Página principal

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de Tucumán autos: Pucci, Raúl Guillermo c/Jockey Club de Tucumán fecha: 19/11/2009 sumario: La Corte no hizo lugar al pedido de aclaratoria solicitado por el actor respecto del recurso de casación interpuesto por el


Descargar 8.82 Kb.
Fecha de conversión09.07.2016
Tamaño8.82 Kb.
TRIBUNAL: Corte Suprema de Justicia de Tucumán

AUTOS: Pucci, Raúl Guillermo c/Jockey Club de Tucumán

FECHA: 19/11/2009

SUMARIO: La Corte no hizo lugar al pedido de aclaratoria solicitado por el actor respecto del recurso de casación interpuesto por el empleador, por considerar el tribunal que todavía no se determino la existencia o no de obligación en cabeza del empleador.

VOCABLOS: RECURSO DE CASACION – RECURSO DE ACLARATORIA

San Miguel de Tucumán, noviembre 19 de 2009.

Considerando: Viene a conocimiento y resolución de este Tribunal el recurso de aclaratoria deducido por la representación letrada de la parte actora, en contra del pronunciamiento dictado por esta Corte el 29 de mayo de 2009 (fs. 681/685), mediante el cual se hizo lugar al recurso de casación interpuesto por la co-demandada Jockey Club de Tucumán, en contra de la sentencia emitida por la Sala IIª de la Excma. Cámara del Trabajo con fecha 27 de junio de 2005 (fs. 388/390).

El actor solicita que se aclare la sentencia en el sentido de que la misma sólo tiene efectos limitados al recurso de casación interpuesto por el Jockey Club de Tucumán, y no de la Caja Popular de Ahorros de Tucumán. Argumenta que la pretensión ha sido deducida contra un litisconsorcio facultativo conformado por el Jockey Club de Tucumán y La Caja Popular de Ahorros de Tucumán, por lo que el recurso admitido con respecto a un litisconsorte -Jockey Club de Tucumán- no beneficia ni perjudica al restante. Señala que si a La Caja Popular de Ahorros se le rechazó un recurso de queja por casación denegada y ello no fue recurrido, la sentencia se encuentra firme con respecto a esta codemandada, por lo que ella debe someterse a la decisión judicial a los efectos de preservar el instituto de la cosa juzgada, garante de la seguridad jurídica que debe primar en todo proceso.

De acuerdo al informe actuarial obrante a fs. 697, la parte demandada no contestó la vista del recurso de aclaratoria que le fue ordenada.

Confrontada la crítica del recurrente con los términos de la sentencia impugnada, considero que no corresponde efectuar aclaración alguna en el sentido peticionado por la parte actora.

En el caso, de la sentencia dictada por la Cámara con fecha 27/6/2005 emerge que la demandada Jockey Club de Tucumán fue condenada como empleadora directa de la parte actora, y que la Caja Popular de Ahorros de la Provincia de Tucumán fue declarada responsable solidaria por el pago de los rubros resultantes de la condena. Resulta claro entonces que al haber resuelto esta Corte dejar sin efecto la sentencia con respecto a rubros por los que el Jockey Club de Tucumán había sido condenado como demandado directo, ello determinó que también quedara sin efecto la condena de la Caja Popular de Ahorros de la Provincia de Tucumán en su carácter de obligada solidaria resuelta por el fallo de la Cámara, debiendo la situación de ambas codemandadas ser atendida en el nuevo pronuncia-miento que se dicte al respecto.

El recurrente parte de la equivocada premisa de que las demandadas integran un litisconsorcio facultativo, situación que no se verifica en autos, atento a que de acuerdo al criterio asumido por esta Corte a partir del dictado de la sentencia N° 1140 del 21/12/2005, las obligaciones contraídas por el empleador en el marco de un contrato de trabajo son simplemente mancomunadas con solidaridad impropia, por lo que el codeudor subsidiario o accesorio (al que la ley no le atribuye el carácter de empleador sino que le imputa responsabilidad por las obligaciones contraídas por éste) puede ser alcanzado por la solidaridad sólo en caso de que la existencia de la obligación sea previamente establecida en cabeza del deudor principal.



Vale decir que como aún en el presente caso no se ha determinado la existencia o no de obligación alguna en cabeza de la empleadora Jockey Club de Tucumán, sino que ello dependerá de la decisión que se adopte cuando la Cámara emita un nuevo pronunciamiento en la causa como consecuencia del reenvío dispuesto, resulta impropio emitir resolución aclaratoria alguna en donde se excluya a la codemandada La Caja Popular de Ahorros del alcance de la casación dispuesta. Consecuentemente, corresponde disponer el rechazo de la aclaratoria con costas a cargo de la parte actora, por haber resultado vencida en el recurso (arts. 49 CPL y 106 CPCC).

Por ello, se resuelve: No hacer lugar, con costas, al recurso de aclaratoria deducido por la parte actora, en contra del pronunciamiento de dictado por esta Corte el 29 de mayo de 2009 (fs. 681/685). — Antonio Daniel Estofán. — René Mario Goane. — Claudia Beatriz Sbdar.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje