Página principal

Ponencia patrimonio intangible 16° foro de cultura de bello septiembre 30 de 2006


Descargar 21.29 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño21.29 Kb.


PONENCIA PATRIMONIO INTANGIBLE
16° FORO DE CULTURA DE BELLO

Septiembre 30 de 2006
DIÁLOGO CON OTTO…EL BELLANITA. 1
Por: CARLOS ENRIQUE URIBE RESTREPO

SIMÓN: Mi querido Otto hace días que no hablábamos, pero hoy me es obligatorio abrir contigo un dialogo, porque me he metido en un brumoso pero hermoso sendero de vida, que tú, por las calendas del 98 en el siglo pasado, sin pensarlo, creo, me indicaste.
OTTO: Que bueno viejo Simón, es que la vida es así, todo es armonía y algún día tenías que venir a nosotros los trabajadores y gestores de la cultura para que aportaras tu visión y vivencia de vida. Me alegra tenerte como interlocutor en temas tan tangibles, como el patrimonio intangible y más en nuestro Bello del alma.
SIMÓN: Entro por pedirle permiso a Don Marco para utilizar este su gran legado literario que, más que sueños, fueron y son toda una lección de periodismo político y literario, que muchos columnistas de opinión de hoy retomaron, pero que los sabaneros no le reconocen, y nosotros en ésta, su tierra, muchas veces lo ignoramos y reducimos su recuerdo a sólo su choza y una que otra anécdota.
OTTO: Claro amigo mío, la vida es una cadena constante de hilaturas históricas y sociales, existe como una cadena que une y guardando proporciones: de tiempo, estilo y contenido de ideas, y todas ellas hacen parte de algo que no es fácil entender, pero que yo resumiría como la conciencia colectiva, cuento al que le hemos venido metiendo el diente... Ah... y el cerebro una serie de amigos como Miguel, Ángela, Jaime y otros en “Eco”… y del que habrán de nutrirse muchas de las polémicas y realizaciones de ese amplio y nutrido movimiento cultural bellanita al que conozco en sus profundidades y del cual siempre habrá que aportar con debates y acciones... Bienvenido Simón a este inagotable mundo de la cultura, y sin más rodeos y excusas entremos al tema de hoy.
SIMÓN: Gracias Otto y ya con tu benevolencia entraré en materia. Nosotros los humanos somos hermosas arenillas en este inmenso cosmos, en ocasiones nos vanagloriamos más allá de la cuenta, y los golpes que nos damos con la propia naturaleza nos llevan a reflexiones, y creo que cuando hablamos de patrimonio es precisamente esa reflexión la que nos permite hacer un pare en la vida y mirarnos individual y colectivamente y determinar que nos debe quedar del pasado y que debemos destruir, reconstruir y construir sobre dichas cenizas.
OTTO: El gran dilema ahí, siendo un tópico tan subjetivo, es lo del sentido colectivo para hacer dichos cortes o evaluaciones, se hace en forma atípica y anómala en muchas de las situaciones y llegan a primar criterios e intereses muy individuales y de corto alcance y es allí donde se han causado grandes crímenes no sólo con el patrimonio físico, sino el más importante, el de nosotros los humanos: los recuerdos, las anécdotas, la sabidurías en salud, economía, en las artes… ah y en las comidas y gustos para el disfrute.
SIMÓN: Me contabas algún día que para elaborar el Plan de Desarrollo Cultural se dio una importante participación comunitaria, y que con exiguos recursos financieros se logró hacer un importante documento, pero más que documento fue la calidad de los debates, lo polifacético en las expresiones recogidas.
OTTO: Ah...Simón creo que esa época fue de las mejores de mi vida terrena. Formamos un equipo de calidad proveniente de los encuentros de arte, de los fogateros, y de muchachos y muchachas pilosas, visitamos los barrios y comunidades y de allí extrajimos muchas de las ideas que se plasmaron y espero que ustedes le estén dando buen uso.
SIMÓN. Para mí son fuente obligatoria para empredender cualquier trabajo y más en el actual, de inventariar el patrimonio cultural, me es muy importante y de allí no sólo retomo lo atinente al patrimonio arquitectónico, natural sino que para el intangible, el de las expresiones artísticas, de las expresiones literarias y de los cuentos y anécdotas de nuestros viejos, de nuestros vecinos me es una muy buena guía. Y aprovecho para contarte que Carlos Estrada publicó este año otro importante libro sobre las personas y entidades surgidas de nuestra entraña cultural, y allí figuras con tu risa, guitarra y muchos de tus hermanos, hijos e hijas… Ah... y claro Jaime tu hermano no quiso figurar, pero se que está ahí, y el “Poli” lo condecoró, quisiéramos decirle: “Jaime cuánto te necesitamos en el movimiento cultural actual”...Otto hablá con él y decile que nos siga colaborando...
OTTO: Que buenas noticias me traes. En Cuanto a Jaime trataré de hablar con él, pero vos también lo conocés y debe ser algo que lo tiene así, hablá con él.
SIMÓN: ¿Has conversado con Omar Augusto?...este año fue a hablar con vos, te debe estar buscando para que hagan una tertulia, en esa nueva dimensión que comparten y hablo de él porque el libro “PATRIMONIO CULTURAL” que él tanto divulgó y del que participó también otro importante núcleo de actores culturales, históricos e institucionales, es toda un belleza, es un hermoso compendio de estudios, de fotos, trabajo integral que vamos a complementar, y en algunos casos entrar en sana polémica. Aprovecho para enviarte saludos de la Dra. Ceballos que no sabia lo de Omar y al enterarse se conmovió profundamente... ella es una bellanita de alma, viva donde viva.
OTTO: Claro, Gloria, Juan Luis Mejia, Doña Maria Helena Betancur de Hermelín y muchas personas más quieren más a Bello que muchos bellanitas y tú, en tu trabajo debes compartir con ellos muchas vivencias, porque con su mirada profesional y especifica en temas de mucha sapiencia nos permiten admirar y apreciar cosas que nosotros los bellanitas, en nuestras peleas intestinas, no logramos apreciar.
SIMÓN: Eso me pasó en la Iglesia de El Rosario…los de Semiósfera, la Administración y la empresa privada organizaron una actividad de música clásica, trajeron a Prolírica y en ese recinto me sentí como en Praga. Que belleza de monumento tenemos y luego 80 jovencitos, bajo la guía de un joven concertino medellinense que se pavonea por Viena y Austria dirigió una hermosa orquesta presentada por Carlos Estrada que con su chirimía, hizo un ensamble que a algunos causó sorpresa, pero que los aplausos hicieron vibrar a viejos yunques del setenta.
OTTO: !!Que bueno...que bueno...¡¡ malditas balas de esos changones de niños inocentes y de cuello blanco, odiosos que me impidieron compartir con todos ustedes, estos estelares momentos de vida terrena. Pero viejo...ahí estoy...ahí sigo vigilante para que esa línea de los noventa perdure y florezca.
SIMÓN: Sí mi Otto… ahí están tus viejos coetáneos Jairo Adolfo, Maryoyi, Miguel, Los Jaimes, Julio Julises, Juan Hernando, Nelson, La peque, El raro, y los Spitaleta, Guillermo y Don Javier, la Fulvia y otros en descanso por los extranjis... ah y en música me he encontrado un diamante, Don Argiro me está relatando su historia, y esta semana hablamos con su mamá y viejo te cuento, las montañas hablan, el Quitasol, la Banca, hablan, tienen memoria, tienen secretos y “seleles”, tonadas de tiples, bandolas, pelotas y cabalgaduras, mujeres hermosas y valientes y hombres bajeros y montañeses que hacen grande nuestra tierra.
También está surgiendo de las entrañas del movimiento cultural gente joven que no les tocó tu época, pero en su niñez, en la llamada “generación perdida” y está introduciendo elementos nuevos, y muchas veces polémicos a la gestión cultural. Yo creo, que están nutriendo con su energía y capacidades a las diferentes expresiones culturales de nuestra ciudad y pese a los resquemores que puedan crear deberíamos ofrecerles los escenarios para el debate, pero lo más importante, y de eso aprendí mucho de vos, que sean para la acción, menos oficinas y más tertulias, chirimías, juegos y música en las calles para alegrar la vida.
OTTO: Que bien, pero cuéntame más que ha pasado en estos tres últimos años.
SIMÓN: Ah... tu Jacobo pasó estos días de la mano de Jaime y Tita, heredó tus ojos lumbrosos, y esa sonrisa tan tuya... El “Guayacán Otto”, lucha por conquistar los aires y las arrieritas disfrutan de tu savia y yo me confundo pero Nelson me dice que tranquilo.
OTTO: ja…ja…ja...Nelson y su hermosa tranquilidad, salúdamelo.
SIMÓN: Claro, se ha ido vivir a las estrellas pero siempre aterriza en la Avenida sí la de tantas historias, cuentos, la de Don Hernán Balaca, Don Gustavo, de Cortijos, Selectos y Jugosos laureles. La de tintos y aromáticas de pintores, mimos, escritores, poetas, de hermosas mujeres y músicas diversas. El parque en una de sus constantes modificaciones, y los viejitos asilados en las escalas de el Rosario, siguen recordando y compartiendo vida. Ah y la chocita ahí..., llena de visitantes, hasta 17 extranjeros por semana y los fines de semana llena de jóvenes de camisa negra y sitio de desfogue de los consumidores de licor barato.
OTTO: Oh Bello, mi Bello, el Bello de mi padre, mi Bello, el de mi hijo... cuanto te añoro, cuanto te recuerdo... vivo en ti.
SIMÓN: Aprovecho para contarte que se editó un buen trabajo para esto de que la memoria viva… María Helena Ríos, la de Archivo se puso el año pasado con motivo del sesquicentenario del natalicio de Don Marco a buscar en los archivos de fotos familiares, y nos entregó una joya con más de quinientas fotos, un video aéreo de Bello, con sus montañas y barriadas y un bello relato de Juan Ignacio, sobre nuestra historia, y Carlos Uribe hizo un trabajo con Torres, con ancianos mayores de 85 años y quedaron grabadas más de 10 horas de video. Viejo, se viene trabajando, falta mucho, pero ahí proseguimos.
Los Talleres del Ferrocarril se nos van a entregar para artes, oficios y mucha cultura. El Consejo Municipal de Cultura, va como en 200 sesiones y ya comparte su experiencia en el ámbito regional y nacional.
OTTO: Oh... que bueno. Me siento muy alegre con tanta y tan hermosa vida cultural y artística, espero que sigan enfatizando en el bienestar humano, en la lúdica, los juegos, en lo sencillo y que de ahí surjan nuevos elementos para ampliar la visión de existencia.
Bueno viejo Simón creo que se nos acabó el tiempo para la charla de hoy, voy a meditar un ratico… me alegró mucho volver a hablar contigo y sé que sin ser vos un profesional de la cultura, si sos un enamorado de Bello y un luchador de todos los días para que la humanidad viva mejor, día a día y te doy mi apoyo para que en ese inventario que estás haciendo le entregués a Bello y a la Humanidad un lindo relato.
SIMÓN: Bueno amigo mío, gracias por todo, y en ésta mi cuarta juventud de seguro habré de aportarle mucho al movimiento cultural y espero que las disensiones tengan escenarios apropiados y a la vez otros espacios los llenemos con mucha unidad y aprovechemos a plenitud esta nueva época de florecimiento de las artes, las creaciones y la inteligencia de este pueblo de gente esforzada y bonita como es la de Bello.
Hasta la próxima.



1 Es éste un diálogo imaginario entre el autor y John Jairo “Otto” Rodríguez, destacado líder socio-cultural de Bello, asesinado en 2003. Otto formó parte de la Corporación REARTE, entidad que lideró la creación de la Casa de la Cultura de Bello entre 1990 y 1997, entre varios otros procesos comunitarios. Mayor información en el Sitio Web:

www.semiosfera.org.co/bello/movimiento.htm





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje