Página principal

Propuesta de estrategia de erradicacion de la figura de “cachiporristas en los desfiles cívicos conmemorativos de la independencia


Descargar 129.95 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión24.09.2016
Tamaño129.95 Kb.
  1   2   3
PROPUESTA DE ESTRATEGIA DE ERRADICACION DE LA FIGURA DE “CACHIPORRISTAS EN LOS DESFILES CÍVICOS CONMEMORATIVOS DE LA INDEPENDENCIA
_______________________________________________________

Elaborada por:
ISDEMU, PGR, ISNA Y ASOCIACIÓN PARA LA AUTODETERMINACIÓN Y EL DESARROLLO DE MUJERES SALVADOREÑAS (AMS)

La Junta Directiva del ISDEMU con fecha 30 de junio de 2010 aprobó el Acuerdo 4.4 que literalmente dice:


JUNTA DIRECTIVA ACUERDA DELEGAR A LA DIRECTORA EJECUTIVA, PARA ENVIAR NOTA OFICIAL AL MINISTRO DE EDUCACIÓN PARA DISEÑAR EN CONJUNTO CON EL INSTITUTO SALVADOREÑO PARA EL DESARROLLO DE LA MUJER, UNA ESTRATEGIA ORIENTADA A ERRADICAR LA PRÁCTICA CULTURAL, POR MEDIO DE LA CUAL LOS CENTROS EDUCATIVOS UTILIZAN EL CUERPO FEMENINO PARA MANTENER EL INTERES DEL PÚBLICO EN LOS DESFILES CONMEMORATIVOS DEL 15 DE SEPTIEMBRE Y SUSTITUIRLAS POR PRÁCTICAS FAVORABLES A LA NO DISCRIMINACIÓN Y LA NO VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES. ASIMISMO, EN DICHA NOTA OFICIAL SE LE SOLICITARÁ PREPARAR A LA MAYOR BREVEDAD POSIBLE, INFORME SOBRE LA POSICIÓN DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN SOBRE EL TEMA Y QUE ACCIONES PUEDEN ADOPTARSE PARA ERRADICAR ESTAS PRÁCTICAS, LAS CUALES SE SOMETERÁN A DISCUSIÓN EN LA PRÓXIMA SESIÓN DE JUNTA DIRECTIVA. San Salvador, a los treinta días del mes de junio del año dos mil diez.
Para apoyar al Ministerio de Educación en la implementación de este acuerdo, se ha preparado el presente documento que contiene una propuesta de estrategia orientada a comunicar este acuerdo así como a poner en práctica algunas sugerencias para poner en marcha alternativas para sustituir la tradición de las cachiporristas por otras tradiciones que promuevan la igualdad y la no discriminación de las mujeres.


  1. JUSTIFICACIÓN

Entre los argumentos que justifican la decisión de eliminar la práctica de contar con animadoras durante los desfiles cívicos, y recuperar la memoria histórica de la participación política de las mujeres salvadoreñas en las luchas por la Independencia, se encuentran el hecho que:




  • Se trata de una práctica sexista (Ver Anexo 1). Es decir, justifica el trato discriminatorio hacia las mujeres en razón de su sexo a partir de ideas estereotipadas y de una concepción de inferioridad.




  • Responde a un momento histórico ya superado. No es una práctica que “ha existido desde siempre” ni es “algo propio de la cultura salvadoreña”. En Estados Unidos, surgió la iniciativa con una propuesta de Thomas Peebles y la participación de Johnny Campbell como el primer animador, en la Universidad de Minnesota, el 2 de noviembre de 1898 1. En El Salvador, la práctica de las animadoras se introdujo en 1940 con las primeras escuelas mixtas debido a que no habían alternativas de prácticas deportivas para mujeres 2. El reto ahora es incorporar a las mujeres al deporte, diversificando la oferta de las clases por parte de los Centros Escolares y de los espacios públicos deportivos por parte de los Gobiernos Municipales. Es por ello que esta práctica puede y debe ser cambiada. Como señala el filósofo José Ramón Catalán, “… esa figura va a desaparecer porque la sociedad va evolucionando y las mujeres tampoco están dispuestas a representar los papeles de adorno y acompañamiento que han representado” (Volver al Anexo 1).




  • Envía una imagen equivocada de la mujer, pues reduce su función a lucir su cuerpo como “mera distracción”, entretenimiento o “punto de atracción” “para darle atractivo a algo bastante rígido” como es la Banda de Paz o para ser “colirio para los ojos de los hombres”, en tanto que figuras de adorno y acompañamiento de las actividades principales que los hombres realizan (tocar un instrumento música, en este caso), tal como plantea el sociólogo Roberto López (Volver al Anexo 1).




  • Utiliza el cuerpo de las mujeres para mantener el interés del público en los desfiles, reduciéndolas a una condición de mero objeto sexual (“Una cachiporrista debe ser esbelta porque es lo que llama la atención”). Esto ya es grave en sí mismo, aparte de que desvía la atención del verdadero sentido de la celebración.




  • Promueve una determinada imagen de belleza: delgada, alta, atractiva, joven, ágil, con “buen cuerpo”, con “buenas piernas”, que usa el pelo largo, que lo lleven suelto, morenas pero no tan morenas, que sonrían, que dominen las botas de tacón, que usen bien el bastón, etc. Características que responden al mito del “eterno femenino” como exigencia social de que la mujer no cambie, mito del que hablan el psicólogo Mauricio Gaborit y Mercedes Rodríguez (Volver al Anexo 2). Se trata de un esquema bastante rígido de asignación de roles que no se ha logrado alterar y que resulta repetitivo, monótono y poco provechoso para la vida del país.




  • Afecta la auto-estima de las niñas y las adolescentes al enviarles mensajes ambivalentes sobre sus cuerpos que no deben ser “ni muy delgadas ni muy gordas”. Las mujeres se someten a peligrosas dietas en algunos casos, como antesala a trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia.




  • Quita tiempo y energía dedicado a las clases.




  • Implica desgaste físico porque las mujeres sacrifican horas de descanso, deben reponer las clases, se desvelan para ensayar, madrugan para ir a presentaciones, y enfrentan el cansancio de los desfiles.




  • Ocasiona gastos adicionales que ponen una presión adicional sobre la economía de las familias en un contexto de crisis.




  • Naturaliza” la violencia.



  • Vulnera los derechos de la niñez y la adolescencia. Estos hechos de vulneración de derechos han sido documentados suficientemente por instituciones como el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA).




  • Expone a las niñas y a las adolescentes a “depredadores cibernéticos” que utilizan sus fotografías para la producción de pornografía infantil.




  • En casos extremos, puede dar lugar a delitos más graves contra las niñas, las adolescentes y las jóvenes, como:

    • el acoso sexual por parte de compañeros y maestros,

    • las agresiones sexuales,

    • la trata de personas con fines de explotación sexual, y

    • la pornografía.

Sin embargo, se sabe que no hace falta llegar a extremos. La prevención está suficientemente justificada por pocos o por pocos conocidos que sean los casos de vulneración de derechos o de delitos graves cometido en contra de las niñas, las adolescentes y las jóvenes.



  1. FUNDAMENTO LEGAL

En orden jerárquico, el fundamento legal de la medida se basa en la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) que es Ley de la República desde 1981, el Plan Quinquenal de Desarrollo 2010-2010, la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia (LEPINA), y la Política Nacional de la Mujer vigente desde 1997. También se agrega el “Consenso de Brasilia” resultante de la XI Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe celebrada en Brasilia del 13 a 16 de julio de 2010.


La CEDAW dice en su Artículo 2: “Los Estados Partes condenan la discriminación contra la mujer en todas sus formas, convienen en seguir, por todos los medios apropiados y sin dilaciones, una política encaminada a eliminar la discriminación contra la mujer y, con tal objeto, se comprometen a:

  • … d) Abstenerse de incurrir en todo acto a práctica de discriminación contra la mujer y velar porque las autoridades e instituciones públicas actúen de conformidad con esta obligación;

  • e) Tomar todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer practicada por cualesquiera personas, organizaciones o empresas. Se trata de una práctica sexista”.

“Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para:



  1. Modificar los patrones socioculturales de conducta de hombres y mujeres, con miras a alcanzar la eliminación de los prejuicios y las prácticas consuetudinarias y de cualquier otra índole que estén basados en la idea de la inferioridad o superioridad de cualquiera de los sexos o en funciones estereotipadas de hombres y mujeres…” (Art. 5 de la CEDAW).

En las “Observaciones Finales” del Comité CEDAW del 7 de noviembre de 2008, se señala que:

“El Comité insta al Estado parte a que asigne atención prioritaria a la adopción de un enfoque global para hacer frente a la violencia contra las mujeres y las niñas, teniendo presente su recomendación general No. 19 sobre la violencia contra la mujer. El Comité también pide al Estado parte que supervise la aplicación de la legislación vigente por la que se tipifica como delito la violencia contra la mujer a fin de asegurar que las mujeres y las niñas que sean víctimas de actos de violencia tengan acceso a medios de protección y recursos eficaces y que los autores de esos actos sean efectivamente enjuiciados y castigados y no gocen de impunidad. El Comité recomienda también que se imparta capacitación sobre las cuestiones de género, en particular sobre la violencia contra la mujer, a los funcionarios públicos, en particular al personal encargado del orden público, los funcionarios judiciales y los proveedores de servicios de salud para que tomen conciencia de todas las formas de violencia contra la mujer y puedan afrontarlas de manera adecuada. El Comité pide además al Estado parte que adopte medidas para modificar las actitudes sociales y culturales que son las causas fundamentales de la mayoría de las formas de violencia dirigidas contra la mujer, en particular los asesinatos motivados por prejuicios de género” (Párrafo 24 de las Recomendaciones del Comité CEDAW al Séptimo Informe País de noviembre de 2008).
Más recientemente, el Consenso de Brasilia suscrito en la XI Conferencia de la Mujer de América Latina y el Caribe de la CEPAL, estableció como compromisos de los Estados para “Enfrentar todas las formas de violencia contra las mujeres”:


  • Adoptar medidas preventivas, punitivas, de protección y atención que contribuyan a la erradicación de todas las formas de violencia contra las mujeres en los espacios públicos…;




  • Adoptar todas las medidas necesarias y efectivas para prevenir, sancionar y erradicar todas las formas de trata y tráfico de mujeres, jóvenes y niñas, para la explotación sexual y cualquier otro fin;




  • h) Promover políticas dirigidas al cambio de los patrones socioculturales que reproducen la violencia y la discriminación hacia las mujeres.

La estrategia de intervención del Plan Quinquenal “… considera de manera integral y transversal los temas de género, de inclusión social de grupos vulnerables, de las micro, pequeñas y medianas empresas, de participación ciudadana y de reforma del Estado. Por tanto, dichos temas no aparecen tratados sectorialmente, sino que se encuentran incorporados en cada uno de los instrumentos mencionados. Sin embargo, hay que señalar que para garantizar que las diferentes estrategias y políticas sectoriales contenidas en este Plan Quinquenal de Desarrollo contribuyan a la creación de una sociedad con equidad de género mediante la reducción de las brechas de género y el combate a todas las formas de violencia contra la mujer, se impulsará una Política Nacional de la Mujer cuy rectoría corresponderá al Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer. La política tendrá como finalidad potenciar el desarrollo integral de las mujeres salvadoreñas en todos los espacios de la sociedad en condiciones de equidad y de igualdad con los hombres y se operativizará a partir de dos grandes objetivos estratégicos. En primer lugar, la promoción de políticas públicas con enfoque de género y, en segundo lugar, la promoción del cumplimiento de los compromisos internacionales del Estado salvadoreño en materia de derechos humanos de las mujeres, no discriminación de género y de prevención, atención, sanción y erradicación de todas las formas de violencia contra las mujeres” (Párrafo 57 del Plan Quinquenal).


La LEPINA establece que:


  • “En la interpretación, aplicación e integración de toda norma; en la toma de decisiones judiciales y administrativas, así como en la implementación y evaluación de las políticas públicas, es de obligatorio cumplimiento el principio de interés superior de las niñas, niños y adolescentes, en lo relativo a asegurar su desarrollo integral y el disfrute de sus derechos y garantías. Se entiende por interés superior de las niñas, niños y adolescentes toda situación que favorezca su desarrollo físico, espiritual, psicológico, moral y social para lograr el pleno y armonioso desenvolvimiento de su personalidad…” (Art. 12. Principio del interés superior de la niña, niño y adolescente).

  • “Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a que se respete su integridad personal, la cual comprende la integridad física, psicológica, cultural, moral, emocional y sexual. En consecuencia, no podrán someterse a ninguna modalidad de violencia, tales como el abuso, explotación, maltrato, tortura, penas o tratos inhumanos, crueles y degradantes…” (Art. 37. Derecho a la integridad personal).

  • “Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho al honor, a la propia imagen, a la vida privada e intimidad personal y familiar…. Asimismo, se prohíbe exponer o divulgar datos, imágenes o informaciones que lesionen el honor o la reputación de las niñas, niños y adolescentes o que constituyan injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada o intimidad personal y familiar…” (Art. 46. Derecho al honor, imagen, vida privada e intimidad).

Por su parte, la PNM establece como Objetivos:




  • “Incrementar el acceso de las niñas y las mujeres a la educación formal y no formal, tomando en cuenta sus necesidades e intereses, modificando las prácticas sexistas que se presentan en el proceso educativo y en los componentes contenidos del currículo nacional, así como fomentar la cultura de género y socialización en la comunidad educativa” (Objetivo específico del Area de Educación de la Política Nacional de la Mujer).

  • Modificar las prácticas discriminatorias que se presentan en el proceso de enseñanza- aprendizaje y en la dinámica de la comunidad educativa” (Objetivo estratégico 3 del Area de Educación de la Política Nacional de la Mujer).



  1. CONCEPCIÓN

No se trata de una iniciativa para “dignificar” a la mujer que sugiere un enfoque más bien asistencialista. Por el contrario, desde un enfoque de derechos, se trata de que el Estado garantice el respeto y ejercicio del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y el derecho a iguales oportunidades de desarrollo más allá de visiones estereotipadas de su identidad, roles y relaciones.


Este tipo de iniciativas buscan entonces:

  • Eliminar toda forma de discriminación contra la mujer.

  • Promover acciones para el empoderamiento de las mujeres mediante roles modélicos y acciones afirmativas.

  • Contribuir a la igualdad de oportunidades, la igualdad de trato y la igualdad de resultados.

En tal sentido, el rol del MINED es clave. Esto porque no hay duda que la escuela juega un papel clave en los procesos de cambio en la socialización de género para la erradicación de estereotipos y valores de la cultura machista, para modificar las prácticas sexistas y las actitudes sociales, en cumplimiento de los compromisos internacionales del Estado salvadoreño.


No es posible seguir excusándose bajo el argumento de que “… ya no está en manos de la institución el que la sociedad tenga tintes machistas…” , como hizo en su momento el Sub-Director de un Centro Escolar (Volver al Anexo 2). Al contrario, la escuela tiene en sus manos la socialización de las y los niños, las y los adolescentes y las y los jóvenes que constituyen “el futuro del país” como suele decirse.



  1. ALTERNATIVAS

Como apoyo al proceso de definición de modalidades o alternativas de cambio de enfoque de las fiestas cívicas, se listan las siguientes posibilidades, agrupadas según corresponda al concepto de los actos conmemorativos de la Independencia, a la recuperación de la participación de las mujeres en dichas luchas y a la presencia de animadoras en el desfile. Esto sin detrimento de la explosión de creatividad que esta medida estimulará entre las niñas y niños, y las y los adolescentes que estudian en los centros escolares.


En cuanto al espíritu y concepto de los actos conmemorativos de la Independencia…


  • Recuperar el significado auténtico de los actos conmemorativos de la Independencia, mediante la introducción de elementos de cambio, para “asegurar que los festejos cívicos tengan un enfoque de  inclusividad, no sexismo, recuperación de nuestra verdadera historia y participación de la mujer” (Volver al Anexo 1). Esto de cara a preparar las celebraciones del Bicentenario de la Independencia de El Salvador en 2011 y 2021. El reto es transmitir un mensaje y promover el debate sobre las condiciones necesarias para la Independencia, antes y ahora.

  • Asegurar que los festejos cívicos tengan un enfoque de recuperación de la verdadera historia de la participación de las mujeres salvadoreñas en las luchas por la Independencia, en un clima de inclusión y no sexismo.

  • Promover espacios de sensibilización y concientización de las niñas, las adolescentes y las jóvenes en los cuales se aborden los argumentos expuestos antes como parte de la “Justificación” (Ver Arriba). Esto para que ellas se apropien del espíritu del cambio que se promueva y lo vivan como un acto de empoderamiento y ejercicio de sus derechos como mujeres.


En cuanto al rol protagónico de las mujeres en las luchas por la Independencia…



  • Divulgar el papel protagónico que las mujeres jugaron en la década de lucha por la Independencia (Ver Anexo 3). Este Anexo ofrece un Material de Apoyo sobre 18 de las mujeres protagonistas durante la lucha por la Independencia.

  • Promover Concursos de poesía, pintura, canto, coreografía o teatro, por ejemplo, sobre el tema de “Mujeres salvadoreñas en lucha por la Libertad”, a partir de la divulgación del material de apoyo que aparece en el Anexo 3. El reto es transmitir un mensaje y promover el debate sobre los aportes resultantes de la participación política de las mujeres salvadoreñas, antes y ahora.

  • Presentar durante el desfile cívico las creaciones de las personas y/o los grupos ganadores. De esta manera se potenciaría las habilidades y capacidades de las mujeres, no su cuerpo y, menos aún, un cuerpo en función de un determinado estereotipo de belleza.


En cuanto a la sustitución de la presencia de “cachiporristas” durante los desfiles…


  • Presentar Bandas de Paz mixtas con más mujeres interpretando instrumentos musicales, hasta lograr la paridad en su composición.

  • Acompañar las Bandas de Paz mixtas con presentaciones de Grupos de Danza de niños, niñas y adolescentes, sea de danza folklórica o de danza contemporánea, entre otras.

  • Realizar presentaciones de Grupos de Gimnasia mixtos de niños, niñas y adolescentes, sea rítmica y/o acrobática.

  • Garantizar que las personas integrantes de las Bandas de Paz mixtas y los Grupos de Danza y de Gimnasia sean elegidas por su rendimiento académico, su liderazgo, su participación ciudadana en actividades de voluntariado en su comunidad, sus habilidades, y su récord en el Centro Educativo; y no por las características de “belleza” de su cuerpo.

  • Promover el rescate y visibilización de los trajes típicos de hombres y mujeres en diferentes regiones geográficas del país. El Museo Universitario de Antropología de la Universidad Tecnológica en una de sus exposiciones permanentes, ya ha hecho un esfuerzo de rescate cultural en este sentido.

  • Incluir en el desfile “mascotas” con personas disfrazadas o figuras mecanizadas (robots) alusivas a los símbolos patrios, como parte del colorido del mismo. Por ejemplo, las aves, los árboles, o las flores nacionales de la Región Centroamericana.

  • Presentar carros alegóricos o “carrozas” durante el desfile, en los cuales participen la mayor parte de alumnos y alumnas desde su diseño hasta su presentación en el desfile. Puede tratarse de carros alegóricos temáticos sobre “Mujeres salvadoreñas en lucha por la Libertad”, conservación del medio ambiente o generación de ciencia y tecnología como actos de y condiciones para la Independencia del país, los cuales serán intercalados entre los bloques de estudiantes.

  • Establecer “estaciones” de ciencia y tecnología, historia, identidad cultural, medio ambiente, a ser intercaladas entre los bloques de estudiantes.

  • Promover concursos de mascotas y/ carros alegóricos, los cuales presentan la ventaja de fomentar entre las y los alumnos: a) el trabajo en equipo, b) el liderazgo, c) las habilidades de organización en Comités y de gestión de los recursos necesarios para la elaboración de su carro alegórico, y d) la igualdad de oportunidades sin discriminación de las mujeres, ya que deberán trabajar en equipo según las habilidades personales y no según las características físicas.



  1. ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN MINED

Se sugiere una estrategia escalonada y secuencial con las diferentes instancias y niveles de gobierno involucrados.


Hacia los Centros Escolares…


  • El MINED, a través de la Dirección Nacional de Gestión Departamental, envía una Circular Interna a las Direcciones Departamentales, para asegurarse que la decisión tomada por el MINED llegue a todos los Centros Educativos del país.

  • El MINED, a través de la Dirección Nacional de Educación, envía una Circular Interna a las Direcciones Departamentales relativa a la modificación de los contenidos académicos del programa de Estudios Sociales, para visibilizar la participación de las mujeres en la lucha por la Independencia. El Material de Apoyo que aparece en el Anexo 3 puede servir como insumo para esta modificación de contenidos.

  • Las Coordinadoras Departamentales de ISDEMU se reúnen con la Dirección Departamental y con las personas Asesoras Pedagógicas para asegurarse que la Circular Interna ha sido recibida y entendida. También para asegurarse que se han tomado las medidas necesarias para su instrumentación por parte de todos los Centros Educativos.

  • La Dirección Departamental, con la asesoría de las Oficinas Departamentales de ISDEMU, realiza jornadas de concientización con actores claves de la comunidad educativa, sobre los argumentos expuestos antes como parte de la “Justificación” (Ver Arriba). Esto para que se apropien del espíritu del cambio que se promueve y lo vivan como un acto de empoderamiento y ejercicio de los derechos de las mujeres.

  • La Dirección Departamental, con la asesoría de las Oficinas Departamentales de ISDEMU, selecciona algunos Centros Educativos que ya realizan prácticas no sexistas durante los desfiles conmemorativos de la Independencia, como “proyectos piloto” o “emblemáticos” de este cambio cultural.


Con redes de aliados a nivel departamental y municipal …


  • Las Oficinas Departamentales de ISDEMU se integran al Comité Pro Festejos Cívicos para incorporar el tema de la erradicación de las cachiporristas en su agenda.

  • Los Gabinetes Departamentales y los Gobiernos Municipales afines al GOES, con la asesoría de las Oficinas Departamentales de ISDEMU, realizan jornadas de concientización con actores claves a nivel departamental y municipal, sobre los argumentos expuestos antes como parte de la “Justificación” (Ver Arriba). Esto para que se apropien del espíritu del cambio que se promueve y lo vivan como un acto de empoderamiento y ejercicio de los derechos de las mujeres.

  • Las Coordinadoras Departamentales de ISDEMU identifican actores claves sensibles al tema de la educación no sexista con quienes articular una red institucional de apoyo a la medida de visibilizar el aporte de las mujeres a las luchas por la Independencia y de erradicar la presencia de las animadoras en los desfiles conmemorativos.

  • Las Coordinadoras Departamentales de ISDEMU establecen alianzas con las Casas de la Cultura, para promover presentaciones artísticas y culturales, concursos y exposiciones temáticas.


Para la generación de opinión pública…


  • ISDEMU y el MINED divulgan experiencias exitosas de centros educativos del país en donde se han sustituido las cachiporristas por otras formas de participación de las niñas y adolecentes en celebraciones cívicas.

  • ISDEMU y el MINED informan constantemente a la opinión pública que medida aplica exclusivamente a niñas y adolecenets de centrps educativos, y no así a otras celebraciones (carnavales, desfiles bufos, festejos patronales, etc.)

  • ISDEMU prepara una selección de radioclips sobre sexismo en la educación, la publicidad y los medios de comunicación para ser distribuida ampliamente en radios comunitarias, medios de comunicación alternativos y medios estatales (Canal 10, radio nacional).

  • ISNA prepara un documental sobre casos de vulneración de derechos de niñas y adolescentes con experiencias previas de exposición de sus cuerpos como objeto sexual.

  • Las Coordinadoras Departamentales de ISDEMU y personal del MINED promueven asertivamente su presencia y participación en espacios generadores de opinión en los medios de comunicación municipales y departamentales.

San Salvador, 12 y 30 de julio y 9 de agosto de 2010.


  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje