Página principal

Presencia de la mujer en la vida y obra de josé martí MsC. Libia Trujillo Guerrero, Est. Laura García Ramos, Est. Annaray Mella Díaz


Descargar 35.95 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño35.95 Kb.
PRESENCIA DE LA MUJER EN LA VIDA Y OBRA DE JOSÉ MARTÍ

MsC. Libia Trujillo Guerrero, Est. Laura García Ramos, Est. Annaray Mella Díaz


Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”, Vía Blanca

Km.3, Matanzas, Cuba.

2013
Resumen
Nuestro Héroe Nacional José Martí fue el hombre capaz de unir voluntades para organizar la Revolución de 1895 a la que él llamó Guerra Necesaria con el objetivo de lograr la soberanía y la justicia social. Fue además un intelectual pródigo, escritor, periodista, maestro, traductor y revolucionario, paradigma de la cultura cubana. En su vasta obra hay espacio para referirse a la mujer con exquisita sensibilidad, inteligencia, dulzura y objetividad. Valoró altamente a la mujer cubana y en general a todas las mujeres que tuvieron en su vida personal y en la historia un alto protagonismo lo que se demuestra en su producción literaria y en su pensamiento revolucionario y político. El objetivo de este trabajo persigue explicar la visión de nuestro Héroe Nacional, José Martí, acerca de la mujer.

Palabras claves: José Martí, mujer
INTRODUCCIÓN
Nuestro Héroe Nacional José Martí fue el hombre capaz de unir voluntades para organizar la Revolución de 1895 a la que él llamó Guerra Necesaria con el objetivo de lograr la soberanía y la justicia social. Fue un intelectual pródigo, escritor, periodista, maestro, traductor y revolucionario, paradigma de la cultura cubana.

En su vasta obra José Martí se refirió a la mujer con exquisita sensibilidad, inteligencia, dulzura y objetividad. Valoró altamente a la mujer cubana y en general a todas las mujeres que tuvieron en su vida personal un alto protagonismo. Ello se refleja en su producción literaria y en su pensamiento revolucionario y político.

A finales del siglo XIX, aportó desde su perspectiva un enfoque de género que tiene vigencia en nuestros días, en el cual expresa que la actividad del hombre y de la sociedad en general, no podría ser efectiva sin el aporte espiritual de la mujer.

Este trabajo pretende explicar la visión de nuestro Héroe Nacional José Martí acerca de la mujer.


DESARROLLO
Martí en sus obras ofrece una visión acerca de la mujer, resalta su amor por ella, ya sea las que tuvieron una relación directa con su vida y aquellas valerosas mujeres que son un digno ejemplo a imitar y que brindaron amor, amistad, afecto, consuelo a lo largo de su vida y de los años de intenso fervor revolucionario durante las gestas independentistas del siglo XIX cubano.

En el primer texto que se conserva de Martí, escrito cuando solo era un niño, el 23 de octubre de 1862 a la edad de 9 años desde Hanábana, revela el amor a una mujer, a su madre Leonor Pérez Cabrera, en la carta A la madre, la cual encabeza “estimada mamá”, donde le narra sus vivencias en la finca con su padre y culmina la misiva expresando: (…) Y Ud. recíbalas de su obediente hijo que le quiere con delirio (…)1


Fue el único hijo varón. Amó mucho a sus siete hermanas, estableciendo una relación muy estrecha desde pequeño con Mariana Matilde, tres años menor, a la que cariñosamente llamaban Ana. Sufrió junto a su familia la pérdida de su hermana María del Pilar a los seis años de edad. Desde el exilio escribía tiernas cartas a su madre y hermanas. En 1875 muere su adorada hermana Ana, a la cual le escribió versos desde México, con profundo dolor por su pérdida:

En la propia ciudad de México se enamora de la cubana Carmen Zayas Bazán con quien se casa en 1877, madre de su único hijo José Francisco. Gran pasión sintió por esta mujer, a ella dedicó bellos versos. Sufrió mucho la separación de su esposa e hijo cuando ella decidió regresar a Cuba y romper la relación.

Amor sintió también por Carmen Miyares, primero amiga y luego compañera en la intimidad martiana de su exilio en los Estados Unidos. En ella Martí encontró abrigo, comprensión, amistad y diálogo.

En el texto La Edad de Oro publicado entre julio y octubre de 1889 realiza valoraciones sobre las niñas y escribe en su prólogo (…) Sin las niñas no se puede vivir, como no puede vivir la tierra sin luz. (…)2

Resalta la igualdad que debe existir entre niñas y niños, como base de la equidad de géneros que explicaremos posteriormente en el trabajo (…) las niñas deben saber lo mismo que los niños para poder hablar con ellos como amigos cuando vayan creciendo; como que es una pena que el hombre tenga que salir de su casa a buscar con quien hablar, porque las mujeres de la casa no sepan contarle más que de diversiones y de moda .Pero hay cosas muy delicadas y tiernas que las niñas entienden mejor (…)3

De una forma poética realiza valoraciones sobre el alma de las niñas, tema que aborda posteriormente en la mujer madura. (…) en las almas de las niñas sucede algo parecido a lo que ven los colibríes cuando andan curioseando por entre las flores. Les diremos cosas así, como para que las leyesen los colibríes, si supiesen leer (…)4

La mujer como madre, ocupa un lugar importante en la vida de Martí y es elogiada por ello. Sobre ello expresó:” ¡Qué templo, una mujer que ha dado hijos!”5 “La madre, esté lejos o esté cerca de nosotros, es el sostén de nuestra vida. Algo nos guía mientras ella no muere. La tierra, cuando ella muere, se abre debajo de los pies.” 6

Mariana Grajales, paradigma en la historia de Cuba, madre de una pléyade de héroes, valiente, destacada no en el campo de batalla, pero sí en la retaguardia, formadora de hombres, abnegada, quien murió sonriendo al acabar la vida, rodeada por los varones que pelearon por su país y criando a sus nietos para que pelearan, recibió el elogio de José Martí.

“¿Qué había en esa mujer –dijo-qué epopeya y misterio había en esa humilde mujer, qué santidad y unción hubo en su seno de madre, qué decoro y grandeza hubo en su sencilla vida, que cuando se escribe de ella es como de la raíz del alma, con suavidad de hijo, y como de entrañable afecto?”7

Resalta Martí el papel de madre que cumplía en su hogar Clemencia Gómez, como “madre bondadosa” al decir (…) las manos eran calor, las miradas bienvenida, la conversación, una de las pocas que dan valor y fe para encarar la vileza de este mundo. La casa no vivía en la vanidad egoísta de la gloria del padre, ni como gloria hablaban de él, sino como padre (…)”8

Martí en el artículo antes mencionado titulado El álbum de Clemencia Gómez, se pronuncia sobre la diferencia de roles que juegan madre y padre en la familia, donde padre y madre educaban por igual y desde diferentes lugares, a los hijos.

Hace referencia al corazón de la mujer cubana y expresa (…) él es la medicina: él es el milagro: él es el triunfo (…) 9 Considera incompleta la victoria de los hombres cuando no se mueve el corazón de la mujer. De la mujer cubana añade “(…) nunca vi maravilla tan grande como la mujer cubana.” 10 “Mujer cubana, tan bella, tan heroica, tan abnegada, flor para amar, estrella para mirar, coraza para resistir". 11

Su visión de la mujer americana, coincide en muchos aspectos con la de la mujer cubana en cuanto a su generosidad y señala: “”Brillan por su ternura generosa, verdadera fuente de vida para aquellos a quienes aman, las mujeres de Nuestra América.”12

Las cualidades positivas que manifiestan las mujeres las considera de gran valor. Ello se pone de manifiesto cuando expresa: (… hay tanta bondad en las almas de las mujeres que, aun luego desengañados, de desesperanzadas, de encallecidas, dan perfume (…)13

Considera que la mujer debe prepararse para la vida y para ello da gran valor a la instrucción. Expone: “En esta ciudad grande, donde la mujer ha de cuidarse de sí, y salvarse del lobo, y de los de la vida, ha de hacerse piel fuerte que la ampare, ha de aprender toda ciencia o arte que quepa en su mente, donde caben todas y le de modo honesto de vivir (…) La mujer instruida será mejor pura.”14A la educación le concede también un papel preponderante, la cual debe formar al hombre integralmente para enfrentar la vida.

Siente a la mujer como compañera necesaria en su vida, cuando dice: ¿Qué será de los hombres, el día en que no puedan apoyar su cabeza en el seno caliente de mujer?15

La sensibilidad y la delicadeza es una característica que destaca en los textos de una forma muy bella. “La mujer no es como nosotros, sino como una flor, y hay que tratarla así, con mucho cuidado y cariño, porque si la tratan mal, se muere pronto lo mismo que las flores.” 16

Al expresar: “La mujer ama al hombre valiente y desdeña al cobarde.” 17 Martí destaca la virtud de la mujer al escoger a un hombre con cualidades morales positivas.

Plantea su visión acerca de las diferencias entre el hombre y la mujer y muestra a un hombre en los marcos de una cultura machista al plantear: “(…) El hombre es rudo e impaciente y se ama más a sí que a los demás. Y la mujer es tierna y goza en darse, y es madre desde que nace, y vive de amar a otros (…)”18.

Martí ofrece un enfoque de género para lograr la igualdad entre los dos sexos considera que la mujer debe tener los mismos derechos que los hombres con el objetivo de que su participación en la construcción de la vida sea cada vez más plena.

La concepción martiana de género no excluye la incorporación de la mujer a la lucha emancipadora de la patria, considerando que la mujer juega un papel importante en la planificación, cohesión y triunfo de las ideas más nobles de tierra, convirtiéndose en complemento espiritual de la vida material del hombre. Al respecto Martí afirma (…)” la ferviente amiga, la hermana ejemplar, la madre constante, la entusiasta patriota.”

Martí lucha contra la discriminación de la mujer, lo cual resulta importante atendiendo a la época en la cual aborda en sus obras la equidad de géneros, época en la cual predominaba una cultura patriarcal, que reducía a la mujer al espacio del hogar, la cual aún se mantiene en muchos países. Sobre ello expresó:

“(…) las campañas de los pueblos solo son débiles, cuando en ellas no se alista el corazón de la mujer; pero cuando la mujer se estremece y ayuda, cuando la mujer tímida y quieta de su natural, anima y aplaude cuando la mujer virtuosa unge la obra con la miel de su cariño- la obra es invencible” 19

Martí considera que una de las tareas de la mujer, como anteriormente se planteó, está relacionada con la planificación y cohesión de las ideas más nobles del desarrollo de la sociedad. Sobre ello expresó:”(…)las ideas (…) no están seguras hasta que la mujer no las ama.” 20

Se refiere a la independencia económica de la mujer, la cual considera necesaria para lograr su igualdad respecto al hombre y afirma:

“Nótese en esta tierra nueva, gran premura por dar a la mujer medios honestos y amplios de su existencia, que le vengan de su propia labor, lo cual le asegurará la dicha, porque enalteciendo su mente con sólidos estudios, vivirá a par del hombre como compañera y no a sus pies como juguete hermoso, y porque, bastándose a sí ,no tendrá prisa en colgarse del que pasa, como aguinaldo del muro, sino que conocerá y escogerá, y desdeñará al ruin y engañador, y tomará al laborioso y sincero(…)” 21

Aborda la participación de la mujer en la vida política, considerando además que debe tener derecho al voto y a ser electa para cargos comunes.”(…)Y en otro estado, que es Vermont,-dice él en una de sus escenas norteamericanas-las damas que pagan contribución votan por aquel que más les place de los candidatos a los empleos de las escuelas, cuyos candidatos pueden ser también mujeres (…)” 22

José Martí, intuye que además de capacidades intelectuales, la mujer posee inteligencia sensible, que la capacita para quehaceres difíciles y superiores. Gran vigencia tiene en nuestros días la visión martiana acerca de la mujer.
CONCLUSIONES
José Martí en su amplia obra refleja su concepción acerca de la mujer de una forma muy interesante. Las mujeres tanto en su obra como en su vida personal jugaron un papel protagónico. Esta arista de su pensamiento es muy importante por cuanto las mujeres cubanas desde el proceso de gestación de nuestra nacionalidad han sido abanderadas de la libertad y la soberanía y han influido en el proceso de formación de nuestra cultura.
BIBLIOGRAFÍA:
GUZMÁN MIRANDA, OMAR / CABALLERO RODRIGUEZ, TAMARA. Concepción de la mujer en el pensamiento de José Martí. Universidad de Santiago, 2001 (Documento en soporte digital)

MARTÍ PÉREZ, JOSÉ. La Edad de Oro. - - Instituto Cubano del Libro: Editorial Gente Nueva, 2002.

MARTÍ PÉREZ, JOSÉ. Obras Completas t. I. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

__________________. Obras Completas t. II. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

__________________. Obras Completas t. V. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

__________________. Obras Completas t. VIII. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

__________________. Obras Completas t. IX. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

__________________. Obras Completas t. XIII. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

__________________. Obras Completas t. XVIII. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

__________________. Obras Completas t. XIX. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

__________________. Obras Completas t. XX. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -

RODRÍGUEZ JIMÉNEZ, OLGA MARTA. Evolución del concepto de la mujer en José Martí 1887-1895.(Documento en soporte digital)



SANTOS MORAY, MERCEDES. Luz que me parece estrella. - - p. 84 – 88. - -En Mujeres (La Habana). - - No. 1/ 20

1Martí, José. Obras Completas .Edición Crítica .Tomo I. - - Centro de Estudios Martianos, 1983. - - pp. 15 - 16

2 Martí, José. La Edad de Oro. - - Instituto Cubano del Libro: Editorial Gente Nueva, 2002. pág. 5

3Ibidem pág. 7

4Idem

5Martí, José. Obras Completas t. VIII. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág. 353

6 Martí, José. Obras Completas t. V. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág. 379

7Ibidempág 26

8Ibidem pág. 20

9Ibidem pág.16

10Martí, José. Obras Completas t. XX. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág.522

11Martí, José. Obras Completas t. XIX. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág.441

12Martí, José. Obras Completas t. XIII. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág. 251

13Martí, José. Obras Completas t. IX - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág. 392

14Idem

15Idem

16Martí, José. Obras Completas t. XVIII. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág.472

17 Martí, José. Obras Completas t. II. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág.135

18Martí, José. Obras Completas t. XIX. - - La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1975. - -pág.288

19 José Martí, Obras Completas, t. I. - - La Habana: Editorial Ciencias Sociales, 1975. - - pág. 17.

20Ibidem pág. 18

21Ibidem, t. IX pág. 287.

22Idem


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje