Página principal

Rafaela Mª en una carta a sus sobrinas Carmen y Rafaela, que se educaban en un colegio de Córdoba les dice así


Descargar 21.48 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño21.48 Kb.

Monición


Rafaela Mª en una carta a sus sobrinas Carmen y Rafaela, que se educaban en un colegio de Córdoba les dice así:

"Me alegro de que hayáis tenido mes de María. ¡ Es una devoción preciosa!. Yo, cuando tenía vuestra edad, iba a ese colegio muchas tardes a hacerlo, porque en esa iglesita se hacía muy bonito."


Vamos a rezar este rosario uniéndonos a toda la iglesia, en este año que el papa ha dedicado al Rosario .Como Esclavas, como Provincia, nos unimos también a la devoción Mariana, que siempre tuvo Sta. Rafaela Mª y con ella, invocamos a nuestra Madre María.

Canto:


Eres Madre muy sencilla, criatura del Señor, Virgen pobre, Madre mía, llena de gracia y de amor. Fuiste arcilla entre sus manos y el Señor te modeló, aceptaste ser su esclava, siempre dócil a su voz.

YO QUIERO SER ARCILLA ENTRE SUS MANOS, YO QUIERO SER VASIJA DE SU AMOR. QUIERO DEJAR LO MÍO PARA ÉL, PARA ÉL.


MISTERIOS LUMINOSOS

El Papa Juan Pablo II innovó unos Nuevos Misterios en el Rosario y con María y Santa Rafaela Mª vamos a rezarlos




PRIMER MISTERIO: El Bautismo de Jesús en el Jordán





Por entonces vino Jesús de Galilea al Jordán, para encontrar a Juan y para que éste lo bautizara. Una vez bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se abrieron los Cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Al mismo tiempo se oyó una voz del cielo que decía: «Este es mi Hijo, el Amado; éste es mi Elegido.»


  • Oremos: para que todos los cristianos vivamos la vocación a la santidad, como fruto de nuestro bautismo




  • Palabras de Rafaela M:ª "El Día 2 fui bautizada. El día más grande de mi vida, porque en él fui inscrita en el libro de la vida. Pida que por indigna no sea borrada, ni siquiera oscurecida esta inscripción, para que cuando llegue al cielo, tenga entrada enseguida, ¡ pues quién resiste estar separada de la vista de Dios!

  • Padrenuestro y Ave María




  • Canto:

HAGAMOS TODO POR ÉL Y EN ÉL, CON ILUSIÓN Y ESPERANZA, CON FUERZA Y GRAN CONFIANZA EN QUIEN TANTO NOS AMA Y TAN PODEROSO ES.

Recibe hoy, mi Señor, mi alma, mi verdad y todo lo que soy y hazme llegar al camino de amor y humildad que seguía Rafaela María.



SEGUNDO MISTERIO: Las bodas de Caná





  • Lectura del Evangelio:

Tres días más tarde se celebraba una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. También fue invitado Jesús a la boda con sus discípulos. Sucedió que se terminó el vino preparado para la boda, y se quedaron sin vino. Entonces la madre de Jesús le dijo: «No tienen vino.» Jesús le respondió: «Mujer, ¿por qué te metes en mis asuntos? Aún no ha llegado mi hora.»
Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan lo que él les diga.»


  • Oremos: Pidamos a María para que los esposos vivan fielmente su vocación matrimonial y hagan de su hogar una Iglesia doméstica




  • Palabras de Rafaela M:ª Así escribía la Santa a unos sobrinos que acababan de casarse:

"Me fue muy grata vuestra carta, porque en ella demostráis que vuestra unión ha sido toda obra del Señor. Él la bendecirá ahora y siempre, si vosotros correspondéis como espero a tanta y tan grande gracia Con mis oraciones podéis contar en ayuda"


  • Padrenuestro y Ave María




  • Canto: Si todos buscamos complacernos y en silencio sufrir, el mundo sería un paraíso, el hombre sería feliz. Quiero formar mi propia historia en la sola mente del Señor y el corazón tener dispuesto para acoger todo su amor.

TODOS UNIDOS EN TODO COMO LOS DEDOS DE LA MANO, Y UN CORAZÓN UNIVERSAL. ENTREGARNOS POR AMOR, DARLO TODO POR LA PAZ, EN LA SENCILLEZ, CON HUMILDAD.

TERCER MISTERIO: La predicación de Jesús y la llamada a la conversión




  • Lectura del Evangelio: Después de que tomaron preso a Juan, Jesús fue a Galilea y empezó a proclamar la Buena Nueva de Dios . Decía: «El tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca. Cambiad el corazón y creed la Buena Nueva.»




  • Oremos: Para que en la Iglesia crezca el deseo de reconciliación, sea instrumento de paz en este mundo de manera que colabore en el fin de todo conflicto bélico que exista en la tierra y no falten en la Iglesia sacerdotes, que prediquen el Evangelio y administren el Sacramento del perdón




  • Palabras de Rafaela M:ª “Den todo por la paz” "¡Cuanto me llenan los sacerdotes ejemplares!. Mis oraciones son especiales para ellos."




  • Padrenuestro y Ave María




  • Canto: RAFAELA MARÍA, HERMANA NUESTRA, PIDE PARAR TODOS LOS HOMBRES FE, ESPERANZA Y AMOR, FE, ESPERANZA Y AMOR.

Esta vida nuestra tan llena de cambios debe estar tejida de entrega y de fe. Dios es nuestro Padre, quiere que cambiemos, quiere que sintamos la urgencia de amar.

CUARTO MISTERIO: La transfiguración del Señor




  • Lectura del Evangelio: Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan, y los llevó a ellos solos a un monte alto. A la vista de ellos su aspecto cambió completamente. Incluso sus ropas se volvieron resplandecientes, tan blancas como nadie en el mundo sería capaz de blanquearlas. Y se les aparecieron Elías y Moisés, que conversaban con Jesús.
    Pedro tomó la palabra y dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí! Levantemos tres chozas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.» En realidad no sabía lo que decía, porque estaban aterrados. En eso se formó una nube que los cubrió con su sombra, y desde la nube llegaron estas palabras: «Este es mi Hijo , el Amado, escuchadlo.»




  • Oremos: Pidamos por todos los cristianos, para que descubramos la oración como la fuerza y la fuente donde sacamos vida para seguir a Jesús




  • Palabras de Rafaela M:ª "En nosotros está el pedir, confiar y esperar, y si no al parecer conseguimos lo que pedimos, adorar los inescrutables designios de Dios con paz y resignación"




  • Padrenuestro y Ave María




  • Canto: Me volveré a ti, mi Señor, y sólo en ti apoyaré, descansaré mi vida.



QUINTO MISTERIO: La institución de la Eucaristía en la última cena


  • Lectura del Evangelio: Mientras comían, Jesús tomó pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: «Tomad y comed; esto es mi cuerpo.» Después tomó una copa, dio gracias y se la pasó diciendo: «Bebed todos de ella: esto es mi sangre, la sangre de la Alianza , que es derramada por todos, para el perdón de vuestros pecados.




  • Oremos: Por todos para que descubramos la riqueza de poder tener a Jesús siempre tan cerca de nuestras vidas en la Eucaristía, como fuerza y pan para el camino diario




  • Palabras de Rafaela M:ª "¡ Que dicha tener un Dios tan grande! Y a ese Dios tan inmenso lo hemos de poseer en su lleno por toda la eternidad, y ahora lo poseemos en el Santísimo Sacramento y viene todos los días a nuestro corazón. ¡Esto sí que es un mar sin fondo!"




  • Padrenuestro y Ave María




  • Canto: ¿Cómo un Dios tan grande como tú puede caber en un trozo de pan? (Bis)

Envío Final


Hemos rezado nuestro rosario, pero la oración cristiana, no está nunca separada de la vida, sino que debe enviarnos a ella con un corazón más parecido al de Jesús, al de María y sus seguidores. Hoy, Rafaela Mª, nos mira como Cuerpo y nos quiere enviar a la vida con unas palabras tomadas de una carta a una de sus sobrinas, donde la invita a rezar a María, pero a no quedarse sólo en eso:

" Espero que harás el mes de María como el año pasado, y que en lugar de estampas darás a los pobrecitos pan, vestiditos, pañuelos, etc. ¡ Agradece tanto la Santísima virgen lo que se hace por los pobres! "

Que María nos haga crecer como Congregación en el amor a los preferidos de Jesús y como ella, sepamos "Dar Vida" en todas las situaciones de pobreza y desesperanza.

Canto Final


Terminamos cantando el Magnificat, el canto de María la mujer servidora de Dios, la mujer que supo hacer de su vida un canto de amor y generosidad.

YO CANTARÉ AL SEÑOR UN HIMNO GRANDE, YO CANTARÉ AL SEÑOR UNA CANCIÓN. (BIS)



Mi alma engrandece, mi alma canta al Señor (bis). Proclama mi alma la grandeza de Dios, se alegra mi Espíritu en Dios mi Salvador. Porque ha mirado, la humillación de su sierva (bis). Cantad conmigo la grandeza de Dios, todas las naciones alabad al Señor.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje