Página principal

Tema 4 III. El texto bíblico. La critica textual


Descargar 110.34 Kb.
Fecha de conversión24.09.2016
Tamaño110.34 Kb.

TEMA 4


III.- EL TEXTO BÍBLICO.
1. LA CRITICA TEXTUAL.

"El trabajo de escribir encorva la espalda, hace que las costillas se claven en el estómago y origina un agotamiento físico general".
(De las anotaciones marginales de un escriba).
"Así como los que viajan se alegran de divisar a lo lejos su patria, así les ocurre también, al llegar al final de un libro, a los que se han fatigado copiándolo".

(Pensamiento de un copista).




Bibliografia:


A.A.V.V.: La Biblia en su entorno. Estella, Verbo Divino, 1992, pp 459-536; ALAND, B & K.: Il Testo del Nuovo Testamento. Genova, CSANT, 1987; DUPONT_ROC, R. - MERCIER, Ph.: Los manuscritos de la Biblia y la Crítica textual. Verbo Divino, Estella, 2000; MARTINI, C.M. Il messaggio della Salvezza. Torino, 1973, pp 154-223; MANNUCCI,V.: La Biblia como Palabra de Dios. Bilbao, DDB, 1985, pp 95-108; O´CALLAGHAN, J.: Introducción a la crítica textual del Nuevo Testamento. Estella, Verbo Divino, 1999; PISANO,S.: Introduzione alla Critica Testuale dell´Antico e del Nuovo Testamento. Roma, PIB, 1992; TREBOLLE BARRERA,J.: La Biblia Judía y la Biblia Cristiana. Madrid, Trotta, 1993, pp 387-450; VAGANAY, L- AMPHOUX, C.B.: Initation á la critique textuelle du Nouveau Testament. Paris, Cerf, 1986.

1.- Introducción.


Cuando leemos el texto bíblico, generalmente no leemos el texto original sino traducciones del hebreo, arameo y griego. Aunque pudiésemos leer la Biblia en estas tres lenguas, no poseemos del original. Accedemos al texto a partir de copias que nos han llegado y que estudiadas críticamente por la Crítica textual sirven para componer un texto base o de referencia.

En general, la Crítica Textual1 "es la verificación del sentido original y grafía de escritura de un texto, tal como cabe atribuir al autor primitivo. A la crítica textual corresponde la tarea de reconstruir, partiendo de las variantes que se conservan, el texto más antiguo"., es una ciencia bíblica que tiene un objetivo principal: llegar a conocer el texto bíblico original, el autógrafo. Para ello debe concentrar su atención en:

a. - Tratar de reconstruir la historia de la transmisión2 y desarrollo del texto escrito del cual existen varias formas en la actualidad.

b.- Restaurar un texto dañado hasta llegar al texto original salido de la mano de su autor, o al menos a la forma más cercana posible.

El nacimiento de la Crítica Textual está en un hecho concreto: no poseemos los textos primitivos salidos de la mano de sus escribas, en nuestras manos sólo hay un número limitado de copias con variantes, de diversas épocas, que nos servirán para reconstruir el original.

En todo este complejo proceso se va descubriendo una historia de influjos mutuos entre las diversas copias del texto, influjos entre los que incluimos desde las correcciones intencionales hasta los errores que se van introduciendo en la cadena de transmisión.

Aunque se trata de una ciencia que posee un mismo objetivo y un método único, la Crítica Textual ha sufrido un desarrollo en dos direcciones: una hacia el AT, y otra hacia el NT.

2.- La Critica Textual del AT.


En el desarrollo de la producción y transmisión del texto hebreo de la Biblia se puede hablar de cuatro etapas:

  1. Etapa de la producción escrita u oral del texto, es decir, el período de los autores o de los textos originales. Para llegar a este estadio, mientras no aparezcan los autógrafos, sólo cabe un camino: el análisis literario, con él se reconstruirán unos hipotéticos originales.

  2. Etapa de la forma más antigua que se puede encontrar, esto se realiza a través de los testimonios existentes. Es el período central de la Crítica Textual.

  3. Período del texto hebreo consonántico, que es el normativo hasta el final del siglo I d.C. Normalmente este momento se llama etapa protomasorética.

  4. El texto hebreo con su vocalización escrita y con todas las observaciones de los estudiosos del textos, los masoretas, cuya labor en diferentes etapas llega hasta el siglo X d.C.

2.1.- El Texto Masorético(TM): su historia.

2.1.1.- Período Crítico (desde el siglo XVI hasta nuestros días).


La primera Biblia entera que se imprimió, es decir, la editio princeps, fue la efectuada por R. Joshua en Soncino (Italia) en 1488. Le siguió la Políglota Complutense, publicada en Alcalá por mandato del cardenal Cisneros en 1522. Esta biblia en la que se recoge también el NT consta de 6 volúmenes escritos en trilingüe: latín- hebreo-griego.

Más adelante se hizo en Venecia en 1516-17, la edición de la Biblia rabínica de un converso judío al cristianismo cuyo nuevo nombre fue Félix Pratensis. De esta obra nace una nueva edición en 1524-25 de la que a su vez deriva la Biblia Hebraica de R.Kittel cuya tercera edición se publicó en 1937.

En la actualidad el TM más completo es la Biblia Hebraica Stuttgartensia, publicada por K. Elliger y W. Rudolph en 1977 a partir del famoso Códice del Leningrado.

La característica fundamental de este período es el debate sobre el valor de las vocales en el texto consonántico. Se pretende saber el origen de estas vocales y su valor, esto es, si están inspiradas por Dios como las consonantes o no.


2.1.2.- Período de los masoretas (s. VI-X)


Los transmisores de la Tradición, los masoretas, eran estudiosos que tenían dos misiones: poner signos vocálicos al texto consonántico hebreo, y hacer todo tipo de observaciones a las palabras o frases del texto3.

Los dos centros claves de este trabajo son: Palestina y Babilonia. En cada uno de estos dos lugares existía una familia que realiza esta función. Se trata de la familia Ben Asher, y de la Ben Neftalí, de las dos la más importante es la primera, por ser considerada la más fiel al texto. A esta familia debemos los códices más importantes del TM: Códice de los Profetas del Cairo (895-6 d.C); códice de Alepo (A), texto incompleto, pues comienza en Dt 28,17 escrito hacia (925-30); códice de Leningrado (B), texto completo de la Biblia, de él se derivan las ediciones actuales.


2.1.3.- Período de los escribas (Soferim) (s.I-VI)


Los Soferim, los que cuentan, reciben este nombre porque contaban el número de letras, palabras y versículos del texto bíblico para vigilar la autenticidad de dicho texto. El Pentateuco, por ejemplo, consta de unas 79.836 palabras, y su mitad exacta es Lev 8,84.

Para su labor estos personajes utilizan numerosas señales que van indicando diversos matices y comentarios al texto. Su técnica es respetar el texto masorético, y si se quiere incluir una corrección se pone una nota marginal que sirve de explicación o matiz.


2.1.4.- Período de preestabilización del texto (desde el s.I d.C hacia atrás)


Antes del siglo I a.C se detecta una gran variedad del textos hebreos. Para eliminar el problema de la pluralidad parece ser que después de la destrucción del 2º Templo se produjo una Asamblea en Yabné o Yamnia donde los judíos, principalmente fariseos, unificaron las tendencias, eliminando las variantes. Este hecho actualmente está en discusión.

2.2.- El Pentateuco Samaritano.


Es la Biblia de la Comunidad samaritana que rompió definitivamente con el judaísmo en el siglo IV a.C. Se trata del texto del Pentateuco, cuyas variantes con el TM superan las 6000. La mayor parte de las diferencias son morfológicas y ortográficas, unas 1600 coinciden con el texto de los LXX contra el TM. Hay algunas variantes teológicas, entre ellas está la inclusión de un nuevo mandamiento: la construcción del altar en el monte Garizim.

Algunos fragmentos del NT citan el texto samaritano del Pentateuco, por ejemplo, Hch 7,2.32.

El texto del Pentateuco samaritano, de origen palestinense, es más amplio que el TM, la razón está en su talante parafrástico y repetitivo. Este texto no se conoció hasta 1616, momento en el que Pietro della Valle lo dio a conocer5.

2.3.- Qumrán.


El inventario de manuscritos bíblicos encontrados en Qumran es extenso6Grutas menores: Pent, Re, Sal, Job, Rut, Cant, Lam, Dan, y otros profetas. 4ªgruta:Pent, Jos, Juec, Sam, Re, Sal, Prov, Rut, Cant, Qo, Lam, Dan, Esd, Cro. 11ª Gruta:Lev,Ez y Sal. También se han localizado manuscritos griegos de los LXX:fragmentos de Est,Lev,Num y Deut.Y Targumes arameos:Lev y Job. y en él se pueden encontrar textos del canon hebreo, de los deuterocanónicos y textos apócrifos junto a obras producidas por la propia comunidad.

Para la critica textual Qumrán tiene un papel importante. Comparando los textos encontrados con el TM, a pesar de las variantes existentes, se puede concluir que la comunidad esenia no poseía un texto propio de la Biblia sino que usa las variadas copias habituales de la época. Qumrán confirma la existencia de pluralismo textual , al menos, en el tránsito del siglo I a.C al I d.C.; y ayuda a revalorizar el testimonio que nos proporciona LXX.


2.4.- La versión de los LXX.


Este texto se ha convertido en una de las fuentes más importante para poder estudiar críticamente el TM. Actualmente poseemos diversas traducciones de la Biblia que se efectuaron en el siglo II d.C.

Hacia el 130, Aquila, discípulo de Rabí Aquiba, hace una traducción muy literal del TM. Unos años después, Teodoción (150-60) presenta una nueva traducción, más bien una revisión del texto griego para acercarlo al hebreo. Más tarde, ya en el 170, Símmaco, un posible samaritano convertido al judaísmo, en un buen griego, hace su traducción del hebreo al griego.

Han llegado a nuestras manos también , diversas recensiones de la Biblia griega de los siglos II-IV. Estas recensiones son textos que se cambian conscientemente o de un modo sistemático para conseguir un determinado fin o en virtud de un principio preciso. Por ejemplo, en diversas ocasiones, el texto griego se ha cambiado para hacerlo más semejante al TM, o para modernizar su gramática, expresión o vocabulario.

S. Jerónimo, ya en sus obras, manifiesta conocer al menos las recensiones siguientes:



  • Recensión de Hesiquio, hecha en Alejandría o en Egipto;

  • Recensión de Luciano, realizada en Constantinopla o Antioquía hacia el siglo IV d.C.;

  • Y la de Orígenes, nacida en Palestina en el siglo III, que se conoce con el nombre de Hexapla.

Las fuentes para el conocimiento del texto griego de la Biblia son de dos tipos: testimonios directos e indirectos.

Los primeros están formados por un conjunto de manuscritos griegos del AT, cuya lista podemos conocer por la edición de los LXX efectuada por A.Rahlfs. En ella encontramos numerosos manuscritos precristianos (Qumrán sobre todo) y cristianos, éstos últimos agrupados en papiros7, códices unciales8 El códice Vaticano (B) del siglo IV que se encuentra en el Vaticano como su nombre indica está casi competo le faltan las primeras páginas (Gen 1-45), algunos versículos de 2Sa y una treintena de Salmos; el Sinaítico(S) o (!), también del siglo IV y actualmente en el Britsh Museum de Londres fue descubierto por un gran investigador Tischendorff que lo descubrió en el monasterio del monte Sinaí. Este autor "se llevó" unos 43 folios en 1844, el resto de folios unos 156 se irán hacia S.Petersburgo en 1860; el Alejandrino (A) del s.V, localizable en Londres, y al que le faltan algunos versículos del Gen, de 1Sa y de algunos Salmos; y el códice Efraimítico Sirio rescripto (C) del siglo V y depositado en Paris, es un palimpsesto que contenía las obras de S.Efrén.. (escritos con letras mayúsculas desde el s.IV al X d.C), y minúsculos9 que suelen datarse del s.IX al XIV.

Los testimonios indirectos están representados por:


  • 1.- las citas bíblicas en griego de los Padres de la Iglesia en sus obras y homilías.

  • 2.- las versiones antiguas de las traducciones de la LXX: entre ellas están la traducción latina conocida como Vetus Latina (II d.C), la versión copta (III o IV), la etíope (IV), la armena y la Sirohexaplar (traducción al siríaco del s.VII de la obra de Orígenes conocida como la Hexaplar).

  • 3.- Las citas que el mismo NT nos proporciona del AT.

  • 4.- Las citaciones de otros autores no cristianos: Filón de Alejandría (s.I), Flavio Josefo (s.I), etc.



2.5.- Las correcciones al texto bíblico.


La copia de textos en la antigüedad estaba sometida a diversos condicionantes y factores propios del tiempo, objeto y método de trabajo. Por eso no nos debe extrañar que encontremos, entre otros, errores involuntarios de transcripción fruto de defectos de visión, o audición. No faltan tampoco, fallos de memoria, faltas ortográficas, confusiones de letras10, duplicados, armonizaciones de textos, etc. También se dan correcciones intencionales por motivaciones doctrinales o ideológicas.

Veamos algunos ejemplos:



  • a)- error de oído: se produce por confusión de sonidos semejantes: Sal 28,8.

  • b)- Haplografía: error en la transcripción de un manuscrito que consiste en omitir uno de dos elementos iguales y contiguos. Por ejemplo: Is 5,8.

  • c)- Ditografía: error que consiste en la duplicación de una letra, palabra o frase Is 40,12 .

  • d)- influjo del contexto: se produce cuando hay influencia de un término o de un sentido en la frase y éste sirve para traducir o interpretar otros versículos. Una muestra la tenemos en 2Sam 9,1.

  • e)- Homeoteleuton o homoioteleuton, (al final de frase palabra): Este error consiste en saltar de un elemento a otros idéntico, omitiéndose lo que está en medio entre los dos. Por ejemplo: 2Sam 15,20. TM

  • f)- Homeoarcton o homoioarkton (al principio de una frase o palabra): Es un error semejante al anterior : Jos 2,1

  • g)- Confusión de letras: como en 2Sa 13,39.

  • h)- Trasposición de letras: Sal 49,12.

  • i)- División equivocada de palabras: Sal 73,1.

  • j)- Cambios conscientes: Jer 10,25 .

Para poder localizar estos cambios se han formulado una serie de reglas que nos permitan reconstruir el texto original.

1.- "Lectio difficilior praestat facili". Se prefiere la "lectio difficilior", esto es, la lectura más difícil a no ser que esta se oponga al contexto. Las lecturas fáciles se atribuyen normalmente a los escribas que buscan disminuir las dificultades de lectura y comprensión. S. Jerónimo decía que los escribas y copista: "escriben, no lo que encuentran, sino lo que entienden".

Preferir lo difícil no significa, por otro lado, desear lo absurdo. Una lectura absurda debe, por lo general, desecharse.

2.- "Lectio brevior praestat facili". Se prefiere la lectura más corta a la larga, puesto que el escriba tiende a la glosa o la explicación. Pero la regla se puede invertir si existe haplografía, homoioteleuton u omisión de una línea, es decir, cuando hay un error del escriba de los tipos que hemos citado, este principio no vale.

3.- En el caso que existan variantes se debe preferir la que sirve para explicar las otras, y que puede ser el origen de éstas.

4.- Si una variante parece una corrección intencional del texto se debe rechazar.

5.- Se debe preferir la lectura que mejor se relacione con la cosmovisión y teología del autor bíblico. Esto también sirve para el estilo del autor. Lo que armonice con él será más aceptable que los estilos discordantes que dan pie para pensar en otro redactor.

6.- Lectura más descuidada: como norma general, debemos de preferir aquellas lecturas que nos parezcan más populares y sencillas, a otras posibilidades de lectura marcadas por el estilo elegante o el vocabulario rebuscado.

3.- Crítica Textual del NT.


Como ya sabemos la crítica textual del NT tiene como principal objetivo el acercamiento científico al texto neotestamentario, cuyo autógrafo no poseemos ni nos es posible poseer.

El desarrollo del NT es diverso al del AT, y por tanto, la crítica textual también es distinta. Para el AT la tradición masorética, aunque compleja, es más estable y las variantes se encuentran en el período antes de la estabilización del texto, debido a la diversidad de formas del texto que se encuentra en Qumran y en LXX. Sin embargo, para el NT los testimonios indican que muy pronto, después de la formación del texto, se encuentra una gran diversidad. En el NT vamos a encontrarnos con una enorme masa de variantes.

Más o menos, poseemos los testimonios siguientes: unos 90 papiros, 274 manuscritos unciales o mayúsculos, 2795 cursivos o minúsculos y unos 2207 leccionarios. De todos ellos sólo 4 manuscritos contienen la Biblia entera, 59 el NT entero, y más o menos 2000 contienen los evangelios. De todos éstos, no hay dos que concuerden completamente en todos los detalles.

Por otra parte, la formación del AT es resultado de un largo proceso, mientras que el NT tiene un tiempo limitado para su composición. Para el NT los textos más sólidos son del siglo IV d.C aunque se pueden encontrar escasos testimonios de épocas anteriores. Esto sitúa la crítica textual del NT, en su búsqueda de originales a textos no anteriores al siglo IV.

Los comienzos de la crítica textual del NT no nos es muy conocida. Parece que el primer intento de publicación de un texto crítico del NT se lo debemos a un tal Teodoto hacia el siglo II d.C.; pero su intento no tuvo mucho éxito ya que fue perseguido por el Papa Víctor. Tertualiano, muerto hacia el 220 d.C., también hizo sus ensayos en esta materia, lo mismo que Orígenes, y más tarde, S. Jerónimo (s IV- V) y S. Agustín.

Los intentos sobre el griego, pronto fracasan y el interés se fue desplazando cada vez más al estudio de la Vulgata.


3.1.- Ediciones críticas del NT.


Entre los años 1514 y 1870, se publican en Europa unas 754 ediciones del texto griego del NT, muchas de ellas tenían como base el "textus receptus" de la edición preparada por Erasmo de Rotterdam.

La historia de esta tarea editorial tiene las etapas siguientes:

a.- El NT de la Biblia Poliglota Complutense, cuyo texto fue impreso en 1514, aunque publicado en 1520 y puesto al público en 1522. Como se puede comprobar hubo muchas reticencias y problemas para esta primera edición.

Esta obra se la debemos al proyecto humanístico de Francisco Jiménez Cisneros (1437-1517), más conocido como el cardenal Cisneros de Toledo.

El proyecto suponía la publicación de la Biblia en su correspondiente texto hebreo, arameo, griego y latino.

b.- En Basilea, hacia 1516, Erasmo de Rotterdam publicó11 Poco tiempo para una ingente labor. Tiene por ello, esta edición, bastantes errores lo cual motivó que Cambridge y Oxford la prohibieron en sus universidades. su primer texto griego del NT, a la base de su obra había manuscritos del siglo XII que pudo recopilar. Su intención era hacer una edición latina, un "Novum Instrumentum", para ello necesita encontrar el original griego.

Es una edición problemática12, ya que su intento es parcial, por ejemplo: el Apocalipsis que presenta como griego es una traducción del latín, una reconstrucción de lo que Erasmo cree que pudo ser el original griego.

Su trabajo tuvo gran éxito, las ediciones se multiplican: en 1519 se hace la 2ª Ed, que será usada por Lutero para su traducción alemana del NT. En 1522 hace la 3ª Ed, en 1527 la 3ª corrigiendo Erasmo su texto usando la Políglota de Alcalá. Su última edición es de 1535.

c.- A partir de esta 5ª Ed de Erasmo, R. Estienne (Stephanus), publica en Paris (1546) su primera edición, que será seguida de otras dos (1549 y 1550). Esta última se convertirá en Inglaterra en el "textus receptus". Una 4ªEd de esta obra en 1551 será la primera que incluya la división de los versículos con números.

d.- T. de Bèze (Beza) logró llegar a publicar 9 ediciones de su NT, su texto es similar a la 4ªEd de Sephanus. Para sus correcciones usa el NT siríaco.

Este personaje fue el sustituto de Calvino en Ginebra y un gran conocedor de las lenguas clásicas. Su edición de 1551, en Ginebra, es la primera que tiene aparato crítico.

e.- Los hermanos Elzevir publicaron en Leiden su primera Edición en 1624, siguiendo la edición de Beza del año 1565. La 2ª Ed, que vió la luz en 1633 se convierte en el "textus receptus"13 "Textum ergo habes, nunc ab omnibus receptum: in quo nihil immutatum aut corruptum damus" (Pues el texto recibido por todos tienes, en el cual no damos nada cambiado ni corrompido). hasta 1881, sobre todo, en el ámbito protestante.

f.- A partir del XVII se multiplican las ediciones críticas, nacen así las de J. Mill, J.A. Bengel, J.J. Griesbach, K. Lachmann, etc. Algunas de las más interesantes y próximas a nosotros son:

F.C. von Tischendorf (1815-1874), quiere llegar al texto original mediante el estudio de manuscritos, especialmente del código Sinaítico, y las versiones antiguas. La 8ª Ed de su obra Novum Testamentum Graece, es muy interesante por lo completo de su aparato crítico.

A este estudioso se le debe el descubrimiento del famosísimo códice Sinaítico. En 1848, siendo profesor auxiliar de la Universidad de Leipzig, visitó el monasterio de Sta Catalina del monte Sinaí y allí descubrió unos 43 folios de la Septuaginta que iban a ser quemados. En aquella ocasión los monjes ortodoxos recelaron de él y no le proporcionaron más manuscritos. Regresará en 1859, y esta vez con la protección del zar Alejandro II, conseguirá copiar el manuscrito del Cairo y conseguirlo como regalo para el zar. Por eso estuvo en S. Peterburgo hasta 1933, hasta ser vendido al British Museum.

B.F. Westcott y F.J.A. Hort, elaboran su propio texto: The New Testament in the Original Greek, siendo aún en la actualidad una de la ediciones críticas del NT más apreciadas. Para estos autores el texto original del NT, nace en la iglesia siria y se traslada a occidente ya corrompido, es el texto siríaco o antioqueno (III-IV). El llamado Texto occidental, testimoniado por Justino y Marción, se va constituyendo lentamente y se va caracterizando por su talante parafrástico, y su búsqueda de la claridad. Al mismo tiempo nace el texto alejandrino, que presenta respecto al texto original cambios sintácticos y gramaticales. Hacia el siglo III y IV, ante la gran diversidad, se hace una revisión de textos en Antioquía. En diversos códices, el códice Vaticano (B) y en el Sinaítico (!), se presenta un modelo que quiere evitar las corrupciones textuales, este nuevo tipo de texto se conoce con el nombre de neutral.

H.F. von Soden (1852-1914), saca a la luz su texto crítico en 1913, en él aparece una nueva teoría explicativa sobre la historia del texto, basada en tres recensiones K (koiné)14, H (Egipto)15, e I (Jerusalén).

Su edición del NT es monumental, se publicaron 4 volúmenes, de lectura, en ocasiones, bastante dificultosa, por su escaso valor pedagógico.

g.- Un eminente crítico textual del NT, fue el Padre M.J. Lagrange (1855-1938), dominico francés fundador de la "École Biblique". A él se debe también la creación de la "Revue Biblique". Aunque no publicó una edición crítica del NT, si hizo una gran labor de estudio. Su talante de crítico textual se plasma en la obra "Critique textuelle" de 1935, en ella establece 4 recensiones del texto del NT: La D (obra alejandrina del siglo II, popular y armonizante), la B (Vaticana), la A (llamada alejandrina pero procedente de Constantinopla en el siglo IV) y la C (la cesariense, de tiempos de Orígenes).

h.- A.Merk , en su obra Novum Testamentum Graece et Latine, cuya primera edición es de 1933 y la última de 1992 (11 Ed), integra en su aparato crítico el texto de von Soden y la teoría de las recensiones con sus respectivas características que B.H. Streeter ve en el NT: H (Hesiquio), D (occidental), C (cesariense) y K (koiné).

i.- En la actualidad las ediciones críticas del NT que se usan en la exégesis actual con más frecuencia son:

1.- K. Aland, M. Blanck, C.M. Martini, B.M. Metzger, A. Wikgren: The Greek New Testament. London, 1975, 3ªEd.

Es la edición efectuada por un comité de la United Bible Societies. Tiene como base la edición de Wescott-Hort revisada con otras ediciones: Nestle, Bover, Merk, Vogels, Tischerdorf y von Soden. También, para ser más rigurosos, han revisado los testimonios de los papiros, códices , leccionarios, Stos. Padres, etc.

Cuando se encuentran ante una variante discutida, toman una desición que califican con una letra que corresponde al grado decreciente de certeza que le atribuyen ( A,B,C,D). Las razones sobre las que se apoya la variante elegida por el comité quedan recogidas en la obra de B.M.Metzger A Textual Commentary on the Greek New Testament.

2.- Nestle E.-Aland K.: Novum Testamentum Graece, en su 27 Ed, aparecida en 1993; es en la actualidad el texto crítico que suele aparecer en los trabajos de los exégetas. Coincide casi totalmente con el texto de The Greek New testament, pero el aparato crítico recoge mayor número de variantes y por lo tanto, es mucho más completo.

3.- En castellano poseemos la obra BOVER, J.M. - O´Callaghan. J.: Nuevo Testamento Trilingüe. BAC, Madrid, 1994, 3ª Ed. En el aparato crítico se tienen en cuenta las ediciones críticas en griego que hemos señalado, y nos permite contar junto con la neovulgata, con una traducción al español.



3.2.- La Historia del texto manuscrito del NT.


Junto a los cambios en el texto debidos a errores de transcripción, existen otros fenómenos que sólo tienen explicación en cambios conscientes e intencionales. La presencia de estas alteraciones refleja la gran labor editorial sobre los textos. Esta labor tuvo unas líneas o constantes en determinadas iglesias dando lugar a una división en diversos grupos que servirían para explicar la diversidad de textos. Estos grupos pueden ser:

a.- El texto bizantino, llamado también antioqueno , siríaco o koiné.

Se trata de variantes, que se impusieron sobre todo a partir del siglo V, de tipo secundario, esto es, derivadas de una recensión anterior. Su objetivo es clarificar el texto, para ello usa un estilo y metodología definida por la búsqueda de un estilo lingüístico más depurado y elegante. Esto lo logra con el vocabulario y la armonización de variantes que se fusionan formando un solo texto (conflacción). Recibe el nombre de "bizantino" porque este texto se impuso como normativo en la Iglesia oriental, en el imperio bizantino.

b.- El texto alejandrino (neutral).

Un ejemplo de esta recensión es el códice Vaticano (B). Está formado por lecciones breves, poco elegantes y a veces difíciles de interpretar aunque bastante fiables. Su lugar de origen, como indica su nombre, está en Egipto y su cronología parece ser una de las más antiguas.

c.- El texto occidental.

Es el texto bastante antiguo usado por todos los Padres anteriores a Nicea y no alejandrinos. Su influencia se extiende a Clemente de Alejandría, Marción, Justino, Ireneo, Orígenes, Eusebio de Cesarea, la Vetus Latina, la versión egipcia, etiópica y armena.

Es una de los textos más controvertido en la actualidad. Para unos es un texto local, otros ven una edición, o una armonización evangélica, e incluso una quimera. Al margen de la valoración que merezca el texto, sus cambios se caracterizan por hacer paráfrasis y armonizaciones entre evangelios. Su misión es hacer más fuerte el sentido del texto.

d.- El texto cesariense.

Para muchos su característica es la de mezclar la lección occidental y la del texto alejandrino. La base es el texto alejandrino y las correcciones vienen del occidental.

Esta teoría está en continua revisión, su valor radica en tratar de explicar la historia del texto del NT. Se impone en el siglo III, en la Iglesia cesarense.

3.2.1.-Crítica Textual del NT: correcciones al texto.


Lo mismo que sucedía en la transmisión del texto del AT, acontece con el del NT, que está sometido a cambios conscientes e intencionales y también, como es lógico, a errores inconscientes. La clasificación que hemos hecho más arriba puede, con distintos ejemplos, ser aplicada a este apartado16 - variantes compuestas: que son el fruto de la combinación de las variantes simples. . A modo ilustrativo presentamos algunos versículos:

a).- Error o confusión de letras: 1Tim 3,16. Se confunde entre @H (el que) y 2H (abreviatura de Dios).

b).- Homeoteleuton: En el códice Vaticano (B) Jn 17,15 omite unas cuantas palabras.

c).- Dittografía: 1Tes 2,7, en algunos manuscritos aparece ,(,<020µ,< <0B4@4 (nos hicimos niños), mientras que en otros se encuentra ,(,<020µ,< 0B4@4 (nos hicimos cariñosos).

d).- Error de audición: 1Cor 13,3. En algunos testimonios, Pablo dice: " entrego mi cuerpo para..." 6"LP0FTµ"4 (gloriarme), y en otros 6"L20FTµ"4 (quemarme).

3.3.- Las versiones antiguas del NT17.

3.3.1. Versiones orientales.


1.- Versión siríaca: proveniente de Antioquía de Siria. Nace de la necesidad de traducir el griego al siríaco para poder ser usada por la primitiva comunidad siria. Esto parece ser que se efectuó antes de la segunda mitad del siglo II. Hay varias modalidades:

Versión siríaca antigua (texto occidental): en dos formas ,la curetoniana, syr, del siglo V y la sinaítica syrcs (IV-V).

Versión Peshita, syrp: traducción hecha en el siglo IV en la que faltan 2Pe, 2 y 3 Jn, Judas y Ap. Fue la "vulgata" siriaca. En los evangelios sigue el texto bizantino y en los Hch la forma occidental.

Versión Filoxena, syr ph ,y Harcleana, syr h, ambas del VI. Siguen la forma occidental del texto. La filoxena se basa en un texto más arcaico que el usado por la Peshita, e integra en su canon 2Pe, 2 y 3 de Jn , Judas y Ap.

Versión palestinense, (texto cesariense), syrpal, se piensa que proviene del siglo V, aunque sólo se han encontrado testimonios del siglo XIII. Parece ser que esta versión palestinense es independiente a las demás versiones siríacas. El Diatessaron18 (a través de cuatro) de Taciano en sus origenes parece que estuvo escrito en siríaco, aunque hay quién sostiene la tesis de un original griego.

2.- Versión copta.

Los origenes de la Iglesia en Egipto parecen muy antiguos. Ya en el siglo II aparecen gran cantidad de escritos gnósticos, evangelios apócrifos, cartas y una vasta literatura, que aún estaba escrita en griego. Será a partir del siglo III cuando con la explosión del monacato se desarrollará la literatura en copto que admite varios dialectos: sahidico, cop(texto alejendrino); bohairico, copsabo(texto alejandrino con influencia occidental); fayúmico, cop fay; acmímico, copach.

La versión más importante para los estudios bíblicos es la sahídica, los textos de Nag-Hammadi, por ejemplo, están escritos en esta lengua.

3.- Versión armena.(arm)

Armenia fue la primera nación en aceptar el cristianismo como religión oficial , en los inicios del siglo IV. La Biblia fue traducida hacia el siglo V aunque el documento más antiguo que conservamos se remonta al año 887. El texto parece una revisión del texto cesariense.

4.- Versión georgiana. (geo)

No se conoce el origen de esta traducción de la que existen varios manuscritos, el documento más antiguo se remonta al siglo IX, aunque el cristianismo parece que llegó a Georgia en el s.IV. El texto parece cesariense.


3.3.2. Las versiones occidentales.


1.- La Vetus Latina.

La Biblia, según se cree, fue traducida por primera vez al latín a finales del siglo II, con gran probabilidad en el Norte de África. Muy pronto se extiende esta versión por Italia y Francia. De ella no hay muchos testimonios: 46 del Evangelio, 19 de los Hch, 20 de las cartas paulinas, 12 de las epístolas católicas y 7 de la Apo. Ninguno de los manuscritos posee completo el NT. Se basa en el texto occidental.

2.- La Vulgata.

Hacia el año 382, el Papa Damaso encarga a Jerónimo la revisión de la Biblia Latina ante la gran variedad de versiones que circulaban en los siglos III y IV; y por necesidades de poseer un texto fiable para la Liturgia. Comienza su labor por el NT, y en concreto por los Evangelios y para ello adopta la Vetus Latina como la base de su trabajo19. Más tarde continua con el AT y para su traducción latina se basa en manuscritos hebreos20.

A lo largo de la historia de la Vulgata ésta va adquiriendo multitud de variantes por errores o correcciones desde otros textos, por eso se efectúan diversas revisiones en distintas épocas21.

En el Concilio de Trento en 1546, se declaró a la Vulgata versión auténtica de la Iglesia. Más tarde, en 1592, se editará un texto oficial revisada conocido como Vulgata Sixto-Clementina. En este siglo se ha hecho una nueva edición: Nova Vulgata Bibliorum Sacrorum editio (Neovulgata).


CUESTIONARIO IV


Material necesario: Biblia de Jerusalén.

- Toma el evangelio de Marcos y lee Mc 16, 9. Inmediatamente lee la nota del aparato crítico de la Biblia de Jerusalén.

- Haz lo mismo con Jn 7,53-8,11. Lee la nota del aparato crítico.

- Teniendo en cuenta las reglas de la crítica textual, elige la variable que más probabilidad tenga:

Mc 8,26

Primero lee las variantes y elige la mejor.



1ª Variante. - No vayas hacia la aldea. Testimonios: ! B L f syr1s copsa,bo,fay geo.

2ª Variante.- Nada digas en la aldea. Testimonios: itk.

3ª Variante.- No vayas hacia la aldea ni digas nada en la aldea. Testimonios: A C K X ) A 33 700 1009,.....

4ª Variante.- Vete a tu casa y nada digas en la aldea. Testimonios: D itc,d,q



Segundo, comprueba el texto como está en la Biblia y analiza qué variable han elegido y si coincide con tu elección.

NOTAS:


1.- Una definición de crítica textual es la aportada por STRECKER, G. - SCHNELLE, U.:Introducción a la exégesis del Nuevo Testamento. Salamanca, Sígueme, 1997, p.33.

2.- La historia de la transmisión del texto bíblico, en todo su proceso especialmente, en su fijación literaria , es pareja, en muchos casos, a la historia de canonización de los mismos textos. Son dos dinámicas distintas pero que se entremezclan muy frecuentemente. Hay que tener en cuenta que cuando un libro entra en el canon, su forma literaria queda estabilizada de modo definitivo.

3.- La tradición recogida por los masoretas y que queda expresada en diversas zonas de una página bíblica, recibe varios nombres: masora magna, en los márgenes superior e inferior de una página; masora parva, en los márgenes laterales y entre columnas; y la masora finalis, como indica su nombre, al final de un texto.

4.- Lev 8,8: "Luego, le impuso el pectoral en el que depositó el Urim y el Tummin".

5.- Por citaciones de S.Jerónimo conocemos la existencia de una versión griega del Pentateuco samaritano que se conoce con el nombre de Samaritanicon, muy vinculado con LXX.

6.- 1ª gruta: Pent, Jud, Sam, Is, Ez, Sal y Dan.

7.- El grupo de papiros más conocido es el "Chester Beatty" 961-968, de los siglos II-IV d.C. En ellos hay trozos de Gen, Num, Deut, Si, Is, Jer, Ez, Dan y Est.

8.- Algunos de los códices unciales más importantes que contienen tanto el AT como el NT son:

9.- Estos códices se numeran por un sistema arábico, los más notables son: el 19, del siglo XII; el 108 del XIII; el 82 del XII; el 127 del siglo X y el 93 del XIII.

10.- ditografía: repetir dos veces una letra que se copia. Haplografía: copiar una sola vez dos letras idénticas que se siguen con un cierto intervalo. También es habitual que el copista salte varias palabras cuando un grupo de letras se repite a poca distancia, si esto es al principio se llama "homoioarkton" y si se produce al final se llama "homoioteleuton".

11.- El texto es fruto de la precipitación de sus autores. Parece ser que se inicio la labor el 2 de octubre de 1515 y el texto salió a la luz el 1 de marzo de 1516.

12.- El trabajo efectuado por Erasmo se realizó en menos de 6 meses, lo cual motivó la posesión de pocos manuscritos para cotejar las variantes y aumentó, la prisa, los errores tipográficos de la edición. Comparativamente, su calidad es inferior a la edición Poliglota Complutense.

13.- Se conoce por "textus receptus" esta edición crítica porque el prólogo de la 2ª Ed dice:

14.- Se trata del texto usado por la Iglesia bizantina. Y coincide con el llamado siríaco de la edición de Wescott-Hort.

15.- Es el neutral y el alejandrino de la terminología de Wescott- Hort. Básicamente este texto fue el empleado por los llamados Padres alejandrinos. Atanasio, Cirilo, Dídimo, etc; lo emplearían en sus obras.

16.- Se suelen dividir también las variantes textuales en dos grupos:

- variantes simples: adiciones, omisiones, mutaciones, e inversiones.



17.- Nos dedicaremos a estudiar las principales versiones o a las más conocidas. No trataremos por ejemplo la versión etiópica ( del siglo IV), o las diversas versiones árabes, la eslava, etc.

18.- La pretensión del Diatessaron es armonizar los cuatro evangelios para crear un texto común, una historia continuada de la vida de Jesús. Esta obra fue realizada por un discípulo del gran Justino llamado Taciano hacia el año 170.

19.- El encargo del Papa S.Dámaso a Jerónimo se limitó en un principio a revisar el NT latino, en concreto los Evangelios. Para ello tuvo que luchar contra la tendencia a la armonización.No obstante, tuvo que hacer serias correcciones para terminar con los errores que se iban introduciendo en el texto. S.Jerónimo no tradujo los libros llamados deuterocanónicos del AT, la razón está en que no forman parte de la veritas hebraica.

20.-La Vulgata es una traducción generalmente muy libre pero muy preocupada en expresarse en un latín correcto. En S.Jerónimo prima el interés por el significado sobre la forma, aunque ésta es muy valorada.

21.- S.Agustín se situa en una postura crítica frente a la Vulgata.Se le acusaba a esta versión de judaizante. Con el tiempo la labor de S.Jerónimo fue reconocida.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje