Página principal

Recull miguel melendres rué


Descargar 99.39 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño99.39 Kb.
RECULL MIGUEL MELENDRES RUÉ

(1905-1974)

Edición a cargo de

Mª Carmen Mas Morillas

Y Eliseo-A. Soler Álvarez

Estación de Investigación Bibliográfica

y Documental “ Margalló del Balcó”

Tarragona

1995

ROSER PUIG TÀRRECH




EL ÉXODO RURAL Y LA FILOXERA:

DE L’ESPLUGA DE FRANCOLÍ


A TARRAGONA (1905)









La economía de la Conca del Barberá a finales del siglo XIX era eminentemente agraria y en concreto, especializada con el cultivo de las cepas, cualquier alteración en este sector, tanto de la producción como de la comercialización (recogida y precios), repercutía directamente sobre la población. Así, en el periodo conocido como la “fiebre del oro”, la Conca estricta alcanzará los máximos niveles demográficos, con 23.048 habitantes el año 1.887.

Eran los momentos que se han llamado de euforia pre-filoxérica.

Con la llegada de la temible plaga que azotó la viña, en 1.893 en nuestra comarca, comenzaría una gran crisis económica que también tiene claras repercusiones sociales y demográficas, una de ellas, el éxodo rural hacia las ciudades.
Estudiar el destino de los emigrantes desde el lugar de origen, plantea diversos problemas, entre los cuales se encuentran las fuentes documentales: Los archivos de la época aportan pocas posibilidades de búsqueda, nada más algunas referencias en los expedientes de bajas del padrón municipal o algunas anotaciones en los libros sacramentales. Seguramente es uno de los motivos que hacen que no abunden los trabajos de migraciones, y menos en el ámbito local.
En el presente trabajo, hemos querido profundizar la cuestión, tomando como ejemplo Espluga de Francolí y Tarragona: La primera como una villa emisora y la otra como una ciudad receptora. Tarragona contaba en 1.900 con una población de 22.423 habitantes, cantidad menor que trece años atrás; En el siglo XIX la ciudad había experimentado una gran expansión urbana. Gracias a la información de aporta el padrón de habitantes de la capital, conocemos con exactitud el nombre y las características principales de los espluguenses residentes

Nos ha parecido útil no teorizar únicamente con números, fríos a ojos del lector y de la historia, sino que hemos querido aportar los nombres y apellidos, intentar averiguar sus circunstancias. La biblioteca nos dice que la mayoría de individuos marchaban por motivos laborales, implicaba una parte de un cambio en la actividad profesional, modificaciones de la estructura social y de la mentalidad.

La emigración que, en un principio puede ser, se preveía temporal, en muchas ocasiones llegó a ser definitiva y comportó otros factores de distorsión de la dinámica poblacional: El descenso del crecimiento del lugar de origen, con un progresivo envejecimiento. En definitiva, esperamos aportar nuevas noticias del pasado de la Villa de Esplugas de Francolí.


LA FUENTE



La fuente empleada para la búsqueda de los emigrantes de Esplugas de Francolí a Tarragona, ha sido el Padrón General de Vecinos de Tarragona, cerrado el día 1 de Diciembre de 1.905.

La ciudad se divide en catorce barrios y de manera queda bien configurada la información, por calles. Las hojas del padrón, se encuadernaban por barrios, los cuales se guardan en uno o dos volúmenes, según el contenido poblacional. Este orden geográfico y la inexistencia de un índice alfabético han hecho necesario repasar todas y cada una de las hojas y anotaciones.


La metodología que hemos seguido es el vaciado detallado de todos los habitantes de Tarragona originarios de Espluga de Francolí, es decir, que en su naturaleza se anotó “Espluga de Francolí”.

El censo aporta el nombre y apellidos, y fecha de nacimiento, la naturaleza, el estado civil, la profesión, el tiempo de residencia en la ciudad y finalmente, el nivel de instrucción –separado lectura y escritura-.

Con relación a la fiabilidad del documento, debemos decir desde el principio que los datos se daban oralmente, aunque como punto de referencia se tenía las del padrón anterior.

A priori podemos creer en la existencia de errores debidos a la memoria. Uno de los que se pueden contrastar con otros documentos es la fecha de nacimiento, y así lo hemos hecho, mediante la investigación en el archivo parroquial de Esplugas de Francolí de las inscripciones de los bautismos. Hemos identificado sin ningún tipo de duda setenta y cuatro personas, de las cuales nada más han coincidido con la fecha real de nacimiento el 40 %

(17 mujeres y 12 hombres), la franja de un año de diferencia hace ampliar el acierto a unas ¾ partes.


Diferencia entre el año real de nacimiento y el declarado en el padrón:
Diferencia Hombres Mujeres Total
-10-5 1 5 6

-4-1 9 28 37

0 12 29 41

+1+4 3 11 14

+5+10 - 1 1
El caso más extremo, con diez años de margen, corresponde a Teresa Roig Palau, una mujer gran analfabeta que justamente hace un año que residía en Tarragona. Seguramente debe tratarse de un error del escribiente. Detectamos más diferencias en el sexo femenino: Hay 32 mujeres que se equivocan y 13 hombres. Diversas son las interpretaciones de este hecho, la más sencilla sería atribuirlo al ámbito de escolarización, pero es necesario insistir en otros dos factores: Uno es saber quien hacía la declaración, en la mayoría de los casos, el cabeza de familia (él es quien firma la hoja); y el otro, la edad: Cuanto más jóvenes más coincidencias hay con los años.
Ha habido casos en que no hemos podido comprobar la edad, sea por el uso de otro nombre, que el del primero del bautismo, con lo cual, se podría confundir con algún otro hermano, ya fuese por la alteración de las grafías de los apellidos.

Es precisamente otra crítica que podemos hacer al padrón, y no nos referimos nada más a la deformación a la castellana: Roselló por Rosselló, Casanovas por Casanoves, sino la dificultad de la trascripción cuando se hace vía oral y la fonética es mal interpretada. Son los casos de Queralt en lugar de Querol, Bonet por Vernet, Boi por Boé, Mayoral por Majoral, Gavarró por Gafarró..., es así como una de las

consecuencias de la emigración son alterados los apellidos.
Por un lado la diferencia de la edad declarada y la real, y también hemos encontrado dos casos en que la naturaleza está equivocada: Personas que vivían hacía muchos años, “de toda la vida” a Esplugas, pero que no eran del lugar. Uno factor y otro, nos han imposibilitado el conocimiento del 100 % de las partidas de los bautismos.

ANÁLISIS DE LOS DATOS

Presentamos en el siguiente texto, los resultados globales de los análisis de las fechas provee el padrón (complementadas con las del archivo parroquial de Esplugas) apartado por apartado. En el apéndice aportamos las fechas de todos los espluguenses estudiantes con un listado y notas complementarias. A ellas nos referimos cuando escribimos entre paréntesis (ficha “x”).



Espluguenses accidentales
Hay una minoría de casos que afectan a bebés nacidos en Esplugas de Francolí de padres no espluguenses, a causa de la residencia transitoria de la familia en la villa por causas preferentemente laborales.
Son una muestra de los hermanos Francisca y Rosa Martorell Soler, hijas de un notario de Lleida que ejerció cuatro años en Esplugas. El nacimiento de sus hijos marca el recorrido seguido en la práctica de su oficio: Tiene una primera hija en La Fuliola (El Urgell) en 1.883, estas dos en Espluga (1886 y 1889) y finalmente, a partir del 1894, otras en Tarragona.
Otra ocupación de elevada movilidad es la de empleado del ferrocarril. El 10 de Marzo de 1895 nacía en Esplugas una hija del matrimonio originario de la provincia de Burgos, el padre del cual era ferroviario. Su hermana mayor, había nacido en 1886 en Santander.

Otros casos parecidos se encuentran con los hijos de los mozos de escuadra, médicos, secretarios...



Estado civil

El estado civil presenta cifras diferentes según el sexo que corresponde a situaciones diversas. La mujeres presentan una proporción más uniforme de los tres estados (no encontramos ningún religioso o religiosa), mientras los hombres están casados en una gran mayoría. Los solteros son niños y jóvenes que vivían con los padres o en la casa de beneficencia (sin niños); el único viudo fue a vivir recientemente a casa de un hijo en Tarragona.


La situación civil de la población masculina está enlazada con la mayor edad en que realizamos la emigración (al ser más mayores, una parte ya llegan casados) y en la mentalidad de la época, por la cual un hombre no podía vivir solo, porque no podía hacer los trabajos domésticos.
El elevado número de solteros se explica por la presencia de las criadas, que estudiaremos más adelante. También encontramos viudos que viven solos o con algún hijo o hija todavía solteros.
Son una muestra los hermanos Francisca y Rosa Martorell Soler, hijas de un notario de Lleida que ejerció cuatro años en Esplugas. El nacimiento de sus hijos marca el recorrido seguido en la práctica de su oficio: Tiene una primera hija en La Fuliola (El Urgell) en 1.883, estas dos en Esplugas (1886 y 1889) y finalmente, a partir del 1894, otras en Tarragona.
Otra ocupación de elevada movilidad es la de empleado del ferrocarril. El 10 de Marzo de 1895 nacía en Esplugas una hija del matrimonio originario de la provincia de Burgos, el padre del cual era ferroviario. Su hermana mayor, había nacido en 1886 en Santander.

Estado civil
Sexo Soltero Casado Viudo Total
Hombre 10 (28%) 25 (69%) 1 (3%) 36 (100%)

Mujer 25 (40%) 30 (48%) 8 (12%) 63 (100%)

Total 50 40 9 99
Oficios
Pocos son los espluguenses que emigran con oficio, en concreto nada más dos: Un botero (o tonelero) hijo de botero (ficha 88) y un empleado hijo de mozo de escuadra (ficha 52). Todos los demás emigrantes son hijos de campesinos que cogen cualquier trabajo: Cinco continuarán las tareas del campo, seis hacen de jornaleros, uno aprende a ser marinero... (mirar el cuadro).

La crisis está en la agricultura, en el campo, que expele mano de obra al mundo urbano. De hecho, la lectura de las fichas personales que hemos confeccionado demuestra en algunos casos un ambiente que podemos calificar de mísero.



Oficios de los emigrantes de Esplugas a Tarragona, de los maridos de las espluguenses que residan y, en la tercera columna, de los padres de los emigrantes, hombres y mujeres.

Sector de Oficio Emigrantes Maridos Padres

Actividad h. m.

Sector

Primario
Agricultura Campesino 5 10 22 25

Jornalero 6 3 - -


Pesca Marinero 1 1 - -
Sector

Secundario
Botería Botero 1 - 1 1

Construcción Peón 2 2 - -

Albañil 1 2 - 2



Piel y calzado Zapatero 1 - - -

Metal Cerrajero 1 - - -

Calderero - 1 - -



Fontanero - 1 - -

Industria Industrial - 2 - -


Sector

Terciario
Hostelería Camarero 1 - - -

Cocinero - 1 - -

Fondista 1 - - -

Tabernero - - - 1

Comercio Droguero - 1 - 1

Panadero - 1 - -



Serv.Domést. Criada 16 - - -

Otros Servic. Practicante 1 - - -

Notario - - - 2



Ferroviario - - - 1

Jardinero - 1 - -

Empleado 2 3 - -

Mozos Esc. - 1 1 -

Residentes Propietarios 2 - - 1

Los oficios de los esposos de las emigrantes varían respecto a los emigrantes. Encontramos más variedad de ocupaciones y algunos de elevado estatus socioeconómico: Los hijos de los notarios, dos chicas que se casan con industriales...

Podemos afirmar que hay que separar la emigración femenina, una parte que nos corresponde al movimiento natural en demografía de cambio de residencia por matrimonio. Por otro lado, las jóvenes procuran encontrar un marido con una posición lo más favorable posible y lo consiguen al casarse con hombres que hace más tiempo que viven en la ciudad.
Al mismo tiempo, y continuando con la tónica anterior, los progenitores de los emigrantes masculinos son mayoritariamente campesinos, mientras que hay una mayor variedad y mejor situación económica en los padres de los emigrantes femeninos.


Un caso especial: Las criadas

El servicio doméstico constituía una salida para muchas familias de la Conca, que podían “colaborar” sus hijas. Un recuento del padrón estudiado, nos ha permitido conocer el nombre de muchachas de la comarca que servían en Tarragona, un total de setenta:



Criadas de la Conca de Barberá

a Tarragona en 1.905

Barberá 1

Blancafort 7

Esplugas de Francolí 16

Forés 3

Montblanc 13



La Guàrdia dels Prats 3

Prenafeta 2

Pira 2

Rocafort de Queralt 1



Sta. Coloma de Queralt 1

Sarral 2


Senan 4

Solivella 7

Vilanova de Prades 6

Vimbodí 2


TOTAL 70

Esplugas de Francolí es la población que se lleva más, en concreto un 23%. A continuación va Montblanc. Con dos poblaciones son las de mayor peso demográfico y están bien comunicadas, gracias al ferrocarril. También sobresalen Blancafort y Solivella, seguidas de Vilanova de Prades.


Una de las causas de elevada cifra de espluguenses, es sin duda la afluencia de veraneantes para tomar las aguas.

Fruto de la venida de Tarraconenses se establece relación con familias de la población que conducían a la contratación de chicas para el servicio doméstico.


Las criadas espluguenses son solteras (a excepción de una viuda) y jóvenes, su edad oscila entre los 14ª los 22 años. El perfil de sus clientes era a menudo de matrimonios con hijos de un estatus social alto (comerciantes, residentes, profesiones liberales, militares...), pero tampoco faltan individuos que viven solos; viudos o sacerdotes.
Casos a parte, el tiempo era corto, de un mes a seis años, y a menudo es una migración de ida y vuelta: La joven a la búsqueda de un dinero que le sirva para un futuro matrimonio y, al mismo tiempo, descarga del peso económico de su mantenimiento a la familia.

Llegado el caso podían volver a Esplugas, como hemos detectado en algunos casos, o bien establecerse definitivamente en Tarragona o en otra ciudad.


Contrariamente de lo que se podría pensar, más de la mitad recibieron la instrucción primaria. En los trabajos de la casa (limpieza y alimentación) se sumaba de manera frecuente el cuidado de bebés, a pesar que había familias que tenían muchachas concretas para cada trabajo:

Encontramos el caso en que servían dos o más chicas.


El equivalente masculino de la mano de obra no especializada y de servicio, era el criado, en especial para los trabajos agrícolas. A cambio de la manutención, el vestido y un poco de dinero, la criada y el criado ofrecían su fuerza de trabajo para las tareas cotidianas propias de su sexo.

En la ciudad, el criado sería en aprendiz o dependiente, pero las características del trabajo –que no comportaba siempre el cambio de domicilio- hace que a menudo no se tome nota en los libros de empadronamiento.



Años de residencia y edad de llegada.
La edad de llegada a Tarragona varía de una forma notable entre los dos sexos y hay que relacionarla directamente con la oferta de trabajo y el motivo de la nueva residencia. Las mujeres empezaban más jóvenes a los trabajos que eran propios de la época: Criadas y niñeras. Un 30% de los miembros del sexo femenino emigraban entre los 16 y los 20 años a la capital, donde vivirían una temporada más o menos larga, o definitivamente.

En cambio, los espluguenses vecinos de Tarragona llegaban más tarde: Un 55%, más de la mitad, con más de 20 años, después de haber hecho el servicio militar y cercanos a la fecha de matrimonio. Son una mano de obra poco cualificada que ven cómo ganarse la vida, huyendo de la fuerte crisis en el campo motivada por la filoxera.



Edad de llegada a Tarragona
Edad Hombres Mujeres Total
0-5 7 7 14

6-10 4 4 8

11-15 3 8 11

16-20 2 18 20

21-25 5 10 15

26-30 4 4 8

31-35 5 1 6

+35 6 11 17

Así es en el quinquenio 1895-1899 cuando llega el máximo contingente migratorio de Esplugas a Tarragona (el 31% de los hombres y el 22% de las mujeres), justamente sufre el ataque de la terrible enfermedad a las cepas espluguenses. No podemos, pero, magnificar las fichas: En realidad este colectivo incluye familias enteras que optan por ir a vivir a la capital administrativa. Así dos hombres y dos mujeres son los miembros de la familia Rossell Anguera (ver fichas 7 y 66-68)
Otra fecha que podría llevar a error de apreciación si sólo hiciésemos un tratamiento estadístico de las fechas, sin la apreciación adecuada, son el gran número de mujeres llegadas en los últimos dos años ( un 30% del total). La punta viene marcada por la solicitud de muchachas para el servicio en las casas de Tarragona, las cuales acostumbraban a trabajar pocos años, como ya hemos explicado, durante la primera juventud.


Años de residencia en Tarragona

Hombres Mujeres Total Años llegada


El mismo año 1 9 10 1905

1-2 5 10 15 1903-1904

3-5 1 5 6 1900-1902

6-10 11 14 25 1895-1899

11-15 2 9 11 1890-1894

16-20 4 7 11 1885-1889

+20 12 10 22 antes 1880


Instrucción.
El acceso a la instrucción a Esplugas de Francolí de finales de siglo XIX, en una época de crisis, va especialmente en contra de las mujeres. Sólo un 38% dicen saber leer y escribir, casi el mismo porcentaje de hombres analfabetos.


Instrucción Pública
Sexo Alfabetizados Leer y no Analfabetos Total

Escribir


H. 23 (64%) - 13 (36%) 36 (100%)

M. 24 (38%) 5 (8%) 34 (54%) 63 (100%)

Total 46 5 47 99
El cuadro que presentamos no necesita demasiados comentarios, se explica solo, si bien tenemos que tener presente –como en todos los estudios- el génesis de la fuente: No se hacía ninguna comprobación del declarante por el cabeza de la casa. Dicho esto, es evidente que la posición inferior de la mujer el acceso a la cultura a la sociedad del siglo pasado. Mayoritariamente vale decir que se aprecia una mejora con el paso del tiempo: Las más jóvenes tienen más instrucción.

EPÍLOGO

Como epílogo, hemos investigado en los libros de bautismos de la parroquia, una de las pocas fechas que proveen las fuentes documentales del lugar de origen para el conocimiento de la emigración, y, como veremos, con reservas.



Se trata de seguir las anotaciones marginales de las partidas de bautismo: La normativa eclesiástica del ne temere que, a partir de 1.908, establecía la obligación de anotar el día, el lugar y el nombre del consorte del matrimonio o matrimonios del bautizado o bautizada, con la intención de evitar la bigamia. Como que los datos no están alejados de nuestro estudio concreto de los espluguenses emigrantes en Tarragona, presentamos el resultado numérico del vaciamiento de los enlaces celebrados por algún espluguense en parroquias de fuera. El resultado nos conducirá a conocer los lugares de emigración de éstos, ya sea temporal o definitivo y, aún cuando la cronología sea un poco alejada del trabajo que hoy presentamos, analizaremos los datos de celebración.

No es necesario decir, que hemos recogido la información referida a las personas estudiadas, las cuales presentamos en las fichas del apéndice.



Lugar de casamiento.
El lugar donde se casaban los espluguenses nacidos en los años 1.879-1.887, nos muestra un amplio abanico de poblaciones donde éstos emigraron. En primer lugar, vale decir que el porcentaje de hombres es muy superior al de mujeres: 106 hombres por 51 mujeres. Es decir que la emigración de la post-filoxera afecta más a la población masculina, que expulsada del campo tendrían que buscar refugio en el mercado laboral urbano. Tarragona no era suficiente grande para dar respuesta a esta cantidad excesiva de mano de obra del campo, y será Barcelona quien empezará a ser “la cabeza principal” de Cataluña, la que absorberá finalmente toda esa población flotante. Así, casi la mitad de los matrimonios se celebran en Barcelona.

A gran distancia sigue la ciudad de Reus y la Borges Blanques .


La relación con la Conca de Barberá y con las Garriguess, es necesario verla, a excepción de les Borges, como estrategias matrimoniales.

Como dato más anecdótico, no faltan algunos valientes que emigraron a la frontera hacia: Francia y América Latina.



Lugares donde celebraron el matrimonio los espluguenses nacidos entre los años 1.879 y 1.887 (Fuente: Libro décimo de bautismos del archivo parroquial APEF)

Comarca/Población Hombres Mujeres Total %Comarcal



CATALUNYA
ALT CAMP 5 - 5 3%

Alcover 1 - 1

Valls 4 - 4

Comarca/Población Hombres Mujeres Total %Comarcal

Comarca/Población Hombres Mujeres Total %Comarcal


Comarca/Población Hombres Mujeres Total %Comarcal

AMÉRICA 2 1 3 1,9%

Argentina 1 - 1

Méjico 1 - 1

Uruguay - 1 1



Fechas matrimoniales
Las fechas de matrimonio de los espluguenses nacidos a partir del 1879 fuera de la villa, muestran un máximo muy definido los años 1.901 y 1.911 (29 y 24 matrimonios respectivamente), que concuerda con la media de la edad de casamiento: 31, 2 años. La fecha, elevada, es una muestra de cómo la emigración hacía atrasar el enlace.

Año de matrimonio de los

espluguenses fuera de la Villa.

Años Hombres Mujeres Total


1908-1909 12 12 24

1910-1911 39 14 53

1912-1913 16 9 25

1914-1915 1 - 1

1916-1917 6 4 10

1918-1919 7 1 8

1920-1921 6 - 6

1922-1923 5 3 8

1924-1925 5 3 8

1926-1927 3 2 5

1928-1929 2 1 3

1930 en adelante 4 2 6

Total 106 51 157

Un segundo aspecto a destacar es la influencia de la primera guerra mundial o guerra europea, a pesar de la neutralidad del gobierno, en la celebración del sacramento. Durante el periodo 1914-1918 los matrimonios nada más son 12 en total, y no se realiza ninguno el año 1914 nada más uno en 1915 y en 1918. De todas formas, en 1919, se recupera el tiempo perdido, y se acumulan los que habían estado aplazados:

En un año se efectúan siete.
El comportamiento es habitual y muestra una vez más cómo la economía y la demografía están íntimamente relacionadas.

APÉNDICE




Emigrantes de Esplugas de Francolí a Tarragona, en el año 1.905
Fuente:

* Padrón de habitantes de Tarragona.

* Archivo Municipal de Tarragona.

* Libros de Bautismo (1.834-1898) Archivo

Parroquial de Esplugas de Francolí.




NOTA ACLARATORIA DE TRADUCCIÓN

DEL CATALÁN AL CASTELLANO:
n.: Número de orden

Cognoms i Nom: Apellidos y Nombre

a. naix: Año de Nacimiento

a. real: Año Real

e.a: Edad de llegada

e.c: Estado Civil

Professió: Profesión

a.r: Años de residencia

Llegir: Leer

Escr.: Escribir.


Profesiones:
Boter: Botero o Tonelero

Cambrer: Camarero

Empleado: Empleado

Estudiant: Estudiante

Fondista: Fondista

Jornaler: Jornalero

Mariner: Marinero

Minyona: Criada

Pagès: Campesino o labrador

Paleta: Albañil

Peó: Peón

Practican: Practicante (A.T.S)

Propietari: Propietario (dueño)

Sabater: Zapatero

Serraler: Quien sierra madera

NOTAS DEL APÉNDICE

1: Con 19 años, hace medio que vive en casa de una viuda Tarraconense, junto con otra criada del mismo Esplugas (ficha 93)


2: Ver infra ficha 12
3: Hijo de un campesino, se casa con una mujer de Ulldemolins. En la misma ciudad vivía su hermana Rosa (ficha 4)
4: Ver ficha 3. Estaba casada con un marinero.

5: Hija de un campesino

6: Estaba casada con un campesino de la Pobla de Montornés.

7: Ver ficha 68

8: Estaba casado con una mujer de Ardenya (la Riera, Baix Penedés)

9: Casado con Francisca Badia Carreras, de la Guàrdia dels Prats (1872). Vivían con su madre viuda, Dolores Padró Òdena

10: Hacía diez años que vivía en Tarragona , ejerciendo de “mayordoma” de un presbítero

11: Ver ficha 12

12: Según los libros sacramentales nació en Sant Gaudent (Francia), hijo de un padre espluguense y una madre de El Albi. Se casó en Esplugas (ficha 2) y en 1905 vivían en Tarragona con una hija del matrimonio todavía soltera (ficha 11)

13: Estaba casada con un fontanero natural de Gandesa

14: Estaba casada con un empleado natural de Ponferrada (León)

15: Hija de un campesino espluguense y una mujer de Guimerá. Se casa con un jornalero de El Albi, lugar donde nació su primer hijo en el año 1890

16: Hijo de un campesino. Su mujer era de La Argentera, la cual vivía en Tarragona desde 1875

17: Hija de un campesino. Viuda, vive en un asilo de las hermanitas de la caridad.



18: Hija de un campesino espluguense y de una mujer de Montblanc, se casa con un fadrí (mozo, doncel, soltero?) de Esplugas (ficha 63)

19: Ver ficha 59

20: Hija de un campesino consta como transeúnte, y convive con dos hijos solteros jornaleros, nacidos en Reus.

21: Ver ficha 23. Se casó con una Tarraconense.

22: Ver ficha 23. Estaba casada con una mujer de Cornudella

23: En el padrón consta como natural de Esplugas, cuando en realidad lo era de Pontils, a pesar de estar casado con una espluguense y habiendo vivido toda la vida. Parece ser que, al enviudar, se refugió en casa de uno de sus hijos que vivían en Tarragona, en casa de Juan Fa Abellán (ficha 21). Dos de sus otros hijos que residen, son Salvador (ficha 22y José, nacido en Vimbodí, cocinero casado con una muchacha espluguense (ficha 77)

24: Ver fichas 77 y 23

25: Hija de un campesino, estaba casada con otro campesino, natural de Tarragona. Su hermana también vivía en Tarragona, seguramente porque ella le había encontrado trabajo (ficha 26)

26: Ver ficha 25. Es criada en la casa de un abogado

27: Hace de criada en la casa de un propietario natural de Barcelona desde hacía 3 meses. Por este motivo es designada como transeúnte en el padrón.

28: Hijo de un campesino. Estaba casado con una Tarraconense.

29: Es la única viuda y persona mayor, que encontramos en el trabajo de sirvienta. Está en casa de un propietario.

30: Estaba casada con un campesino de Solivella, Vicente Llorenç Mestres. Allí nacieron sus primeras hijas, en los años 1891 y 1893(Teresa y Francisca). La familia marchó a Tarragona en 1895

31: Hija de un botero Jaime Figuerola Pelegrí y de una tarraconenses., Teresa Rovira Soler, la segunda mujer de su padre. Servía en casa de un canónigo, seguramente de “mayordoma”

32: Hijo de un campesino. Estaba casado con una Tarraconense.

33: Hijo de un campesino de Tarrés, servía en casa de un comerciante natural de Reus, con cinco hijos. Compartía los trabajos con otra muchacha de Riydecanyes.

34: Su padre era de Vimbodí. Fue a servir en la casa de un militar retirado y de una viuda. Por el poco tiempo de estancia en Tarragona se considera transeúnte por el padrón. Se casó en 1912 en Barcelona.

35-36: Hijos del matrimonio formado por Ventura José y la espluguense Carmen Palau Rossell (ficha 56)

37: Estaba recluido en la casa de beneficencia.

38: Hija de un campesino, trabajaba junto a otra chica, también de 17 años de Montblanc llamada Encarna Pàmies Torelló, en la casa de un propietario de Tarragona.

39: Hija de un campesino, vivía acompañada de una hija tarraconense de 28 años-

40: Hija de un campesino, se casó con una mujer de El Catllar (Ver ficha 41)

41: Hijo de un campesino. Su mujer era de Ascó, desde donde había llegado a la capital en el año 1895. También vivía en Tarragona su hermano José (ficha 40)


    1. Su padre era el notario Trinidad de Martorell Vedruna, natural de Lleida, que ejerció su profesión en Esplugas de Francolí entre 1.885 y 1889, cuando nacieron sus dos hijas. Su mujer Cecilia Soler Grinyó, natural de Castellserà, había criado a su primera hija en Fuliola en 1883. Del 1889 al 1894 ejerció de notario en Montblanc, desde donde fue a Tarragona.

44: Su padre había nacido en Fulleda. Servía en la casa de un comerciante, donde también vivía la madre de éste, viuda.

45: Hijo de Jaime Minguet Capell, mozo de escuadra natural de Torregrossa, y de una espluguina, sé casó con una tarraconense.

46: Hija de un campesino, estaba casada con un albañil de Tarragona, José Llobell.

47: Hija de un campesino, vive con uno de sus hijos ya nacido en Tarragona, y que es pastelero.

48: Su padre era de la Espluga Calba, y ella estaba casada con un campesino de Cornudella.

49: Hija de un droguero de los Pallargues, se casó con un droguero de Alió, Andrés Plana. Su hijo Modesto Plana Mora (ficha 57) todavía vive con su familia.

50: Su padre era un campesino de Esplugas y su madre de Montblanc, donde conoció a su mujer, Coloma Tosses Figuerola.

51: Trabaja en la casa de un comerciante, junto con otras dos jóvenes: Una de Esplugas (ficha 75) y la otra de Garidells.

52: Hijo de Mozo de Escuadra Miguel Oliver Civit, espluguense, se casó con una mujer de Barcelona, ciudad donde nació su primer hijo, en el año 1896

53: Hija de un campesino que tenía la madre de Rojals, ejercía de criada en la casa de un industrial natural de Prades.

54: Ver ficha 9

55: Su padre era originario de la provincia de Huesca y su madre de Llaveria (Tivissa). Vive con su madre viuda, su marido (un campesino de Tarragona) y sus hijos.

56: Hija de un campesino, estaba casada con el expositor Bonaventura José Luis, natural de Vinyols. Su primer y tercer hijo (Daniel y María, fichas 35 y 36) habían nacido en Esplugas.

57: Ver ficha 49

58: Hijo del padre de El Catllar y madre de Esplugas, se casó con una tarraconense. Tenía a su servicio una criada de Vinaixa.

59: Hijo de un campesino, sigue el mismo oficio de su padre. Casado con una espluguense Dolores Civit Sans (ficha 19), tienen un hijo nacido en Tarragona en 1893 y otro en Reus en 1896. Un hermano suyo, vivía en Tarragona (ficha 60)

60: Ver ficha 59. Estaba casado con un albañil de Tarragona.
61: Hijo de un campesino, estaba casado con una murciana que había llegado a Tarragona en el año 1885.

Él lo había hecho 20 años antes. Una hermana suya también emigró definitivamente a la ciudad mediterránea (ficha 62)

62: Ver ficha 61. Estaba casado con un campesino Agustín Bru.

63: Hijo de un campesino, estaba casado con una mujer del mismo Esplugas (ficha 18). En Tarragona vivían dos hijos suyos, ya con casa propia, Antonio (ficha 59) y Carmen (ficha 60), y una hermana (ficha 64). Antes de ser peón en Tarragona, en Esplugas, consta como un campesino en el nacimiento de sus hijos.

64: Ver ficha 63. Estaba casada con un campesino de Riudecols.

65: Hijo de un campesino, estaba casado con una murciana.

66: Ver ficha 68.

67: Ver ficha 68.

68: Casado con la también espluguense Antonia Anguera (ficha 7), cohabitan con dos hijos nacidos también en Esplugas, Antonio (ficha 66) y Francisca (ficha 67). En el libro de bautismo consta como campesino.

69: Trabaja en casa de un militar de Madrid. Se casó, a los 24 años, en el año 1908 en Calldetenes (Osona).

70: Hace poco tiempo que sirvió en casa de un comerciante, con 16 años. En el año 1909 se casaba en Esplugas de Francolí, regresando a su Villa de origen.

71: Hija de Juan Rossell Feliu, tabernero, se casa con un campesino de Garidells. Su primer hijo, una niña, nace en Esplugas en el año 1892 (ficha 84). Localizamos en la casa de beneficencia de Tarragona otros dos hijos suyos: Juan (ficha 85) y Sebastián (ficha 86)


72: Hija de un campesino. Vive en un asilo.

73: Su padre era de Montblanc y la madre de Esplugas.

Se había casado con una mujer de Reus.

74: Llegaba a Tarragona por matrimonio, en concreto con un calderero de la capital.

75: Ver ficha 51. Volverá a Esplugas, donde se casará dos veces: Con Isidro Amigó Vidal y, en 1917, con Isidro Torres Terés

76: Hijo de un campesino. Estaba casado con un mujer de Vinaroz.

77: Su padre era natural de Esplugas Calba. Se había casado, en el año 1898, con un hijo de Jaime Fa Lloret (ficha 23). Su primer hijo (ficha 24) nacía en Esplugas.

78: Hija de un campesino de los Omells de Na Gaia, estaba casada con un peón de Málaga.

79: Hijo de un campesino nacido en Esplugas de ascendencia de fuera: Su abuelo paterno era de Rocallaura y su abuelo materno de Montmaneu. Estaba casado con una tarraconense.

80: Trabaja de criada en casa de un ingeniero natural de Teruel, vecino de Tarragona.

81: Hija de una campesino, vive sola.

82: Hija de un campesino, residía en la casa de beneficencia.

83: Hija de un campesino, estaba casada con el empleado de Tarragona Manuel Deutú Roca (ver apéndice). Su primer hijo había nacido en Reus (Dolores) en 1889

84: Ver ficha 71

85: Ver ficha 71. En el año 1918 se casó en Barcelona.

86: Ver ficha 71. En el año 1920 se casó en Tarragona.

87: Hija de un campesino, estaba casada con un industrial nacido en Valls.

88: Hijo del botero Jaime Vidal Miró, se casa con una mujer de Vila-Seca. En su casa convivían –o tenían a disposición- un eclesiástico de Vilanova de Prades.

89: Vive en la casa de beneficencia, es la única niña, antes de seis chicos. Hija de un campesino de Esplugas casado con una vallense, se casarán en Barcelona en el año 1911.

90-91: Los dos hermanos viven en la casa de beneficencia. Manuel (ficha 91) se casará dos veces: En el 1929 en Tarragona y en el 1932 en Reus.

92: Estaba casada con un campesino de Constantí.

93: Ver ficha 1.

94: Hija del ferroviario Esteve Villanueva Miguel, natural de Briviesca (Burgos). Una hermana suya nacía en Santander en el 1886.

95: Con la siguiente son hijas de un propietario de Poboleda y una espluguense. Estaba casada con un hornero del puente de Armentera y acogía en su casa a la hermana menor (ficha 96).

96: Ver ficha 95. Se casará tres años más tarde en Tarragona.

97: Hija de un maestro de Casas de Alcover, María Virgili Barberá, y de una mujer de Menarguens, tenía el abuelo paterno de Valls. Herman de la siguiente (ficha 98), estaba casada con un jardinero tarraconense. Su hijo continúa el oficio paterno. En el padrón consta que tenían como ahijada una niña de 9 años natural de Senan.

98: Ver ficha 97. estaba casada con un jornalero de Tortosa, que ya residía en la capital desde 1873.

99: Su mujer había nacido en los Omell de Na Gaia.



(Documento original de empadronamiento)


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje