Página principal

Principio del formulario


Descargar 26.6 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño26.6 Kb.

Principio del formulario






   

STSJ Castilla y León 22 de febrero de 2007, sobre reclamación extinción contractual de trabajador de club de Hípica

Jurisdicción:Social

Recurso de Suplicación núm. 127/2007.

Ponente: Ilmo. Sr. D. Carlos Martínez Toral

Novación del contrato de trabajo. Extinción del contrato de trabajo.













T.S.J.CASTILLA-LEON SALA SOCIAL

BURGOS

SENTENCIA: 00127/2007



RECURSO DE SUPLICACION Num.: 112/2007

Ponente Ilmo. Sr. D. José Luis Rodríguez Greciano

Secretaría de Sala: Sra. Carrero Rodríguez

SALA DE LO SOCIAL

DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE

CASTILLA Y LEÓN.- BURGOS



SENTENCIA Nº: 127/2007

Señores:


Ilma. Sra. Dª. María Teresa Monasterio Pérez

Presidenta

Ilmo. Sr. D. José Luis Rodríguez Greciano

Magistrado

Ilmo. Sr. D. Carlos Martínez Toral

Magistrado

_________________ ______

En la ciudad de Burgos, a veintidós de Febrero de dos mil siete.

En el recurso de Suplicación número 112/2007 interpuesto porMiguel, frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Segovia en autos número 422/2006 seguidos a instancia del recurrente , contra la mercantil HIPICA ERESMA,S.L. , en reclamación sobre Extinción de Contrato. Ha actuado como Ponente el Ilmo. Sr. Don José Luis Rodríguez Greciano que expresa el parecer de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO



PRIMERO.- En el Juzgado de lo Social de referencia, tuvo entrada demanda suscrita por la parte actora en la que solicita se dicte sentencia en los términos que figuran en el suplico de la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el oportuno juicio oral, se dictósentencia con fecha 26/10/2006cuya parte dispositiva dice: Desestimo la demanda presentada por el letrado Sr. Delgado Gil, en representación de D.Miguel, contra la empresa HIPICA ERESMA,S.L., y le absuelvo de las pretensiones deducidas.

SEGUNDO.- En dicha sentencia, y como hechos probados, se declaraban los siguientes: PRIMERO.- D.Miguelpresta sus servicios a la orden y cuenta de la empresa Hípica Eresma, S. L., en el Complejo hípico sito en laCtra. Segovia a Palazuelos de Eresma, km. 2.1, de Segovia, desde el 9-IV-1996, con la categoría profesional de peón, y percibe una remuneración salarial de 1.600 euros mensuales, prorrateadas pagas extraordinarias, en virtud del contrato de trabajo de duración indefinida, de 6-VIII-1996. (El contrato se da por reproducido). SEGUNDO.- El 2-VIII-2006, a través de burofax, en escrito datado el 29-VII-2006, la empresa comunicó al actor la aplicación del I Convenio Colectivo Estatal de Instalaciones Deportivas a partir de la nómina de julio; reiteró que la falta de asistencia al trabajo el 25-VII-2006 ha ocasionado perjuicios a la empresa; le reiteró que sus días de libramiento son el domingo por la tarde y lunes; le recordó el horario de verano y la obligación de permanecer hasta 15 minutos más en el caso de que quedase algún cliente sin salir de las instalaciones, y el cómputo total de horas trabajadas tenía carácter anual y no será superado, y puso de manifiesto el nombramiento de un trabajador como superior inmediato, que se encargaba de coordinar las labores de los mozos de cuadra y de mantenimiento. (El escrito se da por reproducido) TERCERO.- El trabajador residía en una vivienda sita en las instalaciones del centro de trabajo, que dejó el 11-VI-2006, sin que conste la causa, y se cuantificaba, en la nómina, en 150 euros mensuales en concepto de retribución en especie. Actualmente, la vivienda anterior está desocupada, y el trabajador reside en una vivienda arrendada y paga un alquiler de 510 euros mensuales, más el consumo de energía eléctrica de 54,18 euros bimensuales. No consta que se haya confeccionado un nuevo horario de trabajo para verano y el resto del año, ni implantado un nuevo régimen de prestación de servicios, distintos a los subsistentes en el momento que la empresa decidió la adhesión alConvenio Colectivo Estatal de Instalaciones Deportivas La retribución que percibió el trabajador en junio 2006ascendió a 1.200 euros en concepto de sueldo base, y en julio 2006, a 1428 euros, desglosados en 1.200 euros en el de sueldo base, 200 euros en el de gratificaciones extraordinarias, y 28,30 euros en el de plus de transporte. (Las nóminas se dan por reproducidas). CUARTO.- En el expediente de conciliación 414/2006, incoada por la papeleta de conciliación presentada por un trabajador contra la empresa demandada en el presente juicio, en reclamación de las diferencias salariales derivadas de la aplicación del I Convenio Colectivo Estatal de Instalaciones Deportivas, en el acto de conciliación, la empresa mostró su conformidad y el actor desistió. (La papeleta de conciliación y el acta se dan por reproducidos). QUINTO.- ElConvenio Colectivo Estatal de Instalaciones Deportivas -publicado en el B. O. E. 17-III-2005- es el aplicable a la presente relación. Actualmente, está en vigor el IIConvenio Colectivo Estatal de Instalaciones Deportivas y Gimnasios -publicado en el B. O. E. 12-IX-2006- SEXTO.- El 28-VIII-2006, U. M. A. C., el acto de conciliación se celebró sin avenencia.

TERCERO.- Contra dicha sentencia, interpuso recurso de Suplicación el demandante, siendo impugnado de contrario . Elevados los autos a este Tribunal y comunicada a las partes la designación del Ponente, le fueron, a éste, pasados los autos para su examen y resolución por la Sala.

CUARTO .- En la resolución del presente recurso se han observado, en sustancia, las prescripciones legales vigentes.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Frente a la sentencia de Instancia se alza la representación letrada del trabajador en base a un único motivo de Suplicación, considerando que procede la extinción de la relación laboral del trabajador, en base alartículo 50.1 del ET, ante la presencia de una modificación sustancial en las condiciones de trabajo que redunden en perjuicio de su formación profesional o en menoscabo de su dignidad.

Considerando que existe dicha modificación dado que el actor ha dejado de vivir en la vivienda que la empresa tenía, en las instalaciones hípicas donde aquel desarrollaba el trabajo. No constando se le haya incrementado al trabajador la nómina en metálico, por el pago extra que supone tener que arrendar una vivienda. Que además han existido problemas entre el actor y otro trabajador, y que la empresa ha otorgado poder de dirección a este último, por lo que se acredita una notable degradación de las relaciones laborales.

No habiéndose solicitado modificación del relato de hechos probados, hemos de considerar que:

a). La empresa comunicó al trabajador que se aplicaría a partir de 2 de agosto de 2006, el Convenio Colectivo Estatal de Instalaciones Deportivas. Indicándosele que había dejado de asistir sin justificación en varias ocasiones al trabajo, reiterando los días festivos que le corresponden, la necesidad que tenía de permanecer en el lugar de trabajo hasta l5 minutos después del cierre, si existían clientes, y que el cómputo anual de horas, no excederían de las previstas en el convenio. Y que además habría otro trabajador como superior inmediato.

De ello se deduce, que la modificación de sus condiciones de trabajo, de existir, lo sería en aplicación del convenio colectivo, que es norma jurídica negociada, que regula los derechos- obligaciones de las distintas partes en la relación laboral correspondiente. Y como consecuencia de dicho convenio -ordinal tercero- no consta se haya confeccionado un nuevo horario, ni implantado un régimen de prestación de servicios distintos de los que subsistían con anterioridad, habiendo aumentado además el salario que percibía, -ordinal tercero párrafo tercero- que pasó a ser de 1.428 euros, cuando antes percibía 1.200 euros.

De modo que no ha existido modificación de horario laboral, no se ha implantado un régimen de servicios distintos de los que antes había, y ha aumentado el salario que percibe el trabajador.

Por lo que en conclusión, esta Sala, al igual que el Juzgador de Instancia, no acaba de comprender cuáles hayan de ser las condiciones de trabajo, que se han visto sustancialmente modificadas. Y en igual medida, que dichas modificaciones redunden en perjuicio del trabajador, que incluso ha aumentado su salario mensual.

Pero es que además, dichas modificaciones de haber existido, no se derivan de la voluntad unilateral de la empresa, sino por la aplicación de un instrumento normativo, como es el convenio colectivo de aplicación.

El demandante alega, que le han suprimido la vivienda, si bien, tal como se deriva del ordinal tercero, es cierto que dicha vivienda fue dejada, pero no consta la causa de ello, por lo que tampoco resulta acreditado que el trabajador fuera forzado a abandonar la vivienda por la empresa. Y por último, si efectivamente se nombró a un trabajador con poder de dirección, dicha circunstancia pertenece al ámbito organizativo y de dirección de la empresa, sin que esta circunstancia haya afectado al trabajo habitual del actor, quien desempeña la misma labor, y en el mismo horario. Y sin que conste, -a diferencia de lo alegado por el recurrente-, que existiera una mala relación entre ambos. Por lo que la conclusión de existir un acoso laboral en su contra, no se ajusta a la verdad.

La dirección de la empresa tiene facultades para introducir modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, cuando constan como probadas las razones que expone elartículo 41 del ET, pudiendo optar el trabajador perjudicado con la modificación sustancial por rescindir su contrato con una indemnización de 20 días de salario por año de servicio, o bien, ante la disconformidad con la medida, impugnarla ante la jurisdicción competente, para lograr, caso de ser declarada la modificación injustificada, ser repuesto en la situación primitiva, reconociéndose así al trabajador afectado por una decisión de modificación sustancial de las condiciones de trabajo, el derecho a impugnar tales decisiones, en caso obvio de no aceptarlas, o de resolver el contrato con la indemnización legalmente prevista, justificando tal facultad reconociendo al trabajador, el perjuicio sufrido, como consecuencia de la modificación, independientemente de su imputabilidad o no al empresario. La finalidad de la citada norma, es la de paliar la perturbación que la modificación pueda producir al trabajador, facultándole para resolver el contrato, lo que permite situar el fundamento jurídico de la opción de resolución en la excesiva onerosidad contractual sobrevenida, y no en el incumplimiento contractual. El hecho que el legislador haya previsto que las modificaciones que afectan a las materias a las que hace referencia elartículo 42.3.2 del ET, pueden implicar para el trabajador un perjuicio más relevante que el de las restantes condiciones de trabajo, por la incidencia del tiempo de trabajo en la vida personal, familiar o social del trabajador, hasta el punto de justificar la resolución del contrato con derecho a indemnización, no significa que el perjuicio se entienda producido en todo caso como consecuencia de la mera modificación, siendo preciso que ésta provoque en el afectado un perjuicio real, objetivamente constatable y de cierta consideración, perjuicio que puede estar relacionado con la posición contractual como con la personal y familiar del trabajador afectado, que no exige sea el específico para la formación profesional o la dignidad del trabajador, pues en este supuesto, elartículo 50 del ET, exige un plus de incumplimiento empresarial, al exigirse que las medidas adoptadas redunden en perjuicio de la formación profesional o menoscabo de su dignidad. Debiendo ser también acreditadas para que de esta manera resulte justa la causa de extinción del contrato por el trabajador.

En el presente caso, las condiciones del trabajador se han mantenido, si han sido modificadas es por la aplicación del nuevo convenio en vigor, e incluso se ha aumentado el salario a percibir por el demandante, no constando el motivo por el que éste abandonó la casa que antes ocupaba, propiedad de la empresa. De todo ello, no queda en absoluto demostrado el incumplimiento, de envergadura tal, que permita la aplicación delartículo 50 del ET.

Razonándolo así, con pleno acierto, el Juzgador de Instancia, el recurso ha de ser desestimado, y la sentencia confirmada íntegramente.

No cabe la imposición de costas al actor, como es pretendido por la representación letrada de la parte impugnante, toda vez, que como trabajador goza del beneficio de justicia gratuita, no habiéndose advertido la presencia de temeridad o mala fe en su reclamación.

Por lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español,

F A L L A M O S

Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de Suplicación interpuesto por la representación letrada de D.Miguelfrente a lasentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Segovia de 26 de octubre de 2006, autos 422/06, seguidos en dicho Juzgado en virtud de demanda promovida por el recurrente contra HIPICA ERESMA SL, en materia de extinción contractual, y en su consecuencia, debemos de confirmar y confirmamos la resolución recurrida. Sin costas.

Notifíquese a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en la forma prevenida en losartículos 100 de la Ley de Procedimiento Laboral, 248.4de la Ley Orgánica del Poder Judicial y sus concordantes y firme que sea la presente, contra la que cabe interponer recurso extraordinario de casación para la unificación de doctrina para ante el Tribunal Supremo dentro de los diez días siguientes de su notificación, devuélvanse los autos junto con testimonio de esta Sentencia, incorporándose otro al rollo que se archivará en la Sala, al Juzgado de lo Social de procedencia para su ejecución.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN: En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.

DILIGENCIA: Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje