Página principal

Provincia de misiones diariodesesione s


Descargar 1.57 Mb.
Página8/26
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño1.57 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   26

D. Confidencialidad. La información relativa a la salud de cada persona deberá ser tratada con la más absoluta reserva. Para tal fin el sistema deberá contar con un link que separe la información de identificación del titular del resto de los datos consignados.

Artículo 5.- La información contenida en la Historia Clínica Electrónica (HCE) deberá ser expuesta en forma comprensible e inteligible para el paciente y no podrá ser alterada sin que quede registrada la modificación realizada, aun en el caso de que ella tuviera por finalidad subsanar un error.

Artículo 6.- Siendo los datos contenidos en la Historia Clínica Electrónica (HCE) de titularidad de la persona a que refieren, sólo ésta o sus derecho habientes podrán autorizar el uso por terceros de la información total o parcial en ella contenida.
CAPíTULO III

Implementación
Artículo 7.- La autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud, a cuyo efecto tendrá las facultades para contratar o celebrar acuerdos o convenios con especialistas en materia sanitaria y especialista en informática a fin de dar cumplimiento a la presente ley.

Artículo 8.- La Autoridad de Aplicación tendrá a su cargo la definición del contenido y la determinación del modo en que se consultará la información almacenada en la base de datos, los protocolos de comunicación y seguridad de datos.

Artículo 9.- La implementación de la Historia Clínica Electrónica (HCE) no implica la derogación de las disposiciones vigentes en materia de historias y registros clínicos que sean compatibles con el soporte informático.

Artículo 10.- Comuníquese al Poder Ejecu-tivo.
Víctor Jorge Kreimer – Adolfo Claudio Wipplinger.
FUNDAMENTOS
La historia clínica ya no es lo que era. El papel escrito a mano con los datos del paciente, diagnósticos, prescripciones y tratamientos, está siendo reemplazado por archivos electrónicos estandarizados que se pueden leer desde una computadora fija, portátil, una tablet o un móvil. La evolución de la historia clínica se debe a los tiempos de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información que están a la orden del día.

Algunas provincias ya han implementado el Sistema Historia Clínica Electrónica (HCE), tal el caso de San Luis, La Pampa, la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires y Santa Fe.

La Historia Clínica Electrónica (HCE) mejora considerablemente el acceso a la información, la recuperación de una pieza específica de la historia es mucho más rápida ya que una computadora puede entregar un dato en segundos, frente a los minutos u horas que puede requerir localizar, obtener y revisar una historia clínica convencional. Diferentes usuarios autorizados pueden consultar la misma información desde distintos puntos y en forma simultánea. Se facilita de esa forma la comunicación del equipo de salud y se garantiza el acceso en casos de emergencia.

Facilita la historia clínica única, evitando la fragmentación que muchas veces existe ahora entre las historias de consultorios externos, de guardia y las de internación. Cada paciente tiene así un solo número de historia y su gestión queda centralizada en un archivo único, garantizando que todos los sucesivos episodios de ese paciente queden conserva-dos juntos. Cada paciente tiene un número de referencia obligatoriamente único, lo que permite colgar del mismo todos los registros asistenciales que se le presten, pudiendo integrar a su vez dicha información con datos de farmacia, de facturación, etc.

Además permite la incorporación de imágenes digitales, que a su vez pueden ser revisadas a distancia por médicos expertos en aquellas situaciones en las que se lo requiera. Facilita los trabajos estadísticos y científicos ya que al estar la historia estructurada en forma de base de datos, es más fácil recuperar la información necesaria que en las historias en papel. Permite incorporar sistemas de apoyo a la decisión clínica (algoritmos y protocolos de estudio y tratamiento), recordatorios de práctica y conexión con cuerpos de conocimiento médico. Permite incorporar un vademécum institucional, con sistemas de alerta en caso de contraindicaciones, interacciones o sobredosis (las dosis incorrectas no son tomadas por los campos). El ingreso estanda-rizado de datos y el uso obligatorio de algunos campos para pasar de pantalla disminuye la posibilidad de olvidos y errores (ej: olvidar chequear alergias).

Entre las ventajas legales la Historia Clínica Electrónica contribuye a que la documentación médica sea llevada de acuerdo a los requisitos formales establecidos por las distintas normativas y por la jurisprudencia: siempre legible, sin espacios en blanco ni alteración del orden de los asientos, siempre firmada, siempre con fecha y hora, siempre completa y evitando las correcciones, raspaduras, agregados, etc.

Entre las ventajas operativas, económicas y ecológicas, son bien conocidos los problemas que traen aparejadas a las instituciones y a los profe-sionales las historias clínicas en papel. El crecimiento continuo del volumen almacenado llega a crear graves problemas de espacio físico, a lo que se suma el inevitable trasiego de documentos originales, con riesgo de pérdida o deterioro.

La HCE permitirá tener la información del habitante siempre disponible, incluso en varios establecimientos de la salud (en la provincia) al mismo tiempo, permitiendo interconsultas mediante las cuales se puede acceder a los conocimientos más avanzados sobre distintas dolencias. Por ejemplo si una persona que vive en Posadas y tiene algún tipo de accidente en otra localidad, mediante el uso de Historia Clínica Electrónica se podrá saber su grupo sanguíneo, si es alérgico, si tiene enfermedades preexistentes o si cuenta con algún tratamiento médico.

Asimismo, permitirá mejorar la calidad de atención de los habitantes y optimizará los costos, ya que evitará la repetición de estudios y facilitará el seguimiento de los casos, quedando atrás los tradicionales datos ilegibles, números tachados, páginas pérdidas o en mal estado. La utilización de la HCE tiene un costo más económico a mediano y largo plazo y permite tener la información siempre disponible ocupando un mínimo lugar de almacenamiento produciendo invariablemente una mejora en la calidad del servicio de salud.

El Sistema de Historia Clínica Electrónica se implementará en un todo de acuerdo a las disposiciones de la Ley Nacional Nº 26.529 de Salud Pública, “Derechos del Paciente en su Relación con los Profesionales e Instituciones de la Salud” normativa que alude en forma expresa a la historia Clínica definiéndola, determinando su alcance y autorizando su confección en soporte magnético. Asimismo, reconoce que el Paciente es el titular de la misma, noción que concuerda en un todo con la presente implementación toda vez que asegura al habitante el acceso irrestricto a su propia historia clínica.

Respecto de la confidencialidad de los datos, la información contenida en las historias clínicas es estrictamente privada y está amparada por el secreto profesional, más allá del soporte en que se haya consignado (papel o electrónico) y por otro lado, los diversos sistemas de digitalización de historias clínicas prevén un acceso restringido, sea mediante claves de seguridad o firma digital (como en el caso de la Provincia de San Luis), y el resguardo (back up) de los datos para evitar pérdida de los registros ante una contingencia (caída del sistema, cortes de energía).

Por estas y otras razones que expondré al momento del tratamiento del proyecto, es que solicito el voto afirmativo de mis pares, del presente proyecto de ley.


Expte. D 38.960/13.
PROYECTO DE ley
LA CÁMARA DE REPRESENTANTES

DE LA PROVINCIA

sanciona con fuerza de

ley
Artículo 1.- Establécese el Sistema de Historias Clínicas Digitales (HCD), a cuyo efecto se crea por la presente la Base de Datos Única de Salud que permitirá el almacenamiento y gestión de todas las historias clínicas digitales.

Artículo 2.- La presente ley tiene por objeto:

a) Regular la implementación del sistema de (HCD) en la provincia y facultar a la Autoridad de Aplicación para llevar adelante esta iniciativa.

b) Establecer los estándares mínimos de confección de las (HCD) por medio de consultas electrónicas o presenciales por los pacientes o por aquéllos autorizados.

c) Efectivizar el derecho a la salud de la población mediante la provisión oportuna, en todo lugar y en tiempo real, de sus datos y archivos médicos.

d) Mejorar la eficiencia del sistema de salud provincial.

e) Proveer a la confidencialidad y suficiente protección de los datos personales y clínicos de cada paciente.



Artículo 3.- La presente ley será de aplicación a todo tipo de asistencia a la Salud Pública que se presente en el territorio provincial, cualquiera sea su jurisdicción.

Artículo 4.- A los efectos de la presente ley se considera:

a) Historia Clínica Digital (HCD): es el documento obligatorio cronológico, foliado y completo en el que conste toda actuación realizada al paciente por profesionales de la salud y auxiliares de la salud autorizados, procesadas y sistematizadas usando medios informáticos e incorporadas por los mismos a la Base de Datos Única de Salud creada por la presente ley.

b) Profesionales y Auxiliares de la Salud: se entiende por tal a los médicos, técnicos, auxiliares de la salud autorizados y todo aquel que ejerza una profesión o actividad vinculada con la salud humana ya sea que preste servicios en establecimientos públicos o privados, o sea titular de una consultorio privado, clínica, instituto, sanatorio, laboratorio o cualquier otro local o establecimiento donde prestaren servicios los mismos.

c) Paciente: se entenderá por tal, asimismo, a aquella persona que sea pasible de asistencia médica y que será útil de su Historia Clínica Digital (HCD).

d) Base de Datos Única de Salud: es un repositorio que contendrá todas las Historias Clínicas Digitales (HCD) que se encontrará disponible para su consulta a través de redes electrónicas de información de uso público.
TITULO II

Principios Aplicables
Artículo 5.- Toda (HCD) constituye documentación auténtica y como tal, será válida y admisible como medio probatorio, haciendo plena fe a todos los efectos, siempre que se encuentre autenticada.

Artículo 6.- Se considerará debidamente autenticada toda (HCD) cuyo contenido haya sido validado por una o más firmas digitales de un profesional o auxiliar de la salud que cumplan con las previsiones de la Ley Provincial Nº II - 20

Artículo 7.- El Sistema de (HCD) creado en el Artículo 1, se regirá para su funcionamiento por los siguientes principios:

a) Accesibilidad

b) Finalidad

c) Veracidad

d) Confidencialidad.

Artículo 8.- Principio de Accesibilidad. El paciente tendrá en todo momento derecho a conocer los datos consignados en su (HCD), a que le sean explicados y a que se rectifiquen si fueren proba-damente erróneos.

Artículo 9.- Principio de Finalidad. Confor-me a este principio, los datos de un paciente consig-nados en su (HCD) deberán ser objeto de las siguientes restricciones en su utilización:

a) serán considerados personales, confiden-ciales y sensibles;

b) no podrán ser usados en forma nominada para otros fines que no sean los asistenciales;

c) no podrán ser objeto de tratamiento nominado alguno por medios informáticos, a menos que medie para ello expreso consentimiento informado del paciente, su representante legal o en situación de emergencia.



Artículo 10.- Principio de Veracidad. Este principio impone incluir en la (HCD) todos los procedimientos, sean diagnósticos o terapéuticos, que se indiquen al paciente, incluyendo la semiología realizada, la evolución del caso y todo otro dato referencial o gráfico que permita conocer la situación real del mismo tales como las imágenes de los estudios realizados.

Artículo 11.- La información contenida en la (HCD) deberá exponerse en forma inteligible para el paciente y no podrá ser alterada sin que quede registrada la modificación realizada, aún en el caso de que ella tuviera por objeto subsanar un error. Una vez validado, ningún dato de la (HCD) podrá ser eliminado y en caso de ser necesaria su corrección, se agregará el nuevo dato con la fecha, hora y firma digital del que hizo la corrección, sin suprimir lo corregido.

Artículo 12.- Principio de Confidencialidad. Este principio obliga a los profesionales y/o auxiliares de la salud, a la Autoridad de Aplicación y a quien tiene a su cargo la administración de la Base de Datos Única de Salud, a tratar los datos contenidos en (HCD) con la más absoluta reserva, salvo expresa disposición en contrario emanada de autoridad judicial competente o autorización del propio paciente, su representante legal o sus derechohabientes.
TÍTULO III

Operatoria
Artículo 13.- A los efectos de asegurar la accesibilidad a las (HCD), la Base de Datos Única de Salud residirá en los servidores de la Autopista de la Información, garantizando así su integridad, perdurabilidad y disponibilidad de datos en tiempo y forma, a cuyo efecto se deberá definir por vía reglamentaria, los protocolos de comunicación y seguridad de datos.

Artículo 14.- Todos los establecimientos sanitarios públicos de cabecera ubicados en el territorio provincial deberán facilitar los medios necesarios para la concreción de la (HCD) con los alcances que determine la Autoridad de Aplicación.-

Artículo 15.- La Provincia de Misiones adhiere por la presente al régimen de sanciones y beneficio de gratuidad en materia de acceso a la justicia previsto en la Ley Nacional Nº 26.529.
TÍTULO IV

Autoridad de Aplicación
Artículo 16.- Es Autoridad de Aplicación el Ministerio de Salud Pública, a cuyo efecto tendrá amplias facultades para contratar o celebrar acuerdos o convenios para que el proyecto sea llevado adelante por especialistas en materia sanitaria y especialistas en informática.

Artículo 17.- La Autoridad de Aplicación tendrá a su cargo fijar un cronograma para la imple-mentación (HCD), fijando etapas para la digita-lización en primer lugar de las (HCD) de diez años.

Artículo 18.- Los gastos que demande el cumplimiento de la presente ley, serán atendidos con las previsiones presupuestarias anuales que le asignen al Ministerio de Salud Pública, a partir del ejercicio posterior a la sanción de la misma.

Artículo 19.- El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley.

Artículo 20.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Eduardo Antonio Morales Lezica – Adolfo Pischik – Alicia Renée Duarte.
FUNDAMENTOS
Actualmente los avances tecnológicos generan una demanda constante de modernización, podemos afirmar que estamos viviendo en la sociedad de la información y del conocimiento. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación influyen progresivamente en todos los ámbitos, incluyendo al área de salud, modificando nuestros hábitos y mejorando nuestra calidad de vida. En la actualidad, la civilización dominante del planeta habla un idioma muy sencillo basado en dos letras: el alfabeto digital, resultando el lenguaje más eficaz para transmitir todos los conocimientos, mucho más rápido, con mayor certeza y portabilidad; haciendo posible la transmisión y utilización de mayor cantidad de información, de manera eficaz y confiable. Bajo esta perspectiva podemos considerar el tema de la salud digital y en su consecuencia la Historia Clínica Digital, como el nuevo escenario y paradigma.

La Historia Clínica es el archivo más importante, ya que contiene información esencial para la gestión médica, administrativa y legal, y las consecuencias por su irregularidad han sido duramente sancionadas en nuestra jurisprudencia. Se podría asimilar a un documento donde se recoge toda la información del paciente y se resumen todos los procesos. La Ley 26.529 la define como “el documento obligatorio, cronológico, foliado y completo en el que consta toda actuación realizada al paciente por profesionales y auxiliares de la salud.” Por otra parte, el Artículo 168 del Código de Ética de la Asociación Médica Argentina, establece que: “La historia clínica ha de ser un instrumento objetivo y comprensible por terceros, y no solo por quienes escriben en ella”. No usar siglas ni abreviaturas; y el Artículo 171 reza: “Debe ser legible, no debe tener tachaduras, no se debe escribir sobre lo ya escrito, no debe ser borrada, no se deben dejar espacios en blanco y ante una equivocación debe escribirse ERROR y aclarar lo que sea necesario. No se debe añadir nada entre renglones”.

En la Argentina la promulgación de la Ley 25.506 de Firma Digital y su decreto reglamentario ha sido el hito fundamental para el desarrollo de este nuevo sector. La sanción de esta ley, a la cual la Provincia de Misiones se ha adherido mediante Ley II Nº 20, comenzó a llenar gran parte del vacío legal, al brindar un marco normativo a las nuevas tecnologías, regulando lo concerniente al empleo de la firma digital y la firma electrónica, a las que se les asigna hoy, un valor jurídico. Antes de la ley mencionada, cualquier documentación digital no tenía el carácter de documento que ahora sí tiene.

Según la legislación se entiende por documento digital a “la representación digital de actos o hechos, con independencia del soporte utilizado para su fijación, almacenamiento o archivo. Un documento digital también satisface el requerimiento de escritura”. Se equiparan entonces al papel, soportes tales como discos rígidos, discos compactos, etc., en tanto son medios capaces de contener o almacenar información para su posterior reproducción. En otras palabras, con la Ley de (HCD) se busca cambiar el soporte de papel a digital, y procesar, almacenar y transmitir mediante redes informáticas, constituyendo la Ley de Firma Digital el elemento jurídico que hace posible que la historia clínica digitalizada no sea cuestionable desde el punto de vista legal.

La firma digital nos brinda más certeza y seguridad que la firma convencional, desde el punto de vista de garantía de la identidad e inviolabilidad del documento que se firma electrónicamente. El problema de la Autoría y la Integridad de documento firmado está resuelto con el uso de los certificados digitales. Por ello, entendemos que con la Ley de Firma Digital es suficiente desde el punto de vista legal para que la Historia Clínica Digital tenga valor probatorio de la información que contiene tal como sus homólogos en papel.

La Historia Clínica Digital, desde la perspectiva de los elementos esenciales de este documento, cumple mucho mejor que el soporte de papel con todos los requisitos esenciales, fundamen-talmente con la confidencialidad y la accesibilidad de la información. Con la historia clínica digital unifi-cada, las instituciones públicas de la salud de nuestra provincia tendrán acceso a un sistema de auditoría y control que evitará fraudes y duplicación de exámenes, permitiendo una mejor administración de los recursos.

Si de ventajas prácticas se trata, hay que considerar que la expectativa de vida va en aumento, eso también significa un notable aumento del volumen de información para almacenar, por lo que el archivo, acceso y conservación de esta información, sensiblemente confidencial, significa un problema creciente, resultando la despapelización del sector una solución posible. Además, el deterioro de los soportes de papel por el uso cotidiano y el menoscabo de la confidencialidad de la información médica son una constante en muchas instituciones de la provincia, sumado a las dificultades para el rápido acceso y transferencia de la información, que en muchos casos, significa la vida o la muerte del paciente.

Pasamos a detallar las ventajas que tiene llevar adelante la implementación de la Historia Clínica Digital:

Ventajas Médicas

*Mejora el acceso a la información: la recu-peración de una pieza específica de la historia es mucho más rápida. Diferentes usuarios autorizados pueden consultar la misma información desde distintos puntos y en forma simultánea.

*Facilita la historia clínica única.

*Permite la incorporación de imágenes digitales.

*Facilita los trabajos estadísticos y científicos.

*Permite incorporar sistemas de apoyo a la decisión clínica (algoritmos y protocolos de estudio y tratamiento), recordatorios de práctica y conexión con cuerpos de conocimiento médico.

*Permite incorporar un vademécum institu-cional.

*El ingreso estandarizado de datos y el uso obligatorio de algunos campos para pasar de pantalla disminuye la posibilidad de olvidos y errores.

Ventajas Legales

*Siempre legible.

*No permite espacios en blanco ni alteración del orden de los asientos.

*Siempre firmada.

*Siempre con fecha y hora.

*Siempre completa.

*Se evitan las correcciones, raspaduras, agregados, etc.

* Evita las medidas anticipativas, como ser el secuestro judicial, dado que mediante la firma digital, se garantiza la identificación de una persona y la autenticidad del documento, y la medida resulta entonces innecesaria. Por las mismas razones, no resulta necesario solicitar judicialmente el recono-cimiento de la firma del profesional que hubiere firmado digitalmente en la historia clínica.

*Como la historia clínica informatizada tiene el valor de un original, cuando el paciente solicita una copia de ella, como es su derecho, (ya sea durante su internación o su egreso), y a posteriori se llegare a producir la pérdida o extravío de la que se encuentra en poder del establecimiento o profesional, habrá, hasta el momento en que se produce el extravío, certeza sobre los datos consignados en la historia clínica digital que el paciente tiene en su poder.

Ventajas operativas, económicas y ecológicas

* Considerando que en un disco rígido de 300 GB, de muy bajo costo (menos de 250 dls.) entran tres contenedores de papel que podrían almacenar aproximadamente 450.000 historias clínicas, es evidente que la informatización es la solución más económica y eficiente.

* La informatización evita también la redundancia de estudios y de tratamientos. Muchas veces, al no contar con estudios realizados en consultorios, los mismos se repiten en forma innecesaria en la internación y viceversa.

* No puede dejar de mencionarse el importante impacto ecológico que tiene el ahorro de toneladas de papel disminuyendo la contaminación del medio ambiente (papeleras) y la deforestación.

Por último, resaltamos que es una meta de gobierno desarrollar un Sistema de Información que permita un inmediato acceso a la Historia Clínica Única y a la situación de cobertura de las personas que demandan servicios, garantizando la confidencialidad de los datos y la no discriminación. Su implementación no depende únicamente de la tecnología, sino que es un cambio cultural, un cambio de gestión, y no dudamos de que es un camino para que nuestra sociedad intente ser cada día más justa y perfecta.

Por estos motivos, y otros que en su momento expondré, solicito el acompañamiento de mis pares para la aprobación del presente proyecto de ley.
Expte. D 37.049/12.
Sr. Presidente (Rovira).- Por Secretaría se dará lectura para su tratamiento en general.

Sr. Secretario (Manitto).- Leyendo: “Dictamen de las Comisiones de Salud y Seguridad Social y de Presupuesto, Impuestos, Hacienda y Asuntos Económicos, Expedientes D-38.960/13, proyecto de ley de los Diputados Víctor Jorge Kreimer y Adolfo Claudio Wipplinger y D- 37.049/12 de los Diputados MC Eduardo Antonio Morales Lezica, MC Adolfo Pischik y MC Alicia Renée Duarte; suscripto por los Diputados Lidia Angélica Batista, Marcelo Alejandro Rodríguez, Horacio Alberto Mielniczuk, Fernando Aníbal Meza, María Dilma Salas, Carla Fabiola Pretto, Carlos Alberto Báez, Myriam Rosana Duarte, Miriam Mabel Pezoa, Joaquín Alberto Olivera, Noelia María Leyría, Raúl Revinski, Lilia Marien Marchesini, Pedro Darío Pietrowski, Gustavo Alberto González y Alfredo Oscar Schiavoni.”

1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   26


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje