Página principal

Sara vanégas coveñA *: LÍrica ecuatoriana de los últimos años (I)


Descargar 60.46 Kb.
Fecha de conversión20.09.2016
Tamaño60.46 Kb.


Sara VANÉGAS COVEÑA *:
LÍRICA ECUATORIANA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS (I)

Refiriéndose a la poesía ecuatoriana de mediados del siglo XX, el crítico Hernán Rodríguez Castelo afirma que ella plasma el sentir poético de la nación a través de dos caminos bien documentados:




  1. “la síntesis de lo intimista y lo social (…): la denuncia vigorosa y penetrante de injusticias y contrasentidos del capitalismo y la sociedad de consumo” (1);

  2. “síntesis de lo trascendental y lo circunstancial, lo mítico y lo actual, lo extraño y lo ordinario, lo esencial y lo episódico, lo cargado de sentido y lo vacuo” (2)

Creemos que, en lo fundamental, tal caracterización continúa siendo válida para la poesía actual de Ecuador. Poesía que, a más del conocimiento e influencias “naturales” de sus vecinos de continente, se nutre hoy de modelos extra latinoamericanos, como son: F. Quevedo, A. Machado, R. Alberti, F.García Lorca, T.S. Eliot, P. Valery, K. Kavafis, Basho, etc.


A continuación, detallaremos algunos rasgos propios de la lírica ecuatoriana de las últimas décadas:
1) Junto al cultivo esmerado de la metáfora -considerada, desde siempre, alma de la poesía-, asistimos en algunos autores, a formas de escribir en las que se aprecia con frecuencia un retorno al lenguaje cotidiano, más bien denotativo, y que ha evolucionado, en ciertos casos, hacia formas antipoéticas y feístas, incorporando al poema hablas populares y aun jergales. (Jorge Enrique Adoum, Edgar Ramírez, Hugo Salazar, Fernando Cazón, Euler Granda, Rafael Díaz, Fernando Artieda, Agustín Vulgarín, Raúl Arias, .Jorge Martillo).
AMERICANISMOS

como si aquello también no hubiera sido

sino cuestión de tragos

espartáquicos proyectos de heroísmo

incitaciones del amar océano

la obra misteria que no se había escrito

y despertáramos a fórceps o a tirones

con una espantosa resaca para siempre

llámase perseguidora guayabo cruda

goma ratón chuchaque cuerpomalo

según el país donde nos subdesarrollan mucho

(En los otros gueule de bois o hangover)

llámase la vida para ser más claros

(Jorge Enrique Adoum)


TRAUMA

Los poetas en paños menores

con solo estar así

o por el hecho de ser sobre todo profetas,

anuncian de algún modo el paraíso

aunque con el insuperable pudor,

se explica,

de haber sido expulsados

con una mano atrás y otra adelante.

(Fernando Cazón Vera)


2) Por otro lado, la lírica ecuatoriana sigue insistiendo en las cosas y la naturaleza, tema magistralmente tratado por Jorge Carrera Andrade, uno de los grandes literatos del país. Aunque en las generaciones últimas de poetas, hay que decirlo, se va posicionando la ciudad, como espacio de vida y reflexiones. (Filoteo Samaniego, Julio Pazos, Federico Ponce, Alberto Ordóñez, Marcelo Báez, Alfonso Espinosa, Xavier Oquendo).
EL CUERPO DESNUDO DE LA TIERRA

¿Dónde encontrar al testigo,

al hombre despierto que vive su tiempo con un gozo

sustancial y claro;

al que toca las aguas y ve; al que planta el árbol y ve;

al que ciñe un cuerpo de amor y ve

el amor; al que traspasa con sus ojos la distancia

y la duda?


¿Dónde reside el ángel, y dónde sus mañanas?
Ángel sometido en pleno vigor de vuelo y de horizonte,

llevas, contigo, lejana sombra en los ojos…

Tú, que crees que el hombre es triste

o que ha perdido la voz;

tú, que callas ante el eco y el alarido,

ven y escucha este ardiente testimonio:


Cada mar tiene un sentido, un ritmo, una distancia:

cada mar guarda sus albas, su brisa y sus navíos.


Pero a este mar nuestro,

esencia misma del mar,

le brotaron, de sus entrañas abisales,

magmas de lava gris,

llagas de azufre y costras pavorosas;

mar con alma, gestor de tierras islas, de seres tierra,

de rocas incesantes,

de cuerpos sin memoria dormidos a la sombra

de los farallones:
He aquí el resumen del paisaje,

la forma del mundo subsistente

arraigada al tiempo,

contacto primigenio de especies,

residuo de los siglos en la gran confusión.

(Filoteo Samaniego)


ABRIL EN EL RECUERDO

Afuera la mañana

la fiesta de las nubes y las hojas.

Afuera el horizonte,

la curva melodiosa de la vida,

la gran ciudad brillante

con sus andinas puertas

hechas de broche y luna.

Afuera el tibio toldo del verano,

la calle que se ríe,

las tiendas con sabor de caramelo,

el ruido de tacones en los puentes.

Afuera todo aquello

y adentro toda esta penumbra de violetas,

este querer gritar

por las cosas que se acaban con el tiempo

y dejan un espacio humedecido.

Adentro este silencio,

este pañuelo de agua

con una punta verde para el sueño.

Afuera la locura,

el esplendor del tallo que renace,

la miel bajo la luz de cada estambre.

Adentro este cansancio

este pesado mar de negaciones,

este velero muerto

que confundió la orilla con el muro.

(Violeta Luna)


3) Pero subsiste siempre un espacio para la poesía de carácter existencial, filosófico. En este terreno se tocan –cada vez con más insistencia- temas que anteriormente aparecían solo esporádicamente en los textos -por ejemplo, en los del inmenso César Dávila Andrade-; tales como Dios y la muerte. (Francisco Tobar, Francisco Granizo, Carlos Eduardo Jaramillo, Eugenio Moreno, Rubén Astudillo, Efraín Jara, Fernando Cazón, Martha Lizarzaburu, Sara Vanégas Coveña).
VÍSPERA DEL HOMBRE QUE LLEGÓ A SER ÁNGEL

Para salvarse del sufrimiento

se abstuvo de amar

de cometer yerros

tentó llegar a la santidad

y a la sabiduría

por el camino de la rectitud

y la pureza.

Se miró en los ojos de los demás

y era bello y terrible

como un arcángel.

Alguien debió llorar

por él

la víspera de su caída



(Carlos Eduardo Jaramillo)
DE CASINO EN CASINO EL TAHÚR BUSCA

De casino en casino el tahúr busca

la indescifrable ley de la ruleta

y los ebrios, de bar en bar, reclaman

olvido, en su insidioso paraíso.
De mujer en mujer yo he perseguido

a quien, en sueños, modeló mi infancia;

altiva como mástil de velero,

ardiente como lengua de profeta.


Y al encontrarla en ti, creí rendidas

esas del tiempo pérfidas arenas

que roen, por igual, hueso y memoria.
Mas del amor, ¿quién sabe los designios?

¡Viento en su duración! Posa la planta,

y no hay huella de amor, sino de olvido.

(Efraín Jara Idrovo)


4) Los poemas de tinte erótico tampoco son escamoteados; es más, abundan en las décadas últimas -y muchas veces, en plumas femeninas-. (Rubén Astudillo, César Dávila Torres, Efraín Jara, Margarita Laso, Catalina Sojos, Maritza Cino, María F. Espinosa, Aleyda Quevedo).
LETANÍA

tu cuerpo abanico

entre mis sienes

tu cuerpofrenda


tu cuerpo savia

manando leche desde los recovecos de sus últimas creaciones


tu cuerpo sombra

pesada y áspera contra mi sombra


piel a piel

tu cuerpo sed

tu cuerpo refugio de crucifixiones
tu cuerpo añicos

en las sílabas rotas

tu cuerpo sin contornos

sólo ecos

salpicando el mío

sólo voces


espejo

tu cuerpo espacio perfecto para mi cuerpo

(Catalina Sojos)
ENTRE LLUVIA ESTRECHA Y EMPINADA

Recibí tu cuerpo de leves horizontes

Caliente percaté tu piel que me rozaba

Tu mar erecto confundió mi tiempo

Hasta que toqué el suelo con mi boca.
Y también el viento estrecho y empinado

Acaudaló de lluvia

la sábana – la noche – la mañana

Tu movimiento suave me profanó de ti.

(Maritza Cino)
5) Los poetas ecuatorianos de hoy cantan a la historia -nacional y universal- y a sus héroes, pero en un tono desmitificador y hasta burlón, rescatando de paso, la leyenda y el mito. (Jorge E. Adoum, Antonio Preciado, Ulises Estrella, Fernando Nieto, Javier Ponce, Mario Campaña, Fernando Balseca, Jorge Martillo, Fernando Itúrburu).
DUDAS PARA UN EXAMEN DE HISTORIA

Helena ya no cabe en el pretexto de la huida,

sino que su marido le envenena los besos

y la mete de noche

en casa de cualquiera. ¿No es otra la costilla del pecado?

¿No es otro el ofendido con la ofensa?

Penélope maneja un simulacro

más falso y engañoso que su tela,

y Aquiles va a morir,

ya le acertaron

en el mismo dolor,

con otra flecha.


Fracasada la burla del caballo,

porque los vietnamitas no lo aceptan,

los dioses más propicios del espanto

dejan al loco solo con su tema.


No hay duda,

ya es el fin,

están perdidos.

Agamenón se equivocó de guerra.

(Antonio Preciado)
COINCIDIMOS EN CONFUNDIR LA HISTORIA

Coincidimos en confundir la historia

para buscar tres carabelas

un babieca

y un manco del espanto

Solo hallamos la fosforera de Atahualpa

el condón de Moctezuma

un carnet profiláctico de Manuela Cañizares


Pare la mano camastrón pare la mano

se está poniendo eruditivo y pendenciero

entienda bien

comprenda burro

asimile la lección que sus mayores le dejaron
si se quiere escribir no se requiere otro patín otro arranque

que ser consecuente con la vida nada menos

(Fernando Nieto)
6) Denuncian, desde siempre, la injusticia social en sus diversas manifestaciones. (Euler Granda, Humberto Vinueza, Ana M. Iza, Holger Córdova, Raúl Arias, Iván Egüez, Fernando Artieda, Sonia Manzano).
LA QUE CORTA LAS FLORES AJENAS

Arrojando el champán

hoy te escribo mujer:

la que no tienes rosas de verdad

ni cerámica.

En este día universal

dedicado a las que tienen hijos;

tú también tienes hijos

pero no tienes descanso.
En este día

tú cocinas para la mesa ajena,

lavas los pisos para la fiesta extraña,

planchas el vestido que nunca has de ponerte.

Qué te importa a ti que venga mayo,

y que se largue mayo a donde quiera.

Qué te importan los discos que a las otras regalan,

qué te importan los cantos de loro de los niños,

qué te importan mis versos.
Tienes razón. Eres de carne.

El mundo es un payaso dando vueltas.


Ya llegará el día por el que suspiramos.

Las campanas de la ira tocan frenéticas.

(Ana María Iza)
ABRIL 32

Comienza el día

con una mala palabra en las paredes.

Da lo mismo decir: Abril, o Viernes;

los pasos se desgastan en las piedras

y hasta troncharse a tierra

madura el esqueleto.
Las puertas

paren sombras,

rostros iguales,

dientes;


se enferma el zapatero

de golpear en la suela

pero el pan no contesta.

Tiradas en la calle

desocupadas manos se resecan.

Sin que se lo impida nadie

el sol se vuelve viejo.

Anochecen las vísceras,

la tos,

la piel quemada


y el día se confunde

en el tumulto de la gente.

(Euler Granda)
7) Pero también se constata, en numerosos textos, el afloramiento de lo subjetivo, lo entrañable, lo confidencial; el juego del yo poético con un “tú” no siempre definido. Es decir, un nuevo intimismo, depurado y cargado de símbolos. (Ileana Espinel, Sara Vanégas Coveña, Iván Carvajal, Violeta Luna, Bruno Sáenz, Iván Oñate, Juan Andrade, Eduardo Morán, Aníbal Farías, Luis C. Mussó, Marialuz Albuja).
POEMA
te hamacas a media tarde sobre mi mirada amante

me sonríes

y hay un río de miel entre tus labios ávidos

convoco las campanas los tréboles los mares

y voy hacia ti cantando

pero la tarde hace un paréntesis maldito

y me lanza de bruces a la realidad:

este solo poema

(Sara Vanégas Coveña)
DEMASIADO JÓVENES PARA GUARDAR RECUERDOS

demasiado jóvenes para guardar recuerdos

aunque adultos para desatender las situaciones

maduros para entristecernos

sanos

razonables



ella y yo nos dejamos estar

mirándonos rostros ya mirados

con las manías ya sabidas

ella y yo endulzamos nuestras tazas de café

nos dejamos estar

sin ruido

(Iván Carvajal)
8) El humor es elemento importante en la obra de varios de nuestros poetas. (Euler Granda, Rodrigo Pesantez Rodas, Fernando Balseca, Vicente Robalino, Edwin Madrid, Francisco Torres)
LA ORQUESTA

Se me destempla

el diente,

me suena el espinazo

y el oído me zumba.

Me vibra el ojo

y el tornillo

está flojo

en esta esquina.
Ya comprendo:

la orquesta está desafinada.

(Rodrigo Pesantez Rodas)
CORREO DEL AMOR

¿piensa en ser ministro o diplomático

diputado o general?

escoja hoy mismo su compañera:

discreta sensual apasionada etc.
déjese de contemplar las estrellas

olvide los romances a la luz de la luna.


para usted escrupulosa damita

tenemos el caballero de sus sueños

su príncipe azul:

rostro de Alain Delon

fuerte como un boxeador

y asociado a Diners Club.


mejore sus inversiones de felicidad eterna

inscríbase en el correo del amor.

(Vicente Robalino)
Concluiremos esta breve revisión de la poesía actual ecuatoriana, constatando que los vates se alejan cada vez más del experimento desenfrenado –aunque aún quedan rezagos en este sentido-. Y que hay, más bien, (sobre todo a partir de los años 90, aproximadamente) una tendencia manifiesta a la intertextualidad (evidente en el tono general de los textos, que nos remiten a autores modelos; en las abundantes citas de obras ajenas) y, en menor grado, a la metapoética (reflexión sobre la esencia y función de la poesía, reflexión sobre el acto poético; todo ello, en el poema mismo).
De igual modo es notoria, en estos autores, la inclinación a escribir poemas cortos y muy cortos.

Notas


1. Hernán Rodríguez Castelo, Lírica ecuatoriana contemporánea. Tomo 1, 1979, p.18

2. Hernán Rodríguez Castelo, op.cit., p.19



Bibliografía


Oquendo Troncoso, Xavier: Ciudad en verso. Antología de nuevos poetas ecuatorianos, Quito, Libresa, Casa de la Cultura Ecuatoriana, 2001

Pesantez Rodas, Rodrigo: Visión y revisión de la literatura ecuatoriana. Tomo II, México, Frente de Afirmación Hispanista, 2006

Rodríguez Castelo, Hernán: Antología esencial, Ecuador siglo xx. Poesía, Quito, Eskeletra, 2004.

.Vanégas Coveña, Sara: Poesía y Cuento Ecuatorianos. Antología Temática, Cuenca, Universidad del Azuay, 1998.

___: .Diccionario de Autores Ecuatorianos Contemporáneos. Provincias de Azuay y Cañar, Cuenca, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Universidad del Azuay, 2005

___: Diccionario de Autores Ecuatorianos Contemporáneos. Provincias de Loja y El Oro (inédito)

VV.AA,: Poesía ecuatoriana. Tomo II. Selección Hernán Rodríguez Castelo, Colección Bicentenario, Quito, Ministerio de Cultura, 2008.



* Sara VANÉGAS COVEÑA, profesora universitaria, poetisa y ensayista; directora del Capítulo de Cuenca de la A.I.P.

(FDP202)


[POESÍA ECUATORIANA] [VANÉGAS COVEÑA,. Sara]
© PROMETEO DIGITAL 2009. Este documento está protegido en todo el mundo por la legislación para la propiedad intelectual.






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje