Página principal

Titulo: Programa Cultural de las Fronteras


Descargar 16.23 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño16.23 Kb.
NUMERO: ESPECIAL

FECHA: Especial 1987

TITULO DE LA REVISTA: En el Límite: México-EEUU

INDICE ANALITICO: Programa Cultural de las Fronteras

AUTOR: Javier Kuramura Rivera

TITULO: Programa Cultural de las Fronteras


TEXTO:
Como una justa respuesta a la voz expresada en la consulta popular de preservar la soberanía e identidad nacionales en las franjas fronterizas del país, el presidente de la República, licenciado Miguel de la Madrid Hurtado, creó el 20 de julio de 1983 en Tijuana, Baja California, el Programa Cultural de las Fronteras.


Sujeto al principio de apoyar la descentralización, la democratización, la preservación y promoción de la cultura nacional en ambas fronteras, el Programa Cultural de las Fronteras se impuso la tarea de afirmar y enriquecer la identidad cultural de las regiones y estados fronterizos.
A partir de un objetivo general: ampliar la participación de los individuos, grupos y comunidades fronterizas para un mejor conocimiento, creación y disfrute de nuestra cultura, así como promover y difundir nuestra identidad cultura, surgen propósitos específicos; entre otros, rescatar, revalorizar y preservar las peculiaridades de cada región; impulsar la edición de revistas e impresos orientados a la cultura; alentar la investigación sociocultural para conocer y diagnosticar permanentemente los fenómenos socioculturales; rescatar, preservar y divulgar el patrimonio cultural, artístico y arqueológico; incrementar la formación de promotores y administradores culturales mediante la capacitación que les permita atender las necesidades de sus comunidades y, de manera fundamental, multiplicar espacios en los medios de comunicación para la difusión cultural, la promoción de los valores locales y nacionales y las tradiciones populares en las dos fronteras.
La cobertura del Programa Cultural de las Fronteras abarca 12 estados (Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, en el norte y Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán, en el sur). Aun cuando se enfatiza la acción en los municipios fronterizos (98), comprende en su totalidad los municipios de estos estados.
Desde sus inicios, la actividad creadora del Programa Cultural de las Fronteras es tangible. Se ve y se siente en la dinámica tarea de las universidades, casas de cultura, bibliotecas, museos, teatros y foros de expresión, en donde lo mismo se convoca a un curso de capacitación en los diferentes campos de las artes, que a una exposición de pintura o un certamen artístico; la presentación de un libro, o la realización de una mesa redonda en torno a la historia local, la identidad regional o la defensa del patrimonio arquitectónico, o en un concurrido encuentro de escritores, historiadores y poetas, en los que el público deja de ser espectador para transformarse en actor.
En los siete estados de la frontera norte del país existe una rica e intensa actividad cultural. Es, quizá, inexacto decir que se está produciendo un renacimiento, pero sí, en cambio, se trata de una productiva renovación, ya que de las arraigadas raíces que han sostenido nuestra idiosincrasia está brotando la savia joven que ha de mantener vigentes nuestras costumbres y tradiciones que nos han identificado como cultura y nación ante los expectantes ojos del mundo, así como un enriquecimiento de nuestra identidad, a través de la cultura contemporánea de los mexicanos.
Intensa actividad cultural
Al lado del vértigo cultural de los estados fronterizos del país está la presencia, animando en ocasiones, impulsando otras y, las más, apoyando las iniciativas que surgen de la base misma de las comunidades, el Programa Cultural de las Fronteras, organismo que nació justamente como una respuesta al reclamo popular expresado en la campaña del hoy presidente Miguel de la Madrid.
A partir de entonces, la actividad cultural ha sido incesante. En lo que va de este año, por citar sólo algunos ejemplos, en Saltillo, Coahuila, se realizó el Primer Foro de Estudios sobre las Fronteras de la Nación, en el que los propios actores sociales, intelectuales, artistas, obreros, vecinos y periodistas expresaron, en un marco de total libertad, sus conceptos de frontera y de nación
En la capital coahuilense, también, tuvo lugar el Primer Encuentro de Radioproductores Culturales de la Frontera Norte y, ante la necesidad de dar a conocer una visión más amplia acerca de los acontecimientos que dieron lugar a la actual realidad geográfica, política, económica y social del norte del país, se celebró el Primer Encuentro de Historia Regional.
En el mes de marzo, en La Paz, Baja California Sur, se inauguró un centro cultural que responde a un anhelo largamente ambicionado por sus habitantes. Al lado de un magnífico teatro se sitúa una hemeroteca, una biblioteca, una sala de danza y un conjunto de salones para conferencias y exposiciones que abrieron sus puertas con un magno evento: el Festival Artístico de la Paz, encabezado con la actuación del Ballet Nacional de México y la Orquesta de Cámara de Bellas Artes.
En las poblaciones de Nogales, Cananea, Magdalena, Imuris y Caborca, Sonora, de marzo a noviembre se vienen presentando espectáculos de danza y teatro; conciertos y concursos, y se ha intensificado una labor de rescate de la tradición oral para conmemorar el Tricentenario de la llegada del Padre Eusebio Francisco Kino a la Alta Pimería.
Los premios "José Fuentes Mares", instituidos por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, se otorgaron a un selecto grupo de escritores que confrontaron sus experiencias con los nuevos valores locales de Chihuahua, en el marco del Segundo Encuentro Nacional de Escritores de la Frontera Norte, realizado en la capital de Chihuahua.
Otros ejemplos:
El Primer Encuentro de Escritores de las Californias se celebró en Mexicali, Baja California y reunió a escritores de las tres Californias. Tijuana fue sede de la Cuarta Muestra Regional de Teatro: confrontación de estilos e intercambio de experiencias.
En Tijuana, también y dentro del programa Vinculación Cultural con las Comunidades Chicanas, se efectuó el Primer Coloquio Fronterizo: "Mujer, Literatura Mexicana y Chicana", que tuvo como tema principal la literatura y como eje, a la mujer, en donde participaron ponentes de 15 universidades de Dinamarca, Australia y Estados Unidos, y cinco exponentes de instituciones de educación superior del país.
Actualmente está abierta la convocatoria para pintores oriundos de Nayarit, Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur, para que participen en la Primer Bienal de Pintura para Artistas del Noroeste de la República. En Nuevo León, también, se convocó a los escritores del país a participar en el Premio Nacional de Cuento "Nuestra Señora de Monterrey".
Recientemente, con la aparición de la revista "Cultura Norte", se abrieron canales de comunicación y expresión a los artistas e intelectuales dedicados al estudio de la cultura fronteriza, y se amplió la difusión de las manifestaciones culturales de la frontera norte, a través de diversos programas de radio y televisión.
En lo que resta del año, el Programa Cultural de las Fronteras realizará, en coordinación con las autoridades culturales de los gobiernos de los estados del norte, así como instituciones culturales, universidades y sociedades culturales, las siguientes actividades:
En Nuevo León, un Encuentro Regional de Comunicación Social y un concurso denominado Premio Nacional de Poesía "Nuevo Reyno de León". Un Encuentro Regional de Música y Danza, en Tamaulipas. En Sonora, un Encuentro sobre la Narrativa en el Norte de México y una Muestra de Artes Plásticas de la Frontera Norte. El Cuarto Festival Internacional de la Raza, confrontación entre la cultura nacional y la cultura chinas residentes en Estados Unidos, tendrá lugar en Baja California, y en Baja California Sur, el Festival de Música Vernácula Regional.
Además, en los estados fronterizos del norte se llevará una muestra representativa de los principales eventos del Festival Internacional Cervantino, así como los programas Noviembre y Diciembre en la Tradición Popular.
Además, a todo lo largo de la frontera se efectúan investigaciones sobre los diferentes grupos sociales que integran las distintas comunidades; se convoca a concursos de obras teatrales con temas históricos; de cuento, de poesía, de investigación histórica. Se presentan exposiciones itinerantes; se dictan conferencias; se ofrecen cursos de capacitación literaria, teatro, pintura, artesanía; se imprimen libros, catálogos y monografías; se proyecta la ampliación de la infraestructura cultural, como lo es la construcción de casas de cultura, museos y bibliotecas, y se editan revistas, periódicos y folletos culturales.
Al mismo tiempo, se busca una fructífera relación de intercambio con las comunidades chicanas del otro lado de la frontera: se realizan encuentros, como el ya citado: "Mujer, Literatura Mexicana y Chicana" o se realizan esfuerzos por montar una exposición, como la de Malaquías Montoya, bajo el título de "Del Muralismo Revolucionario al Arte Chicano", en un anhelo de encontrar lazos culturales que hagan común ambas identidades.
De frontera a frontera
Además, el Programa Cultural de las Fronteras busca estimular el intercambio entre los diversos estados que conforman una determinada región fronteriza, así como propiciar el encuentro entre una y otra franja fronteriza del país; simultáneamente, se busca comunicar la cultura de nuestras fronteras con el resto del país; además, naturalmente, se busca comunicar la cultura de nuestras fronteras con el resto del país, además, naturalmente, de llevar las manifestaciones culturales de la nación a las fronteras.

Prueba de ello fue el Encuentro de Directivos de Cultura de las Fronteras Norte y Sur, que se llevó a cabo a fines del mes de enero en la capital del estado de Querétaro. El fruto mayor de este evento -primero en la historia cultural del país-, fue haber estimulado el intercambio cultural, como un primer paso hacia la integración interfronteriza, cuyo punto central sería el respeto a la pluralidad cultural de ambas regiones. En una sociedad aturdida por patrones de consumismo, en cuyo vértigo se extravían frecuentemente los valores del espíritu, el Programa Cultural de las Fronteras, no sólo se muestra como un celoso defensor de lo nuestro y un promotor infatigable de la vocación creativa de los mexicanos, sino como un instrumento que fortalece la vocación nacionalista, democrática y participativa que sostiene y fortalece soberanía e identidad nacional.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje