Página principal

Plan de Gestión de la Zona Antártica Especialmente Protegida (zaep) nº 147 punta ablación y cumbres ganymede, isla alexander introducción


Descargar 115.34 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño115.34 Kb.
  1   2

Medida 10 (2013) Anexo


Plan de Gestión de la
Zona Antártica Especialmente Protegida (ZAEP) nº 147


PUNTA ABLACIÓN Y CUMBRES GANYMEDE, ISLA ALEXANDER

Introducción

La principal razón para designar a la zona de Punta Ablación y Cumbres Ganymede, Isla Alexander (Lat. 70°48’S, Long. 68°30’W y 180 km2 aproximadamente) como una Zona Antártica Especialmente Protegida (ZAEP), consiste en proteger sus valores científicos, relacionados particularmente con la geología, geomorfología, glaciología, limnología y ecología de esta extensa zona de ablación.

Punta Ablación y Cumbres Ganymede, Isla Alexander, fue designada originalmente en 1989 como Sitio de Especial Interés Científico (SEIC) Nº 29 Punta Ablación–Cumbres Ganymede, Isla Alexander, en virtud de la Recomendación XV-6, tras una propuesta presentada por el Reino Unido. Incluía una región en gran parte sin hielo situada entre las latitudes 70° 45' S y 70° 55' S y desde la longitud 68° 40' O hasta la costa de la ensenada Jorge VI. La zona comprendía varios sistemas de valles separados por crestas y una meseta de 650 a 760 metros de alto. En el plan de gestión original (Recomendación XV-6) se describe la zona como “una de las zonas de ablación más grandes de la Antártida occidental…[con]…características geológicas complejas: los tipos principales de roca son conglomerados, areniscas y esquistos arcósicos con esquistos de barro gravillosos subordinados y brechas sedimentarias. La base de la sucesión está formada por una mezcla espectacular que incluye grandes bloques de lava y aglomerado. Esto aflora en el suelo del valle y en la base de varios acantilados. [La zona] tiene una amplia gama de características geomorfológicas, entre las cuales se encuentran terrazas costeras, sistemas de morrenas y suelo modelado. Hay varios lagos de agua dulce que permanecen siempre congelados y muchas lagunas sin hielo con flora (que incluye briofitas acuáticas) y fauna diversas. La vegetación es rala en general, con un tipo singular de comunidad, en el cual predominan los musgos y la agrimonia, restringida a ‘oasis’ donde emana agua de laderas secas y yermas. Los ecosistemas terrestres y de agua dulce son vulnerables al impacto humano y, por consiguiente, merecen ser protegidos de la presencia humana irrestricta”. En resumen, se consideraba que los valores principales de la zona eran sus características geológicas, geomorfológicas, glaciológicas, limnológicas y ecológicas, así como el extraordinario interés científico conexo que despierta una de las mayores zonas de ablación sin hielo de la Antártida occidental Esta Zona fue renumerada como ZAEP 147 de acuerdo con la Decisión 1 (2002) y se adoptó un Plan de Gestión revisado de acuerdo con la Medida 1 (2002).

La ZAEP 147 Punta Ablación y Cumbres Ganymede, Isla Alexander, queda circunscrita en el contexto más amplio del sistema de Zona Antártica Protegida mediante la protección de una de las zonas de ablación más extensas de la Antártida occidental. Existen valores medioambientales y científicos equivalentes que no se protegen en otras ZAEP del área de la Península Antártica. La Resolución 3 (2008) recomendaba usar el “Análisis ambiental de dominios para el continente antártico” como modelo dinámico para identificar las Zonas Antárticas Especialmente Protegidas dentro del marco ambiental-geográfico sistemático a que se refiere el Artículo 3(2) del anexo V del Protocolo (véase también Morgan et al, 2007). Usando este modelo, pequeñas partes de la ZAEP 147 quedan contenidas en un Dominio ambiental E (Península Antártica y los principales campos de hielo de la Isla Alexander). No obstante, y aunque no se indica específicamente en Morgan et al., la Zona también puede incluir Dominio C (geológico de latitudes del sur de la Península Antártica). Otras zonas protegidas que contienen un Dominio ambiental E incluyen las ZAEP 113, 114, 117, 126, 128, 129, 133, 134, 139, 149, 152, 170 y las ZAEA 1 y 4. Otras zonas protegidas que contienen un Dominio ambiental C incluyen la ZAEP 170 (aunque no se indica específicamente en Morgan et al., 2007). La ZAEP se encuentra en la Región Biogeográfica de Conservación de la Antártida (RBCA) número 4, Centro y sur de la Península Antártica, y es una de las dos únicas ZAEP de esa RBCA 4; la otra es la ZAEP 170 (Terauds et al., 2012).



1. Descripción de los valores que requieren protección

Los valores indicados en la designación original se reafirman en el presente Plan de Gestión. Otros valores que resultan obvios en descripciones científicas de Punta Ablación y Cumbres Ganymede también se consideran como motivos importantes para conferir protección especial a la zona. Son los siguientes:



  • La presencia de afloramientos de la formación Fossil Bluff, de importancia geológica primordial debido a que es el único lugar conocido con un afloramiento intacto de rocas que abarca los límites Jurásico–Cretáceo en la Antártida, razón por la cual este lugar es decisivo para comprender los cambios de la flora y fauna en este límite temporal.

  • La presencia de un registro geomorfológico continuo excepcional y singular de fluctuaciones de glaciares y plataformas de hielo que abarca varios miles de años, así como una colección extraordinaria de otras características geomorfológicas derivadas de procesos glaciales, periglaciales, lacustrinos, eólicos, aluviales y de pendientes.

  • Dos lagos de agua dulce con hielo perenne (lagos Ablación y Moutonnée), que tienen la característica poco habitual de estar en contacto con el agua salada de la ensenada Jorge VI.

  • La presencia de biota marina, incluido el pez Trematomus bernacchii, en el lago Ablación, donde se han observado también varias focas a pesar de que está a casi 100 kilómetros del mar abierto.

  • La zona tiene la mayor diversidad de briofitas de esta latitud antártica (al menos 21 especies); también tiene diversos líquenes (más de 35 grupos taxonómicos), algas y biota cianobacteriana. Muchas de las briofitas y los líquenes se encuentran en el límite austral de su distribución conocida. Hay varias especies que son muy raras en la Antártida.

  • Hay varios tipos de musgo en lagos y lagunas hasta profundidades de nueve metros. Aunque todas las especies son terrestres, toleran la inundación durante varios meses del año cuando se inunda su hábitat. Una especie, Campylium polygamum, se ha adaptado a la vida acuática y algunas colonias permanentemente sumergidas alcanzan grandes dimensiones, con brotes de más de 30 centímetros de largo. Estos son los mejores ejemplos de vegetación acuática de la región de la Península Antártica.

  • Varias especies de briofitas de la zona son fértiles (producen esporofitos), y algunas no se han observado o son muy raras en este estado en el resto de la Antártida (por ejemplo, la agrimonia Cephaloziella varians y los musgos de las especies Bryoerythrophyllum recurvirostrum, Distichium capillaceum, Schistidium spp.).

  • La zona posee unos de los nodales de vegetación más extensos de la isla Alexander. Muchos de ellos se encuentran en áreas de infiltración con comunidades de briofitas y líquenes de 100 m2 o más. En el área de infiltración protegida se forman grupos de especies terrícolas que no se conocen en ningún otro lugar de la Antártida, en tanto que en las crestas rocosas expuestas y en campos rocosos estables viven comunidades de líquenes que abundan en la localidad, entre los cuales predomina por lo general Usnea sphacelata.

  • Para tratarse de un lugar tan austral, la zona es comparativamente rica en lo que respecta al número y la abundancia de especies de microartrópodos, con presencia del tisanuro Friesea topo, que se cree que es endémico en la isla Alexander. Punta Ablación también es el único lugar de la isla Alexander donde se ha descrito el ácaro depredador Rhagidia gerlachei, con el cual la cadena alimentaria es más compleja que en otros sitios de esta latitud.


2. Finalidades y objetivos

Las finalidades y objetivos de este Plan de Gestión son los siguientes: 



  • Evitar las perturbaciones humanas innecesarias a fin de no degradar los valores de la Zona o crear riesgos considerables para los mismos.

  • Impedir o minimizar la introducción de plantas, animales y microbios no autóctonos en la Zona.

  • Permitir investigaciones científicas en la Zona siempre que sean por razones convincentes que no puedan darse en ningún otro lugar y sin poner en peligro el sistema ecológico natural de esa Zona.

  • Preservar el ecosistema natural de la Zona como área de referencia para futuros estudios.


3. Actividades de gestión

Se llevarán a cabo las siguientes actividades de gestión para proteger los valores de la Zona:



  • Se colocarán letreros, señales y demás estructuras (p. ej. jalones) en la Zona con fines científicos o de gestión, que deberán asegurarse y mantenerse en buen estado y retirarse cuando no sean necesarios.

  • Se proporcionarán copias de este Plan de Gestión para la planificación de visitas en avión a la Zona.

  • El Plan de Gestión se revisará por lo menos cada cinco años y se actualizará en función de las necesidades.

  • Habrá una copia de este Plan de Gestión disponible en las estaciones científicas Rothera (Reino Unido; 67°34'S, 68°07'O) y San Martín (Argentina; 68°08'S, 67°06'O).

  • Todas las actividades científicas y de gestión que se lleven a cabo en la Zona deberán someterse a una Evaluación del impacto medioambiental, de conformidad con los requisitos del Anexo I del Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente.

  • Los Programas Antárticos Nacionales que operen en la Zona deberán consultar conjuntamente en aras a garantizar la implementación de las actividades de gestión citadas hasta ahora.



4. Periodo de designación

Designación por tiempo indeterminado.


5. Mapas y fotografías

Mapa 1. Ubicación de Punta Ablación y Cumbres Ganymede en la Península Antártica. Especificaciones cartográficas: Proyección: polar antártica estereográfica WGS84. Meridiano central -55o, Paralelo estándar: -71o.

Mapa 2. ZAEP Nº 147 Punta Ablación y Cumbres Ganymede, mapa de ubicación. Especificaciones cartográficas: Proyección: polar antártica estereográfica WGS 1984. Meridiano central: -71o, Paralelo estándar: -71o.

Mapa 3. ZAEP Nº 147 Punta Ablación y Cumbres Ganymede, mapa con bosquejos topográficos. Especificaciones cartográficas: Proyección: polar antártica estereográfica WGS 1984. Meridiano central: -68,4o, Paralelo estándar: -71,0o.


6. Descripción de la Zona

6(i) Coordenadas geográficas, indicadores de límites y características naturales
Descripción general

Punta Ablación y Cumbres Ganymede (entre las latitudes 70° 45' S y 70° 55' S y las longitudes 68° 21' O y 68° 40' O, de aproximadamente 180 km2) está en el lado oriental de la Isla Alexander, la mayor de la costa occidental de la Tierra de Palmer, en la Península Antártica (Mapa 1 y 2). La Zona se extiende alrededor de 10 km de oeste a este en su parte central y alrededor de 18 km de norte a sur, flanqueada al oeste por la parte superior del glaciar Jupiter, al este por la plataforma de hielo perenne de la ensenada Jorge VI, al norte por el glaciar Grotto y al sur por la cuenca baja del glaciar Jupiter. Punta Ablación y Cumbres Ganymede contiene el área contigua sin hielo más grande de la Península Antártica, con campos de hielo perenne más pequeños y glaciares de los valles del macizo que representan solamente alrededor del 17% de la Zona. La topografía de la región es montañosa y abarca valles con laderas de pendiente pronunciada separados por crestas con ondulaciones suaves parecidas a mesetas, situadas por lo general entre los 650 y los 750 metros, y que alcanzan una altitud máxima de 1.070 metros (Clapperton y Sugden, 1983). La región ha sufrido grandes glaciaciones, aunque la actitud relativamente plana de las rocas sedimentarias y el desgaste rápido han contribuido a un aspecto generalmente redondeado, que combina con “escalones” formados por lechos gruesos de areniscas y conglomerados en los acantilados cortados a pico (Taylor et al., 1979).

La Zona comprende cuatro valles principales sin hielo (Ablación, Moutonnée, Flatiron y Striation); los tres primeros de los cuales contienen grandes lagos de agua dulce cubiertos de hielo (Heywood, 1977; Convey y Smith, 1997). El mayor es el lago proglacial Ablación (de 7 km2 aproximadamente), que ha sido invadido por hielo de la plataforma que penetra valle arriba debido a la presión del desplazamiento hacia el oeste de la plataforma de hielo Jorge VI de 100 a 500 metros de espesor, cuya superficie se encuentra a 30 metros por encima del nivel del mar (Heywood, 1977; Clapperton y Sugden, 1982). Desde el punto de vista biológico, el ecosistema terrestre ocupa un lugar intermedio entre la Antártida marítima relativamente templada más al norte y la Antártida continental más fría y seca, al sur. Como zona de “valle seco” es extremadamente rica en biota y constituye un contraste valioso con las zonas de ablación más extremas y biológicamente empobrecidas del continente antártico (Smith, 1988).

Límites


La Zona designada comprende la totalidad del valle Ablación y el macizo de las cumbres Ganymede; limitada al oeste por la cresta principal que divide el glaciar Jupiter de los valles principales Ablación, Moutonnée y Flatiron (Mapa 3). Al este, el límite lo define el borde occidental de la plataforma de hielo Jorge VI. El límite norte de la Zona es la cresta principal que divide el glaciar Grotto del valle Erratic y otros valles tributarios del valle Ablación, justo al sur. En el noroeste de la Zona, el límite cruza el paso, en su mayor parte cubierto por el glaciar, que separa la cuenca alta del glaciar Jupiter del valle Ablación. El límite sur de la Zona, desde el este de la cresta principal en el lado oeste del valle Flatiron hasta el lugar donde el glaciar Jupiter desemboca en la plataforma de hielo Jorge VI, queda definido por el margen lateral septentrional del glaciar Jupiter Como en algunos lugares el margen entre el lago Ablación y la plataforma de hielo Jorge VI no se distingue, el límite oriental de la Zona en el valle Ablación lo define una línea recta que se extiende hacia el sur desde el extremo oriental de la punta Ablación hasta el sitio donde la plataforma de hielo linda con tierra firme, y desde donde el límite oriental sigue el margen tierra/plataforma de hielo. Las características fisiográficas son similares más al sur, en el lago Moutonnée, y en este lugar el límite oriental consiste en una línea recta que va desde el extremo oriental de la punta en el lado septentrional del lago Moutonnée (que lo abarca en parte) hasta una laguna de deshielo prominente situada en el punto donde la plataforma de hielo linda con tierra firme, y desde el lugar donde el límite sigue el margen tierra/plataforma de hielo hacia el sur hasta el lugar donde colindan el glaciar Jupiter y la plataforma de hielo Jorge VI. Por consiguiente, la Zona incluye la totalidad de los lagos Ablación y Moutonnée y las partes de la plataforma de hielo detrás de las cuales son invadidos. Las coordenadas de los límites figuran en el Anexo 1.

Clima


No se dispone de registros meteorológicos extensos de Punta Ablación y Cumbres Ganymede, pero el clima se describe como sujeto a la doble influencia de depresiones ciclónicas del Océano Austral que se desplazan hacia el este, contra la corriente anticiclónica de aire frío más continental y que va de norte a noroeste, procedente de la capa de hielo de la Antártida occidental (Clapperton y Sugden, 1983). Las depresiones ciclónicas producen un clima relativamente templado, con fuertes vientos del norte y una espesa capa de nubes en la región, mientras que la corriente anticiclónica crea condiciones estables, con frío y cielos despejados, temperaturas por debajo de 0º C y vientos del sur relativamente suaves. Sobre la base de los datos obtenidos en las proximidades (25 km) a principios de los años setenta, se calcula que la temperatura media durante el verano se sitúa justo por debajo del punto de congelación, con una temperatura media anual estimada en torno a los -9º C (Heywood, 1977) y unas precipitaciones inferiores a los 200 mm del equivalente de agua al año, con pocas nevadas en verano. Después del invierno es común que haya una fina capa de nieve, pero en general para finales del verano no queda nieve en la zona, fuera de algunos parches aislados que podrían persistir en algunos lugares

Geología


Las características geológicas del Punta Ablación-Cumbres Ganymede son complejas, pero predominan las rocas sedimentarias muy estratificadas. La característica estructural más destacada del macizo es un gran anticlinal asimétrico orientado de noroeste a sudeste que se extiende desde el glaciar Grotto hasta el glaciar Jupiter (Bell, 1975; Crame y Howlett, 1988). Las fallas inversas de la parte central del macizo sugieren que se produjeron desplazamientos verticales de estratos de hasta 800 m (Crame y Howlett, 1988). Las principales formaciones litológicas son conglomerados, areniscas arcósicas y esquistos fosilíferos, con esquistos de barro gravillosos y brechas sedimentarias subordinados (Elliot, 1974; Taylor et al., 1979; Thomson, 1979) Se ha encontrado una amplia gama de fósiles en los estratos, que se remontan al período jurásico superior y cretáceo inferior, y entre los que hay bivalvos, braquiópodos, belemnitas, amonites, dientes de tiburón y plantas (Taylor et al., 1979; Thomson, 1979; Crame y Howlett, 1988; Howlett, 1989). Se han observado varias lavas interestratificadas en los afloramientos más bajos de Punta Ablación (Bell, 1975). La base de la sucesión está formada por una mezcla espectacular que incluye grandes bloques de lava y aglomerado que afloran en el suelo del valle y en la base de varios acantilados (véanse Bell, 1975; Taylor et al., 1979). La presencia de afloramientos de la formación Fossil Bluff, de importancia geológica primordial debido a que es el único lugar conocido con un afloramiento intacto de rocas que abarca los límites jurásico–cretáceo en la Antártida, razón por la cual este lugar es decisivo para comprender los cambios de la flora y fauna en este límite temporal.

Características geomorfológicas y edafológicas

En una época, toda la zona fue invadida por hielo de glaciares del interior de la isla Alexander. Por consiguiente, en toda la zona se encuentran formas fisiográficas de erosión y deposición glacial, que proporcionan indicios de un flujo general hacia el este de hielo en la ensenada Jorge VI (Clapperton y Sugden, 1983). La presencia de glaciares empobrecidos, rocas madre estriadas y erráticos indica una desglaciación considerable desde el nivel máximo alcanzado en el Pleistoceno (Taylor et al., 1979; Roberts et al., 2009) Varias morrenas terminales con frentes de restos de glaciares actuales, varios sitios desprovistos de taludes detríticos (contrariamente a lo que cabría suponer) y rocas redondeadas, pulidas y estriadas, indican que la retirada de los glaciares posiblemente haya sido rápida (Taylor et al., 1979). Hay indicios de que la plataforma de hielo Jorge VI no existía alrededor entre 9.600 y 7.730 años antes del Paleoceno, lo cual indica que el macizo de Punta Ablación-Cumbres Ganymede probablemente no haya tenido en su mayor parte hielo permanente en esa época, aunque posteriormente hubo varias fluctuaciones glaciales en la zona (Clapperton y Sugden, 1982; Bentley et al., 2005; Smith et al., 2007a,b; Roberts et al., 2008; Bentley et al., 2009). La ausencia de la plataforma de hielo hace pensar que la variabilidad océano-atmósfera a principios del Holoceno en la Península Antártica era superior a la obtenida en décadas recientes (Bentley et al., 2005). Roberts et al. (2009) examinaron los deltas adyacentes a los lagos Ablación y Moutonnée que se formaron a un nivel de los mismos más elevado que el actual y concluyeron que el nivel del mar había disminuido en cerca de 14,4 m desde mediados del Holoceno en esta parte de la Isla Alexander.

Las formas fisiográficas de la Zona se han visto modificadas por procesos perigraciales, gravitacionales y fluviales. La roca madre de la superficie de las mesetas superiores (donde la erosión le ha quitado en gran medida la sobrecarga de morrenas de fondo) ha sido desmenuzada por acción de las heladas, convirtiéndose en fragmentos laminosos o de fractura en bloque (Clapperton y Sugden, 1983). En las laderas del valle son comunes los lóbulos de gelifluxión, así como las franjas y los círculos de piedras, mientras que en el suelo de los valles se encuentran con frecuencia círculos de piedras y suelo poligonal en las morrenas de fondo glaciales y en los sedimentos fluvioglaciales expuestos a la acción de las heladas. En las laderas de los valles también predominan las formas fisiográficas resultantes de la acción de las heladas, los desmoronamientos de piedras e hielo y las corrientes estacionales de agua de deshielo, que han dado lugar en todas partes a la formación de taludes detríticos y, con frecuencia, abanicos rocosos debajo de cauces encajonados El desgaste masivo de rocas sedimentarias físiles ha llevado también a la formación de pendientes pronunciadas (de alrededor de 50º) de roca madre horizontalmente rectilínea con láminas delgadas de escombros. Se han observado ocasionalmente formas fisiográficas eólicas, con dunas de hasta un metro de alto y ocho de largo, como en el valle Erratic (Clapperton y Sugden, 1983). Ocasionalmente se observan capas delgadas de turba, de hasta 10 ó 15 cm de espesor, asociadas a parcelas con vegetación, que constituyen las expresiones más avanzadas del desarrollo de los suelos en la Zona.

Ecología de agua dulce

Punta Ablación y Cumbres de Ganymede es un sitio limnológico excepcional que contiene varios lagos, lagunas y arroyos, así como una flora béntica en general rica. Desde fines de diciembre hasta febrero fluye agua de tres fuentes principales: precipitaciones, glaciares y deshielos de la plataforma de hielo Jorge VI, cuya escorrentía generalmente fluye hacia la costa (Clapperton y Sugden, 1983). La mayoría de los arroyos, que llegan a alcanzar varios kilómetros de longitud, desaguan glaciares o campos cubiertos de nieve perpetua. Los arroyos principales desaguan en los lagos Ablación y Moutonnée, ambos represados por la plataforma de hielo. En los estudios realizados a principios de los setenta se recogió que estos lagos permanecen congelados hasta una profundidad de 2,0 a 4,5 m todo el año, con una profundidad máxima del agua de alrededor de 117 y 50 metros, respectivamente (Heywood, 1977). Hay una capa superior estable de agua dulce, que llega hasta los 60 y los 30 m de profundidad, respectivamente, sobre agua de salinidad creciente influenciada por la interconexión con el océano debajo de la plataforma de hielo, y que somete los lagos a la influencia de las mareas (Heywood, 1977). Las lagunas formadas por agua de deshielo en la superficie, que en verano se forman especialmente en los huecos entre crestas de presión del hielo de los lagos, se desbordan diariamente e invaden abanicos aluviales de los valles inferiores (Clapperton y Sugden, 1983).



Observaciones recientes apuntan a una disminución de la cubierta de hielo permanente de los lagos; por ejemplo, alrededor del 25% del lago Moutonnée no tenía cobertura de hielo en los veranos de 1994–1995 y 1997–1998 (Convey y Smith, 1997; Convey, nota personal, 1999). Sin embargo, los tres lagos principales de la Zona presentaban una cubierta de hielo casi completa a principios de febrero de 2001 (Harris, 2001). A lo largo del margen entre la tierra y la plataforma de hielo se forman numerosas charcas y lagunas laterales efímeras, generalmente alargadas, de 10 a 1.500 m de largo y hasta 200 m de ancho, y con profundidades que van desde el metro escaso hasta los 6 metros (Heywood, 1977; Clapperton y Sugden, 1983). El nivel de estas charcas y lagunas suele elevarse durante el período de deshielo, pero ocasionalmente desaguan repentinamente por medio de fisuras debajo del hielo que conducen a la plataforma de hielo y que dejan a la vista el borde anterior de los lagos en las morrenas circundantes. Las charcas y lagunas varían mucho en cuanto a su turbidez, según la presencia de sedimentos glaciales en suspensión. Las charcas por lo general no tienen hielo en verano, mientras que las lagunas de mayor tamaño suelen conservar una cobertura parcial de hielo, y todas las lagunas, excepto las más profundas, probablemente se congelen por completo en invierno (Heywood, 1977). En los valles hay numerosas lagunas de hasta una hectárea y 15 metros de profundidad, algunas con una extensa cubierta de musgo que llega a los nueve metros de profundidad (Light y Heywood, 1975). Las especies predominantes que se han descrito son Campylium polygamum y Dicranella, cuyos tallos llegan a alcanzar los 30 cm de largo. Bryum pseudotriquetrum (y posiblemente otra especie de Bryum), Distichium capillaceum y una especie no identificada de Dicranella crecían en el substrato béntico a una profundidad de un metro o menos (Smith, 1988). La cubierta de musgo se situaba entre el 40 y el 80% en la zona de 0,5 a 5 metros de profundidad (Light y Heywood, 1975). Gran parte de la superficie restante estaba cubierta por densas capas ci-anobacterianas (11 grupos taxonómicos) de hasta 10 cm de espesor, en las cuales predominan las especies Calothrix, Nostoc y Phormidium, así como 36 grupos taxonómicos de microalgas asociadas (Smith, 1988). La proliferación de musgos indica que es probable que estas lagunas sean relativamente permanentes, aunque el nivel podría fluctuar de un año a otro. En verano, la temperatura del agua alcanza los 7ºC en las lagunas más profundas y los 15ºC en las menos profundas, ofreciendo un medio relativamente favorable y estable para las briofitas. Las lagunas poco profundas, donde se han encontrado varios tipos de musgo, podrían estar ocupadas normalmente por vegetación terrestre e inundadas durante breves períodos durante el verano (Smith, 1988). Las algas abundan en los arroyos de curso lento y en los arroyos efímeros de deshielo, aunque no colonizan los lechos inestables de los arroyos de curso rápido. Por ejemplo, en grandes sectores húmedos de terreno llano del valle Moutonnée, la flora es especialmente rica, y en algunos lugares forma una cubierta del 90%, con cinco especies de desmidáceas (raras en la Antártida), la Zygnema verde filamentosa en abundancia y colonias de Nostoc sp. y Phormidium spp. en áreas más secas, menos estables y con sedimentos (Heywood, 1977).

Los protozoos, rotíferos, tardígrados y nematodos constituyen la fauna béntica de charcas, lagunas y arroyos (Heywood, 1977). La densidad generalmente es mayor en los arroyos de curso lento. El copépodo Boeckella poppei abundaba en lagos, lagunas y charcas, pero no se encontraba en los arroyos. Se capturó el pez marino Trematomus bernacchii con trampas colocadas en el lago Ablación a 70 m de profundidad, en la capa de agua salada (Heywood y Light, 1975; Heywood, 1977). A mediados de diciembre de 1996 se notificó la presencia de una foca (de una especie no identificada, aunque probablemente se tratase de una foca cangrejera [Lobodon carcinophagus] o Weddell [Leptonychotes weddellii]) al borde del lago Ablación (Rossaak, 1997), y en temporadas anteriores se habían notificado avistamientos aislados de focas solitarias (Clapperton y Sugden, 1982).

Vegetación

Gran parte de la zona de Punta Ablación y Cumbres de Ganymede es árida y la vegetación en general es poco abundante y de distribución irregular. Sin embargo, hay comunidades complejas de plantas en zonas de infiltración y a lo largo del margen de los arroyos, que revisten especial interés por las siguientes razones:

aparecen en un paisaje yermo;

las comunidades mixtas de briofitas y líquenes son las más desarrolladas y diversas de las que se encuentran al sur de 70º S (Smith, 1988; Convey and Smith, 1997);

algunos grupos taxonómicos de briofitas son profusamente fértiles y fructifican en el límite austral; un fenómeno poco habitual para la mayoría de las briofitas de la Antártida, especialmente tan al sur (Smith y Convey, 2002);

la región es el hábitat más austral que se conoce de muchos grupos taxonómicos; y

aunque algunas de estas comunidades se encuentran también en otros sitios en el sudeste de la Isla Alexander, la Zona contiene los mejores y más extensos ejemplos que se conocen en esta latitud.

La diversidad de los musgos es especialmente importante para esta latitud, con 21 especies como mínimo en la Zona, que representan el 73% de las especies que se sabe que se encuentran en la Isla Alexander (Smith, 1997). La flora de líquenes también es diversa, con más de 35 grupos taxonómicos conocidos. De la flora de macrolíquenes, 12 de las 15 especies que se sabe que existen en la Isla Alexander están representadas en la Zona (Smith, 1997). Los valles Ablación, Moutonnée y Striation, así como el litoral sudeste, contienen los nodales más extensos de vegetación terrestre y de agua dulce (Smith, 1998; Harris, 2001). Smith (1988, 1997) informó que la vegetación briofita generalmente se encuentra en parcelas de 10 a 50 m2, con algunos nodales de hasta 625 m2, a una altitud de 5 a 40 metros en las laderas de pendiente suave orientadas al norte y al este en los valles principales. Por su parte, Harris (2001) observó grandes nodales de vegetación briofita casi continua de hasta 8.000 m2, aproximadamente, en laderas de pendiente suave orientadas al sudeste en la costa sudeste de la Zona, a una elevación de unos 10 metros y cerca del lugar donde el glaciar Jupiter desemboca en la plataforma de hielo Jorge VI. Se observó un nodal continuo de alrededor de 1.600 m2 en pendientes húmedas del bajo valle Striation. Se observaron varias parcelas grandes de musgo continuo (de hasta 1.000 m2) en pendientes orientales orientadas al sudoeste y al noroeste en el valle Flatiron, a una elevación de 300 a 400 metros. También se observaron musgos en los picos por encima del valle Ablación a elevaciones de hasta 700 metros, aproximadamente.



La briofita predominante en las zonas más húmedas suele ser la agrimonia Cephaloziella varians, que forma un tapete negruzco de retoños densamente intercalados. Aunque el ejemplar más austral de C. varians ha sido notificado a 77º S de la bahía Botany (ZAEP Nº 37) en Tierra Victoria, los extensos tapetes que forma en el macizo de Punta Ablación y Cumbres de Ganymede constituyen los nodales más importantes de esta especie en estas latitudes australes y en la Antártida marítima. Las cianobacterias, en particular de la especie Nostoc y Phormidium, suelen estar asociadas en la superficie de la agrimonia o del suelo, o con retoños de musgo. Pasando las zonas más húmedas hay tapetes ondulados de musgos pleurocárpicos entre los cuales predominan Campyliadelphus polygamus, que constituyen los nodales más verdes, con Hypnum revolutum asociado. Estos tapetes recubren una capa de turba de 10 a 15 cm, compuesta de brotes moribundos de musgo en su mayor parte sin descomponer. El Bryum pseudotriquetrum crece intercalado con estos musgos, aunque suele predominar en los márgenes más secos, formando almohadillas aisladas que pueden fusionarse formando un tepe intrincado. En estas zonas más secas y periféricas suele haber muchas otras briofitas que forman tepes asociadas a Bryum. Además de las especies más hídricas ya mencionadas, se encuentran los grupos taxonómicos calcícolos Bryoerythrophyllum recurvirostrum, Didymodon brachyphyllus, Distichium capillaceum, Encalypta rhaptocarpa, E. procera, Pohlia cruda, Schistidium antarctici, Tortella fragilis, Syntrichia magellanica, Tortella alpicola, así como varias especies no identificadas de Bryum y Schistidium.

Una característica importante de la vegetación del macizo de Punta Ablación-Cumbres de Ganymede es la presencia poco habitual de varias briofitas fértiles. Aunque las briofitas antárticas rara vez producen esporofitos, las especies Bryum pseudotriquetrum, Distichium capillaceum, Encalypta rhaptocarpa, E. procera y Schistidium han sido registradas en la Zona como frecuentemente fértiles. También se ha observado el fenómeno sumamente poco habitual de la fructificación de unos pocos musgos Bryoerythrophyllum recurvirostre y la agrimonia Cephaloziella varians en el valle Ablación, la primera vez que se tiene constancia de este fenómeno en la Antártida (Smith, nota personal citada en Convey, 1995; Smith, 1997; Smith and Convey, 2002). Además, nunca antes se había encontrado D. capillaceum con esporofitos en la Antártida marítima (Smith, 1988). Se ha encontrado E. procera fértil solamente en otro lugar de la Antártida (en la Isla Signy y en las Islas Orcadas del Sur: Smith, 1988). Más allá de las áreas de infiltración permanente, la vegetación de briofitas es sumamente rala y se limita a hábitats donde hay agua libre al menos durante algunas semanas en verano. Tales hábitats se forman esporádicamente en el suelo de los valles, en franjas de piedras en las laderas y también en grietas de la cara norte de las rocas. La mayoría de las especies que se encuentran en las parcelas de briofitas se han observado también en estos hábitats, entre ellas líquenes, con mayor frecuencia al abrigo de piedras grandes o en grietas debajo de las piedras, y especialmente en el margen de accidentes del terreno modelado. A elevaciones de más de 100 metros, la aridez es mayor, y a altitudes mayores se han encontrado solamente Schistidium antarctici (a 500 metros en el valle Moutonnée) y Tortella fragilis (cerca de la cima del pico más alto, al sudoeste de Punta Ablación, a 775 metros). En estos hábitats más secos, suelen abundar más los líquenes, especialmente en los lugares con un substrato estable. Los líquenes presentan una distribución generalizada y abundan localmente en los pedregales, las crestas y las mesetas más estables situados más arriba de los valles. Predomina la especie Usnea sphacelata, que da a la superficie de las piedras un tono negro. Esta especie suele estar asociada a Pseudephebe minuscula, varias especies de líquenes crustosos y, rara vez, a Umbilicaria decussata, que llega hasta la parte más alta del macizo. Todas las especies, menos la última, también son comunes en el valle Moutonnée. Suele haber líquenes epifíticos y terrícolas, especialmente la especie blanca incrustante Leproloma cacuminum, en los lugares donde la superficie de las briofitas marginales es más seca. A veces están representados también otros géneros tales como Cladonia galindezii, C. pocillum y varios líquenes crustosos. En esos lugares, diversos líquenes colonizan el suelo seco y los guijarros, dispersándose ocasionalmente en almohadillas de musgo. Entre ellos cabe señalar Candelariella vitellina, Physcia caesia, Physconia muscigena, ocasionalmente Rhizoplaca melanophthalma, Usnea antarctica, Xanthoria elegans, y varios grupos taxonómicos crustosos no identificados (en particular especies de Buellia y Lecidea). La abundancia de Physcia y Xanthoria en lugares aislados sugiere un enriquecimiento con nitrógeno derivado de las skúas antárticas (Catharacta maccormicki) que anidan en la Zona (Bentley, 2004). En algunas rocas grandes donde se posan las aves se observan algunos líquenes ornitocoprófilos Muchas de las briofitas y de los líquenes se encuentran en el límite austral de su distribución conocida y varias especies son muy raras en la Antártida. Entre las especies raras de musgo de la Zona cabe señalar Bryoerythrophyllum recurvirostrum, Campylium polygamum, Encalypta rhaptocarpa, Tortella alpicola y Tortella fragilis. Varias especies de Bryum, Encalypta rhaptocarpa, Schistidium occultum y Schistidium chrysoneurum se encuentran en el límite austral registrado para estas especies. En cuanto a la flora de líquenes, el valle Ablación es el único lugar conocido donde se ha observado Eiglera flavida en el hemisferio sur, y Mycobilimbia lobulata y Stereocaulon antarcticum también son raros. Las especies de líquenes más australes son Cladonia galindezii, Cladonia pocillum, Ochrolechia frigida, Phaeorrhiza nimbosa, Physconia muscigena y Stereocaulon antarcticum.

Invertebrados, hongos y bacterias

La fauna de microinvertebrados descrita hasta ahora se basa en diez muestras procedentes de Punta Ablación y comprende siete grupos taxonómicos confirmados (Convey y Smith, 1997): dos colémbolos (Cryptopygus badasa, Friesea topo), un acárido criptoestigmátido (Magellozetes antarcticus) y cuatro acáridos proestigmátidos (Eupodes parvus, Nanorchestes nivalis (= N. gressitti), Rhagidia gerlachei y Stereotydeus villosus). Varias de las muestras obtenidas habían sido identificadas anteriormente como Friesea grisea, especie generalizada en la Antártida marítima. Sin embargo, las muestras de Friesea obtenidas posteriormente en la Isla Alexander (a partir de 1994) han sido descritas como una especie nueva, F. topo (Greenslade, 1995), de la que se cree que es endémica en la Isla Alexander. Las primeras muestras obtenidas en Punta Ablación se han reexaminado y las que permanecían sin identificar se han reclasificado como F. topo. Aunque se ha descrito la misma cantidad de especies en otro sitio de la Isla Alexander, las muestras obtenidas en Punta Ablación presentan una densidad de población media total de microartrópodos alrededor de siete veces mayor que la de otros lugares de la región. La diversidad en Punta Ablación también era mayor que en varios otros lugares documentados de la Isla Alexander. Tanto la diversidad como la abundancia son mucho menores que las descritas en algunos lugares de Bahía Margarita y más al norte (Starý y Block, 1998; Convey et al., 1996; Convey y Smith, 1997; Smith, 1996). La especie más populosa encontrada en Punta Ablación es Cryptopygus badasa (96,6% de todos los artrópodos extraídos), especialmente común en los hábitats de musgos. Se encontró Friesea topo en piedras con baja densidad de población, pero esta especie prácticamente estaba ausente en los hábitats de musgos, lo cual indica que tiene claras preferencias en cuanto al hábitat. Punta Ablación es el único lugar de Isla Alexander donde se ha descrito el ácaro depredador R. gerlachei. Aunque se ha investigado muy poco sobre los hongos de la Zona, un estudio informa sobre un hongo no identificado que atrapa nematodos que fue encontrado en una laguna de Punta Ablación (Maslen, 1982). Si bien se necesitan más muestras para describir la microfauna terrestre de forma más completa, los datos disponibles avalan la importancia biológica de la Zona.

Aves reproductoras

La avifauna de Punta Ablación-Cumbres de Ganymede no se ha descrito de forma detallada. Se han encontrado algunas parejas de skúas antárticas (Catharacta maccormicki) en nidos cerca de los lugares húmedos con vegetación (Smith 1988). Se señala que “probablemente se estén reproduciendo” petreles de las nieves en las cercanías de Punta Ablación (Croxall et al., 1995, refiriéndose a Fuchs y Adie, 1949). Por su parte Bentley (2004) habla de depredación aérea directa por parte de skúas antárticas en petreles de las nieves de la Zona. No se han observado otras especies de aves en el macizo de Punta Ablación-Cumbres de Ganymede.

Actividades e impacto de los seres humanos

Las actividades humanas en Punta Ablación-Cumbres de Ganymede han sido exclusivamente de índole científica. La primera visita a Punta Ablación fue realizada por integrantes de la expedición terrestre británica de Graham en 1936, que recolectó alrededor de 100 muestras de fósiles cerca de Punta Ablación (Howlett, 1988). Las visitas siguientes se hicieron alrededor de diez años más tarde, y en esa oportunidad se obtuvieron muestras de fósiles y se realizaron descripciones geológicas básicas. En los años sesenta, setenta y ochenta los geólogos británicos llevaron a cabo investigaciones paleontológicas más intensivas, con estudios detallados de geomorfología (Clapperton y Sugden, 1983). En los años setenta se hicieron investigaciones limnológicas y en varias expediciones de los años ochenta y noventa se empezaron a examinar las características biológicas terrestres. Desde entonces, las actividades científicas se han centrado en la investigación paleoclimatológica. Todas las expediciones conocidas en la Zona han sido realizadas por científicos británicos. No se ha descrito de forma completa el impacto de estas actividades, pero se cree que ha sido pequeño y que se ha limitado a pisadas, huellas dejadas por aeronaves en la pista de aterrizaje del valle Moutonnée (véase la sección 6(ii)), la extracción de pequeñas cantidades de muestras geológicas y biológicas, marcadores, artículos abandonados tales como suministros y equipo científico, y restos de residuos originados por el hombre.

En el banco de morrenas adyacente a la plataforma de hielo Jorge VI, unos 500 m al norte del Lago Moutonnée (70°51’19”S; 68°19’05”O) se localizó un campamento abandonado compuesto por dos bidones de aceite (uno vacío y el otro lleno), tres latas de aceite para motonieve de 5 litros cada una, una caja de alimentos y diez polos glaciares. El campamento se retiró parcialmente en noviembre de 2012 y sólo se dejó el bidón de combustible lleno. En varias expediciones realizadas en los años setenta y ochenta se colocaron bidones vacíos de combustible como marcadores de ruta en hielo de presión desde la ensenada Jorge VI hasta el interior del valle Ablación, y en la costa hay una piedra grande pintada de amarillo al sudeste del lago Ablación (McAra, 1984; Hodgson, 2001). En las proximidades hay una cruz grande de piedras y montículos pintados de rojo, con una tabla marcadora de madera en el centro. En 2012 quedaban indicios de campamentos cerca de la ribera del lago Ablación. Uno de los sitios está en la ribera sudoeste, cerca de un lugar con abundante vegetación, y otro está a unos cuatro kilómetros al este, en la ribera sudeste. En ambos hay círculos de piedras que marcan los lugares donde se habían emplazado carpas, y se han construido estructuras circulares con muros de piedra bajos (0,8 m). En el primer sitio se encontraron varios trozos de madera (incluidos antiguos marcadores), una caja de alimentos viejos, cuerdas y residuos originados por el hombre (Harris, 2001; Hodgson, 2001). En febrero de 2001 se encontraron varias piedras pintadas de rojo alrededor de las riberas sur y oeste del lago Ablación, y algunos fragmentos de pintura en los sedimentos. En 2000-2001 se retiraron algunos de los materiales abandonados en Punta Ablación: tres bidones de combustible que estaban sobre el hielo del lago, una caja de alimentos viejos y algunas maderas y cuerdas de la ribera sudoeste, así como numerosos fragmentos de campanas de acrílico Perspex rotas en la ribera sudoeste (se instalaron nueve en enero de 1993 [Wynn-Williams, 1993; Rossaak, 1997] pero todas fueron destruidas por el viento) (Harris, 2001; Hodgson, 2001). En noviembre de 2012 se retiraron restos de metal y de basura cerca de un campamento antiguo con una pared baja de piedras (situada en 70°49’58”S; 68°22’16”W). Las piedras pintadas siguen en el lugar. En 1983 y 1984 se usaron motonieves sobre el hielo de los lagos y glaciares, así como motonieves modificadas con ruedas delanteras en el terreno de grava en un radio limitado de las proximidades de la ribera sudoeste del lago Ablación (McAra, 1984). En el valle Moutonnée hay indicios de la formación de senderos erosivos en las pendientes pronunciadas de pedregales, supuestamente como consecuencia del trabajo sobre el terreno (Howlett, 1988). Se han colocado montículos de piedras en la cima de varias montañas y para marcar varios sitios de la Zona donde se han hecho reconocimientos topográficos.


6(ii) Acceso a la Zona


  • El acceso a la Zona puede hacerse en aeronave, en un vehículo o a pie.

  • No hay restricciones especiales en cuanto a los puntos de acceso a la Zona ni a las rutas terrestres o aéreas utilizadas para entrar y salir de ella. El acceso terrestre desde la plataforma de hielo Jorge VI podría ser difícil debido al hielo de presión, aunque se considera la ruta de acceso más fiable y segura para los visitantes que llegan a las proximidades de la Zona en aeronave de alas fijas, sobre todo porque algunas rutas que llevan a la misma desde los glaciares situados al oeste son escarpadas y difíciles, y presentan profundas grietas

  • Se desaconseja el aterrizaje de aeronaves de alas fijas en la Zona. Si el aterrizaje resulta esencial por objetivos científicos o de gestión, se limitará a los lagos cubiertos de hielo o a un solo sitio terrestre justo al oeste del lago Moutonnée, siempre que los aterrizajes sean factibles. Debido a la deformación por presión de la superficie helada de los lagos, el agua de deshielo y el adelgazamiento de la cubierta de hielo podrían imposibilitar el aterrizaje en el hielo de los lagos a fines del verano. En noviembre de 2000 se efectuaron aterrizajes en el lago Ablación y en el sitio terrestre al oeste del lago Moutonnée. El sitio terrestre para aterrizajes (Mapa 3), orientado de este a oeste, consiste en unos 350 metros de grava gruesa con pendiente suave en un terreno de aluvión situado a unos dos metros por encima del valle circundante. Unas piedras pintadas de rojo y dispuestas en forma de flecha señalan el extremo occidental (superior). Se ven marcas de neumáticos en la grava. Debido al mal estado de la superficie y al riesgo de daños a la aeronave, no se recomienda el uso del sitio terrestre al oeste del lago Moutonnée.

  • Si un acceso en helicóptero fuera factible, no se han designado puntos de aterrizaje específicos pero está prohibido aterrizar a menos de 200 m de las riberas de los lagos y a menos de 100 m de cualquier terreno con vegetación o húmedo, o en los lechos de los cursos de agua.

  • También se puede llegar por aeronave a la cuenca alta del glaciar Jupiter (550 m), que está justo al oeste del valle Ablación y fuera de la zona, desde donde se puede llegar a la Zona por tierra a pie.

  • Los pilotos, los tripulantes y otras personas que lleguen en aeronaves no podrán avanzar a pie más allá de las inmediaciones del lugar de aterrizaje a menos que tengan un permiso que les autorice específicamente a hacerlo.


6(iii) Estructuras situadas dentro de la zona y en sus proximidades

No se tiene conocimiento de la presencia de estructuras en la Zona. Se han colocado en toda la Zona varios jalones de piedra a modo de marcadores de los lugares donde se han hecho reconocimientos (Perkins, 1995; Harris, 2001) y se han construido varias paredes bajas en los campamentos. Se colocaron nueve marcadores reflectores de plástico de color rojo vivo (de 30 cm de alto y sujetos con piedras) para marcar la pista de aterrizaje en el valle Moutonnée, pero se retiraron en noviembre de 2012. La estructura más cercana a la Zona parece ser un pequeño galpón abandonado en Spartan Cwm, a unos 20 kilómetros al sur de la Zona. En Fossil Bluff (Reino Unido) hay un campamento científico que funciona solamente en verano, a unos 60 kilómetros al sur, en la costa oriental de Isla Alexander. Las estaciones científicas permanentemente ocupadas más cercanas están en Bahía Margarita (General San Martín, de Argentina, y Rothera, del Reino Unido), a unos 350 kilómetros al norte (Mapa 2).


6(iv) Ubicación de otras Zonas protegidas en las proximidades

No hay otras zonas protegidas en las proximidades de la Zona. La zona protegida más cercana a Punta Ablación-Cumbres de Ganymede es la ZAEP Nº 170, Nunataks Marion, Isla Charcot y Península Antártica, a unos 270 kilómetros al este de Isla Alexander (Mapa 2).


6(v) Áreas especiales en la Zona

No hay áreas especiales en la Zona.


  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje