Página principal

Sala de casación laboral luis gabriel miranda buelvas magistrado Ponente atl2404-2015 Tutela n.º 58215


Descargar 23.48 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño23.48 Kb.

República de Colombia

Corte Suprema de Justicia



CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL


LUIS GABRIEL MIRANDA BUELVAS

Magistrado Ponente
ATL2404-2015

Tutela n.º 58215
Bogotá, D.C., seis (06) de mayo de dos mil quince (2015).
Procede el suscrito Magistrado a pronunciarse sobre la recusación formulada por el señor JORGE ISAAC RODELO MENCO contra el Magistrado GUSTAVO HERNANDO LÓPEZ ALGARA, integrante de la Sala de Casación Laboral de esta Corporación.


  1. ANTECEDENTES

El señor Jorge Isaac Rodelo Menco interpuso acción de tutela contra la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá y el Juzgado Treinta Civil del Circuito de la misma ciudad, la cual fue conocida por la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia, que denegó el amparo mediante la sentencia STC1862-2015 del 25 de febrero de 2015.



La anterior decisión fue impugnada por el peticionario, quien a su vez presentó memorial de recusación contra el Magistrado GUSTAVO HERNANDO LÓPEZ ALGARA, integrante de la Sala de Casación Laboral, con fundamento en que en el año 2004 y 2005, cuando este era Magistrado de la Sala Laboral del Tribunal Superior de Bogotá, «conoció del proceso ejecutivo que el aquí accionante instauró contra la Empresa Colombiana de Petróleos “ECOPETROL”; proceso allí radicado con el n.º 11001310501419980019301 y 02, posteriormente el mismo proceso ejecutivo laboral cambió el número de radicado al n.º 11013105014200200743, el que en sus trámites, presentó seis alzadas»; que dicha Sala, mediante auto del 10 de septiembre de 2004, «confirmó el primer mandamiento de pago proferido por el Juez Catorce Laboral del Circuito», frente al cual el recusado salvó voto, «refiriéndose en no conceder los intereses moratorios solicitados en la apelación», sin embargo, 8 meses después, «la magistrada Carmen Elisa Gnecco Mendoza, como segunda firma en la sala de decisión, generó incidente en la Sala pasando a ser magistrada ponente profiriendo auto de decisión de fecha 6 de mayo de 2005», revocando el mandamiento de pago con el apoyo del Magistrado López Algarra, quien lo había confirmado inicialmente.
Que debido a lo anterior, presentó denuncia penal contra los 3 magistrados de esa Sala de Decisión del Tribunal Superior de Bogotá, que «habiendo sido archivada fue reabierta en el año 2011, estando hoy día pendiente de su correspondiente trámite».
El Magistrado GUSTAVO HERNANDO LÓPEZ ALGARA, por pronunciamiento del 13 de abril de 2015, manifestó que «en la constancia emitida por la Fiscalía General de la Nación, visible a folio 13, no se advierte la existencia de una denuncia penal» en su contra, y agregó que si bien el señor Rodelo Menco lo denunció en alguna oportunidad, tal diligencia fue radicada con un n.º diferente al que obra en la certificación allegada, cuya última noticia fue la de su archivo, sin que haya sido «vinculado a ella en los términos exigidos por la ley», de lo que concluyó que no se encontraba incurso en alguna de las causales consagradas en el artículo 56 del Código de Procedimiento Penal.
CONSIDERACIONES
El artículo 39 del Decreto 2591 de 1991, dispone que «En ningún caso será procedente la recusación el juez deberá declararse impedido cuando concurran las causales de impedimento del Código de Procedimiento Penal so pena de incurrir en la sanción disciplinaria correspondiente. El juez que conozca de la impugnación del fallo de tutela deberá adoptar las medidas procedentes para que se inicie el procedimiento disciplinario, si fuere el caso».
De conformidad con dicha norma, es claro que dentro del trámite de esta especial acción constitucional no resultan admisibles las solicitudes de recusación, pues se busca evitar dilatar la actuación y con ello conservar su naturaleza breve y sumaria, así como mantener los principios de economía, celeridad y eficiencia que la caracterizan, según lo dispuesto en el artículo 3 del Decreto citado.
Así lo consideró la Corte Constitucional en Auto 061 de 2010, que señaló la improcedencia de la recusación dentro de la acción de tutela, con base los siguientes planteamientos:
(...) 6. Que el artículo 39 del Decreto 2591 de 1991, en concordancia con el artículo 80 del Acuerdo 05 de 1992, es inequívoco en determinar que: “en ningún caso será procedente la recusación” en los juicios de tutela, ni en sus instancias, ni en el trámite especial de revisión que se surta ante esta Corporación (C.P. art. 241-9). El texto del artículo 39 dispone: “En ningún caso será procedente la recusación. El juez deberá declararse impedido cuando concurran las causales de impedimento del Código de Procedimiento Penal so pena de incurrir en la sanción disciplinaria correspondiente. El juez que conozca de la impugnación del fallo de tutela deberá adoptar las medidas procedentes para que se inicie el procedimiento disciplinario, si fuere el caso.” Por su parte el artículo 80 del reglamento interno de la Corte (Acuerdo 05 de 1992), señala: “En la revisión de acciones de tutela no habrá lugar a recusación; las causales de impedimento serán las previstas en el Código de Procedimiento Penal. El Magistrado deberá declararse impedido, so pena de incurrir en las sanciones penales y disciplinarias correspondientes. En dichos procesos conocerá del impedimento el resto de los Magistrados de las Salas de Selección, Revisión o Plena, según el caso. En el evento de esta disposición se observará el trámite contemplado en el artículo 27 del Decreto 2067 de 1991. (…)”.

 

7. Que la Corporación ha sido enfática en establecer que la finalidad constitucional que se pretende obtener con la anterior limitación, “consiste en salvaguardar la exigencia de ajustar el trámite de tutela al principio de celeridad procesal previsto en el artículo 86 Superior, según el cual, la acción de amparo constitucional debe ser tramitada conforme a un procedimiento preferente y sumario” (Negrilla y cursiva original)


De todas maneras, es dable advertir que de las pruebas acompañadas con la petición de recusación, no se vislumbra ninguna de las causales de impedimento que regula el artículo 56 del Código de Procedimiento Penal, aspecto que por otro lado haría negativa la recusación presentada.
Empero, como se dijo al inicio de las consideraciones, se rechazará la recusación formulada.
RESUELVE:


  1. RECHAZAR POR IMPROCEDENTE la recusación presentada por el señor JORGE ISAAC RODELO MENCO.


2. REMITIR las diligencias al despacho del Magistrado GUSTAVO HERNANDO LÓPEZ ALGARA para lo pertinente.
Contra esta providencia no procede recurso alguno, de conformidad con lo preceptuado por el artículo 65 del Código de Procedimiento Penal.

COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE

CLARA CECILIA DUEÑAS QUEVEDO

(Presidente de Sala)




JORGE MAURICIO BURGOS RUIZ


ELSY DEL PILAR CUELLO CALDERÓN


RIGOBERTO ECHEVERRI BUENO


GUSTAVO HERNANDO LÓPEZ ALGARRA


LUIS GABRIEL MIRANDA BUELVAS




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje