Página principal

Trigésimo noveno período ordinario de sesiones san pedro sula, honduras


Descargar 2.16 Mb.
Página1/37
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño2.16 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   37


ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

A
SAMBLEA GENERAL


TRIGÉSIMO NOVENO PERÍODO ORDINARIO DE SESIONES

SAN PEDRO SULA, HONDURAS


Del 2 al 3 de junio de 2009

ACTAS Y DOCUMENTOS


VOLUMEN II

AG

SECRETARÍA GENERAL

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

WASHINGTON, D.C. 20006

Las actas y documentos del trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos se publican en dos volúmenes:

El Volumen I contiene los textos certificados de las resoluciones aprobadas por la Asamblea General, en cada uno de los idiomas oficiales de la Organización.

El Volumen II contiene las actas textuales de las sesiones plenarias, las actas resumidas de la Comisión General y los documentos correspondientes al temario, lista de participantes, autoridades de la Asamblea, orden de precedencia de las delegaciones y de los Observadores Permanentes, y lista de documentos.

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

ASAMBLEA GENERAL


OEA/Ser.P/XXXVI-O.2

30 septiembre 2009

Volumen II



TRIGÉSIMO NOVENO PERÍODO ORDINARIO DE SESIONES

SAN PEDRO SULA, HONDURAS

Del 2 al 3 de junio de 2009



ACTAS Y DOCUMENTOS


VOLUMEN II
ACTAS TEXTUALES DE LAS SESIONES PLENARIAS
ACTAS RESUMIDAS DE LA COMISIÓN GENERAL


DOCUMENTOS VARIOS

SECRETARÍA GENERAL

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

WASHINGTON, D.C. 20006



2009

ÍNDICE



Página

SESIÓN INAUGURAL


Acta de la sesión inaugural 3
1. Palabras del Secretario General de la OEA 5
2. Palabras del Presidente de Honduras 14

SESIONES PLENARIAS


Acta de la primera sesión plenaria 29
1. Elección de presidente 31
2. Palabras de la Presidenta de la Asamblea General 32
3. Aprobación del proyecto de temario 34
4. Aprobación del proyecto de calendario 41
5. Aprobación de los acuerdos adoptados por la Comisión Preparatoria 42
6. Informe del Secretario General sobre la presentación de credenciales 43
7. Instalación de la Comisión General y asignación de

Temas a dicha Comisión 43

Acta de la segunda sesión plenaria 49
1. Elección del presidente de la Comisión General 51
2. Diálogo de Jefes de Delegación:

Hacia una Cultura de la No Violencia 52


3. Anuncios del Secretario General Adjunto 101

Acta de la tercera sesión plenaria 103




  1. Resolución sobre Cuba 105

[Receso]
2. Diálogo de Jefes de Delegación:

Hacia una Cultura de la No Violencia

(continuación) 146

Acta de la cuarta sesión plenaria 179
1. La Cuestión de las islas Malvinas 181
2. Informe sobre el problema marítimo de Bolivia 191
3. Por una cultura de la no violencia hacia la mujer 197


  1. El efecto del cambio climático en la sociedad, la economía y el

medio ambiente de los países del Hemisferio 206


  1. Cooperación hemisférica para la preparación y

respuesta a las enfermedades transmisibles,

incluida la influenza A (H1N1) 212




  1. Cumbre de las Américas: Seguimiento a Haití 215

7. Colaboración hemisférica sobre un Sistema Avanzado de

Información sobre Pasajeros (APIS) 225
8. Informes Nacionales de Seguimiento de Recomendaciones

correspondiente a la Cuarta Ronda de Evaluación del

Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM) de la

Comisión Interamericana para el Control del Abuso de

Drogas (CICAD) 229
9. Informe anual del Consejo Permanente a la Asamblea General y

Adopción de resoluciones 232


10. Informe de la Comisión General y adopción de resoluciones 236
11. Exposición del Presidente del Comité Jurídico Interamericano 243
12. Exposición de la Presidenta de la Corte Interamericana de

Derechos Humanos 246

13. Exposición de la Presidenta de la Comisión Interamericana de

Derechos Humanos 251


14. Elección de autoridades de los órganos,

organismos y entidades de la Organización: 258


a. Elección de tres miembros del

Comité Jurídico Interamericano 259


b. Elección de tres miembros de la Comisión Interamericana de

Derechos Humanos 261


c. Elección de cuatro miembros de la Corte Interamericana de

Derechos Humanos 262


d. Elección de tres miembros del Centro de Estudios de

Justicia de las Américas 263


e. Elección de un miembro de la Junta de Auditores Externos 264
f. Elección de un miembro del Tribunal Administrativo 264
15. Voto de agradecimiento al Ministro de Relaciones Exteriores de

El Salvador 264


16. Sede del cuadragésimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General 264
17. Consideración del proyecto de Declaración de San Pedro Sula

“Hacia una Cultura de la No Violencia” 265


SESIÓN DE CLAUSURA


Acta de la sesión de clausura 269
1. Palabras de la Presidenta de la Asamblea General 271
2. Palabras del Secretario General 272
3. Voto de agradecimiento al pueblo y Gobierno de Honduras 272

COMISIÓN GENERAL


Acta resumida de la primera sesión 279
1. Consideración del orden del día 280
2. Elección de autoridades 280
3. Metodología 280
4. Consideración de proyectos de declaración y de resolución: 281
a. Proyecto de Declaración de reconocimiento y agradecimiento

al Reino de España por su contribución en materia de

cooperación brindada en su calidad de

Observador Permanente ante la Organización de los

Estados Americanos (OEA) 281
b. Observaciones y recomendaciones al Informe Anual de la

Comisión Interamericana de Derechos Humanos 282


c. Derecho a la libertad de pensamiento y expresión y la

importancia de los medios de comunicación 282


d. Séptima Conferencia Especializada Interamericana sobre

Derecho Internacional Privado 283


e. Apoyo a la recapitalización del Banco Interamericano de

Desarrollo (BID) en el contexto de la crisis económica y

financiera internacional 283
f. Fondo de Paz: Solución pacífica de controversias territoriales 284


  1. Apoyo a la gobernabilidad democrática en Guatemala 285




  1. Modernización y uso de las tecnologías electorales en el

Hemisferio 285

Acta resumida de la segunda sesión 287


1. Consideración de proyectos de resolución: 288
a. Séptima Conferencia Especializada Interamericana sobre

Derecho Internacional Privado 288


b. Apoyo a la recapitalización del Banco Interamericano de

Desarrollo (BID) en el contexto de la crisis económica y

financiera internacional 288
2. Otros asuntos 289

DOCUMENTOS VARIOS


Temario 295
Lista de participantes 295
Autoridades de la Asamblea General 305
Orden de precedencia de las delegaciones de los Estados Miembros 375
Orden de precedencia de las delegaciones de los Observadores Permanentes 379
Lista de documentos 387

SESIÓN INAUGURAL

ACTA DE LA SESIÓN INAUGURAL1/

Fecha: 2 de junio de 2009

Hora: 9:45 a.m.

Lugar: Centro Social Hondureño Árabe
Presidente Provisional: Señor Fander Falconí

Ministro de Relaciones Exteriores del Ecuador



Presentes: Carlos Játiva (Ecuador)

Francisco Laínez (El Salvador)

Hillary Clinton (Estados Unidos)

Peter C. David (Grenada)

Haroldo Rodas Melgar (Guatemala)

Bayney R. Karran (Guyana)

Alrich Nicolas (Haití)

Patricia Rodas Baca (Honduras)

Kenneth Baugh (Jamaica)

Patricia Espinosa Cantellano (México)

Daniel Ortega Saavedra (Nicaragua)

Samuel Lewis Navarro (Panamá)

Fernando Lugo Méndez (Paraguay)

Néstor Popolizio Bardales (Perú)

José Manuel Trullols (República Dominicana)

Izben C. Williams (Saint Kitts y Nevis)

Michael Louis (Santa Lucía)

Louis Straker (San Vicente y las Granadinas)

Lygia Louise Irene Kraag-Keteldijk (Suriname)

Lenny Saith (Trinidad y Tobago)

Gonzalo Fernández (Uruguay)

Nicolás Maduro Moros (Venezuela)

Deborah-Mae Lovell (Antigua y Barbuda)

Jorge E. Taiana (Argentina)

Brent Symonette (Bahamas)

Maxine O. McClean (Barbados)

Wilfred Elrington (Belize)

David Choquehuanca Céspedes (Bolivia)

Celso Amorim (Brasil)

Peter Kent (Canadá)

Mariano Fernández (Chile)

Jaime Bermúdez Merizalde (Colombia)

Bruno Stagno Ugarte (Costa Rica)

Vince Henderson (Dominica)

José Miguel Insulza (Secretario General de la OEA)

Albert R. Ramdin (Secretario General Adjunto)

La MAESTRA DE CEREMONIAS: Hacen su ingreso a esta sala designada para las sesiones plenarias del trigésimo noveno período ordinario de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), los Jefes de Protocolo del Gobierno de Honduras y de la Organización de los Estados Americanos, el Ciudadano Presidente de la República de Honduras, señor José Manuel Zelaya Rosales; Sus Excelencias José Miguel Insulza y Alberto Ramdin, Secretario General y Secretario General Adjunto respectivamente de la Organización de los Estados Americanos; la señora Secretaria de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores de la República de Honduras, doña Patricia Rodas y la Premio Nobel de la Paz, honorable Rigoberta Menchú, en compañía de la Primera Dama de la República de Honduras, señora Xiomara Castro de Zelaya.
[Pausa.]
En la mesa principal damos la bienvenida al excelentísimo señor Presidente del Paraguay, don Fernando Lugo. [Aplausos.]
Señoras y señores Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores, señoras y señores Jefas y Jefes de Delegación de los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos, desde el corazón de América, en la ciudad de San Pedro Sula, Honduras, les damos la más cálida bienvenida a los actos de inauguración del trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos, promotora esta de la paz y de la no violencia para los pueblos de América. Durante esta jornada, los Representantes de los países miembros de la Organización buscarán dar respuesta a la preocupación expresada por sus ciudadanos acerca de la violencia y manifestar sus inquietudes sobre el desarrollo social, económico, político y cultural de los pueblos del Continente.
Para dar inicio a estos solemnes actos de inauguración, escuchamos el himno de la República de Honduras, cantado por la soprano Claudia Gonzáles.
[Se escucha el himno nacional de Honduras y se hacen varias presentaciones culturales.]

1. Palabras del Secretario General de la OEA


La MAESTRA DE CEREMONIAS: Concluidas estas intervenciones artísticas, escucharemos al excelentísimo señor José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de los Estados Americanos.
[Pausa.]
Damas y caballeros, en este momento el excelentísimo señor Presidente de Nicaragua, don Daniel Ortega, hace su ingreso a la sala.
[Pausa.]
Su Excelencia, don José Miguel Insulza.
El SECRETARIO GENERAL: Excelentísimo señor Manuel Zelaya Rosales, Presidente de la República de Honduras y señora Xiomara Castro de Zelaya; excelentísimo señor Daniel Ortega, Presidente de la República de Nicaragua y señora Rosario Murillo de Ortega; excelentísimo señor Fernando Lugo Méndez, Presidente de la República del Paraguay; Su Excelencia señora Patricia Isabel Rodas Baca, Secretaria de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores de Honduras; Embajador Albert Ramdin, Secretario General Adjunto de la Organización de los Estados Americanos; señora Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz; señores Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de Delegación; señores Presidentes y Directores de organismos interamericanos e internacionales; señores Ministros y altas autoridades del Gobierno de Honduras; señoras y señores embajadores; distinguidos invitados; señoras y señores:
Al recibir a los Cancilleres de las Américas, debo agradecer a los señores Presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y del Paraguay, Fernando Lugo quienes, con su presencia, enaltecen esta inauguración.
Agradezco muy especialmente, en nombre de todos los presentes, al señor Presidente de Honduras, don José Manuel Zelaya y a su Gobierno, al pueblo hondureño y a las autoridades y ciudadanos de San Pedro Sula por la afectuosa acogida que nos han brindado y por el cuidado y la eficiencia de todos los equipos de trabajo demostrados en la organización de esta trigésimo novena Asamblea General.
Junto a este reconocimiento, permítame expresarle, señor Presidente, nuestras sentidas condolencias por los trágicos acontecimientos en la madrugada del 28 de mayo, los que han enlutado a su querido país y, por ende, a todas las Américas. Su nobleza y la de su pueblo al acogernos en tan difíciles circunstancias acrecientan nuestra gratitud.
Hace un año atrás, cuando iniciábamos el trigésimo octavo período ordinario de sesiones de esta Asamblea General en Medellín, expresé un moderado optimismo ante el momento que vivía nuestra región. Estábamos a mediados del sexto año consecutivo de crecimiento para América Latina y el Caribe y, como consecuencia de ese crecimiento y de buenas políticas públicas en la mayoría de nuestros países en los cinco años anteriores, la población en situación de pobreza se había reducido en 27 millones y la extrema pobreza había disminuido en 16 millones de personas.
La situación, como todos sabemos, es ahora lamentablemente distinta. La región es víctima de una crisis económica de alcance mundial. Todos nuestros países están experimentando situaciones de contracción económica y aunque algunos, por su mayor dinamismo económico previo o por la aplicación anterior de medidas de prevención anticíclicas, se encuentren en mejores condiciones, todos se verán finalmente afectados, siendo nuestra obligación prever los efectos de esa situación, actuando en consecuencia.
Nos preocupan los efectos sociales y políticos de esta crisis, a saber, el perder lo ganado en el combate contra la pobreza durante el último período y el pronóstico de que más de 12 millones de personas corran el riesgo de caer en ella en los próximos dos años. En un contexto de incremento de los niveles de pobreza e inseguridad laboral, también se verá amenazado el uso sustentable de la energía, el medio ambiente y el desarrollo en general.
Debemos evitar que la crisis, al afectar a todos los sectores sociales, genere pugnas distributivas que repercutan sobre los más débiles y sobre las relaciones políticas y sociales internas de los países de la región.
El buen funcionamiento del sistema democrático puede servir de conducto para debatir y dirimir las diferencias y pugnas que la crisis va a provocar. Cuando se celebran de manera regular elecciones abiertas, transparentes y competitivas en todos nuestros países, ello permite canalizar las polémicas y resolverlas de manera democrática.
Pero es necesario algo más. Se requiere también un sistema de acuerdos políticos y sociales amplios que permita fortalecer la gobernabilidad y la viabilidad política de las medidas que será necesario adoptar. El logro de grandes acuerdos nacionales con el consenso de la mayoría de los actores sociales, puede disminuir el efecto de la crisis sobre los segmentos más vulnerables de nuestras sociedades y evitar una peligrosa competencia por culparnos entre nosotros de lo que no hemos provocado.
Pero se trata no solo de acuerdos internos en cada país. También se deben alcanzar consensos en el plano regional que permitan desarrollar una respuesta coordinada, integral y eficaz a la crisis, con el apoyo de toda la comunidad internacional.
Nuestros Jefes de Estado y de Gobierno avanzaron decididamente en esta dirección en su reunión Cumbre de Trinidad y Tobago, en la cual el clima imperante entre nuestros líderes, sin excepción, fue de una amistosa búsqueda de consensos.
A partir de los acuerdos del G-20, en los cuales participaron cinco países miembros de la OEA, nuestros Jefes de Estado y de Gobierno discutieron medidas para reducir los efectos de la crisis, alcanzando importantes acuerdos para evitar el proteccionismo, promover la competitividad, proteger a las poblaciones más vulnerables y enfrentar la reducción del ingreso de capitales a la región.
Es una paradoja que, mientras la CEPAL nos anuncia que en 2008 la inversión extranjera alcanzó la cifra más alta de la historia de América Latina y del Caribe, con más de 128 mil millones de dólares, un 13% más que en 2007, la región deba enfrentar este año una caída brusca de los flujos de capital. Y no es que hayamos cambiado de políticas o seamos menos confiables. Se trata simplemente de la reducción generalizada que caracteriza a esta crisis y de la cual nuestros países no están exentos.
Nuestros líderes esperan que los compromisos de flexibilidad en las condiciones de las instituciones globales: el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, se hagan sentir en nuestras economías. Hacen énfasis especial en el aumento de capital en nuestros propios bancos de desarrollo: el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Caribbean Development Bank (CDB). Esperamos, como lo enfatiza una resolución que ustedes conocerán en esta Asamblea, que la decisión de aumentar el capital del BID se produzca a tiempo para hacer más efectiva su acción en el Hemisferio.
También es indispensable evitar que nuestros países, como ha ocurrido en crisis anteriores, adopten medidas artificiales para exportar su desempleo en perjuicio de otros. El proteccionismo, la persecución de inmigrantes, la disputa por los escasos recursos financieros y otras medidas son contrarios al espíritu de cooperación y solidaridad con que debemos enfrentar la crisis.
Señores Presidentes y señoras y señores Ministros, gracias al diálogo de nuestros Presidentes y a los acuerdos alcanzados en la Cumbre, tenemos hoy una agenda común que debemos ser capaces de implementar. Ella no es simplemente un listado de temas. Aunque ya es importante que estemos de acuerdo sobre este listado, lo fundamental es tener también acuerdo sobre sus contenidos y sobre acciones comunes que demuestren que el multilateralismo que practicamos contribuye a resolver sus problemas.
El primer tema es, desde luego, la crisis económica, al cual ya me he referido. Estrechamente ligado a su superación está un segundo tema discutido en Puerto España: el de la prosperidad humana. En los años recientes de crecimiento económico, nuestros países se esforzaron por reducir la pobreza por medio de programas innovadores de transferencias condicionadas y apoyo directo a familias en extrema pobreza.
Por ello, nuestros Ministros de Desarrollo Social y nuestros Presidentes y Jefes de Gobierno ratificaron una Red Interamericana de Cooperación para la Protección Social que esperamos poner en marcha antes del fin del año. A través de esta Red esperamos traspasar buenas prácticas en programas de transferencias condicionadas y de microcrédito a lo largo del Hemisferio.
El desarrollo integral de nuestras sociedades sigue estando en el centro de nuestras preocupaciones. Continuamos en la tarea de diseñar e implementar con nuestros países miembros políticas, programas y proyectos orientados al desarrollo de las capacidades humanas, al fortalecimiento institucional y a la generación de políticas públicas eficaces en educación, empleo decente, desarrollo social, cultura, comercio, ciencia y tecnología, desarrollo sostenible y medio ambiente. Todos estos temas que solo enumero, han sido tratados en las Cumbres anteriores pero sus mandatos están vigentes y debemos seguir trabajando en ellos.
El tercer tema es la energía, a partir de una doble constatación: que nuestro hemisferio es generoso y variado en materia energética y que, sin embargo, no tenemos aún redes adecuadas de cooperación y complementación, siendo, por otro lado, nuestro uso de la energía aún muy ineficiente. Nuestros líderes estuvieron de acuerdo en Puerto España sobre la necesidad de formar una red de cooperación que, con formas flexibles de organización, pudiera coordinar a los países en la producción de energías renovables y no renovables y en la transmisión y uso eficiente de las mismas.
Aunque compartimos la idea de que este debería ser un marco flexible y voluntario de cooperación, pensamos que se requiere algún tipo de institucionalidad que realice esta coordinación. Esperamos conocer las primeras propuestas en torno a estas iniciativas en la reunión que se realizará en Lima, a mediados de junio.
El cambio climático, ligado al anterior, es el cuarto tema de nuestra agenda común. Y si bien ambos temas se han tratado mucho de manera conjunta, es importante recordar que en nuestra región el uso del suelo juega un papel tan importante en el cambio climático como el de las emisiones de gases. La contaminación del aire y del agua está muy ligada a la pobreza y a la ausencia o degradación de la infraestructura sanitaria. Algún tratamiento específico es, por lo tanto, indispensable.

El quinto tema es el de la migración. Motivo de gran debate, con ribetes impropios de alarmismo en los años recién pasados, el flujo de migrantes entre los países de América y hacia otras regiones es un asunto de naturaleza claramente hemisférica que debemos enfrentar en conjunto. Afecta a nuestros ciudadanos, a nuestras familias y a nuestras sociedades y, por la cuantía de las remesas que genera, al desarrollo de nuestras economías. Si queremos efectivamente hacer política hemisférica en conjunto, este es un terreno en que debemos demostrarlo.


Paradójicamente la crisis, que ha tenido un impacto negativo sobre la magnitud de la migración, permite tratar el tema ahora con menos presiones.
El sexto tema es la seguridad pública que también llegó a la agenda de nuestros líderes en Puerto España. Hemos manifestado nuestra preocupación por el aumento del crimen organizado y del narcotráfico, por el significado que ellos tienen para el bienestar material y para el ejercicio de los derechos fundamentales de nuestros ciudadanos y también, en muchos países, para la estabilidad misma de nuestras instituciones. Anunciamos hace un año la realización de una Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas, que gracias a la generosa colaboración del Gobierno de México, se realizó en la Ciudad de México con pleno éxito en octubre del año pasado. Fue la primera oportunidad para una discusión amplia, de alto nivel, de este tema en nuestra región. Alcanzó muy bien sus objetivos y tendremos hacia fin de año la segunda reunión en República Dominicana, precedida de una reunión de expertos de alto nivel, en Uruguay.
Hace pocas semanas nuestra Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) realizó su reunión anual. En ella se coincidió en que, sin dejar de lado las políticas de interdicción que nuestros países llevan a cabo con altos costos humanos y materiales, es indispensable atender también de manera preferencial la reducción de la demanda. Los esfuerzos que realizamos en la interdicción podrán mejorar las condiciones de orden público en algunos países, pero la droga continuará fluyendo a menos que seamos capaces de reducir la demanda, especialmente en los centros afluentes de mayor consumo.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   37


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje