Página principal

Politica europea de vecindad: revisión de la Política Europea de Vecindad base jurídica


Descargar 18.98 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño18.98 Kb.
POLITICA EUROPEA DE VECINDAD: revisión de la Política Europea de Vecindad



  1. BASE JURÍDICA

Art. 8 TUE (relaciones de vecindad), Título V TUE (Disposiciones generales sobre la acción exterior de la UE y disposiciones específicas sobre la PESC) y Art. 217 TFUE (acuerdos de asociación).




  1. GRUPO DEL CONSEJO Y GRUPO DEL CONSEJO Y FECHA DEL CONSEJO EN EL QUE SE ESPERA SEA CONSIDERADA LA PROPUESTA

La Política Europea de Vecindad (PEV) en su vertiente de la Vecindad meridional se trata en el Grupo de Trabajo Magreb-Mashrek (MaMa), que cubre las relaciones de la UE con: Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Jordania, Israel, Líbano, Siria, así como Palestina. El grupo COEST es el grupo responsable del seguimiento de las relaciones con los países del Europa del este, tanto de aquéllos que forman parte del Partenariado oriental (Belarus, Ucrania, Moldova, Georgia, Azerbayán y Armenia) a los que se aplica igualmente la Política Europa de vecindad, como los países de Asia central. Ambos grupos realizan conjuntamente el seguimiento global de la Política Europea de Vecindad. Los fondos del Instrumento Europeo de Vecindad (IEV), principal medio de financiación de la cooperación europea con los países de la Vecindad durante el periodo 2014-2020, se aprueban vía procedimiento de comitología en el Comité IEV, presidido por la Comisión Europea.


Está previsto que en marzo se apruebe una Comunicación conjunta de la Comisión y la Alta Representante/Vice-presidente exponiendo su visión inicial de la revisión de la Política Europea de vecindad. Esta Comunicación se publicará junto con los informes de progreso de cada uno de los países de la Vecindad que disponen de planes de acción con la UE, así como de sendos informes regionales sobre las dimensiones oriental y meridional de la Política Europea de vecindad.
Se espera que el Consejo de Asuntos Exteriores adopte conclusiones preliminares sobre la revisión durante este semestre.
3.- CONTENIDO
Entre los mandatos de mayor importancia encomendados al nuevo Comisario de Negociaciones para la Ampliación y Política Europea de Vecindad (PEV), Johannes Hahn, por el Presidente Juncker en su carta de misión figura de modo destacado el de realizar en un plazo de doce meses una actualización de la Política Europea de Vecindad. El Comisario trabajará en este expediente en estrecha coordinación con la Alta Representante/Vice-Presidente de la Comisión.
Durante el semestre actual se prevé lanzar el proceso de consultas entre las instituciones y los Estados miembros, así como con los Estados asociados, además de otros interlocutores de interés, como sociedad civil, empresarios y foros académicos. Teniendo en cuenta la importancia que se atribuye precisamente al objetivo de asegurar una plena co-apropiación de la PEV por todas las partes involucradas, se va a hacer particular énfasis en este proceso de diálogo e intercambio de ideas. Se espera por ello que el Consejo de Asuntos Exteriores aborde el tema el próximo mes de abril, que sea objeto de discusión en sendas reuniones Gymnich bajo presidencia letona y luxemburguesa y que figure en la agenda de la IV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno con los países de la Asociación Oriental, prevista en Riga en mayo de 2015, así como en una reunión ministerial informal con los países de la Vecindad sur que se celebrará en Barcelona el 13 de abril de 2015.
En consonancia con el objetivo de asegurar la continuada relevancia de la Política Europea de Vecindad como marco para la defensa de los valores e intereses de la Unión se prevé que esta revisión se vea presidida por un esfuerzo para mejorar la aplicación del principio de diferenciación, de modo que la relación de la UE con cada país refleje adecuadamente los intereses y valores compartidos. Existe consenso igualmente en la necesidad de abordar cómo la PEV puede enfocar los retos que plantean a nuestros vecinos las amenazas y riesgos de su propia vecindad y de asegurar que la Unión está preparada para reaccionar con flexibilidad a crisis emergentes como las que están afectando a varios países de la zona.
Antecedentes
El establecimiento de la Política Europea de Vecindad (PEV), común tanto a los países del sur del Mediterráneo –que anteriormente participaban en el denominado Partenariado Euromediterráneo, asentado sobre el Proceso de Barcelona- como a los nuevos vecinos de Europa del Este, data de junio de 2003. Esta política aspiraba a ofrecer a todos los socios mediterráneos más Libia y a los vecinos orientales un nuevo marco de relaciones, caracterizado en su momento por el entonces Presidente de la Comisión, Romano Prodi, como “todo salvo las instituciones”.
Para la financiación de las acciones inscritas en la PEV la UE adoptó en 2006 el Reglamento relativo al Instrumento Europeo de Vecindad y Partenariado (IEVP), que ha sido sustituido a partir del uno de marzo del de 2014 por el Instrumento Europeo de Vecindad. Se ha creado asimismo la Facilidad de Inversiones de la Vecindad (FIV), que moviliza recursos financieros para operaciones en países de la Vecindad en los sectores de las infraestructuras de transportes, energía, medio ambiente, social, así como para las PYMES a través de operaciones inversión, financiación de garantía de créditos, subvenciones de tipos de interés, asistencia técnica y operaciones de capital riesgo.
En el momento del inicio de las revueltas en el Norte de África a principios de 2011, la PEV era objeto de una Revisión Estratégica, impulsada por la Alta Representante y el Comisario para la vecindad, con el concurso de los Estados miembros y un proceso de consultas con representantes de los países terceros concernidos por la PEV, representantes de la sociedad civil, etc. Este proceso de consultas y debate, así como las lecciones aprendidas a la luz de los procesos de transición en los países del Mediterráneo, desembocaron en la publicación de sendas comunicaciones conjuntas de la Comisión y de la Alta Representante: el 8 de marzo de 2011 “Un partenariado para la democracia y la prosperidad compartida con el Mediterráneo sur”, enfocada a la Vecindad meridional, y posteriormente, el 25 de mayo de 2011, con carácter general para toda la Vecindad “Una nueva respuesta a una Vecindad cambiante”. El Consejo aprobó unas Conclusiones sobre la Política Europea de Vecindad el 20 de junio de 2011.
Las Conclusiones del Consejo incidían en que el nuevo enfoque de la UE se basaría en la mutua rendición de cuentas y en el compromiso común con los valores de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho, con el objetivo de facilitar a los países socios que así lo desearan y se mostrarán capaces de ello a seguir avanzando hacia una asociación política más estrecha y una integración económica progresiva en el mercado interior de la UE.
Con objeto de reforzar la PEV como una política de incentivos para las reformas, se puso de relieve que una cooperación política más intensa, una integración económica más estrecha y un aumento de la ayuda de la UE dependerían de lo que se avanzase en el camino de las reformas, principio que se ha venido a denominar de “more for more”. Se ajustarían a las necesidades de los socios dispuestos a emprender reformas y cooperar efectivamente con la UE en todos los terrenos pertinentes, y podrían ser objeto de reconsideración en caso de que no haya tenido lugar la reforma.
En el terreno comercial, el Consejo se mostró a favor de que la UE prosiguiera la integración mediante la creación de zonas de libre comercio exhaustivas y profundas con los socios de la PEV, como se propone en la Comunicación Conjunta, tan pronto como se reúnan las condiciones. Las directrices de negociación para los cuatro socios escogidos del Mediterráneo meridional (Egipto, Túnez, Marruecos y Jordania) se aprobaron en diciembre de 2011. A enero de 2015 estas negociaciones se han iniciado ya con Marruecos, Túnez y Jordania.
Cumpliendo con el principio de que la movilidad bien gestionada de la población resulta crucial para la comprensión común, los vínculos comerciales y el crecimiento económico tanto en la UE como en los países socios, se iniciaron durante el segundo semestre de 2011 diálogos de movilidad, migración y seguridad, habiendo firmado hasta ahora Partenariados con Marruecos, Túnez y Jordania.

4.- ESTADO DEL PROCEDIMIENTO
Durante el primer semestre de 2015 la revisión de la Política Europea de Vecindad se va a lanzar públicamente e iniciarse el proceso de consultas que deberá desembocar en la adopción, ya durante el segundo semestre del año, de una nueva Comunicación de la Comisión y la Alta Representante/Vice-presidente de la Comisión estableciendo las nuevas bases de la misma.



  1. VALORACIÓN

La evolución de los países del Norte de África y Mediterráneo tras la denominada Primavera Árabe es una prioridad de la política exterior española. España considera que se trata de procesos de cambio complejos que requieren del apoyo de la comunidad internacional, y muy en particular de la Unión Europea, que constituye no sólo el principal socio comercial de la mayoría de los países de la región, sino que sigue siendo un modelo político y de integración supranacional en el que muchos ciudadanos de estos países se miran.


En el marco de la Política Europea de Vecindad, España apuesta por una política de incentivos positivos, que otorgue un peso creciente a los principios de responsabilidad mutua de los socios del norte y sur del Mediterráneo, así como de apropiación nacional de los objetivos y de la programación de la PEV. Apoyamos el mantenimiento de la distribución de fondos actual entre las dos dimensiones de la Vecindad.
España siempre se ha mostrado partidario del reforzamiento de la PEV. La petición de varios socios de profundizar sus relaciones con la UE en el marco de la PEV o los procesos de negociación de nuevos Acuerdos demuestran el éxito de esta política. Para España la PEV no debe apoyar a unas regiones en detrimento de otras: es una política única para los socios del Este y para los del Sur; se debe mantener la diferenciación por países; la PEV además no debe ser considerada como una antesala a la adhesión a la UE o como un sustitutivo de la perspectiva a la integración en la Unión, sino que tiene un valor en sí misma.
Por todo ello, España ha realizado aportaciones de fondo a este proceso (mediante la presentación de un non-paper junto a los países del Med-7 más Eslovenia), se mantiene en diálogo con el Comisario de vecindad y albergará la citada reunión ministerial informal con los Estados de la Vecindad meridional.



15 01 20 Política Europea de Vecindad Página de



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje