Página principal

T. H. E. Taller de historia económica


Descargar 95.19 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño95.19 Kb.
VISÍTANOS en:

www.geocities.com/taller_the
*****************************************

T.H.E.
TALLER DE HISTORIA ECONÓMICA
Facultad de Economía - Pontificia Universidad Católica del Ecuador

BOLETÍN ELECTRÓNICO


Quito, marzo de 2003 - Año IV - No. 05

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Incluye archivo adjunto (word), con el “Boletín Electrónico del T.H.E.”.
Sumario:

1. VIEJAS DISCUSIONES, NUEVAS EQUIVOCACIONES. Juan J. Paz y Miño Cepeda.

2. LA ECONOMÍA POLÍTICA DEL PLAN COLOMBIA. René Báez.

3. T.H.E. - ANÁLISIS DEL RIESGO PAÍS ECUADOR BAJO LA PERSPECTIVA DE LA TEORÍA DE PARIDAD NO CUBIERTA DE TASAS DE INTERÉS. Nelson Brito - (Abstract de Disertación de Grado)

4. “LA ECONOMÍA EN EL SEGUNDO GOBIERNO DE GABRIEL GARCÍA MORENO: 1869-1875” - T.H.E. MONOGRAFÍAS. Archivo Histórico del THE.

5. CONVOCATORIA - IV CONGRESO DE HISTORIADORES LATINOAMERICANISTAS - ADHILAC.

**********************************

T.H.E.

TALLER DE HISTORIA ECONÓMICA

Facultad de Economía - PUCE



BOLETÍN ELECTRÓNICO

Coordinador: Dr. Juan J. Paz y Miño Cepeda



jpazymino@puce.edu.ec

Asistente de coordinación: Eduardo Urgilés



edu82@gmx.net

Quito, marzo de 2003 - Año IV - No. 05

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

El BOLETÍN ELECTRÓNICO del T.H.E. (mensual) es un sistema de información orientado a la economía y la historia económica del Ecuador en el contexto Latinoamericano. Tiene el objetivo de contribuir al conocimiento y a la discusión académica universitaria. En ese marco serán apreciadas las sugerencias y difundidas las colaboraciones.

(Queda autorizada la difusión del Boletín, citando la fuente).

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sumario:
1. VIEJAS DISCUSIONES, NUEVAS EQUIVOCACIONES. Juan J. Paz y Miño Cepeda

2. LA ECONOMÍA POLÍTICA DEL PLAN COLOMBIA. René Báez.

3. ANÁLISIS DEL RIESGO PAÍS ECUADOR BAJO LA PERSPECTIVA DE LA TEORÍA DE PARIDAD NO CUBIERTA DE TASAS DE INTERÉS. Nelson Brito – (Abstract de Disertación de Grado).

4. “LA ECONOMÍA EN EL SEGUNDO GOBIERNO DE GABRIEL GARCÍA MORENO: 1869-1875” – T.H.E. MONOGRAFÍAS. Archivo Histórico del THE.

5. CONVOCATORIA – IV CONGRESO DE HISTORIADORES LATINOAMERICANISTAS – ADHILAC.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



1. VIEJAS DISCUSIONES. NUEVAS EQUIVOCACIONES.

Juan J. Paz y Miño Cepeda.

Revista GESTIÓN, Quito, febrero 2002, No. 104
Durante la década de los sesenta y hasta inicios de los ochenta del siglo XX, la filosofía y las ciencias sociales latinoamericanas, particularmente la sociología (política), la historia y la economía, tuvieron un desarrollo espectacular. Un papel determinante en esa gestación provino de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), fundada en 1948, cuya dinamia estuvo marcada por el pensamiento de su primer director, el argentino Raúl Prebisch (1901-1986).
La CEPAL fundamentó la discusión sobre el desarrollo y el subdesarrollo, teniendo, como punto de partida, la crítica a la teoría económica, que Prebisch la expresó así, de manera inmejorable: “El capitalismo periférico es parte del sistema mundial, pero tiene sus propias particularidades. Sobre la base de esas particularidades, las teorías desarrolladas en los centros se caracterizan, desde la óptica de la periferia, por una falsa pretensión de universalidad”.
La CEPAL restauró la economía política, tratando de explicar las razones del “retraso” de América Latina, sin caer en la economía exclusivamente “técnica” y “pura”, sino buscando entender a la región, desde una triple perspectiva : histórica, social y económica, expresada en 1949, en el documento “Manifiesto de la CEPAL”.
La CEPAL habló de las relaciones centro-periferia y de cómo el intercambio internacional entre países con niveles de desarrollo diferentes aprovecha a los “centros”; demostró que los “términos del intercambio” históricamente perjudicaron a los países de la “periferia”; y, bajo esa óptica, cuáles habían sido las fases por las que atravesaron esas relaciones para América Latina:


  • 1890-1930: desarrollo “hacia fuera”, bajo un modelo clásico de exportaciones primarias;

  • 1930-1960 (…): desarrollo “hacia adentro”, identificado con el modelo de “sustitución de importaciones”;

  • alrededor de 1960: estancamiento, por la crisis de la sustitución de importaciones, debiéndose, por tanto, promover “cambios de estructuras”, en función tanto de las particularidades de América Latina, como de sus específicos intereses en el concierto internacional. Por tanto, el pensamiento cepalino cuestionó los exclusivos mecanismos de mercado, proponiendo, entre otras políticas económicas: activa intervención del Estado para promover la industrialización y el desarrollo, reformas agrarias, diversificación de la producción, aliento de exportaciones, apertura selectiva al capital extranjero, redistribución del ingreso, integración latinoamericana.


LA INFLUENCIA DEL MARXISMO

A seguidilla de la CEPAL, también creció la influencia del marxismo en la ciencia social latinoamericana. Su versión “dogmática” enfatizó en la secuencia de los “modos de producción” (que fue concepción de Stalin y nunca de Marx): comunidad primitiva, esclavismo, feudalismo, capitalismo y socialismo. Largo tiempo se debatió sobre el carácter “feudal” o “capitalista” de América Latina, derivándose de ello la estrategia política a seguir, para la toma del poder: revolución democrático-burguesa o revolución proletaria. Muchos advirtieron ya sobre la “heterogeneidad estructural” de las “formaciones sociales” de América Latina, o también la “hegemonía” del modo de producción capitalista.


La tesis de mayor persistencia se generalizó como “teoría de la dependencia”, según la cual, la historia mundial del capitalismo generó, inevitablemente, la relación metrópoli-satélites, por la que la economía de América Latina estuvo condicionada por las necesidades y evolución de las “metrópolis”, que se sucedieron a partir de la conquista/colonización del continente: España y Portugal, entre los siglos XVI e inicios del XIX, Inglaterra, en el XIX y hasta inicios del XX, y los Estados Unidos, durante el siglo XX. Partiendo de un mismo punto histórico, los satélites fueron literalmente “saqueados” por las sucesivas metrópolis, de manera que mientras éstas se desarrollaron ascendentemente, los países latinoamericanos se desarrollaron descendentemente, es decir, se produjo un “desarrollo del subdesarrollo”. En la expresión más radical del “dependentismo”, América Latina estaba condenada al subdesarrollo si continuaba viviendo dentro del capitalismo, por lo que el inicio de su despegue económico sólo podía provenir de una ruptura con la “dependencia”, que significaba, finalmente, romper con la dominación internacional contemporánea, identificada como “imperialismo norteamericano”.
Esas construcciones teóricas progresivamente demostraron sus limitaciones, pese a los esfuerzos por una aplicación creadora del marxismo, aplicado a la realidad latinoamericana. Y se derrumbaron cuando el “socialismo real” también se derrumbó, provocando el paso del capitalismo a una fase nueva: la globalización.
¿UNA TEORÍA ECONÓMICA NEOUNIVERSAL?
En 1990, auspiciado por el Instituto de Economía Internacional, se reunieron en Washington DC. representantes de los organismos internacionales, funcionarios y académicos de América Latina y el Caribe, con el propósito de evaluar el progreso económico de la región. Allí tuvieron hegemonía las concepciones económicas neoliberales, por lo que, se arribó a un recetario, que si bien ya venía progresivamente aplicándose desde que estalló la crisis de la deuda latinoamericana (México, en 1982), se sistematizó como un conjunto de políticas a seguir, muy apegadas a las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), y a las que John Williamson, uno de los promotores de la reunión, bautizó como “Consenso de Washington”.
Los diez instrumentos acordados en el marco de la política económica neoliberal fueron:


  1. disciplina fiscal;

  2. control/reducción de la inflación;

  3. reducción del gasto público / prioridad en los gastos;

  4. reforma tributaria para ampliar la base social de sostenimiento de las finanzas públicas;

  5. tasas de interés reales y positivas, fijadas por el mercado;

  6. tipo de cambio fijado por el mercado;

  7. apertura comercial, reorientación hacia las exportaciones y liberalización de importaciones;

  8. inversión extranjera directa (IED);

  9. privatización de empresas estatales;

  10. desregulación económica, garantías a la propiedad privada y promoción de la libre competencia.

En el año 2001, Joseph Stiglitz (junto con M. Spence y G. Akerloff) obtuvo el Premio Nóbel de Economía. Las ideas de Stiglitz, en abierta crítica al FMI contribuyeron, según el New York Times, a su separación del Banco Mundial. Es que los programas de “ajuste estructural” fueron considerados como un recetario mecánico, que no contemplaba las implicaciones ni los resultados, así como tampoco las fallas del mercado a la par que las fallas del Estado. Como lo ha evidenciado la economía reciente de América Latina, los problemas que debían resolver mas bien se agravaron. Stiglitz sostiene que los programas han fallado al desconocer la particular evolución de las sociedades, las decisiones colectivas, la historia y sus condiciones. Mutatis mutandis, es algo que la CEPAL y la ciencia social latinoamericana de hace décadas reclamaron, contra la pretendida “universalidad” de la teoría económica proveniente de los “centros” capitalistas.


EL DISENSO DE WASHINGTON
En abierta crítica a los fracasos derivados del “Consenso de Washington”, surgió el “Disenso de Washington”, en torno al trabajo de un grupo de especialistas convocados por la Fundación Carnegie para la Paz Mundial (CEIP) y Diálogo Interamericano (IAD), en los mismos Estados Unidos. El Documento producido cuestiona la simple “eficiencia económica” del mercado libre, señalando que “los políticos no pueden esperar que aquellos electores que ya se sienten marginados de la prosperidad económica –o de la esperanza de alcanzarla- agradezcan a sus gobiernos por no estar peor de lo que están”. El trabajo de CEIP/IAD propone un “nuevo paradigma, que explícitamente abarque como objetivos centrales la equidad y la reducción de la pobreza, como fin en sí mismo, tanto como mecanismos eficaces para promover un mayor crecimiento”. Si lo apreciamos desde una perspectiva histórica, ante las “nuevas equivocaciones” neoliberales América Latina debiera aprender mucho más de las “viejas discusiones”.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



2. LA ECONOMÍA POLÍTICA DEL PLAN COLOMBIA

René Báez

Exdecano Facultad de Economía - PUCE

La aprobación por el Congreso norteamericano, a mediados del 2000, de una gigante asignación presupuestaria para el Plan Colombia, financiamiento destinado marginalmente al Ecuador, involucró más aún al país en la envilecida guerra civil que asuela a nuestro vecino norteño.



El Plan Colombia, diseñado por el gobierno de Andrés Pastrana con el concurso de asesores estadounidenses y puesto en vigor por el presidente Bill Clinton en su visita relámpago a Cartagena en agosto de ese año, detrás del membrete de cruzada contra el narcotráfico oculta gigantes intereses tanto de Washington y Wall Street como de la oligarquía “paisa”. Desglosemos tales intereses.
El objetivo cardinal de EE. UU., correlato de la implosión del “socialismo real” europeo, no es otro que consolidar su hegemonía unipolar. De este objetivo mayor se derivan las metas específicas del Plan Colombia: reasegurar el control político-militar del norte de Sudamérica; establecer bases militares para apropiarse de los recursos naturales, energéticos y bioenergéticos de la Amazonía; despoblar territorios ocupados por indígenas y guerrilleros; debilitar la gravitación geopolítica del Brasil; y, en fin, evangelizar a los “sudacas” en el culto al mercado y la democracia formal.
En el terreno estrictamente económico, EE. UU. busca reforzar las columnas del capital financiero. Es decir, sustentar la producción y venta de armas, apuntalar la industria química y mejorar los réditos bancarios que genera el propio tráfico internacional de drogas naturales, como la cocaína y la heroína. Las pruebas abundan. Los beneficios del Plan Colombia para los “los señores de la guerra” fueron identificados con informaciones según las cuales la fracción sustantiva de los fondos provistos por Washington a Bogotá tenía como destino la compra de helicópteros Blackhawks, que solo se fabrican en USA. Asimismo, reportes del Nuevo Herald coincidentes con la oficialización del programa dieron cuenta que las fumigaciones de los cultivos de coca y amapola en la frontera colombo-ecuatoriana eran realizadas con el Roundup, agrotóxico producido por la Monsanto. Intensificados los bombardeos químicos, despachos internacionales hicieron saber que el precio del kilo de cocaína en Nueva York se había disparado desde l20 mil a 240 mil dólares, para felicidad de los “blanqueadores” primermundistas.
La oligarquía colombiana tenía sus propios motivos.
Desde fines de los años 70, Colombia se convirtió en un importante productor y exportador de drogas naturales al vasto mercado yanqui, fenómeno inducido por el aperturismo comercial dispuesto a la par por gobiernos conservadores y liberales al tenor de las recomendaciones-imposiciones de la Organización Mundial del Comercio y el Consenso de Washington. La apertura a la importación de bienes producidos por el poderoso y subsidiado “agrobusiness” norteamericano y el debilitamiento de la Organización Internacional del Café están en la raíz de la ruina de los campesinos colombianos, forzados a subsistir con cultivos no tradicionales. Esta “reconversión” de la agricultura, al tiempo que resultó en la constitución de una matriz productiva con aproximadamente l00 mil familias establecidas en cientos de miles de hectáreas –particularmente en los departamentos del Putumayo y el Caquetá-, dio paso a procesos de industrialización y comercialización de la coca, la amapola y el cáñamo, actividades que han llegado a significar réditos para un amplio espectro social: candidatos presidenciales, “barones de la droga”, proveedores de armas, oficiales y tropas del Ejército, paramilitares, jueces, legisladores … y marginalmente para pequeños propietarios, raspachines y “pericos”. Las guerrillas izquierdistas percibirían ingresos más bien por los tributos exigidos a los campesinos en el marco del Estado paralelo constituido por los insurgentes armados.
Además de defender su cuota en el gran pastel del narcotráfico, cuya fracción sustantiva alimenta al capitalismo central, la oligarquía norteña ha encontrado en el Plan Colombia la coartada óptima para impulsar su reforma agraria “al revés”, consistente en expulsar de sus asentamientos ancestrales a los campesinos y a las comunidades indígenas, apropiarse de sus tierras a través de los operativos del Ejército y las bandas paramilitares y, ulteriormente, integrar latifundios para el cultivo de la palma africana y otras producciones congruentes con la división internacional del trabajo que promueve la globalización neoliberal.
Esta constelación de factores conforma la anatomía del drama colombiano que la Administración de George W. Bush pretende extender al conjunto de nuestros países.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

3. ANÁLISIS DEL RIESGO PAÍS ECUADOR BAJO LA PERSPECTIVA DE LA TEORÍA DE PARIDAD NO CUBIERTA DE TASAS DE INTERÉS. Nelson Brito – Abstract de Disertación de Grado.

Problema de Investigación: El presente trabajo tiene como objetivo ver como el riesgo país medido bajo la teoría de la paridad no cubierta de tasas de interés, puede ser explicado cuantitativamente en comparación con factores políticos, y variables macroeconómicas relevantes.
Evaluación del Marco Teórico: La teoría de la paridad no cubierta de tasas de interés, sirve para dilucidar los factores que están implícitos en la tasas de interés que básicamente son tipo cambio y tasa de interés internacional. Es así que dicha teoría explica, que para la no existencia de arbitraje de tasas de interés en el mercado, la diferencia entre la tasa de interés doméstica con la tasa de interés internacional y las expectativas devaluación deben ser cero. Sin embargo esta realidad no necesariamente se cumple especialmente en economías como la ecuatoriana ya que las expectativas futuras son hasta cierto punto impredecibles por lo que se hace muy difícil que esta relación tienda ser cero.
Se utiliza, la teoría de tipo de cambio simple de Cagan con el objetivo que las fluctuaciones en el nivel de precios de la economía tienen una incidencia directa en las fluctuaciones del tipo de cambio, siendo esta una de las premisas básicas para calcular el riesgo país bajo la perspectiva de la paridad no cubierta de tasas de interés.
Para buscar las determinantes del riesgo país se lo utilizó en función de las variables que más influencian el mismo. Es así que se usó tanto variables de factor político como de factor económico.
Marco Empírico: En el marco empírico se construye un modelo econométrico que permita relacionar las distintas variables como el riesgo político y el riesgo económico, con el resultante de la paridad no cubierta de tasas de interés que sería una medida de riesgo país. De ahí que la parte empírica consta de una primera parte que es el cálculo del riesgo país, en la segunda parte un análisis comparativo y econométrico entre el riesgo país planteado y el EMBI y de una tercera parte mediante el uso de la econometría se pretende contrastar empíricamente al riesgo país con variables políticas y económicas como la deuda externa, el PIB, el nivel de Reservas Internacionales, la posición financiera del Sector Publico en relación al PIB, el EMBI y el margen de intermediación financiera.
El cálculo del riesgo país para el caso ecuatoriano está realizado para el período 1995 – 1999 y depende de la diferencia entre la tasa de interés local e internacional sumada la diferencia entre la devaluación con respecto a la inflación. A partir del año 2000 por el cambio de moneda al dólar, el riesgo país es calculado como la diferencia de tasas local (tasa desagiada) y la tasa prime.
Una vez definido el riesgo país se realizó estática comparativa y una regresión con las series normalizadas del riesgo país y el EMBI para ver la relación entre estas dos variables. De la regresión se obtuvo que el coeficiente negativo del EMBI sugiere que el ajuste en el tiempo del riesgo país con respecto a fluctuaciones de esta variable tiene una cadencia cíclica en virtud del rezago de un período entre una y otra, estableciéndose que ante incrementos en la primera, la segunda presentará contracciones y viceversa.
Luego se procedió mediante la utilización de la econometría a buscar los determinantes del riesgo país. Se corrieron varias regresiones y sin que se hayan encontrado resultados convenientes y se procedió a definir el modelo a partir de primeras diferencias de los logaritmos con aproximaciones de las variaciones relativas de las variables y se incluyó adicionalmente el IPC.
La regresión arrojó que los coeficientes negativos tanto del EMBI, PIB y del IPC sugieren que el ajuste en el tiempo del riesgo país con respecto a fluctuaciones de estas variables tienen una cadencia cíclica en el mismo período. Esto implica que la percepción de riesgo país desarrollada en este trabajo opera en compensación de la evolución de las variables EMBI, PIB e IPC es decir, al momento de situaciones en que dichas variables hayan descendido, la lógica de los mercados induce a que se tenga al mismo tiempo un riesgo país más alto, y al contrario, en situaciones en que las variables se incrementan, la percepción de los mercados es de una reducción en el riesgo país.
Para sustentar de mejor manera los resultados expuestos, se corrió una nueva regresión pero esta vez solo con logaritmos de las variables y los resultados arrojados al contrastarlos con la regresión anterior, se observó que los signos de los coeficientes tanto del EMBI como del IPC son los mismos que en el caso anterior, pero en el caso del PIB es distinto. Al mismo tiempo los resultados no se acoplan a una lógica econ6mica coherente sino más bien la contradice. En si esta última regresión sirve como contraste de las anteriores y permite entender que los resultados obtenidos antes no son del todo sólidos.
Resultados: De esta manera la variable riesgo país que se obtuvo a partir de la tasa de interés, para el caso ecuatoriano, la tasa de interés local tiende a cubrir con margen de intermediación ineficiencias en la Banca en el corto plazo, por lo que no es una variable que explicaría en su totalidad el riesgo país. De esta manera el concepto de riesgo país es mucho más amplio que de lo que puede explicar la paridad no cubierta de tasas de interés.
En el mismo sentido el EMBI, siendo la única variable exclusiva de capacidad de pago de la economía, la misma no necesariamente refleja ‘capacidad de pago’, sino que es mucho una “percepción” del riesgo de los inversionistas. Como un ejemplo de dicha percepción del riesgo de los inversionistas, en las últimas elecciones en Brasil, a penas se supo que el ganador de la primera vuelta electoral y casi ganador de las elecciones era “Lula”, el EMBI del país aumentó, como medida de presión de los inversionistas de deuda Brasileña para que esto no sea elegido presidente. Esto refleja entre otras que cosas que los tenedores de deuda (que muchas veces son ciudadanos del mismo país) demuestran su oposición presionando a los mercados al incremento del índice EMBI.
De lo anterior se deriva como gran conclusión del presente estudio a que en el corto plazo, el concepto abstracto denominado “riesgo país” aglutina a muchas otras variables en especial subjetivas, y que no necesariamente son variables reales y monetarias.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



4. “LA ECONOMÍA EN EL SEGUNDO GOBIERNO DE GABRIEL GARCÍA MORENO: 1869-1875” – T.H.E. MONOGRAFÍAS. Archivo Histórico del THE..
4.1.) LA ECONOMIA EN EL SEGUNDO GOBIERNO DE GABRIEL GARCIA MORENO (1869 – 1875)

Autores: Juan Francisco Conde, Andrés Franco, Andrés Galán, Marcela Rivera

1.-Datos Generales

    1. .- Presidente.

Primer Presidente Interino.- Dr. Gabriel García Moreno(17 de enero a 19 e mayo de 1869).

Segundo Presidente Interino.- Dr. Manuel Ascázubi (19 de mayo a 10 de agosto de 1869).

Presidente Constitucional.- Dr. Gabriel García Moreno(10 de agosto de1869 a 6 de agosto de 1875).

Primera Dama.- Mariana de Alcázar.

Vicepresidente.- Dr. Francisco Javier León.

1.2.-Miembros del Gobierno

Ministro del Interior y Relaciones Exteriores.- Gral. Francisco Javier Salazar,

Dr. Francisco Javier León.

Ministro de Hacienda.- Camilo Ponce, Pablo Bustamante, José María Baquerizo Noboa, Roberto de Ascázubi, José Javier Eguiguren.

Ministro de Guerra.- Gral. Segundo Darquea, Gral. Francisco Javier Salazar.

1.3.-Constitución Vigente

Carta Negra” (1969):

1.- La amplificación del Poder Relativo del Ejecutivo.

2.-La Vinculación directa de la Iglesia a la Estructura Social Ecuatoriana.

2.-Orientación Económica.

2.1.-Condiciones Económicas.

El Gobierno de García Moreno se caracterizó por una estabilidad económica después de los problemas que tuvieron al Ecuador en una crisis política. La autoridad de García Moreno llevó a una unidad nacional que conjuntamente con el alza de los precios del cacao en el exterior se vio mejorada notablemente la economía del país. Prueba de esto es la manera como en los años de gobierno de García Moreno el presupuesto del estado logra duplicarse. Por otro lado el fomento a la agricultura llevó a que las exportaciones de cacao aumenten en su período.



2.2.-Orientación Económica.

García Moreno era un conservador inclinado al pensamiento francés, prueba de esto es que en su Gobierno desarrolla el Estado Activo y le da un papel muy importante a la Iglesia, está a favor del librecambismo y ante todo es un nacionalista que dedica un gran esfuerzo hacia la unificación del país con obras como el ferrocarril.



3.- Política Económica

3.1.- Política de Hacienda Pública y Presupuesto.

En general, García Moreno mantuvo la misma tendencia de su primer período, la forjación del estado activo, pero para su segundo período contó con dos factores esenciales: la Constitución de 1869 que coloca al Ejecutivo como centro del poder casi único; y al inicio del “boom cacaotero”.

En el manejo de la Hacienda Pública, García Moreno logró centralizar buena parte de las rentas, a pesar de los reclamos de corte regionalista. Dicha centralización dio paso a un nuevo sistema de contabilidad que posibilitó conocer el verdadero rendimiento de cada renta, así como evitar los fraudes al estado; esta reforma permitió la elaboración más precisa del presupuesto nacional.

Lo concerniente al presupuesto, tras la supresión del tributo indígena y el incremento en las importaciones y exportaciones, los aranceles se convirtieron en la base fundamental de los ingresos fiscales, duplicados a lo largo de este período; mientras que el endeudamiento interno se convirtió en aporte seguro de financiación de gastos presupuestados y extra – presupuestados.



Gastos Fiscales del primer semestre de 1872

RUBRO

ASIGNACIÓN EN PESOS

PARTICIPACIÓN

Ejército y Marina

381383.69

28%

Obras Públicas

430025.43

32%

Deuda Inscrita

126272.65

9%

Deuda Flotante

163305.91

12%

Deuda Mackintosh

92797.33

7%

Instrucción Pública

151189.58

11%

Total

1344974.59

100%

Por el lado del gasto fiscal, logró la optimización de gran parte de los recursos, a través de la reducción de gastos militares y el incremento dirigido a obras públicas y educación. El mismo cambio en la Hacienda Pública, ayudó a reducir gastos administrativos en la recaudación de impuestos y en el manejo de estancos.

Una prueba del manejo de la Hacienda Pública es la duplicación de los ingresos, siendo en 1868 un total de 1451711 pesos, y para el último año de García Moreno, una cifra de 2944647 pesos.

3.2.- Política Monetario – Financiera

Debido a la circulación de billetes inconvertibles y de “malas” monedas de plata el gobierno tuvo que pedir crédito a la banca privada entre 1869 y 1870, para retirar de circulación todos los billetes inconvertibles y para cambiar las malas monedas de plata por buenas. El gobierno para financiar obra pública tuvo que pedir préstamos a la banca, la cual para esto emitió billetes sin respaldo, lo que llevo a una crisis bancaria, que trajo como consecuencia la exportación de monedas, por lo que el gobierno tuvo que imponer un impuesto a la exportación de monedas metálicas y después prohibir dicha exportación. Por este suceso la banca se vio obligada a reducir los préstamos al gobierno y a retirar el circulante, o emitir inorgánicamente.

Lo importante del período de García Moreno fue la captación de protagonismo esencial que tomó la banca en la economía nacional, puesto que aparte de su papel de emisor, tomó funciones de contador del estado y recaudador de impuestos. Se fundaron varios bancos en 1868 nace el “Banco de Quito”, en 1871 el “Banco de Crédito Hipotecario”, y Cajas de Ahorro y Crédito en Quito, Guayaquil y Cuenca.

3.3.- Política de Comercio Internacional y Deuda Externa

El objetivo esencial de García Moreno era el de atraer capital extranjero, puesto que lo consideraba como condición principal para el fortalecimiento de la economía ecuatoriana.

Dicho incentivo lo llevó a negociar la deuda externa, siendo su logro la extinción de las llamadas deudas “ Mackintosh” y “Angloamericana”, sin embargo, su intento por negociar el grueso de la deuda fue en vano, llevándolo a suspender el pago de la deuda que se venía haciendo desde 1864, sustentado en la pobreza del fisco. Este último hecho fue la razón para que el financiamiento con deuda fuera con instituciones nacionales y no internacionales.

Un gran apoyo para el pago de la deuda “Mackintosh” y “Angloamericana” fue la crisis financiera internacional de 1873, a raíz de la moratoria de algunos países subdesarrollados, lo que hizo que estos bonos de deuda fueran riesgosos; en este momento, Flores Jijón como representante del Ecuador logra un convenio en el cual solo se reconocería el 30% de las deudas, y es así que se hace posible el pago de las deudas antes nombradas.



AÑO

INGRESO POR ADUANAS

1868

708991

1869

929195

1870

1271558

1871

1371439

1872

1591729

1873

1672657

1874

1424818

Por otro lado, García Moreno dio cuenta del progreso del comercio internacional debido a la llegada del “boom cacaotero”, por cuanto procuró un liberalismo que sin embargo debía rendirle al estado, por cuanto elevó ciertos aranceles pero en gran parte prefirió la eficiencia en la recaudación.

Del mismo modo, atrás de su proyecto de unir al Ecuador estuvo la intención de fomentar el sector comercial ya que era el más seguro proveedor de ingresos.

3.4.- Política de Relaciones Exteriores

En la segunda administración de García Moreno, las relaciones exteriores pasaron sin mucha relevancia, puesto que fue un periodo en el cual, fuera de ciertos arreglos con la deuda, no se logró ningún hecho contundente para el Ecuador.

Dentro de los aciertos en relaciones exteriores, estuvo el nombramiento de Antonio Flores Jijón, futuro presidente e hijo del expresidente Juan José Flores, como Ministro plenipotencial del Ecuador ante Europa. La participación de este último fue destacada e importante en ciertos acuerdos bilaterales.

Finalmente, la estrecha vinculación con el Vaticano, hizo que en 1873 se proclame mediante decreto la “Congregación de la República al Corazón de Jesús”.



3.5.- Política Social y Obra Pública

Al igual que en el primer período se caracterizó por sus múltiples labores y cambios sociales hechos. En 1869 asume el poder y convoca a una constituyente. Entre las obras sociales se vio claramente sus ganas por cambiar la ignorancia del pueblo mediante la creación de escuelas, colegios y universidades. Aumentó los ingresos fiscales por el mejoramiento en la recaudación de impuestos. Construyó edificios administrativos, construyó nuevos centros penitenciarios, construyó nuevas carreteras y el ferrocarril Quito – Guayaquil. Con la ayuda de algunos religiosos mejoró la instrucción escolar y universitaria. Igualmente fomentó algunos ejercicios extracurriculares mediante la creación del Conservatorio de Música, la escuela de Bellas Artes y el Observatorio Astronómico. Otra obra importante fue el mejoramiento interno de hospitales, aumentando camas y poniendo a disposición más medicinas.


4.- Conclusiones y Perspectivas

4.1.- Conclusiones.

*El Estado formado por García Moreno es el más evidente ejemplo del estado activo, identificado directamente con el ejecutivo fuerte y centralizado.

*La Centralización en la administración del estado, y en la aplicación del poder, se ha convertido en eficiente corrector de la falta de orden y gobernabilidad dentro de este país.

*Si bien García Moreno no presentó un plan definido de progreso, hizo una labor y planificación a futuro, que inicia un proceso de estructuración económica y social que llega hasta inicios del siglo XX.



4.2.- Perspectivas

*El espíritu innovador y futurista de García Moreno se ha convertido en características faltantes en los actuales administradores del estado .

*La imagen fuerte de un líder como García Moreno constituyó la real conformación del estado ejecutivo, que debe sentarse sobre una base de gobernabilidad.

Bibliografía

Espinosa Cordero; Simón, Presidentes del Ecuador, Editores Nacionales S.A.Guayaquil,1996//Ayala Mora; Enrique, Nueva Historia del Ecuador, Corporación Editora Nacional, Quito, 1994//Villalba; Jorge S.I., Epistolario Diplomático del Presidente Gabriel García Moreno 1859- 1869, Dpto. de Historia PUCE, Quito, 1976//Robalino Dávila; Luis, Orígenes del Ecuador de hoy, Ed. José M. Cajica jr.,Tomo IV, Puebla,1967//Carrión; Benjamín, García Moreno: El Santo del Patíbulo, Fondos de cultura Económica, México DF,1959//Carbo; Luis Alberto, Historia Monetaria y Cambiaria del Ecuador.


***********************************

4.2.) LA ECONOMIA EN EL SEGUNDO GOBIERNO DE GABRIEL GARCIA MORENO (1869 – 1875)

Autores: Daniel Falconí, Sebastián Fonseca, Tatiana Moncayo, Aldo Muirragui
Datos generales

Nombre: Gabriel García Moreno

Periodo: 10 de agosto de 1869 – 6 de agosto de 1875

Vicepresidente: El cargo fue eliminado en la constitución de 1869 y sus funciones fueron otorgadas al Ministro del Interior y Relaciones Exteriores.

Gabinete:

Ministro del Interior y Relaciones Exteriores: Gral. Francisco Javier Salazar / Dr. Francisco Javier León

Ministro de Hacienda: Dr. Camilo Ponce / Dr. Pablo Bustamante / Dr. José María Baquerizo / Dr. Roberto Manuel de Ascázubi / Dr. José Javier Eguiguren

Ministro de Guerra: Gral. Secundino Darquea / Gral. Francisco Xavier Salazar

Constitución Vigente: Constitución de 1869, la llamada Carta Negra, cuyos principios eran: fortalecer la autoridad presidencial, reducir las funciones del Congreso Nacional, restringir las libertades públicas, moralidad pública, centralización gubernamental, institucionalizar el poder político y preponderar la Iglesia Católica.

Población: 1’450.000 habitantes aproximadamente

  1. Orientación Económica

2.1 Condiciones Económicas

A finales de la década de 1850 el Ecuador vivió la peor crisis de su historia, que casi lo lleva a dividirse en tres nuevos Estados. Crisis aplacada por la intervención de Gabriel García Moreno en 1860, quien logró unificar los intereses regionales para llevar a cabo su proceso de centralización, proceso que definitivamente cambió las condiciones económicas del país porque trajo consigo obras de infraestructura que unificaron la economía nacional, aunque no de una forma total.

Por su parte la Costa se consolida en el modelo agroexportador, con base en el cacao. La expansión de la economía nacional y la necesidad de crear mecanismos para articularla impulsaron la creación de los primeros bancos del país que durante el periodo de influencia garciana mantuvieron un crecimiento. Durante esta época los bancos eran totalmente guayaquileños. En la Sierra se mantiene el modelo de hacienda con ligeros cambios en la actividad ganadera en la Sierra Norte, mientras que el sector de influencia de Cuenca mantiene la producción de artesanías.

Como un dato adicional para las condiciones económicas del Ecuador es preciso mencionar la destrucción de Ibarra como consecuencia del terremoto de 1868.

En cuanto al sector externo el Ecuador se consolida definitivamente como un país primario-exportador. La costa y la sierra se unifican su comercio mediante las importaciones, especialmente de artículos de lujo.

2.2 Orientación Económica.-

Gabriel García Moreno se convirtió en el principal representante del conservadurismo en el Ecuador. Estableció una economía sobre el eje de un estado activo, modernizador, y centralizado en las finanzas públicas. El proyecto garciano impulsó un sorprendente salto de modernización en estructura social, al orientar y satisfacer los requerimientos del Ecuador para la vinculación al sistema mundial y a favorecer, a la larga, los intereses de los grupos comerciales aliados al capital internacional.

Para lograr estos objetivos García Moreno tuvo conciencia que además debía existir un desarrollo técnico, a parte de la creación de un nuevo tipo de estructura estatal, más sólida, ágil y con un plan de modernización, que debía ser impuesto bajo cierta coherencia ideológica que lo justificara, fue posible la implantación de una autoridad cuasimonárquica, confesional y reaccionaria, al mismo tiempo se convirtió en un instrumento de apoyo para el desarrollo y ultimar la hegemonía de las relaciones capitalistas. El gobierno garciano, dentro de su proyecto, impulsa medidas para restablecer la confianza internacional y poder atraer capital extranjero, trataba de formar una nueva imagen del Ecuador, mediante la emulación de los progresos del imperio burgués de Napoleón III.


  1. Política Económica

    1. Hacienda Pública

Durante el segundo periodo de García Moreno los impuestos de aduana basados en un sistema ad valorem se convirtieron en los principales ingresos del Estado, luego de la supresión del tributo indígena y gracias a la elevación de las exportaciones e importaciones, esto permitió que se hicieran cálculos aproximados de las rentas fiscales por primera vez.

La oligarquía guayaquileña planteó una fuerte oposición cuando se tocaron ingresos secciónales de Guayaquil, cuando García Moreno intentó centralizar las rentas, objetivo que consiguió parcialmente.

Introdujo un nuevo sistema de contabilidad basado en la partida doble, que posibilitaba conocer mejor el rendimiento de cada una de las rentas, pero no tuvo los resultados esperados debido principalmente a las dificultades geográficas que impidieron su propagación.

Durante su segundo periodo presidencial, mediante estos recursos, García Moreno logró duplicar los ingresos fiscales como se muestra en la tabla a continuación:



La reorganización militar puso énfasis en dos objetivos que le ayudarían a reducir el porcentaje del gasto militar. Primero despolitizar las fuerzas armadas elevando su nivel de profesionalización y separando a miembros indeseables. Y segundo alcanzar el mayor nivel de tecnificación posible. Redujo el número de soldados, pero procuró que se les pagase mejor y más regularmente.

Reorganiza el manejo de los estancos intentado siempre aumentar los ingresos provenientes del licor que se pensaba que podría llegar a ser la segunda fuente de ingresos para el Estado.



    1. Política Monetaria y Financiera

Debido a que el modelo garciano requería de gran cantidad de recursos que el Estado no poseía y que no podían obtenerse en el extranjero, la única alternativa del gobierno fue iniciar un endeudamiento con el sector bancario ecuatoriano. García Moreno tuvo como respaldo en su primer gobierno al Banco Particular al cual le dio la espalda en el segundo gobierno para iniciar sus relaciones con el Banco del Ecuador que se constituyó en 1867. Para poder regular un poco los problemas con los bancos el 7 de noviembre de 1871 se expide la primera Ley Bancaria, cuyo principio más importante era imponer a los bancos una reserva de al menos el un tercio de su emisión de billetes.

Para 1871, existían ya numerosos bancos en Quito y Guayaquil destinados a la financiación de múltiples proyectos. El bajo porcentaje señalado para la Reserva Metálica de los bancos de emisión provocó que los bancos emisores aumentaran demasiado rápido el total de los billetes en circulación en un corto tiempo. La vía principal eran los préstamos al gobierno, que poco después autorizó la emisión de billetes no respaldados por metales. Esto causó un exceso de dinero que llevó a un alza del nivel de precios, una desfavorable balanza de pagos, exportación de monedas metálicas y depreciación de la moneda del Ecuador. Esta situación fue la causa de la segunda crisis del país de 1872 a 1874, de naturaleza financiera y bancaria. El gobierno de García Moreno tomó las medidas de imponer un impuesto a la exportación de monedas metálicas y luego la prohibición para exportar monedas y barras metálicas, y limito el derecho del público a redimir billetes. Con estas dos medidas el gobierno le dio un respiro al Banco del Ecuador que estaba sumido en una gran crisis, en correspondencia el Banco no le cobró al Estado su deuda. En agosto de 1874 Eduardo Arosemena logró volver casi a la normalidad la situación monetaria reduciendo la emisión de billetes del Banco del Ecuador y el monto de los préstamos al gobierno.



3.3 Obras Públicas

García Moreno, en su segunda presidencia, focalizó el gasto a la infraestructura que impulse la unificación económica del país, construyendo carreteras como: Troncal Quito-Guayaquil, Otavalo-Esmeraldas, Quito-Guamote, Quito-Manabí, Cuenca-Naranjal. Atendió también el mantenimiento de las vías de Loja y Guaranda. También construyó algunos puentes.

En su modelo, García Moreno intentó introducir al ferrocarril a la economía ecuatoriana, esfuerzo que no sirvió de mucho, ya que solo construyó nueve leguas del tramo costanero del ferrocarril Durán-Simbambe.

El gobierno destinó un alto porcentaje de los fondos para la construcción de hospitales en Cuenca y Guayaquil, y para la rehabilitación de hospitales en Riobamba, Loja y Babahoyo

Instaló el correo en muchas provincias y estableció la Casa de las Aduanas en Manta. En su afán de controlar mejor la delincuencia, y de mejorar las condiciones de los reos crea el penal García Moreno.

En definitiva, la segunda administración de García Moreno no fue significativa en el ámbito de las obras públicas, sino que se centró en la política fiscal, en la hacienda pública y en la educación.



3.4 Educación

García Moreno estaba convencido de que un cambio en el modelo educativo ecuatoriano daría al Ecuador una oportunidad para desarrollarse. Buscó tecnificar la educación y cambiar esa idea dogmática que se tenía hasta entonces.

Durante su presidencia, duplicó la cantidad de alumnos en el país que en 1867 era 13.485 y lo llevo a 32.000 en 1875. Este notable incremento se debió a sus políticas que tendieron a fomentar la educación.

Centralizó el manejo de los establecimientos educativos, modernizó los planes de estudio e hizo más exigentes los exámenes de ingreso. Destinó esfuerzos para la construcción de una buena estructura para la educación; crea la Escuela Militar y la Escuela de la Marina, el Colegio Normal para formar maestros indígenas, el Observatorio en la Alameda, el Protectorado (conocido ahora como el Central Técnico).

Cierra las facultades de Ciencias Sociales y Jurisprudencia en las universidades de Quito y Guayaquil, debido a que el ecuador no necesitaba personas que hablen de asuntos banales y subjetivos, sino personas técnicas para fomentar el desarrollo en el Ecuador, para este propósito trajo un número de sabio europeos, especialmente jesuitas alemanes especializados en ingeniería, arquitectura, química, entre otras ciencias, creando la Escuela Politécnica Nacional para estos fines.

3.5 Relaciones Internacionales


El periodo de 1860 a 1865 es el periodo de influencia de García Moreno en lo que tiene que ver con las relaciones internacionales, caracterizado por la inconsistencia, el sentimentalismo, la audacia y el fanatismo.

Se inicia con la petición de un protectorado francés, prosigue con la declaratoria de dos guerras a Colombia, con sus respectivas derrotas, sigue adelante con una política antiamericana en los sucesos de Perú y México y culmina con la condena del proceso de la unificación italiana que ocurrió en el año de 1870, año del triunfo ideal de unidad italiana que fue proclamado en Roma el 20 de Septiembre del mismo año.

García Moreno quiso ignorar la trascendencia de ese proceso y presentó una protesta ante el rey de Italia. Amenazó al trono de Saboya. Y envió circulares s todos los gobiernos de América y Europa con su protesta.

Esta política fue tildada de democracia teatral, la cual solo sirvió para ser reconocido con un nombramiento de caballero por parte del clero.



3.6.- Comercio Internacional

Con el fin de desarrollar el sistema bancario, condición indispensable para atraer capital extranjero, García Moreno se esforzó en la negociación de la deuda externa. De esta manera logra extinguir las llamadas “Mackintosh” y “Angloamericanas” e intentó llegar a un nuevo acuerdo sobre la totalidad de la deuda. Esto fue rechazado por el embajador en Europa, Antonio Flores, quien consideraba que cualquier negociación de un nuevo crédito obligaba el comienzo del pago de la deuda. El presidente García Moreno afirmaba que esta no podía ser pagada inmediatamente por la pobreza del fisco. Así rechaza nuevos créditos, mientras que disponía la suspención del pago de la deuda que se hacía desde 1854.


4 Conclusiones


  • La profundidad de los principios cristianos de García Moreno, una recia contextura de sus creencias, el convencimiento sincero de su espíritu tecnificador, modernizador con un ideal de sacar adelante este país le llevó a tomar decisiones de elevado conocimiento y favorecimiento del Ecuador.

  • Solo en su segunda presidencia, aplacadas las causas de la turbulencia, y perfeccionado el sistema administrativo, García Moreno pudo dar inicio con toda seriedad a la majestuosa y complicada tarea de hacer resurgir al Ecuador de los escombros económicos en los que se encontraba, tarea que no llegó a terminar.

  • Logró continuar con éxito la extensión del sistema bancario, ayudando a estas instituciones a fortalecer el crédito nacional, promoviendo el movimiento mercantil y haciéndolas capaces de apoyar al gobierno en su afán de reforma fiscal. En un periodo de cinco años dio solución a la mayor parte de las cuestiones fiscales. Otra preocupación importante fue la solución de los problemas de créditos externos, que consideró parte vital para el desarrollo.

  • Gracias a la profunda paz que vivió el país en este lapso pudieron prosperar la industria, el comercio y la agricultura. Volvió la confianza necesaria para la inversión de capitales.

  • La expresión máxima de este periodo la constituyeron las obras públicas, las cuales pueden ser distinguidas en tres categorías. La primera fueron las carreteras y caminos comunales que contribuyeron a la integración del territorio como nación ecuatoriana. Segundo, el ferrocarril, que fortaleció el comercio entre Sierra y Costa. Y tercero, los edificios destinados a fines públicos.

  • García Moreno tuvo la visión de un Ecuador más próspero basado en una educación más técnica, donde intensificó los estudios de las ciencias enfocadas hacia los requerimientos de nuestra nación, impulsando la investigación científica a favor de sus ideales

Bibliografía

  • AYALA MORA, Enrique, “Nueva Historia del Ecuador” , Quito, Corporación Editora Nacional, 1990, volumen 7.

  • HURTADO, Osvaldo, “El Poder Político en el Ecuador”, Quito, Ediciones de la Universidad Católica, 1977.

  • ALEXANDER, Linda, “Las Finanzas Públicas en el Ecuador (1830-1990)”, Banco Central del Ecuador, 1992.

  • ACOSTA, Alberto, “Breve Historia Económica del Ecuador”, Quito, Corporación Editora Nacional, 1998.

  • CARBO, Luis Alberto, “Historia Monetaria y Cambiaria del Ecuador”, Quito, Colección Isidro Ayora, 1978

  • “ Historia del Ecuador”, Barcelona, Salvat Editores S.A, 1980, volumen 6.

  • MUÑOZ BORRERO, Eduardo, “En el Palacio de Carondelet” , Quito, Artes Gráficas Señal, 1992.

  • CARRION, Benjamin, “García Moreno: El Santo del Patíbulo”, México D.F, Fondos de Cultura Económica, 1959.

- PATTEE, Ricardo, “Gabriel García Moreno El Ecuador de su Tiempo”, México D. F., 1944, Editorial Jus.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::




ASOCIACIÓN DE HISTORIADORES LATINOAMERICANOS y DEL CARIBE (ADHILAC)


CIRCULAR # 1
La Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC) y la Revista “América a Debate” de la Facultad de Historia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo convocan al IV Congreso de Historiadores Latinoamericanistas con el tema “América Latina y el Caribe en la historiografía mundial; procesos históricos, identidades y los retos de la globalización para el subcontinente”, en torno a cuyo enunciado se propone una reflexión sobre los problemas actuales de la historiografía latinoamericana y caribeña a través de los siguientes aspectos específicos:
-Presencia e importancia de los procesos latinoamericanos y caribeños en la historiografía universal contemporánea
-La historiografía de América Latina y el Caribe en el actual debate historiográfico internacional
-La enseñanza de la historia en América Latina y el Caribe
-Los retos de la globalización neoliberal: movimientos migratorios, mentalidades, conciencia histórica e identidades
-Movimientos sociales, reformas, revoluciones y contrarrevoluciones en la historia latinoamericana
-América Latina y el Caribe en la historia de la economía mundial
-Etnicidad, fronteras e identidad en la historia latinoamericana y caribeña
-La historiografía regional y local en la hora de la globalización: realizaciones y perspectivas
-El enfoque de género en la historiografía latinoamericana y caribeña
-Procesos y fenómenos políticos en la historia del subcontinente: universalidad y particularidades
-La integración y las relaciones interamericanas en perspectiva histórica; del Congreso Anfictiónico al ALCA
-Ciudades y urbanización en la historia latinoamericana
-Cosmopolitismo y autoctonía en la historia del pensamiento latinoamericano y caribeño
-El Caribe y la independencia haitiana: reflexiones en torno a un bicentenario
Este congreso internacional tendrá lugar entre los días 17 y 21 de noviembre de 2003 y su sede principal será la Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez, situada en la calle Mercaderes esquina a Obrapía, Habana Vieja, Cuba. El evento esta coauspiciado por las instituciones y asociaciones que a continuación se relacionan:
Departamento de Historia de la Universidad de La Habana (Cuba)

Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana

Asociación por la Unidad de Nuestra América (AUNA)

Universidad del Norte (Colombia)

Universidad de Buenos Aires (Argentina)

Universidad de Santiago de Compostela (España)

Universidad de Vigo (España)

Universidad Veracruzana (México)

Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional de Costa Rica

Taller de Historia Económica (PUCE - Ecuador) –ADHILAC Ecuador

Universidad Autónoma de Yucatán (México)

Universidad de Cádiz (España)
El Comité Organizador está integrado por los Doctores Sergio Guerra Vilaboy, (Universidad de La Habana – ADHILAC), Alejo Maldonado Gallardo (Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo - ADHILAC), Carlos Sixirei Paredes (Universidad de Vigo) y Pilar Cagiao (Universidad de Santiago de Compostela)
Las ponencias deberán ser comunicaciones concisas que no excedan las 10 cuartillas, pues los participantes sólo contarán con 15 minutos para su exposición, y deberán ser entregadas en formato electrónico.
La cuota de inscripción para los ponentes será de 50 u.s.d. y la de estudiantes y observadores 25 u.s.d.
Para formalizar su inscripción los interesados deberán enviar los resúmenes de sus trabajos, de uno o dos párrafos de extensión, antes del 1 de noviembre del 2003, a las siguientes direcciones:
Dr. Sergio Guerra Vilaboy - Secretario Ejecutivo de ADHILAC

Casa Fernando Ortiz, L y 27, Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba

Tel (537) 8323200 Fax (537) 8329115, e.mail: adhilac@ffh.uh.cu
Dr. Alejo Maldonado Gallardo -Vicepresidente ADHILAC y Director de la Revista “América a Debate

Facultad de Historia, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Michoacán, México.

Tel y Fax (524) 3164177, e.mail: malejo@zeus.ccu.umich.mx
ECUADOR

Dr. Juan J. Paz y Miño Cepeda – Vicepresidente y Director Académico ADHILAC.

jpazymino@puce.edu.ec

 Nueva Historia del Ecuador, Ayala Mora, Enrique, Pág. 219.



 Nueva Historia del Ecuador, Ayala Mora, Enrique, Pág. 220.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje