Página principal

Sesión "Picpus 2007" contexto histórico del nacimiento de nuestra familia religiosa


Descargar 87.99 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño87.99 Kb.
Sesión “Picpus 2007”

CONTEXTO HISTÓRICO


DEL NACIMIENTO DE NUESTRA FAMILIA RELIGIOSA

Bernard COURONNE, ss.cc.




INTRODUCCION

Esta jornada será consagrada a la Historia.

De domingo a jueves, estaremos en el Poitou. Nuestra peregrinación nos conducirá a poner nuestros pasos en los mismos de los Fundadores que vivieron en una época distinta de nuestra época. Hoy día no se trata solamente de una preparación a este acontecimiento. Se trata de familiarizarnos con el contexto histórico del nacimiento de nuestra Familia religiosa SS.CC. El contexto histórico ha

marcado este nacimiento. Descubrirlo nos permitirá comprender mejor la intuición evangélica de nuestros Fundadores.

La época de nuestros Fundadores es un período clave de la Historia de Francia:

1760 - 1848

No se trata solamente del paso del siglo XVIII al siglo XIX. Los últimos díez años del siglo XVIII han estado marcados por la Revolución Francesa.

Los numerosos y complejos acontecimientos que marcan esta período son un verdadero seísmo para la sociedad francesa y tambien, para una parte del continente europeo. Se trata de una fractura violenta: la fisonomía de la sociedad francesa en 1800 será totalmente diferente de aquella de 1789. Es el parto doloroso no solamente de un nuevo regimen político, sino una nueva forma de vida conjutos.

La Iglesia forma cuerpo con la sociedad. Ella misma va a ser trastornada por estas convulsiones.

Siempre en estos períodos surgen nuevas iniciativas en la Iglesia. No vienen tanto de la jerarquía, sino del lado del carisma: fundaciones de nuevas comunidades. Lo que se pasa en esta época hace pensar a las flores que llegan a germinar y a abrirse en las fallas del cemento de los más sólido.

Evitaremos perdernos en los detalles (por ejemplo las fechas). Vamos primero dar una vuelta por encima de la época para descubrir  a grandes rasgos un panorama de la sociedad francesa y de la Iglesia. A continuación enfocaremos ciertos acontecimientos que tienen relación o son como tela de fondo de las etapas de la Historia de nuestra Fundación.




1760

MONARQUÍA“ABSOLUTA”

1789 (2)




Luís XVI (1)













5 de mayo 1789

Reunió de les Estados generales (3)










14 de Julio 1789

Toma de la Bastilla










Asamblea Constituyente








4 de agosto 1789

Abolición de los privilegios










26 de agosto 1789

Declaración de los Derechos del hombre y del ciudadano (4)






















11 de agosto 1767

Nacimiento de Enriqueta Aymer de la Chevalerie














Novembre 1789

Pierre Coudrin Seminario de Poitiers


1° Marzo 1768

Nacimiento de Pierre Coudrin.








(1) Luís XVI


  • El Rey es monarca absoluto pues la autoridad le viene de Dios (Consagración en Reims). Es el único soberano en el Reino en detrimento del poder de la nobleza y también de todas las autonomías locales (Parlamentos provinciales, consejos municipales, etc…) Él se afirma como Jefe de Estado, teniendo autoridad directa sobre sus súbditos.




  • La sociedad francesa está dividida en tres clases (Estados)

    • La nobleza

    • El clero

    • El tercer estado (¡el pueblo!)

Esto pone de relieve que la Iglesia es parte constitutiva del Estado.


  • Un hecho contundente se impone: el clero es el más poderoso de los tres órdenes. El alto clero es de alta extracción (noble) y el bajo clero es reclutado de los burgueses y campesinos. El clero del s. XVIII no es acreedor de reproches; en general está bien formado y es celoso.




  • En esta época Francia es un país rural (80% de la población), poco industrializado. La parroquia es la unidad territorial de base.




  • El siglo que termina desarrolla los descubrimientos del s. XVII que fueron de capital importancia en la historia del pensamiento. En 1637 Descartes en su “Discurso del Método para guiar bien el pensamiento y buscar la verdad en las ciencias” pone las bases de una verdadera revolución intelectual con la duda metódica, la primacía de la razón, de la experiencia y la necesidad del lenguaje matemático…




  • El s. XVII es, a la vez, un tiempo de grandes fervores religiosos ( cf. La Escuela Francesa de Espiritualidad). Su influencia penetrará el s. XVIII y permitirá a la Iglesia atravesar las revoluciones y las evoluciones del s. XIX.



(2) El año 1789


  • 1789 queda en la Historia de Francia como el año de la gran ruptura, marcada por una gran agitación política y social (toma de la Bastilla).




  • La toma del poder por la Asamblea de representantes del pueblo (los Estados Generales) pone fin al poder absoluto del Rey. La Asamblea se convierte durante varios años en el corazón de la vida política y social del país. En 1789 se pasa del Rey soberano al pueblo soberano.




  • La abolición de los privilegios de la nobleza y de la Iglesia (4 Agosto 1789) señala los comienzos de un nuevo modelo de Estado y de sociedad. La Iglesia, sobre todo mediante el “bajo clero”, toma parte en estos cambios.


(3) Los Estados Generales


  • Los Estados Generales son un órgano consultivo raramente convocado por el Rey. Están constituidos por los delegados elegidos de los tres órdenes (nobleza, clero y tercer estado). Cada orden se reúne en lugares distintos y vota por separado; pero, rápidamente, a iniciativa del tercer estado y de una parte del clero, se van a unir en una sola asamblea: la Asamblea Nacional que, a continuación, se convertirá en Constituyente, Legislativa, Convención…



(4) La Declaración de los Derechos del Hombre
(26 Agosto 1789)



  • “La Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano” es un texto que sirve de introducción a la Primera Constitución. ¡Define la libertad como “el derecho a hacer todo lo que no daña al otro”! (libertad, igualdad, fraternidad).




1789

REVOLUCIÓN “CONSTITUYENTE” (5)

1792




Para la Iglesia:
de la adhesión a la ruptura







13 de febrero 1790

Supresión de los Votos religiosos (6)







Abril 1792

“La Patría está en peligro” (9)




12 de juliot 1790

Voto de la Constitución civil del Clero (7)







10 de agosto 1792

Caída del Rey







10 de mayo 1791

Nota del Papa rechaza Constitución civil del Clero (8)




14 de agosto 1792

Obligación para los sacerdotes de prestar Juramento a la Constitución










2-5 de septiembre

Masacre de prisioneros en las cárceles Parísinas






















1790

El Buen Padre huye a St-Ustre porque rechaza la Constitución civil del Clero





4 de marzo 1792

El Buen Padre es ordenato sacerdote en París (Colegio de los Irlandeses)


La Buena Madre Canonesa de Malta





Mayo – octubre 1792

El Buen Padre en Usseau








(20 de octubre
Visión)



(5) La Revolución constituyente:


  • “Constituyente”: Era necesario poner las bases de una nueva organización política y social conforme a los Derechos del Hombre y del Ciudadano.



(6) Supresión de los votos religiosos


  • Teniendo en cuenta el pliego de quejas (sumario preparado en las parroquias para dar a conocer al Rey los deseos del pueblo con ocasión de los Estados Generales) los diputados de la Asamblea Constituyente, que quieren regenerar la nación, ponen manos a la obra. Invocando el criterio de utilidad social conforme a las demandas de muchos obispos y párrocos, un decreto estipula que, ya que los votos religiosos están suspendidos, “orden monástica y Congregaciones religiosas son y permanecerán suprimidas en Francia sin que nada semejante pueda ser fundado en el futuro”; ni las congregaciones religiosas de enseñanza, ni las de beneficencia (por ejemplo, las Hijas de la Sabiduría en Poitiers) se ven afectadas. En cuanto a los 20.000 religiosos obtienen una consolación que algunos aceptan con agrado: recibirán una pensión. Ninguna voz se alza para defenderlos y no pocas veces se reciben estas medidas con alivio. A decir verdad, se espera recuperar una inmensa fortuna y los motivos son tanto financieros como sociales. Oratorianos, Capuchinos, Carmelitas, Benedictinos y Jesuitas van a dejar su monasterio sin muchos pesares. (Charles Chauvin, pg. 45-46).



(7) La Constitución Civil del Clero (12 julio 1790)


  • La Constitución Civil del Clero se desarrolla en cuatro capítulos.

    • El primer capítulo concierne a las nuevas circunscripciones eclesiásticas que de ahora en adelante estarán calcadas de los ochenta y tres departamentos recientemente creados (diócesis y parroquias reciben nuevas delimitaciones). Se reduce el número y se aumenta la superficie. Toda una organización multisecular vuela por los aires.

    • El segundo capítulo concierne al nombramiento de los cargos eclesiásticos que en adelante se hará por elección. Hasta ahora el Rey nombraba a los obispos a presentación del ministro encargado de esta tarea y el Papa confirmaba la elección. Los párrocos eran nombrados por los obispos. La Constitución Civil innova. En adelante los obispos y los párrocos serán elegidos por comités de ciudadanos. En el proceso los legisladores excluyen la intervención del Papa y pretenden hacer referencia a las tradiciones de la Iglesia primitiva.

    • El tercer capítulo concierne a la remuneración. Al haberse convertido en funcionarios, los ministros del culto despojados de sus bienes serán pagados por el Estado.

    • El cuarto capítulo concierne a la obligación de la residencia. Los autores de la Constitución ponen a los obispos la obligación de guardar residencia, cosa que no era entonces la regla por parte de los obispos, a veces más cortesanos que pastores.




  • El clero es invitado a manifestar su adhesión a esta Constitución con un juramento: “Juro cuidar con esmero de los fieles que se me han confiado, ser fiel a la nación, a la ley y al rey y de promover con todas mis fuerzas la constitución decretada por la asamblea nacional y aceptada por el rey”.




  • Este juramento será el primero de una larga serie que será impuesto bajo a los miembros del clero bajo pena de persecución (Charles Chauvin, pg. 48-51).



(8) El breve “Quot aliquantum” de Pío VI (10 Marzo 1971)


  • Por diversas razones, no todas ellas religiosas, el Papa Pío VI está mal dispuesto hacia la Revolución Francesa. Se toma muchos meses para reaccionar ante la votación de la Constitución Civil del Clero a la que dará finalmente un no categórico. Dos afirmaciones caracterizan el documento papal:

1. “La Asamblea Nacional se ha atribuido poder espiritual al hacer nuevos reglamentos contrarios a los dogmas y a la disciplina, y al querer obligar a todos los obispos y a todos los eclesiásticos a comprometerse con juramento a la ejecución de estos decretos”. El Papa sospecha de la Asamblea querer “destruir la religión católica y la obediencia debida al Rey”.

2. Condena la idea de la libertad tal como la propone la Revolución. El Papa considera que es un derecho quimérico “contrario a los derechos del Creador Supremo”.

3. Después de esta doble condena, el Papa enumera las decisiones que cree inaceptables: supresión, división y erección de obispados, elección sacrílega de obispos…, expoliación de los bienes de la Iglesia, abolición de las órdenes religiosas, supresión de los votos. Se ve, pues, que la condena es sin paliativos tanto a nivel de las disposiciones como de los principios inspiradores.


  • Este documento pontificio va a acrecentar la división en la Iglesia de Francia entre el clero constitucional (que acepta la Constitución) y el clero refractario (que la rechaza). En cuanto al pueblo de Dios, debe arreglárselas para reconocer los que a sus ojos son sus legítimos pastores. (Charles Chauvin, pg. 53-56).



(9) La patria está en peligro (Abril 1792)


  • Comienza en Francia un periodo de guerra que no terminará hasta 1815.




  • Primero, guerra defensiva para rechazar a los enemigos del exterior (ejércitos reales de Europa que acuden en ayuda de la monarquía francesa) y, en el interior, para sofocar los levantamientos regionales (guerra de la Vendée).




  • Después, guerra ofensiva para extender las ideas de la Revolución en todo el continente europeo (ésta será igualmente la razón de las guerras napoleónicas).




  • Durante más de veinte años Francia va a vivir en estado de guerra. Habrá centenas de miles de muertos y las violencias, las destrucciones y los odios que tales conflictos suscitan.



1792

REVOLUCIÓN “MILITAR”
(TERROR)


1794




La Revolución
contra la Iglesia (10)








22 de septiembre 1792

Proclamación de la Republica




21 de enero 1793

Ejecución del Rey




2 de junio 1793
– 28 de julio 1794

Terror revolutionario (11)










14 de junio
– 27 de julio 1794

1306 ejecuciones Plaza de la Nación e inhumación en Picpus








































20 de octubre 1792

El Buen Padre deja Usseau y empieza su ministerio clandestino en Poitiers



22 de octubre 1793
– 11 de septiembre 1794


La Buena Madre en prisión





















(10) La Revolución contra la Iglesia


  • Los miembros del clero deben elegir entre el juramento a la Constitución Civil del Clero y la clandestinidad o el exilio. De 159 obispos, en su mayoría nobles, siete prestan juramento (Talleyrand).




  • En primavera de 1791 el 52% del clero presta el juramento. El 6% se retracta cuando Roma rechaza la Constitución Civil del Clero. El clero está dividido y se enfrenta. Los cristianos están desamparados. Estos años verán ponerse en marcha una política de descristianización: calendario revolucionario, culto al Ser Supremo, a la Diosa Razón.



(11) Terror revolucionario (2 Junio 1793-28 Julio 1794)


  • Cuanto más crece el peligro de invasión en las fronteras y de insurrección en el interior del país, el gobierno más se endurece y se hace represivo. La antigua nobleza y el clero refractario no son los únicos afectados. En adelante son sospechosos todos los “que no han manifestado de forma constante su adhesión a la Revolución”; lo que constituye un criterio muy elástico; para comprobarlo, basta con recorrer la lista de las víctimas del Terror en las placas de mármol de nuestra capilla de Picpus.



1794

REVOLUCIÓN “BURGUESA”

1799




Directorio y Consulado







Octubre 1795

Principio del Directorio




Septiembre 1797

Inflexidad de la política antirreligiosa (12)




Noviembre 1799

Golpe de estado del 18 brumario: principio del Consulado con Napoleón Bonaparte

















































1795 -1797

Primeros contactos Buen Padre y Buena Madre
Y decisión de fundar



Septiembre 1797

Compra de la Grand’Maison (Poitiers)















(12) Presión antirreligiosa (Septiembre 1797)


  • A partir de 1795 la Iglesia constitucional recobra vigor e incluso celebra un Concilio (Agosto-Noviembre 1797). Los refractarios emigrados vuelven. Los del interior ejercen su ministerio abiertamente.




  • El Directorio ve crecer una oposición realista.




  • No se necesita nada más para desencadenar una nueva ola de medidas represivas contra la Iglesia: juramento, deportación, vandalismo …


1799

EMPERIO (Napoleón 1°)

1815




La paz religiosa







Pascua 1801

Reapertura oficial de las iglesias




4 de diciembre 1804

Consecreción Napoleón


en presencia del Papa en Notre-Dame de París (14)





15 de julio 1801

Concordato (Pío VII) (13)














































Navidad 1800

Primeros votos de los Fundatores


1802 – 1804

El Buen Padre Vicario General en Mende








1804

El Buen Padre predica en St Roch (París)








1805

Fundación de Picpus






(13) El Concordato (15 Julio 1801)


  • El retorno a la paz interior pasa por la solución de la cuestión religiosa que tanto ha dividido a los franceses desde 1790. Después de largas y difíciles negociaciones con el Papa Pío VII, se firma un concordato el 15 de Julio de 1801.




  • El catolicismo ya no es reconocido como religión del estado “sino como la de la mayoría de los Franceses”. Para poner fin al cisma se hace presentar la dimisión a todos los obispos constitucionales o refractarios. En adelante los obispos son nombrados por el gobierno, pero reciben del Papa la investidura espiritual y son ellos los que escogen a sus párrocos. Ya no es cuestión de elección. El clero renuncia a sus bienes confiscados. En contrapartida todos sus miembros son pagados por el Estado al que prestan juramento de fidelidad. Para calmar a la oposición republicana, Bonaparte, sin consultar al Papa, añade al texto del Concordato “Los Artículos Orgánicos que refuerzan el control del Estado sobre la Iglesia”.




  • Este Concordato permanecerá en vigor hasta 1905. En él la vida religiosa no tiene existencia legal.



(14) El Imperio


  • Los primeros años del nuevo siglo ven depender de un hombre el curso de los acontecimientos: Napoleón Bonaparte.




  • En primer lugar, el general Bonaparte, primer cónsul entre 1799 y 1804, estabiliza el gobierno de la República, reconcilia a los franceses y pone fin al estado de guerra que duraba desde 1792.




  • Después, coronado Emperador por el Papa venido a París para el acontecimiento, Napoleón 1º reina sobre Francia durante diez años. Rota la paz, se lanza al asalto de Europa, multiplica las victorias y las conquistas, entra triunfalmente en Viena, Berlín y Moscú; pero los estados coaligados y los pueblos rebelados le infligen a partir de 1812 derrota tras derrota hasta su caída en 1815.




  • Su poder fue monárquico, autoritario, con frecuencia tiránico; pero supo consolidar la obra de la Revolución en Francia y difundir sus principios por toda Europa, ganándose a la vez el favor de los realistas y de los partidarios del Antiguo Régimen en Francia, y buscando aliarse con las monarquías europeas mediante matrimonios.




  • Para los franceses el tiempo del Imperio estuvo marcado sobre todo por movilizaciones sucesivas para mantener el gran ejército de Napoleón. Esto significa que Francia estuvo en un constante estado de guerra, que perdió una parte de su juventud y de su economía, y que, en 1815, Napoleón la deja debilitada y a merced de sus enemigos.


1815

Fin de los Reyes (15)

1848




« La Restauración »







1815

Retorno de los Reyes (Borbones)




1830

Jornadas de julio

Abdicación de Carlos X


1848

Salida de Luis-Felipe, último rey.

Príncipe Luis-Napoleón Bonaparte, Presidente de la Republica


Luís XVIII
(1815-1824)

Charles X


(1824-1830)


Monarquía de julio

Luis-Felipe












































1815-1817

Gestiones para la aprobación romana: Bula Pastor aeternus








1819

Primeros Capítulos Generales



1834
(23 de noviembre)


Muerte de la Buena Madre





1820

Misiones parroquiales (Troyes)


1837
(27 de marzo)


Muerte del Buen Padre





1826

Misiones ad extra









(15) El final de los Reyes


  • En 1815 la Santa Alianza (las monarquías coaligadas contra Napoleón) que ha puesto fin al Imperio, permite el retorno a Francia de los reyes Luís XVIII y Carlos X, hermanos los dos de Luís XVI.




  • Es un periodo de torpes intentos de restauración del Antiguo Régimen; sin embargo, el Rey tuvo que aceptar una Constitución (la Carta) que limitaba sus poderes. Carlos X radicaliza esta tendencia y provoca los motines de 1830.




  • Durante estas jornadas revolucionarias de 1830 Carlos X debe abdicar y es su primo, Luís Felipe de Orleáns (cuyo padre votó la muerte del Rey Luís XVI) quien es llamado a sucederle. Reinará hasta 1848 en que un sobrino de Napoleón le echará y con él a la monarquía francesa.



CONCLUSIÓN
Mediante la Encarnación Dios entra en la Historia. Una fundación es obra del Espíritu; pero esta acción se inscribe en una historia, una geografía, una cultura …Es innegable que todo este contexto marca de muchas formas una fundación. Sería interesante poner de relieve aquello que del periodo esbozado, ha configurado la fisonomía de nuestra Congregación. Podríamos señalar que

  • a la violencia, a los odios, a las injusticias engendradas por los acontecimientos nuestros fundadores han querido responder con el testimonio y anuncio del amor de Dios en Jesucristo que es misericordia, perdón, reconciliación …

  • a las divisiones, a las profanaciones y persecuciones ellos han querido responder con una espiritualidad de la Reparación tal como era entendida en la época y que podía tener cierto sabor a “Restauración” …

  • al desmantelamiento de la Iglesia y a la crisis de la conciencia religiosa contemporánea han querido responder siendo “útil a la Iglesia” mediante la educación de la fe, los seminarios, las misiones …

Se podría sin duda afinar el análisis y profundizar más …; pero, demos la palabra al mismo Buen Padre. En la circular en que anunciaba la aprobación de las primeras Constituciones, describe el ambiente que rodeaba la fundación:



Nuestro Instituto comenzó en los tiempos en que la sangre de los servidores de Dios corría en los cadalsos … Fueron necesarios prodigios de la divina bondad para sostenernos en medio de las tempestades.

El Señor no ha cesado de derramar sobre nosotros los milagros de su Providencia; nos ha conducido de la mano … Nos ha custodiado durante el reinado del Terror. La persecución del Directorio no nos ha alcanzado y, durante los catorce años del gobierno de opresión, ayudados por el favor del cielo, hemos podido eludir de una policía astuta y pérfida el conocimiento de nuestro Instituto y, sobre todo, las relaciones de nuestros distintos establecimientos.

En su Memoria sobre el título de Celador proporciona una respuesta concreta a nuestra pregunta sobre la influencia del contexto histórico en su Fundación:



Desde hace más de medio siglo una falsa y odiosa filosofía, ocupada sin cesar en combatir la religión, ha conseguido extinguir en casi todos los corazones el celo por la gloria de Dios. El hermoso celo que inflama al Rey Profeta por la casa del Señor, es en general desconocido. Sólo se encuentran por doquier cristianos infieles y cobardes, que olvidan todos los deberes del cristianismo o no los cumplen más que con una blanda tibieza. Las mismas expresiones que aluden a la religión, son en cierta manera borradas de la sociedad. Las enfáticas palabras de humanidad y de filantropía han remplazado el nombre tan hermoso, tan consolador de la caridad cristiana. Aún se habla algunas veces del respeto hacia el Ser Supremo, pero ya no se sabe qué significa el amor de Dios.

Situados en tales circunstancias, deseosos de atraer a los hombres a la confianza y al amor de Jesucristo, entregados por nuestros votos a esta buena obra, hemos tenido que escoger un título que pudiera por sí mismo impresionar los espíritus y conducirlos a sentimientos mejores, que pudiera hacerles comprender que tenían que abrir sus corazones a una llama divina y alzar, finalmente, hacia el cielo los ojos tanto tiempo vueltos hacia la tierra.
Necesitamos un nombre que recuerde diariamente a nuestros hermanos sus deberes y sus obligaciones, que les haga recordar a cada instante que deben sacrificarse con celo por el Señor, que faltarán a su voto más esencial en el momento en que quieran vivir sólo para sí mismos y no trabajar por la salvación de sus hermanos, que su vocación es, en fin, todo celo y un celo ardoroso.
Después de este sobrevuelo histórico estas líneas trazan un camino para hoy.

Toda peregrinación es invitación a seguir adelante, juntos.

Como en otro tiempo a sus discípulos, Jesús Resucitado nos precede en las “Galileas” de este tiempo.

¿Escucharemos su llamada?





07 -
Sesión Picpus 2007 : CONTEXTO HISTÓRICO
DEL NACIMIENTO DE NUESTRA FAMILIA RELIGIOSA
Bernard COURONNE ss.cc.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje