Página principal

Suspender en sus funciones


Descargar 63.74 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño63.74 Kb.





Certificación Normas ISO 9001


Legislativas

H. Senado de la Naición / Diputados

Viernes 8 de agosto de 2014.-




LA OPOSICION PRESENTO PROYECTO PARA "SUSPENDER EN SUS FUNCIONES" EN EL SENADO A AMADO BOUDOU




La oposición continuó hoy en su intento de acorralar a Amado Boudou, al presentar ante el Senado un proyecto de resolución para "suspender en sus funciones" como titular del ese Cuerpo legislativo al vicepresidente, hasta tanto se defina su situación procesal.
El proyecto, que cuenta con tres páginas de fundamentos dividida en 18 puntos, establece "suspender en sus funciones al señor Amado Boudou en su calidad y prerrogativas de presidente de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación, en aplicación al artículo 66 de la Constitución Nacional, hasta tanto pase en autoridad de cosa juzgada la causa Nro. 1302/12 caratulada 'Amado Boudou y otro s/cohecho y negociaciones incompatibles".
La iniciativa -presentada ayer por la noche y difundida hoy- lleva las firmas de los senadores Rubén Giustiniani (PS), Gerardo Morales (UCR), Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal), Gabriela Michetti (PRO), Oscar Castillo (Frente Cívico de Catamarca) y Fernando Solanas (Proyecto Sur).
En los fundamentos, los opositores ponen como antecedente de este tipo de sanciones el caso del ex senador PJ de San Luis Raúl Ochoa (acusado por haber votado dos veces en una elección), ocurrida el 11 de mayo de 2005, cuando el Senado suspendió "por desorden de conducta, sin goce de haberes, en aplicación del artículo 66 de la CN", aunque el legislador "no tenía aún una sentencia condenatoria firme".
Recuerdan, además, que "en este precedente la suspensión reconoce un alcance sancionatorio tal como lo argumentaba en aquel entonces la presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, atendiendo al texto del dictamen, que se aprueba sin modificaciones".
Y añaden, que los legisladores "Marcelo Guinle, Jorge Yoma, Vilma Ibarra y Carlos Prades (los tres primeros oficialistas y el cuarto radical) indicaban, con respecto a la naturaleza de la suspensión propuesta, que la misma guarda relación con una medida precautoria índole jurisdiccional, que no necesariamente implica una sanción".
También, entre otros aspectos, rescataron que la Carta Magna "confiere al Senado" en el mismo artículo "poder disciplinario" y que cada Cámara legislativa "hará su reglamento y podrá con dos tercios de votos corregir a cualquiera de sus miembros".
No obstante, en algunos opositores hubo dudas respecto a la constitucionalidad de la iniciativa dado que el vicepresidente no es senador sino parte del Poder Ejecutivo al ser electo en una fórmula presidencial, incluso en una boleta electoral distinta a la de los senadores, pero de todas maneras se avanzó con la propuesta.
En el proyecto sostienen que en verdad el vicepresidente no forma parte del Ejecutivo, dado que la Constitución dispone que "el Poder Ejecutivo de la Nación será desempeñado por un ciudadano con el título de presidente de Nación" y que el texto constitucional en el artículo 57 "consagra expresamente al vicepresidente de la Nación en el cargo de Presidente del Senado".
Pese a la ofensiva opositora, el oficialismo cuenta con número propio y, hasta ahora, con suficientes lealtades para impedir que el vicepresidente sea suspendido.
Sin embargo, el escenario parlamentario también promete episodios similares con la oposición fustigando al vicepresidente en cada sesión con su situación procesal.

Luego que abandonaron el recinto

MÁS CRUCES ENTRE OFICIALISMO Y OPOSICIÓN LUEGO DE SESIÓN DEL SENADO
Luego que la oposición se retiró del Senado por no lograr apartar a Amado Boudou, el jefe de Gabiente, Jorge Capitanich consideró esta mañana "inviable" la posibilidad de que el Vicepresidente presente su renuncia y fustigó al grupo de legisladores que se fue a los gritos del recinto.
"Es inviable lo que pretende la oposición respecto a la renuncia", manifestó este jueves Capitanich en su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada. "Desde el punto de vista institucional cuando existe una cuestión de esta naturaleza se promueve el juicio político. La comisión de juicio político recibió ocho proyectos de este tipo y todos fueron rechazados", añadió.
Los legisladores opositores "están en su legítimo derecho de hacer lo que quieran, pero deben respetar los procesos institucionales", agregó el jefe de Gabinete.
Sin embargo, el senador radical Ernesto Sanz por la UCR volvió a reclamar el apartamiento hasta que se resuelva su situación judicial. En declaraciones a radio El Mundo, el mendocino consideró "impecable" el accionar del presidente de su bloque, Gerardo Morales porque expresó "la vergüenza de tener sentado en el sillón de la vicepresidencia a una persona que arremetió contra la Justicia" y por la que se ha perdido la confianza.
Además, Sanz insistió que la presencia de Boudou "altera el clima de convivencia", y aseguró que más allá de las mayorías impuestas por el oficialismo, en la Cámara alta siempre reinó "cierto clima de tolerancia".
"Desde el comienzo quisimos revertir la imagen negativa del viejo Senado donde se votaba a mano alzada y las reuniones de comisiones eran secretas. Era algo muy oscuro y nos ha costado mucho avanzar en la recuperación de ese prestigio", comentó Sanz, y sentenció que Boudou "vuelve insostenible una sesión como la de ayer".
En la misma línea se expresó el senador Luis Juez. El cordobés dijo que Boudou "somete con una actitud caprichosa a un espacio político a una situación complicada" y aseguró que en esta situación "no tiene autoridad moral para darme ni quitarme la palabra".
Juez repudió a sus compañeros de Cámara del kirchnerismo que acusaron a los opositores que dejaron el recinto de "gorilas". "No es una actitud gorila, yo no soy un chimpancé de buen pelaje, pero a mi la conducta de Boudou me fastidia", se quejó. "Hay tipos que en el Senado no levantan la voz ni para pedir un café. Pero con Boudou, ahí dicen cualquier cosa", remarcó.

Fue sancionada el año pasado



REGLAMENTAN AMPLIACIÓN DE LA LEY DE DIABETES

El Poder Ejecutivo reglamentó este jueves la amplaición de la Ley Nº 23.753 que garantiza a los pacientes con diabetes el aprovisionamiento de medicamentos y reactivos de diagnostico para el autocontrol de la enfermedad.


A través de esta reglamentación firmada por la presidente Cristina de Kirchner, el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y el ministro de Salud, Juan Manzur, se establece que la iniciativa contempla la cobertura del 100% de los medicamentos según prescripción médica. Además, se incluye como obligatoria la cobertura de las obras sociales y prepagas, que deberán actualizarse cada dos años para incluir los avances tecnológicos.
Asimismo, el Ministerio de Salud instará a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires a quedarse a cargo de la cobertura de aquellos pacientes carentes de recursos y de cobertura medico social.
En lo que fue su tercer informe de gestión ante el Senado Capitanich fue indagado por el bloque radical sobre la reglamentación de esta norma. Durante su discurso el ministro coordinador respondió el requerimiento y había adelantado que se estaba trabajando para firmarlo "lo antes posible".
Vale recordar que los senadores del radicalismo Ernesto Sanz y Gerardo Morales, habían presentado recientemente una carta hacia la presidente Cristina de Kirchner solicitando la urgente reglamentación de la normativa.
La iniciativa fue sancionada el 27 de noviembre del año pasado y establecía 30 días para su reglamentación. La norma había sido publicada en el Boletín Oficial el pasado 17 de diciembre, aún faltaba la autorización del Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur que se efectivizó este jueves con la firma de la Presidente, Manzur y el jefe de Gabinete.
La ampliación de la ley de Diabetes, una norma sancionada en 1988, vino a complementar una cobertura que era muy limitada y desactualizada para los que están afectados por esta enfermedad.
La diabetes ya alcanza al 11% de los adultos en la Argentina, según indica un estudio que se hizo en el país, Uruguay y Chile en 2005, y una de cada cuatro personas no sabe que padece la enfermedad.





LA OPOSICIÓN PRESENTÓ UN PROYECTO PARA SUSPENDER A BOUDOU

Polémica por la reaparición del vicepresidente al frente de una sesión

Alegan que incurrió en "desorden de conducta" al mantenerse en funciones pese a estar procesado por la Justicia en el caso Ciccone. Es una de las causales que prescribe la Constitución para sancionar a integrantes del Congreso. Ya le habían pedido al vice que tome licencia y el vice no respondió.

Tal como lo habían anunciado ayer en la sesión, la oposición presentó formalmente el proyecto de resolución para suspender a Amado Boudou como presidente del Senado.
El proyecto lleva las firmas de Gerardo Morales y Oscar Castillo, de la UCR; Rubén Giustiniani y Fernando “Pino” Solanas (FAP-UNEN); Gabriela Michetti (PRO) y Adolfo Rodríguez Saá (Peronismo Federal).
El proyecto propone "suspender en sus funciones al señor Amado Boudou en su calidad y prerrogativas de presidente de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación hasta tanto pase en autoridad de cosa juzgada" la causa Ciccone en la que el vicepresidente fue procesado por el juez Ariel Lijo por considerarlo autor de los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública.
La iniciativa se ampara en el artículo 66 de la Constitución, que dispone que “cada Cámara hará su reglamento y podrá con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros”.Entre los argumentos, los legisladores apuntaron un antecedente, el caso del senador Raúl Ochoa, quien el 11 de mayo de 2005 fue suspendido por "desorden de conducta", por haber votado dos veces en las elecciones de 2001, pese a no tener en su contra una sentencia condenatoria firme.
Los firmantes recordaron que, en esa ocasión, la por entonces senador Cristina Kirchner, titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, apoyó la medida por entender que existía una "fuerte sospecha" en contra de Ochoa. Ayer, durante la sesión, la primera a la que Boudou asistió desde que fuera procesado, los senadores de la oposición formularon duras críticas al vice y le reclamaron "un gesto" e insistieron en que se pidiera licencia.
Ante la negativa del vicepresidente, anunciaron que enviarían este proyecto, que formalmente ingresó ayer por Mesa de Entradas, y que fue rechazado por el jefe del bloque K, Miguel Pichetto, quien consideró que el apartamiento de Boudou "no es materia decisoria" del Senado sino "del Ejecutivo Nacional".




CAPITANICH DESCARTÓ QUE HAYA PEDIDO DE LICENCIA

Dijo que el vicepresidente sólo puede ser apartado con un juicio político


El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich rechazó ayer la posibilidad de que el vicepresidente Amado Boudou pueda dar un paso al costado en su cargo porque, evaluó, esto sólo se puede dar mediante un juicio político o por medio de la muerte del funcionario.
"El bloque del Frente para la Victoria ha manifestado que el vicepresidente no puede estar sometido a un proceso de licencia: integra la fórmula de carácter presidencial, pertenece al Poder Ejecutivo. Su remoción sólo puede ser mediante el proceso de juicio político, renuncia o muerte, porque todos somos mortales", dijo Capitanich al referirse al vicepresidente procesado por cohecho y negociaciones incompatibles en el caso Ciccone.
Un día después de que Boudou presidiera la sesión del Senado en la que la oposición le pidió que se pida una licencia, el jefe de Gabinete volvió a defender al vicepresidente y a descartar de plano los reclamos de los bloques de la UCR, Pro, el socialismo y el peronismo disidente.
Ayer, en su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada, Capitanich cargó contra la oposición. "Hablar, habla cualquiera. Hacer implica un esfuerzo adicional. Ahora ni siquiera hablan", soltó.
"En política, ideas tenemos todos. Lo importante es transformar ideas en acciones. Cuando les tocó gobernar fueron un desastre", agregó en respuesta a los cuestionamientos que hizo la oposición a Boudou.


CAROLINA SCOTTO: "DE AHORA EN MÁS, ME DEDICARÉ A LAS TAREAS ACADÉMICAS"

La diputada dejó anteayer su banca; negó que fuera por diferencias con sus pares kirchneristas y dijo que se fue por "razones personales"


Por Laura Serra

Carolina Scotto se amparó en "razones personales" para justificar su súbita decisión de renunciar anteayer a su banca de diputada nacional, para la cual fue elegida por Córdoba en octubre último. La ex rectora de la Universidad Nacional de esa provincia no quiso entrar en detalles, aunque negó que su dimisión obedeciera a diferencias políticas con sus pares del kirchnerismo, como se especuló, ni que se tratara de una decisión "intempestiva". No obstante, pese a reivindicar su pertenencia partidaria y elogiar el proyecto de la presidenta Cristina Kirchner, anticipó que ya no se postulará a otro cargo electivo. "De ahora en más me dedicaré a las tareas académicas", confirmó Scotto en diálogo con la nacion, con lo que dejó entrever que abandonará la actividad política activa.


-¿Por qué renunció a su banca?
-Lo expresé en el texto de mi renuncia, que presenté ayer (por anteayer) en la Cámara de Diputados: obedece a razones estrictamente personales. No significa ningún cambio de opinión, ningún travestismo político. Se trata de una circunstancia y de una decisión personal que debe ser respetada.
-Se habló de que usted no se sentía del todo cómoda dentro del bloque kirchnerista...
-Quiero aclarar que mi decisión no obedece a ninguna motivación política. No se trata de desavenencias, malestares o incomodidades como se dijo. Pero cuando un diputado nacional asume su tarea no se trata sólo de legislar; se espera que también ejerza un rol político activo en su territorio y que colabore en facilitar gestiones ante el gobierno nacional de distintos sectores que puedan necesitarlo en su provincia. En suma, se trata de una tarea intensa y compleja; yo quise desarrollarla con el compromiso con que asumí mi candidatura, pero me di cuenta de que no podía cumplirla acabadamente. Yo no tengo por hábito abandonar un compromiso ya contraído. No fue para mí una decisión grata de tomar. Por eso me pareció más correcto y responsable dar un paso al costado.
-¿No se sintió defraudada, como se especuló, con la dinámica legislativa en el Congreso?
-No, al contrario. Al asumir fui cómodamente recibida en la Cámara por parte de los diputados y de las autoridades. No tuve la menor dificultad política y he podido desarrollar mi tarea con total normalidad. Además, no creo que el papel de los legisladores sea opaco, como se dice. En este tiempo hemos votado leyes muy importantes, con amplio consenso.
-Mucho se dijo que usted estaba molesta porque se sentía ninguneada, sobre todo cuando no se le dio la presidencia de la Comisión de Educación.
-No es así. En este período legislativo aquella presidencia le correspondía a la UCR. Yo no pedí ser autoridad en ninguna comisión; recién asumía la banca.
-¿Seguirá militando en el kirchnerismo?
-Creo en este proyecto político que, con sus dificultades y errores, ha permitido al país grandes avances. Mi convicción política es la de siempre.
-¿No siente que defraudó a sus votantes?
-Ésta no es una decisión caprichosa e intempestiva. Ha sido muy difícil, la medité mucho, entiendo el sentimiento de decepción que pude haber provocado en algunos votantes, pero prefiero no defraudarlos por no poder cumplir en todo lo que yo creí ser útil.
-¿Se postularía a otro cargo electivo?
-No.
-¿Entonces abandonará la política partidaria?
-Mi pertenencia es a la actividad académica, tengo una identificación universitaria, no política. Por eso voy a retomar esa tarea, en la que espero volver a ser útil.




LA OPOSICIÓN FORMALIZÓ SU PEDIDO DE APARTAR A BOUDOU

Tal como había anticipado el senador Gerardo Morales, los bloques presentaron un proyecto de resolución exigiendo la suspensión del vicepresidente, tras haberlo cuestionado en la cara durante la sesión. En el texto citan el antecedente de un senador suspendido que no tenía condena firme, y cuyo apartamiento propició la propia Cristina Fernández.

La arremetida de la oposición contra el vicepresidente Amado Boudou en el Senado tomó ahora carácter formal: tal como había adelantado el jefe del bloque radical, Gerardo Morales, los bloques presentaron un proyecto de resolución en el que exigen su suspensión hasta que se resuelva su situación judicial.
El proyecto, presentado este martes en medio de la vorágine por la sesión que presidió el vice, lleva las firmas de Morales, Rubén Giustiniani, Fernando “Pino” Solanas (FAP-UNEN); Gabriela Michetti (Pro); Adolfo Rodríguez Saá (Peronismo Federal) y Oscar Castillo (Frente Cívico y Social de Catamarca).
El texto consta de un artículo, que insta a “suspender en sus funciones” a Boudou “en su calidad y prerrogativas de presidente de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación” hasta tanto la Justicia se expida sobre la causa Ciccone, en la que fue procesado por cohecho y negociaciones incompatibles.
En los fundamentos, los senadores se amparan en el artículo 66 de la Constitución Nacional, que dispone que “cada Cámara hará su reglamento y podrá con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros”.
Más aún, citan como antecedente el caso del ex senador justicialista por San Luis Raúl Ochoa, suspendido en mayo de 2005 por “desorden de conducta” aunque no tenía sentencia condenatoria firme, por haber votado dos veces en las elecciones de octubre de 2001.
Resulta curioso que esa suspensión fuera avalada por la entonces titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, la propia Cristina Fernández de Kirchner. ¿Qué decía la presidenta en aquel entonces? “La sociedad tiene derecho a no contar entre sus representantes a quien está sospechado y mucho menos puede votar sus leyes”.
Ahora, Morales promueve la suspensión de Boudou al considerar que su apartamiento “permitirá preservar el normal funcionamiento del Cuerpo frente a hechos de una gravedad institucional nunca antes registrados y hasta tanto se dicte sentencia definitiva en la causa mencionada”.

LA PRESENCIA DE BOUDOU EN EL SENADO INCOMODA”, SOSTUVO SANZ

El titular del Comité Nacional de la UCR justificó la actitud de la oposición el miércoles, por cuanto la presencia del vicepresidente, dijo, “altera el clima de convivencia” del Cuerpo.

El senador por la UCR Ernesto Sanz cuestionó que el vicepresidente Amado Boudou, procesado en el caso Ciccone, haya presidido la sesión especial para escuchar el informe del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y aseguró que su presencia “incomoda y vuelve insostenible” cualquier debate en la Cámara alta.


En declaraciones a radio El Mundo, Sanz consideró “impecable” el accionar del presidente de su bloque, Gerardo Morales, porque expresó “la vergüenza de tener sentado en el sillón de la vicepresidencia a una persona que arremetió contra la Justicia” y por la que se ha perdido la confianza.
Además, el legislador señaló que la presencia del vicepresidente “altera el clima de convivencia”, y aseguró que más allá de las mayorías impuestas por el oficialismo, en la Cámara alta siempre reinó “cierto clima de tolerancia”.
“Desde el comienzo quisimos revertir la imagen negativa del viejo Senado donde se votaba a mano alzada y las reuniones de comisiones eran secretas. Era algo muy oscuro y nos ha costado mucho avanzar en la recuperación de ese prestigio”, comentó Sanz, y sentenció que Boudou “vuelve insostenible una sesión como la de ayer”.
Además, el senador radical se refirió a la decisión de los principales referentes de las bancas opositoras de abandonar el recinto y aseguró que si se hubieran quedado “callados” para escuchar al vicepresidente “hubiera sido peor para la sociedad” ya que “no se hubiera sentido representada”. “Entendemos que la sociedad está harta de los hechos de corrupción”, concluyó.


SE POSTERGÓ LA SANCIÓN DE LA LEY PARA REDUCIR EL IVA A MEDIOS GRÁFICOS

El Senado canceló la sesión ordinaria que tenía prevista para este miércoles y se enfocará en la exposición del jefe de Gabinete.

Los senadores decidieron cancelar la sesión ordinaria prevista antes del informe de gestión del jefe de Gabinete, por lo que se postergó la sanción con fuerza de ley del proyecto presidencial para reducir el IVA a medios gráficos.
Así se anunció luego de la reunión de Labor Parlamentaria, el encuentro donde los jefes de bloque planifican las sesiones en el recinto.
De esta manera, el pleno se enfocará en la sesión informativa con Jorge Capitanich, quien brindará así su tercer informe de gestión ante esta Cámara.
La iniciativa enviada por la Casa Rosada reduce las alícuotas del IVA en medios gráficos sobre el precio de tapa y los espacios publicitarios, y había sido avalada este martes por la Comisión de Presupuesto.
El dictamen obtuvo la firma del Frente para la Victoria, mientras que el Frente Amplio UNEN decidió respaldarlo pero en disidencia parcial.
El proyecto contempla que los medios con una facturación anual de hasta 63 millones de pesos paguen una alícuota del 2,5 por ciento; aquellos que facturan entre 63 millones y 126 millones de pesos, una alícuota del 5 por ciento, mientras que aquellos que facturen más de 126 millones seguirán pagando la actual alícuota de 10,5 por ciento.
La ley implicará un costo fiscal de “284 millones 700.000 pesos” anuales y, de los 923 contribuyentes totales, sólo 16 no entrarán en la rebaja de alícuotas.
El jefe del bloque radical, Gerardo Morales, pidió sin éxito que se establezcan “criterios más amplios” de variación de los montos de facturación, y también reclamó que sean incluidos los medios digitales.
El presidente de Presupuesto, Aníbal Fernández, coincidió en este último punto pero pidió de todos modos debatir el proyecto en la sesión de este miércoles “ganando tiempo e incluyendo a los medios digitales después”.
Tal como sucedió en la Cámara de Diputados, distintas asociaciones de medios gráficos celebraron la ley propuesta por el Poder Ejecutivo, aunque formularon algunas propuestas y tildaron al texto de “perfectible”.


LA UCR ADVIRTIÓ SOBRE LOS RIESGOS DEL NUEVO DNI CON MICROCHIP

Fue durante una jornada de debate con especialistas, que advirtieron sobre una “contradicción” del Gobierno por exigir más datos de los ciudadanos pero no impulsar una Ley de Acceso a la Información.



Por iniciativa del diputado nacional Manuel Garrido, la UCR realizó este jueves una jornada con especialistas en la que advirtió sobre los riesgos del nuevo DNI con microchip que pretende implementar el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.
En el evento, titulado “Nuevo DNI: ¿qué datos son necesarios para identificarnos?”, se debatió sobre los límites del Estado en la recolección, almacenamiento y procesamiento de datos personales y cuáles de esos datos resultan imprescindibles para la identificación de las personas.
“Este tema es un tema muy serio como para que sea utilizado burdamente en una campaña electoral”, disparó Garrido, quien exigió a Randazzo “transparencia” sobre los costos de los nuevos DNI y que justifique el uso que le pretende dar a la información y cómo será la protección de esos datos.
Roberto Saba, decano Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo, fue uno de los expositores y remarcó la “paradoja” de que el Estado no brinde información ni promueva la sanción de la Ley de Acceso a la Información, mientras que exige a los ciudadanos dar cada vez más datos personales.
Por otro lado, sobre una supuesta tensión entre el acceso a la información pública y la protección de datos personales, Karina Banfi (exsecretaria ejecutiva de la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información) relató las experiencias regionales exitosas y de “plena convivencia entre ambos derechos”.
Por su parte, Andrés Pérez Esquivel, sociólogo y miembro de LAVITS, habló sobre los debates que se dieron para la implementación del pasaporte digital en la Unión Europea y dio a conocer los obstáculos que se presentaron en algunos países por la inclusión en los documentos de información que va más allá de la identificación de las personas.
En tanto, el profesor de derecho de la Universidad de San Andrés Pablo Palazzi resaltó la multiplicidad de documentos que utilizamos en Argentina para la identificación, especialmente comparado con otros países.
Además, consideró deficiente el sistema de control del manejo de bases de datos, ya que la Dirección Nacional de Datos Personales dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos “no posee la autonomía suficiente para controlar al propio Estado que maneja una enorme cantidad de datos de todos los ciudadanos”.
Ramiro Alvarez Ugarte (abogado de la Asociación por los Derechos Civiles), además de cuestionar la información que contendría el nuevo DNI, informó que la privacidad de los ciudadanos puede no estar adecuadamente protegida, ya que La ley de Protección de Datos Personales contiene una autorización genérica para la cesión de datos entre organismos estatales y no todos cuentan con iguales herramientas de seguridad en relación con el soporte de las bases de datos.
El evento fue organizado junto a la exdiputada y actual titular del Observatorio de Derechos Humanos y Género de los bloques legislativos de la UCR, María Luisa Storani.
Participaron además la senadora Norma Morandini, las diputadas Patricia Gimenez, Patricia De Ferrari, Gabriela Burgos, Carla Carrizo y Elsa Álvarez (MC) y los diputados Fabián Rogel, José Luis Riccardo, Eduardo Santín y Mario Fiad.


Tiempo ArgentinoBuscar

Principio del formulario



Final del formulario




UCR: BLOQUE DE SENADORES NACIONALES   4010-3000

Web: www.senadoucr.gov.ar

E-mail: ucrbloque6020@gmail.com

Twetter: @bloqueucr

Facebook: bloqueucrsenadonacional  


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje