Página principal

Retrieved Letters


Descargar 7.96 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño7.96 Kb.


Retrieved Letters

Surge una cuestión curiosa del sano juego de la imaginación: el delicado arte en torno a las hadas apenas puede ser plenamente alcanzado, pues en el momento en que comenzamos a contemplar la belleza pura, somos propensos a ponernos serios; y las obras inocentes casi nunca suelen ser sencillas o naturales, sino que en su mayor parte son composiciones laboriosas. En el instante en que la vida real irrumpe se deshacen en satíricas casi con toda seguridad, quedando expuestas así a la inevitable lobreguez del mal”. (Pintores modernos; 1843-1860).

Los escritos sobre arte de John Ruskin sobresalen como unos de los trabajos críticos y teóricos más exquisitos producidos en la Inglaterra victoriana, siendo a finales del siglo XIX la puerta al renovador pensamiento modernista y referente indiscutible de corrientes como el Art Nouveau, el Arts and Crafts movement o el Jugendstil.

Hasta este punto, la poesía romántica de Friedrich Rückert o Heinrich Haine, el simbolismo Paul Verlaine o el postromanticismo de Lord Alfred Tennyson, nos llevan de la mano por un sendero expresivo rodeado, a veces de una naturaleza colorista y sofisticada, otras por imágenes de sereno misticismo o por el contrario, a la inquietud de un amante solitario.

Mientras tanto, de Europa a Norteamérica el torbellino del comercio internacional y la revolución de los transportes comienza a transformar las preferencias de una sociedad de corte burgués aficionada a asistir con regularidad a eventos musicales multitudinarios. Por lo que no es difícil imaginar la premiére londinense de The Merry Widow en el bullicioso Daly`s Theatre, o los Populars Concerts del St. James’s Hall, donde a menudo se daban cita músicos de relevancia internacional como Alfredo Piatti con célebres autores como Gilbert and Sullivan, o donde cantantes de moda como el matrimonio Clara Butt y Kennerly Rumford proporcionaban el ambiente ideal con elegantes veladas musicales.

Pero este exquisito vitral de cabellos ondulados y sedas drapeadas se ve oscurecido por la sombra de la Gran Guerra y mientras el arte del viejo continente se transfigura en vanguardista, es el turno de las grandes salas de Nueva York – Carnegie Hall, Metropolitan Opera, Broadway –, epicentro de la nueva escena musical, que reciben la visita de tenaces figuras como Mahler o Rachmaninoff.

Tras la Gran Depresión, jóvenes como Gershwin, Villalobos, Bernstein o Previn recogerán el testigo de la música popular americana de raíz, siempre impregnada del espiritual sonido negro del jazz y la middle-class homemusic transportada desde aquella nostálgica y marchita Inglaterra de 1900.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje