Página principal

Propuesta curricular pregrado en comunicaciones


Descargar 199.84 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión20.09.2016
Tamaño199.84 Kb.
  1   2   3

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

FACULTAD DE COMUNICACIONES

PROPUESTA CURRICULAR


PREGRADO EN COMUNICACIONES


Por:
María Helena Vivas López - Decana

E-mail: decanato@embera.udea.edu.co

Javier Ignacio Muñoz - Jefe Departamento Comunicación Social

E-mail: jimunoz@embera.udea.edu.co

Regina Vélez Vélez - Coordinadora Área Comunicación Organizacional

E-mail: caro@embera.udea.edu.co

Alba Gutiérrez Zuluaga - Docente

María Victoria Mejía Arango - Docente

E-mail: mariaviky@epm.net.co

Eduardo Domínguez Gómez - Docente

E-mail: domin@epm.net.co

Nora Helena Villa Orrego - Docente

E-mail: maravillas@epm.net.co
Medellín, 11 de Marzo de 2002



UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

FACULTAD DE COMUNICACIONES

PROPUESTA CURRICULAR



PREGRADO EN COMUNICACIONES


1. Justificación

Desde los primeros decenios del siglo XX cuando se inició la discusión teórica sobre la Comunicación, ésta se centró en los problemas de la comunicación mediatizada y dejó en un segundo plano otras prácticas sociales como la comunicación interpersonal, la comunicación en grupos y comunidades y la comunicación en organizaciones, entre otras, las cuales son indispensables para favorecer el desarrollo, la cohesión social, la participación y el ejercicio de la ciudadanía.


La Comunicación es un campo académico y profesional muy amplio que alude a un conjunto de saberes y prácticas relacionadas con procesos comunicativos que se dan en la sociedad, en la cultura, en los distintos tipos de organizaciones, comunidades y medios. Comunicación no es equivalente a Periodismo. Éste es uno de sus campos.

La complejidad del mundo actual acerca a las culturas, las hace vivir sus experiencias en una dimensión simultáneamente orbital y local. Las continuas confrontaciones que en él se dan y que surgen de los conflictos de objetivos y de intereses entre diversas instituciones y actores sociales, demandan un profesional que contribuya a la negociación y a la concertación, mediante nuevos procesos con perspectiva comunicativa, entendiendo por tal, aquella que nace de la interacción en condiciones de igualdad y validez en la interlocución.


Ahora se requiere un profesional de las comunicaciones idóneo para desempeñarse con acierto ante los nuevos desafíos. Una sociedad que se relaciona cada vez más a través de redes y asociaciones, grupos, empresas, corporaciones y gremios y que obliga a la comprensión de información en grandes volúmenes y velocidades, requiere un pensamiento que supere el modo lineal, causal y unilateral de una información que fluye en diferentes vías sin contribuir a crear sentido entre los seres humanos. Es urgente aprender a pensar y resolver situaciones, poniendo en práctica modalidades comprehensivas, nutridas con nuevas teorías y estrategias del pensamiento. La complejidad, las redes, las inteligencias múltiples, las actuaciones simultáneas, deben complementar el ejercicio que hasta hace poco era privilegio de la causalidad lineal y de las soluciones sucesivas. En tales condiciones, el comunicador será formado con otros métodos, otros contenidos y enfrentará desde su acceso a la Universidad la búsqueda de soluciones a diferentes tipos de problemas, de manera especial, los referidos a su contexto más próximo.
Colombia es un país de regiones y sub-regiones que empieza a interconectarse con el mundo en esta era de la información. Tiene composiciones geográficas múltiples y su biodiversidad está entre las cinco más nutridas del planeta. Desde lo antropológico, social, psicológico, histórico y económico, tiene el potencial indispensable para construir una sociedad capaz de darle vida digna a todos sus habitantes y hacer posible el equilibrio en las oportunidades; sin embargo, esto no ha ocurrido.
A pesar de tener las mejores condiciones naturales para una sociedad justa, los colombianos no han logrado construirla. Para contribuir a resolver esta contradicción, es necesario reformar los procedimientos, metas y teorías existentes en los Programas de Comunicación Social, como una de las fuentes donde surgen iniciativas de diálogo y competencias de lenguaje para el entendimiento de los ciudadanos. Además este país, tiene por idioma general el Español, mientras siguen activos otras lenguas y dialectos, distintos sistemas de señales, símbolos y signos. En él hacen presencia todos los medios de comunicación modernos, en combinación espontánea con los sistemas arcaicos. Los más recientes avances tecnológicos son empleados; al tiempo que gran parte de la población mantiene sus medios de comunicación tradicionales. Sin embargo, Colombia presenta severos deterioros de tipo comunicacional, sus ciudadanos entienden de señales y mensajes pero fallan en la comprensión mutua.
Hoy Colombia vive una de sus más duras experiencias. Las violencias (política, intra-familiar, laboral, callejera, organizada) están en las ciudades y los campos, la agresión se ha vuelto recurso fácil y la capacidad de diálogo se ha visto expulsada de muchos escenarios sociales.
La misión que la sociedad reclama a las Facultades de Comunicación, está por cumplirse: ser artífices de procesos que nos permitan entender para comprendernos y comprender para entendernos. El énfasis exagerado puesto hasta hoy en los procedimientos técnicos, en los usos snobistas de tecnologías de la comunicación y la desmesurada concentración empírica en el manejo de los medios masivos como centro y única alternativa de investigación y de formación profesional, ha impedido que se cumpla cabalmente dicha tarea.
Para lograrlo se propone un Programa de pregrado que entiende la Comunicación como un fenómeno de interacción e intercambio simbólico social y cultural, presupuesto que se constituye en el eje articulador de la formación básica y profesional.
Se trata de un Programa flexible que tiene como fundamento el estudio de la Comunicación en sus aspectos filosóficos, teóricos y científicos y que se podrá ejercer en campos como: Comunicación para el Desarrollo Social y Humano (educación, salud, ciudadanía, entre otros) y Comunicación Organizacional; campos estos de gran demanda y de necesidad en el medio y en los cuales se podrán incorporar el conocimiento y las oportunidades que brinda la Universidad de Antioquia, con sus diferentes áreas del saber.
El Programa original ha mantenido desde su creación en 1961 una alta demanda, que en los últimos años se ha mantenido semestralmente en un promedio de 2.500 aspirantes y es el único espacio para la formación profesional en comunicaciones en la educación pública del departamento de Antioquia.
En el país existen hoy 51 programas de pregrado en diferentes áreas de la comunicación social y/o el periodismo, de los cuales solamente tres son ofrecidos por universidades públicas: Universidades del Valle, Cauca y Antioquia. Además existen 23 programas de tipo tecnológico y técnico en áreas relacionadas con el ejercicio práctico de la comunicación ( televisión, cine, radio, publicidad, relaciones públicas, entre otros).
Este proyecto se fundamenta en una amplia consulta profesional y académica, en la cual se tuvieron en cuenta conceptos de:
Comunicadores Sociales; egresados del Departamento de Comunicación Social; profesores y estudiantes del Programa; gremios profesionales; empleadores y especialistas en comunicación; organismos internacionales como FELAFACS, Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social, el Instituto de Estudios de la Comunicación y la Cultura “IECO”, la Asociación Internacional de Comunicación “ICA”, CONFIARP, Confederación Interamericana de Relaciones Públicas, y CECORP, Centro Colombiano de Relaciones Públicas, entre otros.
Así mismo, se examinaron:


  • La investigación de FELAFACS sobre mercado laboral y campos profesionales del comunicador, realizada en varios países de América Latina en 1997.

  • Recomendaciones de seminarios de docencia universitaria.

  • Conferencias de expertos profesionales y expertos en currículo.

  • La investigación realizada en el proceso de autoevaluación del programa de Comunicación Social- Periodismo, que arrojó entre otras, las siguientes conclusiones:

  • La Universidad debe mantener la oferta de un programa que forme de manera integral en Comunicaciones.

  • Es necesario establecer mayores vínculos entre las actividades académicas y las necesidades del medio laboral.

  • Es importante introducir nuevas pedagogías en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

  • Es conveniente fomentar el trabajo interdisciplinario.

  • Los Comunicadores deben tener formación gerencial.



2. Políticas
Ética: La ética comunicativa es el enfoque fundamental del Programa por sus grandes posibilidades de contribución a la convivencia en condiciones dialógicas. Por esta razón la ética no estará circunscrita a ningún módulo específico ni tampoco será tratada como una asignatura. Se trata de una forma de ser, hacer y aprender en el Pregrado, la cual debe ser primero aceptada y elaborada por el grupo de profesores y estudiantes con el fin de que cada proyecto, cada problema y situación de comunicación conlleve un análisis desde la ética como filosofía y como código de rectitud profesional en los aspectos de la vida práctica.
Participación: La comunidad académica tomará parte activa en la solución de necesidades y problemas de la Facultad, la Universidad, la región y el país. Contribuirá a que se tomen decisiones transformadoras para mantener altos niveles de calidad y fortalecer los vínculos de solidaridad en beneficio de todos.
Calidad: El Programa será evaluado de manera permanente con indicadores y metas de logro, de acuerdo con los estándares de acreditación nacional (CNA Programa de Mejoramiento Continuo) e internacional en el campo de la comunicación.
Proyección: Será un punto de referencia para otros proyectos y programas de Comunicación en Colombia y en América Latina. Fortalecerá su presencia en publicaciones científicas seriadas nacionales e internacionales y promoverá los intercambios de estudiantes, profesores e investigadores con universidades pares del mundo.
Extensión: Hará de la Extensión una de sus fortalezas, donde lo académico y lo financiero sean compatibles con la solidez económica y científica del Programa. Para garantizar el logro de los fines sociales que la inspiran, se trabajará en extensión solidaria y se manejarán con responsabilidad los recursos de la Universidad.
3. Objeto de Estudio
3.1 De la Comunicación

La comunicación es una disciplina que parte de los procesos de intercambio de sentido, que analiza prácticas de interacción activa y crítica, mediante la interrelación de los sujetos involucrados de manera interpersonal, grupal, organizacional y comunitaria a niveles local, regional, nacional e internacional. Analiza los paradigmas y teorías de la comunicación y reconoce los aportes inter y trans-disciplinarios de las ciencias.

Se concreta mediante diferentes formas del lenguaje que dan lugar a interpretaciones de múltiples sentidos a través de prácticas y dinámicas sociales y culturales.
Los procesos comunicativos tienen lugar en un espacio y un tiempo específicos, en condiciones sociales particulares y en situaciones culturales identificables. Estudiar la comunicación implica abordar además, los elementos que la constituyen y la relación entre ellos. De lo anterior se desprenden vertientes de investigación, las cuales serán objeto de estudio de este Programa.
3.2 Del Programa de Comunicación
El objeto de estudio del Programa es la Comunicación en el contexto de la sociedad y de la cultura, en los ámbitos regional, nacional y mundial, la cual se configura a partir de los procesos comunicativos entre los diversos interlocutores (individuos, organizaciones, comunidades), los procesos de percepción (activa, crítica...), la producción de sentido e intención de emisión, las características de los mensajes (códigos, contenidos, estilo...) la dimensión pública de los procesos comunicativos y sus implicaciones en el desarrollo humano y la formación ciudadana, la emisión de mensajes, mediatizados o directos, y las características técnicas y tecnológicas de los medios y sus implicaciones en el acontecer diario de las personas y los grupos humanos que entran en contacto.
Esta propuesta parte de un estudio cuidadoso de las diferentes teorías y tendencias tradicionales y contemporáneas que han tenido lugar en el ámbito de la comunicación, las cuales se enuncian brevemente en el marco teórico.
4. Marco Teórico
Las teorías de la comunicación más trascendentes delimitaron el campo operativo de los elementos fundamentales en los procesos de comunicación, la existencia y funcionalidad de un emisor, un mensaje, un código, un canal y un receptor, como lo expone la Teoría Matemática de la Comunicación. (Shannon, C. y Weaver, W. 1949) y la teoría Cibernética de Norbert Wiener.
Los procesos de información, mediatizados o directos, requieren una precisión derivada de “las funciones de la fuente de información que produce un mensaje; el codificador o emisor, que transforma el mensaje a fin de hacerlo transmisible y el canal o medio utilizado para transportar los signos; el descodificador o receptor, que construye el mensaje a partir de los signos y el destino que es la persona o la cosa a la que se transmite el mensaje”( Mattelart, Armand, 1997).

Aunque esta postura no responde a un análisis integral, ya que no se ocupa del significado de los signos, del sentido que les atribuye el destinatario, de la intención que preside su emisión ni de los efectos sociales de la comunicación, constituye un pilar fundamental de todos los procesos comunicativos y del desarrollo de las teorías subsiguientes. Por lo tanto es necesario tomarlo como base para el estudio de la comunicación. Después de tener una óptica instrumentalista de la comunicación, los estudiosos de la misma, centraron su atención en sus dimensiones psicológicas y sociológicas.


El modelo de Laswell y los enfoques psicológico y sociológico de la comunicación.
La Comunicación, desde sus orígenes, enfatizó en investigaciones enfocadas hacia el análisis de los medios masivos de comunicación ( Mass Communication Research ). Sin embargo, hay que reconocer que dichas bases se aplican en otros escenarios en los cuales se desenvuelve la comunicación: las comunidades, las organizaciones y los grupos humanos, desde una concepción de la comunicación de masas, llamada la teoría hipodérmica, la cual plantea que “cada miembro del público de masas es personal y directamente “atacado” por el mensaje” (Wright, 1975), Laswell va más allá al formular las cuatro preguntas: “¿Quién dice qué?, ¿Por qué canal? ¿A quién? y ¿Con qué efecto?
“Con esta fórmula Laswell dota, en 1948, de un marco conceptual a la sociología funcionalista de los medios de comunicación…” ( Mattelart, 1991 pag.30) y aporta nuevos temas de investigación: análisis del contenido, de los medios, de las audiencias, de los efectos y del control.
Este enfoque ahonda en las intenciones y los aspectos humanos de la comunicación; además tiene en cuenta los aprendizajes y los comportamientos. Plantea la influencia de los líderes de opinión como intermediarios en procesos comunicativos (two step flow, Elihu Katz, 1957) y analiza el papel de la persuasión y de los grupos primarios en estos procesos.
“La teoría de los media resultante de los estudios psicológicos experimentales consiste sobre todo en la revisión del proceso comunicativo entendido como una relación mecanicista inmediata entre estímulo y respuesta: evidencia ( por primera vez en la investigación mediológica ) la complejidad de los elementos que entran en juego entre emisor, mensaje y destinatario. Ya no se trata de una visión global sobre todo el universo de los medios, sino que se tiende a estudiar, por un lado la eficacia óptima de persuasión y por otra a explicar el “fracaso” de los intentos de persuasión.” (Wolf, Mauro, 1991)
La teoría estructural funcionalista (Talcott Parsons, 1967)
La lógica que regula los fenómenos sociales está constituida por las relaciones de funcionalidad que sirven de guía para la solución de cuatro problemas fundamentales o imperativos funcionales a los que todo el sistema social debe hacer frente:

  1. Conservación del modelo y el control de las tensiones.

  2. La adaptación al ambiente.

  3. La persecución de la finalidad.

  4. La integración.


Las teorías lingüísticas de la comunicación ( Eco, Fabbri y otros, 1965)
El modelo semiótico informacional, según el cual la transmisión va unida al funcionamiento de los factores semánticos introducidos a partir del concepto de código, es decir, se pasa de la concepción de comunicación como transferencia de información a la de transformación de un sistema en otro.
Elementos como código, significante, significado, significación, descodificación, son pilares fundamentales de esta teoría.
“El valor epistemológico del modelo semiótico informacional es considerable. Indica a la investigación mediológica que es indispensable englobar en la estrategia de análisis la mediación de los mecanismos comunicativos sobre la determinación de los efectos macrosociales”1.
“El modelo semiótico textual pone el acento del proceso comunicativo en el elemento de la intervención interpretativa operada sobre los mensajes (mediante los códigos).”2
Teoría crítica de la comunicación (Escuela de Frankfurt, 1923).
Mira la sociedad en su conjunto, plantea las relaciones individuo sociedad y pretende evitar la función ideológica de las ciencias tomadas de manera aislada. Todos los hechos se perciben como situaciones histórico sociales.
En esta teoría aparece el término “cultura de masas” ( Dialéctica de la Ilustración, Horkheimer Adorno, 1942), expresión que fue sustituida más tarde por “industria cultural”, para significar que no se trata de una cultura que surge espontáneamente de las masas, ( Adorno, 1967).
A partir de los aportes de Parsons, Jürgen Habermas elabora en 1981 una sociología del “actuar comunicativo”. “La acción y la interacción ya no se enfocan sólo como producción de efectos sino que se analizan como asociadas a tramas de intercambios simbólicos y de contextos del lenguaje” (Mattelart, pag. 96).
Según Habermas, la sociología crítica estudia las redes de interacción en una sociedad hecha de relaciones comunicativas, “ la unión en la comunicación de sujetos opuestos”. Se refiere a la acción intersubjetiva y a la acción expresiva que supone la sinceridad, que hace circular la información.
La teoría de la comunicación y la comunicación organizacional
Las diferentes teorías de la comunicación, basadas en los aportes de la llamada “mass communications research” configuran un campo de estudio nuevo: la comunicación organizacional, el cual surge, hacia 1950, en Estados Unidos, a su vez influido por la escuela de administración de las Relaciones Humanas. Sólo hacia 1960 el mundo académico se ocupa en forma consistente de la expresión “comunicación organizacional”.
H.A. Simon, una autoridad reconocida en la teoría de las organizaciones (Nobel y laureado), usó una expresión muy similar a "Comunicación Organizacional". En su tratado clásico "Administrative Behavior ("Comportamiento administrativo") (1945), discute acerca de los sistemas de "comunicaciones en las organizaciones".
Simon no dejó dudas, en su capítulo dedicado enteramente a "comunicación", de que el proceso básico de comunicación fue de la mayor importancia en su teoría de aprendizaje organizacional. Simon es famoso por presentar la "premisa de decisión" como la unidad fundamental del funcionamiento organizacional. En ese marco de referencia ofreció una definición formal de comunicación como "cualquier proceso en el cual las premisas son transmitidas de un miembro de una organización a otras " (Simon, 1945:154).3
Comparado con otros campos del conocimiento, la comunicación organizacional es relativamente joven y se encuentra en construcción en la búsqueda de su corpus teórico, el cual se nutre tanto de las teorías de la comunicación como de las relacionadas con la administración y la teoría de las organizaciones.
Grupos de investigadores de universidades norteamericanas ( Purdue, Montana, Wisconsin, California, entre otras) han elaborado y agrupado las diferentes posturas teóricas que se expresan en la comunicación organizacional en las siguientes perspectivas según Aubrey Fisher (1978): 1) Mecanicista, 2) Psicológica, 3) Interpretativa simbólica y 4) La perspectiva de interacción sistémica. Para abordar el trabajo en el nuevo Pregrado adoptaremos las dos últimas.
La perspectiva interpretativa simbólica
“Esta perspectiva se basa en los estudios del interaccionismo simbólico (Blumer, 1969; Mead, 1934) acerca del yo, de los significados compartidos y del aprendizaje social. El lugar de la comunicación en la perspectiva interpretativa simbólica se sitúa en los significados compartidos y los roles del individuo. El “role - taking” consiste en una forma de entendimiento mutuo hacia la creación de lazos empáticos entre los individuos. Es fundamental en la creación de significados compartidos para eventos y acciones comunes. Más allá de las perspectivas mecanicista y psicológica, el significado de las palabras y las acciones puede ser interpretada simbólicamente a través de una experiencia mutua más que a través de la intención del emisor o de los filtros conceptuales del receptor.
La perspectiva interpretativa simbólica distingue entre acciones sociales simbólicas y no simbólicas. Las no simbólicas incluyen reflejos o respuestas automáticas que no requieren interpretación. En contraste, las acciones simbólicas requieren acción e interpretación, lo que implica que el individuo responda a los otros basado en su conocimiento de lo que significan las palabras para esos otros. La acción social es directamente ligada a los significados que los individuos construyen para eventos y actividades”. 4
Esta perspectiva es relevante para la comunicación organizacional puesto que los problemas de investigación en este campo, así como los problemas prácticos de las organizaciones se derivan de la convivencia, la interacción y la interpretación simbólica.
La perspectiva de sistemas
Tiene como principio que todo elemento tiene que ver con el sistema, que todas las partes deben integrarse a la estructura y todas las estructuras se unen al sistema, tal como funciona el cuerpo humano.
La teoría de los sistemas parte de los aportes de Ludwig von Bertalanffy (Modern theories of Development, 1933) y tiene por objeto atender la globalidad, las interacciones, “la complejidad de los sistemas como conjuntos dinámicos, con relaciones múltiples y cambiantes”. Mattelart, 1997, Pag 44
Niklas Luhmann propone definir un sistema de comunicación como un sistema autopoiético, que regula las relaciones sociales y la circulación de sentido, y que está unido estructuralmente con el entorno.
“Un sistema autopoiético está organizado como una red de procesos de producción de componentes que con sus transformaciones y sus interacciones a) regeneran continuamente la red que los ha producido y b) constituyen el sistema en cuanto unidad concreta en el espacio en el que existe”. Maturana y Varela, 1980


  • “La cuestión principal es el dominio de la complejidad de las relaciones del sistema con su entorno y de su propia complejidad”. Maturana, pag. 97. Sobre este tema y la incertidumbre trabaja también Edgar Morin en su teoría del pensamiento complejo. La complejidad que comprende la incertidumbre y que es capaz de religar, contextualizar y globalizar, desde lo singular y concreto.




  • La teoría biológica del conocer y su principio de la autopoiesis. Los biólogos Humberto Maturana y Francisco Varela plantean que se conoce mediante la percepción, la cognición que hace emerger información y la observación. “El conocimiento radica en la capacidad del ser vivo para dar una respuesta o conducta adecuada en un contexto determinado”. Maturana y Varela. El árbol del conocimiento. Madrid: Ed. Debates, 1990, p. 21. Desde esta teoría se concibe la comunicación como generadora de sentido.

5. Título que otorgará


El Programa otorgará el título de Comunicador.

6. Misión del Programa

Formar Comunicadores, para propiciar interacciones comunicativas y procesos participativos, formativos y de promoción en la sociedad, las organizaciones y las comunidades, con el fin de contribuir a la solución de problemas locales, regionales, nacionales e internacionales; mediante la investigación, la docencia y la extensión en comunicaciones.



7. Visión

Será un Programa líder en la formación de Comunicadores y se destacará entre las profesiones de las Ciencias Sociales.


Se proyectará local, nacional e internacionalmente por la calidad de la docencia, la investigación y el servicio a la sociedad colombiana, desde la comunicación.

8. Objetivos

El Programa de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia formará profesionales con las siguientes competencias:




  • Formación ética.

  • Habilidades para investigar con el fin de aportar al desarrollo de la disciplina y contribuir a la solución de problemas de la sociedad, las organizaciones y las comunidades, desde una perspectiva comunicativa.

  • Capacidad para diseñar, realizar y evaluar procesos comunicativos en la sociedad, que permitan el fortalecimiento de la democracia y la convivencia, mediante la negociación y la concertación.

  • Liderazgo para asesorar, planificar, dinamizar y gestionar procesos comunicativos en diferentes organizaciones y comunidades.

  • Destreza para propiciar procesos de cultura y clima organizacional.

  • Dominio de su lengua materna y competencia lectora en un segundo idioma.

  • Criterios para experimentar y aplicar diferentes códigos expresivos y medios de comunicación.

  • Conocimientos en aspectos gerenciales básicos para la Comunicación.

9. Características Profesionales




  • Sólida formación ética y socio-humanística.

  • Destrezas para desarrollar investigación en Comunicación.

  • Reflexión crítica acerca de las teorías de la Comunicación y sus desarrollos e innovaciones.

  • Habilidad para desarrollar estrategias y utilizar con propiedad el lenguaje y los medios en la producción de mensajes, para distintos procesos comunicativos.

  • Capacidad gerencial.

  • Apertura, flexibilidad y respeto por principios tales como: democracia y pluralidad, responsabilidad social, universalidad, libertad de expresión, convivencia, excelencia académica, interdisciplinariedad, investigación y participación.

  • Capacidad de liderazgo, para asesorar, dinamizar y gestionar procesos comunicativos.

  • Criterio para tomar decisiones adecuadas y para solucionar problemas, en el campo de la comunicación.

  • Creatividad, iniciativa y recursividad, para asumir nuevos retos y contribuir a construir sentido y redes de sentido en la sociedad, en comunidades e instituciones para las cuales trabaje, con el aporte de sus públicos y de los ciudadanos, como sujetos activos y participantes.

  • Competencia lectora en un segundo idioma, que facilite su acceso al conocimiento y amplíe su campo de intercambio y ejercicio profesional.

  • Conocedor del mundo de la cibercomunicación, analista y pronosticador de nuevos escenarios de la comunicación y sus implicaciones en las relaciones entre los seres humanos.



10. Perfil Ocupacional

Desde el punto de vista ocupacional, este profesional de las comunicaciones se podrá desempeñar como:




  • Investigador de la comunicación.

  • Analista de procesos y medios de comunicación.

  • Asesor en situaciones de transformación, crisis y conflicto en comunidades y organizaciones sociales o empresariales.

  • Planificador, estratega y asesor en sistemas y procesos de comunicación.

  • Director de Planes y Proyectos de Comunicación, en comunidades locales y regionales.

  • Diseñador de políticas de comunicación en organismos públicos, no gubernamentales, gremios, comunidades y organizaciones.

  • Consultor y/o auditor de comunicaciones y de procesos comunicativos.

  • Gerente de Comunicaciones y/o comunicador estratega de imagen corporativa, en distintos tipos de organizaciones (privadas, públicas y comunitarias) para campañas institucionales y de mercadeo.

  • Productor de mensajes para diferentes tipos de medios (masivos o micromedios).

  • Gestor de proyectos de innovación técnica y tecnológica de los medios.


11. Campos de Profundización
Comunicación Organizacional y Comunicación para el Desarrollo ( educación, salud, ciudadanía, entre otros).
11.1 Comunicación Organizacional

Es un campo de estudio de aparición reciente ( hacia la segunda mitad del siglo XX) que se ocupa de las interacciones de los individuos en organizaciones formalmente constituidas. Una organización puede definirse de manera simple como una agrupación deliberadamente construida y conformada por personas a quienes les interesa el logro de un propósito o misión común.


La Comunicación Organizacional ha sido definida como “Un proceso a través del cual las personas actúan juntas, crean, sostienen y manejan significados a través del uso de signos y símbolos verbales y no verbales dentro de un contexto particular”. (Charles Conrad, Strategic Organizational Communication: Toward the Twenty -First Century, 1994). Esta perspectiva lingüística puede complementarse con las referidas a las interacciones y las transacciones de mutua influencia que permiten concebir la comunicación en las organizaciones como procesos simbólicos de construcción de la realidad: “Un proceso colectivo e interactivo de generación e interpretación de mensajes. Las redes de comprensión son creadas a través de actividades coordinadas y de
relaciones que van mas allá de los límites de la organización”.(Cynthia Stohl en Organizational Communication Connectedeness in Action, 1995); “Es un proceso transaccional, simbólico, de mutua influencia que ocurre entre dos o más individuos, el cual altera sus conductas y sus estados afectivos y cognitivos”.
(Burgoon & Ruffner, 1978, Capella, 1981 y otros)
La Comunicación Organizacional como campo de estudio es un concepto trans-disciplinario de las ciencias administrativas, las ciencias de lenguaje, la psicología y las ciencias de la comunicación que estudia los procesos de comunicación humana y mediatizada que articulan los grupos humanos en las organizaciones para el cumplimiento de propósitos comunes.
Así mismo, un avance incuestionable en el estudio de la comunicación en las organizaciones es haber dejado de considerar el desempeño del comunicador en el marco de lo estrictamente comunicativo para incorporar la gestión y la estrategia como parte fundamental de su quehacer.
Esta función de estratega pone de presente la dimensión política del comunicador y su intervención en organizaciones que, como sistemas abiertos, manejan innumerables relaciones que presentan conflictos de intereses y manifestaciones de poder.
El comunicador debe estudiar ese poder en las relaciones internas y externas, en los discursos, en los flujos comunicacionales etc., y representar y defender los intereses de los públicos. Con un enfoque holístico e integrador, el comunicador debe tener en cuenta todas las posibilidades que le brindan las técnicas, medios y estrategias de comunicación para apoyar desde la comunicación estratégica el cumplimiento de los grandes objetivos institucionales.
En ese sentido el comunicador debe incorporar Las Relaciones Públicas y su esfuerzo por legitimar la organización ante la opinión pública, el manejo del conflicto, el tratamiento estratégico de la imagen corporativa, el balance social, el lobby, etc.
En su práctica el profesional de la Comunicación Organizacional debe realizar investigación, diagnóstico y análisis de los procesos comunicativos en las organizaciones e instituciones; planificación, dirección y ejecución de proyectos de comunicación en empresas, organismos públicos, organismos no gubernamentales, entidades sin ánimo de lucro, cooperativas, sindicatos u otro tipo de agrupaciones formalmente constituidas con el fin de lograr un propósito determinado. Para su trabajo toma métodos de las Ciencias Administrativas y las Ciencias Sociales y su misión es contribuir, desde la comunicación, al cumplimiento de los objetivos de las organizaciones.
Las organizaciones públicas o privadas requieren un manejo comunicativo de sus procesos internos y externos y para ello es necesario preparar un profesional que tenga una visión tanto conceptual como práctica de las organizaciones y de la comunicación en dichos escenarios.
Las nuevas demandas de las organizaciones por los movimientos cada vez más acelerados hacia fusiones, adquisiciones y alianzas estratégicas, así como la necesidad de dar cuenta de su responsabilidad social; las discusiones sobre la igualdad laboral; el auge de los medios virtuales y el tele-trabajo; la importancia del enfoque del desarrollo humano y las tensiones entre el trabajo vitalicio y los procesos de “outsourcing”; todos estos temas obligados por la liberalización de los mercados o apertura económica, requieren de profesionales conocedores del contexto nacional e internacional, con visión estratégica y con capacidad de decidir en el complejo mundo de las organizaciones, superando el viejo esquema del productor de medios al interior de las mismas ó del encargado de relacionar la organización con los medios masivos. Superar este modelo que hoy está en crisis es indispensable desde la universidad pública, campo en el cual podrá formarse la población proveniente de los estratos menos favorecidos para quienes esta línea de énfasis solo existe en los posgrados o en las universidades privadas, a las cuales no tienen acceso.
Desarrollo Organizacional
Tanto el estudio de la comunicación como el estudio de las organizaciones nos remite a enfoques interdisciplinarios.
Como una continuación de la corriente teórica de las Relaciones Humanas iniciada en 1930 en los Estados Unidos, surgió en 1970 la teoría del Desarrollo Organizacional, ( D.O.) que puede definirse como “la aplicación de la psicología social y otras ciencias de la conducta para aumentar los beneficios de las empresas a través de la potenciación de las personas. “
El Desarrollo Organizacional puso el acento en el papel de la motivación, el liderazgo, el trabajo en equipo, los grupos primarios, la resolución de conflictos, en una palabra, la presencia de la comunicación como eje articulador y dinamizador de la vida empresarial.
Fue a partir del Desarrollo Organizacional cuando finalmente la ciencia administrativa identificó el papel determinante de la comunicación en la organización. Como lo afirma Edgar Schein, uno de los autores iniciales del Desarrollo Organizacional, “La eficiencia de toda organización empresarial gira alrededor de la buena comunicación interna, la flexibilidad, la creatividad y el compromiso psicológico genuino de todos sus miembros”.
Aunque el enfoque inicial pudo tener como eje la productividad, los administradores contemporáneos, con Peter Druker a la cabeza, no vacilan en señalar al talento humano de las organizaciones como su más importante patrimonio y el protagonista directo de su éxito o fracaso.
La Cultura Organizacional
La cultura empresarial permite explicar muchos de los fenómenos de la organización. Una de las realidades que nos plantea el nuevo milenio es la presencia del cambio a todos los niveles. En el campo organizacional se viven transformaciones y cambios de paradigmas de gran alcance. El conocimiento profundo de la cultura al interior de la organización es indispensable para el comunicador que tiene como misión la enseñanza de los valores que la fundamentan y que en ocasiones es preciso cambiar o transformar.
Se involucra aquí el proceso de aprendizaje en grupo, de trabajo en equipo y de liderazgo, indispensables en la formación del comunicador que las nuevas realidades demandan.
El Clima Organizacional
Es otro de los insumos del comunicador en la organización y aunque toca con el bienestar del trabajador en aspectos puntuales, es preciso tenerlo en cuenta como factor que incide en la motivación, la identificación y el sentido de pertenencia a la organización.
El Mercadeo
El comunicador no puede desconocer el papel del Mercadeo como uno de los grandes objetivos de la organización en su necesidad de volcarse al mercado y al cliente; en este campo trabaja el posicionamiento, la cultura del servicio, etc.
La Publicidad Institucional
Será de gran utilidad para el comunicador en el diseño de mensajes persuasivos que busquen cambios de actitud, opinión o comportamiento. Elaboración de campañas, procesos de señalización, manuales de imagen corporativa etc.
11.2 Comunicación para el Desarrollo
Es un área de trabajo y estudio que concibe la comunicación como una estrategia para la participación en condiciones de equidad y el disfrute de los derechos sociales para toda la población. En este campo la comunicación entendida como proceso y no como conjunto de tecnologías para cambiar conductas, se mueve en el ámbito de la interlocución y la intermediación para la construcción colectiva del desarrollo, entendido éste como conquistas de cada cultura en lo que respecta a mejores niveles en la calidad de vida, que en su dinámica se comprometan con el desarrollo nacional.
En este ámbito la educación, la salud, la economía, el medio ambiente, la comunicación, la cultura y lo demás disciplinas, se unen para producir nuevas visiones y maneras de abordar los asuntos del mismo desarrollo.
“El desarrollo humano es un proceso conducente a la ampliación de las opciones de que disponen las personas. En principio esas opciones pueden ser infinitas y pueden cambiar a lo largo del tiempo. Pero a todos los niveles de desarrollo las tres opciones esenciales para las personas son: poder tener una vida larga y saludable, poder adquirir conocimientos y poder tener acceso a los recursos necesarios para disfrutar de un nivel de vida decoroso...” ( Informe PNUD, 1995, citado por Jacques Delors, 1996)
Como campo de estudio la Comunicación y el Desarrollo conforman un enfoque de la comunicación como elemento fundamental para lograr la cooperación y el desarrollo de la sociedad en la búsqueda de la calidad de vida de las personas, mediante el acceso a los derechos sociales en condiciones de equidad y participación ciudadana.
Un profesional de la Comunicación y el Desarrollo realiza: Investigación, diagnóstico y análisis de los procesos comunicativos en las comunidades con base en las políticas de los organismos estatales encargados de proveer los servicios sociales a la población; la organización y ejecución de proyectos de comunicación para contribuir al desarrollo en condiciones de justicia social. Para lograr sus propósitos utiliza métodos de investigación y trabajo de la Comunicación y otras Ciencias Sociales.
La comunicación en este contexto, tiene unas perspectivas muy amplias definidas a partir de esta visión compleja. Es así como de ser vocera y “envasadora de productos”, pasa a tener un papel protagónico en los procesos y equipos participativos que reflexionan y diseñan los diferentes proyectos encaminados al logro de los anhelos definidos por los mismos actores.
Para la comunicación es un reto prepararse para el desafío de transformar su propia historia, que tradicionalmente ha sido vista más como técnica en el manejo de herramientas para la información, que como gestora y estratega para conocer y acompañar culturas en su camino hacia el conocimiento, la reflexión, los cambios y el relacionarse, fines últimos de la comunicación.
El Programa de Comunicación de la Universidad de Antioquia debe responder al momento histórico que vive el mundo, encaminado a reinventar nuevos escenarios de bienestar más humanos, participativos y sostenibles, formando un profesional comprometido con el desarrollo. Aunque la Comunicación para el Desarrollo atiende diferentes aspectos de la realidad social, el pregrado en Comunicación de la Universidad de Antioquia enfocará sus esfuerzos hacia dos derechos constitucionales de primer orden: la salud y la educación.

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje