Página principal

Secuencia didáctica 4 Desarrollo Sostenible o Sustentable


Descargar 121.99 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño121.99 Kb.


Secuencia didáctica 4 Desarrollo Sostenible o Sustentable.

• Características de un desarrollo sostenible

• Estrategias del desarrollo sostenible

• Historia del desarrollo sostenible

• Principios, objetivos y modelos
No te comas las semillas con las que has de sembrar la cosecha del mañana"
I) Definición de desarrollo sustentable.



"El desarrollo es sustentable cuando satisface las necesidades de la presente generación sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para que satisfagan sus propias necesidades".
Gro Bruntdland, 1987.
El término desarrollo sustentable se empezó a utilizar con mayor frecuencia a partir de 1987 al publicarse el informe final de la Comisión Mundial del Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU, conocido como “Nuestro futuro común” o simplemente "Informe Bruntdland” documento que se pronuncia por la preservación y salvaguarda de los recursos naturales del planeta y un crecimiento económico continuado.

La Comisión Mundial del Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU que fue precedida por la ministra noruega GroHarlem Bruntdland, concluyó que debían satisfacerse las necesidades del presente sin por ello comprometer la capacidad de las generaciones futuras a la satisfacción de sus propias necesidades” y que, la protección del ambiente y crecimiento económico deberían afrontarse como una cuestión única.


"Desarrollo agropecuario y rural sustentable es la administración y conservación de la base de recursos naturales y la orientación de los cambios tecnológicos e institucionales de tal forma que aseguren el logro y la satisfacción permanentes de las necesidades humanas para el presente y las futuras generaciones. Dicho desarrollo sustentable (en los sectores agropecuario, forestal y pesquero) conserva la tierra, el agua, los recursos genéticos de los reinos animal y vegetal, no degrada el medio ambiente, es tecnológicamente apropiado, económicamente viable y socialmente aceptable".
FAO, 1992.

"Desarrollo es un proceso dinámico, en permanente desequilibrio, que tiende al incremento de las condiciones de vida de toda la población del mundo, en los términos que las personas deben definir disponiendo de la información necesaria para analizar las consecuencias de la definición acordada. El desarrollo debe ser endógeno, autogestionado y sustentable, sin agredir a otros grupos humanos para lograr los objetivos propios.



La Sustentabilidad: es la posibilidad de mantener procesos productivos y sociales durante lapsos generacionales, obteniendo de dichos procesos iguales o más recursos y resultados que los que se emplean en realizarlos, y con una distribución de dichos resultados y recursos que, en principio, discrimine positivamente a los hoy discriminados negativamente, hasta alcanzar una situación de desarrollo equipotencial de la humanidad, en términos de mejora sustantiva de los niveles y calidad de vida. Existen varios tipos de sustentabilidad;


  1. Sustentabilidad económica, para disponer de los recursos necesarios para darle persistencia al proceso;

  2. Sustentabilidad ecológica, para proteger la base de recursos naturales mirando hacia el futuro y cautelando, sin dejar de utilizarlos, los recursos genéticos, (humanos, forestales, pesqueros, microbiológicos) agua y suelo;

  3. Sustentabilidad energética, investigando, diseñando y utilizando tecnologías que consuman igual o menos energía que la que producen, fundamentales en el caso del desarrollo rural y que, además, no agredan mediante su uso a los demás elementos del sistema;

  4. Sustentabilidad social, para que los modelos de desarrollo y los recursos derivados del mismo beneficien por igual a toda la humanidad, es decir, equidad;

  5. Sustentabilidad cultural, favoreciendo la diversidad y especificidad de las manifestaciones locales, regionales, nacionales e internacionales, sin restringir la cultura a un nivel particular de actividades, sino incluyendo en ella la mayor variedad de actividades humanas;

  6. Sustentabilidad científica, mediante el apoyo irrestricto a la investigación en ciencia pura tanto como en la aplicada y tecnológica, sin permitir que la primera se vea orientada exclusivamente por criterios de rentabilidad inmediata y cortoplacista".

J.M. Calvelo Rios, 1998.
La Ley General Del Equilibrio Ecológico Y La Protección al Ambiente, en su artículo 3° fracción XI define al Desarrollo Sustentable como:


" El proceso evaluable mediante criterios e indicadores del carácter ambiental, económico y social que tiende a mejorar la calidad de vida y la productividad de las personas, que se funda en medidas apropiadas de preservación del equilibrio ecológico, protección del ambiente y aprovechamiento de recursos naturales, de manera que no se comprometa la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras ".
Esta definición fue empleada por primera vez en 1987 en la Comisión Mundial del Medio Ambiente de la ONU, creada en 1983. Sin embargo, el tema del medio ambiente tiene antecedentes más lejanos. En este sentido, las Naciones Unidas han sido pioneras al tratar el tema, enfocándose inicialmente en el estudio y la utilización de los recursos naturales y en la lucha porque los países - en especial aquellos en desarrollo ejercieran control de sus propios recursos naturales.

Sin embargo, el concepto está sujeto a una serie de debates y se discute acerca de cómo pueden ser interpretados términos como sustentable, sostenido y sostenible. A continuación, el significado conceptual:

Sustentable. Se refiere a la posibilidad de tener una base, un soporte para asegurar la permanencia de los recursos.

Sostenido. Suceso que se mantiene invariable en el tiempo.

Sostenible. Proceso o hecho que una vez que ocurre puede mantenerse activo en tiempo o continuar operando.
Por su parte, Gaylord Nelson, fundador del primer “Día de la Tierra”, menciona cinco características que definen sostenibilidad:

1. Renovabilidad. Una comunidad debe usar los recursos renovables, no más rápido que el tiempo que tardan en reemplazarse. La tasa de consumo de recursos renovables no puede exceder la tasa de regeneración.

2. Sustitución. Preferentemente una comunidad debe hacer uso de los recursos renovables en lugar de los no renovables.

3. Interdependencia. La comunidad que se percibe como sostenible, que forma parte de un sistema mayor, no puede ser sostenible a menos que dicho sistema lo sea también.

4. Adaptabilidad. La comunidad sostenible puede adaptarse para aprovechar las nuevas oportunidades.

5. Compromiso institucional. Adopta leyes y procesos políticos que asignan sostenibilidad. Su sistema económico apoya a la producción y consumo sostenible, mientras que sus sistemas educativos les enseñan a las personas a valorar y practicar la conducta sustentable.
II) CARACTERÍSTICAS DE UN DESARROLLO SOSTENIBLE.

El desarrollo sostenible es una meta digna; requiere opciones basadas en los valores, pero se necesitan varios cambios para que el concepto ser viable. Uno de estos cambios involucra el traslado a lo moderno, es decir, se requiere tecnología ambientalmente sana para las naciones en desarrollo.

Las principales características que debe reunir un desarrollo para que lo podamos considerar sostenible son:


  • Promueve que la actividad económica mantenga o mejore el sistema ambiental.

  • Asegura que la actividad económica mejore la calidad de vida de todos los ciudadanos.

  • Usa los recursos eficientemente.

  • Promueve el máximo de reciclaje y reutilización.

  • Desarrollo de tecnologías limpias.

  • Restaura los ecosistemas dañados.

  • Promueve la autosuficiencia regional.

  • Reconoce la importancia de la naturaleza para el bienestar humano.


Para conseguir un desarrollo sostenible es necesario: Un cambio de mentalidad.
Dado que en la mentalidad humana está firmemente asentada una visión de las relaciones entre el hombre y la naturaleza que lleva a pensar que:

1. Los hombres civilizados estamos fuera de la naturaleza y que no nos afectan sus leyes.

2. El éxito de la humanidad se basa en el control y el dominio de la naturaleza.

3. La Tierra tiene una ilimitada cantidad de recursos a disposición de los humanos.


Estos planteamientos se encuentran firmemente asentados en el hombre, especialmente en la cultura occidental que, desde hace unos cuatro siglos, ha visto el éxito de una forma de pensar técnica y centrada en el dominio de la naturaleza por el hombre.

La educación ambiental sólo puede ser efectiva si se convierte en una realidad cotidiana. En este sentido, es fundamental ubicar al individuo en la realidad en la que vivimos, para lograr cambios que se traduzcan en un mejoramiento ambiental.


El principal objetivo es lograr un cambio de actitud, dirigido al aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y que logre una revalorización de la cultura y del valor implícito de la naturaleza, y que propicie una nueva visión hacia el futuro. La creatividad e ingenio son claves para lograr el interés y la participación.

En el proceso de la educación ambiental, siempre encontraremos implícitos tres puntos fundamentales:




  1. La noción de los problemas ambientales y cómo corregirlos

  2. Análisis del sistema sociocultural que originó el problema, y cómo lograr cambios hacia una cultura ecologista.

  3. Cómo responder a los problemas ambientales con soluciones prácticas que conduzcan a una solución real de los mismos.


III) EL DECENIO DE LAS NACIONES UNIDAS
Además, en 2002, durante el periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se aprobó una resolución que proclama al periodo decenal que comienza el 1 de enero de 2005 como el “Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible”.
El propósito del Decenio es crear una sólida plataforma institucional y social para generar el desarrollo sostenible, que establece los siguientes objetivos:

  1. Promover la educación como fundamento de una sociedad más viable para la humanidad e integrar el desarrollo sostenible al sistema de enseñanza escolar en todos los niveles.

  2. Intensificar la cooperación internacional a favor de la elaboración y puesta en común de prácticas, políticas y programas innovadores de educación para el desarrollo sostenible.

  3. Convencer, comunicar y crear redes, de tal manera que todos los educadores integren en sus programas las preocupaciones y los objetivos del desarrollo sostenible. (Unesco: 2002.)

Para el logro de estos objetivos resulta trascendental la participación de las escuelas, de sus profesores y estudiantes.

En el caso de los jóvenes de bachillerato, pueden participar con acciones que difundan los objetivos del Decenio.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) considera que la educación para el desarrollo sostenible representa una visión nueva de la educación.

2005. Educación ambiental para la sostenibilidad.

2006. Agua, bosque y calidad de vida.

2007. Consumo sustentable y equidad social.

2008. Salud y vulnerabilidad.

2009. Reducción de la pobreza y desarrollo rural sostenible.

2010. Diversidad cultural y natural.

2011. Participación ciudadana y ejercicio de la democracia.

2012. Población y derechos humanos.

2013. Ética y valores para la sustentabilidad.

2014. La educación para el desarrollo sostenible en el conocimiento de la sociedad.


Los jóvenes pueden colaborar en la toma de conciencia del riesgo de ecocidio y revertir los efectos de la degradación ambiental que hoy en día enfrentamos (calentamiento global, pérdida de biodiversidad, contaminación y cambio climático, entre otros).
IV) ESTRATEGIAS DEL DESARROLLO SOSTENIBLE.

El desarrollo sostenible puede dividirse conceptualmente en tres partes: ambiental, económico y social.

Se considera el aspecto social por la relación entre el bienestar social con el medio ambiente y la bonanza económica.

Deben satisfacerse las necesidades de la sociedad como alimentación, ropa, vivienda y trabajo, pues si la pobreza es habitual, el mundo estará encaminado a catástrofes de varios tipos, incluidas las ecológicas.

Asimismo, el desarrollo y el bienestar social, están limitados por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente y la capacidad de éste para absorber los efectos de la actividad humana.

Ante esta situación, se plantea la posibilidad de mejorar la tecnología y la organización social, de forma que el medio ambiente pueda recuperarse al mismo ritmo que es afectado por la actividad humana.


Esquema de los tres pilares del desarrollo sostenible.





Sociales

Equidad

Participación

Autodeterminación

Movilidad Social

Preservación de la Cultura



Económicas

Ambientales

Servicios

Diversidad Biológica

Necesidades de los Hogares

Recursos Naturales

Crecimiento Industrial

Capacidad Máxima Admisible

Crecimiento Agrícola

Integridad de los Ecosistemas

Uso Eficiente de la Mano de Obra

Aire y Agua Limpios



V) HISTORIA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE.
AÑO EVENTO DESCRIPCION

1968 Creación del Club Roma El Club reúne a científicos (algunos premios Nobel), economistas, políticos, jefes de estado, e incluso asociaciones internacionales y busca la promoción de un crecimiento económico estable y sostenible de la humanidad.

1972 Conferencia del Medio Humano En la ONU, es la primera Cumbre de la Tierra. Se manifiesta por primera vez a nivel mundial la problemática ambiental global.

1981 Informe Global 2000 Realizado por el Consejo de Calidad Medio Ambiental USA. Concluye que la biodiversidad es un factor crítico para el adecuado funcionamiento del planeta, que se debilita por la extinción de especies.

1987 Informe Bruntdland Nuestro Futuro Común, elaborado por la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y desarrollo, en el que se formaliza por primera vez el concepto de desarrollo sostenible.

1992 Segunda “Cumbre de la Tierra” en Rio de Janeiro Brasil Nace la Agenda 21, al mismo tiempo que la idea de “tres pilares” que deben conciliarse en un desarrollo sostenible: el progreso económico, justicia social y la preservación del medio ambiente.

2005 Protocolo de Kyoto Entra en vigor sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

2006 Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo sobre la Estrategia temática para el medio ambiente urbano Es una de las siete estrategias del Sexto Programa de Acción en materia de Medio Ambiente de la Unión Europea, elaborada con el objetivo de contribuir a una mejor calidad de vida mediante un enfoque integrado centrado en las zonas urbanas, y de hacer posible un alto nivel de calidad de vida y bienestar social para los ciudadanos, proporcionando un medio ambiente en el que los niveles de contaminación no tengan efectos perjudiciales sobre la salud humana y el mismo medio, y fomentando un desarrollo urbano sostenible.

2007 Cumbre de Bali Redefinir el Protocolo de Kyoto y adecuarlo a las nuevas necesidades respecto al cambio climático. Solicitaron a los países industrializados reducir hasta un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero antes de 2020. Emitieron un acuerdo para negociar nuevo tratado climático que sustituya al Protocolo de Kyoto cuando éste expire en

2012.
VI) PRINCIPIOS, OBJETIVOS Y MODELOS.


  1. Principios del desarrollo sustentable.




  1. Principios de Paso Natural: Es un movimiento internacional que comenzó en Suecia, que está dedicado a ayudar a la sociedad a reducir sus impactos en el medio ambiente y encaminarse hacia un futuro sustentable.

  2. Principio Precaucionario. Ayuda a guiar actividades humanas para prevenir daños al medio ambiente y a la salud humana.

  3. Principios Wingspread. Para ayudar a comunidades y agencias gubernamentales a mejorar la sustentabilidad en comunidades propensas a desastres.

  4. Principios Hannover. Tratado filosófico de 70 páginas, el cual resume una filosofía de diseño sustentable para edificios, ciudades y productos.

  5. Carta de la Tierra. Sirve como código de conducta universal para la transición al desarrollo sustentable

  6. Principios de diseño Sustentable del Servicio de Parques Naturales. Articula los principios a ser usados en el diseño y manejo de las facilidades turísticas y enfatiza la sensibilidad medio ambiental en la construcción, el uso de materiales no tóxicos, la conservación de recursos, el reciclaje, y la integración de los visitantes a los escenarios naturales y culturales.


2.- Objetivos del desarrollo sustentable. (Enfoque Ecológico)

  1. Minimizar el uso de los recursos no renovables (combustibles fósiles, minerales, pérdida de la biodiversidad).

  2. Uso sustentable de los recursos renovables (Napas de agua, fuentes de agua fresca, suelos).

  3. Mantener la capacidad de absorción de los depósitos de basura (para gases efecto invernadero, productos químicos que agotan la capa de ozono, químicos persistentes, desechos líquidos, etc.).

  4. No debe perjudicar al medio ambiente, por el contrario, debe beneficiarlo.

  5. Procurar que la calidad de vida de la comunidad donde se lleva a cabo se incremente.

  6. Aprovechar los recursos naturales, pero de manera eficiente y racional.

  7. Impulsa que en todos los procesos posibles se reciclen y/o reutilicen al máximo los recursos.

  8. Desarrolla y utiliza mecanismos que aprovechen las energías “limpias”.

  9. Promueve la restauración de zonas naturales que hayan sufrido daños.

  10. Busca ser autosuficiente y procura un equilibrio con la naturaleza.


3.- Modelos del desarrollo sustentable.
El Modelo Dominante de Desarrollo Sustentable

Comenzó a tomar forma en los setenta y en la Conferencia de Estocolmo, en él se establecen los elementos básicos del modelo: el crecimiento económico, la innovación tecnológica, la transferencia de tecnología del Norte al Sur, mejor manejo de recursos naturales, la reducción de la tasa de crecimiento de la población, la cooperación internacional y la elaboración de las leyes ambientales (UNCHE, 1972).



El Comercio Justo

Éste es un modelo basado en la experiencia. Básicamente, es una estrategia para conectar a los pequeños productores del Sur con los consumidores conscientes del Norte, eliminando los intermediarios, y proporcionando un precio “justo” a los productores.



La Producción Forestal Industrial Comunitaria

Sus orígenes se encuentran en el activismo social y ambiental de las comunidades indígenas del sur de México en los años setenta. En aquel entonces, los recursos forestales de estas comunidades fueron explotados por compañías privadas y paraestatales, que habían recibido “concesiones” del gobierno para talar los bosques de las tierras comunales. Después de varios años de protesta, dichas comunidades ganaron el derecho de talar sus propios bosques, dando lugar a la PIFC.

No se conoce el número exacto de comunidades en México que actualmente manejan sus propios bosques, pero se ha calculado que hay 83 organizaciones (“uniones de ejidos”, en la mayor parte) en 22 estados, que extraen aproximadamente 40% de la producción maderera comercial del país.

El Activismo Ambiental

Sus preocupaciones se enfocan tanto en el ámbito local como en el global.

En el ámbito local, quieren el aire limpio, calles sin basura y lugares donde puedan disfrutar la naturaleza prístina. En el ámbito global, sus preocupaciones son típicamente sobre el calentamiento global, la deforestación en Brasil, las ballenas, los búhos, etc.

La Conservación Basada en la Comunidad

Durante las últimas dos o tres décadas, en México y en otras partes del mundo se ha estado promoviendo la CBC, que pretende reconciliar las aspiraciones de la conservación con las del desarrollo socioeconómico de la población local. En este marco, la “comunidad” es vista como el vehículo principal para la protección del medio ambiente, y ejerce un papel importante en el desarrollo socioeconómico.


El objetivo principal del desarrollo sostenible es mejorar las condiciones de vida de la población, sin olvidar que los objetivos fundamentales del desarrollo sostenible son: la garantía de un equilibrio del ambiente en cuanto a sus recursos y de la actividad económica.
En relación con los modelos, actualmente destacan dos ejemplos importantes: la agricultura y el turismo sostenibles.


  • Agricultura. Para aumentar la producción agrícola se puede lograr por medio de regadío, uso de fertilizantes, agricultura intensiva, entre otros.

  • Turismo sostenible. La Conferencia Mundial de Turismo Sostenible se realizó en 1995, en ella se establecieron 18 condiciones para lograr la sostenibilidad de esta actividad. En éstas se incluyen tanto el espacio natural como el cultural, además se exige la participación de las comunidades locales en todo el proceso de planeación.


Carta de un jefe piel roja al presidente de los estados unidos
El presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, envía en 1854 una oferta al jefe Seattle, de la tribu Suwamish, para comprarle los territorios del noroeste de los Estados Unidos que hoy forman el Estado de Washington. A cambio, promete crear una "reservación" para el pueblo indígena. El jefe Seattle responde en 1855.

La respuesta del jefe es hoy día un documento que resultó profético, ésta muestra las diferentes concepciones que de la explotación de la naturaleza tenía la cultura antigua de los pieles rojas, para los cuales el espacio es sagrado, y la civilización moderna que ve las cosas del mundo en términos económicos.

El Gran Jefe Blanco de Washington ha ordenado hacernos saber que nos quiere comprar las tierras. El Gran Jefe Blanco nos ha enviado también palabras de amistad y de buena voluntad. Mucho apreciamos esta gentileza, porque sabemos que poca falta le hace nuestra amistad. Vamos a considerar su oferta pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco podrá venir con sus armas de fuego a tomar nuestras tierras. El Gran Jefe Blanco de Washington podrá confiar en la palabra del jefe Seattle con la misma certeza que espera el retorno de las estaciones. Como las estrellas inmutables son mis palabras.
Jefe de los Cara Pálidas:
¿Cómo se puede comprar el cielo o el calor de la tierra?
Esa es para nosotros una idea extravagante. Si nadie puede poseer la frescura del viento, ni el fulgor del agua, ¿cómo es posible que ustedes se propongan comprarlos? Mi pueblo considera que cada elemento de este territorio es sagrado. Cada pino brillante que está naciendo, cada grano de arena en las playas de los ríos, los arroyos, cada gota de rocío entre las sombras de los bosques, cada colina, y hasta el sonido de los insectos, son cosas sagradas para la mentalidad y las tradiciones de mi pueblo.

La savia circula por dentro de los árboles llevando consigo la memoria de los Pieles Rojas.

Los Caras Pálidas olvidan a su nación cuando mueren y emprenden el viaje a las estrellas.

No sucede igual con nuestros muertos, nunca olvidan a nuestra tierra madre. Nosotros somos parte de la tierra y la tierra es parte de nosotros.

Las flores que aroman el aire son nuestras hermanas. El venado, el caballo y el águila también son nuestros hermanos. Los desfiladeros, los pastizales húmedos, el calor del cuerpo del caballo o del nuestro, forman un todo único. Por lo antes dicho, creo que el jefe de los Caras Pálidas pide demasiado al querer comprarnos nuestras tierras.
El jefe de los Caras Pálidas dice que al venderle nuestras tierras él nos reservaría un lugar donde podríamos vivir cómodamente, y que él se convertiría en nuestro padre. Pero no podemos aceptar su oferta porque para nosotros esta tierra es sagrada. El agua que circula por los ríos y los arroyos de nuestro territorio no es sólo agua, es también la sangre de nuestros ancestros. Si les vendiéramos nuestra tierra tendrían que tratarla como sagrada y esto mismo tendrían que enseñarles a sus hijos.

Cada cosa que se refleja en las aguas cristalinas de los lagos habla de los sucesos pasados de nuestro pueblo. La voz del padre de mi padre está en el murmullo de las aguas que corren. Estamos hermanados con los ríos que sacian nuestra sed. Los ríos conducen nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si les vendiéramos nuestras tierras tendrían que tratar a los ríos con dulzura de hermanos y enseñar esto a sus hijos.

Los Caras Pálidas no entienden nuestro modo de vida. Ustedes son extranjeros que llegan por la noche a usurpar de la tierra lo que necesitan. No tratan a la tierra como hermana sino como enemiga. Ustedes reconquistan territorios y luego los abandonan, dejando ahí sus muertos sin que les importe nada. La tierra secuestra a los hijos de los Caras Pálidas, a ella tampoco le importan ustedes.

Los Caras Pálidas tratan a la tierra y al cielo padre como si fueran simples cosas que se compran, como si fueran cuentas de collares que intercambian por otros objetos. El apetito de los Caras Pálidas terminará devorando todo lo que hay en las tierras hasta convertirlas en desiertos. Nuestro modo de vida es muy diferente al de ustedes. Los ojos de los pieles Rojas se llenan de vergüenza cuando visitan las poblaciones de los Caras Pálidas. Tal vez esto se deba a que nosotros somos silvestres y no los entendemos a ustedes.

En las poblaciones de los Caras Pálidas no hay tranquilidad, ahí no puede oírse el abrir de las hojas primaverales, ni el aleteo de los insectos, eso lo descubrimos porque somos silvestres. El ruido de sus poblaciones insulta a nuestros oídos. ¿Para qué le sirve la vida al ser humano si no puede escuchar el canto solitario del pájaro chotacabras?, ¿si no puede oír la algarabía nocturna de las ranas al borde de los estanques? Como Piel Roja no entiendo a los Caras Pálidas. Nosotros tenemos preferencias por los vientos que susurran sobre los estanques, por los aromas de este límpido viento, por la llovizna del mediodía o por el ambiente que los pinos aromatizan.

Para los Pieles Rojas el aire es un valor incalculable, ya que todos los seres compartimos el mismo aliento, todos: los árboles, los animales, los hombres. Los Caras Pálidas no tienen conciencia del aire que respiran, son moribundos insensibles a lo pestilente.

Si les vendiéramos nuestras tierras, deben saber que el aire tiene un inmenso valor, deben entender que el aire comparte su espíritu con la vida que sostiene. El primer soplo de vida que recibieron nuestros abuelos vino de ese aliento. Si les vendiéramos nuestras tierras tienen que tratarlas como sagradas. En nuestras tierras hasta los Caras Pálidas pueden disfrutar el viento que aroman las flores de las praderas.

Si les vendiéramos las tierras, ustedes deben tratar a los animales como hermanos. Yo he visto a miles de búfalos en descomposición en los campos. Los Caras Pálidas matan búfalos con sus trenes y ahí los dejan. No entiendo cómo conceden más valor a una máquina humeante que a un búfalo.

Si todos los animales fueran exterminados el hombre también perecería entre una enorme soledad espiritual. El destino de los animales es el mismo que el de los hombres. Todo se armoniza. Ustedes tienen que enseñarles a sus hijos que el suelo que pisan contiene las cenizas de nuestros ancestros. Que la tierra se enriquece con las vidas de nuestros semejantes. La tierra debe ser respetada. Enseñen a sus hijos lo que los nuestros ya saben, que la tierra es nuestra madre. Lo que la tierra padezca será padecido por sus hijos.

Nosotros estamos seguros de esto: la tierra no es del hombre, sino que el hombre es de la tierra. Nosotros lo sabemos, todo se armoniza, como la sangre que emparenta a los hombres. Todo se armoniza.

El hombre no teje el destino de la vida. El hombre es sólo una hebra de ese tejido. Lo que haga en el tejido se lo hace a sí mismo. El Cara Pálida no escapa a ese destino, aunque hable con su Dios como si fuera su amigo. A pesar de todo tal vez los Pieles Rojas y los Caras Pálidas seamos hermanos. Pero eso ya se verá después.

Ustedes creen que su Dios les pertenece, del mismo modo que quieren poseer nuestras tierras. Pero no es así. Dios es de todos lo hombre y su compasión se extiende por igual entre Pieles Rojas y Caras Pálidas. Dios estima mucho a esta tierra y quien la dañe provocará la furia del Creador.

Tal vez los Caras Pálidas se extingan antes que las otras tribus. Está bien, sigan infectando sus lechos y cualquier día despertarán ahogándose entre sus propios desperdicios. Ustedes avanzarán llenos de gloria hacia su propia destrucción, alentados por la fuerza del Dios que los trajo a estos lugares y que les ha dado cierta potestad, quién sabe por qué designio.

Para nosotros es un misterio que ustedes estén aquí, pues aún no entendemos por qué exterminan a los búfalos, ni por qué doman a los caballos quienes por naturaleza son salvajes, ni por qué hieren los recónditos lugares de los bosques con sus alientos, ni por qué destruyen los paisajes con tantos cables parlantes. ¿Qué ha sucedido con las plantas?



Están destruidas. ¿Qué ha sucedido con el águila? Ha desaparecido. De hoy en adelante la vida ha terminado, ahora empieza la sobrevivencia.

Jefe piel roja Seattle.

La Carta de la Tierra
La Carta de la Tierra (del inglés The Earth Charter) es una declaración internacional de principios, propuestas y aspiraciones para una sociedad mundial sostenible, solidaria, justa y pacífica en el siglo XXI.


  • Promovida en el entorno de las Naciones Unidas y de sus organizaciones, ha sido traducida a más de 30 lenguas desde su lanzamiento en el año 2000. Desde entonces la Carta ha ido ganando difusión y reconocimiento en todos los países.

  • La declaración contiene un planteamiento global y conciso de los retos del planeta, así como propuestas de cambios y de objetivos compartidos que pueden ayudar a resolverlos. Está redactada en un estilo accesible y en lenguaje positivo.

  • Aunque abarca muchas áreas de atención y de detalle, su resumen es muy simple: todos somos uno. La Carta llama a la humanidad a desarrollar una visión universal y de conjunto en una coyuntura crítica de la historia.

  • La Carta de la Tierra no pretende ser la única respuesta posible a los problemas actuales de la humanidad, y tampoco ser exhaustiva. No obstante, al tener un contenido consistente, trabajado, fruto de un diálogo internacional muy amplio, goza de aceptación generalizada.

  • La Carta no ha nacido con el objetivo de ser un documento internacional más. Tratando de ir más allá de la teoría, se ha ido desarrollando a la vez un movimiento internacional plural, autónomo, que trabaja para poner en práctica sus principios. Esta red civil global es conocida como la Iniciativa de la Carta de la Tierra..


Una sociedad global para el siglo XXI


  • La Carta de la Tierra es el principal intento de redactar una Carta Magna o constitución del planeta.

  • La visión del documento muestra que la protección del medio ambiente, los derechos humanos, el desarrollo equitativo de los pueblos y la paz son interdependientes e indivisibles. Todos los problemas están relacionados: los ambientales, los sociales, los económicos, los políticos y los culturales, lo cual invita a promover soluciones que los tengan en cuenta conjuntamente.[2]

  • Por ello la Carta de la Tierra es ante todo una declaración solidaria, que habla de responsabilidad global, no sólo de ecología o sostenibilidad ambiental.

  • Es lógico que en la sociedad haya aspiraciones y perspectivas diferentes. La Carta llama a superar las diferencias y a encontrar puntos de unión al servicio del bienestar colectivo.

  • En definitiva, la Carta de la Tierra trata de proporcionar una base ética y democrática para la sociedad global del siglo XXI, sobre la convicción de que hay otras formas de globalización más allá de la perspectiva económica y del beneficio a cualquier precio.

  • El documento es una llamada de atención sobre la mentalidad irracional y egocéntrica de unos pocos, pero influyentes, que junto con la pasividad de la mayoría, está produciendo estragos sociales y ambientales a tal escala que se está poniendo en peligro el futuro de la humanidad.

  • La declaración manifiesta y cree que se puede vivir y disfrutar en la Tierra sin destruirla y sin causar daño a las comunidades y seres vivos que la habitan. "El proceso requerirá un cambio de mentalidad y de corazón", afirma el texto en su final.


Antecedentes históricos de la carta
1982: La Carta Mundial de la Naturaleza

Es probablemente la declaración ecológica internacional más consistente hasta el 2000, cuando se lanza definitivamente la Carta de la Tierra. El documento, claramente progresivo para su tiempo, fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1982.


1987: Informe Bruntdland

La Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas (Comisión Brundtland), en su informe de 1987 Nuestro Futuro Común, conocido como Informe Bruntdland, hace un llamamiento a la creación de una carta que contenga los principios fundamentales para una vida sostenible. En él se afirma:


"La Tierra es una pero el mundo no lo es. Todos dependemos de una sola biosfera para el sustento de nuestras vidas. Sin embargo cada comunidad, cada país, lucha por su supervivencia y prosperidad con poco interés por el impacto que cause a los demás.

Algunos utilizan los recursos de la Tierra a un ritmo tal que dejarían poco para las futuras generaciones.

Otros, en proporción aún mayor, consumen demasiado poco, y viven con un panorama de hambre, miseria, enfermedad y muerte prematura"

Pedimos prestado (tomamos) capital ambiental a las futuras generaciones sin intención ni posibilidad de reintegrárselo...

Actuamos así porque sabemos que no seremos sancionados: las futuras generaciones no votan, no tienen poder político ni financiero"
1990-1992: Cumbre de la Tierra en Río

Siguiendo la recomendación del Informe Brundtland, se redactan diversos borradores de carta de la Tierra, dentro de la actividad de preparación de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Cumbre de la Tierra), en Río de Janeiro en 1992. En ellos se intentan establecer las bases éticas sobre las cuales se fundarían la Agenda 21 y otros acuerdos de la Cumbre.

La posibilidad de esa base ética suscita gran entusiasmo, llevando a varios gobiernos y ONGs a remitir propuestas y recomendaciones sobre el tema y a celebrar abundantes reuniones internacionales.

La aprobación de ese texto no es posible en la Cumbre de Río. De esta forma, la Agenda 21 (el documento más importante de aquella Cumbre) acentúa su carácter técnico, al quedar privado de fundamentación y de una visión de mayor alcance. En lugar de la carta, se decide redactar y aprobar lo que llega a ser la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo.

Sin embargo, durante el Foro Global de las ONG, desarrollado paralelamente a la Cumbre y con estatus consultivo en ella, las ONG de 19 países redactan una carta de la Tierra basada en el trabajo hecho durante el proceso preparatorio. Éste es el primer arranque real de lo que más adelante sería la Carta de la Tierra.
La historia reciente
1993-1994

Los organizadores de la Cumbre de Río, especialmente Maurice Strong, secretario general de la Cumbre y presidente del Consejo de la Tierra, y Mijaíl Gorbachov, presidente de Green Cross International, deciden en 1994 retomar la elaboración de una Carta de la Tierra, con el apoyo de Ruud Lubbers, primer ministro del gobierno de los Países Bajos. Lo hacen de una forma nueva, como una iniciativa de la sociedad civil, más que de organismos internacionales.

Se trata de promover un diálogo mundial para formular una Carta de la Tierra que nazca desde abajo hacia arriba.

Tras esta nueva orientación está la preocupación -compartida por representantes de gobiernos, empresas y sociedad civil - porque el debate respecto al desarrollo sostenible era demasiado limitado en su perspectiva:

En la sostenibilidad no se abordan asuntos cruciales como la solidaridad, la paz, la diversidad cultural, la justicia social o la democracia.

Es patente la necesidad de un documento mundial de referencia que sintetice los muchos asuntos en juego en torno a la sostenibilidad, no sólo los ecológicos, de forma tal que la mayoría de la gente y las organizaciones lo puedan comprender y aplicar fácilmente.

Aunque el papel legislativo de los gobiernos es esencial, las leyes y otras normas carecen de una dimensión ética explícita y clara que refleje los valores humanos que se poseen universalmente.

Las Naciones Unidas y los gobiernos no son capaces de resolver por sí mismos los problemas mundiales. Los grandes programas o agendas internacionales no sirven de mucho. Como se vio en las Cumbres de Estocolmo (1972), de Río (1992), y se verá luego en la de Johannesburgo (2002), se fijan ambiciosas agendas de acción que luego apenas se llevan a la práctica. Esto se debe al desinterés, a intereses contrapuestos cuando no a la oposición de gobiernos y otras instituciones.

Sigue siendo por ello clave el apoyo por parte de la sociedad civil, los pueblos del mundo.
1995-1999

Se forma en 1997 la Comisión de la Carta de la Tierra, compuesta por 23 personalidades de varios continentes, para organizar un proceso mundial de consultas a través del que se dio forma al texto.

Participan, entre otros, además de Lubbers, Gorbachov (premio Nobel de la Paz 1990), y Strong, Amadou Toumani Touré (actual presidente de Malí), Mohamed Sahnoun (Argelia), Federico Mayor Zaragoza (España), Mercedes Sosa (Argentina), Leonardo Boff (Brasil), Erna Witoelar (Indonesia), Wangari Maathai (premio Nobel de la Paz 2004, Kenya), A.T. Ariyaratne (Ceilán), Wakako Hironaka (Japón).

Durante estos cinco años, a través de una secretaría de apoyo ubicada en San José (Costa Rica), se impulsan consultas y discusiones que involucran a 46 países y miles de personas, en uno de los procesos más abiertos y participativos que se hayan dado en relación con un documento internacional. Participan cientos de ONG's, comunidades, colectivos, asociaciones profesionales y expertos internacionales.


2000

La versión final de la Carta se aprueba por la Comisión en la reunión celebrada en la sede de la Unesco en París en marzo de 2000. El lanzamiento oficial de la Carta de la Tierra tiene lugar en el Palacio de la Paz en La Haya el 29 de junio de 2000, en un acto presidido por la reina Beatriz de Holanda.


Desarrollo de la carta
1.- PREÁMBULO

Estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra en el cual la humanidad debe elegir su futuro. A medida que el mundo se vuelve cada vez más interdependiente y frágil, el futuro depara, a la vez, grandes riesgos y grandes promesas.

Para seguir adelante debemos reconocer que en medio de la magnífica diversidad de culturas y formas de vida, somos una sola familia humana y una sola comunidad terrestre con un destino común.

Debemos unirnos para crear una sociedad global sostenible fundada en el respeto hacia la naturaleza, los derechos humanos universales, la justicia económica y una cultura de paz. En torno a este fin, es imperativo que nosotros, los pueblos de la Tierra, declaremos nuestra responsabilidad unos hacia otros, hacia la gran comunidad de la vida y hacia las generaciones futuras.


2.- LA TIERRA, NUESTRO HOGAR

La humanidad es parte de un vasto universo evolutivo. A la Tierra, nuestro hogar, le da vida una comunidad singular de vida. Las fuerzas de la naturaleza hacen que la existencia sea una aventura exigente e incierta, pero la Tierra ha brindado las condiciones esenciales para la evolución de la vida. La capacidad de recuperación de la comunidad de vida y el bienestar de la humanidad dependen de la preservación de una biosfera saludable, que contenga todos sus sistemas ecológicos, una rica variedad de plantas y animales, tierras fértiles, aguas puras y aire limpio.

El medio ambiente global, con sus recursos finitos, es una preocupación común para todos los pueblos. La protección de la vitalidad de la Tierra, de su diversidad y belleza es un deber sagrado.
3.- LA SITUACIÓN GLOBAL

Los patrones dominantes de producción y consumo están causando devastación ambiental, agotamiento de recursos y una extinción masiva de especies. Las comunidades están siendo destruidas.

Los beneficios del desarrollo no se comparten equitativamente y la brecha entre ricos y pobres se está ensanchando.

La injusticia, la pobreza, la ignorancia y los conflictos violentos se manifiestan por doquier y son la causa de grandes sufrimientos. Un aumento sin precedentes de la población humana ha sobrecargado los sistemas ecológicos y sociales. Los fundamentos de la seguridad global están siendo amenazados. Estas tendencias son peligrosas, pero no inevitables.


4.- LOS RETOS VENIDEROS

La elección es nuestra: formar una sociedad global para cuidar la Tierra y cuidarnos unos a otros o arriesgarnos a nuestra propia destrucción y la de la diversidad de la vida. Se necesitan cambios fundamentales en nuestros valores, instituciones y formas de vida. Debemos darnos cuenta de que, una vez satisfechas las necesidades básicas, el desarrollo humano se refiere primordialmente a ser más, no a tener más. Poseemos el conocimiento y la tecnología necesarios para proveer a todos y para reducir nuestros impactos sobre el medio ambiente. El surgimiento de una sociedad civil global está creando nuevas oportunidades para construir un mundo democrático y humanitario. Nuestros retos ambientales, económicos, políticos, sociales y espirituales, están interrelacionados y juntos podemos proponer y concretar soluciones globales.


5.- RESPONSABILIDAD UNIVERSAL

Para llevar a cabo estas aspiraciones debemos tomar la decisión de vivir de acuerdo con un sentido de responsabilidad universal, identificándonos con toda la comunidad terrestre, al igual que con nuestras comunidades locales. Somos ciudadanos de diferentes naciones y de un solo mundo al mismo tiempo, donde los ámbitos local y global se encuentran estrechamente vinculados. Todos compartimos una responsabilidad hacia el bienestar presente y futuro de la familia humana y del mundo viviente en su amplitud. El espíritu de solidaridad humana y de afinidad con toda la vida se fortalece cuando vivimos con reverencia ante el misterio del ser, con gratitud por el regalo de la vida y con humildad con respecto al lugar que ocupa el ser humano en la naturaleza.

Necesitamos urgentemente una visión compartida sobre los valores básicos, que brinden un fundamento ético para la comunidad mundial emergente. Por lo tanto, juntos y con una gran esperanza, afirmamos los siguientes principios interdependientes para una forma de vida sostenible, como un fundamento común mediante el cual se deberá guiar y valorar la conducta de las personas, organizaciones, empresas, gobiernos e instituciones transnacionales.
INVITACIÓN

La Tierra es nuestra casa

- Vivimos una época muy importante y debemos conservar la Tierra.

- Todos los pueblos del mundo formamos una gran familia.

- Realicemos la tarea maravillosa de RESPETAR LA NATURALEZA Y VIVIR EN PAZ.


Formamos parte de un inmenso universo

- En el Universo, nuestro mundo está lleno de vida, con muchas plantas, animales y personas.

- Dependemos del agua, de la tierra y del aire y sentimos la alegría de vivir en este mundo.

- Hay personas que malgastan el agua, la tierra y el aire y causan daño a los animales, a las plantas y a otras personas. Desgraciadamente hay guerras, gente que pasa hambre, gente que no tiene casa ni escuela, o que está enferma sin médico ni medicinas.


¿Qué debemos hacer?

- Ayudaremos a que todas las personas del mundo tengan lo que necesitan para vivir.

- Nosotros, niños y niñas, CADA DIA HAREMOS UN PEQUEÑO ESFUERZO para cambiar las cosas malas en cosas buenas, trataremos bien a todo el mundo y repartiremos mejor lo que tenemos.

- Si ayudamos y amamos a los demás, VIVIREMOS CON ALEGRÍA Y FELICIDAD.

- Pedimos el esfuerzo de la gente mayor: padres, maestros, vecinos ...
PRINCIPIOS
I. RESPETO Y CUIDADO DE LA COMUNIDAD DE LA VIDA

1. Respetar la Tierra y la vida en toda su diversidad

2. Cuidar la comunidad de la vida con entendimiento, compasión y amor.

3. Construir sociedades democráticas que sean justas, participativas,  sostenibles y pacíficas

4. Asegurar que los frutos y la belleza de la Tierra se preserven para las generaciones presentes y futuras.

RESPETO Y CUIDADO DE LOS SERES VIVOS

1. Conoce y respeta a las personas, a los animales y a las plantas

- Porque son seres vivos.

- Porque son necesarios.

- Porque producen cosas buenas y hermosas.

2. Trata bien a las personas, a los animales y a las plantas

- Porque forman parte de la naturaleza.

- Porque necesitan nuestra protección.

- Porque te dan medios para vivir.

3. Ayuda a tus compañeros y compañeras y ofréceles tu amistad

- Porque te necesitan.

- Porque puedes hacer mucho por ellos y ellas.

- Porque quieres compartir.

4. Puedes hacer que mucha gente disfrute de las cosas buenas y bellas

- Porque respetas todo lo que está vivo.

- Porque quieres alegría.

- Porque preparas un buen sitio a los niños que nacerán.
II. INTEGRIDAD ECOLÓGICA

5. Proteger y restaurar la integridad de los sistemas ecológicos de la Tierra, con especial preocupación por la diversidad biológica y los procesos naturales que sustentan la vida.

6. Evitar dañar como el mejor método de protección ambiental y cuando el conocimiento sea limitado, proceder con precaución.

7. Adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las capacidades regenerativas de la

Adoptar formas de vida que pongan su énfasis en la calidad de vida y en la suficiencia de bienes materiales en un mundo finito.

8. Impulsar el estudio de la sostenibilidad ecológica y promover el intercambio abierto del conocimiento que se adquiera, así como su extensa aplicación.



EN LA VIDA TODO VA UNIDO

5. Admira como viven las plantas, los animales y las personas

- Vigila para que nadie les dañe.

- Pide que tengan protección.

- Reclama para todos los seres: aire, agua, sol y tierra.

6. Conserva limpio el lugar donde vives

- Mantén limpia la Tierra y ahorra agua.

- Recoge la basura.

- Procura ordenar tus cosas.

7. Respeta siempre estas tres cosas:

- La vida de los seres vivos.

- Los derechos de las personas.

- El bienestar de todos.

8. Conoce y estima el lugar donde vives y comparte lo que sabes

- Sobre los seres vivos en su medio ambiente.

- Sobre la gente de otros pueblos y países.

- Sobre lo que necesitas para vivir saludablemente.
III. JUSTICIA SOCIAL Y ECONÓMICA

9.  Erradicar la pobreza como un imperativo ético, social y ambiental.

10. Asegurar que las actividades e instituciones económicas, a todo nivel, promuevan el desarrollo humano de forma equitativa y sostenible.

11. Afirmar la igualdad e imparcialidad de género como prerrequisitos para el desarrollo sostenible y asegurar el acceso universal a la educación, al cuidado de la salud y a la oportunidad económica.

12. Defender el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.

TODOS DEBEN TENER LO QUE NECESITAN

9. Colabora para que no haya gente pobre

- Todo el mundo debe tener lo que necesita para vivir dignamente.

- Todos los niños deben tener una escuela.

- La gente más necesitada será la gente más ayudada.

10. Ayuda a la gente, para que viva mejor

- Las personas que más tienen serán las que más ayuden.

- Debes querer tener sólo aquello que necesitas.

- Debes aprender a compartir lo que tienes.

11. Niños y niñas sois igualmente importantes

- Niños y niñas debéis aprender y crecer juntos.

- Si una niña o un niño está enfermo, recibirá los cuidados necesarios.

- Las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres.

- Todas las familias serán protegidas.

12. Trabaja para que siempre cualquier niño o niña:

- de familia rica o de familia pobre,

- blanco, negro o de otro color,

- de este país o de otro país,

- de nuestra lengua o de otra lengua,

- cristiano, musulmán, de otra religión o de ninguna religión, tenga comida, casa, familia, descanso, colegio, amigos y amigas, juegos y alegría y, si está enfermo, médico y medicinas


IV. DEMOCRACIA, NO VIOLENCIA Y PAZ

13. Fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia.

14. Integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida sostenible.

15. Tratar a todos los seres vivos con respeto y consideración.

16. Promover una cultura de tolerancia, no violencia y paz.

NO A LA GUERRA, SÍ A LA PAZ

13. Esfuérzate para que allí donde vives nadie se pelee

- Infórmate sobre la manera de vivir de les personas de tu barrio o pueblo.

- Debes poder decir lo que piensas y poderte reunir con quien quieras.

- Cada uno debe cuidar de su propio entorno.

14. Estudia, principalmente aquello que te ayuda a convivir con los demás

- Estudia con interés todo lo que te ayuda a ser mejor persona.

- Los medios de comunicación te ayudarán a entender las dificultades y los problemas que hoy tienen las personas del mundo.

- Cuanto mejor te eduques, mejor sabrás vivir.

15. Asiste y ama a las personas, a los animales, y a las plantas

- En tu casa.

- En la escuela.

- En el barrio o pueblo.

16. Procura vivir siempre en paz con todo el mundo

- Es necesario que todos nos entendamos y ayudemos.

- Los humanos no harán la guerra, ni fabricaran más armas.

- Debe conseguirse la paz en todo el mundo.
RESUMEN

- Los humanos debemos conservar y mejorar el mundo en que vivimos; por este motivo debemos vivir de una manera nueva, utilizando las cosas buenas que tenemos.

- Debemos hablar con todos para aprovechar las culturas y los inventos que existen.

- La gente de otros países, lenguas, costumbres y religiones también nos ayudan; así podemos conocer nuevas maneras de vivir y de tratar a las personas.

- Pongamos atención y esfuerzo para superar las situaciones difíciles.

- Si nos unimos, podremos mejorar mucho el mundo, porqué cada persona es útil y puede ayudar.

- Ojalá se diga de nosotros: “Quieren vivir de una forma nueva”, “se esfuerzan en vivir en paz”, “saben conservar la Tierra”.

- La Carta de la Tierra dice lo que tenemos que hacer para conservar el mundo: respetar la naturaleza, cumplir los derechos humanos, conseguir que todos tengan lo que es necesario y vivir siempre en paz.

- La Carta de la Tierra ayudará a conservar y a mejorar el mundo donde vivimos.

- La Carta de la Tierra debe ser la ley de todos los pueblos y de todas las personas.

- La Carta de la Tierra fue escrita en el año 1992. Después ha recibido ampliaciones y mejoras.

GLOSARIO:
Desarrollo Sostenible: Satisface las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades.

Vida Sostenible: Es un estilo de vida que armoniza las ecología humana y la ambiental mediante las tecnologías apropiadas, economías de cooperación y el ingenio individual. Es un estilo de vida intencional que se caracteriza por la responsabilidad personal, autodependencia, servicio a los demás y una vida espiritual con sentido. Además, un estilo de vida sostenible representa una ética para la gestión del medio ambiente y la economía, mediante la cual las necesidades de hoy están equilibradas con las necesidades de las generaciones futuras en la Tierra.

El Decenio de Educación para el Desarrollo Sostenible de la ONU (2005-2014): El Decenio espera lograr que la educación para el desarrollo sostenible se aplique a miles de situaciones en el ámbito local y desde las bases, lo que incluye la integración de los principios del desarrollo sostenible a una multitud de situaciones de aprendizaje. En diciembre del 2002, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el Decenio y designó a la UNESCO como el organismo que encabeza su promoción.

Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS): La EDS busca desarrollar los conocimientos, las destrezas, las perspectivas y los valores necesarios para facultar a la gente de todas las edades a asumir su responsabilidad de crear y disfrutar un futuro sostenible.

Valores: En general este es el punto de partida que motiva a las personas a tomar decisiones.

La cultura, la familia, la religión y el tiempo influyen de manera directa en los valores, los cuales incluyen, por ejemplo, la justicia, la igualdad y el respeto.



Principios: Los valores generan principios, los que a la vez establecen normas de conducta. A menudo se hace referencia a valores y principios casi como sinónimos.

La Carta de la Tierra: Es una declaración de principios fundamentales para la construcción de una sociedad global justa, sostenible y pacífica en el Siglo XXI. La misma busca inspirar en todos los pueblos un nuevo sentido de interdependencia global y responsabilidad compartida para el bienestar de la familia humana y el mundo viviente en toda su amplitud. La Carta es una expresión de esperanza y un llamado a contribuir a la creación de una alianza global dentro de una coyuntura crítica en la historia.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje