Página principal

U. D. El sentido de la vida ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos?


Descargar 46.19 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño46.19 Kb.

FORMACIÓN HUMANA, SOCIAL Y RELIGIOSA. Instituto Politécnico San José. Valencia.

Ciclos Formativos.



U.D. 3. EL SENTIDO DE LA VIDA
1. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos?
Esta canción contiene muchas preguntas. Intenta clasificarlas: ¿Cuáles podrían ser más de tipo científico, más objetivas? ¿Cuáles otras admiten otro tipo de respuestas más personales, más dependientes de la opinión de cada uno?.
- ¿Qué preguntas de las que plantea la canción tienen mayor relevancia para la felicidad personal?

- De todas estas preguntas, elige la que te parece más importante contestar para tu felicidad personal. ¿Tienes ya una respuesta a esa pregunta?.


Quienes somos, de dónde venimos, adónde vamos.


¿Cuándo fue el gran estallido?

¿Dónde estamos antes de nacer?

¿Dónde está el eslabón perdido?

¿Dónde vamos después de morir?

¿Qué son los agujeros negros?

¿Se expande el universo?

¿Es cóncavo o convexo?
¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos?

¿Adónde vamos?
¿Estamos solos en la galaxia o acompañados?

¿Y si existe un más allá? ¿Y si hay reencarnación?


¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos?

¿Adónde vamos?
¿Qué es el ser? ¿Qué es la esencia?

¿Qué es la nada? ¿Qué es la eternidad?

¿Somos alma? ¿Somos materia?

¿Somos sólo fruto del azar?

¿Es eficaz el carbono 14?

¿Es nuestro antepasado el hombre de Orce?


¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos?

¿Adónde vamos?
SINIESTRO TOTAL, El regreso


2. Sentido, conductas, consecuencias.
Construye un cuadro similar a éste en el que se describan las conductas y las consecuencias de diferentes sentidos de la vida, siguiendo el ejemplo propuesto. Puedes construirlo a partir de esta lista o de otros sentidos que se te ocurran:
Vivir para el éxito, vivir para los demás, vivir para tener buena situación económica, vivir para ser admirado, etc.


SENTIDO

CONDUCTAS

CONSECUENCIAS

Vivir para trabajar

Extenso horario laboral. Preocupación por el trabajo fuera del horario laboral.

Limitación de otras dimensiones importantes de la vida: familiar, ocio, cultura, etc. Falta de comunicación.



























































3.3. La felicidad y el sentido de la vida.

En este texto el autor plantea la relación entre la felicidad y el sentido de la vida. ¿En qué consiste la felicidad? ¿Qué relación tiene con el sentido de la vida? ¿Qué "felicidades" critica este autor?




El discurso sobre la Felicidad humana está muy relacionado con el discurso sobre el sentido. La Felicidad humana consiste en la culminación de un determinado objetivo, como la satisfacción de un deseo, pero no cualquier deseo. Todos los hombres tienen el deseo de es feliz cuando su ser y su obrar tienen un sentido. La idea de sentido se relaciona con la Felicidad del ser humano. Por eso la Felicidad no puede estribar sólo en los bienes materiales, en la posesión de las cosas, en la superioridad, en el poder, por más que nuestra sociedad moderna haya basado el desarrollo en su producción gracias a la ciencia y la técnica. El hombre es algo más que un ser que consume. La Felicidad humana es algo más complejo que la mera conquista del poder y la posesión.
F. TORRALBA,

Pedagogía del sentido (texto adaptado).

PPC, Madrid, 1997





3.4. La cuestión.


Estas y otras muchas preguntas similares surgen inevitablemente a lo largo de la vida. Son preguntas típicas sobre el sentido de la vida. A veces parece que podemos vivir sin plantearlas y sin responderlas, pero, de vez en cuando, determinados acontecimientos de la vida humana, como la enfermedad, la misma vida y la muerte, nos las evocan de nuevo. Tarde o temprano estas preguntas exigen respuesta, ya que la felicidad personal depende en gran medida de la capacidad que la persona tenga para responderlas en profundidad.

Las dos acepciones de la palabra "sentido" nos pueden ayudar a comprender mejor el problema que nos estamos planteando.

"Sentido" es, en primer lugar, significado, y así solemos preguntar qué sentido tiene tal texto o tal palabra. Del mismo modo anhelamos conocer la significación de los acontecimientos de la vida. Continuamente nos preguntamos por el porqué y el para qué de lo que ocurre y de lo que nos ocurre rebelándonos contra el absurdo y el sinsentido.

"Sentido" es también, en segundo lugar, dirección, cuando nos preguntamos, por ejemplo, por el sentido de una marcha. Es la pregunta "hacia dónde" Y también esta segunda acepción la aplicamos a la vida cuando deseamos saber cuál será nuestro final, hacia dónde nos dirigimos, no sólo en esta vida sino en un posible más allá.

Sentido es, pues, significado, valor, orientación y finalidad. Podemos ya comprender en qué consiste preguntarse por el sentido de la vida.

Sin embargo, la vida no nos muestra su sentido inmediatamente. La vida está constituida de actos aparentemente aislados, pero la totalidad de la vida y el sentido de esa totalidad se nos escapa. Por eso es la misma vida la que ha de ser interpretada. Cada vida personal es un enigma por descubrir. Nuestro esfuerzo ha de ser leer en la vida para descubrir su sentido.

Cuando el sentido se descubre, la vida se transforma radicalmente. Todo adquiere valor y significado. La mirada que se dirige al mundo ve una realidad renovada, y es, sobre todo, la propia existencia la que se vive con gozo y plenitud.

La cuestión del sentido de la vida está íntimamente ligada a la felicidad de las personas. Ser feliz consiste en vivir una vida con sentido. A lo largo de toda nuestra vida vamos eligiendo y tomando decisiones siempre en busca de mayores niveles de felicidad. Todo ese cúmulo de decisiones y opciones que, a veces sin percatarnos, vamos tomando, van construyendo lo que somos.

Así pues, nuestra felicidad depende de nuestras elecciones y de nuestras opciones. A través de ellas construimos día a día el sentido de nuestra vida.



GRACIAS A LA VIDA

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.

Me dio dos luceros que, cuando los abro,

perfecto distingo lo negro y lo blanco,

y en el alto cielo, su fondo estrellado,

y en las multitudes al hombre que yo amo.
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.

Me ha dado el sonido y el abecedario,

con él las palabras que pienso y declaro:

madre, amigo, hermano, y luz alumbrando

la ruta del alma del que estoy amando.
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.

Me ha dado el oído y en todo su ancho

braman noche y día ríos y canarios,

martillos, turbinas, ladridos, chubascos,

y la voz tan tierna de mi bien amado.



Gracias a la vida, que me ha dado tanto.

Me ha dado la marcha de mis pies cansados,

con ellos anduve senderos y charcos,

playas y desiertos, montañas y llanos,

y la casa tuya, tu calle, tu patio.


Gracias a la vida, que me ha dado tanto.

Me ha dado la dicha, me ha dado el llanto,

así yo distingo dicha de quebranto.

Los dos materiales que forman mi canto

y el canto de ustedes, que es mi propio canto.
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.

Violeta Parra.

M A L D I G O E L A L T O C I E L O.


Maldigo del alto cielo

la estrella con su reflejo

maldigo los azulejos

destellos del arroyuelo.
Maldigo del bajo suelo

la piedra con sus contornos

maldigo del fuego del horno

porque mi alma está de luto

maldigo los estatutos

del tiempo con su bochorno

¡ cuanto será mí dolor !
Maldigo la cordillera

de los andes y de la costa

maldigo, señor, la angosta

y larga faja de tierra

cambien la paz y la guerra

lo franco y lo veleidoso

maldigo lo perfumoso

porque mi anhelo está muerto

maldigo todo lo cierto,

y lo falso con lo dudoso


¡ cuanto será mí dolor !

Maldigo la primavera

con sus jardines en flor

y del otoño el color

yo lo maldigo de veras;

a la bube pasajera

la maldigo tanto y tanto

porque me excito en quebranto

maldigo el invierno entero

con el verano embustero

maldigo profano y santo

¡ cuanto será mí dolor ¡


Maldigo la solitaria

figura de la bandera

maldigo cualquier emblema

la Venus y la ocalla

el trino de la canaria

que como si su planeta

la tierra y toda su dieta

porque me aqueja un pesar

maldigo del ancho mar

sus puertos y sus caletas


¡ cuanto será mí dolor ¡

Maldigo luna y paisaje

los valles y los desiertos

maldigo muerto por muerto

y el vivo del rey acaje

el ave con su plumaje

yo lo maldigo a porfía

las aulas, las sacristías

porque me aflige un dolor

maldigo el vocablo amor

con toda su porquería

¡ cuanto será mí dolor ¡


Maldigo por fin lo blanco

lo negro con lo amarillo

obispos y monaguillos

ministros y predicandos

yo los maldigo llorando

lo libre y lo prisionero

lo dulce, lo pendenciero

lo pongo mi maldición

en griego y en español

por culpa de un traicionero


¡cuanto será mí dolor ¡



(Violeta Parra). Chilena.





Dirigida por:

DANNY


BOYLE






177




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje