Página principal

Tutela 10061 A./ Jorge Eliécer Castaño Gordillo


Descargar 15.43 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño15.43 Kb.

Tutela 10061

A./ Jorge Eliécer Castaño Gordillo


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN PENAL

Magistrado Ponente:

Dr. CARLOS AUGUSTO GÁLVEZ ARGOTE

Aprobado Acta No. 145


Bogotá, D.C., veinticinco (25) de septiembre de dos mil uno (2.001).

VISTOS:
Debería la Sala pronunciarse sobre la impuganción interpuesta por el apoderado del ciudadano FRANCISCO ANTONIO GARCIA GIRALDO contra la decisión proferida el 27 de agosto pasado por el Tribunal Superior de Manizales, mediante la cual se negó por “carencia absoluta de legitimación activa” la acción de tutela instaurada por el abogado Jorge Eliécer Castaño Gordillo en contra del Tribunal Administrativo de Caldas, de no ser porque esa decisión no es impugnable.


ANTECEDENTES:
1. Actuado en su propio nombre el abogado Jorge Eliécer Castaño Gordillo interpuso acción de tutela contra el Tribunal Superior Administrativo de Caldas reclamando el amparo de los derechos al debido proceso y de acceso a la administración de justicia, presuntamente vulnerados en el proceso ordinario de acción de nulidad y restablecimiento del derecho en el que fungía como apoderado judicial del ciudadano Francisco Antonio Giraldo, pues debido a errada información suministrada en la Secretaría de la Corporación demanda y en la Oficina de Correos, perdió la oportunidad de que el Consejo de Estado conociera en segunda instancia la apelación de la sentencia dictada en dicho asunto, en donde, a la postre el aludido recurso y debido a los impases referidos, le fue declarado desierto.
2. Admitida la demanda de tutela y rituado el trámite previsto en el Decreto 25 91 de 1.991. por auto del 27 de agosto pasado, el Tribunal Superior de Manizales negó el amparo solicitado por “carencia absoluta de legitimación activa del peticionario”, quien no acreditó poder que lo autorizara para accionar por esta vía y dispuso la remisión del expediente a la Corte Constitucional.
3. La anterior decisión se le notificó personalmente al abogado Castaño Gordillo y a los accionados el 27 del mismo mes, procediendo el primero, en escrito presentado el 29 a manifestar interpone “recurso de apelación”.
4. Por su parte, el 30 siguiente, el ciudadano FRANCISCO ANTONIO GARCIA GIRALDO allegó memorial otorgándole poder al abogado Octavio Hoyos Betancur para que…, “en mi nombre y representación COADYUVE LA ACCIÓN DE TUTELA (INCISO 2º DEL ARTÍCULO 13 DEL Decreto Número 2591 de 1.991), que propuso el doctor JORGE ELIÉCER CASTAÑO GORDILLO, frente a los autos de 1º de febrero, 3 de mayo y 21 de junio del año 2.001, pronunciados por el Tribunal Administrativo de Caldas, …, en el proceso ordinario que instauré, de nulidad y restablecimiento del derecho, en contra de la SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE NOTARIADO Y REGISTRO”, aclarando más adelante, que dicho abogado quedaba facultado para “ratificar la misma actuación con el fin de evitar nulidades…,”.
Dicho profesional, en consecuencia, presentó escrito en el que expone las razones por las que se aparta de la decisión del Tribunal en cuanto tiene que ver con la falta de legitimidad por activa, pues a su juicio lo que debió hacer el juez de primer grado fue rechazar la demanda y no darle curso, pero como no lo hizo así, él como nuevo abogado ratifica su actuación conforme al poder dado por el señor GARCIA GIRALDO, saneando de esa manera cualquier nulidad que pudiera sobrevenir por esa causa. Por ello, solicita finalmente que la Corte se pronuncie de fondo sobre los derechos constitucionales cuyo amparo se persigue.
CONSIDERACIONES:
1. Tal y como se anunció al inicio de este proveído, la Sala se abstendrá de pronunciarse sobre la impugnación propuesta contra el auto del 27 de agosto del año en curso dictado por el Tribunal Superior de Manizales dentro del presente trámite de tutela.
2. En efecto, tal y como se aprecia en el escrito de demanda, el abogado doctor Jorge Eliécer Castaño Gordillo, incoó la acción de tutela a título personal, pues de ninguna manera advirtió que lo hacía en nombre y representación de FRANCISCO ANTONIO GIRALDO GARCIA, ni mucho menos que actuara como agente oficioso ante la imposibilidad de aquél de hacer valer directamente sus derechos, tal y como lo enfatizó el Tribunal en el auto impugnado.
3. Siendo ello así, es evidente que la determinación adoptada por el Tribunal como consecuencia de culminación del trámite, no goza de la naturaleza propia de un fallo de tutela, así inapropiadamente haya manifestado, como consecuencia de la falta de legitimación activa del peticionario que negaba el amparo de los derechos constitucionales solicitado por el abogado Jorge Eliécer Castaño Gordillo, pues es evidente que lo que hizo fue esperar hasta ese momento para rechazar la demanda presentada, siendo por tanto desacertada la orden de enviar el expediente a la Corte Constitucional para su revisión, cuando se trata de una decisión no susceptible de ello.
4. Lo anterior, tiene su razón de ser en el hecho de que no es posible negar lo que no se ha ni siquiera considerado para admitirlo o rechazarlo, condición que precisamente en materia de derechos fundamentales caracteriza los fallos de tutela, pues obsérvese que en el artículo 29.3 del Decreto 2591 de 1.991 se indica como uno de los contenidos de la sentencia de tutela “la determinación del derecho tutelado".
5. En conclusión, al no haberse decidido sobre el fondo del asunto, es claro que la determinación adoptada por el Tribunal de Manizales no es una sentencia de tutela, por manera que, la Sala habrá de abstenerse de pronunciarse sobre la impugnación propuesta, pues la competencia que en esta materia le confiere la ley únicamente está referida a los fallos de tutela y por la vía de la consulta a los proveídos mediante los cuales se impone sanción por desacato (artículos 30 y 52 del Decreto 2591 de 1.991).
En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA DE CASACIÓN PENAL,
RESUELVE:
1. Abstenerse de resolver la impugnación propuesta contra el auto proferido el 27 de agosto del año en curso por el Tribunal Superior de Manizales.
2. Notifíquese de conformidad con lo dispuesto en el artículo 16 del Decreto 2591 de 1.991 y devuélvase la actuación al Tribunal de origen.

CARLOS EDUARDO MEJÍA ESCOBAR


FERNANDO ARBOLEDA RIPOLL JORGE ENRIQUE CÓRDOBA POVEDA


HERMÁN GALÁN CASTELLANOS CARLOS AUGUSTO GÁLVEZ ARGOTE

JORGE ANÍBAL GÓMEZ GALLEGO EDGAR LOMBANA TRUJILLO

ÁLVARO ORLANDO PÉREZ PINZÓN NILSON PINILLA PINILLA


Teresa Ruiz Núñez



Secretaria




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje