Página principal

Senado de puerto rico


Descargar 14.6 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño14.6 Kb.


(ENTIRILLADO ELECTRÓNICO)

ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO


17 ma. Asamblea 1 era. Sesión

Legislativa Ordinaria


SENADO DE PUERTO RICO

R. del S. 95

7 de febrero de 2013

Presentada por el señor Rodríguez Otero

Referida a


RESOLUCION
Para ordenar a la Comisión de Corporaciones Públicas y Alianzas Público Privadas del Senado de Puerto Rico a realizar una investigación con el propósito de auscultar alternativas viables para evitar el aumento tarifario en la factura de servicio de agua potable proyectado por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, a ponerse en vigor para el mes de julio del año 2013; evaluar los procesos administrativos de dicha Corporación para el mantenimiento a sus plantas de tratamiento, plantas de filtración, tanques de almacenaje, tuberías y sistema de distribución de agua; y evaluar la facturación, cobro, y lectura del consumo y la calidad del servicio que ofrece a sus abonados; y para otros fines relacionados.
EXPOSICION DE MOTIVOS

Si existe un servicio indispensable que todos los gobiernos están llamados a ofrecer, conservar y proteger es el del agua potable. De hecho, garantizar el ofrecimiento de este servicio, en sí mismo debería ser una de las razones de ser del Estado moderno. No se trata de un capricho, sino que el agua potable es un elemento vital para la vida y la salud del ser humano. El agua es, al igual que la energía eléctrica, un artículo de primera necesidad en las sociedades modernas. De hecho, ambos servicios son hoy indicadores de desarrollo económico y social ya que la falta de los mismos es frecuente en sociedades subdesarrolladas. Por ello, su disponibilidad se usa como medida de progreso.

Según la Organización Mundial de la Salud, en el planeta hay unos novecientos millones (900,000,000) de habitantes sin acceso a agua potable y unos dos mil seiscientos millones (2,600,000,000) sin servicios sanitarios o de salubridad básicos. El caso más dramático se da en el continente africano donde más del cuarenta (40) por ciento (40 %) de la población no cuenta con agua potable. En algunos países esta situación ha provocado un alza dramática en la tasa de mortalidad infantil o en la población adulta donde miles de personas mueren por su escasez o de enfermedades provocadas por agua no apta para el consumo humano. La escasez del preciado líquido lleva a situaciones dantescas como la descrita por el autor estadounidense John Perkins, en su obra Confessions of an Economic Hit Man. Al denunciar la falta de atención de los gobiernos al desarrollo sanitario y de agua, entre otros, describe como en la ciudad de Jakarta, la más poblada de Indonesia con sobre diez millones de habitantes (10,000,000) , miles de personas sin servicio de agua potable ni servicios sanitarios lava ropa, beben agua, se bañan y hace sus necesidades aglomerados a orillas de un río de la ciudad.

Un servicio deficiente o una pobre calidad de agua afecta otras áreas del desarrollo económico del país tales como el turismo, la salud, la industria, la agricultura y otros. Son conocidas las anécdotas de turistas afectados en otras jurisdicciones por el consumo de agua de grifo contaminada y la consiguiente mala percepción de esos países como destinos turísticos. Por tanto, son muchos los factores que nos llevan a concluir que mantener Mantener un servicio de agua de primera calidad es de fundamental importancia para el desarrollo económico y social de Puerto Rico.



Al ver el cuadro anteriormente descrito concluimos que Puerto Rico fue privilegiado con la creación en el Siglo XX de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), mediante el marco jurídico de una corporación pública, creada por la Ley Núm. 40 de 1 de mayo de 1945, según enmendada. A pesar de sus altas y sus bajas, la AAA ha ofrecido durante la mayor parte de su existencia un servicio adecuado o eficiente al País.

La AAA es el principal usuario de los recursos de agua (agua “dulce”) en Puerto Rico. Suple cerca de 617 millones de galones por día (mgd) de agua potable al 98% de los residentes en la Isla (aproximadamente 3.8 millones de habitantes) mediante una red de 130 plantas de filtración, 328 pozos profundos, 12,400 kilómetros de tuberías de agua potable, 1,679 tanques de almacenaje, y miles de estaciones de bombeo y válvulas. La red de plantas de purificación y sistema de distribución de agua potable que opera la AAA se considera entre las más complejas del mundo.

La AAA opera 60 plantas de tratamiento de aguas usadas a través de Puerto Rico, Vieques y Culebra. Estas plantas de tratamiento sirven al 55% de la población de la Isla, y procesan un promedio diario cercano a los 308 millones de galones por día. La mayor parte de los centros urbanos en los 78 municipios de nuestra Isla disponen de servicio sanitario provisto por la AAA. Todos esos logros, servicios e infraestructura de la AAA fueron posibles gracias al establecimiento por años de metas que se cumplieron al poner primero a la gente. Sin embargo, hoy, los servicios que ofrece la AAA y su solvencia económica atraviesa tiempos muy difíciles. Es de conocimiento público la alarmante crisis presupuestaria de la Corporación, con un déficit de alrededor de 350 millones para el próximo año fiscal. Se alega que esa realidad fue ocultada mediante el ardid de una rebaja en la factura por los servicios los meses anteriores a las pasadas elecciones generales. Se señala, además, que la pasada administración tenía la obligación de establecer un Plan de aumento tarifario a partir del año 2010 para poder cumplir con la obligación en la emisión de bonos por la cantidad de $1,200 millones de dólares en el año 2008 y no cumplió. Otras fallas que se atribuyen a la Corporación son la falta de mantenimiento adecuado de las plantas de tratamiento, trámites de cobro y facturación deficientes, la pérdida de una mayoría del agua potable que sirve debido a roturas o fallas no atendidas del sistema y la inexistencia de planes de acción correctiva. De ser correctas las imputaciones anteriores se trata de una manera irresponsable de administrar los recursos de esta Corporación Pública.

A pesar de las medidas anunciadas por esta Administración, por voz del Presidente Ejecutivo de la AAA, Ingeniero Alberto Lázaro Castro, tales como reducción de contratos, eliminación de bonos de productividad, celulares y otros gastos; y la posibilidad de la construcción de una planta de producción de energía para bajar los costos en ese renglón, ello no ha sido suficiente para paliar con la crisis heredada. Por dicha razón se determinó que se requiere la imposición de un alza en las tarifas que iría desde $12 a $52 dólares mensuales, dependiendo del nivel de consumo; lo que resulta injusto y abrumador para el bolsillo de los usuarios.

Ante este cuadro preocupante de déficit, merma en la calidad del servicio, falta de mantenimiento de sus plantas, infraestructura y equipos; a la vez que se aumenta el costo de las tarifas, es el deber ineludible de la Asamblea Legislativa investigar todo lo concerniente a la situación que atraviesa esta Corporación Pública, que se creó mediante Ley en 1945, a fin de buscar soluciones a la situación planteada. Es necesario ofrecerle al País alternativas viables que eviten un aumento en los costos y una merma en la calidad del servicio. Es imperativo, además, devolverle al pueblo un el servicio de excelencia que se merece y que, en el pasado, era ejemplo de progreso, desarrollo social y económico de Puerto Rico ante el mundo. El país no merece ni acepta menos.

RESUELVESE POR EL SENADO DE PUERTO RICO:



Sección 1 – Se ordena a la Comisión de Corporaciones Públicas y Alianzas Público Privadas del Senado de Puerto Rico a realizar una investigación con el propósito de auscultar alternativas viables para evitar el aumento tarifario en la factura de servicio de agua potable proyectado por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, a ponerse en vigor para el mes de julio del año 2013; evaluar los procesos administrativos de dicha Corporación para el mantenimiento a sus plantas de tratamiento, plantas de filtración, tanques de almacenaje, tuberías y sistema de distribución de agua; y evaluar la facturación, cobro, y lectura del consumo y la calidad del servicio que ofrece a sus abonados; y para otros fines relacionados.

Sección 2 – La Comisión de Corporaciones Públicas y Alianzas Público Privadas del Senado de Puerto Rico deberá presentar un informe que contenga sus hallazgos, conclusiones y recomendaciones en un término de noventa (90) días, contados éstos desde la aprobación de esta Resolución.



Sección 3. – Esta Resolución entrará en vigor inmediatamente después de su aprobación.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje