Página principal

T. H. E. Taller de historia económica


Descargar 104.77 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño104.77 Kb.
**********************************

T.H.E.

TALLER DE HISTORIA ECONÓMICA

Facultad de Economía - PUCE



BOLETÍN ELECTRÓNICO

Coordinador: Dr. Juan J. Paz y Miño Cepeda



jpazymino@puceuio.puce.edu.ec

Asistente de coordinación: Santiago Vásquez C.



sdvasquez@puceuio.puce.edu.ec

Quito, junio 28 de 2002 - Año III - No. 08

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

El BOLETÍN ELECTRÓNICO del T.H.E. (mensual) es un sistema de información preferentemente orientado a la economía y la historia económica del Ecuador en el contexto Latinoamericano. Tiene el objetivo de contribuir al conocimiento y a la discusión académica universitaria. En ese marco serán apreciadas las sugerencias y difundidas las colaboraciones. (Queda autorizada la difusión del Boletín, citando la fuente).

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sumario:

1. ORÍGENES DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN EL ECUADOR. Juan J. Paz y Miño C.


  1. REFLEXIONES SOBRE LA DEUDA EXTERNA. Zonia Palán T.
  2. CRISIS EN EL SISTEMA FINANCIERO NACIONAL EL CASO DEL BANCO DEL

PROGRESO 1995-1999. ABSTRACT DE TESIS. María Cristina Marchán.


4. THE-Monografías / Archivo electrónico del T.H.E.

HISTORIA ECONÓMICA GUBERNAMENTAL: La economía en el gobierno de José

María Urbina: 1851-1856

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


1. ORÍGENES DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN EL ECUADOR

Juan J. Paz y Miño Cepeda

El inicio del siglo XX , bajo el auge agroexportador del cacao, la promoción empresarial de comerciantes y banqueros costeños, la extensión de servicios públicos modernizantes y el desarrollo de incipientes “fàbricas” y manufacturas instaladas particularmente en Guayaquil, provocó el surgimiento de los primeros núcleos de trabajadores asalariados y de organizaciones “obreras”, cuyas demandas por derechos y garantías laborales fueron generalizándose. Con motivo del 10 de agosto de 1909, centenario del primer movimiento precursor de la independencia de la Real Audiencia de Quito, se realizó en la capital el Primer Congreso Obrero Nacional, en el que se demandó una legislación protectora, que contemplara la regulación de accidentes de trabajo, salarios, jornada, sindicatos y el establecimiento de casas de retiro para obreros inválidos.

Sin duda, además de las reivindicaciones propias, derivadas de las duras condiciones de vida y labor a la que estaba sometida la clase trabajadora ecuatoriana, con el avance del siglo XX también comenzaron a influir en el ambiente nacional los progresos europeos en el derecho social y en la seguridad social, incluyendo la creciente admiración que despertó la construcción del socialismo a partir de la Revolución Rusa (1917).

UN PROYECTO DE SEGURIDAD SOCIAL FRUSTRADO


El proyecto más antiguo sobre seguridad social en el Ecuador fue el decreto de creación de la “Caja Nacional de Jubilaciones y Pensiones”, propuesto en 1917 a la Cámara del Senado por César D. Villavicencio, Agustín Valarezo, J. M. Lasso A., M. A. de Arzube Villamil, Horacio J. Espinel, G. I. Veintimilla F. y E. Iturralde, durante el gobierno de Alfredo Baquerizo Moreno (1916-20). Dicha Caja debía servir a funcionarios, empleados y agentes civiles permanentes de la administración; directores, profesores, empleados y personal de instrucción pública con 25 años de servicio y 50 de edad; los jubilados; los magistrados y funcionarios con cargos judiciales con 20 años de servicio; personal de ferrocarriles; y personal de empleados de comercio que quieran acogerse.

El sistema establecía: jubilación ordinaria, con 30 años de servicio, 55 de edad y con 2.50% del último sueldo multiplicado por los años de servicio; jubilación extraordinaria, con 20 años de servicio, declaratoria de incapacidad para el trabajo y con 2.30% del último sueldo, multiplicado por los años de servicio. Se entendió por “último sueldo” el promedio del sueldo mensual de los últimos cinco años. Para empleados despedidos o cesantes: derecho a la devolución del 5% descontado de 3 sueldos, con el interés del 5% capitalizado por año. Pensión por muerte del causante: la mitad de la jubilación de que gozaba, transmitida a hijos, viuda y, en su defecto, los padres.

Es significativo que el proyecto fuera presentado en una época de dominación de la bancocracia guayaquileña y durante uno de los gobiernos del período "plutocrático" de la historia nacional. Pero lo cierto es que el proyecto no pasó y el establecimiento de la seguridad social en el Ecuador debió esperar una década más.

NACE LA “CAJA DE PENSIONES”


La Revolución Juliana (1925) institucionalizó la "cuestión social" como política de estado. Ello hizo posible que su continuador, el gobierno de Isidro Ayora (1926-29), concretara las orientaciones julianas, incluso con el auxilio de la misión norteamericana presidida por Edwin W. Kemmerer. Mediante decreto del 8 de marzo de 1928 (R.O. No. 590 del 13/03/28) el gobierno de Ayora creó, en la capital de la República, la "Caja de Jubilaciones y Montepío Civil, Retiro y Montepío Militares, Ahorro y Cooperativa" o "Caja de Pensiones". Había nacido la seguridad social en el Ecuador, cuando ese sistema estaba ya generalizado en Europa y los Estados Unidos, con singulares ventajas para la atención de los trabajadores y afiliados de esos países.
La Caja sería administrada por un Consejo integrado por el Ministro de Previsión Social, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, el Rector de la Universidad Central, el Inspector General del Ejército, el Presidente del Concejo Municipal de Quito y dos delegados de las Asociaciones de Empleados de la República. Debía atender el pago de pensiones por jubilación o inhabilitación para empleados públicos; fondo de montepío para las familias de empleados públicos fallecidos; pensiones de retiro y montepío militares; constituir un fondo de ahorro con los aportes de los imponentes; y "hacer préstamos a los empleados y al público", en las condiciones determinadas por la institución. Quedó abierta la posibilidad de que toda persona pueda entrar al goce de los beneficios de la Caja (excepto fondo mortuorio y cooperativa), con solo fijar los aportes sobre su renta. Las pensiones de jubilación comenzarían a otorgarse desde 1933, tomando en cuenta los aportes (5% anual de la renta), la fecha de ingreso al cargo y, en adelante, la prestación de servicios durante 10, 25, 30 años o más. Adicionalmente se establecieron: un abono para "los que publicaren obras de reconocida utilidad científica"; jubilación por enfermedad o inhabilidad para el trabajo; pensión jubilar íntegra para quienes cumplan 25 años de trabajo y 60 de edad; renta jubilar equivalente al promedio de todos los sueldos percibidos durante los 5 últimos años.

A este paso inicial se sumaron otros, pues en 1928 se dictó la ley de Jubilación obligatoria para empleados de banco y luego, en 1935 y 1948 se aplicó a otros empleados privados y se abrió la posibilidad de la afiliación voluntaria. Incluso en 1934 se propuso ante la Cámara de Diputados un proyecto de "Ley de trabajo y seguro para desocupados", cuya exposición de motivos correspondió a Guillermo Ramos, J.A. Calisto Ch. y G. Baquerizo J. De acuerdo con ella, "la crisis económica que hemos sufrido, ha hecho resaltar la necesidad de que los poderes públicos del Ecuador, como los de todos los países cultos, se preocupen con el malestar social que significa la desocupación." Siguiendo a países como los Estados Unidos, "que han dictado leyes que amparen al desocupado", el proyecto de ley para el Ecuador propuso abrir oficinas de colocaciones y un registro de desocupados en cada Secretaría Municipal. El derecho consistió en una pensión de desempleo por 60 días en un año. Y la provisión de fondos para la "Caja de Paros" se haría con el 2% del presupuesto de las Juntas de Asistencia Pública, 2% de las rentas municipales, 3% del salario obrero y 3% con aportes de los patronos. Por supuesto, el proyecto no pasó y el Ecuador nunca estableció un sistema de seguridad para desempleados.


EL COLAPSO DE LA SEGURIDAD SOCIAL


La Caja Nacional del Seguro Social fue transformada en Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) mediante decreto No. 40, del 25 de julio de 1970, bajo el gobierno del entonces dictador José María Velasco Ibarra. El IESS pudo beneficiarse inmediatamente del auge petrolero de la década de los setenta, porque los recursos que recibió, así como las inversiones gubernamentales, le permitieron ampliar la infraestructura de servicios, principalmente en centros de salud y hospitales y, además, cubrir el sistema de pensiones. Nadie estaba descontento. Y hasta las capas ricas se hacían atender en "el seguro". Sin embargo, el cubrimiento de la seguridad apenas abarcó un 15% a 18% de la población.

La crisis de la seguridad social se precipitó en los años ochenta, por la conjunción de una serie de factores, incluidos los políticos, pues durante las dos últimas décadas hubo gobiernos que conscientemente intentaron liquidar al IESS para favorecer el desarrollo de la seguridad privada y de las administradoras privadas de pensiones, tomando como ejemplo lo sucedido en otros países latinoamericanos y argumentando a favor de las “privatizaciones” y el “retiro del Estado”. Lastimosamente bajo esos “modernos” principios, la seguridad social en el Ecuador entró en colapso. Y lo más grave es que un sistema alternativo, fundamentado en los principios de la seguridad privada, no puede cumplir en el Ecuador el mismo papel de solidaridad y garantías sobre la salud, la inhabilitación para el trabajo y la jubilación que históricamente ha tenido que cumplir el estado. Prácticamente sin seguridad social, el Ecuador sigue siendo, en el contexto latinoamericano, uno de los países con mayores retrocesos en la conciencia de equidad y en la promoción del bienestar laboral y de la seguridad colectiva para su población.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

2. REFLEXIONES SOBRE LA DEUDA EXTERNA.

Zonia Palán T.1
El endeudamiento externo en el Ecuador ha sido uno de los mecanismos mas fácilmente utilizado por los diferentes gobiernos en los últimos 20 años para financiar los constantes déficits fiscales.

Los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y los Gobiernos de varios países han sido las fuentes de financiamiento, estos organismos mediante prestamos suscritos con el Gobierno Nacional ponen sus condiciones para asignar los recursos, normalmente estas asignaciones se hacen en cuotas con la finalidad de controlar que tales condiciones se cumplan conforme los acuerdos correspondientes.

Las políticas de ajuste estructural, comúnmente conocidas como “medidas económicas” son la expresión de las condicionalidades impuestas por el FMI, el resto de organismos definen sus políticas teniendo en cuenta el marco del Fondo.

Una vez que el Ecuador adoptó el sistema de dolarización, el problema de los déficits fiscales se convierten en una amenaza para la aparente estabilidad lograda con el nuevo esquema monetario, mucho más, cuando la realidad de Argentina que mantuvo por casi una década el esquema de la convertibilidad (casi dolarización) mostró al mundo que la libre circulación del dólar no es por si garantía de estabilidad.

La dolarización tiene fuentes de abastecimiento muy concretas, las fuentes principales provienen de las exportaciones y de las remesas de los emigrantes que trabajan en el exterior, la diferencia requerida necesariamente es cubierta con los préstamos internacionales, es decir, con más endeudamiento.

Entre los años 1998-2001, gran parte del déficit fiscal tuvo su origen en la asignación del Presupuesto General del Estado para cubrir los desbalances del Sistema Bancario y Financiero, conocido comúnmente como salvataje bancario, los recursos destinados a este fin provinieron de endeudamiento externo cuyos montos son pagados por toda la población ecuatoriana afectando especialmente el presupuesto destinado a gasto social, mientras que los beneficiarios del salvataje gozan de todas las comodidades fuera del país.

El manejo de la deuda externa, los procesos de negociación y contratación, siempre han sido de exclusiva responsabilidad de los Gobiernos de Turno en cuyos equipos técnicos siempre han figurado los mismos personajes que han ocupado rotativamente los más altos cargos públicos de las instituciones económicas del Ecuador. La información oficial sobre la deuda esta limitada a cifras globales, y no se da cuenta de quienes son los beneficiados con estas transacciones, puesto que, existen quienes concretamente recibieron del estado recursos provenientes de deuda y otros que han comprado deuda convirtiéndose en tenedores de papeles.

La aprobación, en estos días, de la Ley que crea un Fondo para captar lo excedentes de la exportación petrolera que generará el nuevo oleoducto, OCP, cuyo objetivo principal es destinar el 70% a la recompra de la deuda externa, es una muestra concreta que en la gestión pública y parlamentaria priman los intereses económicos principalmente de inversionistas nacionales y extranjeros tenedores de papeles de deuda. Es un hecho, que ante el anuncio de seguros compradores de un producto en el mercado, el precio de ese producto aumenta, el beneficio es doble, puesto que normalmente por la inversión perciben los intereses correspondientes sobre el precio pactado, ahora a este beneficio se añade el considerable aumento del precio de los bonos en el mercado secundario.

Contrariamente a lo que ha venido sosteniendo el gobierno nacional de estar en contra de las preasignaciones para realizar inversiones en distintos ámbitos, hay que señalar que esta Ley es una forma de preasignación, puesto que, está determinando un porcentaje de los recursos provenientes de una actividad económica realizada por el Estado para un fin concreto, que es igual, a que del Presupuesto General del Estado se preasigne para Municipios, Universidades, etc.

Con esto, se pone en evidencia que la política económica en general se maneja en función de intereses particulares y no tiene en cuenta los intereses de la nación.

Jubileo 2000, una organización de la sociedad civil dedicada al estudio y vigilancia del comportamiento de la deuda externa que ha venido realizando una serie de actividades para tratar sobre este tema y generar conciencia ciudadana sobre el impacto de la deuda en la vida de la gente, en el mes de Abril del 2002, conformó una veeduría ciudadana sobre la deuda externa que cuenta con tres comités de vigilancia ubicadas en Quito, Guayaquil y Cuenca. El Comité de Quito conformado por Wilma Salgado, Zonia Palán, Magadalena León, César Benalcazar y Simón Zavala, ha asumido la responsabilidad de investigar sobre el endeudamiento para el salvataje bancario, quiénes fueron los beneficiarios principales de este proceso. Desde el espacio de Jubileo 2000, se mantiene la esperanza de que cada vez más aumente la participación ciudadana, el ejercicio del derecho a la información y el derecho a decidir sobre la deuda externa que tanto ha perjudicado el desarrollo y la vida de nuestro pueblo.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


3. “Crisis en el Sistema Financiero Nacional el caso del Banco del Progreso 1995-1999”


ABSTRACT DE TESIS.

María Cristina Marchán

Problema de investigación


Del estudio se pretende conocer que pasó con el Banco del Progreso. Se analizan los balances de los últimos cinco años para demostrar la situación que estos reflejaban. Se describen los hechos durante la crisis financiera de 1998 y 1999, se revisan las auditorías extranjeras realizadas al Banco, sus principales hallazgos que generaron el ingreso del banco a Saneamiento, y los juicios que por estos hallazgos se ventilan en la justicia.

Evaluación del marco teórico


La discusión teórica respecto al tema permite concluir que resulta en extremo difícil diferenciar las causa macroeconómicas y microeconómicas, analizadas de forma particular, en la generación de una crisis financiera.

Los presupuestos teóricos basados en experiencias de otros países latinoamericanos, se cumplen en el estudio realizado. La teoría expuesta sirve de base para explicar lo sucedido, las causas, los efectos y las soluciones. Está demostrado que las crisis bancarias no se deben a una sola causa, sino al cúmulo de causas que soporta la economía nacional, a través del tiempo.

La teoría económica encuentra dos tendencias en las raíces de las crisis financieras, las monetaristas que las relacionan exclusivamente con los pánicos bancarios. También existe la visión opuesta y más amplia respecto a las razones que generan las crisis, que son una serie de factores como reducción del precio de los activos, pérdidas significativas e incluso quiebras del sector financiero y no financiero, inflación, desequilibrios de los mercados internacionales o la combinación de ellos.

Las crisis bancarias han sido objeto de diversos estudios a nivel mundial. Los estudios y la experiencia sobre quiebras de instituciones financieras y bancarias permiten conocer las causas macroeconómicas y microeconómicas.


Para el caso ecuatoriano el marco teórico analizado es pertinente en vista del cumplimiento de todas o casi todas las razones que generaron la crisis financiera y bancaria. La inestabilidad económica y política durante los últimos años produjeron una desconfianza en el mercado, factor imprescindible para el afianzamiento del sistema financiero.

Síntesis del marco empírico


Con el fin de determinar que pasó con el Banco del Progreso S.A. la investigación separa el período de tiempo desde 1995 hasta 1999 en:


  • Porqué falló el Banco del Progreso

  • Antecedentes de la crisis

  • Proceso de la crisis

  • Desenlace de la crisis

  • Componentes del fraude.

En el análisis “porqué falló el Banco del Progreso”, se describen los antecedentes institucionales que permiten conocer a breves rasgos el banco, sus accionistas, sus oficinas, empleados. También se detallan los principales índices financieros de la institución y el ranking dentro del mercado local.

Se realiza una comparación de estos índices con los que reflejaban bancos de similar tamaño el fin de determinar la existencia de valores o índices, que por estar fuera del mercado o muy diferentes a los presentados por bancos similares, pudieron considerarse como un signo de alerta para la Superintendencia de Bancos. También se presenta el Plan de Capitalización propuesto por la institución, una vez que ésta decide cerrar sus puertas y capitalizar.

Durante el período denominado "antecedentes de la crisis", se examinan los Balances y Estados de Pérdidas y Ganancias desde 1995 hasta marzo y diciembre de 1999, que demuestran la situación financiera del banco, conforme la información entregada a la Superintendencia de instituciones financieras que provocan desconfianza en el sistema y sus efectos durante 1998.

En el período de "proceso de la crisis", que se cumple hasta marzo 1999, se analizan el retiro de fondos del sistema financiero, en especial del Banco del Progreso, se realizan modificaciones importantes en los balances de los bancos analizados y la institución solicita créditos de liquidez al Banco Central del Ecuador.

La sección "desenlace de la crisis" parte desde marzo 1999. Durante esta etapa se analizan los principales acontecimientos que desembocaron en el retiro de fondos de la banca, el feriado bancario, el congelamiento, la reacción del público y del gobierno, las auditorias extranjeras decretadas por el gobierno, sus resultados y los principales hallazgos que determinaron problemas de solvencia en el Banco del Progreso. En Marzo 1999 el banco, de manera voluntaria, cierra sus puertas al público y solicita tiempo para su capitalización. En vista del incumplimiento por parte de la institución bancaria, y una vez vencido el plazo de cuatro meses, el banco ingresa en un proceso de Saneamiento en manos de la Agencia de Garantía de Depósitos luego de realizar una propuesta de reestructuración del Banco, sin cumplir las condiciones que la Superintendencia de Bancos le había impuesto en su Propuesta de Capitalización.

En "componentes del fraude" se describen los principales hechos que se ventilan en la justicia y que se evidenciaron en los resultados y los hallazgos de las tres auditorías extranjeras realizadas a la institución y de la Superintendencia de Bancos. Se trata de explicar la forma en que, en los últimos días de la administración del Banco del Progreso, se realizaron movimientos y transacciones que afectaron su situación financiera. Quedan al descubierto irregularidades cometidas antes del cierre de la institución y que de conocerse hubieran provocado que el Banco no se sitúe en los mejores lugares del ranking nacional, como efectivamente sucedió.

RESULTADOS.

Del resultado de las Auditorías Extranjeras y de la Superintendencia de Bancos, y una vez que el banco y sus administradores dejan la Institución, se conocen hallazgos que determinan el posible cometimiento de fraude bancario. De la comparación de estos resultados y de los Balances presentados por la institución a la Superintendencia de Bancos, se colige que los balances fueron irreales y no reflejaban la situación real de la institución. El hecho de que el banco estuviera siempre en los primeros lugares del posicionamiento del mercado local, incluso que fuera reconocido internacionalmente, desdice los resultados de las auditorías realizadas. Se demuestran hechos realizados en contra de las leyes y reglamentos, y que provocaron un enorme perjuicio al Estado Ecuatoriano, quien, en base a los informes de auditoría, inicia los procesos legales que se ventilan actualmente en la justicia.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


  1. THE-Monografías / Archivo electrónico del T.H.E.

HISTORIA ECONÓMICA GUBERNAMENTAL: La economía en el gobierno de José María Urbina: 1851-1856
I LA ECONOMÍA EN EL GOBIERNO DEL GRAL. JOSÉ MARÍA URBINA

(1851 – 1856)

Por: Andrés Flores, Alfonso Padilla, Santiago Pazmiño N, Hugo Ruales




Datos Generales


Presidente: GRAL. JOSE MARIA URVINA

Jefe supremo: Julio1851 – Julio 1852.

Presidente Interino: Septiembre1852.

Presidente Constitucional: Septiembre 1852 – Octubre 1856.


Miembros del gobierno:

Ministros:

Interior y Relaciones Exteriores: Pedro Fermín Cevallos.

Hacienda: Crnel. Teodoro Gómez de la Torre.

Guerra y Marina: Gral. José de Villamil.


Constitución vigente:

Promulgada: 6 de septiembre de 1852


Población: 785.439 habitantes, repartidos en 11 prov., 35 cantones y 277 parroquias.
Orientación económica
Condiciones económicas: Los encargados del poder anteriores al Gral Urbina, cobraban los diezmos por adelantado, a diferencia de Urbina que casi los eliminó. La primera crisis monetaria anterior al gobierno de Urbina se produjo en 1845. Dos años después, llegaron al país monedas de baja calidad que proporcionaban una pérdida del valor real de la moneda nacional. En 1849, se dictó la Ley de Fino de las Monedas de Plata, de 0.9027 a 0.6666, lo que provocó la salida de las monedas de oro que aún quedaban en el país.

Todos los gobiernos anteriores, no pudieron arreglar de una manera satisfactoria la deuda externa contraída años antes.


Orientación económica: El programa político y económico de Urbina, es el primero en el Ecuador que podría calificarse de liberal, fue posible mediante la alianza gestada entre el Caudillo, la oligarquía costeña y el Ejército. Se suprimieron los derechos de exportación de productos nacionales y se abolieron los gravámenes de los artículos de primera necesidad.

Se aumentó los gastos en el ejército, para poderse defender de los ataques de Flores.


Con respecto a la Hacienda Pública, se manejó con mayor pulcritud aumentándose de esta forma las rentas fiscales, se diversificó los impuestos, que ya no solo se basaban en los diezmos y el Cacao. Con esto se logró cumplir todas las obligaciones interinas.
Urbina expulsó a los Jesuitas (alegando la vigencia de la ley Pragmática del Rey Carlos III).
Política económica
Hacienda pública y presupuesto: Los principales ingresos del estado provenían de los diezmos, correos, Casa de Moneda, Administración de salas, fábrica de pólvora, aduanas, tabacos, resguardos, terrenos baldíos y las leyes que sobre el ramo se expedían; el 30 % y el 40 % de los ingresos del estado provenían de las aduanas que estaba muy sujeta a la suerte del comercio exterior y en gran parte dependiendo de la exportación de un solo producto: el Cacao.
Como había problemas para cubrir el presupuesto, se buscaba apoyo internacional. El 23 de noviembre de 1854 se intentó un negociado de protectorado de los Estados Unidos para las Islas Galápagos, a título de empréstito, por lo cual el gobierno de Ecuador debía recibir tres millones de pesos. De igual forma, se buscó por primera vez un arreglo de deuda externa, fue el convenio Espinel – Mocatta en 1854; este arreglo de la deuda inglesa consistío en la concesión de mas de un millón de cuadras en el margen derecho del Amazonas y de terrenos baldíos certificados en Esmeraldas, que más tarde adquiriría la Ecuador Land Company. Estos terrenos tenían un valor de 566.000 libras esterlinas.



Ingresos del Estado (en pesos)

Recaudación del diezmo (en pesos)

Año

Ingresos

Año

Recaudación

1851

1852

1853

1854

1855

1856

680.699.30

613.242.61

789.201.99

965.161.37

1.009.592.36

1.101.170.69

1852 – 1853
1853 – 1854
1854 – 1855
1855 - 1856

47.900
42.900
57.000
69.700

Fuente: Arosemena Guillermo, El comercio exterior en el Ecuador, Pp. 427 y 379.

Política monetaria y financiera: El Congreso de 1846 dispuso que la Casa de la Moneda acuñase doblones y escudos. Ocho onzas y media de oro equivalían a un marco, cuatro doblones a una onza, dos escudos a un doblón. También dispuso la acuñación de monedas de plata: el peso fuerte, con ley de 10 dineros o 20 gramos, así también medios pesos, pesetas, reales y custillos. En 1856 se establece el Sistema Métrico Decimal y el de Pesos y Medidas.
La unidad monetaria debería ser el Franco. A partir del 15 de Octubre de 1858 se debía excluir toda moneda diferente, pero en vez de suceder aquello, el peso feble o sencillo siguió siendo la unidad monetaria; el peso feble estaba constituido de ocho reales y equivalía a cuatro francos. Debía imponerse también el metro, pero siguió usándose la vara, la cuadra y la legua.
Obra pública: construcciones llevadas a cabo en el Palacio de Gobierno, el cuartel de artillería, la cárcel, la fuente de la Plaza Mayor de Quito, el gran puente del río Machángara, la ampliación del Malecón de Guayaquil.
Educación: se decretó un amplísima y absoluta libertad de estudios para la Universidad, que resultó perjudicial, es decir, no había la necesidad de asistir a clases y se escogía la materia que se deseaba aprobar, lo cual significó un atraso cultural.

Se organizó un programa de alfabetización para las tropas.



Fundación de escuelas primarias en todas las parroquias del país. Desarrollo de la enseñanza estatal gratuita.
Política social

  • La manumisión de esclavos, se proclamó el 25 de julio de 1851; se decretó como Ley en septiembre de 1852.

  • Derogatoria de la pena de muerte por delitos políticos.

  • Suspención de los tributos indígenas en 1856.

  • Trabajo de la comisión codificadora de los proyectos de Código Civil y Militar.


Comercio exterior: la exportación cacaotera se elevó notablemente y se invirtieron capitales en el tráfico de cascarilla; el éxito de este último trajo consigo una dinamización de la economía de la sierra sur.


Principales productos de exportación (en pesos)

Año

Cacao

Tejidos

Madera

Tabaco

Sombreros

Quina

Suelas

1851

1852

1853

1854

1855

1856


0

698275

741552

816920

1002290.7

983457

0

12000

16355

15962

16134

10343

0

9730

60980

119119

37472

71145

0

0

67332

74811

57460

121111

0
0


367177

936825

756430

427930

0

0

8497

16856

17270

14120

0

0

0

47364

52410

0




Principales productos de exportación (en pesos)

Año

Café

Cuero

Conchilla

Monedas de Ag y Au

Caucho

Total

1851

1852

1853

1854

1855

1856


0

0

3280

6330

10110

12242


0

0

35425

45984

93423

72801


0

0

0

0

11665

12690

0

0

208807

246806

141831

67522

0

0

0

8286

9840

40964

0

720005

1261893

2027857

1939466,7

1754106

Fuente: Arosemena G., El comercio exterior de Ecuador, Pp 432 – 440


Destino de las exportaciones de cacao en la primera mitad del siglo XIX (miles de pesos)


Año

España

Inglaterra

Alemania

Francia

EE.UU

Perú

Chile

Otros

Total

1852-53

1853-54

1854-55

1855-56

84500

114850

73707

35328


10129

12270

1616

19266


13034

5264

6257

26465

5040

0

12508

24704

15144

2977

710

7544

10786

2916

8257

19973

17014

5976

12082

16985

6021

11637

2718

13748

164565

162963

123707

164093

Fuente: Ayala Mora Enrique, Nueva Historia del Ecuador.

Entre los principales productos de importación, estuvieron: telas de casimir, vidrios, porcelanas, tejidos de lino, algodón, sedas, harinas, carnes saladas y materiales para construcción.



Importaciones por el puerto de Guayaquil (en Kg y porcentaje)





1853

1854

1855

1856

Total nacional

Por Guayaquil

% Guayaquil

2122980

1944431

91.61

1914636

1713242

89.49

193796

1761387

90.91

2486706

2374439

95.49

Fuente: Ayala Mora Enrique, Nueva Historia del Ecuador.

Bibliografía

ACOSTA Alberto, BREVE HISTORIA ECONOMICA DEL ECUADOR . Corporación Editora Nacional. Quinta reimpresión, marzo de 1998. Quito – Ecuador.

AYALA MORA Enrique, NUEVA HISTORIA DELECUADOR. Editorial Grijalbo Ecuatoriana Ltda. Vol. 7. Pp. 126 – 127.

CARBO Luis Alberto, Historia Monetaria y Cambiaria del Ecuador. Editorial Banco Central del Ecuador. DESTRUGE Camilo, URVINA EL PRESIDENTE, Editorial Ecuador, Editorial Banco Central del Ecuador.

PAREJA Alfredo, HISTORIA DE LA REPUBLICA, Editora Unidad Nacional 1990. Editorial Alfredo Pareja y Asociados Vol 1.

REYES Oscar, BREVE HISTORIA GENERAL DEL ECUADOR. Editorial Don Bosco. Decimosexta edición. Quito – Ecuador.

VARIOS AUTORES, Historia del Ecuador. Salvat Editores Ecuatoriana S.A. Vol 6.

VARIOS AUTORES, Gobernantes del Ecuador. Romlacio Editor. Ediciones 1994. CuencaEcuadorl / Informe del Ministro de hacienda al Congreso Nacional 1854. Fondo Jijón y Caamaño, Biblioteca del Banco Central del Ecuador, Quito – Ecuador.

................................................................................................................................................................

II LA ECONOMÍA EN EL GOBIERNO DEL GRAL. JOSÉ MARÍA URBINA

(1851-1856)

Por: María Mercedes Jara, Santiago Naranjo, Adrián Salinas, Pablo Salinas.
Datos generales
Presidente

El General José María Urbina Viteri fue Jefe Supremo del Estado del 14 de septiembre de 1851 al 16 de julio de 1852. Presidente Constitucional del 17 de julio de 1852 al 31 julio de 1856.



Miembros del gobierno
Entre los miembros del gobierno de Urbina sus principales ministros fueron: José María Caamaño, que luego renunció; Teodoro Gómez de la Torre, que fue Ministro de Hacienda por dos años; su propio hermano, Gabriel Urbina; Don Pacífico Chiriboga; el Dr. Ramón Borja y el Dr. Marcos Espinel, que luego fue su vicepresidente en 1855. Entre otros colaboradores también se encuentran Pedro Carbo, Pedro Moncayo, Javier Espinoza, los hermanos de Juan Montalvo, la familia Borrero y Bustamante.
Constitución vigente
Cuando era Jefe Supremo estaba vigente la quinta constitución del 27 de febrero de 1851. Después en 1852 se firmó la sexta constitución, el 6 de septiembre en Guayaquil.
Población
En 1852 la población era de 785,439 habitantes. Al 30 de junio de 1857 era: Varones: 527,014; Mujeres: 549,775; Total: 1´076,789.
Orientación económica
Condiciones económicas
En 1834, Colombia y Venezuela mandaron enviados para que negocien la deuda británica. En 1837, empiezan las negociaciones ecuatorianas para amortizar la deuda. En 1849 ocurre el incidente Conroy.
En 1845 se inició la primera verdadera crisis en el Ecuador de carácter monetario, la que terminó en 1847 debido a los errores y malentendidos de las leyes monetarias anteriores, por lo que el Ecuador se convirtió en el lugar privilegiado para las peores clases de monedas metálicas y se les hizo perder todo su valor. En 1849 se dictó una ley reduciendo la ley de fino de las monedas de plata de 0.9027 a 0.666. Esta ley provocó la exportación de las monedas de oro que aun quedaban en el Ecuador.
La orientación económica de Urbina presenta una tendencia marcadamente anticlerical, aunque no anticatólica, no fue ni liberal ni conservador, fue también antifloreano.
Política económica
Hacienda y presupuesto
Aparte de la contribución del uno por mil, los indígenas pagaban el diezmo, que era según el ministro Espinel, una injusticia. Sin embargo, este tributo que iba en beneficio de la iglesia católica, cuando se quería cobrar a las otras clases sociales se recaudaba con mucho esfuerzo y nunca se consiguió los resultados esperados.
Con la administración de la sal, el estado logró recaudar un total de 407.985 pesos con 4 reales, pero su precio no permitía que los estratos más pobres de la sociedad la pudieran conseguir.
Según el ministro Espinel, era prioridad del gobierno poner al alcance los elementos de primera necesidad al pueblo ecuatoriano; y lo que se planeó para no rebajar los ingresos del estado fue bajar el precio de la sal y subir los impuestos del licor.
Se intentó crear una fábrica de pólvora en territorio ecuatoriano, pero el contrabando y la producción clandestina, más la producción extranjera, no permitieron que esto se realice; se intentó buscar un polvorista extranjero para que se instale en el país, pero el gobierno no tuvo los suficientes recursos para hacer este desembolso.
En cuestión de aduanas, el gobierno logra recaudar la cantidad de 545.874 pesos, pero los excesivos sobornos hacen que las expectativas que se tenía para este año no sean las esperadas; entonces el gobierno presenta a la Legislatura un proyecto de ley que hará de sancionar a todos aquellos que no sean leales al estado y que estafen en el sector de las aduanas.
Según el ministro Espinel, a la época el tabaco representó un sector económico importante; se lograron recaudar 12.249 pesos. El extranjero se muestra interesado en este sector, especialmente en la zona de Esmeraldas, al igual que empresarios locales que consideran invertir en este producto.
El presupuesto se vio favorecido con el descubrimiento de diversas alhajas de oro, plata y otros metales en la ciudad de Cuenca que pertenecían a los antiguos primitivos indígenas. Esto causó gran desacuerdo por parte de los científicos que consideran esto un saqueo de lo que pudiese haber sido una fuente cultural valiosa para el Ecuador.
Política monetaria y financiera
Por la crisis monetaria que vivía el Ecuador desde 1845 y que se vio agravada con la ley de 1849 que redujo la ley de fino de las monedas de plata, el Ecuador se encontraba bajo el régimen de un patrón de plata de facto. Entonces el congreso de 1852 dictó una ley autorizando la reacuñación de todas las malas monedas de plata en circulación, pero nada se pudo hacer al respecto hasta después de muchos años.
Según la exposición del Ministro de Hacienda a 1854, circulaba en el mercado una moneda menor conocida con el nombre de “liza” pero que no es bien recibida por tanto se debe amortizarla, con el respectivo gasto para el estado.

En 1849 ocurre el incidente Conroy. No se dieron negociaciones de importancia hasta la llegada de un audaz agente: Elías Mocatta que trabajaba para la satisfacción de los agentes británicos. El 6 de noviembre de 1854 se firma el acuerdo entre Mocatta y el Ministro de Hacienda, Don Marcos Espinel. El 24 de noviembre del mismo año, el acuerdo es aprobado por el congreso y el 15 de mayo de 1855 es ratificado y refrendado por Urbina. El monto de la deuda ascendía a £ 1’424,000, equivalente al 24.5% de la deuda total de la Gran Colombia, además de los intereses que ascendían a £ 400,000.


Para el pago de la deuda se emitió anualmente vales para la conversión de la deuda colombiana en bonos ecuatorianos. Los bonos ganaban el 1% anual por el tiempo en que las entradas de aduana de Guayaquil sean de 400,000 pesos, cuando excedían de esa cantidad, se abonaba la cuarta parte de dicho exceso (6%). Se abonaba también la parte que correspondía al fisco en las empresas industriales sobre minas, caminos, etc.
Durante 15 años (1855-1869) se pagó anualmente el interés llegando a 1’527,105 pesos. Para los intereses vencidos luego se firmó el acuerdo Icaza-Pritchett.
Este convenio fue en su tiempo un gran problema financiero para la nación al provocar irritación en los financistas que lo calificaron como un fatídico sumidero y un verdadero dogal para el estado. Se hicieron tres protestas ante este contrato para llevarlo a condiciones más llevaderas. El mismo Mocatta confesó que la conclusión fue precipitada, pero es reconocido que él y los suyos se llevaron gruesas utilidades, aproximadamente 80,000 pesos. “La idea histórica que pesa sobre tan desgraciado negocio, esta condensado en la frase de censo irredimible” (Dr. Antonio Flores).
Obras públicas


  • Instrucción primaria gratuita.

  • Se inicia la construcción del muelle de Guayaquil.

  • Reforma de la Empresa Nacional de Correos.

  • Costeo de estudios artísticos en Europa para jóvenes que luego regresen a enseñar en su Patria.

  • Fundación de escuelas primarias en todas las provincias del país.

  • Adopción del sistema métrico decimal.


Comercio exterior


AÑO

EXPORTACIONES

IMPORTACIONES

BALANZA COMERCIAL

1852

1’214,800

1’786,300

-571,500

1853

1’913,100

1’713,200

199,900

1854

2’026,800

1’844,400

182,400

1855

1’940,600

1’765,900

174,700

1856

2’631,400

2’394,600

236,800

Fuente: Memorias Ministros de Hacienda al Congreso del Ecuador.

Los valores están dados en dólares americanos.


En el cuadro anterior podemos ver el resumen de la actividad comercial con el exterior en el Ecuador en el período de Urbina. El producto que más se exportaba era el cacao y las importaciones estaban dadas principalmente por artículos suntuarios. Se estima que la producción de cacao de 1954 fue de 812,330.75 pesos.
Política social
El principal acontecimiento social fue la manumisión de los esclavos, que fue decretada en 1852. El costo de la indemnización a los esclavistas fue de 400,000 pesos en este gobierno. Así fue como parte de los ocho mil esclavos fueron liberados.
Urbina para poder sostenerse en el poder, creó un ejército nacional formado especialmente por gente de color liberados de la esclavitud. Los llamó “Los Tauras”, este fue un ejército de verdaderos temerarios.
Expulsó a los padres jesuitas como parte de su campaña anticlerical, detrás de todo esto se encontraba la liga masónica de la cual Urbina era miembro.
Se implantó la Ley de Estudios Libres, permitiendo que los estudiantes se titularan con sólo presentarse a exámenes, sin asistir a los cursos regularmente. Este decreto ha dejado en nuestra historia un funesto recuerdo. Redujo los establecimientos educativos a la mitad; este decaimiento se lo culpó a la secularización.
Se cancelaron los sueldos atrasados a empleados del estado y militares.
Conclusiones
José María Urbina no fue un presidente bueno para el Ecuador, aunque en su periodo se concretó la manumisión de los esclavos que fue la obra más importante de su gobierno. Su gabinete y él mismo actuaron de forma ineficiente en la negociación de la deuda externa de nuestro país.
Acuerdos como el Espinel-Mocatta son los que han traído consecuencias nefastas para el Ecuador, tanto que continúan atormentándonos hasta nuestros días.
El sector educativo fue mal administrado lo que causó una de las más grandes crisis que ha afrontado el Ecuador con su errada idea de que los alumnos podían graduarse con solamente dar los respectivos exámenes y sin asistir a colegio alguno.
En política monetaria fue incapaz de controlar la crisis que ya afrontaba el Ecuador, prolongándola e incluso agudizándola, al no llevar adelante políticas adecuadas.
Bibliografía

CARBO, Luis Alberto; “Historia monetaria y cambiaria del Ecuador”, Ed. Banco Central del Ecuador; 1978, Quito-Ecuador.

LE GOUHIR Y RODAS, José; “Historia de la República del Ecuador”, Ed. Ecuatoriana; 1935, Quito-Ecuador.

OÑA, Humberto; “Presidentes del Ecuador”, 1987, Ibarra-Ecuador.

VARIOS; “Informe de Marcos Espinel Ministro de Hacienda del Gobierno de Urbina al Congreso”, 1854.

VARIOS; “La deuda externa del Ecuador”, Biblioteca Básica del Pensamiento Ecuatoriano, Tomo 12.

1 Profesora de la Facultad de Economía de la PUCE.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje