Página principal

Que reforma y adiciona diversas disposiciones de la ley general de salud, del cóDIGO PENAL FEDERAL Y del código federal de procedimientos penales, suscrita por diputados de diversos grupos parlamentarios


Descargar 108.55 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño108.55 Kb.
1   2   3

2. Código Penal Federal

a) Artículo 193. Se propone suprimir el primer párrafo del artículo 193 y modificar el segundo párrafo. El artículo 193 hoy vigente contiene dos definiciones paralelas que se prestan a confusión. En el primer párrafo se definen los "narcóticos" en referencia a la LGS, convenios y tratados internacionales de observancia obligatoria y las "demás disposiciones legales aplicables en la materia". En el segundo párrafo se establece que "son punibles" las conductas relacionadas con estupefacientes, psicotrópicos (ambos términos son los utilizados por la Ley General de Salud) y demás substancias referidos en artículos específicos de la LGS. Ahora bien, si se interpreta dicho artículo de forma estricta, solo serían punibles las conductas relacionadas con los estupefacientes, psicotrópicos y substancias establecidas en los artículos 237, 245, fracciones I, II, y III y 248 de la Ley General de Salud. Sin embargo, al estar todos los tipos penales contenidos en el Capítulo I del Título Séptimo del CPF construidos en referencia a los "narcóticos señalados en el artículo" 193, se suele interpretar que serán punibles también las conductas relacionadas con los "narcóticos" definidos en el primer párrafo del 193. Ello deja al ciudadano en un estado de indefensión pues la definición del primer párrafo del 193 es una definición abierta que puede ser adicionada por los tratados internacionales y "demás disposiciones legales aplicables" sin que exista una reforma al tipo penal del Código Penal Federal. Una persona tendría que estar al corriente de todos los tratados internacionales relevantes, así como disposiciones legales aplicables para saber qué conductas son punibles. Sería conveniente aprovechar la oportunidad para corregir lo que es un mal diseño legislativo que deja al ciudadano en un estado de incertidumbre frente a la ley penal, haciéndola de constitucionalidad cuestionable.

b) Artículo 197. Se propone agregar una frase al final del artículo que especifique que penalizará a quien induzca a otro a consumir narcóticos "en contravención de las disposiciones aplicables". La redacción vigente hoy en día establece una prohibición absoluta, cerrando la posibilidad de que un médico recete la cannabis. En consecuencia, es preciso establecer la cláusula que permita inducir a otros a consumir cannabis cuando sea realizado conforme a la legislación aplicable, esto es, cuando se trate de un médico que legalmente esté recetando un tratamiento.

c) Artículo 198. Se propone agregar un párrafo al final del artículo para regular específicamente la siembra, cultivo o cosecha de la cannabis, estableciendo la posibilidad de que sea cultivada, cosechada o sembrada para fines médicos o científicos con las autorizaciones correspondientes de la Secretaría de Salud. Asimismo, se adecuan las penas aplicables a campesinos y consumidores que no cumplan con las autorizaciones de la Secretaría de Salud a fin de que una falta de atención a la adecuada tramitación de permisos no los califique automáticamente como delincuentes dignos de penas privativas de la libertad, dejando dichas penas para el caso de reincidencia.

Asimismo, se propone eliminar la cláusula que penaliza el cultivo de "cualquier otro vegetal que produzca efectos similares" por considerarlo inconstitucional ya que establece delitos por analogía y mediante un tipo indefinido que deja en estado de indefensión al inculpado.

d) Se propone modificar los artículos 24 y 67 a fin de sustituir las frases "estupefacientes" y "psicotrópicos" por el genérico "narcóticos" a fin de hacerlos concordar con la modificación propuesta para el artículo 193.



3. Código Federal de Procedimientos Penales

Por último, se propone modificar los artículos 524, 525 y 526 del Código Federal de Procedimientos Penales a fin de alcanzar una terminología uniforme con la nueva redacción del artículo 193 del Código Penal Federal.

Por todo lo expuesto, proponemos el siguiente

Decreto

Primero. Se reforman los artículos 236, 237 y 245 de la Ley General de Salud, para quedar como sigue:

Artículo 236. Para el comercio…

A fin de cumplir con funciones de fiscalización a que se refiere el artículo 28 de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, enmendada por el Protocolo de 1972 de Modificación de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y demás obligaciones internacionales aplicables, la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, contará con las siguientes facultades:

I. Designar las zonas y parcelas de terreno en donde se permitirá el cultivo de la cannabis.

II. Expedir licencias para el cultivo de la cannabis, la fabricación de medicinas derivadas de la misma y la distribución de productos médicos a los consumidores, conforme a la normatividad vigente.

III. Adquirir la totalidad de las cosechas de los cultivadores, por sí o a través de un solo intermediario.

IV. Realizar, en exclusiva en el territorio nacional, toda exportación, importación, comercio al por mayor de la cannabis.

V. Almacenar existencias que no se encuentren en poder de fabricantes de productos medicinales derivados de la cannabis.

VI. Las demás que las leyes y reglamentos le otorguen en materia de cannabis.



Artículo 237. Queda prohibido… opio preparado para fumar, diacetilmorfina o heroína, sus sales o preparados, papaver somniferum o adormidera…

(…)


Queda prohibido en el territorio nacional todo acto de los mencionados en el artículo 235 de esta Ley respecto de la cannabis sativa índica y americana o marihuana, su resina, preparados y semillas para fines distintos a su uso médico o científico. Para la utilización de la cannabis y sus derivados con fines médicos se deberá de contar con las autorizaciones a que se refieren las fracciones I y II del artículo anterior o bien, para el caso del consumidor, con receta médica otorgada conforme a las normas aplicables. Se estará a lo dispuesto en los convenios internacionales en la materia en lo que se refiera a los usos médicos y científicos de la cannabis.

Artículo 245. En relación…

I. Las que tienen valor terapéutico escaso o nulo…

(…)


Tenocilidina, TCP, 1-[1-(2-tienil) ciclohexil]-piperidina

No tiene, TMA, d1-3,4,5-trimetoxi-á -metilfeniletilamina

(…)

III. Las que tienen valor terapéutico…

(…)


Temazepam

Tetrahidrocannabinol, los siguientes isómeros: Ä6a (10a), Ä6a (7), Ä7, Ä8, Ä9, Ä, Ä9 (11) y sus variantes estereoquímicas.

Tetrazepam

(…)


Segundo. Se reforman los artículos 24, 67, 193, 197 y 198, así como el título del Capítulo V, todos del Código Penal Federal, para quedar como sigue:

Artículo 24. Las penas y medidas de seguridad son

1. (…)


(…)

3. Internamiento o tratamiento (…) la necesidad de consumir narcóticos.

(…)

Y las demás que fijen las leyes.



Capítulo V

Tratamiento de Inimputables y de Quienes Tienen la Necesidad de Consumir Narcóticos, en Internamiento o en Libertad

Artículo 67. (…)

(…) En caso (…) de consumir narcóticos, el juez ordenará también el tratamiento que proceda…"



Artículo 193. (Derogado)

Para los efectos de este capítulo, son punibles las conductas que se relacionan con los narcóticos, entendiéndose por estos los estupefacientes, psicotrópicos y demás sustancias previstos en los artículos 237, 245, fracciones I, II y III y 248 de la Ley General de Salud.

El juzgador, al individualizar la pena o la medida de seguridad…

Artículo 197. (…)

(…)


Las mismas penas del párrafo anterior se impondrán al que induzca a otro para que consuma cualesquiera de los narcóticos señalados en el artículo 193, en contravención de las disposiciones aplicables.

Artículo 198. Al que dedicándose como actividad principal a las labores propias del campo, siembre, cultive o coseche plantas de amapola, hongos alucinógenos, peyote, por cuenta propia (…)

(…)


(…)

(…)


Al que siembre, cultive o coseche plantas de cannabis sin la licencia de la Secretaría de Salud a que se refiere el segundo párrafo, fracción II, del artículo 236 de la Ley General de Salud se le impondrán penas de hasta dos terceras partes de la prevista en el artículo 194 de este código, siempre y cuando la siembra, cultivo o cosecha se hagan con la finalidad de realizar alguna de las conductas previstas en las fracciones I y II del artículo 194 referido. Si falta esta finalidad, la pena será de dos a ocho años de prisión. Al que incurra en las conductas descritas en este párrafo y tenga como actividad principal las labores propias del campo, se le impondrá una multa de entre veinte y treinta días o, en caso de reincidencia, una pena de tres meses a un año de prisión.

Tercero. Se reforman los artículos 524, 525 y 526 así como los títulos del Título Decimosegundo y de su Capítulo III del Código Federal de Procedimientos Penales para quedar como sigue:

Título Duodécimo

Procedimiento Relativo a los Enfermos Mentales, a los Menores y a los que Tienen el Hábito o la Necesidad de Consumir Narcóticos

(…)


Capítulo III

De los que Tienen el Hábito o la Necesidad de Consumir Narcóticos

Artículo 524. Si la averiguación se refiere a la adquisición y posesión de narcóticos, el Ministerio Público, de acuerdo con la autoridad sanitaria a que se refiere el artículo anterior, precisará acuciosamente si esa posesión tiene por finalidad exclusiva el uso personal que de ellos haga el indiciado. En este caso, y siempre que el dictamen hecho por la autoridad sanitaria indique que el inculpado tiene el hábito o la necesidad de consumir ese narcótico y la cantidad sea la necesaria para su propio consumo, no hará consignación a los tribunales; en caso contrario, ejercitará acción penal.

Artículo 525. Si se hubiere hecho la consignación y dentro de las setenta y dos horas que señala el artículo 19 constitucional, se formula o se rectifica el dictamen en el sentido de que el inculpado tiene hábito o necesidad de consumir ese narcótico y la cantidad sea la necesaria para su propio consumo, el Ministerio Público se desistirá de la acción penal sin necesidad de consulta al Procurador y pedirá al tribunal que el detenido sea puesto a disposición de la autoridad sanitaria federal para su tratamiento, por el tiempo necesario para su curación.

Artículo 526. Si el inculpado está habituado o tiene la necesidad de consumir narcóticos y además de adquirir, poseer o cultivar los necesarios para su consumo, comete cualquier delito contra la salud, se le consignará, sin perjuicio de que intervenga la autoridad sanitaria para su tratamiento, información o educación.

Notas
1. Janet E. Joy, Stanley J. Watson, Jr., y John A Benson, Jr. Marijuana and medicine: assesing the science base, Division of Neuroscience and Behavioral Research, Institute of Medicine, Washington, DC, National Academy Press, 1999.
2. Secretaría de Educación Pública. La historia de la navegación, colección Sepa…, año 1, número 41, SEP, 1982, página 6.
3. Brau, Jean Louis. Historia de las drogas, Bruguera, Barcelona, 1972, página 12.
4. Rudgley, Richard. Enciclopedia de las substancias psicoactivas, Paidós, Barcelona, 1999, página 92.
5. Icaza, Francisco Asís de. Conquistadores y pobladores de Nueva España. Diccionario autobiográfico sacado de los textos originales, tomo II, Madrid, 1923. Inscripción número 781. En la Introducción de esta obra, el autor, Francisco de Icaza, menciona lo siguiente: "Don Antonio de Mendoza [a la sazón virrey de la Nueva España] aplazó la ejecución de las Nuevas Leyes [promulgadas por Carlos V], y a ese aplazamiento, y a la promesa de nuevas mercedes o socorros, obedece en principio la formación de los registros de conquistadores, fuente principal de este libro. [Página XXVI.] (El virrey don Antonio de Mendoza gobernó de 1535 a 1550).
6. Zavala, Silvio. El servicio personal de los indios en la Nueva España, tomo I. El Colegio de México-El Colegio Nacional, México, 1984, página 60.
7. Torquemada, F. Juan de. Monarquía indiana, tomo III, Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM, México, página 307.
8. García Icazbalceta, Joaquín. Don Fray Juan de Zumárraga, primer obispo y arzobispo de México, tomo I (edición de Rafael Aguayo Spencer y Antonio Castro Leal), Porrúa, México, 1947, páginas 318-319.
9. Recopilación de leyes de los reynos de las Indias (Madrid, 1791), tomo II, Consejo de la Hispanidad, Madrid, 1943, página 67.
10. Navarro de Anda, Ramiro (compilador). Instrucciones y memorias de los virreyes novohispanos, tomo II, Porrúa, México, 1996, páginas 423-424.

11. Tenorio, Op. cit., página 138. Véase el anexo "Documentos expedidos durante la Colonia".


12. Florescano, Enrique; y Gil Sánchez, Isabel. "Las reformas borbónicas y el crecimiento económico 1750-1808", en Cosío Villegas, Daniel (coordinador). Historia general de México, tomo I, tercera edición, Colmex-Harla, México, 1981, página 518.
13. Ibíd.
14. Informe de Juan Francisco del Valle al virrey Bucareli, Atlixco, 30 de mayo de 1777. Cuaderno número 7 sobre lino y cáñamo. AGN, gpo. doc. Industria y Comercio, volumen 12, fojas 87-88.
15. Alzate, José Antonio. "Memoria sobre el uso que hacen los indios de los pipiltzintzintlis [1772]", en Moreno, Roberto (compilador). José Antonio de Alzate. Memorias y ensayos, UNAM, México, 1985, página 56.
16. Tenorio Tagle, Fernando. El control social de las drogas en México, Inacipe, México, 1991, página 148.
17. Pérez Montfort, Ricardo. "La yerba ‘Juanita’", en Pérez Montfort, Ricardo. Hábitos, normas y escándalo. Prensa, criminalidad y drogas durante el porfiriato tardío, Plaza y Valdés, México, 1997, página 193.
18. Gutiérrez Ramos, Axayácatl. La prohibición de las drogas en México. La construcción del discurso jurídico 1917-1931, tesis de maestría en historia contemporánea. Instituto Mora, México, 1984, hoja 23.
19. Gutiérrez Ramos. Op. cit., hoja 54.
20. Ibíd., hoja 76.

21. Robinson, Rowan. El gran libro del cannabis, Lasser Press, México, 1999, páginas 144-159.


22. Escohotado, Antonio. Historia general de las drogas, Espasa, Madrid, 2002, página 976.
23. Escohotado, Antonio. La cuestión del cáñamo, segunda edición, Anagrama, Barcelona, 1998, página 45.
24. Ibíd.
25. Iversen, Leslie L. Marihuana, conocimiento científico actual, Ariel, Barcelona, 2001, página 316.
26. Escohotado… Historia general, página 976.
27. Ibíd., páginas 983 y 1305.
28. Grinspoon, Lester. Reconsideración de la marihuana, Extemporáneos, México, 1973, página 351.
29. Williamson, EM; y Evans, FJ. Drugs, diciembre de 2000, 60(6), páginas1303-1314. Cannabinoids in clinical practice. Centre for Pharmacognosy, The School of Pharmacy, University of London, England.Cannabis. Ben Amar M. J Ethnopharmacol, abril de 2006, 05(1-2), páginas 1-25. Epub, 15 de marzo de 2006. Cannabinoids in medicine: A review of their therapeutic potential. Substance Abuse Program, Faculties of Continuing Education and Graduate Studies, University of Montreal, Montreal, Canadá. Croxford JL. CNS Drugs, 2003, 17(3), páginas179-202. Therapeutic potential of cannabinoids in CNS disease. Department of Microbiology-Immunology, Northwestern University Medical School, Chicago, Estados Unidos de América.
30. Bandow, Doug. Guerra contra las drogas: ya basta, Cato Institute, National Review, 19 de diciembre de 2003.
31. Ibídem.
32. Ibídem.
33. Nadelmann, Ethan. An end to marihuana prohibition, National Review, 12 de julio de 2004.
34. Bustos Ramírez, Juan J.; y Hormazábal Malarée, Hernán. Lecciones de derecho penal, parte general, Trotta, Madrid, 2006, página 68.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a 29 de abril de 2008.



Diputados: Elsa de Guadalupe Conde Rodríguez, Maricela Contreras Julián, Lorena Martínez Rodríguez, Efraín Morales Sánchez, Martha Angélica Tagle Martínez, Pablo Arreola Ortega, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera (rúbricas).  
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje