Página principal

Tutela no. 39305 luz estela zapata zapata primera instancia


Descargar 28.92 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño28.92 Kb.


TUTELA No. 39305


LUZ ESTELA ZAPATA ZAPATA

PRIMERA INSTANCIA


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN PENAL

SALA DE DECISION DE TUTELAS

Magistrado Ponente:

JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCA



Aprobado Acta No. 326

Bogotá, D.C, once (11) de noviembre de dos mil ocho (2008).




VISTOS:

Resuelve la Sala la acción de tutela promovida por LUZ ESTELA ZAPATA ZAPATA, quien actúa en nombre y representación de su menor hija Manuela Acevedo Zapata y como madre sustituta del niño Eric Sebastián Acevedo Mejía, hijos del sentenciado Jorge Arturo Acevedo Serna, contra la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín, en actuación que comprende al Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la misma ciudad, por la presunta vulneración a los derechos fundamentales de los niños, ante la negativa de las referidas autoridades de otorgarle la prisión domiciliaria a su padre.


ANTECEDENTES


1. JORGE ARTURO ACEVEDO SERNA solicitó al Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Medellín, ser cobijado con los beneficios de la prisión domiciliaria o seguridad electrónica, petición que le fue negada con fundamento en que el artículo 26 de la Ley 1121 de 2006, prohíbe expresamente el otorgamiento de beneficios, entre estos, el de extorsión agravada, por la cual fue condenado el actor.

Inconforme con lo decidido, ACEVEDO SERNA interpuso recurso de apelación, motivando el envío de las diligencias a la Sala de Decisión Penal del Tribunal Superior de Medellín, quien en auto de 25 de agosto de 2008, lo confirmó.



2. La señora LUZ ESTELA ZAPATA ZAPATA, actuando a nombre de los menores Erik Sebastián Acevedo Mejía y Manuela Acevedo Zapata, acude al mecanismo de amparo con el propósito de que se protejan los derechos fundamentales de los niños, los cuales en su criterio se ven afectados con la detención de Jorge Arturo Acevedo Serna.

Así, en relación con el menor Eric Sebastian de 10 años, la vulneración deviene por haber sido acogido por su padre (el de él) hace tres años, brindándole desde entonces afecto, comprensión, escolarización, presentando notable mejoría durante este proceso, encontrándose actualmente afectado por la ausencia de quien lo ha sabido valorar y sacado adelante.

Respecto de la niña Manuela de 6 años de edad, por encontrarse afectada psicológica, moral y sentimentalmente, al ver a su padre esposado y maltratado por más de cinco personas al negarse a dejarse filmar en la rueda de prensa que se dio con ocasión de su aprehensión.

En su sentir, no hay un objetivo esencial para que el padre de los menores continúe confiscado en cuatro muros, en un caos de hacinamiento como se encuentran las cárceles del país y sin ninguna posibilidad de ser rehabilitado, ya que el INPEC no cuenta con personal profesional para el desarrollo de la reinserción de los condenados.

Su pretensión la encamina a que se le otorgue a Jorge Arturo Acevedo algún beneficio extra mural, como por ejemplo la prisión domiciliaria, la suspensión de la ejecución de la pena o la condena de ejecución condicional para que pueda estar el mayor tiempo con los niños y de esta forma evitar que se continúe la afectación de sus vidas.

TRAMITE DE LA ACCION

Admitida la demanda, se ordenó notificar el inicio de la acción al sentenciado y correr traslado a las autoridades accionadas para que ejercieran el derecho de contradicción y aportaran las pruebas que estimaren pertinentes.

El titular del Juzgado 4º de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad, señala que ese despacho vigila la pena de tres años de prisión impuesta a JORGE ARTURO ACEVEDO SERNA por el Juzgado Primero Penal del Circuito de Medellín, por el delito de extorsión agravada, en el grado de tentativa.

Señala que el sentenciado elevó petición enderezada a que se le otorgara por favorabilidad la casa por cárcel o seguridad electrónica, la cual fue resuelta de manera adversa en interlocutorio de 24 de junio de 2008, al advertir que en su caso se daba la prohibición contemplada en la Ley 1121 de 29 de diciembre de 2006, ya que los hechos se sucedieron el 2 de abril de 2007 y la sentencia se profirió el 14 de mayo del mismo año, decisión que al serle notificada fue recurrida, siendo avalada por la Sala de Decisión Penal del Tribunal Superior de la misma ciudad en proveído de 25 de agosto de 2008.

El Magistrado del Tribunal Superior de Medellín, señala que esa Corporación a través de decisión de 25 de agosto del año en curso confirmó el auto emitido por el Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad que negó la prisión domiciliaría y otros beneficios al actor.

lfaOlgaOlgga

CONSIDERACIONES DE LA SALA

1. La acción de tutela fue creada por el constituyente para proteger de manera efectiva e inmediata los derechos fundamentales en los casos en que estos resulten vulnerados o amenazados por la acción u omisión de una autoridad pública o de un particular, pero no tiene como propósito brindarle protección supletoria, pues es ajena a su naturaleza reemplazar los procesos ordinarios o especiales que para la situación dada haya previsto el legislador.


2. LUZ ESTELA ZAPATA ZAPATA, actuando a nombre de los menores Erik Sebastián Acevedo Mejía y Manuela Acevedo Zapata promueve acción de tutela por las decisiones adoptadas por el Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la ciudad de Medellín y la Sala Penal del Tribunal Superior de la misma ciudad, a través de las cuales se le negó la prisión domiciliaria a Jorge Arturo Acevedo Serna en el proceso en el que fue condenado por el delito de extorsión agravada en el grado de tentativa.
3. Las pretensiones de la accionante escapan al objeto de la acción pública, pues tienen como finalidad desconocer las decisiones judiciales proferidas por las autoridades demandadas, censura que se contrae a cuestionar la valoración y el mérito reconocido a las pruebas y el alcance asignado por los funcionarios judiciales a las disposiciones que regulan la prisión domiciliaria.
4. Revisados los argumentos que tuvo en cuenta el Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Medellín para negar la prisión domiciliaria impetrada por el sentenciado, se evidencia que los mismos no se tornan arbitrarios o caprichosos sino ajustados a la legalidad.
Ello por cuanto la Ley 1121 de 2006, por la cual se dictan normas para la prevención, detección, investigación y sanción de la financiación del terrorismo y otras disposiciones establece la exclusión de beneficios y subrogados cuando se trate de delitos de terrorismo, financiación de terrorismo, secuestro extorsivo, extorsión y conexos, cometidos a partir de la fecha de su promulgación, esto es, el 29 de diciembre de 2006.

Para el caso objeto de controversia, prevé el artículo 26: “… no procederán las rebajas de pena por sentencia anticipada y confesión, ni se concederán subrogados penales o mecanismos sustitutivos de la pena privativa de la libertad de condena de ejecución condicional o suspensión condicional de ejecución de la pena, o libertad condicional. Tampoco a la prisión domiciliaria como sustitutiva de la prisión, ni habrá lugar ningún otro beneficio o subrogado legal, judicial o administrativo, salvo los beneficios por colaboración consagrados en el Código de Procedimiento Penal, siempre que esta sea eficaz. (subrayas fuera de texto).

Acorde con lo que viene de verse y atendiendo a que los hechos por los cuales resultó condenado Jorge Arturo Acevedo Serna, fueron cometidos el 2 de abril de 2007, fecha para la cual ya se encontraba en vigencia la Ley 1121 de 2006, la negativa de las autoridades accionadas a otorgar la sustitución de la prisión intramural por la domiciliaria o cualquier otro beneficio no se torna arbitraria, sino ajustada a la legalidad.
En consecuencia, el llano desacuerdo respecto de la apreciación de las pruebas o de las condiciones personales, sociales y familiares del sentenciado, carecen de entidad para tachar las determinaciones proferidas como causal de procedibilidad, pues el principio de autonomía de la función jurisdiccional impide al juez de tutela inmiscuirse en pronunciamientos como los cuestionados sólo porque el sujeto procesal no lo comparte o tiene una comprensión diversa a la de la autoridad judicial.

Resulta equivocado que la demandante haya acudido en este caso al mecanismo de amparo con el propósito de desconocer las actuaciones cumplidas por los funcionarios judiciales demandados, cuando las finalidades previstas para la acción pública no son las de una tercera instancia ni las de un mecanismo paralelo a los procedimientos ordinarios.

Tampoco procede la demanda como mecanismo transitorio, toda vez que de la actuación allegada no se evidencia que de negársele la tutela los menores en cuyo nombre instaura la demanda recibirán un perjuicio irremediable; circunstancia que revela la improcedencia de la acción constitucional en este asunto.
En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, en Sala de Decisión de Tutelas, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

RESUELVE

1. Declarar improcedente la demanda presentada por LUZ ESTELA ZAPATA ZAPATA, en nombre y representación de su menor hija Manuela Acevedo Zapata y como madre sustituta del niño Eric Sebastián Acevedo Mejía, por las razones expuestas en la parte considerativa de la presente decisión.


2. Notificar este fallo de conformidad con el artículo 30 del Decreto 2591 de 1991.
3. Enterar del contenido de la presente decisión a Jorge Arturo Acevedo Serna, a través de la Asesoría Jurídica del establecimiento carcelario en el cual cumple la pena.

4. Enviar el expediente a la Corte Constitucional para la eventual revisión de este fallo, en caso de no ser impugnado.
CÚMPLASE

JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTÍNEZ

JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCA JAVIER ZAPATA ORTIZ

TERESA RUIZ NÚÑEZ



Secretaria





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje