Página principal

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Unidad de Comunicaciones e Información Pública


Descargar 80.6 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño80.6 Kb.





Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

Unidad de Comunicaciones e Información Pública

UNITED NATIONS ENVIRONMENT PROGRAMME


PROGRAMME DES NATIONS UNIES POUR L’ENVIRONNEMENT
PROGRAMA DAS NAÇÕES UNIDAS PARA O MEIO AMBIENTE

Resumen de Prensa- Daily News

México, América Latina y el Caribe / México, Latin America and the Caribbean


Martes 11 de octubre 2005

(Noticias Desarrolladas)


  • La tragedia del "refugiado ambiental"

  • Necesarias acciones urgentes para detener degradación ecosistemas

  • AMBIENTE: Antártida al rojo

  • Radiación solar puede superar la ropa señala estudio de especialistas chilenos

  • Cuenca del amazonas sufre peor sequía en más de 40 años

  • Cuba es fuente de referencia, dice ecologista de EE.UU.

  • El TLC y la destrucción de los recursos hídricos

  • NOTICIAS MÉXICO:

  • Bosques, la guerra de las cifras

  • La acelerada destrucción de los ecosistemas de Chiapas agrava los impactos de “Stan


http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_4330000/4330568.stm

La tragedia del "refugiado ambiental"

Un estudio de la Universidad de Naciones Unidas (ONU) estima que dentro de cinco años habrá por lo menos 50 millones de refugiados en el mundo, pero no huyendo de la violencia o extremas condiciones de pobreza, sino del deterioro del medio ambiente.
"En las áreas rurales más pobres, el aumento de los espacios áridos y la erosión de la tierra suelen ser las principales causas para que los habitantes busquen otros espacios", indicó Janos Bogardi, director del Instituto para el Ambiente y la Seguridad Humana del centro académico de la ONU.

"Esto se debe al uso poco sustentable de la tierra y su interacción con el cambio climático, lo cual se ve amplificado por el crecimiento poblacional", agregó.

De acuerdo a Bogardi, "otro factor a tomar en cuenta son las inundaciones, que son provocadas por crecientes niveles de dióxido de carbono en la atmósfera más allá de las fluctuaciones naturales que ya existen".

La difusión de este informe se produce en el marco del Día de la Reducción de Desastres.


Cálculos

El estudio académico llegó a la cifra de 50 millones de "refugiados ambientales", al recopilar datos de informes previos de desastres naturales y de la Cruz Roja.

Estas fuentes revelaban una tendencia a que haya mayor cantidad de refugiados por tragedias ocasionadas por la naturaleza que por conflictos armados.

La investigación encontró que las sequías, la falta de fertilidad, la deforestación y las inundaciones habían impulsado a 25 millones de personas a dejar sus hogares.

En opinión de los especialistas que llevaron a cabo el estudio, es urgente establecer una nueva definición del llamado "refugiado ambiental", el cual se ve obligado a dejar su vivienda por la degradación de la naturaleza a su alrededor.

Según la Convención de 1951, el estatus de refugiado se concede a quienes "...son perseguidos por razones de raza, religión, nacionalidad o pertenencia a un determinado grupo social o político...".

"Ahora se debe aclarar qué queremos decir cuando nos referimos a refugiados ambientales, para así estar mejor preparados para atender este problema", señaló a la BBC el rector de la Universidad de Naciones Unidas, Hans van Ginkel.

http://www.prensalatina.com.mx/Article.asp?ID=%7B5A7EC86A-A029-4652-9282-682F9FA47061%7D&language=ES

Necesarias acciones urgentes para detener degradación ecosistemas

Naciones Unidas, 10 oct (PL) El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), exhortó hoy a la comunidad internacional a adoptar rápidas acciones que frenen la degradación de los ecosistemas.

En una alerta sobre lo que sucederá si no se detiene el deterioro de los ecosistemas, el 60 por ciento de los cuales ya está afectado por la actividad humana, el director ejecutivo del PNUMA, Klaus Toepfer, precisó que el futuro de la humanidad es el de la pobreza.

Al inaugurar un seminario en Londres que pretende intercambiar impresiones sobre la situación del medio ambiente, Toepfer dijo que "al final todos enfrentaremos la pobreza si fracasamos en enfrentar la declinación medioambiental".

Como ejemplo dijo que "es imposible manejar un auto si uno se limita a ponerle combustible, porque necesita servicios de mantenimiento, reemplazar piezas y pagar por las carreteras y la infraestructura para que se pueda trasladar".

En realidad, la naturaleza es mucho más complicada, expresó.

Explicó que "con los continuados agotamiento y daños y sin inversiones, mantenimiento y costos de dirección, el apoyo a la vida de la Tierra puede terminar de pronto y de forma abrupta o cambiarse para convertirse en menos productiva e impredecible".

En su opinión, lentamente se va ganando el argumento político y económico, pero no lo suficientemente rápido.

"Debemos apurarnos, porque si no los seis mil millones de la tierra podríamos eventualmente encontrarnos arañando la tierra para tratar de sobrevivir", subrayó el director ejecutivo del PNUMA.

Este seminario, que tiene como sede la Escuela de Economía de Londres, reúne a las más brillantes mentes del mundo en economía medioambiental, así como a relevantes figuras especializadas y del sector gubernamental.



Los temas a debate, según se informó, giran alrededor de acuerdos multilaterales de gobierno que tengan en consideración la preocupación ambiental, la diversidad biológica, la migración de especies y el clima global.

www.ips.org

AMBIENTE: Antártida al rojo

Por Gustavo González
SANTIAGO, oct (IPS) - El recalentamiento del planeta, asociado según científicos a las últimas grandes catástrofes naturales, estaría golpeando también a la Antártida, con efectos en el adelgazamiento de la capa de ozono y la posible incidencia en accidentes que se cobraron la vida de militares argentinos y chilenos.
"El agujero del ozono aumentó este año y la cantidad de ozono destruido en él también", dijo a IPS desde el puerto de Punta Arenas, en el extremo austral de Chile, el científico Bedrich Magas, de la Universidad de Magallanes, quien realiza diariamente mediciones de las radiaciones solares ultravioletas en esa urbe de 120.000 habitantes.

Según el Instituto Antártico Argentino, en septiembre el "agujero" del ozono llegó a 28 millones de kilómetros cuadrados, ocho por ciento de aumento respecto de 2004, constatándose también entre los dos años una baja de 95 a 87 unidades Dobson, que miden la densidad de la capa e indican peligro cuando su índice es menor a 220 unidades.

El deterioro de la capa de ozono, que en las observaciones satelitales aparece como una mancha ovalada desde los polos hasta las zonas aledañas en permanente desplazamiento, impide filtrar los rayos ultravioletas, cuya acción en la superficie terrestre acarrea daños para la flora y la fauna, con riesgos de cánceres a la piel y otras afecciones en los humanos.

El fenómeno adquiere cada año mayor intensidad sobre la Antártida a la llegada de la primavera al hemisferio sur, con impactos en ese continente y en las ciudades más australes de Argentina y Chile, como Punta Arenas, situada 1.000 kilómetros al norte de la península Rey Jorge de la Antártida y 2.300 kilómetros al sur de Santiago.

Claudio Casiccia, un físico que dirige el Laboratorio de Ozono de la Universidad de Magallanes, señaló a IPS que a comienzos de octubre el "hueco" disminuyó a 21 millones de kilómetros cuadrados, luego de los 24 millones de agosto y el aumento de septiembre, no obstante lo cual el índice de unidades Dobson se mantiene por debajo de 100.

"El sur de América, la Patagonia y la región de Magallanes, están bajo la influencia del agujero de ozono antártico durante algunos días de la primavera, que varían en cantidad e intensidad. Este año tuvimos un evento (en Punta Arenas) pero no hubo un gran aumento de la radiación ultravioleta, debido a que el ángulo del sol es todavía grande y hay mucha nubosidad", explicó el científico.

El deterioro del ozono, un gas estratosférico que impide el paso de esas radiaciones, es atribuido a emisiones de químicos, como los halones, usados en sistemas de extinción de incendios, los CFC (clorofluorcarbonos), empleados en equipos de refrigeración y aerosoles, y el bromuro de metilo, de uso agrícola en desinfecciones y fumigaciones.

El Protocolo de Montreal, suscrito en 1987, fijó metas mundiales de reducción de esos compuestos, las cuales "permitirán, según estimaciones realizadas por los científicos, que la capa de ozono se recupere hacia mediados del presente siglo", explicó a IPS Ana Isabel Zúñiga, coordinadora del Programa de Ozono de la gubernamental Comisión Nacional del Medio Ambiente de Chile.

Pero desde la propia comunidad científica se ha advertido que también el llamado efecto invernadero, provocado por el bióxido de carbono (CO2) y otras emisiones de la quema de combustibles fósiles, culpables del recalentamiento planetario, están incidiendo igualmente en el debilitamiento de la capa de ozono.

De esta forma, el Protocolo de Kyoto, que busca regular esas emisiones y no ha sido firmado por Estados Unidos, el mayor emisor de gases del efecto invernadero, debería actuar junto al Protocolo de Montreal como un protector del ozono, a la par de impedir otros fenómenos atribuidos al recalentamiento atmosférico.

La atención se concentra últimamente en los devastadores huracanes, como Katrina y Rita, bajo la constatación científica de que los océanos más cálidos y el aumento del nivel del mar generan vientos más fuertes, como advirtió Vicki Arroyo, del Centro Pew sobre Cambio Climático Global, con sede en Virginia, Estados Unidos.

Peter Frumhoff, otro científico estadounidense, sostuvo a fines de septiembre que las últimas investigaciones "vinculan claramente la mayor intensidad de las tormentas con el cambio climático", fenómeno que se relaciona también a los episodios de sequías, altas temperaturas e inundaciones que se suceden en Europa desde 2002.

Casiccia comentó que estas vinculaciones son todavía objeto de estudio, aunque "ya es reconocido que existe una relación importante, todavía a ser evaluada, entre el debilitamiento de la capa de ozono y los cambios (climáticos) globales".

Paola Vasconi, coordinadora del Programa de Medio Ambiente de la no gubernamental Fundación Terram, dijo a IPS que el vínculo entre el recalentamiento global y el deterioro de la capa de ozono opera también mediante el hecho de que el incremento de las radiaciones ultravioletas aumenta las temperaturas.

"Una cosa es probadamente cierta: si el clima no se estabiliza, el agujero del ozono no se cerrará jamás", subrayó Magas, quien recordó que "Estados Unidos emite al año el escandaloso equivalente a 25 toneladas de CO2 por habitante, Chile emite 3,7 toneladas y la media mundial es de tres toneladas por habitante".

La relación entre el recalentamiento planetario y el adelgazamiento de la capa de ozono fue establecida en 1987 mediante mediciones internacionales en la región de Magallanes, precisó el científico.

"Lo increíble es que después de esto se omitió por completo el esfuerzo de reparación de los gases de invernadero, pese a que son en la actualidad, con las emisiones de CFC estabilizadas, los principales facilitadores de la destrucción del ozono mundial", apuntó Magas.

"Aunque suene terrible, bienvenidos los huracanes para cambiar la actitud de los grandes e irresponsables contaminadores", comentó el experto.

"El presidente (estadounidense George W.) Bush formuló un llamado a 'manejar menos' (automóviles) y anunció un programa federal de recortes en los consumos de combustible, acompañado, claro está, por desregulaciones ambientales en la exploración y explotación petrolera en zonas prístinas y protegidas. Uff...". añadió Magas con ironía.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Kofi Annan, resaltó el 16 de septiembre, Día Internacional de la Protección de la Capa de Ozono, los esfuerzos de la comunidad mundial en su conjunto en la reducción de las sustancias dañinas de este valioso gas atmosférico..

Al día siguiente, en la Antártida, perdieron la vida dos argentinos, el biólogo Augusto Thibaud y el suboficial de la Armada Teófilo González, cuando la moto de nieve en que se desplazaban cayó a una grieta de 100 metros.

El 28 de septiembre murieron el capitán Enrique Encina y los suboficiales Fernando Burboa y Jorge Basualto, todos ellos del Ejército chileno, al caer también en un vehículo para la nieve en una zanja de 40 metros de profundidad, en el mismo continente.

Magas señaló que siempre ha habido grietas en la Antártida, pero el hecho de que ahora se fracturen las formaciones de hielos que las cubren obedecería al aumento de la temperatura, asociados también al recalentamiento planetario, tal como el incremento de hielos a la deriva que se observa en el mar de Drake.

Con más de 14 millones de kilómetros cuadrados de superficie, la Antártida es el cuarto continente por su tamaño en el mundo. El 95 por ciento de su territorio está cubierto por hielos y guarda 70 por ciento de las reservas de agua dulce del planeta. Razones de más para preocuparse. (FIN/2005)

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias/site/artic/20051011/pags/20051011093640.html

Radiación solar puede superar la ropa señala estudio de especialistas chilenos
La pantalla solar que filtra los rayos ultravioleta puede ser más efectiva que usar una prenda de ropa, según lo comprobó el académico Eduardo Lissi, profesor titular de la Universidad de Santiago, autor, junto a especialistas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile , del libro "Radiación Ultravioleta y Salud".

"Las personas creen que están resguardadas al aire libre si utilizan ropa pero este principio no siempre se cumple, ya que todo dependerá de la tela empleada. Por ejemplo, el algodón delgado -que es un material comúnmente usado en el verano- ofrece una protección no superior a 10, mientras que los filtros solares que la población debiera emplear son de factor 15", planteó Lissi como anticipo del texto.

El docente añadió que en un estudio realizado en 250 telas se comprobó que el 50% de ellas tenía factor de protección solar igual o menor a 20. Ello se debería a múltiples razones, incluida la capacidad del material para absorber radiación UV, la trama o tejido de la tela, su color, ya que las oscuras son más protectoras; el espesor; su capacidad de estiramiento; uso y lavado, que puede modificar las características del producto; y la distancia a la que se encuentra de la piel, ya que la ropa ajustada proporciona un menor nivel de protección.

El profesor Lissi comentó que este análisis también es válido para las sombrillas que se utilizan en playas y piscinas. "En Australia se comprobó que la mayoría de las telas usadas en los quitasoles ofrecía una protección solar inferior a 20 e, incluso, algunas de ellas (cuatro de las 70 ensayadas) ni siquiera alcanzaban el factor 5, es decir, dejaban pasar aproximadamente el 20% de la radiación biológicamente activa incidente", añade.

El académico resaltó que las fibras como el poliéster, seda y lana proporcionan mayor protección solar que el rayón o el algodón. Además "es necesario considerar que, en general, la ropa mojada protege menos que cuando está seca".

La radiación ultravioleta es una de las principales causas de cáncer a la piel. Por ello es necesario extremar las medidas de protección, sobre todo considerando que su efecto es acumulativo.

Los detalles sobre este tema son abordados en el capítulo 18 de la publicación, uno de los pocos libros en la materia escritos en español. El lanzamiento de "Radiación Ultravioleta y Salud" se llevará a cabo el jueves 13 de octubre, a las 12 horas, en la Sala Ignacio Domeyko, ubicada en Alameda Nº 1058, segundo piso.

http://www.latercera.cl/medio/articulo/0,0,3255_5726_164589223,00.html

Cuenca del amazonas sufre peor sequía en más de 40 años

Fecha edición: 11-10-2005

Cuatro ciudades brasileñas han sido declaradas zonas de desastre debido a la grave sequía.
La peor sequía en más de 40 años está dañando la selva tropical más extensa del mundo, plagando la cuenca del amazonas de incendios, causando enfermedades a los habitantes debido a la contaminación del río y matando a millones de peces a medida que los arroyos se secan.

Algunos científicos consideran que se debe a las altas temperaturas del océano provocadas por el calentamiento global, pero también se vincularon con una inusualmente activa y mortal temporada de huracanes en Estados Unidos y Centroamérica.

Explican que decenas de pirañas se retorcían en espasmos en las dos pulgadas de agua que quedaron del que era el caudaloso río Paraná de Manaquiri, un afluente del Amazonas. Miles de peces en descomposición se alineaban en sus orillas secas.

Las masas de aire ascendente en el Atlántico norte podrían haber causado que el aire descienda en el Amazonas, lo que ha evitado la formación de nubes y precipitaciones, según algunos científicos.

"Si el calentamiento del Atlántico norte es el disparador, esto realmente muestra cómo está cambiando el mundo", declaró Dan Nepstadt, un ecologista del Instituto de Investigación Woods Hole, con sede en Massachusetts, fundado por el Gobierno de Estados Unidos y con subvenciones privadas.

"El Amazonas es un canario en una mina de carbón para la Tierra. A medida que entramos en una tendencia más calurosa, estamos en territorio incierto", agregó.

La deforestación también puede haber contribuido, debido a que derribar árboles recorta la humedad del aire e incrementa la penetración de la luz solar en la tierra; según informó Reuters.

http://www.granma.cubaweb.cu/2005/10/09/nacional/artic13.html

Cuba es fuente de referencia, dice ecologista de EE.UU.

ORLANDO ALBERTO DELGADO


Los ecosistemas en Cuba son fuente de referencia por la conservación de riquezas naturales y rigor científico de sus proyectos, dijo ayer John Thorbjarson, experto ecologista de Estados Unidos.

Thorbjarson, afamado estudioso y protector de las especies de cocodrilo americano y cubano, participa en el V Simposio Internacional de Humedales, que sesiona en la Ciénaga de Zapata, 160 kilómetros al sureste de La Habana.

Luego de valorar la cita de muy provechosa para él y 14 colegas estadounidenses participantes, Thorbjarson reconoció el nivel de preservación de los seis humedales en Cuba, en especial el de Ciénaga de Zapata, por cuyas cualidades mereció el título de Sitio Ramsar y Reserva de la Biosfera.

En declaraciones exclusivas para la AIN, dijo que ningún otro hábitat de cocodrilos en América tiene características tan excepcionales y similares al del humedal Everglades, al sur del estado norteamericano de la Florida, razón por la que mantiene con sus colegas cubanos relaciones de colaboración científica hace más de seis años.

En nombre del resto de la representación de su país, valoró de ejemplo para el mundo la preocupación y apoyo económico del Estado cubano para estos fines, gracias a lo cual la pequeña Isla del Caribe muestra significativos logros en el mejoramiento y conservación de sus ecosistemas.

Participan en el simposio ambientalistas de unos 15 países del área, quienes como en citas anteriores, intercambian experiencias sobre manejo integrado, desarrollo comunitario, educación ambiental y cooperación internacional para la conservación de los mil 459 humedales del planeta.

Un propósito clave en el encuentro en Cuba es el de implementar acciones legales, científicas, económicas y sociales que permitan el uso sostenible de los recursos naturales de estos complejos y frágiles ecosistemas.

El programa del encuentro, que será clausurado mañana, día 10, incluye conferencias, mesas redondas, talleres, foro de investigaciones y cursos pos eventos. (AIN)



http://www.bolpress.com/opinion.php?Cod=2005003659

El TLC y la destrucción de los recursos hídricos

Carlos Crespo


Entre el 28 y 29 de septiembre del presente, se realizó en Buenos Aires, un seminario internacional sobre los efectos de los acuerdos de libre comercio y protección a las inversiones en el uso del agua en países de los Andes. La delegación oficial boliviana estuvo representada por las autoridades regulatorias y del sector, así como funcionarios de la Cancillería que participan de las negociaciones sobre el TLC Andino, quiénes quedaron sorprendidos por los riesgos que suponen tales tratados, aspectos que en muchos casos ni siquiera lo habían considerado.

Deseo analizar algunos de los argumentos desarrollados en las presentaciones de los expertos, pues nos muestran que estos acuerdos comerciales, no sólo funcionan como "escudos", para proteger las inversiones, sino como "espadas" que debilitan la gestión sustentable, democrática de los recursos hídricos en países como Bolivia.

1. Entregar una concesión a través de un contrato es un error, pues jurídicamente los contratos son inamovibles; se limita las posibilidades de modificación de aspectos contrarios a los intereses de los usuarios en el proceso de la concesión, y más aún limita la capacidad de regulación. Por ello, se debe buscar regular las concesiones desde licencias, mediante instrumentos regulatorios. Tanto Bechtel como Suez, con el padrinazgo de la cooperación multilateral y la servidumbre voluntaria de los gobernantes de turno, nos impusieron "la forma contrato", limitando la posibilidad de fiscalizar la gestión de las empresas.

2. Tomar en cuenta estos acuerdos desde el inicio de las concesiones. La dura experiencia argentina (actualmente tiene 41 demandas ante tribunales de arbitraje, particularmente el CIADI, de los cuales 6 están referidos al agua) muestra que nuestros gobiernos deben leer lo que firman. Si el Gobierno boliviano, actuando soberanamente, no hubiera aceptado que en los contratos de concesión con Aguas del Tunari

(AT) y Aguas del Illimani (AISA) se incluya recurrir al CIADI como mecanismo de resolución de disputas, en el marco de los Convenios sobre Promoción y Protección a las Inversiones (BITs) con Holanda y Francia, respectivamente, seguramente hoy, los bolivianos no estaríamos con el riesgo de pagar compensaciones injustas.

3. La ambigüedad de las definiciones en los capítulos de mercados y servicios de los acuerdos de libre comercio y protección a las inversiones, promueve la mercantilización del agua (su privatización y/o articulación a la disciplina del mercado). Por ejemplo, la definición amplia en el capítulo de mercados incluye hielo, nieve y agua de mar: ¿qué implicaciones tiene? ¿Qué compromisos está haciendo nuestro Gobierno en relación a estas partidas en la negociación del TLC Andino? Por otro lado, si bien en general el agua no es incluido explícitamente, pero si en cualquiera de sus formas ingresa al comercio, está cubierto por el acuerdo, por tanto si queremos excluir el agua de los compromisos, no podemos porque se estaría contradiciendo el TLC. Es decir, el agua "no está", pero "está" protegido por el acuerdo.

4. ¿Cuándo es expropiación y cuándo regulación?

Definitivamente, cambios en la legislación regulatoria no implica expropiación, como considera por ejemplo Suez en el caso de AISA. Un tema conflictivo en estos acuerdos comerciales, al respecto, es la aplicación del principio del trato justo y equitativo.

Originalmente, buscaban proteger contra la arbitrariedad, pero en el marco de los tribunales internacionales este principio está siendo interpretado y reescrito, orientado a dar seguridad absoluta a los inversores extranjeros.

5. Las empresas transnacionales de agua potable, en países en desarrollo como Bolivia, exigen condiciones que no exigirían en sus países. Ventajas como una tasa de ganancia fija (13% en el caso de AISA y 16% en AT), absorción de deudas por parte del Estado, cláusulas de confidencialidad, etc, sólo pueden aplicarse en países donde la regulación es fuerte con el usuario, pero débil con la empresa.

6. BIT incluye expropiación indirecta. Los acuerdos bilaterales han introducido la figura del "despojo" o expropiación indirecta. Si el Estado boliviano decide imponer regulaciones ambientales, o normas de protección social a los trabajadores, que impliquen efectos en los ingresos de las empresas de agua y saneamiento, éstas pueden interpretar como despojo indirecto. Este es otro argumento de Suez en la probable demanda ante el CIADI, que Bolivia habría modificado unilateralmente las reglas de juego afectando las ganancias de AISA.

7. El Incumplidor no puede exigir cumplimiento de contrato. ¿Cómo puede AISA señalar que el Gobierno boliviano ha incumplido cláusulas del contrato, si esta empresa ha sido incapaz de cubrir metas de expansión previstas (particularmente a los más pobres), ha provocado graves impactos ambientales, incumpliendo ellos sí indicadores del contrato?

Por ello, el desafío de defender la devaluada soberanía nacional implica, en el mejor de los casos excluir el tema agua de las negociaciones del TLC andino y otros acuerdos que se avecinan; o por lo menos tomar previsiones en los diversos capítulos de estos acuerdos, evitando su mercantilización. Hasta el momento el movimiento nacional del agua ha sido el único actor que ha mostrado su clara postura crítica frente a estos acuerdos, es hora que el Gobierno muestre alguna dignidad y no se deje embriagar con esta nueva vuelta de tuerca para la expropiación y destrucción de nuestros recursos comunes, por parte del Imperio.

http://www.ecoportal.net/content/view/full/52603/

La acelerada destrucción de los ecosistemas de Chiapas agrava los impactos de “Stan
Las inundaciones ocasionadas por fenómenos meteorológicos que sufren los estados de Chiapas, y en menor medida de Veracruz y Oaxaca, ponen de manifiesto una vez más que la degradación de los manglares y la deforestación aumentan la vulnerabilidad a huracanes, inundaciones y otros fenómenos climáticos.
Las inundaciones ocasionadas por fenómenos meteorológicos que sufren los estados de Chiapas, y en menor medida de Veracruz y Oaxaca, ponen de manifiesto una vez más que la degradación de los manglares y la deforestación aumentan la vulnerabilidad a huracanes, inundaciones y otros fenómenos climáticos. Sólo en Chiapas, el caso más dramático que vivimos en estos momentos, la cobertura forestal está degradada en 76 por ciento de acuerdo con expertos. Sin embargo, el gobierno mexicano permite y fomenta la destrucción de los bosques y los manglares, denunció Greenpeace México.

“La capa vegetal de los bosques y selvas retiene el suelo con sus raíces, disminuye la fuerza del agua de lluvia y promueve su infiltración hacia el subsuelo (capturan tres cuartas partes del agua que se consume en nuestro país). Esto impide la erosión y el deslave de los suelos, regula el flujo de agua a los arroyos y ríos y evita que los cuerpos de agua y las presas se azolven. Cuando se destruye la cobertura vegetal el agua se lleva el suelo, éste cubre el cauce de los ríos y al cubrirlos el agua se desborda fuera de sus cauces, acrecentando las inundaciones. Proteger los ecosistemas reduce las posibilidades de que ocurran inundaciones graves en las tierras bajas como consecuencia de un aumento en la precipitación ocasionada por los huracanes, tal como está ocurriendo en Chiapas, que es uno de los cuatro estados más deforestados de México (1)”, explicó Héctor Magallón, coordinador de la campaña de bosques y selvas de Greenpeace.

“Una vez más se pone de manifiesto la importancia de conservar los ecosistemas, particularmente los bosques y los manglares, para evitar impactos producidos por los huracanes. Desastres como el provocado por el huracán Katrina en la ciudad de Nueva Orgleáns en agosto o en Chiapas, en 1998 o ahora, corroboraron en forma dramática los impactos que produce la destrucción de los ecosistemas. No es casual que estados como Chiapas y Oaxaca estén siendo fuertemente impactados por un huracán de importancia relativamente menor, ya que la mayor parte de la cobertura vegetal de esos estados se encuentra degradada (3) (76 por ciento y 83 por ciento, respectivamente). Sin bosques y selvas la vulnerabilidad aumenta exponencialmente y con ella la pérdida de vidas”, explicó Magallón.

México tiene la quinta tasa de deforestación más grave del planeta y esta situación es alentada por el gobierno federal, a pesar de que supuestamente considera los bosques y el agua un asunto de seguridad nacional. En los hechos, apenas destina el 0.11% del presupuesto a la conservación de los recursos forestales (2), lo que mantiene en el abandono 36 millones de hectáreas de bosques (65 por ciento de los recursos forestales del país), que son susceptibles de ser degradados por la tala ilegal o de ser convertidos en pastizales o tierras de cultivo. Esto incrementa las posibilidades de deslaves e inundaciones en las tierras bajas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que el valor total de todos los beneficios ambientales que brindan los bosques y selvas de nuestro país -incluyendo captación de agua, regulación del clima, biodiversidad, paisaje y prevención de inundaciones y deslaves, entre otros- asciende a 136 mil 770 millones de pesos por año (4). Esta cifra equivale a casi 70 veces el presupuesto que el gobierno federal ha propuesto que se destine al sector forestal en 2006 (y de estos recursos muy poco se destina al manejo forestal sustentable y al apoyo a comunidades y ejidos forestales).

"Aunque oficialmente existen 886 mil 760 hectáreas de manglares en México, éstos desaparecen a un ritmo de casi 10 mil hectáreas por año. A pesar de su importancia, en mayo de 2004 la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) modificó de manera ilegal la NOM-022- Semarnat-2003 relativa a la protección de humedales costeros en zonas de manglar, dejándola sin efecto. Esta modificación establece que mediante el pago de una compensación económica es posible ignorar las prohibiciones que establecía la norma con el fin de proteger al manglar. ¿Cómo se van a compensar los daños materiales y pérdidas humanas que ocasionan los huracanes e inundaciones y que los manglares pueden ayudar a mitigar?", cuestionó Alejandro Olivera coordinador de la campaña de océanos de Greenpeace.

La destrucción de manglares ha sido tan grave en esta administración que el propio José Luis Luege, secretario de Medio Ambiente, admitió ayer durante su comparecencia ante senadores: "a los manglares, en años pasados y todavía en esta administración no se les había reconocido la importancia que tienen, que sirven de contención ante tormentas, pero también para la conservación de las especies, porque ahí desovan muchas".

Ciudades como Ensenada, Cabo San Lucas, La Paz, Guaymas, Campeche, Ciudad del Carmen, Manzanillo, Acapulco, Zihuatanejo, Puerto Vallarta, Lázaro Cárdenas, Cozumel, Cancún, Mazatlán, Tampico, Coatzacoalcos y Veracruz, que se encuentran a menos de cinco kilómetros de la costa, son susceptibles de sufrir huracanes y su vulnerabilidad aumenta con la destrucción de los manglares y humedales. Las actuales inundaciones de Chiapas muestran que las ciudades y poblados ubicados en las orillas de los ríos también se encuentran en grave riesgo.

"Los hechos demuestran, una vez más, que los bosques (y el agua) sí son un asunto de seguridad nacional. Si Vicente Fox y su gobierno quieren ser congruentes, deben pasar del discurso a los hechos. Por eso, el presupuesto destinado a apoyar el manejo forestal sustentable se debe incrementar en al menos 8 mil millones de pesos y la Norma Oficial Mexicana 022, que protege los humedales costeros debe regresar a su redacción original. De no hacerlo así, todos los mexicanos pagaremos con pérdida de vidas humanas, de biodiversidad, escasez de agua, pérdida de suelos, deslaves e inundaciones", concluyó Magallón.
Notas

Assessing land use/cover changes: a nation wide multidate spatial database for Mexico”, Alejandro Velázques et al., International Journal of Applied Earth Observation and Geoinformation, 2004. “Análisis del cambio de uso de suelo. Mapas del análisis del cambio de uso de suelo”, del Instituto de Geografía de la UNAM y el Instituto Nacional de Ecología (INE). http://www.ine.gob.mx/dgoece/xid/dgioece/i_usv/#_Toc2514143

Proyecto de decreto de presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2006”, http://www.shcp.sse.gob.mx/contenidos/presupuesto_egresos

Policy considerations with a view to encouraging a more sustainable use of natural resources in the southern states: Chiapas, Guerrero and Oaxaca”, José Luis Samaniego.



FAO (2000). State of Forestry in Mexico. St. Andrews, New Brunswick, Canada, North American Forest Commission, Food and Agriculture Organization of the United Nations.

www.tierramerica.net

Bosques, la guerra de las cifras

Por Diego Cevallos

Autoridades señalan que la deforestación en México se redujo en casi 100 mil hectáreas desde 1990 y que en cinco años podría detenerse. Activistas les refutan: los bosques siguen en ruta de extinción.

MÉXICO.- México revirtió la destrucción de sus bosques y en cinco años más bajaría su tasa de deforestación a cero, proclaman autoridades. Pero según activistas y grupos sociales, eso es falso. Incluso algunos afirman que de no cambiar la situación, la actual superficie de selvas y bosques del país desaparecerá en poco más de un siglo.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que es la máxima autoridad en el mundo sobre el tema de la deforestación global, avaló los últimos estudios del gobierno mexicano sobre la materia y hasta se adelantó a felicitarlo por sus logros.

Las cifras oficiales, presentadas en diciembre, indican que la deforestación cayó de 401 mil hectáreas anuales en el periodo 1990-2000 a 314 mil hectáreas entre los años 2000 y 2005.

Hosny El-Lakany, subdirector de Montes de la FAO, declaró que “debemos felicitar a México por su ejemplar reporte 2005 y sobre todo por haber alcanzado esa reducción en las tasas de deforestación en su país”.

Sin embargo, las estadísticas oficiales generan suspicacia entre los activistas, pues en 2001 el mismo gobierno mexicano habló de una deforestación anual de 1,1 millones de hectáreas, luego la bajó a 631 mil y más tarde a 600 mil.

“La situación de los bosques es crítica”, así lo demuestran diversos estudios, evidencias y la actitud del gobierno para quien lo forestal es ahora la “prioridad número 40 o más”, dijo a Tierramérica Sergio Madrid, portavoz de G-Bosques, una flamante coalición de 14 grupos sociales y productores forestales mexicanos, creada en septiembre.

Para esta organización, los bosques y selvas, que cubren unos 56 millones de hectáreas y capturan dos terceras partes del agua dulce que se consume en el país, siguen en ruta de extinción.

Los activistas argumentan que el presupuesto estatal para el sector forestal representa apenas 0,01 por ciento del global y que los programas de apoyo cubren sólo 13 por ciento de la superficie de bosques y selvas.

Además, sostienen que aunque el potencial productivo de los bosques mexicanos es de más de 30 millones de metros cúbicos anuales, la producción comercial actual no alcanza los ocho millones de metros cúbicos.

México, que perdió los últimos 50 años la mitad de su cobertura boscosa, se mantiene como el quinto país que más deforesta en el planeta, sostiene la organización ecologista Greenpeace.

Mientras, el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales advierte que las selvas locales desaparecerán en unos 50 años y los bosques en poco más de un siglo.

El director de la estatal Comisión Nacional Forestal (Conafor), Manuel Reed, felicitó a los activistas por estar preocupados por los bosques, pero consideró desconcertante su punto de vista.

“Tenemos cifras científicas y comparables”, conseguidas bajo parámetros de la FAO y de otros expertos reconocidos, que muestran que en los últimos cinco años se frenó y revirtió la destrucción de los bosques, declaró el funcionario a Tierramérica.

México ya no es el quinto país que más deforesta en el mundo, esa una cifra de hace cinco años, aclaró. A su entender, “en el nuevo reporte que ahora está preparando la FAO, estaremos en una posición muchísimo mejor”.

“Las puertas de la Conafor está abiertas, no ocultamos nada, si no están de acuerdo (el grupo G-Bosques), que vengan y conversamos”, expresó.

“Es verdad que seguimos perdiendo bosque, pero ya hay un punto de inflexión muy importante y eso va a la baja de forma muy fuerte. Creemos que en cinco años más, podríamos tener ya una tasa cero de deforestación”, aseguró Reed.

Madrid refuta esas afirmaciones. “Hoy día no tenemos un dato confiable del gobierno sobre qué está pasando con los bosques. Primero nos dicen un millón de hectáreas, luego 300 mil y otras cifras, es un chiste esto”, argumenta.

Greenpeace tacha de “cuentas alegres” los datos oficiales y acusa a las autoridades de pretender “acabar con la deforestación mediante ecuaciones, decretos y discursos, sin tomar medidas que verdaderamente protejan los bosques de nuestro país”.

Al arrancar la administración del presidente Vicente Fox en 2000, los bosques y el agua fueron elevados a la categoría de “asuntos de seguridad nacional”. Con esa bandera, el gobierno asumió el Plan Estratégico Forestal, que plantea metas y objetivos hasta el año 2025, promovió nuevas normativas sobre la materia y creó instituciones como la Conafor.

“Creo que el gobierno sí está intentando darle más fomento al bosque, pero desafortunadamente nunca hay presupuesto que alcance”, señaló a Tierramérica Rufino Meraz, dirigente del ejido Pueblo Nuevo, en el central estado de Durango.

En esa comunidad de 243 mil hectáreas hay una producción maderera sobre una área de 84 mil 560 hectáreas. Tal actividad es considerada sustentable por el gobierno y es certificada como tal por el Consejo de Administración Forestal (FSC son sus siglas en inglés), instancia internacional que otorga un sello que garantiza que la siembra y cosecha de árboles es amigable con el medio ambiente y su entorno social.

“Lo que nos llega aquí de apoyo del gobierno es para cultura de la gente, para sembrar la idea de que tenemos recursos y que hay que aprovecharlos. Tenemos aquí casi un siglo viviendo del bosque y el bosque aquí está, lo que demuestra que sí se puede”, apuntó Meraz.

Entre 1997 y 2005, la superficie de bosques mexicanos que tienen la certificación FSC pasó de 110 mil a casi 651 mil hectáreas.

G-Bosques recuerda que 80 por ciento de la cobertura boscosa de México está en manos de comunidades, pero denuncia que a ese sector el gobierno ayuda poco o casi nada.

Eso es falso, respondió el director de la Conafor. “La mayor parte del presupuesto va a las zonas comunales y ejidales”.

Sobre el presupuesto forestal, el funcionario reconoció que aún se invierte poco, pero acotó que el actual gasto en el sector, de unos 318 millones de dólares anuales (suma que incluye dinero del gobierno y de los estados), creció más de mil por ciento desde 2000.

“Por supuesto que no vamos arreglar al sector forestal de la noche a la mañana, pero sí puedo garantizar que ahora hay políticas muy claras en el sector forestal mexicano y una política de Estado”, lo que no había en el pasado, afirmó.


No obstante, el G-Bosques hace un juicio totalmente distinto.

Todos los diagnósticos disponibles, tanto de G-Bosques como los que ofrecen otras instituciones, demuestran que los recursos forestales de nuestro país están en grave riesgo. Es preocupante que teniendo México un recurso natural tan importante, las instituciones gubernamentales no dimensionen el problema y las acciones efectivas de solución”, señala en uno de sus documentos.



ADEMÁS
www.caracol.com.co

Guatemala suspende la búsqueda de supervivientes en las aldeas sepultadas por el lodo



http://www.unesco.org/courier/2000_05/sp/planet.htm

GUERRA Y MEDIO AMBIENTE: REACCIONES EN CADENA

Fred Pearce, especialista en medio ambiente, colaborador del semanario británico The New Scientist.

Se estima que en total hay 65 millones de minas antipersonal que siguen amenazando a la población y a la vida salvaje en 56 países, de Angola a Nicaragua, de Eritrea a Lao.

Los conflictos recientes han dañado gravemente el medio ambiente. Para los seres humanos y la naturaleza, los daños perdurarán hasta mucho después de que se restablezca la paz.






Resumen diario de informaciones ambientales de los principales medios nacionales, regionales y mundiales, preparado por la Unidad de Informaciones de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA. Los materiales son distribuidos a tìtulo referencial y no representan de manera alguna la opinión del PNUMA

Boulevard de los Virreyes 155, Lomas de Virreyes. CP 11000 - México, D.F., MEXICO


Tels.: (52) 5202-6394 y 5202-4841 - Fax: (52) 5202-0950
C.E.: registro@pnuma.org- Sitio: www.pnuma.org


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje