Física, los primeros profesores fueron nombrados en febrero de 1883 con el nombre de Profesores de Gimnasia (Miralles y Laveggio) y la primera profesora fue María Wernike el 17 de mayo de 1884. La prioridad era la alfabetización, dotar de un código común a la masa inmigrante.
XXl -: Y ponerlos bajo una misma bandera y que hablaran el mismo idioma, y que reconocieran a los mismos próceres... y que sirvieran a los intereses de la clase hegemónica. Reconozcamos que una avanzada para la época, una forma de control social. Por lo que se conoce, eran también extranjeros esos primeros profesores, y no se cita su titulación en el acta de designación, es fácil suponer que los haya habido con pésima preparación o sin ella.
XX -: Tiene Ud. una visión muy crítica de la generación del 80. Pero todo ello se supone que es el resultado que tanto en Europa como en Estados Unidos había empezado a revalorizarse el cuerpo y a existir una fuerte corriente de pensamiento pedagógico que proclamaba que no puede concebirse una educación completa si no se incluye en ella a la Educación Física.
XXl -: Sí, Sarmiento concibe a la Educación Física como proceso inseparable de la educación, pero sus conceptos enmarcan en forma embrionaria los efectos del capitalismo y su inexorable necesidad del control de los cuerpos. Alude a la función social de la creación del Parque “3 de febrero”. Llama la atención a los padres de familia sobre el disciplinamiento de los cuerpos: una forma de producir y reproducir poder.
XX -: Evidentemente nuestros puntos de vista se diferencian...
XXl -: Con las generaciones siguientes ocurre en forma colectiva lo mismo que con nuestros padres, hay identificaciones especulares o reactivas, es decir en ciertos aspectos repetimos y en otros nos comportamos a la inversa, pero la disconformidad de las nuevas generaciones hace que vayan teniendo supremacía casi absoluta las identificaciones generacionales reactivas. Con el posmodernismo, el proceso de identificación especular fue a la inversa, los adultos se adaptan y copian a los jóvenes en la década del 60 alargando los sacos y usando pantalones Oxford, como los adolescentes, lo mismo que su corte de pelo y modales, contrariamente a otros tiempos en donde el adolescente trataba de parecerse al adulto... su afán por los primeros pantalones largos,... el incipiente bigotito de los 18 o 20 años.

Mayo del 68, signado por el rechazo al orden instituido que Ud. llama poder, generado desde esos movimientos como los feministas, homosexuales o de supuestos estudiantes...


XX -: El Hombre posmoderno se alejó del de principios de siglo, ¿Con quién se queda?
XXl -: No es posible, son dos contextos diferentes. Insisto que estoy anclado en la defensa de la libertad y la crítica de la represión.... Espero que podamos seguir nuestra charla...¿cuál era su nombre?
XX -: Enrique, para los amigos, y creo que nuestro coloquio ha sido constructivo, más allá que debo calificarlo como un fervoroso, ¿su gracia?

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje