Página principal

Plan de Gestión para la Zona Antártica Especialmente Protegida N° 104 isla sabrina, islas balleny, antártida


Descargar 66.93 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño66.93 Kb.
Plan de Gestión para la

Zona Antártica Especialmente Protegida N° 104

ISLA SABRINA, ISLAS BALLENY, ANTÁRTIDA

1. Descripción de los valores que requieren protección
La isla Sabrina, que forma parte del archipiélago de las islas Balleny, fue designada originalmente Zona Especialmente Protegida (ZEP) No 4 en virtud de la Recomendación IV-4 (1966) debido a que “la fauna y la flora de las islas Balleny, el territorio antártico más septentrional de la región del mar de Ross, reflejan varias distribuciones circumpolares de esta latitud y a que la isla Sabrina en particular proporciona una muestra representativa de esa fauna y flora”. El sitio volvió a ser designado como Zona Antártica Especialmente Protegida (ZAEP) N° 104 por medio de la Decisión 1 (2002). En la Medida 3 (2009) se preparó y aprobó un Plan de Gestión que incluía a la isla Sabrina, el "islote Chinstrap" y El Monolito.
La razón principal para que se designara a la isla Sabrina como Zona Antártica Especialmente Protegida es la protección de valores ecológicos sobresalientes, específicamente la biodiversidad única de la región del mar de Ross.
Las islas Balleny, descubiertas en febrero de 1839 por John Balleny, un cazador de focas británico, se ubican a aproximadamente 325 km al norte de las costas Pennell y Oates. El archipiélago consta de tres islas principales, Young, Buckle y Sturge, y de varios islotes más pequeños. Tiene una dirección noroeste-sureste y se extiende unos 160 kilómetros entre los 66 15'S hasta los 67 10'S y de los 162 15'E hasta los 164 45'E (mapa 1). Las islas Balleny son las únicas islas verdaderamente oceánicas (y no continentales) en el sector antártico del mar de Ross, exceptuando la isla Scott, que se encuentra a aproximadamente 505 kilómetros al noreste del cabo Adare. El archipiélago se ubica dentro de la Corriente Circumpolar Antártica principal, por lo que proporciona un importante hábitat de descanso y reproducción a especies de aves marinas y focas, además de tener un rol significativo en la distribución circumpolar de una variedad de especies (véanse los Cuadros 1 y 2, Apéndice 1).
La isla Sabrina, el "islote Chinstrap" y El Monolito se encuentran a unos 3 kilómetros al sur-sureste de la isla Buckle. Estas islas son el único sitio de reproducción de los pingüinos de barbijo (Pygoscelis antarctica) entre las islas Bouvetoya y Peter I (en un área de 264 de longitud), encontrándose la mayoría de las parejas reproductoras en la isla Sabrina. Además, esta población coexiste con una colonia mucho mayor de pingüinos Adelia (P. adeliae), cuando en situaciones normales, las áreas de reproducción de ambas especies están totalmente separadas, a no ser en lugares en que las colonias se superponen, cerca puntadle extremo de la Península Antártica, en las islas Shetland del Sur, y más al norte en las islas Orcadas del Sur.
La colonia de pingüinos Adelia de la isla Sabrina reviste especial importancia debido a que es la más grande del archipiélago (y cuenta con la mayoría de las parejas reproductoras de pingüinos de barbijo) y a que se piensa que su población está aumentando. Por su aislamiento y las dificultades que suelen imponer las condiciones meteorológicas y el estado del hielo, las islas Balleny han sufrido muy pocas perturbaciones ocasionadas por los seres humanos, con excepción de las asociadas a las pesquerías del Océano Austral.
2. Finalidades y objetivos
La gestión de la isla Sabrina tiene por objeto las siguientes finalidades:


  • evitar la degradación de, o el riesgo importante para, los valores de la Zona impidiendo en ella toda interferencia humana innecesaria;

  • evitar o reducir a un mínimo la introducción de plantas, animales y microbios exóticos en la Zona;

  • conservar el ecosistema natural como zona de referencia que en gran medida no ha sufrido perturbaciones humanas directas;

  • evitar la perturbación, producto del muestreo innecesario, de una colonia de pingüinos de barbijo que es anómala desde el punto de vista de la distribución de la especie;

  • permitir la investigación científica en la Zona siempre y cuando esto sea por razones indispensables, que no puedan llevarse a cabo en otro lugar, y que no pongan en riesgo el sistema ecológico natural de dicha Zona;

  • permitir visitas con fines de gestión para facilitar la consecución de los objetivos del Plan de Gestión.



3. Actividades de gestión
Se deberán emprender las siguientes actividades de gestión en aras de proteger los valores de la Zona:


  • Se facilitarán copias del presente Plan de Gestión a las embarcaciones que operen en las proximidades de la Zona.

  • Los programas nacionales deberán garantizar que los límites de la Zona y las restricciones que se aplican en su interior estén marcados en los mapas y cartas náuticas de los cuales son responsables;

  • Se visitará la Zona cuando resulte necesario para determinar si esta continúa sirviendo a los fines para los que fue designada y para garantizar que las medidas de gestión sean apropiadas.



4. Período de designación
La designación abarca un período indeterminado.

5. Mapas y fotografías
Mapa 1- ZAEP 104: Isla Sabrina, islas Balleny, Antártida. Mapa regional.

Nivel de referencia: WGS84; Proyección: estereográfica de la Antártida polar; Origen de los datos del mapa principal y del recuadro: Base Digital de Datos Antárticos del SCAR, Versión 6, 2012.


Mapa 2- ZAEP 104: Isla Sabrina, islas Balleny, Antártida. Límite, acceso y características. Nivel de referencia: WGS84; Proyección: UTM Zona 58 Sur; Origen de los datos: Imágenes del satélite Digital Globe, WorldView – 1, adquiridas el 14 de enero de 2011, 50 cm de resolución. Características captadas por el Departamento de Información Territorial de Nueva Zelandia.

Imagen diagonal de recuadro obtenida en diciembre de 2014 por la Real Fuerza Aérea de Nueva Zelandia (RNZAF).



6. Descripción de la Zona
6(i) Coordenadas geográficas, indicadores de límites y rasgos naturales

Ubicación y descripción general:

Las islas Balleny están a unos 325 km al norte de las costas Pennell y Oates (mapa 1). Son la parte visible de una cadena de montes marinos de origen volcánico. Hay tres islas principales y varios islotes más pequeños, así como rocas expuestas. La isla Sabrina, situada a 66°55 S, 163°19 E, a tres kilómetros del extremo sur de la isla Buckle, es la isla del medio de las tres principales. Tiene menos de 2 km de ancho y se eleva aproximadamente 180 m sobre el nivel del mar. Un enclave volcánico de unos 80 m de alto, denominado “El Monolito”, está unido al extremo sur de la isla Sabrina por una flecha litoral de roca. Al nordeste de la isla Sabrina hay un islote pequeño, conocido comúnmente como "islote Chinstrap".


Límites:

La ZAEP incluye a la isla Sabrina, El Monolito y el "islote Chinstrap" sobre el nivel del mar, con marea baja (mapa 2). El área marina no se incluye en la ZAEP.


Rasgos naturales:

Alrededor de la cuarta parte de la isla Sabrina está cubierta de hielo y nieve permanentes, y un pie de hielo llega al mar en el extremo septentrional. Una cresta escarpada recorre la isla, con pendientes de escoria en el este y el sur. La mayor parte de la costa de la isla consiste en acantilados que caen a pique, excepto por una playa de guijarros en el sudoeste.


Las pendientes de escoria del este de la cresta central de la isla Sabrina están ocupadas por nidos de pingüinos Adelia y de barbijo. Las aves acceden a sus lugares de nidificación a través de la playa, al sur de la isla. La isla Sabrina alberga la colonia de pingüinos más grande de las islas Balleny, con una cifra de unas 3770 parejas reproductoras de pingüinos Adelia, registrada en 2000, y 202 pingüinos de barbijo adultos y 109 polluelos en 2006. En el "islote Chinstrap” había 2298 parejas reproductoras de pingüinos en el año 2000, mientras que en 1965 y 1984 se observaron unas 10 parejas de pingüinos de barbijo.
Se avistaron petreles dameros (Daption capense) anidando en la isla Sabrina en 2006 y en el lado sur de El Monolito en 1965 (aunque eso no se ha confirmado en expediciones más recientes). Se han visto algunos ejemplares de pingüinos macaroni (Eudyptes chrysolophus) en la isla Sabrina (1964, posible avistamiento en 1973).
En la isla Sabrina se observaron varias especies de algas, entre ellas mixoficofitas, xantoficeas (Tribonema spp.) y cloroficofitas (Prasiola spp.), así como bacterias cromógenas (de color amarillo vivo), levaduras, 14 especies de hongos filamentosos, dos especies de hongos termófilos (Aspergillus fumigatus y Chaetomium gracile), ácaros (Stereotydeus mollis, Nanorchestes antarcticus, Coccorhgidia spp.) y nematodos. Hay líquenes que se incrustan en las rocas, principalmente Caloplaca o Xanthoria, en la parte superior de la cresta principal.
6 (ii) Acceso a la Zona

  • La Zona es de difícil acceso debido al ángulo escarpado de los acantilados, al terreno de cada isla, y a las condiciones del hielo en distintas épocas del año. No se ha identificado una ruta de acceso al "islote Chinstrap", sin embargo, se puede acceder a la isla Sabrina y a El Monolito mediante helicóptero o en lanchas desde la playa de guijarros que se encuentra al suroeste de la isla Sabrina (mapa 2).

  • Se aplican restricciones de acceso a la Zona. Las condiciones específicas están establecidas en la Sección 7(ii) a continuación.


6(iii) Ubicación de estructuras dentro de la Zona y adyacentes a la misma

  • No se conoce la existencia de estructuras en la Zona o adyacentes a ella.


6(iv) Ubicación de las zonas protegidas en las cercanías

  • La zona protegida más cercana a la isla Sabrina es la ZAEP 159: cabo Adare, costa Borchgrevink, ubicada a unos 560 kilómetros al sureste.


6(v) Áreas especiales dentro de la Zona

  • No hay áreas especiales dentro de la Zona.



7. Condiciones para la expedición de permisos
7(i) Condiciones generales para los permisos

Se prohíbe el ingreso en la Zona excepto con un permiso expedido por una autoridad nacional pertinente. Las condiciones para la expedición de un permiso para entrar en la Zona son las siguientes:



  • que se expida solo para actividades científicas indispensables que no puedan realizarse en otro lugar o con fines de gestión de la Zona;

  • que las acciones permitidas sean compatibles con este Plan de Gestión;

  • que las actividades permitidas no pongan en peligro el sistema ecológico natural o los valores medioambientales o científicos de la Zona;

  • que el permiso se expida por un período determinado; y

  • que el permiso, o una copia autorizada de éste, se lleve consigo dentro de la Zona.


7 (ii) Acceso a la zona y desplazamientos en su interior o sobre ella

  • El acceso a la isla Sabrina y a El Monolito se realiza por lancha o helicóptero en la playa de guijarros debajo de las pendientes de escoria, al suroeste de la isla Sabrina, 66° 55,166’S, 163° 18,599’E (mapa 2).

  • No se ha identificado una ruta de acceso al "islote Chinstrap".

  • Se debe evitar sobrevolar la Zona en helicóptero, excepto con fines científicos o de gestión esenciales.

  • La operación de aeronaves sobre la Zona debería efectuarse, como requisito mínimo, en conformidad con las ‘Directrices para la Operación de Aeronaves cerca de Concentraciones de Aves en la Antártida’ contenidas en la Resolución 2 (2004).

  • Por lo general, todos los desplazamientos al interior de la zona deberán realizarse a pie. La circulación de peatones deberá mantenerse en el mínimo indispensable para llevar a cabo las actividades permitidas y se deberá hacer todo lo posible para reducir a un mínimo los efectos de las pisadas.



7(iii) Actividades que pueden llevarse a cabo dentro de la zona

Las actividades que pueden llevarse a cabo dentro de la Zona incluyen las siguientes:



  • investigaciones científicas indispensables que no puedan emprenderse en otro lugar y que no pongan en peligro el sistema ecológico natural o los valores medioambientales o científicos de la Zona; y

  • actividades de gestión esenciales, que incluyen observación e inspecciones.


7(iv) Instalación, modificación o desmantelamiento de estructuras

  • No se podrán erigir estructuras (letreros o indicadores de límites, por ejemplo) ni instalar equipo científico en la Zona, salvo para las actividades científicas o de gestión indispensables y durante el plazo de validez preestablecido que se especifique en el permiso.

  • Todos los marcadores, estructuras o equipos científicos instalados en la Zona deben estar claramente identificados, indicando el país al que pertenecen, el nombre del investigador principal u organismo investigador, el año de instalación y la fecha prevista para su desmantelamiento.

  • Todos estos elementos deberían estar libres de organismos, propágulos (por ejemplo semillas y huevos) y de suelo no estéril, y deberían estar confeccionados con materiales que soporten las condiciones ambientales y que representen el mínimo riesgo posible de contaminación de la Zona.

  • El desmantelamiento de estructuras o equipos específicos cuyos permisos hayan expirado será responsabilidad de la autoridad que haya expedido el permiso original y debe ser una condición para el otorgamiento del permiso.


7(v) Ubicación de los campamentos

Si es necesario podrán emplazarse campamentos para las actividades científicas o de gestión autorizadas. El lugar para acampar debería seleccionarse de forma tal que reduzca al mínimo la perturbación de la vida silvestre, y se debería tener cuidado de sujetar bien todo el equipo.


7(vi) Restricciones relativas a los materiales y organismos que puedan introducirse en la Zona

  • No se permitirá la introducción deliberada de animales, material vegetal, microorganismos y suelos no estériles a la Zona. Deben tomarse precauciones a fin de evitar la introducción accidental de animales, material vegetal, microorganismos y suelos no estériles provenientes de una región con características biológicas distintas (dentro de la Antártida o fuera del área comprendida en el Tratado Antártico).

  • Todo el equipo de muestreo, el calzado, la ropa exterior, las mochilas y demás equipos que se usen o se lleven a la Zona deberán limpiarse minuciosamente antes de entrar en la Zona. Se recomienda cepillar el calzado con una solución desinfectante antes de cada desembarco.

  • No se podrán llevar productos avícolas a la Zona, incluidos los alimentos que contengan huevos desecados sin cocinar.

  • No se podrán llevar plaguicidas a la Zona. Cualquier otro producto químico que se introduzca con fines científicos indispensables, de gestión o de seguridad especificados en el permiso deberá retirarse de la Zona a más tardar cuando concluya la actividad para la cual se haya expedido el permiso.

  • No se podrán almacenar alimentos, combustible u otros materiales en la Zona, a menos que sean necesarios para fines indispensables relacionados con la actividad para la cual se haya expedido el permiso. Todos los materiales introducidos deberán retirarse cuando ya no se necesiten. No se permiten los depósitos permanentes.

  • Se deberían llevar materiales para responder en casos de derrames que sean apropiados para la cantidad de combustibles o de otros líquidos peligrosos que se lleven a la Zona. Todo derrame deberá limpiarse de inmediato, siempre que la respuesta tenga un impacto ambiental menor que el derrame en sí.


7(vii) Toma de, o intromisión perjudicial sobre flora y fauna

  • Están prohibidas la toma de flora y fauna autóctonas o su intromisión perjudicial, salvo en conformidad con un permiso expedido de acuerdo con el Anexo II del Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente. En caso de toma de animales o intromisión perjudicial, se deberá usar como norma mínima el Código de conducta del SCAR para el uso de animales con fines científicos en la Antártida.


7(viii) Recolección o traslado de materiales que no hayan sido llevados a la Zona por el titular del permiso

  • Se podrá recoger o retirar material de la Zona únicamente de conformidad con un permiso, y dicho material deberá limitarse al mínimo necesario para fines de índole científica o de gestión. No se concederán permisos si existe una preocupación razonable en cuanto a que el muestreo propuesto pudiera tomar, eliminar o dañar cantidades tales de suelo, sedimento, microbiota, flora o fauna de forma tal que se vean seriamente afectada su distribución o abundancia en la Zona.

  • Todo material de origen humano que pueda comprometer los valores de la Zona y que no haya sido llevado a la Zona por el titular del permiso o que no esté comprendido en otro tipo de autorización, podrá ser retirado salvo que el impacto de su extracción pueda ser mayor que el efecto de dejar el material in situ. En tal caso se deberá notificar a las autoridades pertinentes.


7(ix) Eliminación de desechos

  • Deberán retirarse de la Zona todos los residuos, incluidos todos los residuos de origen humano.


7(x) Medidas que puedan requerirse para garantizar el continuo cumplimiento de los objetivos y las finalidades del Plan de Gestión

Se pueden otorgar permisos de ingreso a la Zona con el fin de:



  • llevar a cabo actividades de inspección y control de la Zona, las cuales pueden implicar la recolección de una cantidad pequeña de muestras o de información para su análisis o examen;

  • levantar o mantener postes indicadores, estructuras o equipos científicos;

  • o para otros fines de gestión.



7(xi) Requisitos relativos a los informes

El titular principal del permiso presentará a la autoridad nacional correspondiente un informe de cada visita a la Zona, en cuanto sea posible, y antes de los seis meses posteriores a la finalización de la visita. Estos informes de visita deberían incluir, según corresponda, la información identificada en el formulario de informes de visita, contenido en el Apéndice 2 de la Guía para la Preparación de Planes de gestión para las Zonas Antárticas Especialmente Protegidas, anexo a la Resolución 2 (2011), disponible en el sitio Web de la Secretaría del Tratado Antártico, (www.ats.aq).


Si procede, la autoridad nacional también debería enviar una copia del informe de visitas a la Parte que haya propuesto el Plan de Gestión, a fin de ayudar en la administración de la Zona y en la revisión del Plan de Gestión.
Los datos actuales disponibles sobre la Zona son muy limitados. Por lo tanto, Nueva Zelandia, la Parte responsable de la revisión del presente Plan de Gestión, agradecería que se le proporcionaran copias de datos e imágenes que puedan facilitar la gestión futura de la Zona.

8. Documentación de apoyo
Bradford-Grieve, Janet and Frenwick, Graham. Noviembre de 2001. A Review of the current knowledge describing the biodiversity of the Balleny Islands: Final Research Report for Ministry of Fisheries Research Projects ZBD2000/01 Objective 1 (in part). NIWA, Nueva Zelandia.
De Lange W., Bell R. 1998. Tsunami risk from the southern flank: Balleny Islands earthquake. Water and atmosphere. 6(3), págs. 13 a 15.
Macdonald, J.A., Barton, Kerry J., Metcalf, Peter. 2002. Chinstrap penguins (Pygoscelis antarctica) nesting on Sabrina Islet, Balleny Islands, Antarctica. Polar Biology 25:443-447
Robertson, CJR, Gilbert, JR, Erickson, AW. 1980. Birds and Seals of the Balleny Islands, Antarctica. National Museum of New Zealand Reconds 1(16).pp271-279
Sharp, Ben R. 2006. Preliminary report from New Zealand research voyages to the Balleny Islands in the Ross Sea region, Antarctica, during January-March 2006. Ministerio de Pesca, Wellington, Nueva Zelandia.
Smith, Franz. 2006. Form 3: Format and Content of Voyage Reports: Balleny Islands Ecology Research Voyage.
Varian, SJ. 2005. A summary of the values of the Balleny Islands, Antarctica. Ministerio de Pesca, Wellington (Nueva Zelandia).
Apéndice1
Cuadro 1. Especies de aves encontradas en las islas Balleny
Este cuadro presenta una lista de los avistamientos indicados en informes de expediciones y en publicaciones científicas. La situación de las especies indicadas como reproductoras ha sido confirmada en expediciones recientes (es decir, a partir de 2000); las especies marcadas con una S se reproducen en la misma isla Sabrina.


Nombre común

Especie

Reproductora

Pingüino Adelia

Pygoscelis adeliae

  • S

Fulmar antártico

Fulmarus glacialoides



Petrel antártico

Thalassoica antarctica



Prion antártico

Pachyptila desolata




Gaviotín ártico

Sterna paradisea




Albatros ceja negra

Diomedea melanophrys




Petrel damero

Daption capense

  • S

Pingüino de barbijo

Pygoscelis antarctica

  • S

Albatros cabeza gris

Diomedea chrysostoma




Albatros manto claro

Phoebetria palpebrata




Pingüino macaroni

Eudyptes chrysolphus




Petrel de las nieves

Pagodroma nivea



Pardela oscura

Puffinus griseus




Petrel gigante común

Macronectes giganteus




Skúa polar

Catharacta maccormicki





Skúa parda

Catharacta antarctica subsp lonnbergi




Albatros errante

Diomedea exulans




Petrel de mentón blanco

Procellaria aequinoctialis




Petrel de Wilson

Oceanites oceanicus






Cuadro 2. Especies de focas encontradas en las islas Balleny
Este cuadro presenta una lista de los avistamientos indicados en informes de expediciones y en publicaciones científicas. No se ha confirmado la reproducción de ninguna de estas especies.


Nombre común

Especie

Foca cangrejera

Lobodon carcinophagus

Elefante marino

Mirounga leonine

Foca leopardo

Hydrurga leptonyx

Foca de Weddell

Leptonychotes weddellii





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje