Página principal

The Failed Experiment Gun Control


Descargar 106.1 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño106.1 Kb.
  1   2   3   4   5   6

The Fraser Institute




El experimento fallido sobre control de armas



(The Failed Experiment Gun Control)

La publicación “Public Policy Sources” es difundida periódicamente por el Fraser Institute, Vancouver, Columbia británica, Canadá.

El Fraser Institute es una organización canadiense independiente dedicada a la investigación económica y social, y a la organización educativa. Tiene como objetivo el redireccionamiento de la atención pública al papel que tienen los mercados competitivos proveyendo al bienestar de los canadienses. Donde la libre competencia de los mercados ha sido substituida por controles gubernamentales, el interés del instituto descansa en la documentación objetiva de la mejora o del deterioro resultante de la intervención del gobierno.

El trabajo del instituto es asistido por un Consejo Consultivo Editorial de economistas internacionalmente renombrados. El Fraser Institute es una organización no lucrativa nacional, financiada por la venta de sus publicaciones y las contribuciones deducibles de impuestos de sus miembros, de fundaciones, y de otros Portantes; no recibe ningún financiamiento del gobierno.


El autor de este estudio ha trabajado independientemente y las opiniones expresadas por él son, por lo tanto, las propias, y no reflejan necesariamente las opiniones de los miembros o de los administradores del Fraser Institute. Fecha de emisión: Noviembre de 2003
Esta publicación nació como un trabajo presentado originalmente en el “Simposio sobre las Implicancias de los Derechos Legales, Económicos y Humanos de la Propiedad y de la Regulación de la Posesión Civil de Armas de Fuego”, que tuvo lugar en la torre de Londres, Londres, Inglaterra (2 de mayo de 2003).

Este simposio fue patrocinado por el “Foro Mundial sobre el Futuro de las Actividades del Tiro Deportivo”.




SUMARIO EJECUTIVO


La extensa televisación de asesinatos ejecutados con armas de fuego en muchos países durante el siglo XX han estimulado a los políticos a introducir leyes restrictivas sobre las armas. Los políticos entonces han prometido que las nuevas restricciones reducirían la violencia criminal y "crearán una sociedad más segura." Es hora de detenerse brevemente y de preguntar si dichas leyes restrictivas reducen realmente la violencia criminal. Debe demostrarse fehacientemente que las leyes restrictivas sobre las armas sirven para cortar el crimen violento o el control de armamentos no es más que una promesa hueca.

Lo que hace atrayente para muchos al control de armas es la creencia que el crimen violento es conducido por la disponibilidad de armas y, más importante, que la violencia criminal en general puede ser reducida limitando el acceso a los armas de fuego.

En este estudio, examino tendencias del crimen en los países del Commonwealth que han introducido recientemente regulaciones sobre tenencia de armas de fuego, es decir, Gran Bretaña, Australia, y Canadá. La clave, vastamente ignorada, para la evaluación de las regulaciones sobre armas de fuego es examinar las tendencias totales del crimen violento, y no únicamente del crimen producido con armas de fuego. Puesto que este último es solamente una fracción pequeña de la violencia criminal total, el público no se hallaría más seguro si las nuevas leyes son aptas para reducir la violencia provocada con armas de fuego, pero no tienen ningún efecto en la violencia criminal total.

Los Estados Unidos proporcionan un punto valioso de comparación para determinar índices criminales, porque su sistema criminal judicial difiere drásticamente de los existentes en Europa y el Commonwealth. No sólo las penas criminales son típicamente más severas en los Estados Unidos -a menudo mucho más severas- sino que los índices de condena y encarcelamiento también son generalmente mucho más altas. Quizás la diferencia más llamativa es que ciudadanos “calificados” en los Estados Unidos pueden portar armas de mano encubiertas para la autodefensa.

Durante las últimas décadas, más de 25 Estados aprobaron leyes permitiendo que los ciudadanos responsables puedan portar armas. En el año 2003, existen 35 Estados donde los ciudadanos pueden conseguir tal permiso. El resultado es que los índices del crimen violento, y en particular los índices de homicidios, han estado disminuyendo en los Estados Unidos.

La caída en los índices criminales norteamericanos es aún más impresionante si se comparan con las del resto del mundo. En 18 de los 25 países investigados por el Ministerio del Interior británico, el crimen violento aumentó durante los años 90. Este contraste debe impulsar a la gente pensante a preguntarse qué sucedió en esos países en donde se introdujeron leyes cada vez más restrictivas sobre armas de fuego.



Gran Bretaña


En los últimos 20 años, los gobiernos conservadores y laboristas han introducido leyes restrictivas sobre la tenencia de armas de fuego; incluso prohibiendo todas las armas de puño en 1997. Desafortunadamente, estas regulaciones draconianas han fallado totalmente. El público no está más seguro y puede llegar a estar aún menos seguro. La estadística policial demuestra que Inglaterra yel País de Gales están soportando una onda criminal muy seria.

En contraste con los “armados” Estados Unidos, donde el índice de homicidios ha estado bajando por más de 20 años, llos índices de homicidios en las “desarmadas” Inglaterra y País de Gales ha estado creciendo. En los años 90 solamente, la tasa de homicidios creció el 50%, yendo desde un 10 por millón en 1990 a un 15 por millón en el 2000. La estadística policial demuestra que el crimen violento en general ha aumentado desde el final de los '80 y, en hecho, desde 1996 ha sido más serio que en los Estados Unidos. Las leyes restrictivas sobre armas de fuego pudieron incluso haber contribuido a aumentar la violencia criminal desarmando al público en general. A pesar que en Gran Bretaña se prohíbe y se confisca a todas las armas de mano, el crimen violento, así como el crimen por armas de fuego, continúan creciendo.



  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje