Página principal

Psiquiatria forense


Descargar 125.35 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño125.35 Kb.
PSIQUIATRIA FORENSE

INTRODUCCIÓN


El ser humano tiene cuatro aspectos indesligables entre sí cuerpo, alma o mente, espíritu y el aspecto social por lo tanto en cada acto que realiza lleva el sello de cada uno de estos aspectos.

La Psiquiatría es la rama de la medicina que se encarga del estudio y tratamiento de los trastornos mentales, sin embargo, también existe una rama de la medicina que se encarga del estudio de todos aquellos trastornos, deficiencias o minusvalías que van a alterar las funciones nerviosas superiores privando al sujeto de su libertad de actuar u obrar, ésta es la Psiquiatría Forense.


En el presente módulo se estudiará los principios psicológicos o mejor psicopatológicos de la imputabilidad, los trastornos mentales y su implicancia legal así como aquellos eventos vitales que pueden alterar la imputabilidad; se tratará también de revisar las técnicas y métodos usados en psiquiatría forense y la correcta interpretación de una Evaluación psiquiátrica en el campo legal.
También se estudiará las características de los trastornos mentales más frecuentes, las alteraciones de la personalidad en relación al tipo de delito, la simulación.
Es necesario recordar que la idea principal del presente módulo es presentar a la Psiquiatría Forense en la manera más sencilla y clara posibles con la finalidad de contribuir al mejor entendimiento de los elementos del delito, el autor o autores, las víctimas y la circunstancia que favorecieron la conducta reprochable legalmente.

PSIQUIATRÍA FORENSE


DEFINICION: Es la rama de la medicina que se encarga del estudio del Estado Mental de una persona y su relación con el delito. Es decir, estudia los fenómenos psicológicos, psicopatológicos o psiquiátricos y establece la probable relación con un acto supuestamente delictivo.
ÁMBITO:

Como rama de la medicina, la psiquiatría forense es predominantemente diagnóstica, no recuperativa. Es por ello que es triplemente compleja:




    • Por su naturaleza: la psiquiatría estudia fenómenos poco comprendidos y considerados subjetivos.

    • Por su carácter social: los fenómenos psicológicos son vivenciados de formas diferentes de acuerdo al grupo social en que vive el individuo que los experimenta.

    • Por su espíritu jurídico: estudia fenómenos cuya realización puede ir en contra de las normas legales vigentes en una sociedad.


OBJETO:

Es la búsqueda de la verdad, fin supremo de la justicia


OBJETIVO:

Auxiliar al derecho en dos aspectos fundamentales:

  • En sus aplicaciones teóricas y doctrinarias, cuando el operador de justicia necesita de los conocimientos del Psiquiatra Forense al enfrentarse a situaciones en donde la aplicación de una norma se relaciona directamente con la psiquiatría.

  • En la función pericial: al Cuantificar, cualificar y cronometrar los fenómenos psicológicos y su relación con el delito.


MÉTODO:
OBSERVACIÓN: Que a su vez puede ser.

  • Simple o directa: al observar una conducta o actitud, en forma ectoscópico.

  • Indirecta: a través de testimonios, relatos, cartas, autobiografías, etc.


EXPERIMENTAL: Cuando se aplica el test psicológico, o aplicación de estímulos.

  • El método científico utilizado puede ser deductivo, inductivo o por analogía, generalmente se utiliza el método descriptivo fenomenológico.


TÉCNICAS:

    • Entrevista personal y directa.

    • Examen psicopatológico.

    • Pruebas psicométricas.

    • Entrevistas a víctimas y/ o testigos, parientes, amigos o conocidos de la víctima y el agresor.

    • Estudio del tipo, circunstancia y finalidad del delito.

    • Elementos coadyuvantes: cartas, escritos, vídeos, declaraciones, etc.


MEDIOS O INSTRUMENTOS:


    • Psicopatología

    • Psiquiatría clínica

    • Psicología

    • Criminología

    • Victimología

    • Criminalística

    • Antropología

    • Sociología

    • Sexología

    • Grafología

    • Derecho procesal y penal.






FINALIDAD: Elaborar el dictamen pericial de acuerdo al código de procedimientos penales, en el cual se señala la opinión de los especialistas, sobre el estado mental, la personalidad del evaluado y establece la relación con el supuesto delito. También se opina sobre el estado de peligrosidad incapacidad civil, determinación y cuantificación del daño psíquico o el estudio de la responsabilidad médica de los psiquiatras.
CONTENIDO:
  • Psiquiatría Forense General




      • Salud mental

      • Personalidad

      • Peligrosidad

      • Imputabilidad

      • Simulación

      • Validación del testimonio

      • Necropsia psicológica

      • Valoración del daño psíquico

      • Estudio de la responsabilidad profesional de los psiquiatras

      • Perfil sexual

      • Capacidad sexual



        • Psiquiatría Forense Especial




          • Penal

          • Civil

          • Militar

          • Canónico

          • Administrativo

LA PRUEBA PERICIAL PSIQUIÁTRICA

Lat. PROBE. Honradamente.

Por considerar que obra con honradez quien prueba lo que pretende.

PROBANDUM: Aprobar, experimentar, paternizar, hacer fe.
“Acción y efecto de probar razón con la que se demuestra una cosa”
Entendida como actividad, la prueba equivale entre otras expresiones a: manifestar, justificar, demostrar o hacer patente la certeza de un hecho, confirmar, corroborar, verificar, aclarar, esclarecer, averiguar o cerciorar.
La prueba como fenómeno metajurídico, es siempre la misma: confirmación de una afirmación; verificación de una averiguación…., la prueba, al convertirse en un fenómeno judicial o procesal, no modifica su carácter ni su naturaleza; el fenómeno no probatorio sigue siendo idéntico…. Entre la prueba extrajudicial y la judicial, la diferencia está en el sometimiento de ésta última a unas normas de procedimiento. Pero su naturaleza sigue siendo la misma.
FUNDAMENTOS JURÍDICOS Y MÉDICO LEGALES

Para la Psiquiatría Forense, el problema de la imputabilidad es uno de los más importantes y de mayor interés práctico.


La peritación psiquiátrica tiene como objetivo fundamental establecer la relación de causalidad psíquica entre una persona (individuo) y sus acciones, es decir establecer la IMPUTABILIDAD como requisito previo de la responsabilidad y de la culpabilidad en caso de hechos delictivos.
Siendo la imputabilidad un concepto estrictamente jurídico es necesario conocer el campo de su aplicación y las circunstancias que hacen necesarias su comprobación en la práctica judicial.
DELITO: En la noción del delito debe distinguirse:

  • Un Aspecto objetivo: circunstancias (modalidades).

  • Aspecto subjetivo: Delincuente (persona que lo realiza), que condiciona y modifica el delito.

El delito no es una creación artificial, sino una forma de conducta humana. No puede concebirse un delito sin un delincuente, sin una persona que reúna las condiciones exigidas por la Ley para poseer la capacidad de cometer acciones delictuosas. Las nociones de objetivo, subjetivo, delito y delincuente, están interrelacionados de tal forma que no puede separarse sino sólo desde el punto de vista didáctico o académico.




  • Aspecto Objetivo: El Delito puede definirse con la existencia de una sanción penal: La noción jurídica del Delito lo da la Ley mediante la amenaza de una pena. Sin ley que lo sancione no hay delito.

"Delito es la acción prohibida por la Ley bajo la amenaza de una pena".


Contenido:

  • Es un acto humano (acción u omisión). Los hechos de los animales o casos fortuitos ajenos al obrar humano no son delito.

  • Es antijurídico: es decir, ha de estar en oposición con una norma jurídica, debe lesionar o poner en peligro el interés jurídicamente protegido, además ha de corresponder a un tipo legal (figura delictiva) definido y conminado por la Ley con una pena. Ha de ser antijurídico y típico "Nullum Crimen, Nulla Poena, Sine Lege".

  • El acto ha de ser Culpable, imputable a Dolo (intención de cometerlo) o a culpa (negligencia)

  • La ejecución o la omisión del acto debe estar sancionada con una pena. Sin pena no hay delito.

Si concurren estos elementos (acción, antijuridicidad, tipicidad, culpabilidad y punibilidad) hay delito. De la reunión de estos elementos resulta la noción sustancial de Delito: Acto típico, antijurídico, culpable y sancionado con una pena.




  • Aspecto subjetivo: No se concibe un delito sin delincuente, es éste el que constituye el aspecto subjetivo del delito.

La persona del delincuente no debe descuidarse en el estudio del delito, ya que de su naturaleza va a desprenderse el concepto de culpabilidad (Aspecto subjetivo).


FIGURAS JURÍDICAS RELACIONADAS CON LA PSIQUIATRÍA FORENSE:

    • Imputabilidad

    • Interdicción

    • Rehabilitación psicológica.

IMPUTABILIDAD

Es el conjunto de condiciones psicobiológicas de las personas requerido por las disposiciones legales vigentes para que la acción sea comprendida como causada psíquicamente y éticamente por aquellas.
La imputabilidad se refiere a un modo de ser del sujeto, a un determinado estado espiritual del mismo, y a un conjunto de condiciones psíquicas existentes en él en el momento de la ejecución de un hecho antijurídico, que le capacita para responder del mismo ante la sociedad.
Se requiere sólo las condiciones mínimas, de aquellas que son absolutamente necesarias para que una persona pueda responder de sus actos.
Condiciones:


  • Un Estado de Madurez Mínimo, fisiológico y psíquico, en el Perú se establece a los 18 años de edad.

  • Plena Conciencia de los actos que se realiza, es decir que se de cuenta de lo que hace (inteligencia y pensamiento), en otras palabras que tenga la capacidad de razonar.

  • Capacidad de Voluntariedad. (Voluntad)

  • Capacidad de Libertad.

Desde el punto de vista psicopatológico, puede resumirse en:



  1. Que en el momento de la comisión del hecho posea la Inteligencia, el discernimiento de sus actos (razone, piense).

  2. Que goce de la libertad de su voluntad y de su libre albedrío, es decir, de la facultad de poder escoger entre los diversos motivos de conducta que se presenten en su mente y de determinar libremente la potencia de su voluntad.

  3. La conciencia, la inteligencia, pensamiento y la voluntad son las bases psicológicas de la imputabilidad penal, cuando se hayan abolido o estén gravemente perturbadas, la imputabilidad no existe.

Por esta razón, toda alteración mental que afecte estas funciones psicológicas es causa de inimputabilidad, único concepto que le está permitido usar al médico en sus dictámenes periciales, por ser de raigambre psíquica, o mejor psicopatológica.


La imputabilidad representa la capacidad para delinquir, ya que sin ella como requisito no puede existir delito (capacidad de pena, según los españoles).
Imputabilidad como capacidad de culpabilidad: se entiende como un estado de la persona dotada de conciencia y libertad, que la hace susceptible de ser declarada responsable y culpable de las acciones u omisiones penadas por la Ley, así como de cumplir las sentencias dictadas por los tribunales.

RESPONSABILIDAD Y CULPABILIDAD

Como hemos dicho, delito es todo acto atípico, antijurídico, culpable y sancionado con una pena. En la culpabilidad sobresale el aspecto subjetivo de la acción delictiva, en relación íntima con la personalidad del delincuente y sus condiciones anímicas en el momento de la infracción.
El concepto de culpabilidad, exclusivamente jurídico, tiene su fundamento psicológico basado en los previos de Imputabilidad y Responsabilidad.
Definición de Responsabilidad.- Es el deber u obligación jurídica que incumbe al individuo imputable de dar cuenta de los hechos que realiza y de sufrir sus consecuencias jurídicas.
En otras palabras:
El estado Imputable es propio del individuo durante toda su vida, o en un período limitado de ella, anterior a la comisión de un hecho delictivo e independiente de él.
La responsabilidad, en cambio, nace en el momento de su perpetración como una realidad jurídica, como una obligación que se le va a exigir.
Por lo tanto, desde el punto de vista jurídico, mientras la imputabilidad es una posibilidad, la responsabilidad es una realidad.
Definición de Culpabilidad.- Es el juicio de reprobación por la ejecución de un hecho u acto contrario a lo ordenado por la Ley.
Resulta así claramente que la Imputabilidad es el requisito previo para que puedan existir Responsabilidad y Culpabilidad.
Estos dos últimos conceptos son de naturaleza estrictamente jurídica, no así el primero, que posee un substrato biopsíquico. De ahí el consejo, de que el perito sólo utilice y se pronuncie sobre el concepto de imputabilidad, que es el único que entra en el campo de su competencia, absteniéndose de hablar de responsabilidad.
Informe Pericial Psiquiátrico mal llamado “Pericia psiquiátrica”: Es un documento de carácter científico, que expresa la opinión que emiten los médico especialistas en psiquiatría sobre el estado mental de un individuo o una persona determinada.
Características de la Peritación psiquiátrica:

a) Es ordenada por la Ley.

b) Se realiza en una persona que se encuentra en un proceso judicial: penal, civil, etc.

c) Es realizada por médicos especialistas en psiquiatría.

Sirve como elemento de juicio a la Ley para pronunciarse acerca de la responsabilidad o irresponsabilidad de un individuo o persona frente a un hecho delictivo o su capacidad o incapacidad para el ejercicio de sus derechos civiles.

Evaluación Psiquiátrica: El protocolo de evaluación psiquiátrica consta de las siguientes partes:

I.- FILIACIÓN:
II.- Motivo de Evaluación:
A.- RELATO:
B.- Historia Personal:



C.- Historia Familiar:
D.- Exámenes Auxiliares:

Examen físico.
III.- Examen Psicopatológico:

A.- Observaciones Generales: Se describe sexo, grupo étnico, tipo constitucional, edad aparente, aliño, apariencia personal, lenguaje, conducta durante la evaluación, colaboración.
B.- Procesos Parciales:

  1. Conciencia:

  2. Atención:

  3. Percepción:

  4. Pensamiento:

  5. Inteligencia:

  6. Memoria:

  7. Afecto:

  8. Voluntad:

  9. Instintos:

Se evalúa caracteres normales, trastornos cuantitativos (deficiencias y excesos) y trastornos cualitativos.


C.- APRECIACIÓN PSIQUIÁTRICA:

De los signos, síntomas, estudio de los factores: predisponentes, determinante y desencadenante, identificación de estresores psicosociales, personalidad, familia y ambiente. También establecer la relación de causalidad y los factores cuantitativo, cualitativo y cronológico.


IV.- CONCLUSIONES:

  1. Diagnóstico de Salud o Enfermedad Mental.

  2. Personalidad Normal (rasgos) o Trastorno.

  3. Inteligencia.

  4. Estresores psicosociales o Eventos vitales.

  5. Otras Enfermedades.

Fecha y Firmas



IMPUTABILIDAD E INIMPUTABILIDAD


El Código Penal, no hace mención directa de la Imputabilidad, definiéndola, por el contrario, de forma negativa, es decir, se limita a señalar las causa de Inimputabilidad, para la cual se siguen, en forma general, tres criterios:


Biológico: Cuando se hace mención a enfermedad mental o situación anormal.

Psicológico: Cuando se alude explícitamente a las consecuencias puramente psicológicas de estos estados.

Biopsicológico o Mixto: Cuando se reúnen ambos criterios
Causas de Inimputabilidad: Código Penal Art. 20

  • Anomalía psíquica o Enajenación mental.

  • Grave alteración de la conciencia: Embriaguez o intoxicación:

  • Alteraciones de la percepción: Sordomudez y ceguera.

  • Retardo mental.

  • Miedo Insuperable.

  • Trastorno mental transitorio.

  • Emoción violenta (arrebato y obcecación)

  • Inmadurez biopsíquica: Menor de edad (menor de 18 años)

  • Otros. No relacionados directamente con la psiquiatría.

ESTUDIO MÉDICO-LEGAL DE LAS CAUSAS DE INIMPUTABILIDAD


ENAJENACIÓN MENTAL O ALINEACIÓN MENTAL:
Comprende dos situaciones Biológicas de pérdida de la imputabilidad:

  • Enajenación

  • Trastorno mental transitorio (demencia temporal)


Definición: Enajenación (ajeno a sí) es el que está fuera de sí y el que está perturbado en el uso de la razón.
Es un término no psiquiátrico, que comprende todas las enfermedades, defectos y anormalidades mentales que tienen en común la disminución o anulación de las facultades psíquicas superiores y como consecuencia privan al sujeto de la libertad de obrar ( actuar)
Sinónimos:

  • Perturbación mental.

  • Alineación.

  • Enfermedad mental o psíquica.

  • Anomalía Psíquica

La enfermedad mental es causa de inimputabilidad por cuanto es capaz de afectar la conciencia de la realidad, Inteligencia, pensamiento y voluntad.


Trastornos Mentales. Por su repercusión Jurídico - Penal se dividen en dos grupos:

        1. Aquellos que son extraños a la persona e irrumpen en ella trocándola en otra distinta: alineación en su estricto.




  • Psicosis: Son perturbaciones mentales graves, que son consecuencia de lesiones, alteraciones o enfermedades cerebrales.

  • Neurosis: Son alteraciones psíquicas desencadenadas por mecanismos psicogenéticos y no se acompañan de lesión cerebral.




        1. Las provenientes de estructura de la personalidad anormal del agente, como consecuencia de:

          • Oligofrenias: Retardo mental y demencias

          • Trastornos de personalidad, antes llamadas psicopatías.


Valoración: Debe valorarse tres aspectos simultáneamente:
A. Criterio Cualitativo: Es decir la naturaleza de la perturbación, no sólo el diagnóstico, sino la especifica naturaleza de las funciones mentales afectadas y la repercusión que ello implica en la conducta del sujeto.

Conocer y obrar según conocimiento es la formula psicológica que engloba todas las enfermedades psíquicas capaces de exculpar.


Es decir: que el agente tenga conocimiento de la bondad o maldad de los actos que realiza y capacidad para decidirse en uno u otro sentido de acuerdo a ello.
Desde el punto de vista Médico-Legal tiene más importancia el puntualizar ambos momentos psicológicos, que son los que han de tener efectividad legal, que realizar el más perfilado diagnóstico nosológico, si no se precisa la afectación sobre cada una de las funciones psíquicas.
B. Criterio Cuantitativo: Es la intensidad o grado de perturbación. Es decir es preciso que el agente, en el momento del hecho, se encuentre en situación de completa y absoluta perturbación de aquellas facultades, que origine un estado de completa y absoluta, verdadera y manifiesta inconsciencia, es, pues, necesario que el agente se halle privado de modo total y completo de la inteligencia y la voluntad.
C. Criterio Cronológico: Es la permanencia del trastorno, es decir aún cuando la intensidad del trastorno haya sido demostrada, si la permanencia flaquea y la perturbación ha sido breve, deberá ser encuadrada en la categoría de trastornos mental transitorio y no de enajenación mental.

Formulación Psicológica de la Enajenación:

El término enajenación, eminentemente jurídico, equivale a decir enfermedad mental en el léxico psiquiátrico.


Pero como no todas las enfermedades mentales tienen la misma jerarquía, para que puedan ser consideradas como enajenación han de afectar de cierta manera el psiquismo, poseer una intensidad mínima y permanecer en actividad un tiempo más o menos prolongado.

Definición: Desde el punto de vista médico-legal los enajenados son los enfermos mentales totalmente incapaces para conocer el valor de sus actos, o que lo conocen defectuosamente o los que son incapaces de inhibir su voluntad o que su poder de inhibición es deficiente.
Trastornos mentales enajenables: ICD. 10º OMS.


  1. Demencias: (F 00 – F 09)

  2. Esquizofrenia: (F 20).

  3. Trastornos Delusionales Persistentes (Paranoia) (F 22).

  4. Trastornos Psicóticos Agudos y Transitorios (F 23 – F 29).

  5. Trastornos Afectivos; (Psicosis Maniaco - Depresiva) (F 30 – F 33).

IMPUTABILIDAD



Esquizofrenia: En la fase agua, cualquiera sea su forma, no existe imputabilidad, porque estos enfermos son incapaces de conocer las consecuencias de sus actos y por ello de quererlos o inhibirlos, en tanto que en las fases de remisión, residual o cuando se encuentran clínicamente compensados, se dan parcial cuenta de los actos que realiza, dependiendo de los procesos mentales tomados.
Delitología: Los esquizofrénicos delinquen tanto en los inicios de la enfermedad, llamada Fase o Período Médico Legal de la enfermedad, como cuando la enfermedad está plenamente instaurada. Los delitos son absurdos y extraños por su modo de ser y la situación social del individuo.
La génesis delictiva de los esquizofrénicos es doble: el automatismo y la impulsión: el automatismo es una acto sin motivación en tanto que la impulsión es un acto con motivación delirante, que con frecuencia da lugar a la auto y heteroagresividad.
Los delitos pueden ser: homicidio, lesiones, contra el patrimonio.
El homicidio de los esquizofrénicos consiste en un acto absurdo, impremeditado, insólito, psicológicamente incomprensible, que no produce ninguna repercusión afectiva.
Las lesiones causadas por los esquizofrénicos ofrecen matices similares a los del homicidio: Ausencia de motivación, perfecta lucidez durante el acto, aparente perversidad, impasibilidad, nunca niegan el hecho, dando explicaciones infantiles y absurdas.
En los delitos contra la propiedad se aprecia a menudo la inutilidad del hecho, hurtos o robos de alimentos que no consumen y de objetos inservibles o inútiles.
Peligrosidad: Es variable dependiendo del tipo de esquizofrenia y la fase en que se encuentre.
Psicosis Maniaco-Depresiva. En la fase aguda, debido al intenso trastorno de la afectividad tienen anulada la voluntad y presentan trastornos del curso y contenido del pensamiento por lo que no son capaces en absoluto de inhibir sus tendencias a la acción antisocial y no tienen una normal comprensión de los hechos.
Delitología: El enfermo más cercano a la normalidad es más peligroso por cuanto puede actuar con mayor libertad, premeditación, con una conducta más intencional y acción más coordinada. En la Hipomanía es donde existe mayor actividad delictiva. En la fase depresiva puede ocurrir homicidio o incendio inclusive suicidio.
Los tipos de delitos incluyen: escándalo público, exhibicionismo, abusos deshonestos, estupro, resistencia, desacato a la autoridad, malversación de fondos públicos, propios o de la familia, delitos contra la vida, el cuerpo o la salud, estafas o falsificaciones.
En cuanto al homicidio ocurre el llamado “libericidio” seguido de suicidio porque el melancólico no mata por odio sino por amor, para evitar supuestos sufrimientos de sus allegados más queridos.
Peligrosidad: Es relativa, incrementándose en los depresivos por el libericidio o suicidio.
Paranoia: La valoración representa un problema. El paranoide conoce la significación antisocial o ilegal de sus actos: Piensa en ellos, medita, lucha contra su tendencia morbosa y cree que su forma de pensar es la única acertada y conveniente, que el error está en la sociedad que no le ofrece garantías suficientes para su defensa. A veces tiene una concepción errónea de la realidad, por percepción defectuosa o siendo la percepción de los hechos correcta, llega a conclusiones falsas, por estar en razonamiento predeterminado por su trastorno del humor, patológicamente engendrado e invencible por el razonamiento o lógica de los demás.
El paranoide actúa "por deber", que es patológico. En estos casos es necesarios investigar la relación causa efecto entre el contenido del Sistema Delirante y el hecho antijurídico.
Delitología: El paranoide es un delincuente en potencia, actúan en forma solitaria, de forma que debe dudarse seriamente del diagnóstico cuando existen cómplices; incurre a veces en crímenes múltiples. En general los delitos están en relación con las ideas delirantes.
Es difícil diferenciar entre un delito paranoide y delito pasional, la diferencia está en la conducta posdelictiva: el delincuente pasional siente pesar, arrepentimiento y , a veces realiza actos de autodestrucción.
Peligrosidad: Está en relación directa con el sistema delirante.
TRASTORNO MENTAL TRANSITORIO

Es todo aquel trastorno, de causa inmediata, necesaria y fácilmente evidenciable, de aparición más o menos brusca, de duración, en general, no muy extensa, que termina con la curación sin dejar huella, siendo producido por el choque psíquico de un agente exterior, cualquiera que sea su naturaleza ( física o psíquica), de intensidad suficiente para perturbar de manera acusada o anular totalmente la razón y voluntad del sujeto con una cierta anormalidad psíquica o estado patológico leve anterior, sin peligro justificado de que pueda volver a reproducirse y no buscado a propósito para delinquir.


Son estados de perturbación pasajera de las facultades mentales, son trastornos de poca duración, que terminan por la curación definitiva, sin peligro de reaparición.
En el estudio médico-legal del trastorno mental transitorio obliga a distinguir dos posibilidades de resonancia forense muy distinta:


  • El trastorno mental transitorio espontáneo

  • El trastorno mental transitorio provocado o buscado de propósito. (“actio liberae in causa”)


Trastorno Mental Transitorio Espontáneo:

Jurídicamente el concepto de trastorno mental transitorio no tiene el mismo valor que visto por el psiquiatra.


Definición: Es el estado de perturbación mental pasajero y curable, debido a causas ostensibles sobre una base patológica probada, cuya intensidad llega a producir la anulación del libre albedrío.

Características:

  1. Que haya sido desencadenado por una causa inmediata y fácilmente evidenciable.

  2. Que su aparición haya sido brusca, o al menos, rápida.

  3. Que su duración haya sido breve.

  4. Que cure igualmente en forma rápida, por una curación completa, sin secuelas y sin probabilidades de repetición.

  5. Que haya surgido sobre una base patológica probada en el sujeto en que se manifestó.

  6. Que la intensidad del trastorno mental sea origen de una anulación completa del libre albedrío e inconsciencia, no bastando la mera ofuscación.

Ejemplos:

  • Embriaguez (especialmente la patológica).

  • Delirio febril.

  • Estado psíquico producido por anestesia

  • Psicosis exógenas: infecciosas, tóxicas, metabólicas, traumáticas.


Trastorno Mental Transitorio Provocado o Buscado a Propósito (“Actio Liberae In Causa”)

Para que el trastorno mental transitorio cause efecto eximente es preciso que no haya sido buscado de propósito para delinquir. Por lo tanto el que con ánimo de cometer un delito se coloca en dicha situación y hallándose en ella, perpetra el hecho, no podrá ser declarado exento de responsabilidad.


Ejemplo:

- Trastorno mentales de origen tóxico: P.B.C., cocaína, marihuana.

- Embriaguez.
ALTERACIONES DE LA CONCIENCIA
EMBRIAGUEZ

"El alcohol es amigo del crimen."

La embriaguez intensa anula por completo en el sujeto la capacidad de conocer e inhibir. Desde el punto de vista jurídico, algunos autores, distinguen:


EMBRIAGUEZ AGUDA

EMBRIAGUEZ CRÓNICA: O ALCOHOLISMO

Embriaguez Fortuita: No ha sido querida, ni prevista, pues el sujeto ignora los efectos de la bebida o la naturaleza del líquido ingerido (embriaguez patológica).

Embriaguez Voluntaria. Se conocen los efectos de la bebida y se bebe voluntariamente, aunque no se desea que den origen a problemas judiciales.

Embriaguez Intencional. Se llega a ella intencionalmente para cometer un delito bajo su influencia, buscando la acción facilitadora del alcohol o la anulación de las inhibiciones.

En esta se han producido lesiones cerebrales que dificultan el funcionamiento mental, que el sujeto entra en la condición de enajenado. Ejemplo:

  • Alucinosis alcohólica

  • Delirio alcohólico

  • Celotipia alcohólica

Esto también es aplicable a otras intoxicaciones exógenas que conducen a cuadros similares de embriaguez: Cocainismo, P.B.C., Marihuana, Fármacos, etc.




ALTERACIONES DE LA PERCEPCIÓN

Sordomudez: El sordomudo por carecer del sentido del oído, es decir, de la capacidad de percibir sonidos, queda privado del medio más eficaz para formar su conciencia moral y aprender las normas que rigen la sociedad, repercutiendo, además, en su desarrollo psíquico. El resultado es que el sordomudo va a tener gravemente alterada la conciencia de la realidad, esto es, va a ser incapaz para conocer el valor de sus propios actos, lo que por definición, lo hace inimputable.
Condiciones:

1. Que el sordomudo lo sea de nacimiento o desde la infancia (menores de 5 años).

2. Que el sordomudo tenga gravemente alterada la conciencia de la realidad.
Ceguera: El ciego está privado del órgano sensorial de mayor capacidad para el conocimiento del mundo real. Cuando la ceguera es de nacimiento o existe desde la infancia, la ausencia de aquella capacidad de conocimiento va impedir adquirir la conciencia de la realidad y, en consecuencia, el ciego carece del requisito básico de la imputabilidad.

MIEDO INSUPERABLE

El eximente de miedo insuperable requiere un TERROR, PAVOR O PÁNICO que implique una grave perturbación de las facultades psíquicas que da lugar a la anulación de la voluntad.


A veces es difícil distinguirlo del Trastorno Mental Transitorio. Dicha emoción es consecutiva a una violencia moral que nubla por completo la inteligencia del sujeto o anula su voluntad y encuentra su origen en la existencia de un peligro inminente que en la conciencia del agente aparece como más grave que el que comete para evitarlo, sin que pueda recurrir a otro procedimiento para ello que la comisión del hecho delictivo.
Condiciones:

  1. Que el miedo este inspirado en un hecho real y objetivo.

  2. Que el miedo que se origine en el agente sea insuperable.

  3. Que el mal que lo amenaza sea mayor, o al menos igual que el causado para evitarlo.

  4. Que la voluntariedad libre del agente haya quedado menoscabada o afectada por el miedo.


EMOCIÓN VIOLENTA (ARREBATO Y OBCECACIÓN)

El funcionamiento de esta atenuante se halla en las imperfecciones de la naturaleza humana, ya que, existiendo libertad en el sujeto para dominarse, no es posible desconocer que a veces hay pasiones que hacen que en él se nuble la razón, dando lugar a actos con una pérdida grande de la crítica y del poder de autodominio.


Es fundamental la existencia de un estímulo que deberá ser tan fuerte y poderoso que cualquier persona colocada en situación semejante, a la del agente, se conducirá de la misma manera o similar.
Desde el punto de vista psicopatológico es aceptable esta atenuante pero hay que considerar el temperamento del agente (temperamento epiléptico, personalidad explosiva, etc.) en donde existe la tendencia a reaccionar "En cortocircuito" ante los más nimios estímulos.
Existen dificultades para determinar a posteriori la existencia durante la comisión de un hecho delictivo de perturbaciones anímicas de índole afectiva, como consecuencia de estímulos pasajeros.

Requisitos:




  • La existencia demostrada de los estímulos capaces de producir anomalías psíquicas en el agente de la infracción.

  • Que estas anomalías tengan como contenido un estado pasional de furor o cólera (arrebato) o de ofuscación o turbación permanente (obcecación), capaz de disminuir la inteligencia o la voluntad.

  • Que las causas determinantes de los estímulos procedan de la víctima.

  • La reacción es inmediata.

  • Lucidez de conciencia

  • Cualquier persona puede reaccionar de la misma manera.

  • No hay arrepentimiento del hecho.

  • Personalidad Predispuesta: explosivos, pasivo-agresivos, paranoides, etc.

  • Que los estímulos no sean repudiados por la norma socio-cultural que rige la convivencia del ente social.

  • No se consideran: La enemistad, el rencor y el natural acaloramiento de la riña.


Un esfuerzo más y lo que iba a ser un fracaso se convierte en un éxito glorioso. No existe el fracaso... salvo cuando dejamos de esforzarnos. Marat
BIBLIOGRAFIA:


  1. BASILE, ALEJANDRO E.: Fundamentos de Psiquiatía Médico Legal. El Ateneo. Buenos Aires. 2001

  2. BETTA, JUAN C.: Psicopatología Forense. Edit. Centro Editor Argentino. Buenos Aires. 2003

  3. BONNET, E.F.P. Lecciones de Medicina Legal 4ta. Edición . López Libreros Editores Bs. As. 1984

  4. BONNET, E.F.P. Psicopatología y Psiquiatría Forenses. López Libreros Editores Bs. As. 1983

  5. CABRERA FORNEIRO, JOSE & FUERTES ROCAÑIN, JOSE CARLOS: Psiquiatría y Derecho: Dos Ciencias Obligadas a Entenderse. Edit. Cauce Editorial. Madrid 1997

  6. CABRERA FORNEIRO, JOSE & FUERTES ROCAÑIN, JOSE CARLOS: La Enfermedad Mental Ante la Ley. Editorial Libro del Año. Madrid 1994

  7. CASO-MUNOZ A: Fundamentos de Psiquiatría 3era. Edición Limusa México 1989.

  8. CASTEX, MARIANO N.: El Daño en Psicopsiquiatría Forense. Edit. Ad.Hoc. Buenos Aires. 2005.

  9. CÓDIGO CIVIL.: Edición Oficial 1984.

  10. CÓDIGO PENAL: Edición Oficial 1991.

  11. CÓDIGO PROCESAL CIVIL: Edición Oficial 1993.

  12. CÓDIGO PROCESAL PENAL: Edición Oficial 1992.

  13. DELGADO BUENO, S.: Psiquiatría Legal y Forense. Edit. Colex. Madrid. 1994.

  14. GISBERT CALABUIG J.A.: Medicina Legal y Toxicología 5ta. Edición Salvat Editores Barcelona. 1999.

  15. KRAUT, ALFREDO J.: Responsabilidad Civil de los Psiquiatras. Edit. La Roca. Buenos Aires 1998.

  16. LOPEZ GOMEZ, L. & GISBERT - CALABUIG J.A.: Tratado de Medicina Legal Edit.

Saber. Valencia. 1962.

  1. MARCÓ RIBE, J. & ET AL.: Psiquiatría Forense. 2º Edic. ESPAX. Barcelona. 2002

  2. NAVARRO, DANIEL ALEJANDRO: Valoración Médico Legal del Daño Psíquico. Edit. Tiempo Sur. Buenos Aires. 2006.

  3. SOLORZANO NIÑO, R.: Psiquiatría Clínica y forense Edit. Temis. Bogotá. 1990.

  4. TALARICO PINTO, IRENE: Pericia Psicológica. Edit. La Roca.. Buenos Aires. 2002.

  5. TKACZUC, JOSEFA: El daño Psíquico. Edit. D HOC. Buenos Aires. 2001.

  6. TKACZUC, JOSEFA: Principios de Derechos Humanos y Daño Psíquico. Edit. Quorum. Buenos Aires. 2006.

  7. ZAZZALI, JULIO ROBERTO: La Pericia Psiquiátrica. Edit. La Roca. 2006.

  8. ZAZZALI, JULIO ROBERTO: Manual de Psicopatología Forense. Edit. La Roca. 2000.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje