Página principal

Tema 12: transformaciones económicas y cambios sociales en el siglo XIX introduccióN


Descargar 47.41 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño47.41 Kb.
TEMA 12: TRANSFORMACIONES ECONÓMICAS Y CAMBIOS SOCIALES EN EL SIGLO XIX
INTRODUCCIÓN

 Entre 1833 y 1868, lenta sustitución de la economía feudal y la sociedad estamental de Antiguo Régimen por régimen capitalista y sociedad de clases.

 La propiedad privada define la nueva escala social. Nueva clase dirigente formada por la alta burguesía y la vieja nobleza.

 Permanecen y se acentúan las diferencias entre las clases dirigentes, los sectores medios y los campesinos, cuyas condiciones de vida empeoraron con la revolución liberal.

 Desarrollo económico lento e insuficiente: desigual reparto de la riqueza y débil mercado.

 Surgimiento del movimiento obrero.


1.LAS TRANSFORMACIONES ECONÓMICAS

1.1.Los cambios en la propiedad de la tierra: la desamortización

 Cambios legales que establecieron una agricultura capitalista:

- Abolición del régimen señorial y conversión de los señoríos en propiedades privadas.

- Libertad de cercamiento de tierras y de comercialización de productos agrarios.

- Supresión de diezmos.

 La desamortización de las tierras de la Iglesia y de los concejos fue la medida más importante.

 Desde el siglo XVIII los ilustrados denuncian la excesiva amortización como causa del retraso agrario. Oposición de los Borbones a reformarla.

 La acumulación de deuda del Estado conduce a la desamortización: expropiación, venta de bienes y destino de los fondos a eliminar la deuda.

 Primera desamortización en 1798 (bienes de beneficencia de la Iglesia). Posteriores intentos durante la Guerra de la Independencia y el Trienio, detenidos por la reacción absolutista.

 Clima propicio desde 1833, por el endeudamiento, la guerra y el apoyo del bajo clero a los carlistas.

 Desamortización de Mendizábal (febrero 1836): bienes del clero regular, desde 1841 también los del clero secular. En 1845 los moderados detienen el proceso.

 Objetivos: transferir las tierras a propiedad privada y crear un amplio grupo de propietarios comprometidos con el bando isabelino. Procedimiento favorable a los compradores y no tanto para el Estado, que provoca una escasa liquidación de la deuda pública.

 Desamortización de Madoz (1855): restantes bienes del clero y bienes de propios y baldíos. Proceso rápido y más eficaz para la liquidación de deuda. Reforzamiento de la oligarquía terrateniente y desaparición de las tierras concejiles, en perjuicio de los campesinos.

1.2. La evolución de la agricultura en el siglo XIX y comienzos del XX.

 Estancamiento del rendimiento agrícola, al no introducir mejoras los nuevos propietarios.

 Decadencia de la cabaña ganadera, ante la competencia del algodón en el textil.

 Continuas crisis agrarias y de subsistencia, que recortan la capacidad de compra campesina.

 Comienzos de la Restauración, aumento de la producción agraria, especialmente vitivinícola, olivar y cítricos.

 Ultima década del XIX, crisis internacional y política proteccionista paralizan exportaciones.

 Comienzos siglo XX, agricultura española estancada

1.3. El atraso en la incorporación a la revolución industrial. Sus causas.

 Retraso de la economía española respecto a otras europeas. Causas:

- dificultades geográficas que limitan y encarecen las comunicaciones y el comercio;

- escasez y dispersión de materias primas y fuentes de energía;

- llento crecimiento demográfico, que impide excedentes agrícolas, encarece la mano de obra y resta mercado a la producción industrial;

- falta de capitales: la inversión de dirige a la compra de tierras, la deuda y la especulación bursátil;

- dependencia de capitales extranjeros en siderurgia y construcción ferroviaria, pero con exportación de los beneficios;

- papel negativo del Estado, al desviar inversión hacia la deuda pública e impulsar una política proteccionista;

- carencia de materias primas y de mercados exclusivos tras perder las colonias de América.

1.4. La debilidad de la industria a mediados del siglo XIX

 Escasa producción industrial, ante la falta de un mercado interior amplio. Sólo el sector textil catalán está desarrollado a mediados del siglo.

 Débil sector siderúrgico: escasa demanda, carbón caro y de baja calidad. Desde mediados del siglo se desarrollan los altos hornos vascos y asturianos.

 Crecimiento de otras industrias de consumo, aunque débiles y poco tecnificadas.

 Minería en manos de capitales extranjeros.

1.5. El boom ferroviario

 Escaso desarrollo hasta 1855, con sólo tres líneas.

 La Ley General de Ferrocarriles de 1855 impulsa la construcción: garantías al capital extranjero, exenciones fiscales y ayudas, trazado de la red principal.

 Formación de tres grandes grupos, con capital francés, que inician la construcción y provocan una etapa de euforia financiera.

 Entre 1855 y 1865 se construyen las principales líneas.

 En 1866 se detiene el proceso, al quedar frustradas las expectativas de beneficio en la explotación de las líneas.



1.6. El desarrollo industrial durante la Restauración.

 Relativa prosperidad económica (1876 1890) gracias a la estabilidad política y la coyuntura europea:

- asentamiento del capitalismo industrial. Crecimiento de la siderurgia, la minería (País Vasco, Asturias, Santander) y el textil catalán;

- duplicación del tendido ferroviario, mejora de la red de carreteras, difusión de telégrafo, teléfono y red eléctrica.

 Crisis económica (desde 1890). En todo el mundo políticas proteccionistas: Ley de aranceles de 1891.

 Primeras décadas del siglo XX, aparición y rápido crecimiento de nuevas industrias: eléctrica, química y cementera.



1.7. El sector financiero y el papel del Estado en la época de Isabel II

 Debilidad inicial debida a la ausencia de una ley de sociedades anónimas y al caos monetario.

 Las leyes financieras y de Sociedades Bancarias y Crediticias de 1855 crearon el marco jurídico y garantizaron la estabilidad monetaria.

 Periodo de euforia financiera entre ese año y 1864, cuando la crisis ferroviaria, del textil y bancaria paralizó el sector financiero.

 Comercio interior que crece desde 1840, al terminar la guerra carlista y eliminarse las aduanas internas. Escaso comercio exterior, debido al proteccionismo y la inseguridad monetaria

 Desarrollo del sector público:

- legislación fiscal, establecimiento de presupuestos y consolidación de la deuda;

- grandes obras públicas.

 La crisis de 1864 mostró la debilidad del Estado para enfrentarse a la situación.

1.8. Las finanzas de la Restauración: el desarrollo de la banca y el sector público

 Reforma monetaria (1870). La peseta moneda oficial

 Crecimiento del sector financiero, en Cataluña especulación bursátil ("fiebre del oro"), en el País Vasco poderosa banca ligada a la siderurgia.

 Década de 1890: crisis sector bancario y financiero por crisis internacional y guerra de Cuba.

 El sector bancario recupera su pujanza a comienzos del siglo XX. Se fundan los bancos Santander, Bilbao y Vizcaya.

 Saneamiento de las cuentas del Estad: se equilibran los presupuestos y se consigue superavit entre 1902 y 1909.


2. LAS TRANSFORMACIONES SOCIALES. LA SOCIEDAD DE CLASES.

2.1. La evolución demográfica

 Lento crecimiento de la población en el siglo XIX, elevadas tasas de natalidad y mortalidad, persistencia de enfermedades epidémicas e infecciosas.

 Aumento de la emigración del campo a la ciudad en los años 80 a casusa del crecimiento industrial.

 Aumento de la emigración exterior hacia América Latina.



2.2. Los grupos dirigentes

 Se pasa de una sociedad estamental a una sociedad de clases, capitalista.

 La nobleza pierde privilegios estamentales y conserva la propiedad de la tierra, poder en la Corte, el Ejército y la política, a través del Senado.

 Los generales y la jerarquía eclesiástica contribuyen al sostenimiento de la élite en el poder.

 La alta burguesía: terratenientes enriquecidos gracias a la desamortización, negociantes, armadores, banqueros y financieros, dueños de fábricas y profesionales de alto nivel.

 Todos estos grupos coinciden en intereses: conservadores, defensores del orden y partidarios de reprimir cualquier intento de protesta social.



2.3. Las clases medias

 Grupo heterogéneo:

- medianos y pequeños propietarios de tierra;

- mandos intermedios del Ejército;

- funcionarios:

- profesionales liberales;

- pequeños comerciantes y empresarios.

 De ideología conservadora. Sólo una minoría (estudiantes, profesores universitarios, periodistas o profesionales) tiene actitud política activa y crítica.



2.4. Campesinos, artesanos y trabajadores de servicios

 Campesinado, grupo social más numeroso.

- progresivo deterioro de su situación;

- tras apoyar la revolución, los gobiernos isabelinos frustraron sus expectativas;

- la mayoría se mantuvo al margen de los movimientos políticos;

- levantamientos en periodos de crisis, reprimidos por la Guardia Civil.

 Artesanos:

- la eliminación de los gremios deterioró su situación;

- el trasvase a la industria redujo su peso social, a comienzos del siglo XX era un sector reducido;

 Trabajadores de servicios:

- funcionarios, empleados públicos y trabajadores de cuello blanco, sobre todo en Madrid;

- servicio doméstico, trabaja para la nobleza y principales familias de la alta burguesía


3. GÉNESIS Y DESARROLLO DEL MOVIMIENTO OBRERO

3.1. Las condiciones de vida de la clase obrera

 Aparición de la clase obrera industrial, aunque sólo es significativa en Barcelona, Madrid y el sector siderúrgico malagueño.

 Crecimiento de los barrios obreros, en condiciones insalubres y sin servicios sociales, focos seguros de enfermedades.

 Trabajo en condiciones degradantes: largas jornadas, ambiente insano, accidentes frecuentes, empleo indistinto de hombres, mujeres y niños.

 Bajos salarios, hambre y enfermedades infecciosas y sociales. Analfabetismo generalizado.

 Las crisis llevaban al paro, al hambre y la enfermedad y a menudo a la delincuencia.



3.2. El movimiento obrero durante el reinado de Isabel II

 Inicial desconcierto de los obreros, que habían perdido la protección de la antigua sociedad campesina y de los gremios.

 Algunos episodios aislados de destrucción de maquinaria.

 Primeras Sociedades de Ayuda Mutua desde 1840, para la defensa de los salarios, prohibidas por los moderados. Pequeños grupos sin repercusión interesados por el Socialismo Utópico.

 Falta de conciencia de clase, que conduce a colaborar con los patronos en la revolución de Barcelona de 1842.

 La alianza con los progresistas llega hasta 1855, cuando el gobierno de Espartero rechaza las reivindicaciones de los obreros sobre el derecho de asociación.

 La Ley del Trabajo limitaba el trabajo infantil, pero también las asociaciones y la negociación colectiva. Ruptura del progresismo con el movimiento obrero, que gira hacia los demócratas y republicanos.

 Relativa inactividad desde 1856, en parte debida a la prosperidad económica.

 Importante actividad de formación y concienciación política a través de Ateneos obreros.

 Abierta politización de los líderes desde 1863, con decisiva participación obrera en la revolución de 1868.



3.3. El movimiento obrero en el Sexenio: la Internacional

 La frustración de las promesas de 1868 lleva al movimiento obrero a separarse de demócratas y republicanos.

 Rápida implantación de la AIT, tras la llegada de Fanelli a España en 1868, según la línea anarquista.

 Clima de agitación y participación obrera en la insurrección federalista de 1869.

 Primer congreso en Barcelona (1870) de la sección española de la Internacional. Organización de secciones y federaciones, predominio catalán y orientación anarquista.

 La insurrección de la Comuna de París en 1871 llevó al gobierno a tomar medidas de represión, que fueron anuladas por los tribunales.

 Formación de un sector marxista en Madrid, tras la llegada de Paul Lafargue en 1871.

 En 1872 se celebra el Congreso de Zaragoza. Las tesis anarquistas se vuelven a imponer. Los marxistas se escinden y crean la Nueva Federación Madrileña.

 La proclamación de la República provoca una oleada de movilizaciones en ciudades y campo, con protagonismo de la AIT.

 Participación de internacionalistas en la huelga de Alcoy y en la revolución cantonal.

 Ilegalización de la AIT en enero de 1874.

 El Sexenio significa una etapa de concienciación política y organizativa del movimiento obrero, así como de asimilación de corrientes europeas



3.4. El movimiento obrero durante la Restauración. El anarquismo.

 En 1881 se crea la Federación de Trabajadores de la Región Española.

 La represión y las divisiones llevan a un activismo sindical y reivindicativo.

 Acción directa, realizada por un sector minoritario de los anarquistas, huelgas y atentados contra presidentes y reyes.

 En 1883 las Cortes crean la Comisión de Reformas Sociales, que fracasaría por la oposición que despertó y la falta de recursos

3.5. El socialismo. Los sindicatos católicos

 En 1879 se funda en Madrid el PSOE, por tipógrafos, artesanos e intelectuales, y dirigido por Pablo Iglesias.

 Programa: abolición de las clases, emancipación de los trabajadores, transformación de la propiedad privada en propiedad colectiva, y mejoras en las condiciones de vida y trabajo.

 En 1888 se crea la UGT, sindicato socialista.

 En 1890 se celebra por primera vez el 11 de mayo.

 En las elecciones municipales de 1891 el PSOE obtiene cuatro concejales en capitales de provincia.

 Las críticas del PSOE a la guerra de Cuba hicieron aumentar su afiliación y popularidad.

 Surgen sindicatos católicos a partir de la encíclica Rerum Novarum de León XIII. Escasa implantación social.


4. TRANSFORMACIONES CULTURALES

4.1. Liberalismo y libertad de pensamiento durante el reinado de Isabel II

 Década de 1830, el reconocimiento de libertades individuales favorece el ámbito intelectual. Florecimiento de la literatura romántica.

 A partir de 1843, el gobierno moderado restablece la censura de prensa y devuelve el control de las publicaciones a la Iglesia. Literatura moralizante.

 Durante el reinado de Isabel II se publican numerosos periódicos

 Surge en la Universidad de Madrid el krausismo, grupo de profesores que defiende la libertad de pensamiento y enseñanza

4.2. Educación y cultura popular

 A mediados del siglo XIX, ambiente cultural pobre e impregnado de religiosidad.

En zonas rurales, aislamiento y escasa información proporcionada por la Iglesia.

 La mayor parte de la población era analfabeta, una situación especialmente aguda entre las mujeres.

 La ley Moyano de 1857 estableció un sistema educativo basado en tres niveles, educación primaria, secundaria y superior. La falta de centros de enseñanza restringió el acceso a los hijos de la burguesía.

4.3. El ambiente cultural de la Restauración

 Primeros años represión de las libertades de prensa y de cátedra.

 A partir de 1881 el gobierno liberal establece una amplia libertad de prensa. Florecimiento del periodismo.

4.4. El atraso educativo. La Institución Libre de Enseñanza

 Se mantiene un elevado nivel de analfabetismo.

 La Iglesia controla la enseñanza primaria a través de sus colegios.

 A finales del siglo XIX el sistema educativo se limitaba a formar a los hijos de la burguesía.

 Catedráticos de universidad crean la Institución Libre de Enseñanza (1876) centro privado y laico de tradición krausista. Pedagogía de vanguardia, formación integral del individuo, curiosidad científica, actitud crítica. Forma elites intelectuales.

4.5. La literatura y el arte

 Literatura, periodo brillante (1833-1900):

- Romanticismo, apogeo en los años de la revolución. Autores: Larra, Espronceda, Martínez de la Rosa, Duque de Rivas, Zorrilla, Bécquer, Fernán Caballero, Estébanez Calderón y Ramón de Mesonero Romanos.

- Realismo (década de 1860). Realismo conservador: Juan Valera, José María de Pereda. Realismo crítico: Benito Pérez Galdós, Emilia Pardo Bazán, Vicente Blasco Ibáñez y Leopoldo Alas, “Clarín” autor de La Regenta.

- Generación del 98, ambiente de crítica y análisis del Desastre. Autores: Ramón del Valle-Inclán, Antonio Machado, Pío Baroja y José Martínez Ruiz, “Azorín”.

 Arte:


- Arquitectura, a finales de siglo modernismo barcelonés, con Antonio Gaudí. Grandes operaciones de ensanche urbano en Barcelona (plan Cerdá) y Madrid (barrio de Salamanca).

- Pintura, pintura convencional, realista y poco innovadora. Artistas: Vicente López y Federico de Madrazo, José Casado del Alisal y Gisbert. A finales de siglo, artistas próximos al impresionismo francés: Joaquín Sorolla, Ramón Casas y Santiago Rusiñol.



- Música: Zarzuela, género sencillo y próximo. A comienzos de siglo XX, Enrique Granados e Isaac Albéniz.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje