Página principal

Pierre-charles una vida al servicio del pueblo


Descargar 97.37 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño97.37 Kb.
Gérard PIERRE-CHARLES
UNA VIDA AL SERVICIO DEL PUEBLO

Gérard PIERRE-CHARLES es uno de los intelectuales, analistas sociales y personalidades políticas más reconocido de Haití.


Su vida y su obra han sido consagradas al servicio de su país el cual, en vísperas de la conmemoración del bicentenario de su Independencia, es uno de los más pobres del mundo, pero uno de los más ricos en el plano cultural y humano.
En el centro de su vida, se sitúa su militancia política, particularmente su combate para establecer un sistema político democrático que abrace, en primer lugar, el respeto de los derechos humanos en Haití.
Como militante político, ha atravesado, con tenacidad y convicción, 50 años de combate por el cambio social y la democracia acompañando el sueño de amplios sectores de su pueblo, particularmente los mas desposeídos. Su trayectoria, en la búsqueda de estos simples objetivos humanos, su capacidad, su determinación de crear, de producir, de afirmarse en el plano personal, a pesar de la adversidad física, parecen reproducir el perfil mismo de Haití.
Como profesional de las ciencias sociales, Gérard Pierre-Charles ha realizado y propuesto diversos modelos para el desarrollo económico y social para Haití y el Caribe, Sus libros, publicados y difundidos en su mayoría en español, cerca de 100.000 ejemplares, cubren vastos horizontes. Ha ejercido una influencia notoria en cuanto al conocimiento de la realidad sociológica y económica de Haití y del Caribe.
Al mismo tiempo, ha sido un promotor y aglutinador, un hombre que le abre al pueblo diversos horizontes y perspectivas para alcanzar en común los objetivos los mas elevados en la búsqueda de soluciones a sus problemas cotidianos de carácter político, económico y social.
Gérard Pierre-Charles es conocido como un hombre honesto, desinteresado en lo material y que ha probado su integridad desde los años 50’s en que se inicia en la lucha. Su reputación ha sido confirmada por su itinerario político.
Personifica toda una tradición de esfuerzos infatigables emprendidos por mujeres y hombres de Haití para la defensa de la vida y el derecho a la vida, por mejorar las condiciones y calidad de vida de este país, clasificado actualmente por las Naciones Unidas en el 146avo lugar en términos de desarrollo humano entre las naciones del mundo.

EL MILITANTE POLÍTICO

Un largo itinerario como militante por la paz y la democracia.

Gérard Pierre-Charles se ha caracterizado por la continuidad de sus opciones de contestatario, de luchador social, por su acción política en el sentido de las reivindicaciones del pueblo haitiano. Estos trazos han hecho de él uno de los intelectuales mas comprometidos, más consecuente de su generación y del presente, uno de los dirigentes históricos del movimiento democrático y popular que han dejado huella sobre el pensamiento y la acción política en Haití. Jamás ha dejado de exaltar los valores de heroísmo de los revolucionarios de los años 60, mujeres y hombres subterráneos en la clandestinidad que ofrecieron generosamente su vida luchando contra el fascismo y por la liberación nacional.

Su militancia social y política tiene sus raíces en una experiencia precoz y muy intima que vivió a los 16 años. Internado durante varios meses en el Sanatorium antituberculoso de Puerto-Príncipe, salió enormemente reforzado de esta ruda prueba. Esta vivencia le ofreció una sólida base para la lectura y la reflexión al humanismo que inspiró su vida habilitándolo desde el punto de vista psicológico a tomar su destino en mano. Su militancia social y política data de esa experiencia íntima con este mundo de marginados.

Gérard Pierre-Charles nació el 18 de diciembre de 1935 en Jacmel, ciudad conocida por sus tradiciones liberales y su fecundidad cultural, proveniente de una familia numerosa de clase media empobrecida. No conoció a su padre Emmanuel, inspector de escuelas y profesor de letras en el Liceo Pinchinat de la ciudad. Conoció muy poco a su madre, Eva Vernier quien animaba una asociación llamada Entraide Chrétiènne Jacmélienne, muerta cuando él tenia 10 años. Tuvo pues, desde temprana edad, que enfrentar sufrimientos y carencias de todo tipo.

Desde entonces, participaba ya en el movimiento de acción cultural de su ciudad natal. En Puerto-Príncipe, obrero en la fabrica de cemento, fue el fundador del sindicato de esta empresa. Participa al lanzamiento del movimiento sindical en el país a la caída del presidente Paul Magloire en 1956. Era entonces militante de la Juventud Obrera Católica. En 1957 fue cofundador de la Federación Obrera que, bajo el nombre de Unión Intersindical luchó por defender los intereses de los trabajadores a principios del régimen François Duvalier.



Fue cofundador en 1959, con Jacques Stéphen Alexis, el famoso escritor asesinado por Duvalier, y Gérald Brisson, un brillante economista muerto en combate, del Parti d'Entente Populaire. Este partido de orientación marxista inspiró en lo ideológico y político a la juventud intelectual implicada contra la dictadura por la democracia y el socialismo.
Un exilio de 26 años por un grito de libertad
En 1960, como tantos otros haitianos, tuvo que abandonar su país, dadas las condiciones de persecución creadas por el régimen de François Duvalier. Era el principio del escape desesperado de miles de haitianos, de todas condiciones, que se refugiaron en el extranjero por motivos políticos, éxodo que se ampliara en los años siguientes por los efectos combinados del terror así como de las condiciones de vida cada vez más difíciles en Haití.
Durante su largo exilio en México, su trabajo intelectual y su labor tesonera de militante lo dieron a conocer en ese país como en América Latina. Tanto por sus intervenciones en la prensa como por sus frecuentes apariciones en la televisión. Su nombre era mencionado durante la década de los 80's por la publicación "Quien es Quien" entre las personalidades las más conocidas de México, en el ámbito de las Ciencias, del Arte, de la política y de los negocios.
Estando en el extranjero, ejerció responsabilidades en el seno del Parti d’Entente Populaire (PEP) así como en el Partido Unificado de los Comunistas Haitianos (PUCH). Fue el promotor del Comité Democrático Haitiano de México, una organización que reunía diversas tendencias.
Defensor de las causas más nobles de la humanidad
Gérard Pierre-Charles defendió igualmente las causas más nobles de la humanidad, poniéndose políticamente al lado de los países socialistas en sus aspiraciones de construcción de un mundo nuevo, libre de explotación. Tomo posición de manera resuelta, a favor de los países del Tercer Mundo en su lucha por la emancipación nacional.
Condeno la intervención militar de los Estados Unidos en la Republica Dominicana en 1965. Desde esa época, comenzó, junto con un grupo de militantes clandestinos basados en este país reunidos en el seno de la Unión Democrática de los Emigrantes Haitianos, a defender la causa de los trabajadores emigrados y a dar a conocer las condiciones de explotación de estos “braceros” en los campos de caña, los famosos bateyes, con la complicidad de las dos oligarquías locales.
Fue también el iniciador de estudios dominicano-haitianos, organizando en México, en 1971, el primer encuentro entre intelectuales y especialistas de ciencias sociales de ambos países. Siempre abogó en favor de la harmonización, la colaboración y la amistad entre estos dos pueblos y la cooperación la mas estrecha posible entre los dos estados.
Colaboró, durante los años 70-80, por medio de conferencias, artículos y toda una serie de trabajos de orientación, junto con los movimientos contra la discriminación y por la promoción de los negros en Panamá, Colombia y Brasil; expreso en sus escritos y por sus actos, su solidaridad con la revolución Cubana, en su dimensión caribeña, latinoamericana y a nivel del Tercer Mundo. También defendió al Vietnam heroico, al pueblo de Sudáfrica en su lucha contra el Apartheid, a la democracia en Uruguay, Argentina y Chile y a los pueblos de Nicaragua, El Salvador, Guatemala, victimas de la violencia y de las dictaduras militares.
Entre sus múltiples iniciativas ciudadanas, organizó en 1981 en la ciudad de Panamá, la Conferencia Continental de Solidaridad con Haití. Esta primera manifestación internacional contra la dictadura, sentó las bases para el acercamiento y el trabajo conjunto de diferentes sectores de la oposición, particularmente entre los marxistas y los cristianos. Enfatizó la necesidad de la concertación que se transformo en una obsesión vital para este expatriado, como para miles de haitianos de la diáspora, deseosos de reencontrarse y de reagrupar a este pueblo disperso y dividido.
A lo largo de su itinerario de combatiente por la paz, ha mantenido relaciones estrechas con asociaciones internacionales tales como Amnistía Internacional, la Asociación de Juristas Democráticos, el Consejo Mundial de la Paz, la Fundación Lelio Basso, el Consejo Mundial de las Iglesias, Washington Office for Latin America, las secciones de defensa de los Derechos Humanos y la promoción de la democracia, de la Organización de Estados Americanos, de la UNESCO, y de la Organización de las Naciones Unidas. Ha sido miembro del Consejo Mundial de la Paz y es miembro titular de la Academia Mexicana de los Derechos Humanos.
En estas instancias internacionales, ha hecho escuchar su voz de defensor de los derechos humanos, abogando por la solución pacifica y negociada de todo conflicto político, la voz de Haití en pro de la solidaridad.
Viajó a numerosos países participando a debates, foros y manifestaciones políticas. Esto le valió durante mucho tiempo de representar uno de los principales portavoces de la causa de su país. Haitiano, negro, minusválido, intelectual de izquierda, recorriendo el mundo en sus muletas de coraje, en busca de solidaridad a la lucha de su pueblo, su persona, su silueta y sus palabras no dejaban de impresionar a los que lo escuchaban. Todas estas características hicieron de él una figura de las minorías excluidas, de esa categoría de hombres sin voz que más allá de sus particularidades étnicas, físicas o culturales, ponen en alto y transmiten los valores universales.
Tal proyección le ha valido representar una de las principales voces de la causa de su país. Haitiano, intelectual negro, recorriendo el mundo con sus muletas de valor, en búsqueda de la solidaridad a la lucha de su pueblo, su personaje, su silueta y su voz no dejan de impresionar a quienes lo escuchan, Todos estos trazos han hecho de él una figura representativa de las minorías excluidas, de esta categoría de hombres sin voz, que más allá de sus particularidades étnicas, físicas o culturales, elevan y transmiten los valores universales.


El regreso a la patria: Ser un aglutinador
En 1986, después de 26 años de exilio, Gérard Pierre-Charles regreso a Haití pocas semanas después de la caída del Dictador Jean-Claude Duvalier. Este retorno era la expresión de su determinación a seguir la lucha para Haití. Era también una opción en función de una visión de la militancia adaptada a la nueva realidad de su país y el mundo.
Estimaba que hacían falta un marco así como un enfoque innovador para reunir a todas las fuerzas del progreso dispuestas a contribuir a la transformación del país, en el sentido de la democracia, del desarrollo y de la justicia. Una plataforma de reagrupamiento era inconcebible en los moldes propios al PUCH. Esta convicción le llevo a alejarse de este Partido para continuar la batalla de su vida orientada por el humanismo, su sentido de la justicia y de la voluntad de mejorar las condiciones de vida de su pueblo.
Así pues, el profesor Gérard Pierre-Charles se ha empeñado en educar a los jóvenes, en difundir la esperanza, en señalar al pueblo la vía del cambio. Su horizonte ideológico y político se había amplificado a partir de sus reflexiones sobre la experiencia de América Latina, escenario de múltiples corrientes revolucionarias y de estrategias políticas que fueron cuestionadas por los hechos. Sacando provecho de las aportaciones criticas de ciertos medios intelectuales y políticos de estas experiencias y enseñanzas, sintetizadas entre otros por su gran amigo mexicano, el Dr. Pablo González Casanova, en contacto con el movimiento social reivindicativo, comenzó a montar una red que reunía a jóvenes, militantes venidos de diversos horizontes del pensamiento y de la acción, particularmente el de la teología de la liberación, de los agrupamientos de base y de los movimientos campesinos, deseosos de encontrar los instrumentos eficaces contra la miseria y la exclusión.
Su afán de acción social y de reforma política eficaz lo habían llevado a ser uno de los animadores de la “Convergencia Democrática y Nacional” en 1990. Se trataba de una iniciativa no partidaria y patriótica de carácter cívico que convoco a diversos sectores políticos en vista de un acuerdo para la presentación de un candidato a las elecciones presidenciales en el marco de un Frente Amplio. Tal iniciativa desemboca en la candidatura de Jean Bertrand Aristide, un sacerdote salido del sector popular quien encendió el entusiasmo de las masas con su movimiento Lavalas ganando las elecciones de 1991 con una amplio mayoría.
Gérard Pierre-Charles apoyo la candidatura de Aristide, evaluando el papel que este podía jugar como representante de las mayorías y a favor del reagrupamiento de los demócratas y la unidad de la nación. Se empeño en orientar a este movimiento para estructurar en su seno una organización política con una visión moderna y democrática, tarea que prosiguió después del golpe de estado contra el presidente legitimo en 1991 y durante los tres años subsecuentes de régimen militar.
Contribuyendo a organizar la resistencia, en condiciones de riesgos aumentados por el hecho de su handicap físico, emprendió una acción organizada y sistemática para orientar a numerosos patriotas comprometidos en el combate por la restitución de los derechos constitucionales en el país y por el regreso de Aristide.
En las competiciones electorales legislativas y municipales de 1995 el sector organizado del movimiento alcanzó una mayoría relativa en las dos Cámaras le permitió consolidar el Parlamento para convertirlo, en conformidad con los preceptos de la Constitución, en una institución autónoma del poder ejecutivo para ejercer plenamente sus prerrogativas.
Un tal avance, en términos institucionales, garantizó los principios del pluralismo señalando el papel del profesor Pierre-Charles como un defensor implacable de los principios republicanos y de las instituciones, en particular el Parlamento; Hombre de dialogo, conciente de la imperiosa necesidad de la creación de condiciones de apaciguamiento y de reconciliación en el seno de esta sociedad tan dividida.
Poco después, en las elecciones de abril de 1997, el presidencialismo emprendió todo para asegurar la mayoría en el Parlamento. Se dio entonces la disociación del movimiento Lavalas con la Organización del Pueblo en Lucha (OPL) que denunció los fraudes ocurridos en esas elecciones parlamentarias. La OPL alertó al pueblo y a la opinión internacional, particularmente a la OEA respecto a las derivas antidemocráticas del poder, que amenazaba las conquistas cívicas pretendiendo conducir al país al reino de la violencia y del arbitrario. Así, la oposición parlamentaria abrió cada vez mas el espacio político, favoreció la emergencia de la prensa independiente y el crecimiento emergente y participativo de organizaciones de la sociedad civil.
El milenio, una nueva coalición por el respeto de los principios democráticos.

Mas allá de los espejismos y falsas esperanzas del populismo, este repunte de la resistencia contra el presidencialismo excesivo fue un hecho histórico. Frenando la implantación de un régimen ilegitimo, dio lugar a un movimiento ciudadano de participación a las legislativas del año 2000. El rechazo por parte de la oposición y de amplios sectores de la población a los fraudes realizados durantes esos comicios, puso en tela de juicio la legitimidad del régimen Lavalas vis-a-vis de la OEA y la comunidad internacional.


El país asistió al acceso a la presidencia en noviembre 2000 de Jean Bertrand Aristide, a pesar de una abstención masiva de la población que dijo No a esta impostura. Así se ha venido sumiendo al país en una profunda crisis que dura aun y que ha implicado mas y más a la población. En el centro de esta resistencia, la OPL y su coordinador general que prosiguieron la obra de reunir a los diversos sectores de la sociedad civil en un frente del rechazo, la Convergencia Democrática, coalición de centro izquierda, de los principales partidos políticos. Esta, de acuerdo a la línea iniciada en 1997 por la OPL, se empeñó en sensibilizar a los principales países de Europa, de América Latina y al gobierno de los Estados Unidos contra estas elecciones y esta empresa antidemocrática.
En esta perspectiva, Gérard Pierre-Charles tuvo audiencias con Madeleine Allbright, Strobe Talbott, secretario y subsecretario de Estado de los Estados Unidos respectivamente, con Anthony Lake, ex-consejero de la Seguridad Nacional en la administración demócrata. Los gobiernos de Francia y del Canadá también fueron contactados. Estas acciones políticas y la de otros sectores de la Convergencia y de la sociedad civil en particular, llevaron a la Comunidad internacional a reaccionar frente al peligro representado por este poder para el presente y futuro de la democracia en Haití.
A raíz, de eso, se dio una acción diplomática sostenida de la OEA, para facilitar las negociaciones entre el Gobierno y la oposición y restablecer la normalidad constitucional. Así, las campañas de denuncia y de movilización así como las arduas negociaciones llevadas por la Convergencia Democrática reforzaron, en el país y en el extranjero, su imagen positiva en tanto que obstáculo para el absolutismo, proyectando una alternativa de progreso.
Frente a una oposición creciente en credibilidad y presencia política, el poder reaccionando violentamente, en diciembre 2001, mando sus partidarios a saquear e incendiar los locales de los partidos y las residencias privadas de sus principales dirigentes. Tal agresión afectó personalmente al Coordinador de la OPL en su patrimonio familial e intelectual así como en la sede de su partido donde destruyo parte importante de la memoria del movimiento democrático haitiano.
Al posicionarse de modo sereno frente a esta dura prueba, reclamo justicia y reparación para las victimas de estos bárbaros eventos, exhortando a los partidos políticos y a otros sectores de la oposición a continuar el combate democrático. Reitero su disposición a seguir obrando para llegar al acuerdo político debiendo emprender el camino de la reconciliación, al advenimiento de la Paz y una renovación en Haití.
EL CIENTÍFICO SOCIAL
Gérard Pierre-Charles, licenciado en ciencias sociales y administrativas de la Universidad de Estado de Haití realizo estudios de postgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México.
Ejerció su carrera de profesor universitario durante más de 20 años en México esencialmente, integrándose a su regreso a la Universidad de Estado de Haití.
Durante muchos años, investigador de tiempo completo, dirigió los Estudios sobre el Caribe en el Instituto de Investigaciones en Ciencias Sociales de la UNAM. Se consagró al estudio de América Latina y sobre todo del Caribe y dirigió numerosas tesis, organizo un gran numero de seminarios y coloquios sobre este tema.
Participo en numerosos congresos de carácter académico o político y dictó cursos o conferencias en centros universitarios del África, de Europa, de América del Norte, de América Latina y del Caribe.
A través de un análisis constante y renovado, dio seguimiento a la evolución de la situación de Haití. En 1965, publico en México La economía haitiana y su vía de desarrollo”, una obra fundamental para la comprensión de este país, cuya salida suscitó una notable acogida por la prensa especializada. En el periódico "Le Monde", el demógrafo francés bien conocido Alfred Sauvy le dedicó una nota elogiosa. Los medios universitarios de la emigración, en Europa y en América del Norte, entusiasmados en un impulso de solidaridad, suscribieron por su publicación en francés en 1967. Sobre todo, porque la salida del libro coincidía con la grave enfermedad del autor afectado par la poliomielitis. De esta enfermedad, a la edad de 26 años, queda minusválido para el resto de su vida, lo que no le impide conservar su optimismo creador y combativo.
Poco después, en 1969 publica “Haití: Radiografía de una Dictadura”, el primer libro de que denuncia el régimen instalado por François Duvalier y sus tontons macoutes que hunde Haití en el horror, provocando miles de muertos y exiliados.
Ambos libros, desafiando la censura y el terror, ejercieron una marcada influencia sobre la juventud y los intelectuales de la época, ofreciendo todavía hoy datos fundamentales para el conocimiento de la realidad sociológica de Haití.
Treinta años después, su nueva obra ’’Haití: Nunca, nunca más’’ es un testimonio de carácter profesional: un condensado del horror del totalitarismo impuesto durante 29 años al pueblo haitiano: evocando un escenario de tortura, de miles de muertos. Subraya la profundidad del traumatismo psicológico creado dentro de cada ciudadano, cada familia, en el seno de la comunidad entera, que ha marcado a dos generaciones, roto todos los resortes del desarrollo y los lazos sociales contribuyendo a tejer el drama actual. Esta Investigación-Memoria, además de ser una aportación al conocimiento, es sumamente didáctico en cuanto a la necesidad de la democracia, de la paz, la justicia para el advenimiento de condiciones para el desarrollo económico y social del país.
Aportó una contribución fundamental al estudio de la región Caribe. Siguiendo la línea metodológica del Dr. Eric Williams y de Juan Bosch, dos clásicos del análisis de la evolución histórica de la región, su estudio global, socio-económico y político de Caribe en el siglo XX, ‘’El Caribe Contemporáneo’’, ha abierto este perímetro al conocimiento de su propia realidad nacional y regional así como a un amplio publico en lengua española.
Sus escritos y su participación en obras de carácter colectivo sobre América Latina han abarcado cuestiones históricas y contemporáneas con aproximaciones a la vez teóricas y practicas refiriéndose a los temas del desarrollo y subdesarrollo, de relaciones económicas internacionales, sobre los movimientos sociales, las relaciones culturales y étnicas, la problemática del Estado y de la democracia.
El profesor Pierre-Charles ha contribuido substancialmente en el ámbito de la reflexión y de la investigación sobre las cuestiones del desarrollo de Haití. Continuado una empresa emprendida desde 1965 con su libro sobre la economía, abogo a favor de vías alternativas a las históricamente trazadas hasta ahora por tecnócratas y elites tradicionales frente a los graves problemas de la pobreza y del desarrollo.
De regreso a Haití, comenzó su implantación en el terreno a partir del movimiento reivindicativo social, a partir del Centre de Recherche et de Formation Economique et Sociale et de Formation pour le Développement (CRESFED), institución no-gubernamental, consagrada a la formación de cuadros de agrupamientos de base, que fundo con Suzy Castor, su compañera de vida y de lucha. Varios centenares de cuadros campesinos, obreros, universitarios y animadores del movimiento popular han recibido una formación adecuada relacionada a los derechos humanos y al desarrollo comunitario.
Por la claridad de sus posiciones, por la formación sistemática, por sus escritos y sus tomas de posición, ha orientado a un sinfín de cuadros en la perspectiva de una participación de todo el pueblo en el combate por acceder al estado de derecho. Durante este difícil periodo, marcado por la represión y la inseguridad, en su calidad de defensor de los derechos humanos, denuncio la impunidad y se comprometió a fondo contra la negación de justicia. Fustigo públicamente los actos arbitrarios; colaboro en la asistencia humanitaria a las victimas directas del régimen militar (1991-1994), particularmente los refugiados que se contaban por millares. En este contexto, el CRESFED se convirtió en miembro fundador, junto con otras instituciones, de la Plataforma de los Derechos Humanos que han adquirido desde entonces una gran importancia en el seno de la sociedad civil haitiana.
Ha aportado su cuota en el marco de un proyecto cuyo objetivo era la elaboración de una ‘’Estrategia a largo plazo para Haití’’, elaborado en 1999 por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el CRESFED y el Centro para la Libre Empresa y la Democracia (CLED).
Su larga estancia y su aproximación a las realidades sociológicas de América Latina han influido en su enfoque analítico de la situación haitiana. Sobre todo respecto a las problemáticas del desarrollo en que siempre ha destacado las particularidades de la historia económica de Haití, que ha marcado esta sociedad estructuralmente así como la persistencia de las practicas políticas del pasado que han entorpecido su misma modernización.
Muchas de sus contribuciones en la búsqueda de las vías para el desarrollo nacional y la democratización del país, parten de su visión de la sobredeterminación de lo político en la búsqueda de una solución de carácter económico y social. Considera que solo a través de una reestructuración del Estado se puede, de modo valido, contribuir a la adecuación del país a los requisitos de la mundialización y llegar a empujarlo en la vía de un desarrollo propio. Solo a través de una política orientada hacia la promoción del empleo y la disminución drástica de la miseria y la injusticia, para llegar a la estabilidad y a una paz duradera.
En síntesis, Gérard Pierre-Charles, fundador y Coordinador General de la Organización del Pueblo en Lucha pacifica OPL, miembro del Directorio de la Convergencia Democrática, una de las figuras más prominentes de Haití, es a la vez producto, representante, portavoz y defensor del pueblo mas desposeído del continente; Refleja su combate secular, su tenacidad en el esfuerzo, sus limites, privaciones, riquezas y potencialidades, y también sus esperanzas y su voluntad de cambio, de progreso y de justicia. Sintetiza Haití donde más allá de la coyuntura, se impone, desde hace tiempo y en una perspectiva de futuro, la unidad nacional para una obra de transformación de la sociedad dado que los problemas se han acumulado y se vuelven cada vez más imperativos en términos de derechos y libertades, de gobernabilidad y de exigencias económicas, sociales y culturales, en cuanto a aspiraciones de unidad, de luz, de empleo y de bienestar por parte de las mujeres, los hombres y los niños que pueblan esta medio isla Caribe transplantada y desamparada.
Numerosos patriotas se sienten interpelados y angustiados frente a esta pesada responsabilidad que abarca el futuro, la supervivencia misma de la nación. Entre estos, Gérard Pierre-Charles, cuyo discurso, escritos y gestos están marcados por su preocupación de reagrupar a las componentes de los sectores político, social y productivo de ese país.
En medio de estas tinieblas y frente a dificultades de toda índole, su acción cotidiana, infatigable, marcada de valentía así como su sentido ético, que recubre varias generaciones, se identifica a esas aspiraciones vitales las que se resumen en el acceso al pan y a la paz para todos. Estas desideratas mantienen la flama de la sobre vivencia y de la superación para todo un pueblo.
Tal dimensión colectiva da sentido y continua a alimentar el combate humano, social y político de este intelectual comprometido, acusador publico del sistema, enemigo del oscurantismo así como de la impunidad, portador de todos los sufrimientos y esperanzas de su pueblo; un pueblo negro que oso alcanzar el primero, hace 200 años, en este continente americano, los escalones de la libertad, de la igualdad entre las razas, de la independencia nacional y de la ciudadanía hacia la milenaria utopía de la humanidad por el bienestar y la felicidad sobre la tierra.
DISTINCIONES ACADEMICAS Y HONORIFICAS
El aprecio del cual benefician sus obras así como su dinamismo intelectual han hecho del profesor Gérard Pierre-Charles una referencia a nivel caribeño y latinoamericano. Ha sido:


  • Miembro de la Asociación Internacional de Sociólogos de Habla Francesa desde 1972.




  • Miembro de la Asociación de Economistas del Tercer Mundo desde 1975




  • Miembro de la Asociación de Estudios Latino-Americanos (LASA) 1985-1995




  • Miembro de la Caribbean Studies Association




  • Miembro del Jurado del Concurso "Casa de las Américas", la Habana, 1976.




  • Colaborador de la Universidad de las Naciones Unidas donde dirigió un proyecto de Estudios sobre el Caribe del Programa Perspectivas de América Latina, 1980-1986.




  • Vice-Presidente de la Asociación Latino Americana de Sociología. 1976-1980




  • Fundador junto con Xavier Gorrostiaga y miembro del Comité Ejecutivo Regional de Investigación Económica y Social de América Latina (CRIES) 1980-1990.




  • Miembro del Réseau Associatif National pour l’Intégration des Personnes Handicapées (RANIPH)




  • Miembro de la Asociación de Economistas Haitianos.




  • Miembro del Jurado del premio sobre El Pensamiento en el Caribe del Gobierno del Estado y la Universidad de Quintana Roo, Cancún, 2002.

Ha sido beneficiario:




  • Premio Ensayo “Casa de las Américas”, por El Caribe a la hora de Cuba”. 1980




  • Miembro del Sistema Nacional de Investigaciones Científicos de México (SIN) 1984-1986-1987.




  • Inclusión de su nombre en la publicación ‘’Quien es Quien’’, catalogo de las principales personalidades de México en los 80.




  • Distinción del ‘’Museo de la Intervención Extranjera y de la Soberanía  Nacional” de la Ciudad de México, que consiste en exhibir su foto en la galería de las personalidades ilustres que vivieron su exilio en México.




  • Profesor Honorario de la Universidad Autónoma de Santo Domingo en 1987.




  • Medalla “Haydee Santamaría” del Consejo de Estado Cubano, en reconocimiento a su obra de escritor y de Investigador en Ciencias Sociales en 1989.




  • Premio “Georges Beckford” de la Asociación de Economistas del Caribe en 1993 por sus trabajos sobre el área.




  • Premio “Monseñor Leonidas Proaño” ortogado por la Asociación Latino Americana de Derechos Humanos (ALDHU), Quito, Ecuador. 1993. 




  • En enero de 2003, el Gobierno de México le ha otorgado la Medalla ‘’Águila Azteca”, la más alta condecoración otorgada a un extranjero en ese país.

Ha sido recibido, en audiencias privadas o en delegación por los presidentes Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo de México, Salvador Allende de Chile, Alan García del Perú, Robert Mugabe de Zimbabwe, Samora Machel de Mozambique ,Omar Torrijos de Panamá ,Rodrigo  Borja del Ecuador, Carlos Andrés Pérez de Venezuela, Fidel Castro de Cuba, Jaime Paz Zamora de Bolivia, Raúl Alfonsín de Argentina , Fernando Enrique Cardozo del Brasil, José Maria Figueres de Costa Rica, Lionel Fernández e Hipólito Mejía de la Republica Dominicana.



PRODUCCION ACADEMICA
La obra de Gérard Pierre-Charles incluye:


  • La Economía Haitiana y su vía de Desarrollo. México-1965. Paris-1967.

Puerto Príncipe-1994.


  • Radiografía de una Dictadura. Edición española: México-1969. Edición francesa, Montreal-1972, Puerto Príncipe-1986 y 1997




  • Sociología de la Opresión. Ed. Quimantu. Santiago de Chile, 1973




  • Génesis de la Revolución Cubana. México. Siglo XXI Ed.-1976, 7e Edición 1985.




  • Haití, la Crisis Ininterrumpida. La Habana. Casa de las Américas-1979. Santo-Domingo, 1980.




  • El Caribe a la Hora de Cuba. Primer Premio de ensayo en Ciencias Sociales. Casa de las Américas. La Habana 1980.




  • El Caribe Contemporáneo. México 1980. Siglo XXI. 7ma edición en 1990




  • El Pensamiento Socio-político en el Caribe. Fondo de Cultura económica. México 1985.




  • Karaiby 2 polowi XX Wieki. Zaklad Narodowi, Polonia 1985




  • Universidad Democracia. Universidad y Universitarios en la lucha por el cambio, Puerto-Príncipe 1989.




  • El Sistema Económico Haitiano. Puerto Príncipe, CRESFED 1990.







  • La Transición Democrática en Haití. CRESFED 1997.




  • Haití, pese a todo, la utopía. Universidad de Puerto-Rico, Río Piedras, Puerto-Rico. 1997. México, Siglo XXI, 1999.




  • Haití, Nunca, Nunca Más, la violación de los derechos humanos bajo el régimen de Duvalier. CRESFED. Puerto-Príncipe, 2000.




  • Testimonio, 17 de diciembre 2001: desvanecimiento del mito y nuevos desafíos. CRESFED, 2002.



COORDINADOR y COAUTOR (obras colectivas)


  • Política Sociología en Haití Republica Dominicana. Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM 1974.




  • Estructuras Políticas y Relaciones Internacionales. Instituto de Investigaciones Sociales. UNAM 1980. Coloquio organizado bajo los auspicios de la UNESCO.




  • Haití bajo la opresión Duvalierista. Universidad de Sinaloa. México 1981.




  • Movimientos Sociales en el Caribe. Producto de una investigación realizada en el marco de un programa de cooperación entre la Universidad de las Naciones Unidas y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ediciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. 1987.




  • Capital Transnacional y Trabajo Emigrante. Producto de una investigación dirigida por el autor y de 2 coloquios realizados en la UNAM con la cooperación de la Fundación Friedrich Ebert. Instituto de Investigaciones Sociales México, 1989.


COAUTOR DE LIBROS COLECTIVOS


  • Cultura y Desarrollo en Haití. Coordinador Emerson Douyon. Prensa de la Universidad de Montreal, Montreal 1972.




  • Problemas Dominico-Haitianos del Caribe. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. UNAM. 1972




  • Centro América, Subdesarrollo y Dependencia. 2 tomos. Coordinador Mario Monteforte Toledo. Instituto de Investigaciones Sociales. UNAM.




  • Klassen Gesellschaftund Rassismus. Coordinador Jurgen Won Grabener Bertlsman. Universita Verlag. Alemania 1971.




  • América Latina, Historia de Medio Siglo: Coordinador Pablo González Casanova. México, Siglo XXI 1977.




  • Debates sobre la Teoría de la Dependencia. Coordinador Daniel Camacho. San José, Costa-Rica 1979.




  • Salvador Allende: Vida y Obra, Alejandro Witker. Universidad de Sinaloa. México 1980.







  • La Crisis centroamericana. Coordinador Daniel Camacho, Facultad Latinoamericana de Sociología (FLACSO). San José, Costa Rica, 1984.




  • Foro sobre la Democracia "Hacia un recuento critico de la acción de los sectores democráticos" CRESFED. Puerto-Príncipe, 1986-1987.




  • Las Transiciones Democráticas, bajo la dirección de Laennec Hurbon. Actas de coloquio Internacional de Puerto Príncipe, Paris, Syros 1996.




  • Haití-Chérie : Catalogo cultural de presentación de Haití, preparado en la ocasión de una exposición de arte popular de Haití en el Museo Nacional de Culturas Populares de México. Octubre 1993.




  • El Caribe. Colaboración a la Enciclopedia Italiana, Roma 1996.




  • Evolución Económica de Haití, contribución a la enciclopedia de Haití, Puerto-Príncipe.


COLABORACION A PUBLICACIONES Y ACCESO A MEDIOS MASIVOS DE DIFUSION
Gérard Pierre-Charles ha sido también miembro de Consejos de Redacción de las Revistas Africasie, editada en Paris en los años 70's; Cuadernos del Tercer Mundo, editada en México y en Brasil en la década de los 70's y 80’s; América Libre, Sao Paulo Brasil, 1990; Pensamiento Propio, Managua Nicaragua década de los 80's; actualmente de las revistas Estrategia de México; de la revista Problemas del Desarrollo del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM. Fue corresponsal del periódico El Día de México de 1986 a 1990.
Ha colaborado en numerosas publicaciones científicas, culturales y periodísticas. Sus innumerables artículos y entrevistas han servido de material de orientación permitiendo la difusión de la situación de Haití en el Extranjero. Así se hizo conocer en tanto como personalidad lucida, analista de la realidad cambiante de este mundo de la segunda mitad del Siglo XX.
Además, ha publicado en su militancia política, de manera anónima, un numero incalculable de folletos, artículos y notas incluyendo algunos documentos (proyectos políticos y programas de gobierno) de suma importancia en las que ha aportado su contribución fundamental.
Sus entrevistas aparecieron en diferentes medios de comunicación de México, en la televisión de la Republica Dominicana, de Costa Rica, de Cuba, de Suiza, de Alemania, Radio Habana, Radio France Internationale, el periódico Le Monde, el New York Times, el Wall Street Journal, Miami Herald, Sun Sentinelle, Los Angeles Times, la Televisión Pública de los Estados Unidos, Le Devoir, la prensa y la televisión canadiense, la televisión nacional de España, la BBC de Londres. Las cadenas de televisión y de radio de la emigración haitiana en los Estados Unidos y Canadá.
En materia de comunicación, su preocupación ha sido siempre demostrar, tras las duras imágenes de la realidad haitiana, el perfil de esperanza, de dignidad y los valores positivos y las potencialidades que ofrecen Haití y su pueblo.

PONENTE EN REUNIONES Y CONFERENCIAS DE CARACTER ECONOMICO 0 POLITICO EN AMERICA LATINA
AMÉRICA LATINA

Congreso Latinoamericano de Sociología.

Universidad de Costa Rica.

Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO).

Universidad de Panamá.

Centro de Estudio Latino-Americanos (CELA), Panamá.

Universidad de Nicaragua.

Instituto Nicaragüense de Investigaciones Económicas y Sociales (INIES).

Universidad Nacional de Nicaragua.

Universidad de Colombia.

Universidad de Bogota, Colombia

Centro Nacional de Investigación y Educación Popular (CINEP), Colombia

Universidad Javeriana de Bogota, Colombia

Centro de Relaciones Internacionales, Perú,

DESCO, Perú

Universidad Nacional de Honduras

Universidad Central de Venezuela.

Universidad de Mérida, Venezuela

Universidad de Ecuador

Universidad Estatal de Río de Janeiro. Brasil

Universidad Agrícola de Río, Brasil.

Universidad Cándido Mendes, Brasil.

Instituto Brasileño de Acción Social y Económica (IBASE).

Palacio del Gobernador del Estado de Gunabara, Brasil.

Seminario Darcy Ribeiro sobre Tiradentes, Brasil.

Universidad de Buenos Aires, Argentina

Universidad de la Habana, Cuba.

Casa de las Américas, Cuba.

Casa del Caribe, Cuba.

Centro de Estudios de América, Cuba

Congreso Internacional sobre la deuda externa, Palacio de Convenciones. La Habana, Cuba

Seminario de la UNESCO sobre el Desarrollo Político. Santiago de Chile.


MEXICO

Universidad Metropolitana.

Universidad de Morelia.

Universidad de Puebla.

Universidad de Jalapa.

Universidad Agrícola de Chapingo.

Universidad de Nayarit.

Universidad de Guanajuato.

Colegio de México.

Instituto Mora.

Instituto Matías Romero de Relaciones Exteriores.

Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

Colegio de Ciencias y Humanidades.

Universidad Ibero americana.


CARIBE

West Indies University, Campus de Port of Spain

Universidad Autónoma de Santo Domingo

Facultad Latino Americana de Ciencias Sociales (FLACSO) Santo Domingo Instituto de Tecnología (INTEC) Santo Domingo

Universidad Madre y Maestra de Santo Domingo
Universidad Antillas Guyana -Campus de Martinico

Universidad Antillas Guyana -Campus de Guadalupe

Universidad de Puerto-Rico

Colegio de Abogados de Puerto Rico.


EUROPA

Universidad Meléndez Pelayo de Santander, España.

Casa de América Latina de Madrid

Casa de América Latina de Santander

Universidad Complutense de Madrid.
Instituto de América Latina de la Universidad de Paris

Palacio de la UNESCO Seminario sobre los derechos humanos

Casa del Instituto de América Latina en Francia.

Universidad de Bielefeld en Alemania

Asociación de los Latinoamericanistas Alemanes, Hamburgo, Alemania.
Congreso del Partido Social Demócrata de Suecia.

Universidad de Estocolmo.

Centro de estudios sobre América latina. Suecia
Instituto Holandés de Estudios Sociales, La Haya, Holanda

Congreso Mundial de la Paz en Gdansk,

Centro de Estudios Históricos de la Universidad de Varsovia.
Quinto Congreso Sindical Mundial en Moscú

Universidad Lomonosov de Moscú,

Instituto de América Latina de la Academia de las Ciencias (URSS)

.

AMERICA DEL NORTE

Georgetown University, Washington,

Washington Office on Latin America (WOLA), Office on Haiti

Hunter College of New York University, coloquio sobre el Caribe.

Congreso de la Latin American Studies Association (LASA), Atlanta.

Florida International University.
Universidad de Montreal, Coloquio cultura y desarrollo.

Universidad de Québec en Montreal

Reunión de las Sociedades de Sabios del Canadá.

Universidad Concordia.


AFRICA

Universidad de Alger, Forum organizado por la Universidad de las Naciones Unidas

Instituto de Desarrollo y de Planificación (IDEP), Dakar, Senegal

National Council of Churches, Zimbabwe.



RECORRIDO ACADEMICO
Dio clases:


  • En La Universidad La Salle de México, dictando un curso de Sociología.1967-1969.




  • En la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Titular de la cátedra "Pensamiento Económico Contemporáneo y de Sociología“. 1968-1986.


  • En la Facultad de Economía. UNAM.

Cátedra de Metodología de Ciencias Sociales. 1970-1975

.


  • En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. UNAM.

Titular de la cátedra “Política y Gobierno en América Latina”, y de la Maestría de Sociología. 1970 -1986



  • En la Facultad Latino Americana de Ciencias Sociales (FLACSO/México).

Fundador y Titular de una cátedra sobre la sociedad caribeña. 1976-1978.


  • En el doctorado de las Facultades de Ciencias Políticas y Sociales y de Filosofía y Letras de la UNAM,

Fundador y titular de seminarios de doctorado sobre el Caribe. 1978-1986.


  • En la Universidad Antillas Guyana, Campus de Guadalupe.

Profesor visitante. “Sociología del Caribe” 1975-1976.

“Economía de América Latina” 1980-1985.




  • En la Universidad Antillas Guyana, Campus de la Martinico.

Profesor visitante.“Economía de América Latina” 1980-1985.


  • En la Universidad de Estado de Haití. Facultad de Ciencias.

Profesor de economía. 1987-1989.


  • En la Universidad de Estado de Haití. Ciencias Humanas.

Profesor de Sociología del Desarrollo.1989-1991.

Fue :



  • Fundador del Sindicato de los Trabajadores del Cemento en 1957

  • Cofundador de la Unión Inter Sindical de Haití en 1958

  • Cofundador, en 1959,con Jacques Stéphen Alexis, famoso escritor asesinado por Duvalier, y Gérald Brisson, brillante economista muerto en combate, del Parti d’Entente Populaire.

  • Cofundador, en 1986, con Suzy Castor, historiadora, del Centre de Recherche et de Formation Economique et Sociale pour le Développement (CRESFED)

  • Cofundador con el Dr. Pablo González Casanova, del Comité Mexicano de Lucha contra el Apartheid en 1979, y representante de los movimientos latinoamericanos de solidaridad con los pueblos de Sudáfrica en un seminario organizado en Harare por le Consejo Mundial de las Iglesias en Zimbabwe.

  • Cofundador con Rodolfo Puiggros de Argentina, Pedro Vuskovic de Chile, Leopoldo Zea de México, Jorge Turner de Panamá, y otras personalidades, del Comité Latino-Americano de Solidaridad en México después del advenimiento de las dictaduras militares en 1973.

  • Cofundador con Rodolfo Stavenhagen, Héctor Cuadra, Miguel Concha. Y otras personalidades, de la Academia Mexicana des Derechos Humanos en 1984.

  • Cofundador con Xavier Gorostiaga del Centro Regional de Investigación Económica y Social (CRIES) de América Central del cual es miembro del Comité Ejecutivo






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje