Página principal

Replica del diputado jose alfonso suarez del real y aguilera en el 2do turno correspondiente al partido de la revolucion democratica durante el desarrollo de la comparecencia del mtro sergio vela martinez


Descargar 11.38 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño11.38 Kb.
REPLICA DEL DIPUTADO JOSE ALFONSO SUAREZ DEL REAL Y AGUILERA EN EL 2DO TURNO CORRESPONDIENTE AL PARTIDO DE LA REVOLUCION DEMOCRATICA DURANTE EL DESARROLLO DE LA COMPARECENCIA DEL MTRO SERGIO VELA MARTINEZ, TITULAR DEL CONSEJO NACIONAL PARA LA CULTURA Y LAS ARTES.

Como diputado federal siempre me he identificado ante Usted como un representante y un defensor de los derechos de los públicos, es decir del pueblo, quien es, al final de cuentas, motor y destino de los procesos culturales en las sociedades democráticas.

Por ello en estos breves momentos, en estos tres minutos, quiero retomar sus voces y expresarlas en esta comparecencia, integradas a la reflexión que con respecto a su desempeño como titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes presento a continuación.

Su nombramiento al frente del Conaculta generó entre el público una expectativa de cambio, ante la desastrosa administración de la entrevistadora y hagiógrafa que el foxismo impuso durante su gestión.

Ese público esperaba de Usted una transformación sustantiva, un impulso decidido, una promoción cultural acorde con el historial que lo precedía.

Sin embargo, a 15 meses de distancia, el público en general ha presenciado la muerte, no de un poeta, sino del promotor cultural a manos del poder burocrático al que no pudo, o no quiso, hacer frente para convencer, promover y posicionar a la cultura entre las prioridades nacionales, con la convicción y la firmeza que se requieren para rescatarla de esa red de intereses burocráticos que le son tan ajenos al vigoroso desarrollo de la diversidad cultural que nos caracteriza como pueblo.

Ese público reconoce que Usted también le ha fallado a su amigo, al Lic. Calderón, el hombre que le confió la conducción del Conaculta y por tanto de las políticas culturales del país, y al que también le falló en la organización de las actividades del Bicentenario y el Centenario, o en la oportuna presentación del Programa Nacional de Cultura.

Pero como burócrata de la cultura también le ha fallado Usted al público, y a todos los miembros de esta Comisión sin excepción de partido político, pues mientras nosotros superamos diferencias políticas para obtener una ampliación presupuestal de 2,125 millones de pesos adicionales al recesivo presupuesto presentado por la administración para el año fiscal 2007, el desempeño administrativo de su gestión es alarmante.

Prueban lo anterior las renuncias de once de sus colaboradores de primer nivel, las cuales resultan indicativas de una conducción por lo menos desacertada, algo que nunca se hubiese esperado de alguien que afirma entender la importancia que reviste para un director de orquesta el lograr, desde el principio, armonizar la personalidad, el ímpetu y la experiencia de los integrantes de su equipo, para obtener la ejecución precisa, puntual, perfecta, garantizando con ello el goce y el disfrute del público, al mismo tiempo que honra con su dirección la genialidad del compositor.

Pero no sólo le ha fallado a ese principio rector universal de la dirección y conducción de orquesta, también, como amante de la música, debe de sentirse, al menos apenado, de haberles fallado a los músicos de la orquesta Carlos Chávez, a quienes a pesar de su compromiso por buscar una solución justa que conciliara la experiencia adquirida por aquellos que habían superado la edad máxima permitida para la conformación de una orquesta juvenil y su deseo de contar con sólo jóvenes en dicha orquesta, se tradujo en la recisión de contrato de 29 ejecutantes, lo que además representará una importante sangría al presupuesto en pago de indemnizaciones, y la conformación de un indisciplinado ensamble juvenil que ha protagonizado algunos hechos bochornosos, como los ocurridos en Boca del Río, Veracruz hace algunas semanas.

Otro asunto, no menos alarmante, es el registro en el informe de la SHCP sobre el cierre del ejercicio fiscal 2007, de más de 450 millones de pesos subejercidos, lo cual, además de resultar criminal ante las necesidades culturales del país, es una evidente ofensa al esfuerzo de este Poder Legislativo, cuyos integrantes tanto nos esmeramos por obtener recursos para fortalecer a las instituciones del subsector cultura; para fortalecer el quehacer cultural de estados y municipios, y para fortalecer las actividades culturales impulsadas por las organizaciones civiles.

Un sobregiro del 30% en la partida de gastos generales, además de exorbitante, resulta insultante para el pueblo, y dentro de este rubro, y a pesar de su penosa “gira del des entuerto” en los medios electrónicos de información, el público se indigna al escuchar su argumentación en torno a las causas que han hecho de Usted un viajero frecuente V.I.P. y un huésped distinguido de los mejores hoteles, restaurantes y teatros de las principales capitales del orbe, contrastando estos excesivos gastos de representación y viáticos con los modestos apoyos otorgados a algunos creadores, o a los trabajadores de la cultura.

Coincidirá con nosotros que lo menos que podemos decir en torno a este injustificado asunto es que Usted le falló por lo menos al decreto de austeridad que impulsó el titular de la administración pública federal y a la ética que predica el partido en el gobierno.

Usted ha defendido, con singular vehemencia, la legalidad de estos gastos, por ello nuestro grupo parlamentario ha considerado que no tendrá objeción alguna de que los órganos internos de control de la institución a su cargo y del Turissste inicien una investigación en torno a estos gastos, y por ello, me permito informar a Usted que el día de hoy hemos presentado sendas denuncias ante dichas instancias, cuya copia de los acuses de recibo le estoy enviando en este momento.

Maestro Vela, debe Usted coincidir con nosotros que el público no está satisfecho con su desempeño como titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, y mientras algunas voces le exigen, por lo menos, una profunda corrección en su actuar público y un decidido compromiso a favor de la diversidad cultural de este país, otras voces, que cada día son más, sugieren que haga Usted mutis del escenario.

Usted que es hombre de escena, sabe muy bien que el público, es decir el pueblo, tiene la última palabra, y debe entender que nosotros, como representantes populares, cumpliremos a cabalidad esa última palabra.

Dip. José Alfonso Suárez del Real y Aguilera

Secretario de la Comisión de Cultura



Palacio Legislativo de San Lázaro, Salón 5 del Edificio I, marzo 12 de 2008.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje