Página principal

¿QUÉ es la literatura?


Descargar 14.39 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño14.39 Kb.
¿QUÉ ES LA LITERATURA?

La literatura es el lugar de encuentro de dos almas: la del creador y la del lector., ausente de ellos toda idea temporal, más allá de lo material y de lo interesado, unidos en una hermandad más fuerte que la sangre. (Charles Du Bos)

La lectura nos da como una familiaridad y hasta una fraternidad con pensamientos que difieren del nuestro y a menudo lo sobrepasan: la lectura es una especie de sociedad que formamos con otros hombres, por mediación de uno solo. (Louis Lavelle)

El hombre con la literatura no debe hacer más que jugar. (Schiller)

¿Mas el arte?

-Es puro juego,

que es igual a pura vida,

que es igual a puro fuego.

Veréis el ascua encendida. (Antonio Machado)



... Todo pasa. Solo el arte

tiene eternidad.

Los dioses mismos perecen,

mas los versos inmortales

permanecen... (Theophile Gautier)

El escritor crea su obra porque siente dentro de sí la necesidad acuciante de que algo de su espíritu le sobreviva. (Charles Dickens)


Para no vivir, me sumerjo desesperadamente en el arte: me embriago con tinta como otros con vino. (...) El único medio para soportar la existencia es aturdirse en la literatura como en una orgía perpetua. El vino del Arte causa una larga embriaguez y es inagotable. (Gustave Flaubert).


¿Cuántas veces no se ha visto de pronto en el pasajero que en el subte, sentado frente a nosotros, va leyendo, dibujarse una inesperada sonrisa? ¿O no se han chocado con aquel que bruscamente interrumpe la lectura y salta del asiento buscando la salida porque se ha pasado de estación? ¿No estaban ambos ausentes de la realidad, sumergidos en la literatura? (Raúl H. Castagnino)


¿Qué es escribir? Una opción para revelar al mundo y especialmente a los demás hombres, para que éstos, ante el objeto así puesto al desnudo, asuman todas sus responsabilidades. (Jean Paul Sastre).

El escritor arremete una empresa de combate y la literatura es el arma para cambiar al mundo. (Gabriel Celaya)


Entendemos por literatura una ciencia que trata de las posibilidades de comprender un mensaje más o menos estético en cuanto a su finalidad, por parte de unos receptores interesados en trasladar esa comprensión a su propia experiencia. Por tanto, partimos de la literatura como un modo de comunicación lingüística. (Victoriano Sanjurjo)

La literatura se encuentra fuera del poder porque se está obrando en ella un trabajo de desplazamiento de la lengua, en la cual surten efecto tres potencias: mathesis, mímesis, semiosis (Roland Barthes)

Consigna de Trabajo:

Leer el siguiente texto de Jorge Majfud y desentrañar el concepto de literatura al que adscribe el autor.

¿PARA QUÉ SIRVE LA LITERATURA?


Jorge Majfud





Publicación: Alicante, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2005

http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/35738385656140386754491/p0000001.htm#I_0_

Estoy seguro que muchas veces habrán escuchado esa demoledora inquisición: “Bueno, ¿y para qué sirve la literatura?”, casi siempre en boca de algún pragmático hombre de negocios; o, peor, de algún Goering de turno, de esos semidioses que siempre esperan agazapados en los rincones de la historia, para en los momentos de mayor debilidad salvar a la patria y a la humanidad quemando libros y enseñando a ser hombres a los hombres. Y si uno es escritor, palo, ya que nada peor para una persona con complejos de inferioridad que la presencia cercana de alguien que escribe. Porque si bien es cierto que nuestro financial time ha hecho de la mayor parte de la literatura una competencia odiosa con la industria del divertimento, todavía queda en el inconsciente colectivo la idea de que un escritor es un subversivo, un aprendiz de brujo que anda por aquí y por allá metiendo el dedo en la llaga, diciendo inconveniencias, molestando como un niño travieso a la hora de la siesta. Y si algún valor tiene, de hecho lo es. ¿No ha sido ésa, acaso, la misión más profunda de toda la literatura de los últimos quinientos años? Por no remontarme a los antiguos griegos, ya a esta altura inalcanzables por un espíritu humano que, como un perro, finalmente se ha cansado de correr detrás del auto de su amo y ahora se deja arrastrar por la soga que lo une por el pescuezo.

Sin embargo, la literatura aún está ahí; molestando desde el arranque, ya que para decir sus verdades le basta con un lápiz y un papel. Su mayor valor seguirá siendo el mismo: el de no resignarse a la complacencia del pueblo ni a la tentación de la barbarie. Para todo eso están la política y la televisión. Por lo tanto, sí, podríamos decir que la literatura sirve para muchas cosas. Pero como sabemos que a nuestros inquisidores de turno los preocupa especialmente las utilidades y los beneficios, deberíamos recordarles que difícilmente un espíritu estrecho albergue una gran inteligencia. Una gran inteligencia en un espíritu estrecho tarde o temprano termina ahogándose. O se vuelve rencorosa y perversa. Pero, claro, una gran inteligencia, perversa y rencorosa, difícilmente pueda comprender esto. Mucho menos, entonces, cuando ni siquiera se trata de una gran inteligencia.








La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje