Página principal

SEÑor cardoso (don José Carlos). ¿Me permite una interrupción? Señor campanella


Descargar 33.88 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño33.88 Kb.
SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR CAMPANELLA.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Orrico).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: creo que se han ido adelantando algunos comentarios de lo que debería ser el debate de esta tarde, que sin duda, por parte del Frente Amplio, va a ser de defensa de una situación muy difícil de defender. Comprendo las dificultades de defender un negociado como el de Pluna. No es fácil tratar de explicar todo lo que pasó y es probable que se quiera tirar responsabilidades a terceros.

Algunos Diputados acaban de decir, muy sueltos de cuerpo, que quieren investigar todo, hasta el tiempo de Pluna-Varig. Me permito recordarles que en el año 2005  Carpeta Nº 694  los Diputados del Frente Amplio crearon un Comisión Investigadora para investigar todo el Gobierno anterior en lo relativo a Entes Autónomos y Servicios Descentralizados y a los gastos realizados entre 2000 y 2005. ¿Por qué no incluyeron a Pluna allí, si tuvieron abierta esta investigación durante dos años y medio, como una especie de amenaza sobre el Gobierno anterior? ¿Y en qué terminó esa Comisión Investigadora? Esta sí que la votaron los Diputados del Frente Amplio, y tenía el cometido de investigar todo lo que pasó durante el Gobierno de Batlle. ¿Por qué no agregaron la investigación de Pluna-Varig? La quieren agregar ahora, porque les reventó el chancho en la bajada.

En realidad, el único objetivo que tiene el proyecto de ley que se acaba de presentar y que estamos debatiendo es cambiar una norma que también el Frente Amplio votó con mayoría parlamentaria en el año 2008, que es la ley de concursos. El único cometido de esta norma es modificar la ley de concursos. Obsérvese lo que decía la ley de concursos y qué interesante es para los sindicalistas devenidos Diputados, que la deben releer. El Capítulo II se titula "Clases de Créditos", y es para cuando hay un concurso o una quiebra. ¿Quiénes son los primeros que cobran? Los créditos de privilegio especial. El ar­tículo 109, dice: "Los créditos con privilegio especial deberán estar inscriptos a la fecha de declaración del concurso en el Registro Público correspondiente [...]". Además, el numeral 1) del ar­tículo 110, expresa: "Los créditos laborales de cualquier naturaleza [...]". En el siguiente parágrafo, dice: "No gozarán del privilegio previsto en el inciso anterior, los créditos de los directores o administradores [...]". Si se aplica la ley de concurso que votó el Frente Amplio, Campiani nunca cobraría un peso; por eso le pagaron antes del concurso.

Además, ¿saben lo que dice la ley de concurso? Que cuando hay un socio privilegiado  un cónyuge, un hijo o un familiar  va al final. El Juez del concurso debe mandar ese crédito al final: primero cobran los trabajadores y después la mujer o los hijos que tengan algún interés en la empresa, y también aquel socio que tenga más del 20% de las acciones de la compañía. El numeral 2) del ar­tículo 112, expresa: "A) Los socios ilimitadamente responsables y los socios y accionistas limitadamente responsables, que sean titulares de más del 20% (veinte por ciento) del capital social.- B) Los administradores de derecho o de hecho y los liquidadores, así como quienes lo hubieran sido dentro de los dos años anteriores a la declaración de concurso. C) Las sociedades que formen parte de un mismo grupo de sociedades. [...]". Esto es Pluna S.A. Tiene más del 20%: es socio de Pluna Ente Autónomo. Por lo tanto, ¿cuándo cobra? Al final.

En este proyecto de ley que presentaron indica que cobre primero. Cambiaron la ley de concurso que votaron en 2008 y quitaron el privilegio de los trabajadores que figuran en el primer punto. No hay dudas; lean. Lean los sindicalistas devenidos en Diputados lo que votó el Frente Amplio en 2009. ¡Lean! Estaban primero los trabajadores. Y lean el proyecto de ley que van a votar hoy: están últimos. Cambiaron el orden de prevalencia, por supuesto que sí. Eso es lo que hay que explicar. Investigamos Pluna-Varig cuando quieran. ¡Lástima que no lo investigaron cuando abrieron la investigación!

Pensé que la joda más grande que iba a haber en el Frente Amplio era lo de las lanchas, cuando no votaron la Comisión Investigadora. Ya voy a volver dentro de poco con el tema de las lanchas porque tengo noticias. ¿Saben dónde están los que les vendieron las lanchas? Se fueron del país. Los socios del Gobierno en aquello de las lanchas se fueron del país, como Campiani, que también se fue del país. ¿Dónde está Campiani? Cobró y se fue; el pirata se fue. El pirata con el que el Frente Amplio hizo un buen negocio, obviamente que se fue. Fue un buen negocio para el empresario y un muy mal negocio para Uruguay.

(Suena el timbre indicador de tiempo)

——Lo que tendrán que explicar esta tarde en el debate es cómo el señor Presidente de Ancap es capaz de fiar US$ 28:000.000; eso hay que explicar. Y si Ancap tiene un señor Diputado, que explique cómo se fía sin garantías en ese Ente. Que se explique cómo el señor Presidente del Banco de la República presta con una garantía telefónica; pregunta al señor Ministro de Economía y Finanzas si puede fiar a Pluna...

(Suena el timbre indicador de tiempo)

SEÑOR PRESIDENTE (Orrico).- Señor Diputado: ha terminado su tiempo.

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- ¿Me permite una nueva interrupción?

SEÑOR CAMPANELLA.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Orrico).- Puede interrumpir nuevamente el señor Diputado.

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: si el Banco de la República tiene un señor Diputado acá que explique cómo se hace para conseguir un crédito de US$ 17:500.000 por teléfono o para pagar los aguinaldos por teléfono; todos sabemos que el Ministerio respaldó la operación. ¿Acaso el Banco de la República tiene alguna garantía de lo que prestó a Pluna? ¿Le prestó para que comprara un motor? Campiani compró el motor, lo vendió, lo alquiló y se quedó con la plata en el bolso. Yo no sé si la repartió o no; quizás no la repartió con ningún gobernante del Frente Amplio. Quizá se la llevó solo, pero que se la llevó, se la llevó.

(Interrupción de la señora Representante Payssé)

——¿O no? ¿O ustedes creen que ese negocio en el Banco de la República lo puede hacer cualquier hijo de vecino? ¿O hay algún productor arrocero al que le fían el combustible en Ancap? ¿O hay algún emprendedor a quien le presten plata en el Banco de la República? ¿O hay algún "leasing" que se pueda vender? ¿Alguno de ustedes conoce que se compre por "leasing" y que luego se venda lo que se compra? ¿El Banco no se asegura que el "leasing" no se puede vender? Estoy hablando de cosas que conoce todo el pueblo. ¿Cómo se hace para sacar US$ 17:000.000 del Banco de la República sin garantías, sin firmar ningún papel y el único papel que se firma es para que el Estado no pueda ir contra él? Yo no sé si Campiani la repartió y con quién la repartió, pero que se la llevó, se la llevó. De lo contrario, explíquenme cómo se hacen estos negocios.

Me hago cargo de lo que estoy diciendo y alguien tendría que explicar esto. Esto es lo que hay que explicar esta tarde acá. Estamos dispuestos a investigar. Tuvieron la oportunidad de investigar a Varig y no la pusieron en la lista de las empresas a investigar cuando tuvieron una Comisión Investigadora abierta para todos los Entes Autónomos, incluida Pluna. Sin embargo, en ese momento no se les ocurrió hacerlo.

Muchas gracias, señor Presidente.
SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Pido la palabra para contestar una alusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Orrico).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: el señor Diputado Bayardi  quien recién me aludió con relación a uno de mis comentarios cuando recordé el episodio de las lanchas  tiene, al igual que yo, unas cuantas Legislaturas. Creo que debe coincidir conmigo en que en la actividad en la que estamos hay dos tipos de responsabilidades: las políticas y las penales. Las penales se determinan a nivel judicial, y las políticas se determinan en este ámbito. Esa es la razón de las Comisiones Investigadoras: dirimir responsabilidades políticas. Si te encuentras con un delito a mitad de camino, lo que hay que hacer es denunciarlo al Juez, y ahí cambia el escenario, sigue en otro ámbito.

En mi tarea política no persigo responsabilidades penales; persigo responsabilidades políticas y mido la gestión de los gobernantes políticamente.

¿En qué se parece lo de las lanchas a lo de Pluna? En los sobreprecios. Las lanchas pagaron sobreprecio, y el fin de semana el semanario "Brecha" dejó caer que los aviones que compró Pluna fueron repagados muy por encima de su valor. La Justicia lo investigará.

¿Ese negocio lo hubiera hecho yo? No. El negocio de las lanchas, cuando el señor Diputado era Ministro, ¿lo hubiera hecho yo? No. Yo no lo hubiera hecho. Eso fue lo que traté de determinar acá. Si hubiera tenido la más mínima duda respecto de la honestidad del señor Diputado Bayardi como Ministro, cuando fui al Juzgado especializado en crimen organizado con la denuncia contra los proveedores de la Armada, que nunca más volvieron al país, lo hubiera denunciado, pero no lo hice.

Acá hablé de una responsabilidad política sobre el Ministro; ese negocio que hizo durante su Ministerio yo no lo hubiera hecho. De ahí a deducir responsabilidades penales, hay un paso. Creo que en el asunto de las lanchas hubo responsabilidades penales. Prueba de ello es que los proveedores no entraron nunca más al país. De lo contrario, hubieran seguido vendiendo; seguirían estando en el negocio y, sin embargo, no vinieron más.

Yo separo muy bien las responsabilidades penales, judiciales, las que siguen el camino del delito, de las responsabilidades políticas. Esa es la diferencia entre lo que hice y hago. Creo que fui absolutamente claro. Si hubiera tenido algo para decir del ex Ministro, lo hubiera dicho.




SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Pido la palabra para contestar una alusión política.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: las últimas intervenciones del Gobierno siempre tratan de poner foco en otro lado que no es la discusión central, que deberíamos resolver esta tarde.

Insisto con algo que dije al principio y que han dicho algunos compañeros: este debate se resuelve poniendo la cara y haciéndose cargo de lo que ha pasado en la empresa Pluna S.A.. Se podrán dar argumentos como el de la conectividad; el proyecto de ley llegó al Parlamento con la aureola de que se trataba la conectividad, de recuperar la conectividad. En realidad, el proyecto no resuelve la conectividad, como tampoco la liquidación de Pluna, que no está contenida en este proyecto de ley, porque ya fue liquidada. A nuestro entender, el debate político, las responsabilidades políticas que el Gobierno debe asumir, no están en el negocio de Varig; se puede hablar de eso y distraer la atención porque, por supuesto, cada uno habla de lo que quiere, pero acá hay tres asuntos que no fueron resueltos, y sobre los que nadie tiene una explicación.

En primer lugar, el negocio de Ancap. ¿Cómo es posible que a una compañía como Ancap, un ente autónomo, una empresa pública del Estado, se le hayan ido US$ 28:000.000 en combustibles que no tienen garantía? Eso debe explicarse claramente, porque provocó la histeria del Presidente de Ancap, que solo fue calmada con una llamada del Presidente de la República diciéndole que le iba a pagar. El Uruguay es testigo de eso. ¿Cómo es que se le fueron US$ 28:000.000? El señor Diputado Bayardi preguntaba a quién; y, al Presidente de Ancap, si no ¿a quién más? ¿O acaso alguien cree que se le fueron a la gerenta? ¿Alguien puede creer eso? Encontrarán un chivo expiatorio, abrirán una Comisión investigadora, cortarán la cabeza a alguien, ¿pero alguien puede creer que de Ancap salen US$ 28:000.000 de combustibles, pagados con cheques, y el Presidente no lo sabe? Este asunto hay que esclarecerlo. No pueden, no quieren, no saben; bueno, quedará en evidencia.

El otro asunto tiene que ver con el Banco República. Acá se dijo  y es cierto  que el señor Campiani pagó los aguinaldos con el Banco República; en realidad, los aguinaldos de Pluna S.A.  US$ 650.000 , los de la empresa de Campiani, los pagó el Brou; y el motor, lo compró y lo vendió, hizo liquidez. ¿Cuándo los bancos prestan plata así? ¿A qué gerente del Banco consultó Calloia para hacer esto? ¿Me van a decir que pasó por el cernidor del Banco una operación de estas características? Si no pueden, si no saben explicarlo, no lo hagan, pero este es el asunto del que hay que hablar. Estas son responsabilidades políticas ineludibles. ¡Estas son responsabilidades políticas! ¿Habrá responsabilidades penales y judiciales? Habrá. Esas las dirime un Juez; yo no lo soy. Ahora, políticamente esto debe ser explicado. Si no pueden hacerlo, si no saben, si no quieren, si no conocen cómo se hicieron estas operaciones que permitieron a una empresa privada sacar millones de dólares del Banco República sin garantía y sacar millones de dólares de Ancap sin garantía, no lo hagan, hablen de Varig.




SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: vamos a ser breves, porque ya aportamos algunos aspectos en intervenciones anteriores.

Creo que a esta altura solo bastaría con hacer un breve resumen de lo ineficaz que ha resultado esta sesión de Cámara para responder a los problemas que hemos tenido y tenemos con la empresa Pluna, y a una cantidad de interrogantes que siguen y seguirán estando en la opinión pública, y que no han sido respondidas ni defendidas hoy.

El proyecto de ley que se presenta es  como dijimos antes  una modificación de la ley de concursos que esta misma Cámara modificó y ajustó en el año 2008 para evitar quedar en "orsay", como quedaron quienes administraron fondos públicos, quienes transfirieron a esta empresa dineros públicos y no han tenido respaldo para recuperar los fondos perdidos. Estos son cambios de regla que no sabemos cuándo se van a volver a dar. Tal vez en otro momento sea necesario volver a corregir esta modificación de la ley de concursos, porque generará algún antecedente. Me imagino que algunas empresas que puedan tener problemas de quiebra en el futuro van a apelar a un antecedente con las características del que estamos votando hoy.

Es verdad que se ha creado un fondo para los trabajadores que en este proyecto de ley han sido relegados respecto a la ley de concursos. Se los ha retrasado a la hora del cobro. Estaban en primer lugar y este proyecto no los deja en ese orden. Pero, paralelamente, se ha creado un fondo público, con dineros públicos, para pagar a los trabajadores.

En ningún caso ha sido respondido lo del negocio con Ancap. Este ente ha tenido millonarias pérdidas por haber entregado combustible sin financiamiento a la empresa Pluna. Lo mismo sucede con los créditos del Banco de la República que no han sido pagados por la compañía, no han sido devueltos y han sido entregados al empresario, yo creo que casi de una manera fraudulenta.

Supongo que en algún momento a alguien se le ocurrirá aplicar el ar­tículo 25 de la Constitución de la República, que permite replicar contra los funcionarios que cometen dolo o tienen culpa grave en la gestión administrativa.

Recuerdo, por ejemplo, durante el Período pasado, la gestión de Antel y del Presidente Carvalho, quien tozudamente dejó a un grupo de guardahilos afuera y condicionó a Antel a perder un juicio millonario en dólares. Ya nadie sabe qué es de la vida del señor Carvalho. Estará en su casa o trabajando en la actividad privada, pero a Antel le hizo un daño fenomenal, porque la llevó a perder un juicio por el que tuvo que pagar millones de dólares a los trabajadores. No sé si alguien en algún momento va a replicar contra los funcionarios que, administrando empresas del Estado, como Ancap o el BROU, han hecho lo que aquí se ha manifestado en la relación con Pluna.

Anteriormente decía al señor Diputado Bayardi que teníamos tres temas: el de Ancap, el del BROU y un tercero, que es lo que ya se empezó a hablar, cada vez en voz un poco más alta, que es el negocio de las compras de Bombardier. Debemos recordar las cosas que dijeron los gobernantes; basta revisar cualquier medio de prensa  por donde busquen  para comprobar las mentiras que dijeron los Ministros en el Gobierno pasado, en el sentido de que Pluna iba a ser una compañía de transporte de cargas, aunque compró aviones que no llevan carga; que iban a comprar los Embraer, pero compraron los Bombardier canadienses. Todas esas fueron falsedades. También dijeron que iban a aportar garantías para la compra, pero no lo hicieron; terminó aportándolas el Estado.

¿Cuánto se pagó por los aviones? ¿Cuánto valen los Bombardier nuevos? ¿El señor Campiani recibió comisiones por la compra de los aviones? ¿Alguno de los legisladores aquí presentes sabe algo de eso? ¿Tienen noticia acerca de si el comprador recibe comisiones de la empresa que vende los aviones? Hay rumores que dicen que sí, que recibió US$ 15:000.000 de comisiones y que esa cifra por la compra de los Bombardier fue la que aportó en el negocio de Pluna. ¿Algún Diputado del Gobierno sabe algo de esto o tiene alguna noticia para decirnos esta noche sobre las compras y los sobreprecios en los aviones? ¿Por qué el señor Campiani compró los Bombardier a precio de "boeing"? ¿Por qué se dice, como lo publicó el semanario "Brecha" el viernes pasado, que los aviones se compran por el 60% del valor que se publicita? Pregunto esto porque a cualquiera que pone una garantía se le ocurre preguntar cuánto vale lo que se compró. Si Campiani hubiera puesto las garantías, si hubiera hecho el negocio por él, con sus propios garantes, admitiríamos que hubiera pagado lo que quisiera; era su negocio. Pero aquí el garante fue el Estado. Eso se hizo con autorización del entonces Ministro Astori. ¿Le habrán informado cuánto valían los aviones? ¿No se habrá preocupado por saber si había comisiones que encarecían el precio de los aviones y, por lo tanto, aumentaba la garantía? Estas son interrogantes que no han sido respondidas. Lo de Ancap no ha quedado resuelto, ni lo del Banco de la República, así como tampoco la compra de los aviones con comisiones, que luego fueron respaldados con garantía del Estado.

El negocio fue patético, lamentable. Entiendo que algunos legisladores a los que conozco desde hace mucho tiempo se hayan dedicado en esta Cámara a hablar de Varig. Podrían haber hablado de los hermanos Wright y del inicio de la aviación; hubiera sido más cómodo que tener que explicar este zafarrancho económico que nos va a costar millones de dólares a todos, con pérdidas gravísimas para el Estado, después de que durante siete años el Frente Amplio y sus dos Ministros de Economía y Finanzas  el ex Ministro Astori y el actual Ministro Lorenzo  nos dieran lecciones de cómo no perder plata, de cómo cuidar y ser celosos y vigilantes de los dineros públicos. Esto de celo no tiene nada; aquí el celo se extinguió. No ha habido celo para cuidar los dineros de Ancap, ni del Banco de la República, ni mucho menos a la hora de poner las garantías.

Además, me da pena que la Mesa Política del Frente Amplio fuera convencida en el año 2007 por el Ministro Rossi. Hay una declaración pública de la Mesa Política de aquel entonces, y del señor Brovetto, respaldando las acciones.

(Interrupción de la señora Representante Payssé)



——Es decir, el Frente Amplio acompañó "in totum" el negocio que planteó el señor Rossi, negocio que fue al desastre, a la bancarrota. Claro que la bancarrota no se hizo con el dinero de ninguno de los personajes que hemos nombrado. La bancarrota se hizo con el dinero del pueblo y se han perdido cifras millonarias en dólares. Maquillarán balances; no sé cómo hará el Presidente Mujica para tapar el agujero de Ancap y calmar las preocupaciones del señor Sendic. Algún maquillaje de balance van a hacer; en las devoluciones que Ancap le hace al Estado, habrá algún correctivo. No sé cómo lo van a hacer. Seguramente, el Presidente de Ancap querrá terminar su gestión con un balance en el que no aparezca una pérdida de US$ 28:000.000, porque sería vergonzoso para él y sería un recuerdo que se tendría de la gestión en Ancap. De alguna manera lo van a hacer. Le pagarán a través del Ministerio de Economía y Finanzas, lo compensarán con impuestos y ganancias que Ancap entrega a Rentas Generales. En algún momento nos enteraremos. Si se hubiera habilitado una Comisión Investigadora habría sido mucho más fácil, pero tampoco habrá Comisiones Investigadoras. El Parlamento tampoco podrá investigar a fondo este negociado de Ancap y nos quedaremos con esta solución que nos han traído hoy, que no recupera la conectividad  todo eso está por verse , que no da respuestas a los sucesos, ni explicaciones a los acontecimientos que llevaron a la quiebra, y que abre una nueva interrogante. | Yo espero que no nos vuelvan a hablar más de la bandera nacional y de las necesidades que tiene el país de tener una línea de bandera. ¡Basta! ¡Ya está! ¡No vuelvan con ese argumento! En cuanto a que el Estado debe tener una línea de bandera, miren los países de la región y los del mundo. ¿Cuántos países sostienen compañías estatales por esa cuestión de la bandera cuando, en realidad, las líneas que disfrutan esas compañías pertenecen a los Estados y no tienen nada que ver con que sean estatales o privadas? Así que espero que esta fiesta no se repita.

Muchas gracias, señor Presidente.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje