Página principal

¡Remo y Vela x el San José!


Descargar 10.98 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño10.98 Kb.




¡Remo y Vela x el San José!

Venia de salidas invernales de canotaje ya que por un tema u otro no se realizaron salidas de senderismo. Entonces para agosto pensaron en el recorrido Parador Tajes sobre el Río Santa Lucia hasta la Isla del Pajarero Sobre el Río Sam José. Pocos quilómetros de aguas tranquilas y en las cercanías de Montevideo.


Llegado el día los anotados y participantes fuimos: Gustavo, Dora, Príncipe, Chino, Fernando y Yo (Aquaman).Quedamos de encontrarnos temprano en la mañana en el club y a eso de las 8:00 5 palistas, dos autos y 2 canoas emprendimos viaje pasando por lo de Gustavo a levantarlo y la canoa, pero es ahí donde por lo menos yo me entero de que la tercer canoa pasaba a ser un Bote (para mi) o Barco (para Gustavo) modelo Dinghy de construcción propia usando el estilo stitch and glue (algo así como coser y pegar), muy lindo y prolijo lleno de caharpas (las que describiremos).
Ruta 48, ruta 36 y por ultimo R47 hasta el final donde unos portones dan la bienvenida a la casa que fue de veraneo del General Maximo Tajes (Presidente de Uruguay entre 1886 y 1890) ahora Parador Tajes. Nos dirigimos al ex embarcadero (llamado “puerto de Los Cerrillos”) y a su costado una rampa nos da exceso al río. Bajar las 2 canoas y aprontarlas fue una pasada pero bajar el barco y ver el apronte: mástil, botavara, vela y timón fue una lección en vivo y en directo de lo que se demora con estas lides. Partimos con rumbo NW y la brisa llevaba al barco muy bien, nosotros con las canoas diciéndonos mira que suerte. A 1 Km esta la desembocadura por margen izquierda del arroyo de La Lista el cual remontamos hasta el Puertito Chiquitua, canoas y velero arribamos juntos, conocimos el lugar; este puerto está inserto en medio del Parque Forestal Joaquin Suarez propiedad cero del BSE. Lindo arroyito que continuaba pero como no era nuestro objetivo pegamos la vuelta, estos 3 Km de ida y vuelta son en medio de sarandisales los cuales permiten bien la navegación sin obstáculos, veleros de mayor calado llegan al Chiquitua.
De vuelta en el Santa Lucia remamos un par de km y sobre margen derecha está la primer salida del río San Jose; este río desemboca chocando contra la isla del francés una salida hacia el NE de unos 500m y la otra hacia el sur y paralelo al Santa Lucia de unos 8 Km. Esta isla en algún momento fue un buen lugar para casas de veraneo (sobre pilotes), ahora quedan las casas pero faltan los veraneantes. Ya en el San Jose las cosas comenzaron a cambiar. Paramos para almorzar justo donde el río da de lleno contra la isla, unos enormes eucaliptos secos marcan el punto.

Retomamos la navegación y a unos 1500m otra sorpresa, vemos 4 pilotes de unos 6m sobre el nivel del río que sirven de sostén a una balsa de última generación, resulta ser este lugar el Complejo Turístico Buschental, este lugar fue propiedad de José de Buschental; recorrimos un poco este enorme lugar que las malas lenguas dicen que es de Talamas (lo recuerdan) y no de COSSAC.


En fin seguimos remando. ¿Y el velero? El velero ahora con rumbo SW y NW por los recovecos del río, los altos árboles y la calma de la tardecita demoraba y demoraba haciendo bordos de lado a lado del río. Estos 2,5 km fueron una verdadera odisea para el capitán, Dora que venía con él y pensaba remar fue casi, casi que todo el viaje una mera pasajera. Llegamos entonces a las Tres Bocas sitio donde el San Jose se hace uno luego de dividirse en tres. Entre los 2 cauces más importantes esta la isla de Pajarero; los que saben y cuentan dicen que vivió durante décadas un hombre que cazaba pájaros y luego vendía en Montevideo. Lo cierto que en la isla hay un fogón una mesa y algún que otro vestigio de civilización; árboles de durazno que por la época estaban en flor y un sin número de otras especies de árboles.
Llega el velero, armamos campamento, prendimos fuego, merendamos y las colitas de cuadril y chorizos a la parrilla. ¿Y el capitán que hacia? Seguía en su barco esta vez pescando algún que otro bagre. Luego saca una cocinilla marinera (tiene un pivote donde el sartén, caldera u olla siempre queda horizontal) y frita unas mojarras. Siempre da gusto salir con Gustavo por todo lo que se aprende. Noche bastante fría pero de poco fogón, nos fuimos yendo a dormir rapidito.
Desayuno y a volver que en estos días invernales no se sabe con qué nos aparece don clima.

A 500 m de allí algo impensado nuevamente (de ignorantes nada mas) resulta que la cuidad de

Libertar se había construido a orillas de río y las consecutivas crecientes obligo a mudarse a su actual locación. Solo queda la Torre de la Capilla en el antiguo puerto de la fábrica Vilaró.
Cada vez mas frio y nublado con mas viento del S, nosotros bien pero el velero a remo nomas, paramos a almorzar y calentarnos un poco y seguimos viaje de retorno. Ya en el Santa Lucia divisábamos los enormes Ceibos mesclados con el resto de árboles y arbustos muchos más bajos que ellos. Río ancho como mar y la típica marejadita con sus pequeñas olas que en un descuido te tumban, bordeamos toda la isla de Francés justo hasta el Tajes y ahí cruzamos el río perpendicularmente prestándole atención a las olas y el viento (sucun dun sucun dun).
Esperamos a barco que con este viento si navegaba, haciendo bordos de lado a lado, juntamos todo y nos fuimos pa el ACAL.
Relato: Aquaman

Fotos: Grupo Canotaje Travesía club ACAL

Web: http://www.clubacal.org.uy/

Correo-e: travesia@clubacal.org.uy



Acal Náutico Club - Web www.clubacal.org.uy Correo-e: travesia@clubacal.org.uy Tel: 619 48 39


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje