Página principal

Quincuagesimonoveno Período Ordinario


Descargar 157.41 Kb.
Página2/3
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño157.41 Kb.
1   2   3

LUIS HERNANDO VILLALOBOS LEGUIZAMON


Gerente Regional

Transportes Coordifronteras



ECUADOR
Sector Oficial:
FAUSTO PEREZ VERGARA

Subsecretario de Gobierno

Ministerio de Gobierno y Policía
GALO ALEMAN RUIZ

Director de Personal

Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas
JORGE MALDONADO ROBLES

Primer Secretario del Servicio Exterior

Embajada del Ecuador en el Perú
EDMUNDO ORTIZ

Jefe


Departamento de Transporte Internacional por Carretera

Consejo Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre


VICTOR PAREDES FREIRE

Director Técnico

Consejo Nacional de Tránsito y Transporte Terrestres
FAUSTO SALINAS PEREZ

Director Nacional de Tránsito

Dirección Nacional de Tránsito
Sector Privado:
PATRICIO FAJARDO LARREA

Gerente General

Rutas de América
GEORSI ALONSO LUZURIAGA IÑIGUEZ

Director


Cámara de Industrias y Comercio Ecuatoriano-Colombiano

PERU
Sector Oficial:
PEDRO RAFAEL REINOSO CASTAÑEDA

Director General de Circulación Terrestre

Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción
JULIA ADELA COCA REQUENA

Directora de Transporte de Pasajeros y Carga Nacional e Internacional

Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción
LUIS FERNANDO CORONADO LA TORRE

Director Ejecutivo de Circulación Terrestre

Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción
RICARDO PEDRO DAVILA VEGA

Gerente de Convenios Internacionales

Superintendencia Nacional de Aduanas
ESPERANZA GUILLEN PABLO

Subdirectora de Integración para el Desarrollo

Ministerio del Interior
GERARDO TEODORO LIÑAN SAENZ

Subdirector de Control Migratorio

Dirección de Migraciones y Naturalización

Ministerio del Interior


JESUS JOSE TAPIA CARRILLO

Subdirector de Asuntos Internacionales

Dirección General de Circulación Terrestre

Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y

Construcción
FELIX RICARDO URBINA PALACIOS

Intendente General

Superintendencia de Banca y Seguros
ESTHER VALDIVIA UNZUETA

Asesora


Asesoría Técnica

Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción


VICTOR ZUÑIGA ACOSTA

Director Técnico Normativo

Dirección General de Circulación Terrestre

Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción.



Sector Privado:
MIGUEL LUIS ALEMAN URTEAGA

Asesor


Expreso Internacional Ormeño S.A.
RODIL ANGULO GARCIA

Particular



JOSE ANTONIO ALFARO MONTOYA


Jefe de Administración

Transportes Martínez S.A.


MIGUEL AZAMA AZAMA

Gerente Administrativo

Cargueros Terrestres E.I.R.L.
JUAN AZAMA HIGA

Gerente General

Transportes Carter
EDUARDO BARRANTES HERRERA

Asesor


Expreso Internacional Ormeño S.A.
ADELA CANALES MOSQUERA

Asesora


CONUDFI (FECUTI-ANDINA)
BASILIO CESARO STROBBE

Gerente General

Transportes Cesaro
HUMBERTO DAVID CHANG SAEZ

Gerente Comercial

Empresa de Transporte Terrestre Chang Hnos.
MANUEL ENRIQUE HOYOS CHUMBIAUCA

Asesor Legal

Empresa de Transportes Morales y Casas S.A.
OSCAR LEDESMA RIVERA

Departamento Legal

Empresa de Transportes Chang Hnos.
ELIAS MALPARTIDA PEÑA

Secretario Técnico

Consejo Nacional de Usuarios del Sistema de Distribución Física Internacional de Mercancías
OSCAR VASQUEZ-SOLIS MARTIN

Asesor Legal

Expreso Internacional Ormeño S.A.
VENEZUELA
Sector Oficial:
NELSON OJEDA VALENZUELA

Director General Sectorial de Transporte Terrestre

Ministerio de Transportes y Comunicaciones
CELIA BENCHIMOL ALBO

Director General de Sistemas de Transporte

Ministerio de Transportes y Comunicaciones
NELIDA MARCANO THODE

Directora General de Transporte

Instituto de Comercio Exterior
RAFAEL RODRIGUEZ GONZALEZ

Director de Transporte Internacional

Dirección General Sectorial de Transporte Terrestre

Ministerio de Transportes y Comunicaciones


Sector Privado:
LUIS VARAS MERIS

Vicepresidente

Compañía de Transporte SAET.C.A.

JUNTA DEL ACUERDO DE CARTAGENA

HECTOR MALDONADO LIRA

Jefe

Departamento de Integración Física


JORGE MOREIRA JALCA

Funcionario Internacional

Departamento de Integración Física
LUIS ERNESTO RODRIGUEZ

Funcionario Internacional

Departamento de Comercio
ANEXO III

INFORME DE EVALUACION SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE LAS DECISIONES
257, 289 Y 290 DE LA COMISION Y RESOLUCIONES DEL COMITE
ANDINO DE AUTORIDADES DE TRANSPORTE TERRESTRE

Es conocido que hoy en día, la visión que se tiene del transporte internacional por carretera es diferente, el mismo ha tenido que adecuarse a las exigencias impuestas por el mercado y por la liberalización de las economías. Este, cualquiera sea su modalidad, se lo considera como uno de los instrumentos de ayuda eficaz para la consolidación del espacio económico y el logro de los objetivos del Acuerdo de Cartagena y, como tal, constituye una herramienta valiosa de integración física que brinda un apoyo determinante al intercambio comercial, a la expansión competitiva de la base productiva y a la dinamización del comercio exterior.


Bajo esta nueva concepción, la Junta del Acuerdo de Cartagena ha realizado y viene adelantando una serie de acciones, en coordinación con los organismos nacionales competentes de los Países Miembros, lo que ha permitido liberalizar las operaciones de transporte entre nuestros países, simplificar los requisitos y aspectos documentarios para dichas operaciones y orientar las mismas hacia el ámbito regional y mundial. Esto ha dado como resultado la aprobación de las Decisiones 257, 289 y 290, así como de dieciocho Resoluciones y demás Acuerdos que el CAATT ha adoptado desde su institucionalización por parte de la Comisión, foro que ha venido reuniéndose en forma periódica desde el mes de marzo de 1990. Lo anterior se suma al impulso y a la acogida que tuvo para su creación por parte de la Reunión de Ministros de Transportes, Comunicaciones y Obras Públicas de los Países Miembros del Grupo Andino, quienes fueron los que inicialmente recomendaron su creación.
Considerando la necesidad de contar con una norma comunitaria coherente y práctica, que incorpore dentro de sus preceptos una mayor flexibilización y simplificación en las operaciones y trámites para el transporte, aduana y migración, que ajustada a esta nueva realidad garantice una eficiencia en la circulación de las mercancías, que establezca grados de responsabilidad para los transportistas y sus usuarios, así como en la circulación de los medios de transporte, la Comisión adoptó la Decisión 257 "Transporte Internacional de Mercancías por Carretera" el 28 de noviembre de 1989, norma que fue publicada en la Gaceta Oficial del Acuerdo el 7 de diciembre del mismo año, norma esta que fue complementada con la Decisión 289 "Transporte Internacional de Pasajeros por Carretera", vigente desde el 4 de abril de 1991.
Las normativas comunitarias mencionadas constituyen instrumentos a través de los cuales se establecen principios y condiciones que permiten las operaciones de transporte por carretera y el desarrollo de sus empresas a nivel subregional. En el caso del transporte de mercancías podemos decir que, al amparo de la Decisión 257, en la actualidad se pueden transportar productos de exportación o importación bajo la responsabilidad de una empresa autorizada con capacidad para ofrecer sus servicios en dos o más Países Miembros, que cuenten con vehículos habilitados y utiliza los documentos uniformes que amparan las mercancías en tránsito aduanero y a los vehículos en las operaciones de transporte, pudiendo llevar cargas en contenedores precintados reconocidos por las aduanas de origen, tránsito y destino. En fin, esta norma consagra elementos que permiten y propician un transporte seguro, fluido y con proyección a futuro, no obstante lo cual su real y efectiva aplicación demanda un proceso de asimilación y perfeccionamiento que debe darse, tanto a nivel interno de cada país como en forma comunitaria.
Con la Decisión 289, se permite a las empresas autorizadas realizar tráficos, transportando personas, sus equipajes y encomiendas entre países de la Subregión o en tránsito a través de Países Miembros hacia terceros países, dejando y recogiendo pasajeros de viaje internacional, que cuenten con vehículos habilitados, y estableciendo parámetros de la responsabilidad del transportador. En fin, se consagran elementos que permiten y propician un transporte seguro desde un lugar de origen a otro de destino, según los términos establecidos en el contrato de transporte, cuyas condiciones se encuentran previstas en dicha norma.
Con las Decisiones 257 y 289 se busca superar los obstáculos más relevantes que hasta esa fecha habían venido dificultando la realización del transporte internacional de carga y pasajeros por carretera y, consecuentemente, el desarrollo del comercio y de la circulación de personas a nivel intrasubregional. En ese sentido, el sustento fundamental de estas normas están dadas en varias ideas básicas y mecanismos de aplicación efectivos que seguramente redundarán en el mejoramiento sustancial de las corrientes de comercio y del turismo extra e intrasubregional.
Estos son:
- Una concepción moderna y amplia de la forma de realizar el transporte internacional de mercancías y pasajeros por carretera que permita la utilización óptima de las diversas modalidades de operación.
- Una definición moderna del transportista que debe efectuar el transporte internacional de mercancías y pasajeros por carretera.
- Una forma expedita y sencilla de habilitación de los vehículos a ser utilizados en las operaciones de transporte.
- Normas claras que regulan las relaciones entre los usuarios y los transportistas autorizados y entre estos y las distintas autoridades nacionales competentes de los Países Miembros.
- Aspectos aduaneros y migratorios acordes con las exigencias actuales y con los avances experimentados en los Países Miembros, que van a facilitar el transporte internacional de mercancías y pasajeros por carretera así como el comercio y el turismo intrasubregional.
- Mecanismos que permiten armonizar la documentación y los procedimientos a utilizar en las operaciones de transporte internacional por carretera entre los Países Miembros.
Con la misma orientación, y con el propósito de impulsar y fortalecer el desarrollo de este modo de transporte, es que nuestros Presidentes, al aprobar el Diseño Estratégico para la Orientación del Grupo Andino, acordaron como uno de los objetivos de integración física y desarrollo del comercio y el turismo: "consolidar el sistema de transporte internacional por carretera mediante la plena aplicación de la legislación comunitaria, el reforzamiento del marco institucional y subregional del sector", objetivo este que ha sido recogido en distintas reuniones presidenciales.
Con la adopción de las Decisiones 257 y 289 se vino a agilizar el otorgamiento de las autorizaciones para la realización del transporte internacional de mercancías y pasajeros por carretera como son los Certificados de Idoneidad y los Permisos de Prestación de Servicios para el transporte de mercancías y los Permisos Originarios y complementarios de Prestación de Servicios para el Transporte de pasajeros, que si bien continúan siendo otorgados por los organismos nacionales competentes de cada uno de los Países Miembros, en la actualidad no está sujeto, su otorgamiento, a la observancia y cumplimiento de las normas existentes en ellos, sino a la observancia de los preceptos comunitarios contenidos en dichas normas y las recomendaciones emanadas de este Comité, lo que sin duda dificultaba, por la diversidad de criterios.
Por otro lado, contienen preceptos que determinan en forma taxativa y clara los requisitos que el transportista debe cumplir para obtener su calificación como idóneo para realizar transporte internacional por carretera, los mismos que se encuentran establecidos en los artículos 15 y 16 de la Decisión 257 y 19 y 20 de la Decisión 289.
Además, las normas andinas referidas establecen plazos dentro de los cuales las autoridades nacionales deben resolver sobre la concesión de las autorizaciones solicitadas. Finalmente, vale resaltar el hecho de no considerarse la aplicación de mecanismos de reciprocidad, otorgándose, en consecuencia, los Países Miembros libertad de tránsito y de operación, naciendo así lo que llaman "quinta libertad" para el transporte por carretera.
Digno de resaltar dentro de este análisis del transporte internacional, es el de la creación e institucionalización del Comité Andino de Autoridades de Transporte Terrestre (CAATT), como organismo comunitario de asesoramiento y apoyo, a quien se le ha otorgado la facultad de velar por la aplicación de las Decisiones que sobre transporte terrestre se encuentran vigentes, así como una serie de actividades contenidas en las mencionadas normas, relacionadas con la reglamentación de las mismas, la aprobación de los documentos necesarios para las operaciones de transporte, la evaluación y supervisión de la eficiencia de los servicios, entre otros.
Otro de los aspectos importantes de las Decisiones 257 y 289 es, sin duda, el establecimiento y armonización de los documentos y procedimientos a observarse en las operaciones de transporte internacional por carretera. En ese sentido, el CAATT en sus diferentes reuniones ha aprobado los formatos y el contenido de los documentos necesarios para la realización de este modo de transporte, recomendando además su uso inmediato. Estos son:

Para el transporte de mercancías:


- Certificado de Idoneidad
- Permiso de Prestación de Servicios
- Certificado de Habilitación de Vehículo
- Libreta de Tripulante Terrestre
- Manifiesto de Carga Internacional
- Declaración de Tránsito Aduanero Internacional
- Carta de Porte Internacional por Carretera
Para el transporte de pasajeros:
- Permiso Originario de Prestación de Servicios
- Permiso Complementario de Prestación de Servicios
- Certificado de Habilitación de Vehículo
- Libreta de Tripulante Terrestre
- Lista de Pasajeros
- Boleto de Pasaje
- Transporte de Encomienda

Dentro del campo de la infraestructura física y de los servicios del transporte y las comunicaciones, la Junta, dentro de su programa de actividades, se encuentra abocada al cumplimiento de los Mandatos Presidenciales, así como de una serie de acciones y recomendaciones propuestas por los Ministros del sector, además de lo que establecen cada una de las normas comunitarias.



El cumplimiento de las Decisiones adoptadas por la Comisión en materia de transporte terrestre, ha sido evaluado en diferentes foros como son: la Reunión de Ministros de Transportes, Comunicaciones y Obras Públicas del Grupo Andino y el Consejo de Integración Física. Incluso, este tema ha llegado a conocimiento de los Presidentes de nuestras naciones en varias oportunidades, quienes, conscientes de la problemática planteada, han adoptando directrices y mandatos concretos, resultando importante destacar lo dispuesto en las Actas de Caracas y Barahona, que a la letra dicen:
"Instruir a las instituciones nacionales competentes a garantizar la libre circulación de mercancías y pasajeros en el transporte internacional por carretera dentro de la Subregión, para el fiel cumplimiento de las normas comunitarias sobre esta materia."
"Con el propósito de superar las dificultades que retardan la efectiva circulación por vía terrestre, aérea y acuática, instruir a los Ministros de Obras Públicas, Transportes y autoridades aéreas para que, en un plazo de sesenta días se reúnan con el fin de adoptar las medidas necesarias para agilizar el cumplimiento de estos compromisos."
El último de los mandatos mencionado fue el que dio origen a la celebración de la II Reunión Extraordinaria de Ministros de Transportes, Comunicaciones y Obras Públicas del Grupo Andino, efectuada los días 23 y 24 de marzo de 1992. Esta reunión tuvo una significativa importancia para el transporte internacional y para el proceso de integración, ya que en ella se realizó un análisis detallado del cumplimiento de cada una de las normas comunitarias que sobre transporte se encuentran vigentes en los modos terrestre, marítimo y aéreo, y en donde se identificaron muchas de las dificultades que confrontan los Países Miembros, especialmente en el sector competencia de este Comité.
Como se dijo anteriormente, este Comité, desde marzo de 1990 hasta la fecha, ha adoptado varios Acuerdos así como dieciocho Resoluciones que reglamentan las normas comunitarias al amparo de la facultad concedida por ellas, las que han permitido asegurar su cumplimiento y facilitar y simplificar las operaciones de transporte.
Como una de las primeras actividades que este Comité desarrolló, fue aprobar la documentación necesaria para las operaciones de transporte por carretera sobre la cual todos los países han procedido a implementar su otorgamiento y difundir su uso.
En su primera reunión, celebrada en marzo de 1990, se aprobaron los formatos para el transporte de mercancías, los mismos que en gran medida vienen siendo utilizados por los transportistas autorizados. Posteriormente, luego de la adopción de la Decisión 289, se aprobó los formatos para el transporte de pasajeros, sobre los cuales no podemos realizar una evaluación de su cumplimiento por cuanto las operaciones de este modo de transporte aún no se han dado al amparo de las normas comunitarias.
Con relación a la documentación aprobada, los Países Miembros vienen utilizando los formatos aprobados para la concesión del Certificado de Idoneidad y Permiso de Prestación de Servicios para el transporte de mercancías, así como para el otorgamiento de los Permisos Originarios y Complementarios de Prestación de Servicios para el transporte de pasajeros. En este sentido, Colombia ha informado a la Junta sobre la autorización de 40 Certificados de Idoneidad y 13 Permisos de Prestación de Servicios; Venezuela ha otorgado 18 Certificados de Idoneidad y 8 Permisos de Prestación de Servicios; Perú ha otorgado 19 Certificados de Idoneidad; Bolivia y Ecuador hasta la fecha no han concedido tales autorizaciones.
En lo que respecta a transporte de pasajeros, tenemos que Venezuela, Colombia y Ecuador han concedido, en cada uno de ellos, un Permiso Originario de Prestación de Servicios y, Venezuela y Ecuador han concedido, igualmente, un Permiso Complementario de Prestación de Servicios. Perú, por su parte, ha otorgado 3 Permisos Originarios de Prestación de Servicios.
Sin embargo, de percibirse un avance que lo podemos calificar de importante en el aspecto de concesión de autorizaciones y uso de la documentación aprobada para las operaciones de transporte, existen todavía un gran número de dificultades como consecuencia de la utilización de esta documentación, a más de las identificadas en los pasos de frontera, en la aplicación de la Póliza de Seguro de Responsabilidad Civil necesaria para el otorgamiento de los permisos de operación y las garantías exigidas para los tránsitos aduaneros de las mercancías e internación temporal de los vehículos, en los acuerdos bilaterales y multilaterales para la asignación de rutas, frecuencias y horarios para el transporte internacional de pasajeros por carretera y en el otorgamiento de la Libreta de Tripulante Terrestre.
Toca, en consecuencia, a este Comité en esta reunión y en las venideras, analizar estos obstáculos con el propósito de superarlos y otorgar al sector de la transportación por carretera de la Subregión normas cada día más precisas y acordes con las exigencias del comercio.
En lo que respecta a la Libreta del Tripulante Terrestre este Comité adoptó su formato y mediante Resolución CAATT III-10 aprobó el Reglamento para el otorgamiento de la misma, concediendo esta facultad a las autoridades de migración de los Países Miembros.
Continuando con la evaluación de los avances obtenidos en materia de transporte terrestre, este Comité con el propósito de facilitar el desarrollo ágil, eficiente y económico del transporte, adoptó en una de sus primeras reuniones, la Resolución CAATT II-1, mediante la cual reglamentó los Artículos 6, 15, 16, 20, 23, 24 y 25. De estos Artículos es importante destacar lo relacionado con las modalidades de transporte que los Países Miembros se permiten y de la que los transportistas pueden hacer uso en sus operaciones, me refiero al:
- transporte directo, sin cambio de vehículo;
- transporte directo, sin transbordo de las mercancías, con cambio de unidad de tracción; y,
- transporte con transbordo de mercancías.
y digo que reviste especial importancia estas modalidades, porque es precisamente este aspecto el que más dificultades ha tenido en su aplicación, debido a la interpretación que los países le han dado, llegando a convertirse en un verdadero obstáculo para la aplicación de la norma y para la libre circulación de los vehículos y la carga entre nuestros países.
Esperamos que con la interpretación dada por este Comité en aquella oportunidad, que recoge el principio integrador que tuvo este Organismo al incluirlo dentro de su propuesta, y que es el que anima a nuestros países a formar parte del Acuerdo de Cartagena, se vayan obviando los obstáculos y fluya, ahora sí, la circulación de vehículos y mercancías en la Subregión.
A este respecto, este Comité consideró "a conveniencia de la Empresa Transportadora Autorizada, y teniendo en cuenta la clase de mercancías, la rentabilidad de la operación, la carga de compensación en el país de destino y la eficiencia del servicio, los Países Miembros permitirán cualquiera de las modalidades operativas contempladas en el Artículo 6 de la Decisión 257".
Con relación al Artículo 20 de la Decisión 257, que establece el uso de vehículo propio, también este Comité adoptó un Reglamento del cual vale resaltar sus principales características:
- Justificar ante la Autoridad Nacional Competente de su país el objetivo comercial de la empresa y el motivo que la obliga a utilizar un servicio de transporte propio.
- Este modo de transporte no puede se remunerado.
- El transportista está obligado a cumplir con lo establecido en el Capítulo V de la mencionada norma, referente al Contrato de Transporte.
- La obtención de un Permiso Especial de Origen para Transporte Propio que será otorgado por el Organismo Nacional Competente de su país de origen y un Permiso de Operación para Transporte Propio que será otorgado por el Organismo Nacional Competente del país en tránsito y destino, distinto del país de origen y por el cual vayan a circular los vehículos.
- Las autorizaciones tendrán una vigencia de un año y serán renovables por igual período.
ANEXO IV

RESUMEN DE LOS COMPROMISOS ADQUIRIDOS EN EL CONSEJO DE ASUNTOS
ADUANEROS Y EL COMITE ANDINO DE AUTORIDADES DE TRANSPORTE
TERRESTRE

I. ANTECEDENTES


La Junta del Acuerdo de Cartagena, en cumplimiento de los Mandatos Presidenciales contenidos en el Acta de La Paz y en el marco del Programa Andino de Promoción de Exportaciones, ha venido desarrollando el Subprograma de Facilitación de la documentación de Comercio Exterior y de Transporte el cual contempla la realización de un sinnúmero de actividades que se desarrollan en dos etapas:
1) Diagnóstico de la situación existente en los países; y,
2) Elaboración de Propuestas concretas tendientes a la solución de problemas específicos.
En cumplimiento de las actividades referidas, y con el apoyo de la Comisión de las Comunidades Europeas, se viene desarrollando una normativa que regule a nivel comunitario el tránsito aduanero internacional de mercancías que se realice entre los Países Miembros y entre éstos y terceros países, así como el diseño de un Documento Aduanero Unico que permita unificar los esfuerzos que en materia de simplificación de trámites y documentos se vienen realizando en los Países Miembros.
Estos documentos fueron analizados en la VI Reunión del Consejo de Asuntos Aduaneros, celebrada en la ciudad de Lima los días 10 y 11 de octubre de 1991, autoridades que expresaron estar conscientes de la importancia y necesidad de que la Subregión cuente con una normativa comunitaria en materia de tránsito y un documento aduanero único que reúna los regímenes aduaneros previstos en sus respectivas legislaciones, manifestando su conformidad con la concepción, orientación y espíritu de los documentos presentados.
Este documento fue analizado posteriormente en una nueva reunión de expertos aduaneros de la Subregión que se celebró durante los días 14 y 15 de noviembre pasado, en Lima.
En la reunión del XIII Consejo de Integración Física celebrado en Lima los día 18 y 19 de noviembre del presente año, las delegaciones de las autoridades de transporte terrestre, a solicitud del Ecuador, recomendaron una reunión conjunta del Consejo de Asuntos Aduaneros y del Comité Andino de Transporte Terrestre, lo que fue acogido, con carácter de inmediato, por los Ministros de Transporte de los Países Andinos reunidos en Lima el 20 del mismo mes.
En una reunión conjunta del Consejo de Asuntos Aduaneros y del Comité Andino de Autoridades de Transporte Terrestre que se realizó en la ciudad de Santafé de Bogotá, Colombia, durante los días 16 y 17 de diciembre de 1991, se volvió a analizar dicho documento, adoptándose una Resolución que recomendó a la Comisión su aprobación mediante una Decisión.
Luego del análisis respectivo, las delegaciones acordaron aprobar el documento sobre Tránsito Aduanero Internacional, presentado por la Junta, como Proyecto de Decisión y resolvieron recomendar a sus respectivos Representantes Plenipotenciarios ante la Comisión del Acuerdo de Cartagena, que dicho Proyecto de Decisión, dada su importancia, sea tratado por dicho órgano legislativo en su próxima reunión.
II. En cuanto al Programa de Facilitación, la Junta con la adopción del Documento Aduanero Unico, pretende disminuir los trámites aduaneros, iniciando en los cruces de fronteras, ya que su utilización acarrea la supresión progresiva de la suscripción de varios documentos nacionales en el territorio aduanero y, en consecuencia, la disminución de los controles documentarios efectuados por las aduanas.
Asimismo, el Documento Aduanero Unico unificaría el contenido de la información, conteniendo la simplificación de trámites y procedimientos y se dedique más tiempo, el servicio administrativo a una ampliación de las verificaciones físicas necesarias, ya sea para descubrir posibles movimientos de contrabando o a fin de prohibir la entrada de ciertas mercancías que atente contra la salud y el orden público.
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje